Relación entre la mente y la experiencia (“la clave” :) )   Leave a comment

imagen corazón en círculo
Reproduzco y comento un poco el dictado de Yeshua —esa “personalidad” que está hablando a mucha gente.

Se trata de lo dictado a Tom Carpenter en Diálogo sobre el despertar (lo modifico un poco —en una especie de “traducción personal” que hago… y con pocos comentarios al principio).

Aquí Jesús “conecta” de nuevo de una forma magistral las cosas “de toda la vida”.

La relación mente/experiencia:

«Cuando la agitación o el caos aparecen en tu mente, serán experimentados bajo la forma de algún tipo de confusión o de caos fuera de tu mente.

» Pero, lo que ocurre, no es que te estés dando lecciones a ti mismo por medio de la fabricación de todas esas circunstancias que no te resultan placenteras o confortables.»

Podemos deshacer por fin ese espíritu de … “aquí estamos aprendiendo lecciones”, “duras lecciones”.

» No es eso.

» Cuando existe falta de claridad en tus patrones de pensamiento, dicha falta se verá reflejada en la forma de una vida caótica.

Tom y Linda Carpenter

» El verdadero proceso es uno donde el ego recibe información respecto a la confusión que existe, y traduce dicha confusión en “no ser capaces de controlar el resultado”, el cual [resultado] se convierte en una incógnita y, por tanto, en algo temible. Y, en tanto que tu atención se enfoque en ese temor, en esos miedos, éstos se harán manifiestos [en la “experiencia”].

De eso se trata, de interiorizar la actitud de “maestros”, maestros que saben —con todas las células— que no vigilar dónde ponemos nuestra atención es algo demasiado “sufrido”.

Ponemos la atención en el sistema del ego, que habla de “resultados” (siempre haciendo real el “tiempo”, dando mucha importancia al tiempo “lineal”…)… para proteger el miedo, para proteger esa “elección por el miedo”…, desde donde fabricamos la realidad.

Es decir, hay dos “puestas de atención”:

— tenemos puesta la atención en el miedo (y para ver el cómo y el porqué de esta situación tan demente, que vivimos en la mente, en el nivel más “profundo”… se dio Un Curso de milagros),

— y esta primera “atención” la disimulamos poniendo la atención en las creencias del ego, en su sistema de pensamiento, en el sistema de la carencia y la necesidad…, que dice, por ejemplo que: “es necesario esforzarse”, “es necesario, por tanto, algún tipo de sufrimiento”, pues “para tener hay que ganárselo”; “para poder recibir hay que haber dado antes”, etc., etc.

“El truco” está en ese “desplazamiento invisible” para nuestra consciencia… ese desplazamiento que, como futuros “maestros”, vamos a poder realizar cuando nos percatemos de en dónde estamos colocando la atención: precisamente la colocamos en esas emociones (miedo) que realmente están fabricando eso sobre lo cual luego diremos conscientemente: “eh, ¡si yo no quería esto!”.

Somos creadores y no víctimas, y podemos dejar de seguir siendo inconscientes de ese simple hecho.

Ahora mirad qué interesante (recomiendo volver a leer los anteriores párrafos del texto de Yeshua):

» Pero, el mensaje que tu ego te permite escuchar de todo eso que acabo de describir arriba, va a ser muy diferente. De nuevo te va a decir que has hecho algo malo, algo que has interpretado como negativo. Y esto le viene muy bien para sus propósitos, porque es así como va a continuar manteniendo a tu mente en un estado de confusión, y es así como tu ego te da una justificación para poder sentir que realmente existe algo que puedes HACER para enderezar la confusión.

Y recordemos el mantra y su significado: “no hay que hacer nada”, no es necesario (en todo caso lo único necesario es ELEGIR “con toda el alma” lo que se esté haciendo, en cada momento, para así conectar con el verdadero Ser (paz, alegría)).

» Este tipo de pensamiento también te lleva por otra vía que no es de ninguna ayuda: la vía que te dice que hay algo por ahí que está controlando tu vida, y que tu capacidad consciente no puede alcanzar, no puede afectar [a ese “algo”]. Esto te puede llegar bajo dos formas: la de creer que existe una fuerza de algún tipo que tiene control sobre tu vida, y que toma decisiones por ti…, o la de creer que la información puede proceder desde tu “mente inconsciente”, una mente que, claro está, sientes que está más allá de tu nivel de comprensión y, por tanto, de tu control.

» Te digo que nada de esto es cierto.

» Esos procesos que te parece que son procesos de pensamiento de tu mente inconsciente, te parecen inconscientes porque no estás dispuesto a ponerte en contacto con ellos. Esos pensamientos, esos problemas, residen claramente en tu mente consciente, pero han estado allí bajo una forma no reconocida por ti. La confusión se basa en esta falta de reconocimiento. Y esta confusión conduce a la manifestación de tus miedos.

» Una vez más, el proceso funciona tal que así: existe confusión en tu mente; la confusión se interpreta como algo que está fuera de control, lo cual produce miedo. Y una vez que tu atención se ve dirigida hacia esos miedos, éstos se manifestarán en tu vida porque se han tornado reales en tu mente. No es posible para ti experimentar nada en tu vida física que no esté incluido dentro de tus patrones de pensamiento.

» Ahora bien, tu ego tomará esta afirmación [la de que: en tu vida física solo puedes experimentar lo que está englobado o incluido en tus patrones de pensamiento] e intentará hacerte prisionero de ella. Intentará fabricar sentimientos de culpa diciéndote: “¡ahora ves lo que has hecho! ¡Ves el “bonito” lío que has conseguido fabricar”. Pero no escuches esta información. Escucha mejor la implicación, más verdadera, de lo que estoy diciendo. Debes reconocer, con toda la certeza del mundo, que la afirmación de que “no te puede llegar nada que no esté ya albergado dentro de tu mente” es una ofrenda de libertad total. Tienes realmente el poder de determinar qué es lo que quieres encontrar en tu mente.

» La cuestión que te surge ahora es, entonces, la de cómo encajar esto con la anterior información que he dado, y que dice: “trata de vaciar tu mente, trata de liberarla de los patrones de pensamiento del miedo”. Te diré que el significado concreto de este mensaje es el de abandonar los patrones de pensamiento que hayan sido fabricados por tu mente egoica, por esa mente que contiene un sentido de limitación que se basa en experiencias anteriores —en “viejas grabaciones”, podrías decir. A lo que te animo es pues a que permitas abrir tu mente a la paz, a esa actitud pacífica que tienes y que refleja con más precisión tu estado natural de ser Mente, el estado de Mente que refleja tu Ser. Es en este estado pacífico donde experimentarás claridad, y la certeza absoluta de que, cuando creas una experiencia en tu vida física desde dicho estado de paz, el resultado ya no será más confusión.

» No existe una fuerza fuera de ti que tenga ninguna legitimidad sobre la Realidad de tu Ser, o que pueda darte eso que has llamado “lecciones”, de cualquier naturaleza, unas “lecciones” que tengan que ser experimentadas por ti como algo desagradable. Y, sin embargo, cuando has desarrollado un estado de pensamiento que cree que las lecciones aprendidas son en su mayor parte experiencias desagradables, entonces atraerás esas lecciones hacia ti mismo para ser experimentadas precisamente así. Y permíteme recordarte que esta forma de pensar es una que ha sido desarrollada durante eones de un tiempo durante el cual te has convencido a ti mismo de que eres culpable y no te mereces nada, de que no tienes derecho a recibir esa experiencia de amor que es tuya en tanto que es la Presencia de tu Ser.

» A medida que te permitas residir más consistentemente en un estado pacífico, la verdad de esto que digo te será conocida. Déjame decirlo de otro modo: cuando tocas tu estado natural de Ser, cuando estás en un sentimiento de paz armónica y haces peticiones desde este estado, solo existe una manera de experimentar los resultados. Asimismo, cuando tu mente está en un estado de confusión y de miedo, la única manera que tienes de experimentar lo que es manifestado por esos miedos es de manera miedosa. En la forma más simplista de decirlo podrías pensar en ello tal que así: caos dentro, caos fuera; paz dentro, paz fuera; amor dentro, amor fuera.

» El significado de lo que te estoy diciendo está haciéndose más patente. No hay nada que te pueda ocurrir [es decir, no somos “las víctimas de las circunstancias”, de circunstancias que no están bajo nuestro control], sino que solo hay procesos de pensamiento y patrones de ese estado de mente en el que existes. Eso es todo. Lo que experimentas como tu realidad física es solamente una confirmación de lo que estás experimentando en tu mente. Y, a medida que continúas con este proceso de Despertar, descubrirás incluso que aquella confirmación no es ni necesaria. Todo lo que te está sucediendo, te está sucediendo en tu mente.

» Si continúas experimentando cualquier cosa desagradable en tu existencia física, entonces debes saber que tu ego ha valorado esas experiencias. Y, de nuevo, antes que juzgarte a ti mismo como alguien malo por haber permitido que esto suceda, contempla las experiencias como un reflejo de lo que está sucediendo en tu mente y, entonces, elige de nuevo. ¡En esto reside tu libertad! Elige de nuevo, y de nuevo, y de nuevo y de nuevo, hasta que el proceso de elegir se convierta en uno donde, normal y naturalmente, deseas elegir paz.

» Ahora bien, existe otra cosa que te está perturbando, y es esta: “¿cómo puedo elegir paz, cómo puedo poner esas elecciones a trabajar en mi mente, y de una forma consistente, cuando aparentemente ella, mi mente, mi pensamiento, mi vida… están tan influenciados por las otras vidas alrededor mío?” Y bien, permíteme asegurarte que esto es otra estratagema del ego para reforzar la idea de que tus patrones existentes no pueden ser nunca cambiados a no ser que los patrones de otra gente alrededor tuyo se ajusten a tu forma de pensar. Y te diré que pensar así es ponerlo todo del revés. Lo cierto es que que no verás el cambio en los otros patrones de pensamiento que están a tu alrededor, hasta que hayas cambiado los tuyos propios. Es en tus procesos de pensamiento donde has percibido ese “estar enfocado en el ego” que parece tener lugar a tu alrededor, en “los demás”.

» Cuando te digo que experimentas solo lo que reside en tu mente, no te digo que esto sea cierto excepto para el caso en que experimentas los efectos de las actividades de alguna otra persona. No, no es eso, pues no hay excepciones para este principio. Por difícil de creer y de entender que esto pueda resultar para ti, te diré lo siguiente: cuando tu mente esté en un estado de paz total, cuando te sea imposible experimentar nada que no sea paz, verás a todo el mundo alrededor de ti en el mismo estado de paz. Y no te ofrezco estas respuestas como un ejercicio intelectual para tratar de entender cómo va a suceder. Te las ofrezco simplemente como una afirmación de la verdad.

» En tu particular lugar de pensamiento, donde estás ahora en este momento, el valor principal de tener esta experiencia física es el de mostrarte lo que está sucediendo en tu mente. A medida que ves algo que aparentemente tiene lugar en tu vida, míralo como una oportunidad de saber lo que está sucediendo en tu mente.

» Cuando experimentes armonía y paz, y alegría sin límites, reconoce que tu mente está en un estado donde refleja una percepción más verdadera de tu Realidad. Cuando experimentes miedo o carencia de cualquier tipo, simplemente reconoce que esto es lo que está en tu mente limitada. No te juzgues por ello. Ni siquiera es necesario saber por qué está ahí. Es suficiente con saber que está, y reconocer con igual certeza que tienes la oportunidad de elegir que no lo esté.

» La verdad de esto no podría ser más simple. Reconozco que no percibes que todo esto sea un proceso simple —el proceso de aplicación práctica y consistente de la elección de tener paz sin calificativos. Pero, por favor, no confundas la simplicidad de la verdad, con lo que puedes experimentar como difícil al intentar implementarla. No te dejes desviar por tu ego a medida que intentes elegir paz. Cuando no la veas manifestada, no digas “debe haber algo más complejo que no estoy entendiendo”, pues realmente no lo hay. La complejidad reside solo en la implementación de lo que te estoy diciendo.

» Sé que algunos de vosotros también habéis tenido el sentimiento de necesitar salir de un escollo financiero, y que realmente habéis estado intentando hacer muchas cosas para salir de ahí. Y cuando no parecen funcionar, os preguntáis si habría algo diferente que se podría haber hecho… quizás otro camino, un método mejor. Pero para poder aplicar los principios de los que he estado hablando, te sugeriría enfocarlo todo con la comprensión de que no es lo que haces lo que conseguirá el propósito que deseas. Lo que marcará la diferencia será el marco mental en el que te encuentres.

» Has enfocado la realización de tus muchas tareas con el siguiente sistema de pensamiento, es decir, con la siguiente creencia: cuanto más duro trabajes, mayor será tu recompensa. Esta creencia se basa en una referencia histórica, es decir, en lo que percibes como que te ha sido enseñado a través de la experiencia previa. Pero es una percepción incorrecta. Si quieres examinarla, sin embargo, verás que la creencia ha ilustrado precisamente el tema que estaba describiendo antes; pues la experiencia se ha convertido en una realidad para ti debido a que primero has fabricado una creencia sobre ello. En tus circunstancias actuales, el miedo que habita y que acompaña a este sistema de creencias ha impuesto las limitaciones que estás experimentando ahora. ¿Cuántas veces te has dicho últimamente…: “no importa, pues por mucho que haga, nada parece funcionar nunca!”? Diciendo eso estás describiendo y expresando el patrón de pensamiento que te estoy describiendo, y es ese patrón de por sí el que se está demostrando a sí mismo “no funcionando”. Lo que estás experimentando es simplemente una confirmación de lo que estás pensando.

» Las necesidades físicas manifestadas pueden ser percibidas y experimentadas en un marco de referencia limitado, o bien en uno sin límites si mantienes tu mente como una expresión adecuada de tu Ser. Cuando le das a tu mente alguna forma de limitación, entonces se verá limitada. Cuando la percibas como incapaz de funcionar, entonces no funcionará. Cuando elimines tu sentido de limitación, entonces la experimentarás como ilimitada.

» El único límite que existe para una experiencia de cualquier naturaleza es el que exista en tu propio marco de pensamiento en el momento en que así lo moldeas. Así, cuando tu motivo se haga el experimentarte a Ti Mismo, eso es lo experimentarás sin límites, y simplemente porque esta es la única descripción verdadera de ti: un Ser sin límites.

» En este momento, ponerte a intentar entender cómo funciona todo esto solo sería una excusa adicional para que tu intelecto entre a jugar la partida. Lo que te estoy diciendo en este momento no será registrado por tu mente lógica, racional. Pero, a medida que liberas los límites en los cuales esa mente lógica, racional, te mantiene, entonces, crearás el espacio para el reconocimiento de la verdad resonando en ti.

» Tu ego querrá hacerte creer que va a ser cada vez más fácil para ti experimentar tu Ser espiritual, o iluminado, a medida que seas capaz de aliviar tu responsabilidad fiscal y convertirte en alguien más pacífico, pero esto también es ir marcha atrás. Elige estar en un estado de paz. Con confianza elige tener resueltos tus problemas financieros y así será hecho, y de una manera que conlleva paz y felicidad, armonía y alegría en tu consciencia.

» No puedes estar alegre a resultas de resolver algún problema del que tomas conciencia. Eso solo te confirmaría que es posible que te lleguen más problemas que entonces tendrás que incorporar al mismo proceso de resolución, si es que quieres que se produzca un gozo adicional. Pero cuando reconoces tu Ser como siendo la Presencia del mismo gozo, sabrás que no hay problemas que le acompañen. Los problemas no reflejan una mente gozosa. Así, permite que los bueyes continúen estando delante del carro. La atención dirigida hacia la memoria de tu Ser no promueve los pensamientos de miedo.

» Tienes una sola elección que hacer, y es la de si continúas viendo a través de las anteojeras y los velos de la percepción del pasado, o la de si empiezas de nuevo. Te invito a comenzar este nuevo proceso previendo que la verdad llegará pues has pedido la verdad. Y vendrá tan rápido como crees ese espacio que te permitir oírla. Así, te pido que comiences el proceso ahora. No intentes entender lo que digo. Simplemente dite a ti mismo, “elijo paz en vez de esto”. Permítete a ti mismo sentir la concomitante calidez del Amor que te envuelve a medida que reconoces la Presencia de esa paz que has elegido. Reconoce a tu Ser en este espacio, y el resto te será conocido.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: