El libro de Urantia: desde romper con nuestra identidad (UCDM), a re-establecerla (UCDA)… pasando o llegando a “informarse” (El libro de Urantia)   3 comments

Una vez leído el libro, creo que la traducción que ahora tenemos al castellano es una muy buena.
El enlace al que lleva esta foto es la página de acceso al texto en internet, dentro de la página de urantia.es (¡gracias!)

El libro de Urantia es también una maravillosa transmisión. Contiene mucha claridad sobre una infinidad de cosas en la historia de este planeta (a tener en cuenta, si sois escépticos, al menos como hipótesis, pues “cuadran” muy bien). Nos puede servir por ejemplo de antídoto contra la sensiblería, para poder pasar, claro está, a grados superiores de “sensibilidad”.

El larguísimo relato final de la vida de Jesús y los hechos en torno a él es maravilloso. Podemos ver dramatizado por ejemplo cómo él en general no quería atraer a nadie con “milagros” (aunque inevitablemente hubo partes de su vida donde precisamente parecía tratarse de eso). Es decir, lógicamente no se trataba de atraer con el resultado más o menos espectacular, exterior, de ese acto interior, supremo, de elegir la Verdad, la Bondad, la Belleza de nuestro verdadero ser (un acto abierto para todos que es lo que naturalmente hemos venido a realizar a la esfera física).

Encontramos por ejemplo algunas claves sobre cómo se eleva la forma en este tipo de universo, sobre el plan de “acción espiritual” en los planetas, que los intenta suavemente acondicionar para la elevación de la forma: las donaciones de diversos tipos de seres que ayudan progresivamente a la “educación” o transformación de las humanidades, una vez que la mente que habite el planeta expresa la posibilidad de adoración, y la elección “moral” (Adanes, “Hijos Creadores”, etc.).

Los planetas, en este tipo de universo, están todos destinados a albergar “mente capaz de adorar”. Así, nos vamos reuniendo progresivamente en tal adoración, tanto hacia dentro como hacia fuera.

Es decir, la “espiritualidad” se expresaría exteriormente y, por tanto, se podría llamar como se hace en Urantia: “perspicacia cósmica”.

Estamos saliendo de un estado de oruga a uno muy diferente “de mariposa” (lo que llamamos por ejemplo estado crístico, o recordar el Cristo, etc.); tal mariposa, lógicamente, no va a tener mucho que ver con la oruga.

Empezamos en estos planetas nuestra carrera ascensional.

Y para ello, vivimos ahora aquí un momento fantástico por lo clara y fácilmente que podemos acceder a las nuevas revelaciones que se nos han dado como ayuda, para facilitar el abrirnos a la conexión más íntima y personal, en el interior, que, “paradójicamente”, nos lleva a unirnos a la voluntad del Todo.

De dos de esos libros, muy importantes, hemos hablado también en este blog. Estas revelaciones constituirían eso que se llamaba “la segunda venida de Cristo” —o como queráis llamarlo— pero una venida bajo la forma de ciertos libros fundamentales.

Demos un cierto “repaso” en tres etapas (llamémoslas: “etapa UCDM”, por Un Curso de milagros; “etapa UCDA”, por Un Curso de Amor… y “etapa Urantia”… por el libro ya comentado):

— Etapa UCDM:
Es curioso cómo muchos tenemos que primero siquiera empezar a deshacer o a ROMPER nuestra IDENTIDAD…, es decir, nuestra férrea identificación egoica con la forma humana, ROMPIENDO claramente ese lazo en su misma base (la valoración de las cosas de este mundo que realizamos inercialmente desde nuestra actitud de separación).
Esto lo hacemos por ejemplo con Un Curso de milagros, ya que para eso fue dado (para insistir de mil maneras en que estamos PERSONALMENTE guiados desde dentro por nuestro verdadero ser que está perfectamente unido a Dios, y que por ejemplo nada de lo que ocurra en la forma nos puede hacer daño).
Este libro fue dado pues como una herramienta para empezar a recordar.
Pero, muy en general, todo lo que ya usamos, consciente o inconscientemente, para llevarnos al momento presente (técnicas corporales, meditación, otros libros, o en general las NECESIDADES físicas…)… todo… nos sirve potencialmente para ayudarnos a romper el lazo que no nos deja OBSERVAR.
De dichas necesidades, en general, habla de una forma muy impresionante el texto del siguiente apartado (UCDA). Las necesidades tienen el papel “sagrado” de hacernos imposible no relacionarnos. Necesitamos relaciones. De hecho Un Curso de amor dice literalmente: “debes perdonar a Dios por crear un mundo en el que no puedes estar solo”).

— Etapa UCDA:
Luego, una vez “ROTO” o básicamente abierto dicho lazo (y a poder ser sin destruir por el mero hecho de destruir, es decir, sin violencia… aunque las interpretaciones y vivencias que, por así decirlo, nos dará nuestro ego de ello serán justo aparentemente “destructivas”…)… luego… una vez roto… si lo necesitamos, podemos usar por ejemplo Un Curso de Amor para comprender más aún los obstáculos que ponemos ante el inmenso cambio de percepción que nos espera.
Esta otra “transmisión de Jesús” sirve para ESTABLECER nuestra identidad, una vez roto el lazo. Ahí se habla muy explícitamente sobre nuestro “estado mariposa”, por ejemplo.
Así, ayudamos a ESTABLECER lo real en nosotros, y por ejemplo afrontamos sin miedo que “no somos cuerpos” —que ellos son ahora una sombra más “a cuidar”, que solo existe para permitir la comunicación.
Un material transmitido que también nos puede ayudar en esta tarea de establecer nuestra identidad… y que en general resuena con estas dos etapas finales… es el que hallamos en Conversaciones con Dios, de Neale Donald Walsch.

— Y si queremos, a la vez, o después, empezar a terminar de “informarnos” :)… está El libro de Urantia, que nos puede dar cierta seguridad…, si lo necesitamos… a la hora de re-conectarnos con nuestro ser, a la hora de empezar a plantearse “hacer solo la voluntad de Dios”.
Este libro nos podría aportar cierta seguridad por el hecho de que nos ayuda a “perdonar” todo “lo material”…, es decir, el comportamiento, la evolución, los hechos de los humanos y las civilizaciones —tan a veces crueles en ese aparentemente absurdo “progreso”, eso que podríamos pensar como progreso.
Como dijimos, es también un gran antídoto contra la mera sensiblería relacionada con nuestro apego a la forma, a lo físico.
En esta revelación se habla sobre el plan de la vida en este universo…, sobre estos principios de ascensión desde los planetas.
La revelación de Urantia presenta breve y claramente muchas cosas que parecen “las importantes”, “lo esencial” de lo acaecido en la Tierra desde hace 1000 millones de años. También habla, y en la escasa medida en que se puede hacer… sobre la “estructura espiritual” del universo de universos, Dios (Vida), etc.

Anuncios

3 Respuestas a “El libro de Urantia: desde romper con nuestra identidad (UCDM), a re-establecerla (UCDA)… pasando o llegando a “informarse” (El libro de Urantia)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Más que podemos comentar sobre Urantia:

    «

    Lo fundamental es vivir una experiencia desde el nuevo sistema de creencias, el que sustituye al del ego.

    Para ir siendo realmente quien somos.

    UCDM es un primer “tiro en la nuca” que le damos al ego, para ver si podemos irnos identificando con Dios.

    Y ¿para qué o por qué? Claro, porque somos creadores-con-Dios, porque nosotros fabricamos nuestra realidad, con la venia, desde nuestras creencias.

    En UCDM está el “esqueleto” del asunto, ahí planteado, para que nunca más volvamos a vernos como no-creadores, para que nos volvamos a “responsabilizar”, digamos, pero “sin sentirnos responsables” en el mal sentido de ello.

    Nosotros como mente estamos también poblados por un “cachito” de Dios desde siempre; y por eso digamos que “siempre puede pasar de todo”.

    Pero Dios se está personalizando, majestuosa y globalmente, en toda la creación… y a la vez, nosotros “regresamos” y nos “eternizamos” en un trillón de tipos de maravillosas experiencias de “ascensión” (desde esta que está dentro de “las experiencias más bajas”), siendo cada vez más capaces de relacionarnos con más y más cosas (asemejándose en experiencia cada vez más al amor-conocimiento que es de cierto modo LA RELACIÓN)…, aunque claro, durante el viaje —tal y como se encarga de decirnos y de que aprendamos UCDM— durante el viaje… nunca estamos realmente separados de nada ni de Dios.

    Es de cierto modo la individuación de la eternidad, en la individualización de las personalidades ascendentes y descendentes.

    Igual que la mente aquí ha trabajado mucho para hacerse con una “forma de experiencia” desde la cual recordar su origen (Dios) de una forma “llena”, llena de experiencia… igualmente… casi no tiene fin la “aventura” de las experiencias que nos esperan para rellenar nuestra experiencia de ascensión o recuerdo…, y que nos van “aproximando” cada vez más, más experiencialmente…, de igual a igual…, con una experiencia de unión efectiva, “operativa”, cada vez más plenamente operativa… con Dios.

    Dios quiere que seamos REALMENTE como él hasta el máximo en que podamos (no solo como una constatación revelatoria, en revelaciones que parecen “dislocar” más o menos nuestra experiencia actual).

    Dios nos dio pues infinitas vías para satisfacer nuestra CURIOSIDAD, curiosidad que sería un don divino, digamos.

    Igual que aquí “trascendemos” relaciones así como englobándolas…, se trata de que vamos a ir creciendo y creciendo como mente que “puebla” diferentes realidades, realidades intermedias y espirituales que necesitan otros tipos de “forma” que ahora no entendemos… y todo para ir englobando, como Dios…, para ir “ayudando” a Dios… “englobando” todas las relaciones que “nos tocan” en nuestro aspecto en la creación.

    El relato de la vida de Jesús va acompañado de otras muchas “soluciones”, en las mil y pico páginas anteriores; pero estas cosas, en el libro, todas las que describen la CARRERA DE ASCENSIÓN —que es lo más importante en general para nosotros— se pueden ir “picoteando” al leer la historia de Jesús…, pues dentro del apasionante relato de su vida se hacen referencias a casi todo (Ajustadores del pensamiento, etc.).

    Así que lo dice muy claro la voz en el magistral “Un Curso de amor” (UCDA), que lo que primero había que hacer en muchos casos es pegar algún que otro “tiro en la nuca” al ego, con el “arma” UCDM… por ejemplo… aunque así exactamente no lo dice… ¿Para qué? Para poder aceptar que Dios tomó la decisión, junto con nosotros, de expresar el Yo del amor en la forma física.

    Hasta que no hubiéramos tenido algo más de experiencia con nuestra “conexión”, con el cachín de Dios (cosa esta que sería lo único que se persigue en UCDM)… no podríamos aceptar la verdad de que sí, de que Dios, al final, “creó el universo”, y todo… pues todo es creación, es la actividad-ser que somos… y que nosotros, visto desde una perspectiva, nosotros, no somos exactamente Dios (ahora mismo ni de lejos, en realidad, no experiencialmente, pues debemos aceptar y aceptar en experiencias gozosas ascendentes un trillón de trillones de relaciones para re-llenar de nuevo nuestro ser REALMENTE de Dios, que es lo que se nos pide, el servicio que se nos pide (el requisito para satisfacer auténticamente el anhelo de Dios, que es servicio)).

    UCDM era un paso para romper la identidad y alcanzar la identificación con el muy personal “cachín” de voluntad de Dios que tenemos “a nuestra disposición” para despertar y servir en la creación.»

    _______
    «El relato de la vida de Jesús es impresionante; solo están narrados los movimientos y las palabras, con diálogos a veces… y muchas veces con la fecha y todo.

    Hay algún añadido dentro del relato de su vida, añadidos más “teóricos” (lo pone en boca de Rodán de Alejandría, un “filósofo”). Esos añadidos están en armonía con el resto de la revelación, cuando se teoriza un poco sobre religión revelada/evolutiva y muchas más cosas.

    Es buenísimo… esta revelación es como la guinda, para completar todo el asunto.

    Qué simpáticos quedan los griegos en este relato. Qué bien explicado está todo. Parece que no hay nada esencial que no sea tratado en este Urantia.

    Es muy divertido cuando se desmaya la madre de Jesús, se entiende todo… en realidad, solo ha habido una encarnación, un espíritu, en la Tierra, “sin madre” de ningún tipo, y era él.

    Todos nosotros como espíritus seríamos hijos del Hijo Creador y del Espíritu Creativo (madre) de esta parte del universo (pero Jesús, siendo en realidad espiritualmente hablando un “Hijo Creador”, el creador de esta parte llamada “Nebadon”…, entonces… como dice esta revelación… ¡no tiene madre! jajajaja).

    Todos los demás tenemos al menos “dos madres” :), la corporal y la espiritual;
    Jesús solo tuvo la corporal, pues lo de nacer de una virgen es un mito, mito muy muy útil… y que dice Jesús en el curso de amor que está siendo invocado ahora para ACABAR CON TODOS LOS MITOS, pues todos volveremos a “nuestro estado virginal”.

    Ahora parece que “ya se entiende todo” sobre lo del “Hijo de Dios”, fue fantástico leer lo de Urantia; hay pues espíritus destinados a “crear espiritualmente”, a cuidar, a administrar… esta parte del universo…, y a favorecer la elevación “igualitaria” de los ascendentes que ellos crearon.

    Parece en gran medida que la revelación en cuanto al relato de Jesús está hecha aposta para “rellenar los huecos” de los evangelios y desfacer los múltiples entuertos que conlleva la redacción “de memoria” o “de segundas”.»

  2. Otro comentario que hice:

    «… creo que me ha aclarado mucho últimamente el libro de Urantia;
    da una versión que parece muy útil sobre cómo surgió la humanidad y cómo suele ser el plan normal de “desarrollo” en este tipo de universo.

    Da alguna pista sobre el “supercontrol” de la evolución, sobre esa “supervisión” que se realiza desde el terreno “espiritual”.

    Es extraño de todas maneras que no cuente casi nada sobre las espectaculares pirámides, sobre por ejemplo “cómo” están hechas.

    Las dos primeras intervenciones espirituales dentro de lo material y sobre la humanidad —que cuenta el libro de Urantia (una vez que ya tenemos a la humanidad con un lenguaje, etc.)— son de hace unos 500.000 años, y la otra de hace unos 40000.

    Serían unos pocos seres, muy pocos en número… que debían procrear y/o hibridarse aquí, con lo que ya había…, es decir, debían dar a la vez más humanos de su tipo o bien mezclado…, una vez estuvieran en la misión aquí.

    Estos humanos solo serían un poco diferentes a nosotros…, y ahora todos estaríamos algo mezclados con lo que se trajo en esas dos “intervenciones”.

    Así que todo es “de tipo humano”, por tanto…, y en sus misiones dice el libro que se enfocaban en “civilizar”, en “educar”, “desde abajo”…, muy progresivamente…, simplemente atrayendo gente para que se instruyera en agricultura, manufacturas, y posteriormente por ejemplo música, etc., y sin querer meter repentinamente “tecnología rara” que no fuéramos a descubrir prácticamente “por nosotros mismos”.

    Creo que este libro de Urantia es como un aviso de “¡eh chicos, poned los pies en la tierra!”, ya que parecería que quiere hablar “lo justo” sobre lo “sobrenatural”.

    Así que se cuenta cómo es que la “interferencia espiritual” se intenta que sea progresiva: la venida de diversos seres para intentar ayudar a acondicionar lentamente el planeta hacia las “eras de luz y vida”, que es como las llama.»

  3. Bienvenidos todos a URANTIA GUÍA PRÁCTICA

    José Helmer Bernal.
    Homeólogo Investigador.
    Cel. 315-2902179
    http://www.urantiaguiapractica.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: