Elegir tus sentimientos: felicidad, paz… (o la segunda herejía para “un occidental”)   1 comment

Colibrí
Autor: hharryus
http://www.flickr.com

La primera herejía para “un occidental” sería hablar demasiado del propósito, del interés. De ello ya hemos hablado aquí. Este asunto parece estar demasiado ligado a “lo material”, y, cuando hablamos de ello claramente… se nos nubla la mente… nutriendo así, y reciclando, esa culpabilidad interna (ese auto-ataque) que todo el mundo nutre y recicla, por defecto, cuando cree venir a este mundo.

Una característica importante del curso de milagros (UCDM) es precisamente la importancia que otorga al propósito, la intención.

No estamos separados de lo que vemos, no realmente; y, sin embargo, la creencia de que sí lo estamos “fundamenta” todo lo que vemos en nuestro mundo —un mundo que por tanto es por defecto, “el del ego” (un “ego” que es simplemente la creencia en la separación interpretada a lo bestia).

El ego, como sabemos, quiso demostrar que la separación era real; es decir, el ego, que no es otra cosa que nuestra mente unificada global (y a la vez fragmentada en cada una de nuestras “decisiones con el ego”, pues la separación pareció materializarse “realmente”…)… nuestra mente… unida… apoyando la interpretación de la idea de la separación que es dicho “ego” (que solo se alimenta de nuestra mente, que no tiene existencia externa (no hay “diablo” externo))… “el ego”… por tanto… quiso demostrar, con el mundo, con toda esta parafernalia que vemos “fuera”, que nosotros sí que realmente estamos separados del Amor.

El mundo está soñado por una sola mente, y esto lo podemos ir comprobando si abrimos las antenas, si lo practicamos (ver la entrevista a Jose Luis Parise, por ejemplo); y además con ello, de cierto modo, podremos obtener resultados en el mundo.

Pero, como dice Parise (aquí), si por algo nos interesan los “resultados” es más bien por la verificación de ese cierto “crecimiento interior”, de ese cierto quitar las barreras internas. Con UCDM en la mano vemos que se trata de los obstáculos o las capas de auto-ataque interno, muy profundas… pero que son simplemente un velo, un velo frente al amor que somos. Estos obstáculos nos los hemos puesto nosotros a nosotros mismos… pero nos cuesta mucho aceptar esta responsabilidad.

Así pues, todo nos lo hacemos nosotros a nosotros mismos, y ese es el secreto de la salvación, como dice UCDM. Todos aquí nos lo hacemos todo nosotros a nosotros mismos (por mucho que queramos creer en las víctimas que “fuimos” y “seremos”).

Pero nuestra percepción y acción se atiene a propósitos normalmente incompatibles (el “ego” es esa confusión, adornando el conflicto base… de forma elemental), y que no queremos sacar a la luz (para no ver de frente la confusión y la locura que es este mundo). Pero, la percepción, que es proyección, está modelada, como decíamos, por creencias o pensamientos “base” (fundados en la simple creencia en la separación), y, por tanto, podemos sustituirlos; de eso trata UCDM: sustituir dulcemente el sistema de pensamiento de la separación (ego), por su contrario, sin concesiones, pues nosotros mismos comprobamos que el primero nos hace sufrir, y que, por tanto, todo nos lo estamos haciendo nosotros a nosotros mismos simplemente por estar eligiendo ese sistema de pensamiento de la separación que fundamenta un tipo de calidad de nuestra experiencia a partir de las emociones y acciones que surgen del programa-ego. ¿Y esto por qué? Como aprendemos por UCDM y otros materiales del mundo del “crecimiento sin concesiones”… la causalidad va en esta dirección: desde los pensamientos o creencias… hasta nuestra experiencia de lo que parece ocurrir en el mundo. Las creencias son fundamentales (y como sabemos, en UCDM, aprendemos a salir de toda creencia, de toda necesidad de elegir… para poder experimentar cada vez más consistentemente la certeza que en realidad somos).

La segunda herejía sería hablar claramente de que podemos, sin problemas, elegir nuestros sentimientos.

Supongo que aquí la mayor parte de la gente sentiremos una especie de desazón si se nos plantea eso así… el hecho de que podamos sin más elegir tan frescamente el experimentar paz y felicidad, por ejemplo… con todo… desde el principio de un día… con prácticamente todo lo que parezca suceder… y “pase lo que pase”.

Esto nos lleva al núcleo de la sustitución entre los dos sistemas de pensamiento. Nos lleva por tanto muy rápido a lo que de cierto modo es el núcleo de este mundo. Tal núcleo es la elección que nuestra mente tomó para fabricarlo: una elección de conflicto, pues creyó, creímos y creemos haber podido destruir al Amor, a nuestra verdadera naturaleza… que, en su pureza, es algo que no podemos más que como mucho experimentar en “revelaciones”, y que, por tanto, está fuera de toda explicación… pues “implica” nuestra verdadera realidad, la inmortal, una realidad que no es de este mundo.

Del asunto del propósito la Voz que dictó UCDM a través de Helen nos cuenta algunas cosas esenciales especialmente en la sección titulada “cómo fijar la meta”, del cap. 17.

De la segunda herejía, del asunto de elegir los sentimientos… la Voz nos habla en el cap. 30 —en la sección “reglas para tomar decisiones”.

Así que nosotros, aunque parezca mentira, podemos elegir qué queremos sentir (¿y quién no quiere experimentar, de pensarlas como posibles, una paz y una felicidad indescriptibles y constantes?). Pero… esto duele mucho, pues supone atravesar todos los obstáculos a nivel mental que hemos puesto… y darnos cuenta de que los hemos puesto nosotros. Es decir, supone deshacer el ego, lo que supone, en último término, entregar el último juicio: “yo existo”.

Solo el amor es real.

Anuncios

Una respuesta a “Elegir tus sentimientos: felicidad, paz… (o la segunda herejía para “un occidental”)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Mejor no lo podías explicar, somos a la vez víctimas y verdugos…
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: