La increíble experiencia de entregar el amor al Amor: un “tipo” de oración   Leave a comment

Amour, graffiti de Marie A.-C., en Flickr.com

Bárbaros que torcieron destinos en la red de mi ego,
red en piedra que estalla en el centro-insecto, 
formando tu rostro de cera las abejas huidas.
Explosión.
La autonomía pura de tus besos
chocó con el cristal-corazón,
en la última mirada,
esta vez 
otra vez eterna.

La “oración”… rezar… es entregar a la Luz interior, mentalmente, todas “nuestras cosas”… todas las cosas que podamos… todas las que nos hagan especiales… especiales para bien… y para “mal” (quejas… iras… y también amores… “bienestar”…).

Eso, orar… la verdadera oración… según UCDM… no necesariamente destruye nada; es decir, no tiene por qué suponer el fin de nada… por ejemplo el fin de la relación concreta donde o bien nos quejamos…, o bien odiamos…, o bien amamos… etc.

Cuanto más intensidad haya en esas cosas especiales “a entregar”… mejor, quizá… —por ejemplo ese sentimiento de amor.

Cuanta más “emoción” esté asociada quizá a ese presente… o a esos recuerdos… a los recuerdos de esas cosas especiales que nos unen o unieron con alguien… entonces… esa experiencia “interna”… cuanto más intensidad en ella… quizá mejor a la hora de orar.

Nos vamos mentalmente, como siempre, a la Luz… a entregar todo eso… con plena disposición a soltar… plenamente dispuestos a que Él —el “Espíritu Santo”— haga lo que quiera con nosotros, con ello… con todo, para siempre.

Como siempre: rendidos ante el Amor…, ese amor que no es de este mundo, gracias a Dios :)… pero que tan bien aprovecha nuestros amores —y nunca sabremos ni tendremos que saber exactamente qué hizo Él con esa energía en concreto… con tanta energía… colapsando tiempos en miríadas de mundos… con esa energía “enorme”… energía que, ilusos de nosotros, “oficialmente”… en el colegio…, en “la educación”…, la humanidad no nos hemos contado, informado… no del todo… a sí misma… que sea algo que literalmente “mueva montañas”: la emoción.

«La oración es un camino que el Espíritu Santo ofrece para llegar a Dios.
» No es meramente una pregunta o una súplica. Y no tendrá éxito hasta que no te des cuenta de que no es para pedir nada.»
(…)
«Y recuerda esto; no importa lo que pienses acerca de ti mismo o sobre el mundo, tu Padre Te necesita y Te llamará hasta que vuelvas a Él en paz finalmente.»
[El Canto de oración.
(anexo a Un Curso de milagros)
traducción por Gonzalo]

Anuncios

Publicado 28 agosto, 2012 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: