La objetividad en la traición a uno mismo: yoes probables. Impredecibilidad   Leave a comment

Probabilities can be Calculated por Alotta Ada, en Flickr

[La división o separación: cierto sentido de nuestro proceso de “integración” teniendo en cuenta a Seth y las probabilidades.
Nota sobre impredecibilidad, Seth y UCDM
(comentando a Seth en «The “Unknown” Reality»).]

Índice:
– introducción
– traición
– división
– impredecibilidad
– Conclusión

Introducción
Seth sienta las bases —bases de lo que serán sus meras sugerencias para cambiar o ampliar nuestra estructura de creencias— en sus dos primeros libros: La eterna validez del alma, y, La naturaleza de la realidad personal [enlace a éstos, y otros 2].

En este último (en castellano “Habla Seth III: la naturaleza de la realidad personal”), Seth machaca sobre la importancia del libre albedrío, pues siempre tenemos todos por igual el punto de poder en el instante presente, ya que en él se intersectan, se encuentran, todas las realidades (y esto es algo tremendamente diverso).

Así que en los siguientes textos (como The “Unknown” Reality que llamaremos UR)…, igualmente prácticos, y que dictó Seth en la década de los 1970…, y que aún no parecen estar traducidos al castellano…, cada vez dará más detalles, poco a poco, no muchos… pero sobre todo previniéndonos antes, de cierto modo, de que no nos olvidemos de nuestro libre albedrío.

En el fondo todos los detalles, todas las “tomas de consciencia” acerca de lo que “parece estar pasando”…, nos van a dar un poco igual mientras nos conectemos al presente y escuchemos “hacia dentro”, ampliando ese diálogo que en realidad nos constituye, un diálogo con nuestro “ser interior”, con ese ser que es más sabio que nosotros como “egos”.

Este diálogo es gozoso, y funciona también como una especie de guía. Y en ese tal diálogo fructífero puede convertirse cada vez más lo que llamamos aquí “vida”.

Hablamos entonces sobre “magia”, algo de lo que últimamente está de moda hablar, al parecer (que es algo, como sabréis, muy viejo). Aquí entran esos aspectos u observaciones simples que surgen cuando se comenta sobre “la ley de la atracción”, o quizá cosas quizá más sintético-abarcadoras, como los pasos de la magia, o las versiones que hay para las “leyes espirituales”, etc.

Desde esa cierta visión más amplia de la “realidad”, esa que tendría Seth… nuestro mundo es —tal y como dice Un Curso de milagros (UCDM), visto de cierto modo— nuestro mundo es algo terrible, porque todas las posibilidades se dan, ocurren (!).

Es decir, en algún punto de vuestro presente, que ahora es pasado, esa vuestra “realidad más amplia”, esa vuestra identidad más amplia en el universo… ha podido verse obligada a fabricar otro yo probable con el que en el fondo estáis conectados, y que por ejemplo quizá haya matado a alguien… o ha podido suicidarse, etc.

¿Cómo es que ocurre esto? ¡Porque lo que manda aquí son nuestras creencias, intenciones, propósitos, resoluciones, sentimientos! Se nos sirve lo que queremos, como niños muy mimados: ¡si creemos en la escasez, en que es posible morir, etc. etc., todo eso se nos da, nos lo damos, desde hace aparentes “millones” de años!

Es decir, que si en cierto momento hemos tenido mucha intención de hacer o conseguir algo, y, en esta realidad, no ha ocurrido, entonces, sencillamente dice Seth que de forma automática todo eso es fabricado, y muy objetivamente, con una realidad tan objetiva como la que ahora vemos ante nosotros (!).

Es decir, en ese momento se da una intersección entre probabilidades, una separación entre yoes probables.

Todas las posibilidades son llevadas a cabo en realidades probables, paralelas, y están ocurriendo u ocurrieron (¡imaginad la cantidad de veces que la gente siente por ejemplo que quiere morir! Luego… ¡imaginad entonces la cantidad de veces que han muerto 🙂 !).

Pero cuidado, por eso Seth advirtió sobre el libre albedrío: esto no puede servir para deprimirnos más, sino más bien para reírnos de todo, con el universo. No puede servirnos para darnos “razones” para elegir más culpa, más ataque…, en este presente abierto de cada momento, completamente abierto. Que esto no nos sirva, pues, para aumentar nuestra fe ciega en el esquema causa-efecto… que a veces nos hace pensar que “no podemos hacer nada” porque, digamos, “un yo probable hace o hizo tal cosa”… o debido a que en “otra vida de encarnación fuimos tal otra cosa”.

El material de Seth, así como otros, simplemente nos puede servir para darnos cuenta de la completa demencia en la que se basa, por un lado, este mundo de la separación (¡y hay alternativa a esto!).

Es fascinante el análisis que hace Seth (en UR) de la realidad probable de la pareja que hacían Jane Roberts (la mujer a través de la cual dictó los libros y entabló las sesiones)… y su marido Robert F. Butts.

Con ese cierto análisis expansivo, Seth va dando ejemplos sobre lo que nos puede ocurrir en cuanto a las relaciones con nuestros yoes probables… y sobre qué pueden estar significando ellas en nuestras vidas… —por las comunicaciones entre sus “energías”, capacidades, propósitos.

Es decir, Seth da algún ejemplo de interpretación de nuestra realidad, presente, en relación a las probabilidades, a nuestros yoes probables, a las Tierras probables, etc.… que recordemos, como él dice, de hecho existen ahora en paralelo a todos nosotros… y que Seth se supone que “ve”, hasta cierto punto.

Los yoes probables son un aspecto distinto de por ejemplo nuestros seres de encarnación. Estos últimos, como imaginaréis, son seres que, simultáneamente a nosotros —visto desde la perspectiva de Seth— estarían “viviendo” otras vidas —pongamos que en siglos lejanos— y con los cuales también resonamos de forma natural (aunque, como siempre, la comunicación nos dé miedo… ya que eso es el ego, miedo, miedo a la unión…, miedo a verse como mentes ya unidas, como ya todos unidos con un solo propósito: despertar).

La traición
Así, cuando os traicionáis a vosotros mismos y no hacéis algo que queríais hacer… a veces otro yo probable se está llevando literalmente esa energía.

Por tanto, la falta de energía que quizá podáis sentir, a veces tendría una cierta objetividad donde plasmarse. Es decir, hay una objetividad de nuestras auto-traiciones si tenemos en cuenta lo que dice Seth sobre yoes probables, esos que quizá se hayan llevado “el premio” tras la mucha energía-emoción que quizá se puso en algo que luego “no nos salió”.

Quizá lo habéis sentido así alguna vez, quizá habéis sentido al ego, quiero decir, con su sistema de “quien gana hace perder a otro”… cuando habéis sentido que algo “se os llevaba la energía”, que a vosotros os tocaba el papel de “pringados” :).

Pero cuidado, aquí se trata de llevarnos todos bien, porque lo interesante de esto es que Seth dice que todas las realidades están en el fondo conectadas; así por tanto, podemos comunicarnos hasta cierto punto con todos los yoes probables… podemos comunicarnos hasta cierto punto las habilidades, “la energía”, etc.…, y de mil y un modos insospechados —entre los yoes probables de vuestra identidad más amplia (así como sucede con los seres de encarnación).

De hecho, alguien vivo que hoy en día testimonia sobre esto mismo es esa persona que enlacé a veces: Inelia Benz.

De hecho, la comunicación es lo natural, como bien dice UCDM…, y somos solo nosotros mismos, con nuestras barreras mentales, con nuestras creencias basadas en el miedo, quienes impedimos tal comunicación poniendo los obstáculos para que los miedos se encuentren y se disuelvan natural y simplemente en la luz que todos compartimos, por igual, y que está fuera de todo este lío —gracias a Dios; en la luz de la Comunicación universal.

La división
Así, vemos que realmente la separación, el mundo del sistema del pensamiento de la separación, es algo terriblemente caótico. Nos estamos dividiendo según nuestras creencias y emociones… emociones que aportan cantidades enormes de energía que no valoramos ni sabemos normalmente manejar.

Es decir, nos dividimos desde nuestra subjetividad, pues es ésta la que fabrica nuestra experiencia… son los sentimientos y creencias los que llaman o “atraen” nuestra experiencia —eso sobre lo que tanto ha insistido Seth.

Así, esta “inconsciencia” en el manejo emocional-mental es lo que se dedica, desde dentro nuestro, a multiplicar la separación; y lo hace, por así decirlo…: “echando balones fuera”. Es decir, se dedica a fabricar algo relativamente apartado de nosotros: unos muy objetivos “yoes probables”, que son, por tanto, ejemplos concretos de cómo la separación se multiplica a sí misma a través de nuestro inadvertido “ser-con-el-ego”.

Así, con ello, nos estamos separando más y más… y estamos ampliando, por tanto, nuestro ser egoico, y de esta forma tan loca-inconsciente.

Entonces, como siempre, lo subjetivo es lógicamente muy importante, y, al final, es lo más importante (la relación entre creencias y sentimientos, por ejemplo; y en general: el simple hecho de la supuesta necesidad de juzgar, a nivel mental).

Lo “subjetivo” es en cierto modo lo que menos valorábamos en nuestra realidad “moderna”… en esa realidad que filtramos, que es filtrada, automáticamente, por nuestro paradigma ambiente de creencias… por nuestra atmósfera de creencias-sentimientos que conforman el “paradigma moderno” (“ciencia”, objetividad, etc.).

Y todo eso que valoramos o valorábamos como “algo poco objetivo”… en realidad… fabrica mundos… por ejemplo en concreto fabricando y multiplicando “yoes” que a veces se llevan la palma: la “energía” 🙂 (recordemos que, tal y como advierte Seth, la consciencia es energía, la energía es pensamiento-consciencia).

El mundo es, pues, según sabemos por UCDM, un monumento a la desintegración y la separación (aunque con vuelta de hoja; uf, menos mal 🙂 ). Y, al tratar este tema de las probabilidades con Seth… “comprobamos” que esto ya es “el colmo”, el colmo del caos.

La impredecibilidad
De hecho Seth dice algo muy interesante sobre lo impredecible de la naturaleza, sobre la impredecibilidad: dice que el universo se basa en ella, absolutamente. Dice que no podría existir toda esta fabricación tan diversa, tan loca, si no fuera por la base de absoluta impredecibilidad en el universo y en todo sistema de realidad.

Podéis poner esto en relación con otra observación básica en UCDM, que viene a decir que…: “menos mal que este mundo fabricado por el ego tiene siempre posibilidad de cambiar, de cambio…”… pues el ego quiso montarse su propio escenario cíclico aparentemente “eterno”.

Por otro lado, Seth hace un razonamiento que resulta maravilloso cuando lo pensamos desde UCDM.

En la p. 33 de UR Seth dice que la predecibilidad tiene que ver con la “significancia” (dejo esta palabra así en vez de por ejemplo decir ‘significación’, para contrastar con “insignificancia” —Seth usa ‘significance’ en inglés).

Y recordemos que la significancia de las cosas viene de una organización que parte de nuestra subjetividad (individual-colectiva)… viene, pues, de nuestro propósito, intención, propensión… según estén cargados, éstos, con cierta mayor o menor “emoción” o “sentimiento”… y basado en general en una estructura de creencias que es la directora, lo queramos o no —una estructura en gran medida compartida por todos (escasez, muerte, etc.).

Entonces, UCDM dice que realmente aquí no hay significado, que esto se basa en miedo, que el miedo no tiene ser, que es sin sustancia, que es simple “falta-de”: una mera negación de algo que no se puede negar, no realmente (el amor).

Y Seth de cierto modo está confirmando la falta de significado real del mundo, pues el mundo, ha dicho, se basa en una impredecibilidad absoluta, y eso es sencillamente una insignificancia absoluta, según sus definiciones.

Y UCDM lo dice muy claramente, por tanto: todo el significado es de Dios, es decir, de nuestro ser real, de nuestra verdadera naturaleza en esa esfera, “en Dios”…, esfera de la cual, y paradójicamente, sacamos toda la “energía” (que aquí es pensamiento dividido, mente dividida, soñando separación, percibiendo…)… para con tal energía fabricar este sueño demente que quiso separarse por completo de la esfera que UCDM llama también ‘conocimiento’: Dios.

Pero, Dios, nuestra verdadera naturaleza, no tiene nada que ver con esto, pese a que, paradójicamente, también Dios es lo más inmediatamente cercano a todos y cada uno de los seres que sueñan con todos estos universos (todo tipo de consciencia, aparentemente inerte… seres vivos… etc.: toda por igual).

Dios no fabricó nada de lo que aquí vemos, aunque, al no estar nosotros separados de Dios, tengamos cierta barra libre (“libre albedrío”: plena insignificancia)… para construir y reconstruir en ciclos, jugando a diosecillos… todos estas cíclicas repeticiones de muerte y destrucción donde aprendemos a volver al “conocimiento”, fabricando todos los ciclos que queramos (ciclos que, por otra parte, ya han ocurrido, pues vimos lo que dice Seth: ocurren todas las posibilidades. Así que… ¡chapó!: círculo cerrado).

Conclusión
Así, cuando nos “traicionamos”, literalmente nos dividimos…, separamos el mundo de la separación… lo damos “vida”… más y más en cada vuelta…… dividimos esta realidad… desde esa impredecibilidad o insignificancia absoluta que es su base… y desde la división que experimentamos entre propósitos-creencias, con su respectiva carga emocional.

Separamos pues, y multiplicamos-ampliamos, el miedo, en tanto que es esa emoción base para la interpretación de la idea de la separación según el sistema de pensamiento de la separación, el que llamamos “ego” en UCDM (algo muy muy global para todos los sistemas de realidad).

Así, los procesos de integración (de unificación de propósito (paz)) suponemos que se dan de forma natural cuando aceptamos nuestra inocencia de base, y, lógicamente, involucrarán la posibilidad de tener contactos más conscientes (ya los tenemos inconscientemente, en sueños, en vigilia)… contactos más conscientes: bien sea con nuestros seres probables… o bien con los de encarnación…, o bien con, en general, cualquier otro sistema de realidad…, pues el proceso de despertar involucra la Comunicación universal, la reunión, el regreso a la Fuente, a Dios…, de donde nunca en realidad salimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: