Inconsciente, es decir: consciencia global = Ello = Ego = universo de la separación. ¿Jung y círculos de las cosechas?   7 comments

crop circles

ATENCIÓN:
antes de leer este texto recomiendo hojear o leer los que tiene Patricia Cori; allí habla del propósito de los círculos de las cultivos, de los crop circles (ver si acaso el texto “Prisa celestial“).

«Dios ha sido visto como cruel y poderoso cuando el hombre creía que éstas eran características deseables, particularmente necesarias en su batalla por la supervivencia física. El hombre proyectaba estas características sobre su idea de Dios debido a que las envidiaba y las temía. Así pues, habéis creado vuestra idea de Dios a vuestra propia imagen.» (Habla Seth II)

         

Índice
– Introducción
– Notas sobre el movimiento recíproco del soñar como índice de la (pseudo)unidad del Ello 

Introducción

Sigamos “comprobando” cómo el universo es un sueño.

Dice la wikipedia:

«Es precisamente a través de la alquimia como Jung se percató de que el inconsciente es un proceso dinámico, recíproco y bidireccional entre el yo y los contenidos de lo inconsciente, verificable a nivel individual, por los sueños y las fantasías, y a nivel colectivo, en los diversos sistemas religiosos y en la transmutación de sus símbolos

Y también, poco antes: «…se extrae la existencia de un proceso de transmutación arquetípica que evoluciona durante los siglos».

Y mira por dónde que en esa transmutación de símbolos quizá debemos incorporar a los famosos y muy new age círculos de las cosechas, o crop circles.

Ahora traigamos otra observación sobre nuestro contexto de siempre (Gary Renard, en “Tu realidad inmortal”, p. 36):

«La razón por la que todo está conectado es que solo hay una ilusión, tal como solo hay un Dios. Pero Dios no tiene nada que ver con la ilusión.»

La ilusión, como sabemos, es el sueño que venimos aquí a vivir fragmentariamente, al universo; y diríamos que así nosotros parece como si redobláramos por nosotros mismos la ilusión, como si en parte estuviera en nuestras manos hacer algo con su intrínseca in-sustancialidad (y de hecho parece estarlo: lo está al menos el dejar de creer en ella, esa sutil cosa que se nos pide desde siempre, amablemente, que vayamos haciendo, dejar de creer en la irrealidad del sueño)…, como si la alimentáramos…, con las ilusiones de la separación exacerbada que representan estos miles de ciclos de aparente vida.

De hecho en el Curso de milagros se nos dice que somos nosotros quienes ponemos literalmente a los personajes en nuestras vidas, y a nada que miréis dos cosas sobre las experiencias de conciencia que se dan en por ejemplo la hipnosis… o el material de Seth… o sin ir más lejos lo que se le muestra a Gary Renard en ‘la desaparición del universo’… entonces “entenderemos” que el “movimiento recíproco del soñar” que es este universo… que ese tal movimiento… es algo más que “un concepto”.

En concreto tenemos una modalidad de —llamémoslas— “técnicas de separación” (nuestra civilización “informático-económica”, etc.), técnicas soñadas y activas en y por estas civilizaciones…, una modalidad de separación digamos que a su estilo muy exacerbada. Por tanto, podría parecer lógico que el “gran Ello” haga algo, que conteste en crop circles que, por decirlo rápidamente así… nos estarían enseñando (nosotros a nosotros mismos) esa armonía en cierto modo reprimida por esta civilización (ya sabemos, el universo-Ego de la separación vive de o ama el conjugar opuestos en tanto que opuestos, sin dejar que uno disuelva al otro de forma natural —la dualidad es o parece ser el motor— y también sucede que a veces para poder reintegrar tenemos que “ver fuera” (aunque en realidad no exista ningún “afuera”)).

¿Todo esto a cuento de qué? Porque en el texto de Renard se nos da también un pequeño comentario rápido acerca de los círculos de las cosechas (en ‘la desaparición del universo’, cerca del final del cap. 5) donde se viene a decir que éstos son básicamente proyectados por la (in)consciencia global, por esa ilusión que es una sola…, por el Ello en su pseudo-unidad…, por la ilusión global digamos que en una dimensión aparentemente más unificada.

¿Se trata pues de una reacción lógica, como dijimos —mirándolo desde el aspecto histórico— en este sueño de universo… una reacción de la mente-global-ego cuando los estados de civilización exacerban lo fragmentario-analítico —aparte de que quizá se podría aprender a mirar también desde el aspecto astrológico?

Lo digo, claro por aquel “proceso dinámico, recíproco y bidireccional” de la primera cita de la wikipedia, cuando explican a Jung.

Por tanto, y como sabemos, tan esotéricos son y serán —y tan misteriosos…:

— todos estos simpáticos círculos de las cosechas…

— así como el hecho aparentemente natural de que estemos aparentemente vivos en tanto cuerpos, es decir, vehiculados aquí… que encarnemos todos estos cuerpos “biológicos”, tan aparentemente naturales… que se proyectarían también desde el Ello, igual de poco o muy misteriosamente :).

Notas sobre la dinámica del movimiento recíproco del soñar como índice de la (pseudo)unidad del Ello

Un ejemplo de sueño: “consciencia oceánica”.

Quizá hayáis tenido sueños reconfortantes donde la protagonista era el agua, grandes masas de agua. Estos son quizá anuncios interpretables espiritualmente; es decir, serían una metabolización trans-egoica del inconsciente que anuncia la etapa transegoica que nos espera a todos nosotros, a ese cacho ilusoriamente separado de Cielo que todos somos… reencarnando ilusoriamente en estas “vidas” (auto)sometidas a la dualidad y al juicio.

En nuestra mente (en sueños por ejemplo) se anuncia pues ese cierto devenir reales que en realidad nos caracteriza como seres eternos viviendo la irrealidad de la materia. Es decir, que el Ello proyectaría en nosotros, a través de nosotros, la película global en la que estamos, y utilizando para ello la simbología que ronda nuestro inconsciente colectivo en la etapa ilusoria en que creemos estar por ejemplo aquí, en la Tierra.

El océano, o grandes masas de agua, son por tanto anuncios paradójicos, pues anuncian en y desde dentro del Ello —interpretamos que anuncian— la desaparición (o des-separación) del Ello-Ego-universo… su literal disolución (que es lo que en realidad estamos viniendo a hacer aquí, poco a poco, despertando a la no-dualidad).

Si nosotros en tanto cuerpos aquí somos símbolos de la separación que es este universo (y tan ilusorios como lo es tal separación, que solo es un sueño)… sin embargo en el inconsciente ya se nos dan indicios de nuestro futuro en el espíritu (que es nuestro pasado y futuro absolutos, en la eternidad). Es decir, se nos muestra poco a poco, a veces, que también somos potenciales símbolos de la desaparición del universo, es decir, que somos eternos, que experimentamos que somos eternos.

Los círculos de las cosechas pueden ser un tal símbolo trans, un símbolo integrativo interpretable o vivible como trans-dual.

Tal y como en una mente aparentemente separada individual se nos dan a veces símbolos de consciencia oceánica (por ejemplo en esos sueños reconfortantes) quizá como preludio de cierto despertar…, asimismo en una manifestación igualmente mental como es este planeta se proyectan —desde el Ello-universo— “materialmente” símbolos de integración de la dualidad, o equilibrio, que interpretaríamos siempre algo ilusoriamente (como otra cualquier proyección aquí) como preludio de —quizá— otras etapas…, etapas que serían quizá muy lejanas en el tiempo ilusorio…, pero que serían etapas digamos símbolicamente cercanas a la desaparición del universo en la nada de donde vino como simple idea loca de la separación —esta separación ilusoria es, recordemos, con respecto a aquel único poder, el único real, e inteligencia, la única real, que existe…, el del Amor o plenitud absolutas que es nuestra verdadera Madre o nuestro verdadero Padre (según como queráis o no perdonar el símbolo patriarcal o el matriarcal —que da igual).

Pero nuestro trabajo fundamental requiere el no perdernos del todo en el espectáculo que nos dé nuestra mente o nuestro universo en tanto proyector de sueños (sean crop circles, sean planetas o cuerpos “materiales”). Requiere dejar de creer, llegando a simplemente recordar lo que realmente somos, y ello siempre en vida (la muerte no soluciona nada).

«Y después llegará el día en que no habrá más necesidad de días. Y viviréis como uno por siempre en la santidad de vuestra realidad inmortal.» (Gary Renard en “Tu realidad inmortal”)

___
Una posible lectura para empezar a investigar, para “ampliar”, etc.…:
– “El proceso de individuación en los sueños, según la perspectiva alquímica-astrológica”.


paz y amor

Anuncios

7 Respuestas a “Inconsciente, es decir: consciencia global = Ello = Ego = universo de la separación. ¿Jung y círculos de las cosechas?

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. volviendo al tema de siempre de la no-dualidad, el amor…, etc., coloco aquí un comentario que hice por ahí en facebook:

    «

    … se puede hablar sobre “liberación” (y no tiene que ver con marcianos ni solo con “budistas”)…

    ¿vosotros/tú cómo veis la “liberación” al estilo oriental?

    Tenía que ver con los apegos…, supongo que eso no lo niega nadie…;
    y en relación con ello, el cuerpo (con sus miedos, sus acapares…, su miedo a carecer… su planificación basada en el miedo… etc.) parece ser el héroe del mundo en general… y el héroe, claro, en esta cuestión de apegos o de identificaciones.

    Así que un “centro” del problema parece ser ese.

    “Mente”… es un comodín-índice para la escapada hacia ese —si acaso— ir “desidentificándose”… “cambiando”… lo que sea…

    …”mente” sería lo que se puede usar para identificarse y desidentificarse…: la mente, sus decisiones, tan importantes, ya que estamos sobre todo ya decididos inconscientemente por muchos apegos…

    No sé si vais por ahí… o si alguien va por ahí también, yo qué sé.

    Bueno, sigo, con la venia, con perdón 🙂

    …y al final… ya digo, parece que la liberación tiene que ver con depurar una especie de movimiento muy simple, entre solo dos cosas —ya que solo existirían estas dos cosas:

    — o mente identificada con el mundo de la separación (esto incluye como su estrella principal inventada al cuerpo),

    — o bien mente identificada con la idea supuestamente “contraria” (digamos “amor”), que es lo que tiene que ver con el “espíritu”, con lo que nos reúne ahí…, y que reflejan ideas como la de “unión”… etc.

    En realidad el proceso de depuración parece que naturalmente consiste en un percatarse de que ambas ideas no están en el mismo plano…, que ambas “identificaciones” no funcionan para nada igual…, y que una disuelve de forma natural a la otra; una sería una identificación-apego, y la otra parece que no es identificación con nada… sino reconocimiento de la realidad.

    Esta “otra” idea-realidad…, la del amor, parece en realidad tiene que ver con el “dejarse llevar” de siempre… ese que en realidad conocemos… pero que “la liberación” retomaría en cierto proceso quizá más consciente o quizá sabiendo que se está librando de algo falso… o que se está depurando “de todo en general” en tanto mundo de los apegos.

    Así pues, por lo que vi, este parece el “jolgorio” del por qué la gente se libera realmente…, disfruta “orgásmicamente” con esto tan a veces aparentemente anodino de “lo espiritual”, etc.

    El proceso parece arduo, porque por lo que me parece haber comprobado, se trata básicamente de abrirse a esa simplificación brutal… una que nos llamaría siempre desde dentro hacia un cierto realizarse, realizarse a través nuestro…, una simplificación, pues, que sería en realidad lo natural… y una especie de “anti-programa”… ya que todo se reduciría a aquellas dos ideas (y encima una es falsa, cero, nada, mentira).

    Normalmente el mundo lo vemos muy “mezclado”, o digamos que es un no-todo muy “posmodernamente” deslabazado… mezclado…, pero en el mundo en realidad parece que ese no-todo tiene una especie de “fin” muy sencillo…, y que tendría que ver con la idea de la separación, y que se reflejaría caóticamente en todo el movimiento “lógico” del diferenciarnos…, del evaluar, de hacer componendas…, de distinguirnos de otros y de otras cosas…, de hacer grados…, de “cambiar el mundo”, etc.

    Aunque no se trata de rechazarlo sin más, claro, e irse por ahí a sacrificarse…, ni nada de eso. Se trata de que lo único que podemos hacer —aparte de seguir más o menos “infernalmente” apegados…— es “iluminarlo” (cosa que en realidad todo el mundo hace ya “un poco”).

    Decíamos… “muy mezclado” …:

    1.— por ejemplo, podemos un día, en un aquí y ahora… hacer una “proyección” digamos que desde el “amor perfecto”… y que “cargaría” cierto cuerpo u objeto mucho en ese momento…,

    2.— o también una proyección de miedo por ejemplo en un conflicto por acullá… que carga tal otro cuerpo, objeto, situación de miedo por acullá…

    En realidad todo se reduciría más o menos a esas dos cosas; la primera quizá muchas veces parece “lo inusual”… aunque quizá no tanto…, pero siempre la machacaríamos enseguida con las identificaciones que gobiernan el caos de las segundas.

    Bah, así que al final parece que este asunto era excesivamente simple… y no sé por dónde habréis ido tú o nuestros queridos lectores si hay alguien que nos conozca (si hubiere lectores…) pero eso… que parece simple…;

    “liberarse” tendría pues que ver con la política del apego tan general que espanta de lo simple que es, claro.

    …y lo que decías de los “pedos”, pues sí… es lo que queramos…, el universo es lo que queramos… pues como todo es mente-caos de la división-separación diferenciación infinita…… es lo que se quiera (puedes reducir, todo lo que desees, a un “pedo”, si te apetece)… dentro del caos de las ideas mentales de separación (pero insistamos, dentro de todo esto, parece que lo que en realidad es real es solo el amor).

    Joer, y es que para decir los palabros “cuerpo”… “mente”… anda que no ha habido que darse golpes y más golpes… “antes”…, anda que no hemos tenido conflictos y conflictos… y ya desde el estado fetal… de esos que no se pueden por ejemplo digerir ni con “arte”, ni con “intuición integradora”…, ni con ondas beta…, anda que no hemos tenido que, parece, interiorizar la “metafísica cerebro izquierdo”…… etc.

    …así que da igual, en realidad nada de lo que vemos “es”, solo el amor parece ser que es lo real 🙂

    …por mucho que nos queramos identificar con “los cebos mentales” (concepto de cuerpo, etc.…) y la pretendida identificación con algo de “fuera”…, parece que no hay nada afuera… por raro que parezca…, y contra todo pronóstico.

    No habría nada “fuera” de esta mente que es el universo y que seríamos nosotros “holográficamente”… 🙂 (no hay nada fuera de nosotros, ese sería un pensamiento “más correcto” que el usual)… esa/s mente/s que precisamente parece que viene/venimos “aquí” a perderse proyectando cuerpos para que nos identifiquemos con sus aventuras siempre diferentes, en las alegrías falsas de la dualidad dependientes de las tristezas no menos falsas de la dualidad (y viene a tal perderse pues parece que la mente que se separó de la Fuente tiene muchísimo miedo —pero un miedo que también se inventó ella misma, como todo lo demás).

    …así que dentro de todo eso… entonces… ese “todo es mente” parece que, junto con otras cosas como las de arriba… tendría la potencialidad de llevar a alguna gente más rápido “a casa”… (los caminos de cada cual…, son infinitos e inescrutables :), y da igual… )… pero… ya digo, nos llevaría a veces a desidentificarnos rápido… desidentificarnos con respecto a todas esas cosas tan “pesadas” de que si los cuerpos… y demás gaitas…:

    esos cuerpos que siguen sus programas… en sus vidas ilusorias “duales” (hacia la “muerte” también ilusoria)… …cuerpos de los que, según todo esto, nosotros en el fondo siempre ya sabemos que en realidad solo están o solo los usamos como vehículos para proyectar desde el inaudito “amor perfecto”…

    …el amor, según todo esto, no tendría absolutamente nada que ver con este mundo, pese a que estemos conectados con él para ir eligiendo el regreso aparentemente “poco a poco”… y todo ello ¡por mucho que nos empeñemos en las identificaciones!

    paz y amor y super-perdón al cubo y al cuadrado por todo el planeta 🙂
    »

  2. …comento esto en este post de “starviewer” :

    «Dios insiste, no “ex-iste” —como pueda ex-istir un cuerpo humano, una cebolla…, etc.

    Hay comentarios que podríamos caracterizar quizá como que aluden a un Dios, una Fuente, que no tiene nada que ver con el universo de “las formas”…, sino más bien a uno que simplemente nos enseña cómo “ser” de verdad…, progresivamente… para re-percibir el universo, pues tal universo es en realidad nuestro propio sueño, y por ello sería algo así como nuestra propia “creación”… en “otro nivel” de la mente —digamos que uno “más global”.

    Pero eso de “ex-istir” digamos que —con ese “ex”— tiene un matiz de algo exterior. Propongo “Dios insiste” 🙂

    Y como tanto parece que dice “la espiritualidad” en general y por todos lados…:
    la Fuente, Dios, o como se quiera decir… es algo “interior”… y sería lo que nos enseña a mirar diferente para escaparnos felizmente de aquí, pero en vida, durante la vida… y re-percibiendo este “infierno” de lo material, del universo “material-luz”; y la palabra “infierno” sería descriptiva, no “valorativa”:

    un infierno de dualidad, de ciclos de vida-muerte…, algo a re-percibir en tanto que neutral en tanto que es mera “separación” (falsa)… un mero intento de auto-vendernos esa idea falsa de la separación (insistamos en que “infierno” es en realidad descriptivo aunque suene tan mal).

    Así que a tal infierno lo tendríamos en realidad a nuestro cargo… en tanto ese sueño que simplemente “es” (no-es)…, un sueño que podemos conseguir y que vamos consiguiendo desvanecer, deshacer; tal deshacer sería justo lo que la Fuente nos estaría pidiendo desde dentro… dulcemente. Ese sería pues, digamos, el propósito del amor… pero que nunca condena ni se venga de nada ni de nadie.

    Dios sería el interior que nos enseña a proyectar-percibir inocencia mientras aprendemos que en realidad el universo realmente no es, es decir, que no “existe” pese a que por defecto ahora normalmente nosotros pensaríamos justo lo contrario: que el universo es lo único que existe.

    Estos creo que son los motivos por los que creo que parecía hasta hace poco darle, a mis “entendederas” :), tantos problemas este pretendido “problema” de Dios (disonancias cognitivas, digamos… etc.; y no sería casualidad el que en el universo-ego de la separación se construyan instituciones, o salgan tales cosas cual setas, hongos… tales instituciones que lógicamente “tergiversan” sobre el tema, que manejan…, manipulan…, etc.; la religión en realidad no se puede instituir, es algo en realidad muy ridículo pretender hacerlo… parece algo contradictorio el intentar hacerlo; si la gente se ilumina, despierta, es decir… es feliz… es a veces más bien “a pesar de” las instituciones que pretenden materializar lo inefable, dosificar raciones del eterno “pan sobrenatural”).

    Obviamente que Dios “existe” (insiste), pero no tiene absolutamente nada que ver con nada de lo que vemos ahí delante…, es decir, nada que ver con nuestra fabricación de cuerpos separados… de materia… de luz…

    Todo esto es mente dividida…, separada…, y no tiene nada que ver con Dios, que simple y afortunadamente no nos dejó a solas con este nuestro sueño o nuestra pesadilla (de separación, culpa, miedo…)… y que nos estaría enseñando, desde dentro (y si se lo permitimos), simplemente a despertar del sueño.

    Vaya, por eso era tan fácil y universal el tema de lo espiritual. Es tremendamente simple, tanto que asusta a nuestros egos, amantes de lo complejo.

    El problema es que lo simple no parece fácil de llevar a la práctica. De hecho parece lo más difícil.

    paz y amor»

  3. muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: