ovnis y extraterrestres…: otra cuestión zanjada (o casi): una cuestión de salud espiritual   Leave a comment

Una vez leído el libro, creo que la traducción que tenemos al castellano es una muy buena.
El enlace al que lleva esta foto es la página de acceso al texto en internet, dentro de la página de urantia.es (¡gracias!)

[Actualizada: 31 agosto 2013 (añadidos breves comentarios sobre El Ser Uno)]

«Leemos mal el mundo, y decimos luego que nos engaña» (Tagore)

ATENCIÓN!: Lo que sigue es algo que, si se es relativamente “nuevo en esto”… se puede aceptar como «mera “hipótesis” para considerar, para “abrir” nuestra mentalidad», si se quiere ver así.
Simplemente se trata de “dar opciones”, en el pensamiento y en el “ser”.
¿Y por qué “defenderíamos” estas “hipótesis”?
Porque son “lo único” y lo mejor que tenemos ahora para poder “encajar” todos los datos o “hechos”.]

Índice:
— Ángeles y el Libro de Urantia: el mundo de espíritus descendentes, que “nos cuidan”
— Grises y grises reptilianos (primeros apuntes antes de conocer más profundamente lo que se dice en El Ser Uno)
— Para finalizar
— Notas

____
__

Ángeles y el Libro de Urantia: el mundo de espíritus descendentes, que “nos cuidan”

Aceptando la información dada en la gran transmisión llamada El libro de Urantia (que llamaremos ELU), y con muy pocas lecturas más, podemos fundamentar la cuestión “ovni”, es decir, podemos terminar de zanjarla en lo fundamental.

Es curioso que haga falta leer relativamente tan poco para poder encontrar “fundamentos” en muchas cuestiones —una vez que se “sabe” que la clave es de cierto modo espiritual.

Repasemos. Decíamos “terminar” porque los ˝ovnis”, en realidad —tal y como ya vimos en el texto sobre Pons Prades—, serían esencialmente una cuestión de “salud espiritual”.

Igual que tenemos o no “salud física”, “mental”…, tenemos el “problema” de la “salud espiritual”, ante todo.

Para “entender” esto último con el ejemplo “ovni” de Pons Prades, podemos acercarnos al texto ya enlazado arriba sobre él. El tema es muy sencillo; lo que importa, es “el propósito”.

Por otra parte, la cuestión se empieza a “zanjar” si recordamos que estamos cuidados y acompañados desde muchos “frentes” del ámbito espiritual. Esta y mil cosas más “aprendemos” en ELU, con mucho detalle.

De nosotros depende entonces, personalmente, elegir cómo ver (y por tanto cómo interactuar con) esa guía y ese cuidado que ya tenemos.

Pero, atención, señalemos varias cosas que quizá nos den qué pensar:
— estas “agencias” de cuidado actúan siempre, de todas maneras;
— lo hacen concertadamente aunque son muchas;
— y tengamos en cuenta que nuestra voluntad no es realmente del todo “Consciente”.

Si bien estamos anclados en Dios/Diosa —y todos por igual—, y si bien se trata de una “voluntad de amor incondicional”, de una personalidad-Todo que nos acuna, estando también en una cierta eterna metamorfosis… ella es…, en realidad…, “nuestro verdadero ser”, en el sentido de que ese es también el lugar donde “co-creamos” —como seres eternamente trinos: cuerpo(energía)-mente-espíritu.

Sin embargo, Él-Ella casi nunca se hace patente en nuestra experiencia, o bien casi siempre rechazamos su evidente constatación, más o menos directamente. Es decir, no queremos o no podemos ser conscientes de “algo tan grande”.

¿Por qué? Como sabemos, es por nuestras propias barreras inerciales (creencias mentales).

En ELU se nos pone en un primer contacto (un contacto digamos que muy detallado y abrumador, pues son miles de cosas que no podemos entender experiencialmente ahora, y que hay que leer administrando bien los tiempos y entendiendo bien lo que hacemos)… en ELU se nos pone en un primer contacto… con el inmenso tema del cuidado y la administración que ejercen aquí por ejemplo los llamados tradicionalmente “serafines” (y compañía).

Estos “ángeles” que son “amigos” nuestros desde siempre, aunque nos olvidemos casi siempre, tendrían —de tenerlo— lo que podríamos llamar un “cuerpo” o una “forma” que, tal y como ahora percibimos, no podemos ni siquiera comenzar a ver o a comprender  —no normalmente, no con nuestro cuerpo físico sintonizado así, en el estado “normal”.

En ELU se nos cuenta que lo más importante para nosotros, para nuestro tipo de ser (mortal), es la “carrera” de “ascensión espiritual”; y en ella estamos metidos, lo queramos o no :).

En ELU también se nos cuenta que, en realidad, para nosotros, existen tres grandes “estados del ser”:
— materia,
morontia,
— y espíritu.

Ahora estamos básicamente en el estado “material”.

El ámbito llamado “morontial” es un inmenso “campo” entre “materia” y “espíritu”, un campo que sería capaz de hacer de puente y de maneras que ni sospechamos1.

Pero…, hete aquí que tenemos los “ovnis”… y, entonces… ya sí que sospechamos mucho 🙂 (pues parece que ¡para eso están! ¡Y por eso tanto ruido en esta civilización, tantos miles de millones de dólares gastados en películas, etc. etc.!!!!).

Imaginad que sois…, que alcanzáis… el estado de consciencia de… digamos… Jesús.

Éste adquirió —tal y como otros espíritus encarnados aquí lo hicieron (otros que se permitieron adquirir eso)— adquirió… al liberarse del miedo… sus “plenas capacidades morontiales” en la fase final de su vida terrestre (de hecho, más allá del final).

Entonces, antes de llegar a alcanzar dicho estado… uno se ha dado cuenta, un poco mejor, de “quién es uno mismo” —en términos más amplios2.

Y, al parecer, por los “datos” que tenemos en ELU…, en estado “morontial”3 se ven algunos tipos de “seres espirituales”, es decir, de los del ámbito “de arriba”. Y los serafines son al parecer visibles cuando estamos en estado morontial —si no recuerdo mal lo que dice ELU.

Así que cuando se nos aparecen otros humanos en “ovnis”, y por ejemplo nos comentan algunas cosas, como al parecer le ocurrió a Pons Prades… resulta que ellos, y procedan de donde procedan (“futuro”, “pasado”, de este u otros planetas, de otras diversas “juergas” o misiones universales que existen…)… estarían “elevados”, y en algún tipo de misión más o menos múltiple —respecto a varios aspectos del universo.

Es decir, dichos humanos serían básicamente casi siempre morontiales (y entonces… por cierto… ¿al fenómeno de los grises habría que darle de comer aparte ? Parece que sí, y podríamos tener algunas pistas por ejemplo en los textos llamados El ser uno (en concreto en el segundo tomo)).

Por tanto, estos “humanos demasiado humanos” que aparecen en “ovnis” estarían siempre acompañados de serafines y de otros seres que no vemos. Esa compañía les ayudaría o sería fundamental en sus viajes y demás operaciones, ya que al parecer los serafines y otros seres que siempre están con nosotros pero que también actuarían con ellos más libremente les facilitarían “técnicamente” muchas cosas (en el ámbito “técnico” digamos que expandido al “reino” de lo espiritual, por ejemplo).

En ELU hay pasajes donde de hecho se nos habla del “transporte seráfico”. Se comenta por ejemplo sobre ciertos seres materiales que son casi como nosotros: los llamados “adanes-evas”. Se trataría de seres digamos que… “muy especiales”…, ya que sus cuerpos estarían digamos que “muy armonizados” con el cosmos. Estos seres materiales vinieron hace unos 40.000 años a este planeta, a “Urantia”, a la Tierra…, y gracias a los serafines. Se trataba de una misión que usualmente se da en todo planeta habitado por seres con cierto tipo de consciencia, ya que estos adanes-evas se encargarían en general —y entre otras cosas— de, básica y lentamente, abrir dichos planetas a otros ciclos de transmisión y afianzamiento de la agricultura y otras artes pacíficamente similares.

De este modo de transporte, ELU dice literalmente que se posó sobre la Tierra con una serie de serafines —y compañía—, para rematerializar a dos esos seres “humanos”, del tipo de los “Hijos Materiales” —así los llama ELU en general a los “adanes-evas”.

Así que el modo de transporte específico de los adanes-evas es al parecer algo “muy elegante” :)…, pues se trata de rematerialización, aunque, claro, es de suponer que una vez aquí, se necesitaría tener algún lugar y/o un sistema técnico donde poder rematerializar estos cuerpos, y, por tanto, quizá podemos suponer que lo que se posó aquí en cierto modo se vería, lo veríamos con los ojos humanos, en un estado o ambiente normal.

Es también de suponer que, igual que una vez se tuvo que usar algo que de hecho “se posó”, igualmente hoy, ahora y siempre, se puede haber estado usando lo mismo: el transporte seráfico o incluso otros tipos de transporte (y esto se habría estado haciendo siempre aquí, por parte de la administración seráfica y de quizá otros tipos de administraciones o “gobiernos espirituales”).

Así que, como conclusión, los seres humanos que hablaron con Eduardo Pons Prades (sean de donde sean) podrían ser seres que están en estado morontial, y el manejo de sus “aparatos” —también “morontiales”— sería una “cuestión cósmico-espiritual”, es decir, goza de enormes ayudas de serafines, etc.

Grises y grises reptilianos (primeros apuntes antes de conocer más profundamente lo que se dice en El Ser Uno)

Otro gallo cantaría con otro tipo de seres y de abducciones. Quizá sea cierto, tal y como empezamos a ver que explican esos libros comentados (El Ser Uno)…, que estamos desde siempre acompañados en la Tierra por otras razas de humanoides. De éstas, y debido a ciertas estrategias, se nos habría “protegido” desde siempre, y hasta ahora —hasta que podamos “educarlas” habiendo nosotros alcanzado cierto “nivel espiritual” (y nos protegerían de ellas algún tipo de “cuidadores espirituales” de entre los muchos tipos de “cuidadores” que tenemos).

Estaríamos, entonces, protegidos de muchas cosas, y en concreto por ejemplo estamos protegidos de saber sobre la presencia aquí en la Tierra, desde siempre, de otras razas humanoides y de sus problemas (por ejemplo los llamados grises y grises-reptilianos).

Estas razas quizá tienen menos capacidad de “ascensión espiritual”… aunque algunas tengan quizá una tecnología más avanzada. Por todo ello está “ocurriendo” esto que vemos surgir desde hace años, y de mil maneras: una especie de “colapso” o de mezcla interdimensional, que quizá se esté dando respecto a todo esto, y que vamos conociendo. Tiene que ver también con los célebres “planes secretos”… que mezclarían de diversas formas y de un modo “extraño” a ciertas clases de humanos con tecnologías más avanzadas y con otros humanoides, etc.

Para finalizar

En realidad la historia es sencilla en términos globales: al igual que un día aunaremos, sin engaños, realmente de forma “democrática”, todas las naciones terrestres…, eliminando todos los ejércitos menos uno controlado democráticamente para resolver “conflictos menores”… también un día en nuestro “futuro ilusorio”… aunaremos todas las civilizaciones que existen en este universo… hacia el superuniverso y el universo de universos (Seth los llamaba… “sistemas de realidad” 🙂 ).

Para tal labor de aunarnos con todo (recordar la Relación única que es cada uno…, la relación única con ese todo que todos somos…)… estableceremos todo tipo de “comunicaciones” desde el nivel donde cada uno esté (con su tipo de energía-mente-espíritu)…, y siempre al servicio de “un plan divino” 🙂 .

____
Notas.

1. Muchos pasaremos, según parece —y quizá a menudo lo haremos sin hacer ningún “ruido”— al estado morontial, tarde o temprano, poco a poco.

Pero esto no quiere decir que el estado material actual no pueda ser “fertilizado” inmensamente, es decir, casi “eternizado” —y “eternizado” sin tener que pasar TODOS nosotros al estado morontial.

En la Tierra, claro está, seguirá pareciendo que hay vida…, y ésta seguirá elevándose (al menos así lo haría en las “Tierras probables” que elijan seguir viviendo, lo cual implica “elevación espiritual”, pues si no se da ésta parece que entonces la vida material desaparece del planeta en cuestión).

Es decir, según parece no todas las mentes acostumbradas a “proyectar cuerpos humanos” (es decir, casi todos nosotros ahora), “irán” hacia los “estados morontiales” para seguir ya esa siempre ascendente y gloriosa “carrera” cósmica.

Al parecer, quizá muchos de nosotros hemos elegido encarnar aquí mientras estemos inventando problemas de este tipo, “materiales”… en estas tierras llenas de creencias locas.

Entonces, nuestra liberación, si es que somos humanos que eligieron esto último…, se daría siempre repetidas veces, y suponemos que cada vez mejor… pero solo dentro de las sucesivas vidas… pues en toda vida de este tipo de consciencia —que ha elegido a sabiendas “encarnar aquí”— suponemos que se va también alcanzando una mayor facilidad para “elegir percepción sana”… es decir, para elegir una mayor facilidad a la hora de purificar la mente de creencias —lo antes posible y vida tras vida material.

También se nos cuenta en ELU que, aunque “ascendamos” a la morontialidad para seguir viviendo “amplificadamente” en miles de tipos de mundos y con miles de tipos de seres y aventuras que “nos esperan”…, seguiremos siendo seres trinos, es decir, con cuerpo-mente-espíritu (“ENERGÍA”-mente-espíritu).

2. Y lo que somos, tal y como nos enseña, tan bien, Un Curso de milagros (y su acompañante Un Curso de amor)… lo que somos es más amplio que un ser que se mira “primero siendo un cuerpo”.

Somos algo así como una mente que proyecta, que co-proyecta universo-cuerpos… junto con el resto de mentes-hermanas, que en realidad están perfectamente unidas, reunidas, en esta tarea —pese a que luego aquí creamos en tantas cosas raras (“miedo”) que recordar esto se nos hace difícil.

3. El cuerpo morontial es digamos más “ligero” que el que actualmente casi todos tenemos (espero que no me lean 🙂 muchos seres en tal estado :), pues quizá esto sea un poco “vergonzoso” 🙂 ).

Y la estructura corporal morontial digamos que estaría de algún modo “directamente conectada” con la Fuente del cosmos (Matriz) en el aspecto “energías”… aparte de que nuestra mente —quizá gracias a esa más directa y ligera conexión— en ese estado quizá pueda “volar”, y cada vez con más seguridad y facilidad, en misiones de cierto modo “transtemporales” —que no involucrarían ni siquiera el uso de tales “cuerpos morontiales”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: