¿Hay ego bueno? ¿El ego puede ser bueno?   Leave a comment

[otras respuestas en otros blogs a esta pregunta: http://nadairrealexiste.blogspot.com.es/2007/08/el-ego-puede-ser-bueno.html]
[Notas útiles sobre el uso de “ego”: toda la maravillosa canalización de Seth usaba la palabra “ego” de una manera digamos que ya “limpiada” de falsas creencias, que Seth quería que se fuera leyendo así…, aunque esto es difícil…]

Hola, bienvenidos al canal de preguntas y respuestas de UnPlanDivino 🙂

Nos hemos visto personalmente interpelados a responder a esa pregunta…, así que aquí abajo pongo lo que esperamos que para bien se nos ha dado a “canalizar”… desde esas extremadas, lontanas y puras fuentes de la muy inspiradísima y divina anti-ilusión… dicho sea de coña y a la vez sin coña y sin vez (y mientras tanto… vamos acercándonos a sentir más y más, real y profundamente, la real Realidad verdadera 🙂 … dicho sea sin acritud :)):

Como bien sabréis…, son solamente palabras (que si ego…, no ego…, cacadevaca…).

Las palabras al final dan igual… no podemos juzgar nada, y menos aún a las palabras, que son nada… pues en un momento dado cualquier forma de hablar puede estar vehiculando una “terapia”, es decir, una relación de cualquier tipo que sea sanadora… (o no…, da igual…, pues la gente aprendemos “errando”).

Da igual todo, en cierto sentido. Solo hay que ser felices (eso tan difícil a veces… eso de… dejarse llevar más por el sentir… integrando ahí la mente).

“Juzgar”……
…vaya si lo hacemos, lo de “juzgar”…

En esa vía tan divina :)… UCDM venía diciendo que simplemente estamos creyendo que sí se puede hacer lo imposible (juzgar)… —eso sería el ego (una creencia increíble).

Parece que hay muchos guías, y/o terapeutas, que también tienen que hablar de forma que parece que “contemporizan con el ego”.

Quizá sea “una lástima” 🙂 que de cierta manera no ampliemos el vocabulario:

podríamos quizá reservar la palabra “ego” para todo lo que ya no nos sirve (creencias)… y dejar la palabra de “personal”, si se quiere, para en adelante ir aclarando —si hace falta.

Cada uno cumple un ciclo, una espiral de ir dejando atrás cosas… que quedan como en la nada, como siendo nada.

Lo que se deja atrás serían simples efectos del miedo… dentro de nuestra mente… y efectos de la creencia en la separación/escasez… de la creencia de que dar ≈ perder.

El ego sería ese sistema de creencias que, en realidad, no casa con la realidad real… con esa “gratuita” y libre “forma de creación” que es nuestro ser real, el ser real del universo y de todo universo.

Realmente podemos ir viendo que en la vida diaria se plasma aquello de que el ego es, de cierto modo, simplemente lo que “se deja atrás”.

Y esto de la quizá futura “importancia relativa” de la palabra “personal”… esto… quizá parece que vaya a ser o que ya fue en parte “la tendencia” —guau, quizá hasta estamos a la moda— en un milenio de estos.

Y digo esto… de la tendencia… pues supongo dos cosas:

— es cierto que Yisus es el p*** amo…, dicho sea con cariño…

— y… también sería cierto que fue esta misma personalidad*, la de Yisus… la que de cierto modo está y estuvo detrás del dictado del curso de amor y de The Way of Mastery… (* la personalidad de esa encarnación de ese tipo de espíritu que encarnó bajo el nombre de Yisus —un espíritu al parecer bien gordo).

En “la vía del curso de milagros” diríamos que podríamos decir que no hay ego “bueno”…, pues lo dicho, “no se puede” juzgar —se dice “es imposible”.

El ego no sería más que una parte a borrar, en la mente… que se borra de forma natural si nos dejamos ser en libertad —en un nivel digamos “muy esotérico”.

Y el ego… ya sabéis…:
es ese “juzgar”… es creer que se puede tener razón (creer que hay algo que defender, por ejemplo el curso de milagros…)…, creer que defender algo vale para algo… creer que juzgar por uno mismo sobre por ejemplo cómo han de ser las cosas “ahora” para que en el futuro sean “de x manera” vale para algo… porque realmente “hay que tener la razón” alguna vez… o creer que las diferencias son reales… o creer que 2 + 2 realmente son 4, y quedarse tan ancho con la tontería… y esas cosas tan realmente absurdas.

Pero… cuando la Razón (Amor) realmente se hace… parece que no hay dios que la pare… pues “Dios” estaría detrás… y alrededor… y dentro…, guiando-milagreando por momentos…
… y con una mayor o menor consistencia en el tiempo, que solo dependería de lo que nos dejemos nosotros hacer —dependiendo pues de cuánto “irrumpan” nuestros egos en el caminar natural de “la intuición/acción” “verdadera”.

El ego no existe :)… y lo que pasaría es que, desde ahí, desde esa creencia… creamos cosas… cosas que, aún siguiendo sin REALMENTE existir… son cosas que sí que para nosotros son “reales” (pues aquí parece que vivimos de entrada casi absolutamente inmersos en la ilusión —una vez aquí siendo adultos adulterados).

Se trata de ir sintiendo esto… y, para ello, habría que “hacer ho’oponopono” todo el rato… es decir, ir con ese espíritu a practicar lo que sea —el curso de milagros, el de amor, o el de Jayem, da igual; todo el rato agradeciendo el poder que aquí se expresó tan dementemente.

Así que… aquí estamos, PERSONALMENTE, “con toda el alma”…, pero “alimentando ego”.

Y… una definición relacional del ego…:

…en la relación de “tomar distancia de abrazo” con la oscuridad…

…en esa relación que debemos crear…,

…en ese espacio a abrir para que entre la luz en la oscuridad…

…en esa relación desde donde observar (con compasión, con alegría por el inmenso poder creativo… con diversión no perversa…)…

…desde donde observar “al ego”… desde donde observar nuestra mente, nuestro comportamiento…

…ahí…

…el ego sería todo lo que CADA CUAL……CADA UNO…
…en su caminar, entienda que ya no le sirve…

…y que, entonces, como no le sirve… simplemente lo puede dejar ir sin problemas…,

…sin hacer nada…

…y ello aunque a veces se siga de cierto modo viviendo en lo que antes parecía “un problema”…

Y así, se puede ir “abrazando” la oscuridad… para que así la “Luz natural” divina que somos en realidad la pueda disolver…

…disolver el ego…

…y se “borre” sin más ni más todo aquello que se pueda…
…digamos que ante todo a nivel mental —ya se sabe: cuestión de apegos y esas cosas.

Estábamos aquí, pues, incondicionalmente…, y ese es nuestro no-problema…
…incondicionalmente creyéndonos cuerpos…
… y ese “estar incondicionalmente” haciendo algo es “valioso”, pues es lo que es…

…innegable…

…somos nosotros aplicándonos a la tarea de soñarnos aquí…, en la “capacidad divina” de hacer algo con “toda el alma”…

Por eso tenemos que reconfortarnos, por el poder de nuestra mente “creando demencia” (dicho sin acritud, que es lo difícil casi siempre: decirlo/hacerlo sin acritud).

Para ir viendo esto… por cierto… si no lo ve uno mismo por sí mismo… :)… nos viene muy bien lo que parece ser la “siguiente” transmisión, la siguiente al curso de milagros: que sería lo dado por Yeshua a Brent Haskell (y “luego” si queréis el resto de maravillas que comentamos por aquí: Un Curso de amor, The Way of Mastery).

Por eso (porque incondicionalmente estamos apoyando la demencia de creernos separados entre nosotros, de creer realmente que la separación es real)… por eso es… quizá…
…que la gente nos podemos poner tan tan frenéticos cuando simplemente parece que se “insulta” al ego…

…y por eso habrá que tener cuidado, a veces, para no ir por ahí destripando “analíticamente” las cosas, quizá, pues la gente estamos aquí incondicionalmente apoyando separación, nos va la Vida en ello (sin querer saber que la Vida con mayúsculas no se juega en este nivel).

Hacemos las cosas “con toda el alma”, pues…
… eso es lo que hay…

…dormimos o dormíamos el sueño terrestre con toda el alma…

…y estamos o estuvimos-estaremos creyéndonos cuerpos, aquí, con toa el alma… toa toa……

…pero vaya, ahora…, para ir saliendo de esta cierta “exageración”…

…y para poder pasar a “completar la experiencia” e ir abarcando “más”…

…ahora…

parece que vamos a irnos identificando con aquello desde lo cual más bien creamos:

lo llamado por ejemplo “chispa divina” 🙂 …
…o rayo, en la Mente de Cristo…
…con esa luz divina que se comparte y comparte “bajo” otras reglas…
…reglas que no son el sistema de creencias llamado “ego” (“dar≈perder”).

Para ver la dimensión de esto, como sabrás, es lógico mirar la pizarra del mundo…, donde se expresa el sistema de creencias de la separación (dar≈perder)…

…el mundo nos muestra muy bien hasta qué punto creemos en la escasez y en que dar≈perder…, en nuestras relaciones con la Tierra… con el tema energía… etc.…

…vemos cómo nos sentimos si “quitamos” algo a la Tierra… …ya que entonces… tachán… ya no lo tenemos (petróleo convertido en aire)… ya lo dejamos de tener… y así, la parte de nuestra mente que quiere creer en el sistema del ego (“la carencia es real”), se congratula.

Esas creencias (ego)…, en la mente… nos habrían llevado, pues, a un uso no natural de la Tierra.

Y, como sabréis, esto no es ser “primitivista”… pues parece que no todo “progreso tecnológico” ha de hacerse como en gran medida se está haciendo hasta hoy: básicamente para reforzar el ego, el ego en tanto ese sistema de creencias: separación, escasez, dar≈perder…

Así que a la Tierra podríamos verla de entrada simplemente como un ente neutral pero “inteligente”… que nos deja hacer, como nosotros dejamos hacer a los ácaros por encima de la piel, en cualquiera de nosotros (solo hasta que nos pique mucho y los ácaros tengan que desplazarse más o menos lejos (quizá mutando y convirtiéndose en androides cibernéticos…, en uno de esos universos probables de los infinitos que habría)).

feliz navidad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: