El universo como cachondeo mental y como broma de mal —y buen— gusto (dependiendo del tipo de tradición culinaria)   1 comment

Vivir de la "luz" (enlace al documental)

« 15 de marzo de 1954

 » La Sustancia Invisible se hace visible para la mente dispuesta a recibirla. En otras palabras, la mente que la recibe la cualifica al darle forma según los poderes de concepción.

» Utilizamos esta sustancia como luz: el poder de ver; la utilizamos como fuerza-energía: el poder de hacer; con ello también podemos moldear y materializar lo que queramos. En otras palabras, la sustancia no diferenciada es el potencial creativo permanente que siempre se expande con el concepto.

» Ahora particularicemos: hemos descubierto que la sustancia es nuestra luz y la usamos como tal, como guía en la oscuridad para iluminar nuestras mentes y nutrir  la vida de las células de nuestros cuerpos, de manera que una cucharada de comida nos mantiene vivos por un largo periodo. Así pues, vivimos con y en la misma esencia de la existencia, a través del estudio y la meditación sobre ello, hemos encontrado la Sustancia Eterna, inherente a toda forma, y que se descubre cuando aceptamos que podemos utilizarla. Una vez descubierto lo que puede nutrir la mente, el cuerpo y el alma, queremos hallar la forma de revelárselo al ser humano, para que aprenda a usarlo sin tener que vivir bajo tierra para descubrirlo. Nuestra misión es hacer contacto con un canal receptivo y transmitir, de una manera clara y concisa, los conocimientos que ayuden a iluminar la mente, liberar la conciencia y llevar el poder revitalizador al cuerpo, de modo que pueda usarse como el vehículo de manifestación del ser humano durante tanto tiempo como él quiera.» (La misteriosa historia de X-7; Ed. Luciérnaga)

«Los pensamientos de un hombre y sus sueños, son de mu­cho mayor alcance de lo que él cree. Existen en más dimensiones y afectan más mundos de lo que él llega a percatarse. En efecto, son tan concretos como cualquier edificio. Aparecen en muchas formas den­tro de muchos sistemas y, una vez creados, no pueden retirarse.» (El material de Seth)

Índice:
— El universo es una broma (un poco de mal gusto) que se hace el espíritu a sí mismo…
— …ya que por ejemplo no es necesario comer…
— … ¡y se hizo la luz!……

El universo es una broma “de mal gusto”… o de mucho miedo.

Pero bueno, una vez que vas asimilando que:
— hay una parte tuya (muy delgada aquí, en el mundo del ego), una parte tuya que puede decidir… sobre todo a nivel mental entre: “paz” y “guerra”… o entre: espíritu y ego…
— que esta parte se lo está haciendo todo a sí misma en tanto que jugarreta al elegir inconscientemente por defecto siempre guerra y ego en vez de paz y espíritu
— y una vez que vas “sabiendo” así que el miedo es en realidad algo totalmente inventado, desde el principio y por ti mismo (siendo tal miedo básicamente el origen de este universo-sueño de “necesidades” inventadas…)…
…entonces el “hecho” de que sea simplemente una broma de “mal” —o buen— gusto va convirtiéndose ya en algo vivido mucho más “subjetivamente” :).

Eso sí, resulta que hay escalas del mal gusto.

Por ejemplo, en general es una broma de mal gusto el que nosotros, el que la conciencia-ego, se haya inventado “la necesidad de comer”; aunque luego, eso sí, en este caso a veces es de muy buen gusto, o lo parece al menos, cuando en las situaciones vitales hemos disfrutado consensuadamente del consenso en realidad siempre subjetivo del…: “esto está muy bueno”.

Hasta hace poco yo no podía convencerme bien de hasta qué punto la construcción del aprecio por los sabores… o por los placeres en general… es algo esencialmente compartido —consensuado en un interés compartido (“cultural” diríamos, si nos pusiéramos culturetas… aunque no va de esto, sino que como sabemos… es más amplio).

Es decir, imaginad un mundo donde básicamente cazarais vosotros solos, comprarais, consumierais u os cocinarais “manjares” para vosotros “solos”… individualmente… y que no se hablara entonces prácticamente de “los sabores”, etc.

Entonces, no habría esa “adoración” por la comida, más o menos implícita en vuestras tradiciones familiares o culturales (en realidad casi nadie comería, simplemente… quizá solo los niños hasta cierta edad… y todo hasta que su mente constatara bien el “de qué iba el asunto”… que era más bien “una broma”).

Y por cierto, esta tal adoración no la condenamos, ni mucho menos… pero es que se trata de “otro interés compartido más”, nada más; entonces, por tanto…: se trata de otra oportunidad para sanar más… como siempre.

Así que esto lo vemos de este modo desde que descubrimos que, cosas como la comida, son en lo esencial eso y nada más: un “interés compartido” más… y por ello entonces ya no tienen tanta relevancia en tanto que “necesidad”… pues los intereses compartidos, vistos “desde nuestro espíritu”, son fundamental y simplemente ocasiones para el amor incondicional…, ocasiones en las que podemos reconocer que ya estamos unidos en nuestra otra realidad… en la realidad que apacigua este miedo universal que hemos construido —pues recordemos que aquí venimos a creer, “crear”, recrear y representar esta gigantesca broma de mal gusto (tragicomedia) que es “la separación”, y que es solo una interpretación de la loca idea de la separación… pero… interpretada “a la torera”.

No siempre es necesario comer

Por ejemplo nos podemos conceder, nosotros a nosotros mismos, y a veces por la sanación buscada de nuestra mente (de ese miedo que es nuestra mente)… o a veces sin mucho buscar tal sanación… nos podemos conceder quitarnos la necesidad de comer (el “milagro”, podríamos decir, que tendría que ver con un cambio de nuestra percepción de una tal necesidad).

Es decir, si la mente elimina tranquila y alegremente cantidades grandes de auto-ataque, es decir, de “culpa” (esa culpa que es el alimento y a la vez el excremento del ego… y que constituye al ego)… si la mente elimina esa guarrería… entonces se puede terminar —durante épocas más o menos largas— por no tener el más mínimo deseo por ingerir nada (rechazarlo muy visceralmente, y sin morir por ello —todo lo contrario).

En el atractivo documental que Marc enlazaba en este su blog vemos testimonios sobre el tipo de salud y de vida (a veces muy normal, a veces extraordinaria) de toda esta gente que ya no necesita comer.

Hace así como un año me emocioné con estas cosas, con la libertad que simbólicamente nos traería personalmente, a cada uno, en este mundo… el poder librarnos de la por una parte tan esclavizadora y a veces estomagante necesidad estomacal (pero lo sentía, según lo veo ahora… muy “desde la culpa”, todavía mucho desde ahí).

Es decir, al principio yo estas cosas las “pensaba”… o bien pensaba “intentar conseguirlas”… “en el futuro”… quizá (pero como digo, hace no mucho…)… pero más así como “desde la culpa”; y es que cuando uno quiere algo muy inmediatamente… normalmente se trata de proyección de culpa, de auto-ataque.

Es decir, tras un poco de tiempo con “trabajo espiritual” (es decir, básicamente mental, de empezar a no creerse el mundo ni de broma…)… ahora siento que sé “ver” o sé sentir cómo pensaba sobre este asunto antes, con qué actitud interior: con una mayor dosis de culpa, de auto-ataque. Y así, es como si pudiera “ver” mi ascenso desde la “inconsciencia” de mi culpa… “ascenso” relativo ahora plasmado en cómo cambia ligeramente la percepción del tema… con respecto a hace un año (ahora se da así como una mayor tranquilidad… a ratos… y a la hora de mirar estas cosas sin miedo… sin tanta pasión… pasión que en realidad esconde muy a menudo miedo (por lo que dijimos de la inmediatez, que muy a menudo es simplemente el ego-separador disfrazado de “fluir”)).

Así que la “conclusión”, retrospectivamente y en mi caso… es que por supuesto el encontrar materiales simples “espirituales” como UCDM…, o lo del advaita… ayudó mucho (estos materiales nos enseñan a cambiar la percepción interior de todo esto…). Encontrar estos materiales sería a veces algo “necesario” para poder irse quitando miedo-culpa… que, como decíamos, sería el único “problema” o el gran “no-problema” (como me queda más o menos claro o creo que ya suficientemente demostrado “por experiencia” propia… en este tiempo atrás).

Entonces, la culpa, ese simple auto-ataque constante que nos constituye (victimización… etc.)… sería la gran entorpecedora de estas cosas y en general de todo… de todo lo que “se desea” en general (pues como decíamos, normalmente todo lo que deseamos es desde y con la culpa… y con ello siempre estamos en realidad generalmente “pidiendo ataque” o “pidiendo separación” con todo lo que hacemos… por la conciencia fundamental o vibración con la que realmente estamos “pidiendo” algo o relacionándonos con ello).

Como viene a decir UCDM…: todo serían “necesidades mentales”… digamos que como “implementadas” aquí pero desde el mundo mental… desde ese “mundo” donde aún tenemos el resorte para liberarnos de todo… pudiendo así no seguir “elegiendo necesidad”… no seguir “elegiendo ego” y más culpa o auto-ataque —tal y como siempre hacemos por defecto inconscientemente (es la vibración fundamental con la que entramos aquí, la predominante, pues eso es este universo en lo más básico: surgido de la culpa-miedo… como dijimos).

Es esencial entonces ese cierto “no luchar”… no sentir que luchamos contra cosas, en general… o contra las necesidades… aunque, en el nivel de la forma, a veces lo parezca o lo tenga que parecer… más o menos superficialmente (en un ayuno por ejemplo lo parece bastante 🙂 ).

Es decir, que como este asunto de las necesidades es muy “inconsciente”… digamos entonces que si “luchamos” contra ellas las hacemos reales… y, por eso se darán, supongo, todos “los fallos” en los ayunos… relativos a las faltas de auto-perdón que acarrea el hacer las cosas desde la vibración-culpa-ataque.

En un nivel inconsciente, claro… resulta que le estamos diciendo a la mente —al luchar contra ella y su propuesta de necesidades— que la necesidad es real, que su propuesta es lo único real…; y justo eso es lo que ella en tanto que identificada con el ego quiere y seguirá queriendo siempre mientras parezca que estamos aquí soñando este universo y le dejemos hacer eso a la mente: querrá que queramos que solo el universo y sus necesidades sean lo real para nosotros. Así que, como resultado de una tal lucha, de una absurda lucha más… en esas que conforman este mundo de ataque… entonces, nuestro cuerpo puede por ejemplo debilitarse demasiado, o morir, en un largo ayuno “mal hecho”, quizá sin descanso… quizá sin cierto cuidado mental, etc.

Cuando tenemos una necesidad que vendría, según UCDM, de ese “auto-ataque” global, inconsciente… ataque en el que consiste nuestra mente cuando alimenta al ego… entonces… si encima luchamos… pues hacemos lo dicho: otorgar más realidad al sueño, al sueño victimista de necesidades que es este mundo.

¡Y se hizo la luz………!

Es curioso ver (“creer ver” aquí, en el sueño) cómo se va despertando quizá progresivamente “la conciencia”… y para crear, así como “de la nada”, “civilizaciones” y capas de conciencia (“despertares” en general)… que no tuvieran ya tanta culpa-necesidad.

 En definitiva, quizá los ayunos sean —para según quién— “buenos momentos” para “practicar UCDM”… o para ejercitar los “mantras”, es decir, los “pensamientos” de UCDM… ante nuestra corriente loca de pensamientos de debilidad, de carencia o victimismo… y con toda tranquilidad y buena actitud (pero no “buenos alimentos”, eso sí). Buenos momentos, por tanto, para “des-creerse” el mundo —y con algo así como “un método” para quien le apetezca.
Quizá alguien haya hecho un ayuno ayudado con UCDM muy directamente. Jasmuheen y otras tradiciones en el mundo (que aparecen rápidamente en el documental) imagino que habrán pensado algo así siempre… y que lo suyo será básicamente un método “mental”, para lidiar con la mente con sus textos, propuestas… digamos que para “fortalecer la mente”.
Es decir, que siempre se trataría sobre todo de fortalecer la mente —normalmente atrapada eligiendo creencias condicionadas…—… de fortalecerla en tanto que puede elegir entre dos grandes elecciones: ego y espíritu… sucediendo que casi siempre estamos inconscientemente “eligiendo ego”, eligiendo culpa, auto-ataque con la excusa “exterior” que sea.

Así, tales métodos digamos que nos dirigirán la mente hacia una sensación cada vez mayor de libertad… y todo para poder elegir más libremente, pero no hacia forzarnos por la “elección por el espíritu”… sino hacia ver con claridad que tenemos elección siempre, a nuestra disposición siempre… y cada vez a un nivel más básico.

Y ese otro nivel-espíritu sería, simplemente, ese lugar desde donde sabemos que en realidad y en muy último término “solo necesitamos recordar a la Fuente”… esa Fuente de amor incondicional que ya somos… y, por tanto, que hay un lugar de “no creencia” en nuestro interior, un lugar de certeza… desde el cual podemos extraer literalmente (abandonándonos a su “plan”: un anti-plan “contra” el del ego) una cierta “fuerza”… la fuerza para re-percibir este sueño de miedo o que quiso ser solo miedo (y con los efectos secundarios que se den: por ejemplo el de no sentir la necesidad de comer… y poder estabilizar tu cuerpo durante años sin ingerir comida (y a veces tampoco agua, como aparece en el documental)).

Pero claro, como todo depende de “nuestro maestro interior”… entonces todo depende de cuándo y “cuánto” nos toquen o toquemos desde ahí, desde el espíritu siempre ya unificado… con todos esos “toques de despertar”… esos toques que nos damos a nosotros mismos y que son nuestro sutil proceso de despertar. Y como solo dependería de eso en último término… entonces… ¡ale!: cualquier cosa valdrá y podrá ser “aprovechada” en este trabajo… y todo mientras tal cosa sea algo que “consiga expandir la concepción sobre nuestro ser”… mientras consiga (auto-)darnos permiso para tal expansión en esta época, hoy, que dicen que es una época acelerada para estas cosas de la “ascensión” relativa a esa vibración fundamental que parece regir en realidad este sueño de universo en la lucha ilusoria entre miedo y amor.

___
Paz y amor

Anuncios

Una respuesta a “El universo como cachondeo mental y como broma de mal —y buen— gusto (dependiendo del tipo de tradición culinaria)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Sobre este tema dejo un comentario en este foro —en “sungazers”, el hilo sobre víctor truviano—, y que archivo aquí abajo:

    «
    Qué bonito este hilo; no lo había visto;

    …había aparcado el tema de “no-comer”… y creo que lo hice “inconscientemente”… para quizá así dejar pasar tiempo desde que me “sobre-emocioné” con el tema.

    A partir de andar con la disciplina del curso de milagros…, ahora a mí me van sucediendo cosas en cuanto a la percepción de la comida —y sea “debido” a lo que sea.

    En mi experiencia con el curso… para mí lo bueno que ha tenido al respecto de “las necesidades”… a la hora de “pensar” en general de forma muy simple el mundo… y en concreto de “pensar las necesidades” de forma también muy simple…… es poder entender cómo sería “lógico” que a veces no sintamos necesidad de comer……… una vez que la mente se va liberando de lo que la sustenta en tanto que “ego”, se va liberando de alimentar solamente el sistema de pensamiento “ego”.

    ¿Qué sustenta nuestras mentes-corazón cuando alimentan ego, o sea, casi siempre?

    Este curso viene a explicar que lo que nos “sustenta” es en realidad el ataque, separador.

    Pero como todos somos uno… tal ataque que realizamos constantemente sobre todo a nivel mental (juicios de todo tipo —que en el fondo todos nos separan…—, etc.)… tal ataque generalizado a nivel mental… nos “afecta” a todos (aunque lo hace “ilusoriamente”… y de hecho tal ataque sería “la sustancia del universo”, que por ello mismo sería una ilusión (el universo)).

    Por tanto, “todo” aquí, por defecto, es siempre un auto-ataque (y por cierto: podemos llamar “culpa” a dicho auto-ataque).

    Este ataque es pues una culpa inventada por nuestra propia mente… culpa asociada siempre con miedo (lo llamo “culpa” solo porque entiendo que el auto-ataque mental tiene nombre, y ese nombre es “culpa”).

    Por eso entonces es que se podría deshacer cualquier consecuencia del ataque-culpa-miedo (por ejemplo las consecuencias relacionadas con el cuerpo físico);
    y digamos que las deshacemos… a veces espontáneamente… re-conectando con el corazón-mente…, es decir, poniendo a la mente a que “alimente” sistemáticamente al “otro principio” que no es el del ego… al sistema de pensamiento “contrario” al ilusorio sistema del ego;
    es decir:
    — alimentando el no creer en cosas como víctimas, “carencia”, etc.

    Así que sería “debido” a esto por lo que al parecer las consecuencias (“tener que comer”) [b]a veces[/b] se pueden llegar a simplemente deshacer, naturalmente, según “nos toque” —a la hora de ir deshaciendo el miedo (que sería a lo que nos estamos todos apuntando, dicho rápidamente —a tal deshacer el miedo y sus consecuencias…— cuando nos apuntamos a estos trabajos “espirituales”).

    Así… tal auto-ataque, o culpa…, es mayormente inconsciente y mental… es decir, que lo estamos siempre alimentando inconscientemente.

    Entonces…, en general las “necesidades” serían siempre mentales, al tener siempre la mente “desviada” al ego…, decidiéndose todo el rato por el ego… —en tanto que el ego es ese sistema de pensamiento de la carencia…, la culpa…, la víctima…, el ataque…

    Y, entonces… la mente normalmente se vale del cuerpo para convencerse de lo que cree, de lo que apoya como creencia…, para convencerse a sí misma de su “ser-ego”… de su ser-necesitado… es decir, para confirmar ideas como la de “carencia”, “victimización”.

    Pero si todo es un sueño de la mente, es lógico que si ésta se pone a soñar bajo el otro principio (que podríamos llamar espíritu), como dije… pues es lógico que podamos “ver” a veces “las consecuencias” (dejar de soñar carencia en todos los niveles…, etc.).

    ¿Por qué? Porque el otro principio, el del espíritu, se supone que nos acerca a lo que sería real… —y no al ego, que como dije sería ilusorio.

    Es decir, el otro principio, al que podríamos llamar también el del “Ser”…, sería como un puente a nuestra verdadera realidad… esa que deshace la ilusión que aquí recreamos: la de creer ser egos… es decir, la de creer estar en un universo de cuerpos separados… etc.

    Y el poder y la ley (del Amor) que vendría de tal principio-puente (espíritu)… es inconmensurable con respecto a lo que creemos que son los poderes y leyes del universo de cuerpos separados con el que nos auto-engañamos para auto-atacarnos mentalmente creyéndonos poder confirmarnos, nosotros a nosotros mismos, nuestros pensamientos de ataque, victimización, etc.

    Ah, e imagino que esto que acabo de decir sobre las necesidades y la mente/ego/Ser… quedará también algo claro con otros materiales “no-dualistas”, “advaita”, como habéis hablado por aquí… , aunque no sé si en estos términos.
    »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: