Somos los cuerpos, los espermatozoides y los óvulos para el futuro orgasmo —y transición— del sistema Sol-Tierra (sobre la “conciencia ascendiendo”… y otras lindecencias poéticas)   6 comments

wikipedia: 1914 – Buffalo New York, Panoramic View of “Iroquois Indians.” c1914. William Alexander Drennan, copyright claimant, 1914. Taking the Long View: Panoramic Photographs, 1851-1991, Library of Congress

Atención!:
— recomendaría hojear textos de
§. Patricia Cori (material de “Sirio”).
— “recomiendo”, igual de fervorosamente que lo anterior de Cori… (enlace a 4 libros de Seth y 3 de P. Cori)
§. el material de Seth (Jane Roberts), para con él tomar conciencia de nuestra naturaleza como conciencia “multidimensional”.
— Ah, si queréis, no olvidar que por supuesto entre vosotros y la Luz no hay ninguna distancia; esto lo podéis trabajar “espiritualmente” con preciosos materiales como
§. Un curso de milagros, del que hablamos mucho por aquí hace poco, completamente apasionados por ello.
— Hay muchas cosas más; por ejemplo el precioso texto canalizado sobre el trabajo que se está haciendo para preparar nuestra ascensión colectiva a nuestros cuerpos de Luz:
§. La misteriosa historia de X-7 (ed. Luciérnaga)
— Y también recomendar con fervor el material pleyadiano de:
§. Barbara Hand Clow (pdf),
§. Amorah Quan Yin (pdf)
(En Clow hay indicaciones preciosas que animan o motivan el asunto del “sincronizarnos” cósmicamente… hablando de la Luna, etc.).
— En internet, hispano-hablante, también hay mucho material, y en parte coincidente con lo anterior, en
§. Mariela Lero (ver “trinityatierra“)…
§. Morféo, etc. (y otros enlaces que hemos puesto por aquí).

¿Por qué textos canalizados, o revelados? ¿Qué es esto? Bueno, antes de poner una cita para empezar a explicar claramente de qué va esto, decir que no estamos hablando más que de una cosa muy vieja, e importante. Se trata del mismo movimiento de “inspirarse” que está en nuestra vida cotidiana y en “el arte”…, pero en este caso la inspiración disloca, y a veces ocurriría dejando muy atrás, especialmente “muy atrás” y todo lo posible “atrás”… al ego con sus creencias. ¿Por qué? Porque los mensajes “canalizados”, si son “buenos”, hablarán de cosas que “el ego” del canal o del médium desconoce pese a que le puedan fascinar —como en el caso de Jane Roberts, que ya de por sí estaba “inspirada” y trabajaba aprovechando su talento para el arte de escribir poesía, etc.

A continuación va parte del texto de la contraportada del bello libro de Ken Carey titulado La vuelta de las tribus pájaro; este texto nos puede servir para hablar de la importancia de las canalizaciones, pues lo natural es ver que todos ya seríamos “multidimensionales”…, es decir, canales de comunicación de las diversas “conciencias”… de la Tierra, “estrellas”, animales, etc., y pese a que esto nos dé miedo a la hora de experimentarlo realmente:

«Pese a que la comunicación con seres no encarnados no es comúnmente practicada en las sociedades industriales, dicha comunicación ha jugado un papel vital prácticamente en todas las culturas. Desde los más remotos tiempos los humanos han buscado ayuda y consejo del “otro lado”. Los oráculos de Grecia y China, las ceremonias de los espíritus de los primitivos pueblos americanos, los innumerables pasajes tanto del Nuevo como del Antiguo Testamento, dictados por seres sin forma física y toda la historia en general tanto reciente como antigua nos proporcionan incontables testimonios tanto de poetas, santos y místicos como incluso de científicos e incluso hombres de estado que han experimentado encuentros significativos con seres espirituales de un tipo u otro.» (La vuelta de las tribus pájaro (contraportada))

Sí, tales encuentros solo esperan nuestra aceptación pues también nosotros somos esos seres, ya que la conciencia en el universo no está realmente separada; como “sabemos”, el universo sería conciencia aprendiendo a reunirse en la Fuente, abandonando todo ataque. Y en la Fuente ni siquiera se comprendería el truco que llamamos “conciencia”, no haría falta (para ser dicha, para ser felicidad… no hace falta tener conciencia de nada, es decir, conciencia de nada separado, pues toda conciencia es “conciencia-de”).

Sobre todos estos textos “revelados” comentaré abajo… y también hace poco tiempo lo hice en esta otra entrada —en esta última se pueden ver también en un único enlace algunos libros (4 de Seth y 3 de P. Cori) de estas autoras “canalizadoras” de “transmisiones interdimensionales”… en el ancho mundo de la conciencia despertando que es este universo, el universo del ego que adora ser víctima de circunstancias que él supone “más allá de su control”.

¡Bienvenidos a este precioso lío! ¡Muchas gracias por “existir”, os haya o no tocado una encarnación intransigente, intolerante, etc… y es que…… aunque todavía creáis que “existís”… sin embargo… no es del todo así (vuestro ego es solo una ilusión que “superaréis”… y que a veces veréis y veremos que es nuestro peor enemigo)!]

Índice:
— «Cómo nos vemos a nosotros mismos»
— Nuestro ser social y la vibración interdimensional infantil… la historia de la conciencia… los engaños
— Notas sobre la historia según Clow y otros: el saqueo
— Notas sobre la historia según Clow y otros, 2: el papel de la última jugada o encarnación crística alrededor del año 0
— “Últimas noticias” sobre qué supondría hablar de “reptilianos”. ¿Qué significa la palabra “reptiliano”? Quizá la clave eran los “metalianos”
Algunas notas tras la lectura de La vuelta de las Tribus Pájaro (Ken Carey)
Más aspectos sobre esto… y notas sobre la poética tragicomedia cósmica: el “matrimonio” Sol-Tierra…
— Notas 

«El verdadero conocimiento de sí mismo es indispensable para la salud y la vitalidad. El reconocimiento de la verdad respecto al yo, simplemente significa que tú debes primero descubrir lo que subcons­cientemente piensas de ti mismo. Si es una buena imagen, construye sobre ella. Si no es tan buena, reconócela únicamente como la opinión que tienes de ti mismo y no como un estado absoluto.» (El material Seth, cap. 13)

«Cómo nos vemos a nosotros mismos»

En esta cita del material de Seth, se habla de las opiniones o imágenes que tenemos los humanos de nosotros mismos.

Pero nada está realmente separado en el universo; es decir, que los problemas que tenemos con las imágenes que nos hacemos de nosotros mismos son problemas potencialmente imbricados con el mismo tipo de problema que tendría “todo el mundo”.

¿Todo el mundo? Sí, incluyendo:

— humanoides de otras razas, que asociamos a seres “extraterrestres” (pero todos somos “extrauniversales”)…
— o incluyendo diversos tipos de “conciencia”… en otras “densidades” o “capas” de conciencia… pues este universo sería una especie de hojaldre de capas de diferentes en las que estaría estratificada la conciencia “hacia dentro” (dicho así, en una primera imagen “lineal” que nos podemos hacer desde nuestra corta visión).

La conciencia (atención-intención) de cierta manera tendría mucho que ver con la fuerza fabricadora del universo, de esta serie de patrones o programas físicos que es el universo; la conciencia estaría sujeta a un movimiento de orquestación que nos va reuniendo con todo, interdimensionalmente, provocando suavemente el que constatemos que somos una sola mente; esto digamos que lo haría insuflando amor desde las capas más profundas (capas que estarían cada vez más profundamente conectadas con la Fuente, una Fuente que, en realidad, poco tiene que ver con este universo de la forma).

Es decir, que el “problema” de «cómo nos vemos a nosotros mismos»… está imbricado con el problema de «cómo se ven» los demás a sí mismos. Y aquí “los demás” incluye todo tipo de entidades:
— primero, de una forma muy relevante, está nuestra propia familia o nuestra propia comunidad de acogida… las cuales obviamente nos reciben como nueva conciencia en esta densidad o dimensión… o una aparentemente nueva conciencia en el universo físico…,
— diversos componentes de la sociedad humana, con sus tradiciones, etc.
— diversos tipos de razas humanoides e interdimensionales que tuvieron que ver con la fabricación de estos cuerpos y en general con la historia del planeta Tierra; estos seres estarían detrás de muchos de los arquetipos que regularían de forma muy global por ejemplo el miedo existente sobre el planeta (el tipo de miedo sobre la supervivencia, el miedo que en parte sería lo que está detrás de la actual proliferación explosiva del número de humanos, de cuerpos, que actualmente habitan este planeta…),
— etc.

Y esto es lo que nos cuentan los mensajes canalizados: que estamos, como decíamos en otro texto… constelados con todo tipo de seres.

Y, tal y como aprendemos en el material de Seth… nosotros mismos ya somos en general “multi-dimensionales”. Es decir, todos estamos pulsando entre nuestro futuro, pasado, presente… entre diversas vidas… y entre diversas capas de conciencia cuyas encarnaciones pueden parecernos muy diferentes a nosotros mismos tal y como nos vemos ahora.

¿Por qué todo esto no se manifiesta constantemente en lo que creemos que es nuestra “realidad”? Por un motivo que involucra tres ingredientes:
— la cuestión del propósito
— la cuestión del miedo,
— la necesidad de respetar el libre albedrío.

Nuestra tarea, en la tarea del despertar… y una vez que somos ego encarnado… sería la tarea de permitir que a través de nuestras vidas se complete de la mejor manera posible el propósito universal (el de despertar). Para ello hemos de permitir a menudo que se realice una labor multidimensional que nos supera por todos lados: la labor de reducción del miedo; y esto a veces puede involucrar eventos muy extraños para los que nos podemos ir preparando. ¿Qué ocurre? Que estamos muy apegados al miedo, a la destrucción, a los ciclos de destrucción, vida-muerte… y el plan de deshacer el miedo no lo tiene fácil, no se lo ponemos fácil.

Nos gusta de forma muy profunda apoyar la noción y vivencia del sacrificio (el universo de cuerpos es un programa destinado para ser un repetido sacrificio, una carnicería… pero gracias a la orquestación de la que hablábamos, hay una evolución “hacia dentro”, hacia un estado más abarcador y más y más consciente de su naturaleza en tanto que unido y reunido con la Fuente).

Nuestro ser social y la vibración interdimensional infantil… la historia de la conciencia… los engaños

A veces de niños tenemos percepciones, o mejor dicho, intuiciones… sobre la vitalidad de todas las cosas.

La ortopedia que llamamos “sociedad”, el colegio, la universidad, etc., nos cuenta e implementa formas de ver que se van solidificando y que nos van diciendo que esas cosas “son de niños”… es decir, que “el espíritu” es cosa de niños y de tribus… cuando sería al revés: es más bien la brutalidad ordinaria de la sociedad, esta rutina que tenemos con los cuerpos, la industria, etc.… es todo esto “lo primitivo” en este universo.

El ataque interiorizado o exteriorizado, la relación que se conforma sobre el ataque, es lo poco evolucionado, pues el universo tiende al amor, a la reunificación con todo (un poco como la percepción que quizá podríamos decir que tenemos más comúnmente de niños (sin por ello querer decir que “los niños son inocentes”)).

Hay una película, “el planeta libre“, a la que hace poco me enlazó un amigo.

Es graciosa, “de risa”… sobre humanos visitados por “extraterrestres ecologistas”… que son también de aspecto “humano”…, pacíficos…, que cambian cosas solo con la presencia en la Tierra, al venir a sorprenderse.

Se queda un poco seca… pues claro, son solo imágenes, como siempre… y los “sentires metafísicos” los tenemos que “conocer”, sentir, recordar o reconocer en nosotros y por nosotros mismos (por ejemplo reconociendo el hecho de que todos somos multidimensionales… y de que la simplicidad te lleva hacia un ser más profundo).

Supongo que da miedo el silencio y la simplicidad “ecológica” en esta película; siempre recuerdo esa sensación que a veces nos alejaba de las “cosas espirituales”, y quizá más aún estando o siendo “de la ciudad” (pese al amor por el campo)… de una ciudad conquistada tal y como lo está por flujos inerciales de imágenes, mercancías, que nos despistan de la enormidad de nuestro Ser Interior y sus sentidos potencialmente cada vez más abarcadores, profundos, dichosamente “poderosos”.

Las imágenes no suelen bastar, claro está, para reflejar el asunto del “espíritu”…, y más por motivo de lo que decimos: por nuestra depauperación organizada, la miseria organizada, repleta de imágenes, mercancías… tan provista de imágenes que nos “desarraigan” de la única verdad en el Interior… es decir, del viaje de vuelta en que consistiría este universo… donde cierto vector de simplicidad y reunificación sería lo que hace de todo algo más evolucionado… pero “hacia el interior”.

Así que lo dicho, a esta película, obviamente, le pediríamos ahora el haber podido dar más detalles de por qué es “más evolucionado” todo “lo simple”… más “evolucionado” que la industria auto-destructiva…, etc., cosa que podría haber hecho hablando de, o intentando poner imágenes que recrearan diversas “capas de conciencia”… manejando si acaso tecnología más “intimista” o profunda, que quizá tiene que ver con la resonancia entre diversas capas de conciencia… con sonidos y cristales (como parecen sugerir algunos escritos)… en el juego interdimensional que siempre habría sido y es este universo.

Es difícil hacer una película sobre la realidad en general, pues lo real parece estar cada vez más hacia dentro… lo real y la verdad está cada vez más hacia dentro en la conciencia… en las mentes que se creen aquí pero que en realidad no están “aquí”.

Imaginad la de cosas que habremos “sentido”, de niños… con esas percepciones muy claras de “integridad” entre todo lo viviente y lo no viviente… de vitalidad… antes de llegar a la etapa que como decíamos sería en gran parte “una gran ortopedia”: la del “colegio”, etc.

En realidad lo tenemos “todo” dentro… conocemos ya muchas cosas… es decir: es cierto “físicamente” eso de… “conocer es recordar”.

No decimos sin embargo que los niños sean por ejemplo “inocentes totales”. Se trataría de que el ser humano es mucho más “poderoso” y que está más “abierto” de lo que esta sociedad miedosa puede reconocer; la sociedad, nuestro campo del ego, se encuentra en un estado constante de pavor, está “auto-aterrorizada”, traumatizada… es auto-destructiva… y toda institución sería por un lado y muy básicamente una amortiguación del “potencial humano”… en cuanto a la relación entre las diferentes “dimensiones” de conciencia que somos.

Luego… el miedo nos va acumulando capas y capas lineales de “preferir tener razón”… en vez de ser simplemente “felices”… y así se acumularán, parece, estas vidas… en montañas de cuerpos amontonados en ciudades ahora cada vez más encapsuladas vibratoriamente (radiación de muchos tipos descontrolados, etc.)… en unas vidas más o menos “desastrosas”: ya sean de “éxito”, “fracaso”, o de “ni fu ni fa” —estos serían “juicios” que conformarían o que darían “fuerza” ilusoria a esta capa de conciencia… a esta capa tal y como la entendemos aquí, que creemos ser en exclusiva (normalmente en un aparentemente suave estado de pavor que no lo parece… por ese miedo institucionalizado a la muerte, y demás gaitas de esta civilización que quisiera ser de “pre-robots”).

Al parecer mucha gente entendería que, por un lado, todas esas impresiones de cuando niños, son comunicaciones “inter-dimensionales”.

Nuestra “conciencia”, pese a que viene a nutrir el “ego”, en esta dimensión, en este plano donde se piensa que “todo es físico” y esas cosas… nuestra conciencia… decía… estaría pulsando en muchas densidades diferentes de conciencia; y todo esto estaría aunado bajo un propósito común: “despertar” a niveles más abarcadores de conciencia, progresivamente, y respetando el libre albedrío. La materia es un sueño colectivo, es en parte miedo digamos que coagulado y solo el despertar orquestado la va contemplando y “salvando”, mirando a la materia como aquello que también sería: miedo a despertar.

Así pues, todo aquí, en la civilización… las cosas del colegio, “el trabajo” en general, la universidad, etc., son literalmente “mentira”… sucias medias verdades… pues a veces ni siquiera contempladas esas historias desde aquí, desde nuestro “plano 3D”… ni siquiera desde ahí tales historias se sostienen: a casi todo le faltaría incluso la mitad de la película “3D” sobre la historia real de los cuerpos-3D sobre la Tierra, por lo que resumiremos abajo sobre cómo podría ser realmente la historia de un planeta cualquiera, como este… que siempre está en relación con “ET’s” que ayudan y miran el devenir de la vida sobre los planetas… o bien que la manipulan. Muchos indígenas parece que desde siempre supieron de esto.

Nuestro planeta llevaría siendo milenios una inmensa granja de egos altamente manipulada. Nosotros no somos en realidad lo que vemos, y el ataque que constantemente alimentamos en el interior se refleja en un exterior que tiene una historia muy diferente de lo que nos cuenta dicho exterior (colegio, universidades, etc.).

En general todo sería el propio sueño de una mente que se cree separada, fragmentada en la ilusoria separación entre nuestras mentes, entre los humanos… y la mente de todo ser, esté “vivo” o no; esta separación es apoyada por la patente y a veces embriagadora forma de los cuerpos… y sus “aventuradas” historias.

Notas sobre la historia según Clow y otros: el saqueo

Los humanos, engañados como estamos (con por ejemplo los cebos tecnológicos, esos que van imponiendo una red aparte de la Red ya existente en la atmósfera para nuestro control como raza), los humanos… seríamos todos “agentes Anunnaki”.

¿Qué es esto?

Los Anunnaki serían una raza o varias que habitaría básicamente un planeta, Nibiru o Nebiru, que viaja entre Sirio y el sistema solar. También habitarían algunos lugares cercanos a la Tierra, así como algunas bases subterráneas.

[Hablo tan simple sobre este asunto del planeta porque, si hay tanta desinformación acerca de ello, debe ser que tenemos algo gordo entre manos. Cuando tanta gente ha metido tanto ruido, ya sea para anunciar la llegada del planeta a deshora… ya sea para decir que es una tontería, etc.… es que algo muy gordo hay. Recordar también que el hablar de ovnis supone ahora una cortina de humo ante el al parecer ya constatado hecho de que el gobierno secreto posee tecnología “extraterrestre” y está operando con ella (ver lo que dice Patricia Cori al respecto, insisto sobre su canalización, es muy clara).]

Dicho planeta, Nibiru, pasaría por aquí cada 3600 años, y al parecer el siguiente paso ocurrirá el año 3600 d.C., dentro de unos 1600 años.

Esta raza tiene por tanto mucho que ver con nuestra historia (al parecer habría pasado el año 0 de esta era cristiana), y la historia está controlada parcial e indirectamente por ellos, pues han sucedido ya desde Roma y desde antes de Roma todos esos mil y un tejemanejes que llamamos “gobierno secreto”.

Siempre habría habido humanos —”indígenas” por ejemplo— en la Tierra que habrían conocido nuestra historia en estos importantes detalles… unos detalles que ahora suenan a risa o ciencia ficción, como todo esto que contamos. Estos humanos —que en parte somos nosotros mismos, pues nada está separado realmente de nada— estos humanos… habrían conocido el hecho de que estamos “constelados cósmicamente“, estelarmente.

Así pues, desde siempre en la historia oficial los vencedores estarían rindiendo tributo, conscientemente o no…, directamente o no… a los Anunnaki y sus linajes —y ya sabemos que la historia la escriben los vencedores.

A esta raza le gusta entonces la “sombra”, el miedo, el conflicto… y de hecho viven en parte de nuestro torpe “no querer mirar directamente la sombra”… de nuestra falsa inocencia.

Se aprovechan por ejemplo saqueando el oro (nosotros… que les dejamos y no solo eso…: trabajamos directa o indirectamente para ellos). Ese saqueo lo habríamos realizado durante milenios aquí, nosotros para ellos, en la Tierra. El oro al parecer se lo terminan llevando periódicamente a Nibiru… pues les viene bien para ciertas cosas relativas a la dinámica de Nibiru. Por otra parte, al parecer el oro tiene otros usos terrestres también hasta ahora secretos; por ello, el linaje híbrido en la Tierra lo necesitaría. Por cierto, sobre estos usos podría darnos una pista lo que dice Anton Parks junto con lo que dice B. Hand Clow. Parks decía que el oro  era necesario para desacelerar el envejecimiento de los cuerpos que habitaban los Anunnaki en la Tierra, donde, según Clow, parece que los cuerpos que usan preferentemente los Anunnaki envejecerían mucho más rápido que en su planeta (quizá por la diferente vibración).

Por tanto, todos actuamos “para ellos”, así como “sin querer”; somos, por así decirlo, “esclavos interdimensionales”, mantenemos civilizaciones que son en parte un gran culto a los Anunnaki, manipulaciones en parte debidas a ellos y el linaje secreto que fue imponiendo algunas directrices básicas y ahora va moldeando el desastre auto-destructivo que llamamos “civilización”.

Un paréntesis: llevemos esto de nuevo hacia el tema imprescindible del “trabajo espiritual“, del cual hemos hablado por aquí; quizá esto podría parecer “complejo” (aunque solo por el cambio de coordenadas, pues en realidad la hipótesis “ET” simplifica todo)… pero así de complejo y globalmente engañoso sería “el ego” en esta nuestra historia planetaria como raza global humana, como granja de egos.

Por ejemplo, cuando echamos gasolina en los coches, o cuando “gastamos” en general petróleo —plástico, etc.— por el mero hecho de vivir en esta civilización… estamos permitiendo y ayudando a encauzar esto… estamos rindiéndoles culto:
— supongo que llevamos a cabo con esto un inmenso “auto-saqueo”, directo, de dinero, es decir… parcialmente un saqueo sobre “el poder humano” general… ya que quizá gran parte de los impuestos sobre la gasolina estén fuera de control… y se los llevarían estas hermandades “secretas”, supongo, para sus planes,
— aunque se dice que la mayor parte del dinero o poder que la hermandades extraerían de este nuestro “campo del ego humano”… y para cumplir con sus planes (bases subterráneas, tecnología, etc.)… vendría del tráfico de drogas y de armas, es decir, en diversas “mafias”,
— una destrucción o semi-destrucción, al parecer programada… de este planeta, de “Gaia”… (todo estaría “vivo” en el universo)… que estaría indirectamente causada por esta “dirección caótica” del campo humano, permitido por el campo de creencias (creencias en “la naturaleza”, en la evolución natural pensada al estilo social-darwinista, en el progreso al estilo social-darwinista…, etc.).

Esta “dirección caótica” se apoya pues en nuestra breve estancia corporal en la Tierra, en estos vehículos humanos… en esta estancia tan falsamente “inocente” en la Tierra… donde literalmente “no nos enteramos de nada”; y se apoya ahí para que empujemos y nutramos sus dispositivos aunque solo sea por meramente respirar en las ciudades… ciudades que parcialmente podríamos entenderlas —junto con la civilización, como dijimos— como un gran monumento de culto a los Anunnaki —al menos tal y como funcionan hoy las ciudades.

Las ciudades, en tanto dispositivos materiales, tienden en gran medida ahora a una cierta reducción del increíblemente “poderoso” humano: inducen a tragar estrés… humo… radiaciones de muchos tipos de forma básicamente descontrolada… etc.

Pero no sabemos lo que puede nuestro cuerpo, que sería una verdadera “joya” en cuanto a ser poderoso “alquímicamente” hablando, es decir, poderoso en cuanto al acceso que tenemos a las dimensiones o densidades en que consiste este universo (densidades de conciencia, capas de conciencia).

Y por cierto, el petróleo sería, al parecer —y no muy metafóricamente hablando…—: “sangre de Gaia”, sangre de la Tierra, que pisotearíamos… y por la que rodamos, una y otra vez, en una especie de gigantesco rito “satánico” (digamos “satánico” por inconsciente, por inconscientemente modulado por inteligencias que controlan el devenir tecnológico para que no se salga de ciertos patrones que ayudarían a ralentizar  o controlar nuestro despertar y por tanto nuestra potencial unión en masa dentro de otras coordenadas globalmente diferentes a las actuales (ascenso en vibración-densidad…)).

Las sucesivas crisis artificialmente buscadas sirven para —aparte de para lo obvio (propagar miedo y dependencia respecto a este sistema caótico que esclaviza y amontona absurdamente miles de millones de nuestros cuerpos a veces completamente rodeados de instrumentos utilizados para el control mental… o el control de la genética terrestre)— las crisis… sirven al parecer para ir recolectando progresivamente todo el oro que puedan recolectar estas hermandades. Con ello prepararían la gran cosecha de este material en concreto (por poner un ejemplo muy conocido de lo que cosecharían estas razas aquí)… una cosecha que suponemos se habrá dado cada paso del planeta Nibiru por el sistema solar desde hace muchísimo tiempo.

Hay pues, en la Tierra, una serie de hermandades secretas que se dedican a encauzar la granja humana por el camino que les interesa en tanto que ellos están más en contacto con estos seres digamos “más poderosos”, por ser más conscientes de su poder que el humano medio… en cuanto a ciertas capacidades “psíquicas” (alquímico-psíquicas), por ejemplo.

Y entonces, en parte estas hermandades disfrutarían con el actual destrozo del planeta; y esto ocurre muy paradójicamente, pues como vemos expresado en Clow, si la Tierra desaparece —es decir, si por ejemplo el sistema solar asciende en vibración sin ellos… dejando atrás para siempre su planeta… pues nada desaparece, sino que todo se transmutaría…—, si la Tierra desaparece… entonces ellos también desaparecerían: Nibiru ya no tendrá estación para “repostar” en elementos genéticos, oro, diversión homicida… (sus vacaciones periódicas jugando en el corral humano… que creo que a menudo debieron de ser muy traumáticas… y, por ello… olvidadas y digamos enterradas en nuestra memoria ancestral-genética… en ese célebre “inconsciente colectivo”…)… etc.

Así pues, la siguiente visita puede ser una visita fundamental en la historia, ya que… como vemos hoy en día… y por lo que ahora empezaremos a resumir en el texto de abajo… se estaría quizá preparando cuidadosamente desde ya mismo esa posible “última cosecha” antes de cierto posible ascenso en vibración de todo el sistema solar (sistema que iría a pasar, de aquí a dentro de 2000 años, como ya dijimos arriba… por el llamado “día galáctico”… y tras haber estado 24000 años en la llamada “noche galáctica”).

Estas hermandades dependen pues de un linaje híbrido, son en parte híbridos con la raza de Nibiru llamada Anunnaki. Estos Anunnaki al parecer son de cierta manera más conscientes que nosotros, o habitan más explícitamente la llamada “cuarta dimensión”, o cuarta densidad (4D). Ellos, en 3D, en “la nuestra”… habrían usado al parecer “trajes-cuerpos” humanoides reptilianos.

Estas hermandades estarían detrás de varios planes e infraestructuras; tales planes tienen que ver con todas las “cosas raras” que vemos hoy en el cielo y en la Tierra. Y esta información ha sido “constatada” en “viajes astrales”… en canalizaciones… o bien fue “vista” directamente, al parecer, por muchos de nosotros, humanos que aún creíamos que no teníamos tanto que ver con “las estrellas”:
— bases subterráneas e investigación secreta y a veces repulsiva dentro de ellas (genética, etc.).
Estas bases estarían en la Tierra, en Marte y Luna, al parecer.
— Chemtrails, estelas químicas para experimentar con nuestros cuerpos en tanto que son potenciales venenos… y también taparían la radiación cósmica que ahora, a la entrada de esta nueva era (los siguientes dos mil años), parece que va a favorecer nuestro despertar así como muchos cambios en el sistema solar,
— una parte de la tecnología “ovni”, que tendría que ver con una investigación y un progreso que se querían “secretos” hasta ahora (tareas realizadas por humanos y por extraterrestres, al parecer),
— HAARP como enorme arma potencial… y como quizá agente importante del posible plan que cuenta Patricia Cori en su canalización: el plan de intentar anclar el planeta Nibiru en el sistema solar, haciendo resonar la Tierra con él… mediante el manejo de la ionosfera, el “aura” de la Tierra,
— etc.

Notas sobre la historia según Clow y otros, 2: el papel de la última jugada o encarnación crística alrededor del año 0: 

Según el libro ya enlazado de Hand Clow, el poder en el planeta humano, y al menos en los últimos milenios, siempre habría estado vinculado al mismo linaje o gobierno secreto, por ejemplo en la época de Roma (en torno al año 0).

En el capítulo enlazado, Clow habla de que la intervención de una encarnación tipo crístico en la Tierra, en ese momento, habría jugado un papel global de equilibrado entre las “fuerzas” de la oscuridad y las fuerzas de luz, más integradoras.

Resaltar aquí cuanto antes que es de gran valor a menudo el conocer hasta qué punto nuestra auténtica historia está siendo escondida y estamos dentro de manipulaciones sin fin.

El linaje oscuro romano, al parecer, preparó —tal y como preparan ahora— una posible venida de los de Nibiru. El asunto de Jesús habría sido una especie de freno. Luego se dieron las tergiversaciones de lo crístico que ha efectuado el cristianismo, y siguió tanto el trabajo de la oscuridad como el de la luz.

El próximo paso de Nibiru por el sistema solar sería en el año 3600 d.C, es decir, casi acabando esta Era de la Luz, la de Acuario, una era de aproximadamente 2000 años a contar desde las fechas actuales (2012).

[atención: todo esto es ilusorio, recordemos, pues todo esto solo existe en nuestra mente, así como la historia oficial programada, manipulada… o nuestro cuerpo actual programado… solo existe en nuestra mente]

Ahora el linaje relacionado con Nibiru estaría intentando preparar, con muchos más medios técnicos —en un despliegue de poder similar a la época final de la Atlántida… aunque la tecnología que vemos ahora en la superficie del planeta no tendría mucho que ver con algunos relatos de Cori sobre el tipo de tecnología, más “cristalino-sonora” del final de la época atlante—… estaría intentando preparar… bien sea el anclaje de Nibiru en el sistema solar (como dice Patricia Cori)… y/o la habitabilidad de cientos de kms de túneles y de ciudades subterráneas, ya parcialmente construidas y habilitadas para quizá una posible sustitución de nuestra actual raza humana… y robotización-“cibernetización” final de la superficie terrestre (radiación, etc.).

Esto lo vemos desplegarse desde ya mismo, pues quizá tienen prisa, con algunos detalles simbólicos, como la proliferación de obeliscos… y detalles menos simbólicos, con ingredientes a veces ambiguos y a veces potencial y claramente destructivos:
— control mental por diversos tipos de radiaciones…, uso secreto de la tecnología y sus estándares…
— control de la genética sobre la Tierra…
— el proyecto HAARP y sus posibles usos como arma…
— chemtrails, etc. etc.

“Últimas noticias” sobre qué supondría hablar de “reptilianos”. ¿Qué significa la palabra “reptiliano”? Quizá la clave eran los “metalianos”

En mi torpe avanzar en la “comprensión” de nuestro universo multidimensional (esa comprensión hoy abrumadoramente presente en las conciencias de muchísima gente en proceso explícito de “despertar”… pero que fue por la cual mataron a Giordano Bruno hace algunos siglos…)… en mi torpeza y cierta lentitud… me reencuentro hace poco con el material de Barbara Hand Clow, que hace como un año no pude leer, pues lo sentía como “demasiado para mí”… tal y como se suele decir.

Y bien, ahora entiendo que mi disonancia con respecto a Hand Clow (aparte de estar motivada por cosas contradictorias contadas por Anton Parks)… mi disonancia aún podría deberse a cierto remanente de “cerrazón”. Y es que resulta que en general estamos ciertamente programados para que nos disuene mental y enormemente este tema, grandísimo tema, de la “conciencia multidimensional”. Y entonces, sólo tras trabajar el Curso de milagros y también un poco el material de Amorah Quan Yin… por ejemplo… y sólo tras leer algo el material de Seth… solamente así… es cuando he podido ir admitiendo en la mente —dejando que se desprograme— aquello que sería denominado “la realidad multidimensional” de nuestro universo, del universo del ego… este monumento a los cuerpos… a esos vulnerables, cansados y tan cansinos a veces “protagonistas” del sueño que son los cuerpos (aunque haya que cuidarlos, por supuesto, como todo: un trabajo de servicio al espíritu y a los demás).

Así pues, el universo está repleto a más no poder de “conciencia”, pues el universo es conciencia, aunque lo importante de esto sea el hecho de que esta conciencia y este universo está cuidado, está orquestado… en un “plan”; este plan intenta hacer de todo esto lo menos doloroso posible para la conciencia que lo sueña (nosotros y cualquier otra)… pero lo hace respetando el libre albedrío (es decir, nosotros elegimos el miedo… y nosotros debemos elegir entregárselo a los “ángeles” que nos cuidan —si les dejamos). Este es ese plan del que habla el Curso de milagros , y que más que un plan donde haya que hacer nada… es un “deshacer” el plan caótico del ego; el ego manifestó este universo de la separación para representar la ilusoria separación con respecto a nuestra Fuente (también llamada “Dios”; son solo palabras).

Así que tuve que pasar por lo que quizá son algunos datos parcialmente “ciertos” pero desinformadores… en las novelas de Anton Parks y en David Icke; Icke también podría ser parcialmente desinformador en cuanto a un dato sobre qué supondrían los reptilianos en la película que tenemos montada llamada “mundo” (ahora contaré por qué). Digo que él podría resultar desinformador pero no es del todo así, sería más bien nuestra lectura de sus libros lo que podría resultar desinformador, pues él ya resalta a menudo que en realidad “los reptilianos” tienen que ver más con la 4D que con otra cosa.

La “clave” del universo sería pues el tema de las dimensiones o densidades; a veces vi que se reserva la palabra ‘dimensión’ para hablar de universos paralelos… es decir, de nuestros “otros yoes”, etc.; y la palabra “densidad” se reservaría para hablar de esas aparentes capas o estratos de conciencia que van ascendiendo (paradójicamente hacia dentro, pues Dios está “dentro”)… van ascendiendo en cuanto a cercanía —igual de ilusoria, eso sí— con respecto a Dios; es ilusoria porque todos estaríamos en realidad igual de cerca desde siempre… y lo que pasaba, a menudo, sería que al parecer nos tendríamos que ir acostumbrando poco a poco, y de ahí la existencia de densidades, etc. (y nos da miedo pues el ego es en realidad miedo… y por eso nos da miedo nuestra estrecha cercanía e inmediata posibilidad de compartirlo todo ya con la Fuente o Dios).

Entonces, cuando pensemos en seres “diferentes” a nosotros… habría que tener una especie de mapa de qué es lo que realmente estamos viendo o pensando… un mapa en cuanto a su “vinculación” con otras dimensiones, en cuanto a qué pueden hacer a la hora de comunicarse dentro de escalas más amplias que la que normalmente conocemos en la Tierra (aquí reducidos progresivamente por todo este aparato social-tecnológico con sus diversas jaulas electromagnéticas, de “ultrasonidos”, etc., etc.).

Y con respecto a nosotros mismos, cuando pensamos en “otros humanos”… en este caso… también deberíamos tener dicho mapa, pues… ¿hasta qué punto estamos siendo “robotizados” —unos más, unos menos— por partes de la llamada cuarta dimensión o densidad (una densidad que goza de ciertos “poderes” que nosotros no contemplamos en nuestra 3D)?

Este sería el “problema”. Entonces… ¿qué significa la palabra “reptiliano”?

Para empezar, en el material de Hand Clow se nos advierte de la importancia que tiene en la Tierra como ser vivo global ese tipo animal que en general llamamos “reptil”.

Así que el uso de los “trajes/cuerpos reptilianos” por parte de entidades-consciencias (de 4D, “metalianos”, de Nibiru) con bastante mala leche en cuanto a sus manejos terrestres… sería una maniobra bastante sucia, pues entonces, las “malas” connotaciones  que tenemos hoy los humanos asociadas en general con los reptiles… serían algo dañino para el Ser de la Tierra en tanto que ser vivo global.

Por lo que denotan estas canalizaciones pleyadianas, entonces, reptiliano sería el “traje” que habrían usado para intentar —en diversas épocas— hacerse con la Tierra… y con los humanos… a su manera. Pero, en realidad, serían “gente” llamada “metalianos”, que serían por tanto principalmente “conciencias de cuarta dimensión”.

Así pues, el tema de los reptilianos sería muy peliagudo por esto mismo: porque Hand Clow —y parece que mucha otra gente— recibió material que les contaba que, en realidad, lo que estaría detrás de las manifestaciones “reptilianas”, en muchas o en todas las ocasiones… serían seres de la siguiente densidad, superior a la nuestra (también llamado “el bajo astral”, creo)… y habrían usado un “vehículo humanoide de forma reptiliana”.

Entonces puede que podamos unir piezas en el futuro contando con lo que explica Patricia Cori.

Ella dice que los Anunnaki (básicamente del tipo general “metaliano”… y con una relación que, entonces, sería digamos que bastante “libre” —su relación con cuerpos que a veces han podido tener forma reptil humanoide…)… dice que los Anunnaki quieren anclar su planeta (Nebiru o Nibiru) en este sistema solar.

Si entendemos que son conciencias con cierta libertad para habitar cuerpos… entonces, para operar en la Tierra cómodamente, necesitan habitar cuerpos biológicos en una densidad que naturalmente no es la suya (hasta estos puntos aberrantes llegaría este tan a veces infernal universo-sueño… este sueño del ego global que en realidad somos todos potencialmente “por igual”).

Entonces… el plan sería —en parte— prepararnos como “vehículos biológicos”; esto tendría que ver también con el al parecer muy comentado plan de sustitución de nuestra raza humana; y aquí veríamos una especie de posible motivación del hecho de que se esté dando una progresiva y ya no tan lenta “robotización” tecnológica o dispositivización cibernética de lo humano; lo vemos delante en mil manifestaciones tecnológicas que nos inundan, que debemos aceptar sí o sí… a modo de nuevo tipo de “dictadura”-por-la-tecnología… y sustentada por la “ideología” del progreso, esfuerzo, etc., esas ideas que durante tanto tiempo nos fueron implantadas en el campo de lo mental del ego humano. Aquí tenemos, pues, además, y para reflexionar sobre ello… todo este énfasis actual en ciertos aspectos metálicos (carrocerías, etc.).

Así pues, esta preparación, la de nuestra humanidad, puede incluir cierta hibridación que ya realizan al parecer ampliamente desde hace mucho tiempo (en bases subterráneas, etc., ya desde tiempos de la Atlántida, al parecer).

Algunas notas tras la lectura de La vuelta de las Tribus Pájaro (Ken Carey)

Toda conciencia se transmuta, y la humanidad serviría para el mal envejecer de Gaia.

Si todo es un ser vivo (conciencia), Gaia envejece mal y nosotros en parte somos arrugas innecesarias, o los típicos medicamentos que muchos ancianos consumen sin sentarles bien… que la engañada Gaia consume sin sentarle bien en realidad.

Si todo es ser vivo con consciencia, toda conciencia entonces es inmortal, no muere… simplemente se transmuta a otras dimensiones, capas, planos…, o bien vuelve ilusoriamente a repetir vidas físicas… y cada vez más unificadamente al servicio de la unión de toda conciencia (o bien, “finalmente”, en la ilusión final de todas las ilusiones… se transmuta en el despertar total, en la dicha eterna de la Fuente, o Dios, de donde nunca habríamos salido en realidad… en un estado de ser que nada tiene que ver con el tiempo lineal o el drama de la separación).

Eso dicen varios textos “canalizados” que más o menos coinciden en que este sistema solar puede que se transmute en esta era que viene, de unos dos mil años, en la que pasaremos por la llamada “energetizante” “banda de fotones”, el día galáctico que comentamos arriba; esta banda creo que se centra en la estrella pleyadiana de Alcíone; esta estrella siempre estaría dentro de dicha banda, pues ella sería la “progenitora”, dice Clow, de esta espiral estelar en concreto; y el sistema solar parece que forma parte de una espiral, la pleyadiana, centrada en las Pléyades… una espiral de las muchas que habría en la galaxia.

Entonces, toda conciencia se transmuta, dijimos… y la humanidad serviría para el mal envejecer de Gaia. Pero nadie es “culpable”, es una responsabilidad compartida (con otras razas, en una larga historia)… y que se puede asumir, simplemente por amor a nosotros y al “todo” que hay detrás de todo este lío del ego que se cree separado de la Fuente, de Dios —y que se puede por tanto asumir lo más pacíficamente posible.

La humanidad está sujeta a una historia para la cual en realidad —más profundamente— no fue fabricada. No fuimos fabricados para destrozar el planeta, sino que eso ha sido el resultado de un manejo posterior (hace miles de años), un manejo que al parecer llevaron a cabo los Anunnaki y compañía (otras razas humanoides con otros intereses)… y ello tras irnos engañando y manejando, un poco como ganado en el nivel de la conciencia-ego.

[sobre esto último ver nota abajo1 donde iremos recopilando las “últimas conclusiones”.
Nuestra historia estaría marcada por todas estas cosas. Mismamente la célebre condena a muerte de Giordano Bruno se debió al parecer a que éste hablaba de que el universo es multidimensional (capas de conciencia, varias densidades, tal y como dicen ahora tantas personas y tantos textos canalizados…)… y también hablaba de que, por tanto, el universo estaba hiper-poblado de vida consciente, por todos lados, por todos, todos, todos lados]

Por ello, por tanto, desde siempre aquí los propósitos más “globales” y las ideas en las que nos movemos están manejadas y sirven parcialmente a razas humanoides que no quieren un rápido despertar de la conciencia en el planeta… que desearon saquear esto a su manera (oro, etc.)… que no quieren por tanto una transmutación hacia otro nivel de conciencia. Pero nosotros, en el fondo, sí queremos tal cosa, aunque aquí, nuestros egos en la Tierra… en parte no parezcan quererlo… pues parecen tener miedo de ello: el miedo a despertar que caracteriza tan crudamente esta dimensión o capa en el universo.

Las densidades o capas-dimensiones de vibración en que se organizaría el universo (por verlo de alguna manera, linealmente, aunque son dimensiones interiores, de “abarcar” en cuanto a la Luz que somos… conciencia despertando que somos)… esas densidades son como brochazos de miedo.

Pero el miedo aquí tiene una historia enredada con otros seres, como decíamos… y en parte podríamos entender que es “debido a” esos otros humanoides; en realidad, como vimos arriba, el miedo se debe a la “diplomacia” existente entre las densidades tercera y cuarta… manifestada o no con diversos cuerpos. Entonces, el miedo es debido en parte a las ideas que admitimos, que hacemos nuestras… y que tienen que ver también con “sus manejos” aunque como egos estemos encantados por un lado de venir aquí a nutrir la idea de escasez, y el resto de historias que componen el cuadro de miedo en este brochazo que llamamos “3D”, tercera densidad.

Por ejemplo, el miedo actual a la muerte no es algo que siempre hayamos tenido los humanos. El poético mensaje recibido por Clow sugiere que nuestro miedo se debería en parte al pavor que tienen los Anunnaki cuando se quedan en la Tierra, pues como dijimos sus cuerpos envejecerían mucho más rápido aquí que en su planeta.

Es como si la Tierra para ellos fuera un lugar para pasar unas vacaciones, un lugar que les gusta mucho… pero, en el cual, envejecerían mucho más rápido que en su planeta.

Ese miedo a la muerte obviamente está detrás, muy a menudo, de la culpabilidad que motiva a veces nuestros actos y sentires más profundos: la a menudo tan desastrosa necesidad de “trabajar” por trabajar… la de “hacer el amor” deprisa y corriendo para la imposible relación entre los cuerpos (en el fondo solo pueden unirse las mentes… aunque con ello no estamos negando los cuerpos…)… la imperiosa “necesidad” de “tener hijos” (cuya “causalidad” también estaría parcialmente relacionada con el relato de lo que nos pasa con los Anunnaki, como cuenta Clow); así pues, todo todo todo está nutrido muy fundamental y normalmente por una especie de culpabilidad ambiente… en un ambiente fabricado por nuestras mentes en este concierto caótico y sangriento de la 3D actual en la Tierra… un concierto del que podemos responsabilizarnos, pues aquí no hay nada natural (la naturaleza es el movimiento de evolución hacia la reunificación con la Fuente, con Dios).

Más aspectos sobre esto… y notas sobre la poética tragicomedia cósmica: el “matrimonio” Sol-Tierra… (y por cierto, en el sistema solar tendremos que ir resumiendo y estudiando la posible “clave” en cuanto a qué papeles, en tanto “consortes”, tienen los demás planetas…, asteroides…, etc. La clave es obviamente algo relacionado con esa poética y compleja —y muy “realista”— astrología)

Qué suerte poder practicar un poco el Curso de milagros en esta vida… es decir, poderse centrar a gusto (pese a las radiaciones, aires, miedos, etc.)… pues me llevó poco a poco a entenderlo “todo”… a querer comprender y a volver a comprender todo tipo de cosas:

…cosas que alegran…

…cosas que aterran:

da igual… pues todo es (o “no-es” —como queráis).

El miedo siempre es nuestra invención, nada real puede ser amenazado, como dice el Curso.

Una visión digamos “poética” del universo, de la realidad… parece algo fundamental, vivificante —es obvio.

El arte es más que “arte”, pues de hecho todos somos multidimensionales (ver el material de Seth, las canalizaciones de Seth).

Entonces, llamamos “arte” a un modo de acceso al ser interno, a un modo donde dejamos que este ser, que nuestro ser interno… “hable”, se exprese por sí solo.

Así, dejamos a un lado al “ego”… y reflejamos la creación que somos, el Cielo que somos (como diría el Curso)… y la reflejamos aquí, en la tierra… donde no cabe otra cosa que dicho reflejar ascensional, en el movimiento natural de la conciencia hacia y con el Amor de la Fuente.

Bien, no cabe otra cosa… aparte del “devenir dual”, del aparentemente opuesto… del devenir loco del planeta humano; este devenir loco… que refleja en el “exterior” todo ese nuestro interior egoico loco… el de nuestro ego loco… ese que aún se cree separado pero en un movimiento “creativo”: el movimiento de desembarazarse de sí mismo, reconociendo que solo la unión que llama desde sus Sentidos Internos, la unión con la Fuente… solo esa unión es lo real, por ser lo único verdaderamente compartido en el universo.

El planeta, entonces, en su reflejar “fuera” el interior colectivo y personal egoico… el planeta… decíamos… en último término habría estado desde siempre —en cuanto a nuestra existencia— parcialmente “guiado”, o encauzado, domado (como lo fue al final de la Atlántida)… por “egos mayores”, por egos más oscuros de lo que creemos… por “razas” de las que ni queremos saber que están ahí… que tienen que ver con nuestra célebre “Caída”.

De ellas ya hemos hablado arriba.

Son razas no humanas y “sus” linajes híbridos. Son “gente” que no quiere vernos ascender o vernos “ascendidos”… que no quiere ver este planeta “ascendido”… fuera de su visión… completamente fuera de su vibración… gente que no quiere que se “eleve la vibración” de este planeta que creen que es “su” granja de egos (la granja humana artificialmente dividida, artificial y mentalmente contaminada con paradigmas oscuros de miedo, esfuerzo ingrato…).

Y ya decíamos: “ellos” simplemente reflejan nuestro miedo interior a despertar, reflejan nuestro ego, un ego que por defecto tampoco quiere despertar (el ego quisiera ser eterno, pero no puede).

Al igual que no queremos mirar de frente nuestro miedo interior (nuestro constante auto–ataque interno, etc.)… igualmente… no queremos ver ese su reflejo… el que representan para nosotros, por ejemplo, dichas razas humanoides… con sus aventuras… dichos linajes híbridos… con unas aventuras que ni sospechamos y que tienen que ver con nuestra historia, con la oculta, con la conocida… historia enlazada con unas razas que llevan aquí desde siempre mirando, pastoreando y usando esta “nuestra raza humana”.

Así que “ascendemos” regresando a la Fuente, que está en nuestro interior, y que a la vez nos conecta, inevitablemente, multi-dimensionalmente… con todo… en el no-tiempo… en un no-tiempo que suponemos más y más “creativo”… según ascendemos.

El universo sería el movimiento orgásmico de la ascensión, y ésta, pensada más física y globalmente… se mostraría en el progresivo reconocimiento de la no-dualidad que forman…:

— luz, o el digamos, expresado en la auténtica simbología que es la física de este universo: un puro fluir del plasma estelar: Sol (todo cuerpo es un símbolo, como aprendemos en el Curso o en el material de Seth)…

— y oscuridad o solidez de las tierras, de planetas como la Tierra (símbolos posibles de la oscuridad, según cómo se miren, según quiénes “dominen” o crean dominar a veces).

De su progresivo matrimonio que el ego quisiera ver siempre igual… sin evolucionar vibratoriamente… nacen los cuerpos de animales, plantas… etc., con la intervención de capas de conciencia superior… que están, digamos, más cerca de la Fuente (que así lo reconocen, mejor dicho). Esas capas de conciencia, al parecer, según el material de Clow, están radicadas en otros planetas, y de ahí la importancia de la conexión cósmica, astrológica, para todos los seres vivos en la Tierra.

El progresivo matrimonio solar-terrestre sería en realidad la disolución de la falsa dualidad en una alquimia interdimensional orquestada por el espíritu, por esa esencia de luz que hay tras todos los protagonistas de la tragicomedia del ego que llamamos “sistema solar”.

Todo en el universo es y tiene conciencia… y, en tanto que conciencia… siempre bascularía entre dos propósitos: seguir durmiendo… o bien despertar reconociendo el Amor de la Fuente (ese amor que somos, aunque diríamos…: “como en otro mundo” —pero al que también estamos conectados).

No habría nada más: dos propósitos y un escenario aparentemente interminable para la aventura de la conciencia en el sueño que llamamos ‘universo’.

Entre tanto… habría muchos “espíritus”… habría muchísima “complejidad”… pero no la complejidad del ego… sino la que fluye en el movimiento ascensional entre densidades vibratorias en la escala del Amor… hacia el completo no-tiempo.

Hay al parecer mucha interacción sutil entre esos dos “reinos”:
— el del no-tiempo del también llamado ‘nagual’, que es el del espíritu, y que está estrictamente separado…
— del tiempo del también llamado ‘tonal’… el de los egos-cuerpos, más o menos anhelantes o conscientes… con una naturaleza en realidad más potencialmente pulsante (entre dimensiones o líneas de tiempo paralelas)… más de lo que nos creemos… pulsante en cierto sentido entre esos dos reinos que atravesarían la gran división entre densidades.

Por tanto, panteísmo y monoteísmo quedan por supuesto plenamente “reconciliados”, pues no había nada que reconciliar, como siempre.

En nuestra época “más gloriosa”… la que vendrá de aquí a algunos años —o quizá siglos o milenios…—… en la siguiente época gloriosa de esta Tierra próximamente ascendida… ya no habrá posibilidad de que nadie vea, en tanto que opuestos, cosas como el panteísmo y el monoteísmo… de igual manera que no son opuestos luz y oscuridad, pues la oscuridad es simplemente falta de luz.

Como sabemos, Dios está en todo porque Dios está en el fondo de lo Interior, común a todos… Dios es simplemente una Voz, una dulce llamada a despertar escapando de la separación; esta llamada reside en todo ser —todo es conciencia— que se sienta “vivo”, y todo está “vivo” en este sentido de la llamada: desde los átomos, minerales, metales, rocas, planetas… hasta los soles y las conciencias “angélicas”; así, todas son “lo mismo”… pues todas tienen la misma llamada dentro; aunque no todas creen ser igualmente conscientes de que la tienen, ya ahí, a su disposición.

Parece haber mucha variedad en cuanto “vida de la conciencia”… en cuanto a interacción inter-dimensional de esa conciencia que, en niveles globales, es la que se encargaría de pensar los seres que somos (todo pensamiento fabrica forma en algún nivel, como dice el Curso de milagros)… ya que todo “ser” sería antes pensado, sería pensamiento… y sería imaginado y en cierto modo amado y luego “materializado”… y, a veces, transcurrirán largos periodos hasta que nosotros, que nos creemos “solo materializados”… recordamos que “no estamos solos”… que fuimos pensados… que no somos “solamente” el movimiento materializado de una conciencia miedosa que tiende a olvidarse de su fuente en ese espíritu que un día la imaginó… con amor… reflejando el Amor de la Fuente en el movimiento ascensional cósmico que funde luz y oscuridad, soles y tierras… al reconocer que la oscuridad no era nada, que la tierra no era nada más que falta de luz, falso tiempo lineal, falsa solidez en un mundo destinado a la luz: destinado a elevar su vibración para que los ciclos se vayan dando en condiciones más elevadas —quizá diríamos…: más “cerca” de la Fuente.

Sol y planetas se vuelven a casar tras separarse, pues la separación nunca ocurrió, en ninguna parte del universo: todo es “conciencia” (ego), que si es ego-conciencia lo es porque proyecta aparentes formas para así poderse vender a sí misma la película que llamamos “universo de la separación”.

Luz y oscuridad se funden, pues siempre terminan “ganando” los soles… “la luz” física… y la espiritual… pues en esencia son lo mismo en tanto “materializadoras” del “propósito espiritual” o universal: despertar a la Fuente… a una Fuente que no soñó este universo (que “solamente” es nuestro sueño)… una Fuente a la que vamos regresando en sucesivos orgasmos cósmicos… ascendiendo de “densidad”… reconociendo nuestro ser multi-dimensional, colectiva y personalmente.

El planeta se solidifica, es “planeta” por ese proceso de enfriamiento… y las inteligencias de los elementos, como dice Ken Carey en su maravilloso y ya “viejo” texto canalizado La vuelta de las tribus pájaro… las inteligencias de los elementos van hablando con las de los espíritus del Sol… del Ser Interior solar… y va dándose así un cierto acuerdo, en un largo “matrimonio concertado”… con el que se crea conciencia cada vez más vital o más anhelante de su Ser… y donde se nos piensa… en esa unión amorosa entre Tierra y Sol… y planetas… entre esos dos grandes seres compuestos de espíritus que nos cuidan si les dejamos… si cuidamos nuestro contacto con el propósito universal de despertar.

Ahí, entonces, se nos piensa… desde ahí nos pensamos y se pensaron desde siempre esos nuestros seres que en realidad habrán sido siempre de Luz… y por muy materializados que nos sintamos.

Vamos con ello despertando al espíritu, y, quizá hoy más aún… ahora… en esta época donde se dice que se va a dar una ascensión digamos que “más físico-cósmica”… y en parte “por imperativo solar”. Y todo ello mientras quizá nos desprendemos de aquel linaje híbrido y de aquellas razas ET’s que desde siempre materializan aquí el sólido deseo del ego… el de querer ser subyugado… el de no despertar… el de ser metal, agua, aire, fuego y tierra… “eterna” fabricación de un monumento a sí mismo en “eterna” desolación de fondo hacia el “eterno” desierto del ilusorio no-fluir en una robotización que ahora vemos apuntar en el campo social mundial del ego… esa robotización que pareciera que se quiere implementar en nuestra “raza humana”… y que se dibuja poco a poco en el horizonte prometido hace tiempo… en ese horizonte de usar y pervertir cosas como la democracia… esa idea y práctica (re)nacida —como vemos en Carey— en la confederación iroquesa… nacida y renacida una y otra vez y tergiversada y vuelta a tergiversar seguro que muchas veces en este sueño de universo… y todo para poder implantar un “reinado”, el que quisieran que fuera “de la Bestia”.

Nuestra nave espacial hacia Dios es el proceso o la tensión entre la oscuridad de la inteligencia elemental (aire, fuego, tierra, agua de una Tierra)… y la luz de la inteligencia solar (y por todas partes espíritus, pues todo potencialmente puede reflejar el Amor de Dios, pues todo en el fondo es Amor, aunque no quiera saberlo).

Esos procesos se refundirán en otro nivel superior en lo que podríamos sentir como la dualidad entre:

— nuestros anhelos egoicos, por ejemplo los “elementalmente” animales o visuales… exacerbados al modo de esta época con la proliferación absurda de radiaciones, aparatos, noticias… en el falso despertar tecnológico propuesto por los oscuros en la sombra que llevan ahí desde siempre (pero eso sí, con nuestro consentimiento, pues cada una de nuestras “reencarnaciones”, ilusorias, sería una especie de contrato con el ego…)…

— frente a nuestros “anhelos espirituales”…

…pero siempre es el “drama” de querer ser materia, elemento… frente al querer en el fondo ser luz, reconociendo la luz que siempre fuimos (nuestros cuerpos áuricos en resonancia con el cuerpo áurico de la Tierra… que a su vez estaría comunicando siempre con el del Sol, sus espíritus… y ello para el mantenimiento de este monumento a la Vida real de Dios en la vida egoica, la del ego-cuerpo… cuerpo concertado en el propósito de la felicidad… viviendo en y para el matrimonio estelar-terrestre… cuerpo confabulado con todas las potencias cósmicas para el propósito universal).

Es entonces en la mezcla de informaciones… es en el matraz estelar-terrestre de ese matrimonio concertado entre informaciones-espíritus… es ahí donde tiene lugar el (para nosotros, egos temporal-lineales) aparentemente lento caminar de la conciencia en el universo… un caminar hacia su despertar al no-tiempo en esas densidades de vibración donde la conciencia gozará y gozará… menos dualmente… de una existencia más suave… en una conciencia que trabajará de formas que desde aquí sentiríamos complejas… pero que son sin esfuerzo… para la actualización y el buen fluir natural de lo único que es natural aquí “el despertar” y su “plan”… el plan de ayudar explícitamente a Dios, a la Fuente… a despertarnos suavemente… a levantarnos gozosamente de este sueño de materia… en interminables matrimonios cósmicos entre luz y oscuridad… alumbrando la materia… deshaciéndola a través de nuestros despertares que perdonan toda percepción… unos despertares a veces aparentemente más concertados, supongo, con los despertares de los astros planetarios.

No olvidemos que también somos potenciales faros y que nuestro despertar no necesita mediaciones (no tenemos por qué cubrir “ciclos”… pues en teoría es posible iluminarse en cualquier vida… nadie está castigado si no quiere… pero ocurre que las capas del querer son muy profundamente inconscientes… y no sabemos hasta qué punto nosotros mismos queremos hundirnos en el miedo, profunda e inconscientemente).

El mundo parece obligarnos, hoy, por imperativo sistémico… social… a cometer indirectamente atropellos infinitos “contra” nosotros mismos y “contra” Gaia (en el fondo es lo mismo).

Ya solo por el hecho de ser humanos “normales”, socializados… atropellamos… casi solo con respirar hoy en nuestras civilizaciones altamente caóticas… atropellamos a nuestra Diosa la Tierra… esa “eterna” prometida solar… pero que aún está dispuesta a dejarse elevar por el Sol… elevando así las condiciones de nuestro sistema solar… y con la ayuda del Sol para facilitar el futuro despertar de la conciencia en esta al parecer ya muy cansada parte del universo.

Esos atropellos, cómo no, en definitiva nos los hacemos nosotros a nosotros mismos, pues no hay nada separado. Aunque… esto… como siempre no debe servir para albergar más y más culpa en nuestras mentes, pues eso sólo anima el movimiento aparente de la oscuridad… ya que el sueño está siempre en nuestra mente y en ningún otro sitio.

Y, también, sepamos que el camino de la robotización, la contaminación, etc., ha perdido su batalla ilusoria… por muy graves que sean ya y vayan a ser los efectos de estos intentos —ya implementados— de evitar el despertar del campo de conciencia terrestre… (ver lo que dice Patricia Cori sobre HAARP, chemtrails, proliferación nuclear, aditivos, prácticas industriales, etc. etc.).

Recordemos: lo físico es una quimera, está en la mente que lo piensa… solo tenemos que reunificarnos con lo que somos y el escenario cambiará, pues nosotros fabricamos nuestra realidad (bien entendido).

____
Notas
1
¡De perdidos al río, y sin miedo!

Mejor hubiera sido haberse enterado y haber hablado de esto, de estas cosas… de una forma algo anónima.

Pero hay tanta gente ya que parece comentarlo públicamente; hay mucha más gente de la que yo creía.

El mundo exterior (en este caso conspiraciones “cósmicas”) refleja en parte el mundo del interior, es decir, ese mundo interior que, por una parte, es el ego, en su constante estado de “auto-ataque”: pensamientos de ataque y de victimización de uno o de los demás… saliendo en defensa propia o en defensa de gente “desvalida”… etc.

Si estamos dispuestos a “limpiarnos dentro” (a mirar de frente sin miedo el mundo del ego interior, con sus problemas inventados… sus odios… su férrea creencia en la carencia-escasez… etc., etc..… admitiendo estas cosas sin miedo… y como una parte nuestra… pero sin darle más relevancia a este ego oscuro que a la luz que ya somos desde siempre e independientemente de lo que “nos ocurra”… esa luz que disuelve ella solita el ego oscuro… si se lo entregamos sin juicio ni miedo…)… si estamos dispuestos a “limpiar dentro”… decíamos… entonces las “cosas odiosas” de “fuera”, de “lo social”, deben poder verse más y más “claramente”… de forma más inocente… y debe, por tanto, facilitarse su limpieza.

Así de importante sería la mente, ese bucle interior-exterior que conforma la mente en un falso conflicto cósmico entre luz y oscuridad. Está “fuera”, pero solo lo parece: aunque las cosas que ocurran sean salvajes y a veces para nosotros tan incomprensibles, estando como estamos tan condicionados por nuestros “cerebros lineales” y culturas lineales… todo lo que ocurra será una oportunidad para responsabilizarse de ello dentro… y no ver la oscuridad más que en nuestras interpretaciones, es decir, dentro… y por muy injusto que “sea” el mundo al que hayamos venido (por ejemplo el mundo de los cebos tecnológicos, esos que nos distraen de lo que está pasando a nivel espiritual… en una especie de catástrofe programada o de castración y ralentizamiento programados de nuestro futuro y natural despertar espiritual).

Todos tenemos una especie de ego, es decir, una oscuridad que no queremos sacar a la luz. En general no nos gusta reconocer y limpiar nuestros “odios”, miedos… pues la identidad se nos iría en ello. Tal y como dijimos ya tantas veces… el mundo se fundamenta en gran medida en el ataque; este mundo desquiciado sería eso por un lado: simplemente “ego” en constante auto-ataque, algo también llamado “culpa” —pensamientos de victimización interiorizados y luego proyectados durante toda la vida.

Pero en nuestra vida podemos practicar mentalmente algo que es muy importante:

reforzar el “opuesto” de luz “contra” su falso opuesto, el de oscuridad;

esto ha de hacerse, un poco paradójicamente… entregándole al opuesto de luz todos los secretos del ego oscuro… todo eso que no queremos mirar de frente: ese sentimiento ligero de ira —o no tan ligero…—, esos odios, esos automatismos, miedos.

Debemos admitir todo eso sin más, sin juzgarlo… y enfrentarlo sin miedo en la mente llevándolo a la luz.

Es preciso pues llevar a la luz interior, por ejemplo, los odios, aunque pensemos que no se puede mezclar la luz —tan pura ella— con estos “regalos de mierda”. No, todo lo contrario: debemos mezclarlos para ir aprendiendo que las mayores atrocidades y culpabilidades no son nada. Así que es posible y es necesario llevar eso a la luz interior… que es lo menos “nuestro” en tanto egos… y lo más nuestro en tanto “realidad” o “espíritu” que va despertando; y entonces, como la luz no ve la oscuridad (pues simplemente la deshace desvaneciéndola…)… se acabó el conflicto ilusorio entre ambas.

¿Qué posible papel tiene “saber de la conspiración”?

Todo depende de qué hacemos con lo que sabemos, y lo importante, como es sabido, no es tanto lo que “sabemos”.

Aunque, ¿qué pasa si esto que se empieza a saber tiene la capacidad de descolocarnos tanto que el efecto global no puede ser otra cosa que liberador, siendo quizá además hoy las condiciones bastante críticas?

El mundo del ego se sostiene no solo por nuestro irreflexivo caminar por él en tanto egos inerciales —durante toda la vida o bien durante la mayor parte—… unos egos que repiten esquemas inconscientemente y que van creyendo que afrontan esa “muerte”, que en realidad nutre la base de nuestras “vidas”, y sin realmente afrontarla… es decir, mirando para otro lado.

El mundo se sostiene, en diversos ámbitos —unos ámbitos más liberadores que otros—… se sostiene también por algo que en un primer momento nos es difícil de “creer”: una especie de conspiración cósmica de una raza no humana, Anunnaki, que parcialmente nos modificó, o nos semi-“fabricó”; se trata de una conspiración parcialmente de ellos “contra” nosotros, en una especie de trabajo de “ganadería interdimensional” (se trata de aprovecharse de la exacerbación y el cultivo del ego en nosotros, con las sociedades tal y como las vemos fundadas en miedo, escasez, super-población caótica por efecto del miedo y la industrialización de dicho miedo… etc.).

Antes que decir que esto sea algo en lo que “creemos”… más bien diríamos que esto se va “sintiendo”… sintiendo al ver que tanta gente denuncia lo mismo o prácticamente lo mismo.

¿Cómo lo “saben”?

Lo saben por ejemplo debido a vivencias propias, relativas a por ejemplo ese aspecto parcial de la conspiración que es el de la existencia de una red al parecer amplia de bases subterráneas.

O lo saben por esa especie de “transmisión telepática” que son las llamadas “canalizaciones” (de Pléyades, Sirio, etc.).

Se estaría dando, en este planeta (esa es la hipótesis que vamos rellenando de intuiciones, sentires, datos, textos, etc.), una especie conspiración a nivel cósmico, una de largo alcance en el tiempo y que mucha gente empieza a sacar a la luz de nuevo, masivamente, desde hace no muchos años… y por diversos medios.

Son numerosos los grupos o la gente que denunciaron o denuncian, implícita o explícitamente… o bien que simplemente informaron sobre todo esto. Y con su trabajo se nos facilitó ahora el poder ver ese “movimiento” del ego “afuera”… en los hechos denunciados.

1.
En primer lugar podríamos hablar de los

testimonios indígenas, que tan machacados fueron desde occidente, tan denigrados, tan tratados con desdén (al final era un poco al revés, ellos eran más evolucionados, pues el movimiento del espíritu es la evolución natural de nuestra especie en tanto que somos multi-dimensionales, en tanto que nuestra consciencia realmente no está en la materia, sino que solo la nutre, miedosa de querer ir aceptando el resto de lo que compone este universo, en el único trabajo gozoso universal: el del despertar).
Varios grupos indígenas (dogon, hopi, maya, etc.) ya hablaban de nuestro origen en las estrellas, e incluso a veces hablaban de seres reptiles que de cierto modo nos tenían en parte a merced, y que vendrían a ser lo mismo que los dioses sumerios… el yahvé de la Biblia… etc. (nos tendrían en cierto nivel “a merced” —según lo expresaríamos ahora— sobre todo en cuanto a controlar nuestro “despertar” natural hacia cierta multidimensionalidad del espíritu… algo que es verdaderamente liberador hoy, en la Tierra —y algo que mucha gente experimenta pese a las pretendidas trabas que se han impuesto en la red que llamamos sociedad: trampas mentales así como también más etéreo-tecnológicas).

2.
Tenemos también varias personas en el mundo que han canalizado información, textos… de una al parecer alianza entre sistemas en Pléyades y Sirio (en distintas densidades o dimensiones).

También otros con vivencias al parecer directas que nos darían datos sobre el tema (Inelia Benz, George Kavassilas…, todos los entrevistados por el “proyecto Camelot/Avalon”… etc.).

La primera alianza, pues, con sus comunicaciones pretende ir facilitando nuestro “despertar”; ellos están ligados con nuestra historia, tal y como más tarde estuvieron ligados los Anunnaki y compañía, que es la raza que en parte indirectamente (ayudada de por ejemplo “linajes híbridos”) llevaría pastoreando hace bastante tiempo el planeta humano.

Y esta alianza pleyadiano-siriana nos facilita “despertar” a su manera… con sus simpáticas y a veces muy precisas “comunicaciones telepáticas” acerca de la naturaleza multidimensional de este universo… universo que es “conciencia” (ver acerca de esto la magnífica y vieja canalización de Seth)… y acerca de lo que ocurre en el planeta Tierra, ya sea en niveles histórico-planetarios… tanto como en niveles “cosmológicos”.

Este planeta es pues un cruce de caminos entre diversas razas, historias, anhelos…, etc.

Nombres: Barbara Hand Clow y Amorah Quan Yin, etc (Pléyades); Patricia Cori (Sirio).

3.
Más o menos también coincide con todos estos “datos” la información que maneja David Icke (para algunos controvertido, para mí ahora valioso pese a la a veces infame presentación de sus libros; es valioso porque dice muy claramente que solo el amor perfecto es real, todo lo demás ilusión, ilusión de reunificación en el amor perfecto, en la Fuente).

__

En definitiva, lo que sacamos en claro es que los humanos, en cuanto seres espirituales, están “castrados” (en realidad en niveles cósmico-espirituales, insistamos, ha de contemplarse siempre como una auto-castración).

Venimos entonces aquí, a “encarnar”, a este mundo… a encarnar “nuestros espíritus”… en una especie de contrato de castración que se ve aquí actualizado, materializado, reflejado por la conspiración cósmica de la que hablamos (un simple acto “ganadero”)… en un devenir absurdo de las sociedades y sus sistemas… de las vidas… en la auto-destrucción humana destruyendo el ser vivo (multidimensional) llamado “Gaia” (Tierra)… pero que… como hemos insistido, es algo que primero está “dentro” de nuestras mentes.

Primero está ahí dentro en la mente, y, por tanto, se trata de algo que en parte tiene que ver con nuestras ganas de no ser realmente felices, pase lo que pase “fuera” (por ejemplo, desastres personales… o sin ir más lejos esta misma “conspiración cósmica”… etc.); está dentro, por tanto… en nuestras propias ganas de no estar a gusto, simplemente porque sí —porque estar vivos sea un regalo y ya está.

6 Respuestas a “Somos los cuerpos, los espermatozoides y los óvulos para el futuro orgasmo —y transición— del sistema Sol-Tierra (sobre la “conciencia ascendiendo”… y otras lindecencias poéticas)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Un comentario que hice por ahí, parecido al comienzo de este texto arriba:

    «
    …por lo que tengo entendido hasta ahora mis “conclusiones” serían estas (bien raras):

    …sí, sí que el ser humano sería un vehículo biológico parcialmente “hackeado” con el propósito de que la conciencia que lo habite, nosotros (almas dormidas aquí…, entidades con aspectos dormidos en esta densidad 3D… destruyendo la Tierra… y esas cosas)… que la conciencia que habita nuestros cuerpos despierte del sueño lo más tarde posible o bien cuando más o menos quieran las entidades que lo hackearon (que están apegadas a nuestra dimensión pero que gozan de la 4D al parecer mucho mejor que los más espabilados de nosotros).

    Claro, pero en el universo no se puede hacer cualquier cosa.

    Hablábamos de “sueño”:
    esto sería un simple sueño, el creernos aquí, encerrados, en esta densidad “3D”…, en esta dimensión-densidad;

    pero cuidado: en general también sería un sueño creerse “conciencia” simplemente encerrada en cualquier otra densidad (aunque las de “arriba” (no hay arriba y abajo, pero bueno)… las de arriba son más y más conscientes de esto, al parecer).

    La esencia de todo sería más bien proceso de comunicación, aprendizaje, interdimensional… en la vía de la reunificación; esta comunicación se nos pediría, “espiritualmente” hablando… que a ser posible fuese lo más directa posible que pudiera uno… y con “la Fuente” (tal “Fuente” sería lo más profundamente cercano, aunque enterrado en nuestro Interior de Luz… y lo hemos llamado también desde siempre “Dios”, aunque las desfigurantes tradiciones han hecho mucho con esa palabra… es una palabra más, como “agua”… y una metáfora más, la de la paternidad).

    ¿Y cómo esto así? Porque mismamente con Icke, tal y como tan claramente le dijo a Icke “la Voz”…:
    solo el amor infinito es real (es la unificación que llamamos Dios, sería nuestro futuro y nuestro pasado reales…).

    Entonces… estos protagonistas-cuerpos… estos que vemos… los protagonistas de nuestro sueño… los vulnerables cuerpos… serían vehículos al menos “parcialmente hackeados” (en un nivel inconsciente esto lo sabemos, pues toda alma sabe profundamente sobre la película que viene a representar al mundo físico).

    ¿Cuál es el propósito? Estos seres de 4D los vamos a llamar “metalianos”, pues parece que varias canalizaciones coinciden en hablar de algo así, conciencia habituada a cuerpos de cierto contenido fundamental metálico (marialelero… pleyadianos…)… estas canalizaciones coinciden pues en alertar sobre que “los Anunnaki” en realidad son metalianos de 4D… aunque acostumbraron a utilizar cuerpos biológicos “reptilianos”.

    Así que por fin creo que tengo una perspectiva al menos más amplia… y no entiendo cómo no estaba más claro por ahí o cómo no lo supe buscar o encontrar.

    La clave es multidimensional, como siempre, cosa de la cual nos cuesta mucho hablar siquiera (por algo quemarían a Giordano Bruno y demás “brujos/as”, como se suele decir).

    La “conciencia Anunnaki” (que no necesariamente, según lo visto, tendría que habitar cuerpos reptil, o tendría que querer tal cosa)… estaría enfocada en este planeta para hacer resonar y anclar el suyo con este sistema solar (Nibiru, que vaga entre el sistema de Sirio y el nuestro).

    Vamos, como que le quieren echar un novio a la Fuerza a Gaia; esta sería una cuestión al parecer importante según lo canalizado por Patricia Cori.

    También están enfocados aquí, los Anunnaki, para seguir manipulando nuestros cuerpos… pues parece que el fin es conseguir una Tierra algo más habitable para ellos… y un sistema solar que, si asciende globamente en vibración, no se deje a ellos sin ascender, con sus más y sus menos…

    En este sentido les viene en cierto sentido “bien”, según parece, la radiación actual de “nuclear”… nuestra robotización progresiva… el que no nos enteremos de nuestra inherente “multidimensionalidad” (esa que físicamente al parecer se expresa en que todos tenemos en realidad 12 hebras de ADN (!)).

    Bueno, y estas cosas.

    Parece que las densidades superiores están coordinando el plan de ascensión de esta Era de la Luz, en el famoso paso por la “banda de fotones” centrada en Alción;
    este plan de ascensión, por supuesto que cuenta con nosotros… y obviamente para que funcione al parecer por otra parte, paradójicamente, no habría por qué saber exactamente “todo” en este sueño de universo… pues “todo”, ese todo que estaría enterrado en realidad en nuestra rica biblioteca genético-espiritual (todas las vidas y seres conectados con nuestra vida, muy directamente al parecer…, conectadas con nuestra mente)… “todo” ya nos irá llegando si actuamos más y más desde el corazón (qué difícil)… con compasión de la buena… etc.

    »

  2. Archivo aquí dos comentarios sobre el Curso de milagros y canalizaciones, etc., que hice aquí:

    «
    pues sí, quizá no se habla mucho más aquí de esto (si es que no se habló mucho) porque en el foro se quiere limitar a cuestiones más directamente del Curso.

    Pero entiendo que el Curso te abre directamente a todo esto (y más tras ver los efectos que puede tener leer a Seth). Te abre porque claro, te dice esto tan simple de que todo está vivo, respira conciencia en cierto sentido, todo es mente… y el tema del propósito…

    te invierte todas las coordenadas, absolutamente; lo que pasa es que los egos pues hacemos componendas, sistemáticamente. Pero en la mente somos libres, no tenemos por qué mezclarlo todo… para justificarnos… los principios del curso son muy bestias y nos pide primero que simplemente los aceptemos en la mente, queramos creerlos… en su simplicidad… y que dejemos hacer el trabajo a la mente al servicio del otro principio…

    Y los “principios” del curso… aplicados… supongo que evitan por completo juzgar cualquier canalización… a no ser que sea con los Sentidos Internos desarrollados… que sería a lo que va el curso…

    Desde luego que para el curso “da igual” este tema, igual que en el curso da igual la reencarnación, pero luego se supone que la Voz se tiró un buen rato hablando de “otras vidas” de Helen.

    Así que si “da igual”… sería porque el curso quiere que se trabaje primero “lo esencial”, que parece esencial… y para constatar los frutos de ese trabajo… entonces… uno de esos frutos sería el de mentalidad abierta, claro, comentado tras otros en el Manual.

    Quizá esta época nos pide eso mucho… y no tenemos por qué cortarnos con esto.

    Así que si da igual todo (canalizaciones diferentes al curso… reencarnación… las mil terapias alucinantes que surgen en lo transpersonal…) si da igual todo es porque el curso parece “abrirte la mente”… ir a cuatro cosas esenciales… quizá porque viene de “muy arriba” … y para eso, ya se sabe, para dejarte mejor y mejor “en manos del maestro interior”…;
    así que tarde o temprano si uno se abre a que todo es “conciencia”, “mente” (no hay “materia”)… ya dije… y que solo hay dos propósitos… (qué brutal y fantástica simplificación…)… entonces “todo tendrá que llegar”… si “nos abrimos”.

    Y sobre todo mejor si nos abrimos tanto que seamos nosotros mismos quien “canalicemos”, si es que surge

    El “ahora” por defecto es del ego, muy muy del ego…, y los engaños sobre esto del AHORA, los auto-engaños son infinitos.

    Lo que ha dicho Fada será como todo… que depende del propósito;

    podemos decir esto del AHORA para cerrarnos a “lo natural”:
    el que la comunicación de todo tipo es lo natural… que no hay conciencia separada;

    así que eso, que todas las “canalizaciones” con las que en cierto modo resuenes…, mientras no abandones el trabajo que “tira pal interior”… todas las que “te vibren” son “naturales”… si hay tiempo, si apoyan de cierto modo hacia lo que se iba…

    Bueno, luego creo que puedo escribir más; y mañana me iré unos días por fin;

    ___

    más cosas,

    Me parece muy lógico que si el curso dice que “todo esto ya pasó” (si lo miramos desde “arriba” del todo…) y que si no estamos más que repitiendo y repitiendo… en cierto sentido… entonces…
    entonces ahora contemplo más abiertamente la posible “sabiduría” relativa a la “sincronización” de la que se habla por ejemplo con lo del rescate (creo) que han hecho de lo maya… esa sincronización que en realidad estaría siempre en las sabidurías tradicionales…, que hablaban mucho de ciclos… de acompasarnos con la naturaleza de la Tierra como ente vivo… y todo ello interconectado también con lo cósmico igualmente vivo (por lo cual habría estado la astrología en todas las tradiciones antiguas, parece);

    así que por ello “la modernidad” dicen que en este sueño sirvió tanto en la historia para el intento este de globalización-robotización general de lo humano fragmentando o destrozando las sabidurías tradicionales… donde seguramente los principios del Curso no disonarían tanto como lo harán en nuestras mentes modernas (tan aterrorizadas, la verdad, parece…, por cosas que en otras tradiciones se habrían cuidado mucho mejor: la muerte…).

    Viviríamos un estado muy “anti natural”, por tanto… en cuanto a nuestra comprensión de lo que supone estar en un cuerpo en un universo al parecer ordenado en capas de vibración que afectan a todo…, un universo enteramente “vivo”… de conciencia…

    Entonces hay quizá digamos que dos sentidos de “natural”, dependiendo:

    — del propósito de reunificación de la conciencia perdiendo el miedo a la multidimensionalidad… y en general sirviendo al E.S.… lo cual tiene otros aspectos aparentemente “más de poner los pies en la tierra”…, como sabéis, en cuanto a las relaciones humanas y las leyes del amor “aplicadas” ahí…

    — o el sentido “aplastante” de la palabra “natural”… cuando vemos todo como “externo”, material, ajeno a la conciencia en su ansia de reunirse, ansia espiritual y perfectamente compartida por todo ser, átomo, planta…… ansia por despertar, por intercomunicar mejor las “capas de conciencia”……

    Esta “cerrazón” nuestra, la interior… entonces… digamos que físicamente se vería traducida en “exterior”… en las condiciones físicas exteriores del resto de la mente-sueño;

    esta proyección sería lógico que se viera en el universo… y a veces de forma más global, tan global como diríamos que la humanidad tiende a ser… y se traduciría pues en esas “cosas cósmicas” que vemos… por…:

    — manipulación “salvaje” por parte de entidades y entidades híbridas (Anunnaki y compañía)… manipulación de la granja humana de egos… con repuntes al parecer más bestias, cíclicamente;

    esto de la manipulación “ganadera” (es decir, al igual que nosotros tenemos ganado y lo usamos ahora tan corrientemente sin amor… pues ídem con seres “más conscientes” pero no más “espirituales”… que jugarían con nosotros desde siempre, y digamos que un poco más interdimensionalmente… jugarían con granjas de egos como esta, cuando les dejan y dejamos (pues venimos a ser eso, sufridores…)…)…, esta manipulación vemos que se visualiza exteriormente…, parece…, como siendo básicamente la encargada, tal manipulación, de representar exteriormente nuestra cerrazón interior a la comunicación de la mente;

    así que “verlo en el exterior” da, por tanto, la oportunidad de comprender-perdonar también “en lo físico” (aunque todo es mente, así que da igual)… teniendo en cuenta aspectos como:

    ADN, seres inteligentes no humanos… Todos estamos constelados… todo está en todo en cierto nivel……

    Esta reducción de la “multidimensionalidad”, de la multidimensionalidad en realidad “connatural” al ser humano…, esa reducción… sería, como sabemos, lo que venimos a buscar como “egos sufridores” y encapsulados en miedo coagulado (para eso fue el invento de los cuerpos, intentar hacer eterno el miedo…)… cuando encarnamos aquí… al parecer, como sabéis… cuando encarnamos “a nuestra elección”;

    y recordemos que quizá diríamos que estamos así como “obligados” por el lazo “kármico” entre nuestros pedazos de Cielo… que somos.

    — que si todo es cíclico… habrá encajamiento de ciclos, unos dentro de otros… y que bien podría existir por tanto este “gran ciclo” de ascensión dimensional en el sistema solar como un todo… (se dice eso de que estaríamos, “geográficamente” hablando en el universo… cósmicamente… “a la cola” en la espiral de las Pléyades (todo sería espiral de espirales…), según dicen…, por lo cual parece que pasábamos 24000 años en “noche galáctica” y 2000 en “día”… (esa sería la pulsación a la que se vería sometida la Tierra como ser vivo consciente en el “programa” del universo))

    — y sobre todo, por qué no, ya que “todo pasó”… por qué no a veces en el sueño puede ocurrir que los egos sepan de los “grandes ciclos”… del “futuro” (que en cierto sentido es igual al pasado… y así lo sentiremos algún día, según parece… al iluminarnos más, un poco más… y si es que el tiempo no existe…)…;
    por qué no… pues, si todo ya pasó… por qué “la sabiduría” a nivel físico no podría consistir de cosas estilo:
    “eh, esto es lo que va a pasar a grandes rasgos (ascensión de todo el sistema solar porque toca… pues igual que mueren y se transmutan los seres conscientes humanos al perder su cuerpo aparentemente cuando toca (sirviendo al programa ego de envejecer, etc.)… ¿por qué no va a pasar eso, si todo es conciencia-mente y todo está “vivo”… por qué no va a pasar con la Tierra?)”;

    esto, como egos, lo tenderíamos a tapar, a no querer mirar de frente el que estemos en un universo que “pasa de nosotros” como egos engañados con sus cuerpos que seríamos… identificados secundariamente con todo este lío tan a veces atractivo…… en este sentido global…
    no queriendo mirar de frente, pues, el que algunas de nuestras encarnaciones puedan seguir en bloque por otros lugares… o bien ascender con los seres transmutando todo globalmente… seres como la Tierra como un todo…… y transmutando a una forma de ser que desde aquí no comprendemos, claro… al siguiente piso… llámalo 4D, 5D, o la que sea…

    — así que eso, si vemos poco a poco igual el futuro que el pasado… entonces el sueño podría contener a veces estos “avisos globales”… sobre lo que va a pasar a grandes rasgos.

    Bueno, así que toda “inspiración” (que se plasma a veces cotidianamente… o a veces es más etiquetada: arte, etc.)… toda inspiración digamos que sería “canalización”… y natural… y lo sería toda apertura a nuestro “yo superior”… a nuestras entidades más totales, más unidas con otras… pulsando todo en esa orquestación de toda la conciencia que es el universo.
    »

  3. Como sigue siendo habitual, K, el alucinatorio e hipnótico estado de sueño se sigue apoderando de tu mente . Vamos a darle un toquecito con uno de los gurús de la fundación para la paz, a ver si corrige esa mente errada mega mix que lo mezcla todo como una batidora miniprimer.

    Un saludete majete

    • Te publico este comentario, prado, aunque da vergüenza ajena; pero viva la comunicación, aunque sea como la tuya, para separar (además, siempre es bonito enlazar a Wapnick).

      El solo hecho de tu forma de hablar denota ya muchas cosas. No sigas proyectando así de simplemente, hombre 🙂

      Yo no creo en la necesidad de ninguna catástrofe; quizá las cosas estén siendo o vayan a ser algo progresivas; yo no digo nada, divulgo unos mensajes apasionantes y muy variados, todos con su parte de verdad, porque en el sueño de universo todo el rato estamos cambiando el pasado-presente-futuro, pues como dice UCDM, el tiempo en realidad no existe;
      lo que vivimos en el actual sistema, tan anti-“natural”… de metales corriendo como locos sobre asfalto…, de robotización, etc., ya preludia ciertas posibilidades y es en sí cierta “catástrofe”.

      gracias

  4. JAJAJAJAJJA…. Kaaaaa….., ¿sino eres capaz de controlar tu propia proyección, cómo entonces puedes pretender tratar de controlar la de los demás?…. El ego, reprochándose a sí mismo, por tener proyecciones sobre sí mismo. Qué retórica tan fútil. ¡Anda, déjate de simplezas!

    • hombre, lo mío, como espero que lo tuyo, va en broma, son simples bromas, que estamos entre “crecedores personales” 🙂
      jajajojojejejajaja
      🙂
      saludos afectuosos,
      paz y amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: