¿Por qué «no sé nada» es lo más “productivo” en el sueño que llamamos ‘universo’? (2º índice del blog)   3 comments

De wikipedia (Chechevere wikipedia)

«El tiempo no tiene significado sin barreras. Para expresarlo de otro modo, el tiempo no tiene sentido sin la necesidad de actuar en contra de otras acciones». (El material de Seth)

[Primer índice del blog: «…no disociar luz de oscuridad».]

Apartados del segundo índice del blog:
— Sólo sé que me tengo que escapar del incendio-infierno
— Granjas de ego… y ataque
— Liberación
— Nos creemos imágenes
— Quisimos que nos pasara todo tal y como nos pasó
— La necedad de las necesidades
Lo técnico
Política
Palabras
Crianza 

_____
__

Vimos cómo se nos aclaran muchas cosas con UCDM (‘Un curso de milagros’), con su sencillo pero inaceptable no-dualismo puro.

Sólo sé que me tengo que escapar del incendio-infierno

Por un lado, el curso u otros materiales “espirituales” fundamentan “místicamente” aquel  célebre “sólo sé que no sé nada…”, o un más simple “no sé”… como actitud de fondo en la vida.

Esta actitud podríamos entender que nos la saltamos un poco cuando decimos “se nos aclaran muchas cosas”. Sí, resulta que se nos aclaran en cuanto meta u objetivo… en cuanto algo que “apunta hacia”… pues aquí “todo sería mentira” en un nivel muy básico (y lo único que nos aclara es por tanto el salir… elmovimiento de salir del incendio… como dice la célebre anécdota).

Por cierto, “necesitamos” perdonar la cuestión del propósito, la intención («Perdonar la intención. El propósito y la emoción»). Vivimos en y por el caos en parte porque no hemos perdonado el tema de la intención —propósito, meta, objetivo.

El curso dice también algo muy concreto sobre lo que es el mundo (ese gigantesco patrón de amor negativo). Esto, una vez conocido, tiene mucho sentido si pensamos en la función que tiene, en “hacia qué apunta” para nosotros… en su propósito: fundamentar cierta “actitud de perdón generalizado” (o, de forma particular, fundamentar un “no sé nada”, para que la verdad “hable” a través nuestro —dando igual en un principio lo que estemos haciendo en el mundo del ego).

¿Qué es la verdad? La verdad, en un mundo en llamas, en un mundo que es esencialmente mentira… la verdad es simplemente un proceso, el de despertar (este lento despertar desde el punto de vista colectivo-universal… pero que sería potencial e “individualmente” inmediato si así se elige (y siempre estamos eligiendo sueño, pues para eso creímos que veníamos aquí)).

Entonces, el propósito “espiritual”, por así decirlo —el que nos proporciona el curso u otros trabajos espirituales…— es el de despertar; así de simple.

Es decir, hay algunas cosas que no son “saberes”… sino directamente metas aparentemente “lejanas”… objetivos o propósitos que aparentemente quedan lejos de nosotros —por estar en realidad completamente dentro y cerca, por ser “lo más verdadero”— y que podemos experimentar en la vida… pues aquí, en la vida, en lo que creemos que es “la realidad”… solo estaríamos viviendo o “encarnando” nuestras propias fantasías o imágenes mentales (“materia”, “tiempo”, etc.)… en esta enorme fantasía-ego que llamamos así, ‘realidad’… en esta metafísica triste de la objetividad… de las apariencias.

Es decir, lo que viene de trabajar UCDM con su simple “metafísica”… esa que apunta a la única experiencia real (que no es de este mundo)… no pretende decirte realmente qué es el mundo, sino aclararte mínimamente una base (con una apariencia, sí, de “qué es el mundo”), para que te puedas escapar de la causa de este mundo-incendio-infierno, causa que está en tu mente. Así, se trata de vincularte con un cierto “hacia dónde”: hacia dónde tienes que apuntar para despertar de aquí… pues del mundo en realidad no podemos decir nada, ya que sería nuestro propio sueño y no tendría ni pies ni cabeza.

Así pues, si practicamos con las miras puestas en que literalmente “el mundo no existe”, esto es algo que lo vamos a poder comprobar por experiencia propia, y, al final, tal cosa va a ser la experiencia más gozosa que podamos imaginar —soltando todo el “yo”. Esta experiencia, obviamente, a veces nos va a conseguir “callar la boca” poco a poco… cada vez más y mejor… y a veces de formas deslumbrantes… y todo gracias a lo que “nos dejemos hacer”.

Así, la actitud del “no sé” permite que se nos cuente lo que nos aproxima a la verdad que aprendemos a reconocer “dentro” (permite que nosotros nos contemos a nosotros mismos la verdad de lo que somos, que nos conozcamos)… permite que se nos cuente eso a un nivel digamos “vibratorio”… “sutil”… a un nivel que nos simplifica por estar extendido hacia la eternidad dándonos pistas de qué somos… aproximándonos a nuestra verdadera realidad eterna (aquí no seríamos nada y en la eternidad, todo… según la metafísica de UCDM que, como decimos, solo sirve para apuntar a la verdad, estés donde estés —y dando igual lo que seas en la vida del ego, en de “las profesiones”… las circunstancias ajetreadas o no… más o menos “exitosas”, justas, injustas… según el patrón general del ego ahora en la Tierra —todo esto da igual para ese “comenzar el camino espiritual”… hacia “deshacer el ego”).

Granjas de ego y ataque

Vimos cómo las “granjas” de “cultivar ego” que por un lado “somos” (y de lo cual seguimos hablando en esta segunda temporada en el de «…familia cósmica…» y en el de «Matrix»)… vimos que tales “granjas” podríamos por un lado pensarlas como sostén del universo en tanto tiempo lineal… en tanto ese ya muy cansado tiempo lineal —en esta “parte” del universo.

Esto nos da obviamente las claves para entender qué sentido tienen por ejemplo cosas tan “raras” como las abducciones, esas abducciones a veces tan violentas y que un número tan grande de “personas normales” habría sufrido por todo el planeta. Una vez que nos planteamos abiertamente la hipótesis del universo como sueño de una conciencia-ego global fragmentada ilusoriamente… entonces cobran sentido las abducciones y cualquier locura por el estilo que esté actualmente ocurriendo, pues en general podríamos estar viviendo en una especie de “fractal” de “ganaderías” :)… y esto sin olvidar, claro está, que tenemos plena responsabilidad en ello y en todo siempre… pues, como vendría a decir Kavassilas…: cada uno somos el universo, literalmente (su causa está en nuestra mente, nunca la dejó, aunque es ilusoria —e ilusoriamente compartida).

La conciencia separadora —nuestra necesidad de ser ego, de confirmar ego— “sostiene” el universo… pues es ataque mental  constante (y ya sea que se note más o menos… ya sea que se sienta peor tal ataque… o ya sea que se sienta algo más llevadero…: es ataque); de esto hablamos en los artículos sobre el Curso (y en el de “constelados con nuestra familia cósmica” ya enlazado):
— «…intereses compartidos…»
— «Ley de la percepción»
— «La dinámica del infierno para seres extrauniversales»

Liberación

Así, también entendemos por qué la liberación solo tiene sentido digamos que “de dentro hacia afuera”… pues dentro lo tenemos todo, y el afuera simplemente es un sueño para huir de ese todo.

Y la liberación de cada cual, la auténtica, no depende pues de condiciones o expectativas “sociales”, de resultados externos… no depende de los resultados a veces “geniales” obtenidos por personas digamos más “inocentes”, más “iluminadas”… que son “creativas”… que “revolucionan”… que se liberan… que son “más despiertas”. Nada de eso (aunque la verdad de nuestra inocencia se refleje en esas ocasiones también).

La decisión de seguir creyendo en fantasías, es decir,  en este universo y en el sentido del yo al cual sirve este universo, como sacrificado monumento al yo que es…)… la decisión de creer… está en nuestras manos; es independiente de que por ejemplo vayamos viendo cosas “más esotéricas”. Quiero decir, esta decisión podría estar implementada a nivel cósmico de una forma visible por nosotros, en toda una especie de sistema-ego… quizá encarnado por otros egos “superiores” a nosotros… en este sistema solar (Saturno-Luna), tal y como parecen haber visto personas como George Kavassilas o David Icke. Aunque esto puede valer para empezar a despertarnos o acompañar nuestro despertar… la liberación de nuestra mente no depende de tener todos los datos sobre cómo otros egos estarían manipulando la Tierra, el campo del ego… pues esto es nuestro propio sueño, cada uno de nosotros es el universo en un sentido literal… y solo nosotros podemos liberarnos en cada momento del mismo cuando así lo elegimos… y la liberación colectiva ante posibles “egos superiores” que creen estar a cargo de programar, a grandes rasgos, el programa universal… se dará solo mediante nuestra liberación individual, la de los patrones de pensamiento individuales.

La verdad se refleja, nada más. La inocencia no disocia la luz (luz que reconoce lo que ya somos) de esa oscuridad que es la ilusión de mundo aparentemente “fuera”… de esa ilusión que está “fuera” y a la vez en nuestra mente, proyectada desde ahí en realidad; nuestra mente (cuando alimenta ego, es decir, casi siempre) es también un afuera de pensamientos-fantasías de ataque y separación. Por tanto, la luz simplemente aclara la oscuridad, que solo es falta de luz, no es nada… y la luz sirve de canal para que ese trabajo simple, el de deshacer la conciencia separadora… nos lleve a despertar.

Nos creemos imágenes

Nos creamos (adoptamos-fabricamos) imágenes, las seleccionamos nosotros de lo que creemos es el entorno (por ejemplo el familiar) y esas imágenes ven el mundo por nosotros (y son terrible e inconscientemente “compartidas” por nuestras familias, entornos, etc.). Es importante insistir en que somos nosotros quienes las seleccionamos, somos los responsables (no hay liberación si no nos hacemos cargo de esa responsabilidad (no culpa, responsabilidad))… somos nosotros quienes tomamos unas características de nuestras familias y no otras… para luego con ellas “ver el mundo”. Las familias apoyarán tal interpretación, tal elección a la hora de ver el mundo… y la apoyarán de una forma u otra… más o menos… pero somos nosotros quienes elegimos nuestras gafas-ego… nuestra conciencia-separadora. Así, elegimos qué aspectos adoptar —de por ejemplo el contexto familiar— para luego sentirnos víctimas, para luego fabricarnos esa mente como reproche constante… etc.

Vamos justificando (en un movimiento en realidad muy “inercial-inconsciente”) nuestra creación ilusoria de identidad desde el feto, en un trabajo en realidad ya bastante programado, un trabajo sobre patrones.

De ello hablábamos algo en estos dos:
— «La última biodescodificación»
— «La última biodescodificación II»

Y también sirve para hablar de esto esta especie de texto autobiográfico:
— Conflicto ilusorio: un caso personal de «grabación» emocional y mental en nuestro cuerpo de patrones inconscientes

Quisimos que nos pasara todo tal y como nos pasó

Una cosa que leímos de Wapnick, en esta segunda temporada… y que impulsó a escribir los tres textos ya enlazados sobre el Curso y su práctica (mental)… es lo siguiente, tan simple… y que rehizo por fin y por completo nuestra concepción del “mundo” (es lo que constantemente repite el Curso, pero verlo, en un momento dado, expresado de forma más concreta… es algo que ayuda a veces a sintonizarse con lo siguiente —algo tan inaceptable para el ego):

— Cuando le damos mucha importancia a algo que nos pasó (por ejemplo, a nuestro contexto familiar en tanto que limitador…), es que quisimos que nos pasara.

Decir esto parece una atrocidad para el sentido común, pues va “contra” todo lo que piensa el mundo; pero es que el “trabajo espiritual” es precisamente para “salir” del mundo disimulando (pues lo estamos soñando… es nuestro sueño… y este sueño es de entrada macabro). Tal “trabajo espiritual” invierte pues todo aquello que pensamos normalmente sobre el mundo; pero es que éste es, como vimos, simplemente un escenario —la tragicomedia de la que hablábamos— para proyectar el sistema de pensamiento de la debilidad, la carencia, la victimización, el “pecado” (cárceles), la culpa, el miedo: el sistema de pensamiento que llamamos “ego”, y que apoyamos ya desde el estado fetal.

La necedad de las necesidades 

También hablábamos de las necesidades y la comida en:
— «El universo como broma de mal gusto».

Y de las necesidades, la creencia y la enfermedad en:
— «La enfermedad a la luz de Hamer y ‘Un curso de milagros’».

Lo técnico

También pusimos algunos apuntes aquí, muy generales, para empezar a hablar de “lo técnico”… aunque el segundo repite en gran parte “lo de siempre”:
— «Invención técnica y despertar del sueño»
— «Amor, técnica…»

Política

Nos metemos un poco “en política” aquí… para animar otra y otra vez a “viajar al interior” (aunque… obviamente ocurre que las uniones, los encuentros, las amistades que pueden iniciarse, seguir, etc.… y que se realizan en el mundo compartiendo cualquier interés (por descalabrante que sea…), y con cualquier motivo o persona en “política”, “apolítica”, “amistad”, “familia”, “trabajo”… son “lo importante”):
— «Indignados con el Amor (es el universo lo que no es “democrático”)»

Palabras

También hemos coqueteado un poco con las palabras (y conceptos) en estos textos…:
— «Enfermedad: elegir entre destino o verdad»
— «Representamos la obra teatral de un autor loco, sin espectadores, y que podríamos titular ‘infierno’»
— «El perdón es la locura feliz que te saca alegremente del mundo, de la separación
— «De ser preguntas con patas a ser respuestas con alas»
— «Sentir: mística material»
— «Inconsciente, es decir: consciencia global = Ello = Ego = universo de la separación. ¿Jung y círculos de las cosechas?»

Crianza

También hicimos una nota a la hora de hablar de “crianza”:
— «La peor cosa que los padres, profesores o cualquier adulto puede hacer con un niño es perder el control»

____

feliz día

Anuncios

Publicado 1 marzo, 2012 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con

3 Respuestas a “¿Por qué «no sé nada» es lo más “productivo” en el sueño que llamamos ‘universo’? (2º índice del blog)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Archivo este comentario que hice en trinity a tierra (sobre Torrellas):
    «

    perdonad que me atreva a “aconsejar” o a comentar algo a cuento de lo que decía danidamar (por expresarlo de alguna manera danidamar habló de su deseo de despertar).

    Ya dijo Torrellas lo de no forzar.

    Si nos fijamos, y ya lo sabréis… creo que es común en las tradiciones espirituales… en el trabajo espiritual (yo sigo ‘Un curso de milagros’ * ), es común esto de intentar eliminar el apego… la sensación de urgencia… deseo…

    Eso no quiere decir destruir nada, sino que NO inviertes todo tu ser, toda tu mente, en lo que ya crees que conoces:
    por ejemplo en tus necesidades (o hábitos) de siempre… las que ya sabes que te dominan de una forma u otra (sufrimientos, deseos…)… ; es decir no inviertes todo en el pasado… en apegos a cosas que son “densas” en tanto que realmente son pasado…

    Eso no quiere decir que dejas de hacer las cosas… pero sí que te pides ser más meramente observador.

    Así, el “dejar fluir” lo interpreto como dejar ser la luz abstracta que somos… realmente, interiormente.

    Todos esos apegos y sufrimientos podemos aprender a entregárselos a esa luz interior. Así de simple. Eso facilitará su transmutación, si persistimos en el trabajo. Esto es lo que podemos empezar a hacer todos, y el día que más rabia nos dé… o el que más hartos estemos… o simplemente el que apetezca

    Esa luz es inatacable, y podemos también llamarla “espíritu”. Y lo somos también, somos también esa luz.

    (Bueno, en realidad, y para el trabajo espiritual que sigo…: solamente somos eso, en el sentido propio de “ser”…; y el resto (la “existencia”) sería sueño…: el resto de “cosas”… es decir, las formas que vemos simplemente las estamos soñando… son nuestro propio sueño y proyección de nuestra mente… aunque esto suene extraño. Y entonces, por esto… con el hecho de “renunciar” a tales cosas (apegos, etc.), no estamos renunciando a nada… pues todo no sería más que un sueño).

    Este sueño, el universo, con sus capas, líneas de tiempo, dimensiones, etc., lo soñamos precisamente por miedo a lo que somos (espíritu).

    El universo sería básicamente “miedo coagulado”, por así decirlo. Y lo sería por muy bonito que parezca; esto sería pues en parte una trampa, y una vez aquí ya es además de trampa el inevitable “camino”. Dicha trampa nos la pusimos a nosotros mismos… pero podemos salir en una vida cualquiera, depende en gran parte de nosotros, depende de cuándo “elegimos bien” en nuestra mente.

    “Ascender” en “sabiduría” y llegar a ser solo lo que siempre fuimos y somos (espíritu eterno)… sería una cosa que en teoría podemos hacer instantáneamente. Pero hay algo muy importante en relación al miedo: el “plan” para despertar de este sueño, plan al que nos apuntaremos algún día… este “plan” no nos quiere dar más miedo aún del que ya somos y del que ya tenemos —somos miedo y tenemos ese miedo al creer que lo que vemos aquí es real (al creernos separados del amor).

    El plan parece estar como orquestado… y somos nosotros (“purificándonos”) como nos abandonamos a él (si así lo elegimos); quizá estos extraterrestres de la Cruz del Sur (hoy oí por primera vez a Torrellas sobre ello) son seres “más despiertos” en este sentido… y quizá tienen un papel más conscientemente asumido en “el plan”.

    Este plan u orquestación (que es un simple deshacer)… este plan del despertar… estaría por así decirlo como “ya escrito”; aunque paradójicamente lo escribimos nosotros mismos… pues nos vamos apuntando, nos vamos dejando orquestar: este plan sería por tanto precisamente “nuestro irnos apuntando a él”… y entonces lo iríamos reconociendo… al reconocer nuestra función en él (que al principio pueden parecer cosas muy tontas… pues como dice este material que sigo…: nuestra función es en general la felicidad… es el perdón global, el perdón de todas nuestras percepciones, internas y externas (como se hace también en ho’oponopono)).

    Entonces, con esto del plan de deshacer el miedo… con este plan… asociaría aquello que dice Elías del “arquitecto”: Dios, más que el arquitecto del universo, sería el que indirectamente ya habría orquestado (mediante una operación que se realizó al principio de que empezáramos a soñar este desaguisado)… habría orquestado ya cómo dejar de soñar esto sin miedo… o con el mínimo miedo posible una vez que hay tantas cosas aparentemente atroces aquí, en el mundo de la forma (ya digo: en sus diversas dimensiones, etc.).

    Y dije “indirectamente” porque este sueño no sería el sueño de Dios (solo de una “mínima parte” ilusoriamente separada, separada en sueños (es ilusoria porque de Dios no se pueden hacer partes )).

    Entonces, cuando cada cual suelte —en la vida en que “le toque”—… suelte sus juicios en general… sus apegos… sus miedos… sus pensamientos de victimización o necesidad (esos sentires y resentires íntimos de victimización de…: “la gente me hizo esto”… “mi padre o madre me hizo lo otro”… “la sociedad es así de tal”… “los reptilianos nos van a hacer esto”… “los grises lo otro”… “necesito tanto esto y aquello”… etc.)… cuando soltemos todo esto de la mente, de su cepo que tiene en la mente… entonces entraremos en este plan, y también en sus facetas más “aventureras” quizá… y ya en vida (morir no soluciona nada), quiero decir: en vida, al iluminarnos potencialmente en una vida actual (aunque esto parece ser algo muy difícil, quizá, por ahora… para la mayor parte de la gente (no queremos soltar el yo fácilmente); aún así, a veces a alguno que se ilumine de tal modo le tocaría “hacer” cosas como esas que cuenta Inelia Benz en ese vídeo largo sobre la línea de tiempo. Cada cual se apunta o no… y le tocará lo que sea; y cada cual se abrirá sin miedo a experimentar lo que le toque… siempre desde su centro tranquilo. Nuestra mera presencia es sanadora cuando nosotros vamos sanando toda nuestra percepción; y nuestra presencia nos “dirá” cada vez mejor qué hacer).

    Así que tal “apuntarnos al plan”… soltando el yo… deshaciendo el ego… tal apuntarse requeriría soltar todos los miedos… vigilar la mente constantemente… y para por ejemplo no dar crédito en general a juicios… y en concreto por ejemplo no dar crédito a pensamientos victimistas como los expresados en comentarios arriba, por justificados que parezcan: sobre “lo que nos han hecho” a los humanos… sobre lo débiles que somos en esto… o lo débil que es ese… o lo malo/bueno que es Fulano… etc.

    La mente es muy poderosa, como dijo el mismo Torrellas en el vídeo. Sería entonces fundamental ser observadores en esos momentos donde tan fácil caemos en dejarnos llevar por pensamientos de victimización, de ataque… etc.

    Así, a los planetas… y en estas diversas formas físicas en que parecemos “encarnar” en cualquier dimensión… aquí… venimos, y de una forma más o menos “despierta” o potencialmente despierta (despierta a ese “plan de deshacer el miedo”…)… venimos en realidad a negar que somos esa luz abstracta, de “puro amor”… un amor que solo podemos describir… pues no es de este mundo (solo se refleja).

    Pero el amor no se podría negar, aunque incluso lo creímos haber “matado” (de ahí las cualidades de este mundo en general, donde se dio pie a que fuera concebible la muerte… la destrucción (cíclica), etc.).

    Como dice este Curso* en una frase rápida: «…el mundo es la creencia de que el amor es imposible».

    El mundo meramente sería nuestra creencia en él… se sostiene en ello. Por esto por ejemplo ya no me resultan tan extrañas cosas tan tan raras como las que cuenta Torrellas sobre la materialización de sufrimiento…, etc.

    paz y amor

    __
    * Este largo Curso (UCDM) está dictado interiormente a una profesora norteamericana a partir de los 60.
    Al parecer es Jesús; y en él por ejemplo a veces enmienda la Biblia (ese pastiche y esa novela que es la Biblia en general…)… y da un método con muchas semejanzas con “los orientales” para dejar de soñar miedo, dejar de soñar el universo… que simplemente fue nuestra pesadilla.

    »

  2. Archivo este comentario en TaT que hice en un post sobre abducciones… y abajo este otro en artículo sobre sectas :

    «
    Me parece muy bien la “base” del mensaje de marialelero: el de independencia, responsabilidad “individual”… a la hora de “sutilizarse”… de cuidarse espiritualmente, de “deshacer el ego” según lo dirían muchos.

    Y me gustaría compartir “mi truco”, tras esta monumental cantidad de palabras que habéis puesto (van unas pocas más, lo siento).

    Ya digo, por lo que voy viendo, lo de marialelero coincide con la esencia de la “limpieza espiritual” que trabajo como puedo desde hace no mucho, y con otros “métodos” —en esto de lo “espiritual”.

    El truco a compartir, si no lo conocéis… (es simple, y es lo más o menos ya sugerido en varias tradiciones espirituales así como en lo que trabajo (‘Un curso de milagros’ = UCDM))… el “truco” tiene que ver con la diferencia entre culpa y responsabilidad… y nos daría pie a no tener ninguna duda de la responsabilidad que tenemos, en tanto que mentes, de todo lo que vemos proyectado aquí (cuerpos, el nuestro… etc.).

    La mente no está en el cuerpo, la mente en último término lo proyecta, y está unida con el resto de mentes (es una sola en último término).

    La mente puede servir solamente a dos cosas (entre tanto caos solo hay dos pensamientos de base):
    — dualidad (separación)
    — no-dualidad (amor incondicional de esa nuestra “luz interior”)

    Si aprendemos a entregar nuestra percepción al segundo campo, es cuando actuarían esas entidades de luz (que somos en parte “ya”… con las que nos sincronizamos… que están más cerca de nuestro futuro-pasado eterno…)… es cuando “actuarían”, librándonos a veces de molestias… o “subiendo nuestra vibración”… etc. (con ello me explico los testimonios de por ejemplo Inelia Benz, con las cosas que es capaz de hacer simplemente “estando”… por estar en una conexión al parecer más pura con la Fuente).

    Así solo la “no-dualidad” sería lo real en este sueño de universo, es decir, lo que apunta a lo único real que sería nuestra naturaleza eterna.

    El primer “campo”, el de la dualidad de todo este sueño (el de la “conciencia”, conciencia de separación)… es simplemente un obstáculo que nosotros mismos nos habríamos puesto a nosotros mismos… como mente que creyó necesitar un día soñar individualidad… es solamente un tránsito o un regreso a la Fuente… un regreso desde este sueño en que consiste esta dualidad de la separación (ya digo: el sueño de nuestra propia mente); el regreso es pues hacia nuestra verdadera realidad como mente-corazón no-dual… en la Fuente (con la que siempre mantuvimos y mantenemos —todas las mentes que aquí proyectamos— una conexión).

    Esta unión entre las mentes supongo que se trabajaría “interdimensionalmente”, por tanto, en ambos “planos” globales, es decir, en esos dos propósitos, con esos dos propósitos, que caricaturizaríamos así:
    — hundirse o caer en la materia (dualidad)…
    — frente a “despertar del sueño” (no-dualidad)

    Entonces, tal unión de las mentes se “trabaja” de forma distinta según el propósito:
    — si aceptamos separación-dualidad digamos que quizá nuestras mentes pasan por los episodios y aventuras que sugiere a menudo marialelero… el propósito es separación (con mil formas, más o menos embelesantes pero que regalan ese invento de base, esa ensoñación, que es la posibilidad de morir (una aberracción para nuestra realidad no-dual))…
    — y luego, una vez aquí, cuando estamos soñando este sueño… proyectándolo… entonces, si nuestra mente va “eligiendo no-dualidad” en todo y con todo… supongo que todo tipo de entidades de Luz, como dice marialelero, actúan y nos parecen ayudar (aunque nos ayudamos nosotros mismos, a veces en conexión con otras mentes humanas abiertas a ello… etc.).

    Por cierto, cuando marialelero, y otros, y todos… hablamos de las aventuras de la dualidad… siempre se nos escapa una forma de hablar que es dual, y que potencial y obviamente al final nos hace cierto daño… es decir, una forma de hablar que nos enfrentaría (según cómo la interpretemos) por ejemplo con los seres que sirven más explícitamente a la dualidad (el Pleno creo que lo llama maria).

    Así, esas entidades que sirven a la separación no sirven a ningún “mal”, pues nosotros ya somos separación, y no podemos juzgar; si juzgamos somos y tenemos ese “mal” que rechazamos “fuera”;
    pero no habría nada “fuera”;

    Así, el partido de la separación (como lo llamé en un texto que titulé “granjas de egos”)… actuaría lógicamente para que aquí se siga proyectando más y más caóticamente… y multiplicando dualidad, separación… en las diversas “dimensiones”.

    No tengo los datos que tiene marialelero (¡gracias por el trabajo!) pero me pareció bueno compartir esta reflexión que quizá pueda servir “de base” tal y como a mí me sirve… y para con ella insistir sobre el propósito y sobre el “no hay afuera”.

    Con este truco, entonces, leo ya muy a gusto materiales como los de marialelero (no muchos, no soy “estudioso” de esto)… y veo aclaradas cosas, como digo, con este simple truco.

    Así, el universo sería nuestro propio sueño, el de una mente unida, unida con todas esas entidades de las que hablamos, con todo lo que vemos… con otros humanos.

    Todos estamos en el mismo lío, nuestra percepción en buena lógica se tiene que hacer pues “automáticamente perdonadora”

    »
    —————————

    «
    El cristianismo supongo que deberíamos decir que era algo que no existía hasta que le ponen un nombre (los que hacen la historia) y se dice: “ha surgido”. Ale (y a seguir masacrando y compitiendo los egos en el campo del ego… con la excusa que sea, una nueva).

    Entonces, preguntarse “cómo surgió” supongo que, para empezar, es simplemente ir a ver quién le puso nombre. Nada más en principio, pues no existiría, nadie lo nombraría (habría mil y un grupos o sectas judías siguiendo las palabras de Jesús-Yeshua y otros).

    Así, al preguntarnos esa pregunta sobre el surgimiento, quizá estamos “interiorizando”, por así decirlo, esa “subjetividad” del imperio romano… o de cualquier imperio en general, ese pensamiento “bautizalotodo” a la vez que “centralizalotodo”; quizá.

    En realidad esto es lo que “nos cría” como egos… es lo que interiorizamos y lo que vendríamos a buscar como egos…: esos “bautizos” y “seguridades imperiales” varias 🙂 … en las respectivas sociedades en que vamos naciendo para hacernos una identidad confirmadora de ego.

    Supongo que el cristianismo “surge” cuando Constantino decide barrer para casa y centralizar aprovechando fenómeno y cortándole las vías liberadoras… —Constantino, este emperador dicen que “muy asesino”.

    Es la típica maniobra imperial, que quizá vaya a suceder con “lo new age” (?).

    Imaginemos quizá algo parecido hoy:

    pensemos qué pasaría imaginando que a Obama, o al futuro “jefe” mundial… le da hoy por poner nombres a “lo de la New Age” (aquello que se decía de una religión para el NWO).

    Digamos entonces que llama a todo el mundo “seres-índigo” (en vez de cristianos).

    Entonces todo el mundo supongo que se miraría sorprendido de estar clasificado respecto a esto pues… viniendo cada cual de su casa… quién iba a esperarse esto.

    Y quien no llevara por ejemplo la genética índigo (o se declarara pro-tal-cosa…)… pues ale, condenado a lo que sea, o sub-clasificado… o yo qué sé.

    Imagino que el caos, en cuanto a todos esos miles de grupos que seguirían un poco las simples palabras de Yeshua-Jesús… el caos sería monumental (esas palabras de J. y su ambiente más cercano (que no es el de los apóstoles normales, como sabréis), y tal y como ya dijísteis: esas palabras desaparecieron en su mayoría… y fueron tergiversadas en su mayoría incluso —dicen— en la mayor parte del nuevo testamento, aunque hay cachos vibrantes… pero dicen que enseguida hay inventos, que hay mucho invento a cada momento incluso en el nuevo testamento).

    Así que luego… todavía un mayor caos para liquidar todos los libros más realistas…, las palabras más cercanas… las sectas que no convinieran a Roma… con todo lo que pasó con las masacres de gnósticos (muchos supongo que simplemente judíos que seguían a J. o a alguien cercano o similar), supongo… etc.

    Total, el cristianismo… como si no existiera, es cosa imperial. Luego el ego lo retuerce todo, pues una vez el imperio pone nombres y reglas del juego miremos el fraccionamiento actual, horrendo, en miles y miles de interpretaciones… de gente que se siente especial y que se llama cristiano… frente a otros igualmente especiales igualmente cristianos.

    El ego está loco!

    Entonces más bien siempre existiría el campo delirante del ego (que ama la culpa, el sacrificio, el “pecado” (cárceles, etc.))…… ese campo del ego… que hace lo que siempre hace con las cosas: un poco lo que le da la gana, barriendo para casa con todo lo que le dejen… con todo lo que se ponga por delante… y para así “apoyar el ego” en general… apoyar cosas como “la jerarquía”… la multiplicación de interpretaciones…, de sentirse especiales… etc.

    Yo sobre esto leo-practico un texto que es en parte “corrección de la Biblia” (algo muy orientalista, algo no-dualista puro, muy “esotérico” (todo es proyección de la mente, dice por ejemplo))… un texto que dictó al parecer el mismo Jesús en el siglo XX… por dictado interno: el llamado ‘Un curso de milagros’.

    Y como con otras cosas de verdadera sabiduría, esto va a “mirar al interior” sin miedo… y es muy simple… y es para eso, para el trabajo interior, solamente.

    La religión no se puede instituir, pues como dice J. en este libro que sigo…:
    «…el mundo es la creencia de que el amor es imposible»

    saludos

    »

  3. Archivo aquí este comentario que hago en “ser significa ser”:

    «

    Sí que es cierto lo de la ingenuidad… y que con el amor incondicional muchas veces ponemos el carro delante de los bueyes para no mirar las cosas de frente… las cosas del ego de frente.

    Y aunque este tema no necesita defensa… rompería una lanza por cierto “núcleo” del tema “espiritual” a cuento de tal amor, para hablar del tema “individualidad”, que ha salido al final.

    Todo va a ser a cuento del propósito; hay un material espiritual que creo que es muy diferente de otros, muy simple y me ayuda mucho incluso entender:

    el del no-dualismo puro… y en concreto el de ‘Un Curso de milagros’ (“enmendando” perfectamente las manipulaciones de la Biblia —en “lo importante”).

    Veo que una vida cuyo propósito “a nivel mental” sea la individualidad… tras trabajar un poco este tema espiritual… una vida tal me parece algo bien extraño… pues eso es lo que ya tenemos por defecto: separación.

    Toda individualidad o personalidad cree en la muerte y parece morir. Pero no sería a ella en tanto que individualidad a quien le correspondería orquestar cómo y cuándo “recuerda su eternidad”… o cómo y cuándo digamos que refleja tal eternidad (sus dimensiones, sus diversas memorias, etc.)… en estas diversas “tierras” por las que creemos vivir (en realidad según estas teorías sucede más bien nuestra mente sueña o proyecta estas “realidades” materiales… lo cual es algo que me casa con lo que dice Kavassilas que ha podido llegar a ver tan globalmente. Puedo entender a Kavassilas si es así como digo este núcleo de lo que para mí es “lo espiritual profundo”… si es así de simple, tal y como creo).

    Es decir, habría una especie de “plan” (en realidad un anti-plan, pero que no se opone (de ahí todo lo del “amor incondicional”…)).

    Este “plan” simplemente “deshace” la individualidad cuando ésta se deja y así lo elige.

    Así, podemos ponernos al “servicio” de algo que sí que “controla” el universo realmente, aunque más que “controlarlo”, lo que hace es demostrarnos que solo era un sueño, a nosotros que lo soñamos; es como si nos lo demostráramos a nosotros mismos despertando (de ahí el cuidado, tan ambiguo a veces, de esa pura “luz” interior… etc., que en la gente menos hipócrita y más avanzada (hay muy pocos) se vería sí o sí siempre acompañado de honestidad, etc.).

    Despertar sería algo potencialmente para todos, en teoría, para toda toda conciencia fragmentada que cree vivir aquí.

    Entonces, lo que podríamos llamar, por generalizar, “Arcontes” (si hay un colectivo más o menos organizado que cree luchar contra algunos otros quizá no tan organizados que estarían más al servicio de la Fuente)…, estos serían simplemente niños mayores… si es que existen… en esto de la conciencia y su despertar; “ellos” digamos que habrían “elegido separación”… que habrían elegido propósito de la separación con quizá mayor consciencia o consistencia (“satánica”) de lo que hacen.

    Entonces, este material que estoy contando por encima simplemente te dice que el universo es miedo, y es un plan caótico, el del ego. Te dice que la única orquestación cuerda del universo depende del despertar de la conciencia (hacia el recordar a la Fuente… lo cual metafóricamente se expresa con palabras como las de “amor perfecto”). A este plan, entonces, nos apuntamos simplemente dándonos cuenta por ejemplo de “lo cansado” que es esto; y tal apuntarnos sería en realidad nuestra única libertad real en el universo… es decir, la única que apunta a nuestra verdadera naturaleza en la Fuente.

    Por un lado podríamos pensar que la mente y la memoria no parecen morir, destruirse, de igual modo en que lo hace “lo físico”; podríamos pensar entonces que por ello se podrían conservar (así creo) las “memorias”, a disposición de las mentes en las diversas “reencarnaciones”.

    Pero… ¿a disposición de qué propósito? ¿Quién “legisla” en este terreno del propósito?

    Este material que sigo precisamente está en el esquema de que en el universo (un sueño de separación) solo habría en realidad dos propósitos:

    1.— separación (todo el trabajo “anti-despertar”… que todos ya somos por el mero hecho de “haber elegido encarnar” aquí…)…, y

    2.— reunión o curación en lo que somos (una unidad en un “lugar” que no tiene nada que ver con el universo, y del cual huimos precisamente fabricando este universo, que sería de cabo a rabo mental… “conciencia”).

    Hay algo que legisla, esto parece obvio, pues nosotros no somos libres de “canalizar” desde esas capas de memorias todo lo que queramos y cuando lo queramos.

    ¿Por qué? Sería por este tema del propósito.

    ¿Quién guía este proceso de despertar a cierta “multidimensionalidad”?

    Lo guía nosotros mismos abriéndonos al propósito 2; nosotros seríamos una parte, tendríamos parte… pero solo eligiendo propósito cada vez más consistentemente; solo podemos elegir… y luego el trabajo se hace a través de nuestra disposición (pues no podemos controlar en absoluto todas las dimensiones, densidades, etc. etc.); así que habría como un principio desplegado en el plan… en este plan que simplemente es el de ir deshaciendo el miedo (el universo, ya dije, sería miedo).

    La teoría es pues que cada uno (cada “cacho” de mente separada que proyecta este jaleo)… va asumiendo pues su papel, que es en realidad su felicidad… soltando el ego más y más consistentemente (“perdonando” toda percepción, “integrándola”).

    Y como dije al principio… sí que es cierto lo de la ingenuidad… lo de que con el amor incondicional ponemos el carro delante de los bueyes para no mirar de frente lo que duele…

    Pero la mente sería muy importante en esto que trabajo.

    Si tenemos en cuenta que la mente estaría proyectando el universo, el gesto de vigilar muy cuidadosamente lo que admitimos como real en nuestras mentes prácticamente sería nuestra única libertad (y el truco de estos materiales es que te invitan a no admitir nunca pensamientos de debilidad, victimización, carencia… poco a poco, cada vez mejor… en tu mente; cuando esto nos parece egoísta, estamos nuevamente en dualidad… donde vemos una mente proyectando en otros lo que no quiere ver dentro… y esas cosas; tiene mucho sentido cuando esto se va sintiendo).

    Así que ante lo último que se decía sobre la individualidad como nuestra mayor “joya”… todo dependería del propósito.

    Los seres son libres de elegir el propósito. El propósito de la individualidad por defecto es separación y toda separación involucra miedo… incluyendo aquí un poco de todo: por ejemplo la quizá feroz competencia por la “inmortalidad” que quizá se dé en el universo… entre toda esta sarta de seres en posible competencia… y que quizá tenemos como “por encima” (con todas esas a veces engañifas de luz… de falsa luz, que la habría).

    Ante tanto caos, ya digo, es una luz para mí este trabajo espiritual, va poniendo las cosas en su sitio dentro de que acabo de empezar a meterme en estos temas “raros”.

    »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: