Divinamente egoístas (fragmentos de Jayem)… y notas sobre el caso personal   2 comments

«The Way of Mastery», Jayem

The Way of the Heart, el primer libro de «The Way of Mastery», transmitido por Yeshua a Jayem

¿Cuál es el reto que Jesús plantea en sus grandes transmisiones (Un Curso de milagros, Un Curso de amor, The Way of Mastery…)?

Ser “divinamente egoístas”.

Solamente se trataba de eso…, como seguro que habéis comprobado en cualquier práctica (o con la simple vida normal…, con o sin “maestros”, “textos”, etc.).

De manera importante comprobé otra vez, hace poco tiempo, cómo en cuanto uno deja de pedir, de ser…, de pedir ser el Amor de Dios/Diosa primero… entonces todo “va mal”.

Un caso de “largo recorrido” de esto mismo, de cómo uno necesita primero quererse de forma muy profunda a sí mismo… podría ser mismamente mi propia vida, durante muchos años.

¿Por qué? Porque no me cuidé a mí mismo en un sentido profundo (por ejemplo a la hora de cuidar un cierto “recorrido” en cuanto a lo social, al trabajo… a grupos, etc.).

Así que… ¿qué pasa entonces cuando no te cuidas? Pues que realmente a veces no tienes “amigos”, si definimos como “tu amigo” o tu amiga a aquel que procura comentarte directamente, a ti, lo que a él, a tu amigo o amiga, le está dando “problemas” contigo.

A menudo, en vez de comentarlo al interesado, no somos buenos amigos, y lo comentamos a los demás, hablando mal de la gente, de incluso la gente que decimos “nuestros amigos”.

Es decir, es importante comunicarse; lo que uno observa en otros, amigos, que claramente “falla” en ellos… sería muchas veces algo que merece ser comunicado.

Podría ser de gran ayuda comentar las cosas que más perturban; eso diferenciaría a los amigos de la gente que simplemente conoce a alguien.

Entonces, a veces, la gente cree que tiene “amigos” cuando, en vez de eso, y al no haber comunicación, éstos a veces son más bien “enemigos”, o simplemente “conocidos que hablan mal”… pues pueden comentárselo a los demás antes que a los más interesados —haciendo así, a veces, un poco más de daño a todos… quizá simplemente por conseguir “desahogarse”.

Esto no quiere decir que haya que ir diciendo a todo el mundo todo lo que se piensa, sino que en el caso de la amistad sí hay que hacerlo a menudo, según parece. Es decir, es importante comunicarse en ese caso, cuando son temas importantes, y cuando a la vez se está en la tentación de tratarlos con otra gente, a espaldas del mayor interesado.

Esta es una cosa muy curiosa; de ella ya hablamos aquí, cuando hablamos de “amistad”.

Así que los “amigos” en parte pueden terminar reflejando “fuera” el descuido “interior” que os déis a vosotros mismos. Y, realmente, podemos llegar a constatar que es mucho más difícil de lo que pensamos tener realmente “amigos”, si entendemos que los amigos deben situar la comunicación como algo muy importante.

Normalmente la comprensión profunda de algo conlleva sacar sentimientos (normalmente miedo)… sacándolos a la luz. Y, como sabemos, el ego es el sistema de pensamiento que en definitiva pretende “mentalizar” todo, en el sentido “malo” de “mente”, evitando así vivir los sentimientos, sentirlos a fondo, dejando que se depuren.

Pero, por otra parte, nadie está obligado a cuidar de nadie, o a responsabilizarse por nadie… pues la gente traemos cosas verdaderamente complicadas desde nuestra “psique familiar”, por así decirlo.

Es decir, traemos cosas que nos dificultan en un aspecto u otro “la socialización”, pues todos portamos creencias nacidas o renacidas en nosotros en el ámbito familiar, en ese ámbigo de la dependencia y sus chantajes emocionales (en él aprendemos de forma muy elemental y muy temprano que hay algo en nosotros que no es válido… aprendemos a desconfiar de nuestro ser natural… es decir, nos las vemos con aquello de lo que hablábamos a cuento de La Relación: las cualidades de relación, los “valores”: confianza, consciencia, honestidad, responsabilidad…).

Así que tenemos creencias más o menos dementes, y más o menos profundamente alojadas “dentro”… creencias que todo el mundo seguimos adoptando en un grado u otro, a no ser que ya estéis “iluminados”, realmente liberados. ¿Para qué mantenemos tales cosas? Para alcanzar y mantener el estado falso de “pose”, de “disimule”, que es normalmente dañino… y que llamamos “adultez”.

Así que, por cierto, yo en concreto llevo para bien y para mal toda la vida, sintiéndome como “sin guía”, auto-boicoteado :)… sin “cuidado”. Y, como decimos, son cosas que vienen de lejos, pues “elegí” —esotéricamente hablando— un tipo de nacimiento y de vida un poco demasiado fuera de lo normal: hijo de madre soltera con una situación bastante tensa, en lo emocional, por ejemplo debido a los chantajes “morales” que vienen de arriba sobre mi madre (de mi abuela, etc.)… y durante muchos años… como ya hablábamos en algún artículo sobre “estudio de caso personal” :).

Así que comprobamos cómo nos conduce a la nada —y a veces a la nada más miserable— casi cualquier gesto que no sea precedido por “unión interior”. Normalmente, si no estamos muy “conectados”, si no nos preparamos interiormente para lo que viene “de fuera”… entonces… casi siempre “acaba mal” cualquier afán de relacionarnos o de “hacer cosas”.

Acaba mal, pues, casi cualquier acto que no sea precedido por una unión interior “con Uno Mismo”… por una preparación interior para recibir el Amor que somos y poder ser su “canal” en el mundo, sea lo que sea que hagamos.

Claro, es que todo esto ya sabemos que es simple, que es un “mensaje eterno”: «detente, y reconoce que soy Dios».

Se trata entonces de aprender lo siguiente, tal y como lo dice un fragmento de esta impresionante canalización de Jayem —aparte de sus tres libros transmitidos también en los años 90, llamados El Camino de la Maestría:

« … Puedo respirar, recibir y aceptar el amor del Padre por mí. Aquí mismo, justo ahora. De hecho, puedo hacer esto ANTES DE HACER CUALQUIER OTRA COSA.»

Y sigue diciendo:

» Conviértete, entonces, en alguien así de divinamente egoísta…

De hecho, te querría plantear un reto: a ver si puedes convertirte en alguien más divinamente egoísta que yo [Jesús] en la maestría de divino egoísmo que manifesté con mi encarnación.

Ten por seguro que todo eso que el mundo dice que realicé en esa luz, incluso la resurrección, fue el resultado de mi compasión apasionada hacia el alma de mi propio ser, que fue la creación de mi Padre.

Me entregué al profundo amor de esa alma por encima de todas las cosas creadas.

Y lo aprendí; primero con 5 minutos, luego con 6, y entonces 7, 10… hasta que fueron 24 horas, 7 días a la semana:

“Permito que mi Padre me ame plenamente justo aquí y ahora, antes de levantar un solo dedo por nadie”.

¿Alguien acepta el reto? ¿Estáis dispuestos?»

Anuncios

2 Respuestas a “Divinamente egoístas (fragmentos de Jayem)… y notas sobre el caso personal

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Un comentario sobre esto:

    …claro, se trataba de parar y parar, en la práctica del curso de milagros está claro…, es lo único que se pide,
    — parar de corazón
    — para unirse de corazón uno consigo mismo…
    …uniéndose a “Todo lo que es”.

    Por cierto, qué curioso, o que sorprendente fue ver que algunas personas que practican ser “maestros” de la literalidad o práctica del curso para los demás…, no inciten siquiera a parar al menos cada hora, a parar “completamente”…

    …quizá esto sería de cierto modo digamos que “lo esencial” del curso…, para permitir “el re-programado” total de nuestro inconsciente demente… y así poder alcanzar niveles cada vez más profundos de esa perfecta simplicidad en la conexión creadora que realmente somos… de vuelta a Casa.

    Es curioso que justo en esos talleres, encuentros… o momentos… no se haga más así, en los pocos que vi… es curioso que no nos centremos mucho más en pararnos… y poco más.

    Esto obviamente nos podría hacer pensar que mucha gente que se apresura a dar, que muchos que nos apresuramos a dar… no lo hacemos desde un estado de “divino egoísmo”, con respecto a nuestro SER… y así realmente no podemos dar… no podemos dar lo que no tenemos…

    Y entonces ¿de qué se es maestro? (¿de odio al SER?)…

    …justo ahí, en encuentros, etc.… donde hay tiempo y ganas para callarse de una vez…… para estar “sintonizados” con el curso de milagros y materiales parecidos que nos invitan a prácticas similares de PARAR, DETENERSE…, entonces… se hace un poco “lo contrario”…

    …pero básicamente creo que todo es simplemente ese reto, ese retarnos a que lo hagamos todo “conectados”, con Dios… y ya está.

    Entonces es —supongo— de risa que en los encuentros sobre el curso no esté principalmente Dios en el punto de mira 🙂

    Ese Dios que simplemente es…

    Debe ser que hay mucho miedo y que en parte “hay que hacerlo así” (?)…:)…
    …miedo a que REALMENTE se manifieste el Espíritu Santo… en una de sus múltiples “posibilidades de comunicación” mediante esos múltiples “agentes espirituales” que nos rodean y somos 🙂

  2. No he investigado mucho, pero de la persona que recibió “The Way of Mastery” (WOM), etc., Jayem… —que sigue haciendo labor cara al público— quizá a veces se habla mal en internet. Eso dicen.

    De todas maneras se pueden ver —aparte de las interesantes “transmisiones” que enlazamos arriba— vídeos interesantes en youtube de Jayem…, con los que éste divulga de forma divertida estos textos tan impresionantes y cosas elementales sobre respiración que están muy bonitas; todo está en la estela de UCDM… del curso de milagros… y parece muy útil; ya sabéis por lo que dijimos por aquí o se puede ver en internet: sus textos transmitidos a través de él son tres grandes textos, igual de redondos o más que el “primer curso” de Yeshua —UCDM.

    Y ahora mismo no sé exactamente qué se dice, qué se “habla mal”, de Jayem, pero sí podemos ver en internet un enlace en inglés que explica por qué la Fundación que se encarga —por un lado— de divulgar WOM, no está ya directamente relacionada con Jayem.

    Quizá “lo malo” sea en parte “verdad”…, o no… pues a cualquiera se le puede “subir a la cabeza” el hecho de haber recibido semejantes libros tan “redondos”… como son estos de WOM.

    Eso sería por cierto lo contrario de lo que le sucede a Mari Perron con su curso… con Un curso de amor… pues parece que a Mari se le sube difícilmente a la cabeza… y parece algo tímida, digamos. Ella “pasa” bastante de hacer mucha labor cara al público, creo, no lo hace mucho.

    Podemos recordar ahora los típicos problemas que tenemos con el dinero y nuestras creencias en torno a él, donde nos sucede eso que se cuenta por ejemplo en Conversaciones con Dios:
    — que mucha gente pensamos que el dinero es “malo”…
    — y por tanto que no es bueno que, haciendo “cosas buenas” (el “bien”), se nos pague con mucho dinero (el “mal”) 🙂

    Esto forma parte del conjunto de creencias dementes que muchos de nosotros albergamos profundamente en nuestras mentes…, según parece.

    ___
    Entonces, según parece, hay gente que “odia” más o menos a Jayem… y, sin embargo, esos tres o cuatro libros fundamentales que fueron transmitidos a través de él, de Jayem (y que él divulga bien)… también son divulgados por otras entidades, por fundaciones como la citada arriba: Shanti Christo Foundation, que no mentan a Jayem, por lo que veo, y ahora, con el enlace de arriba, ya sabemos por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: