Cómo producir más maestros con una sola mirada, incluso cuando estás colgado con clavos en una cruz   1 comment

imagen corazón en círculo
El ejemplo o proceso de perdón de Jesús queda explicado de forma maravillosa en The Way of Mastery, una especie de “otro curso de milagros” que Jesús dio a Jayem allá por los 90 (Jayem sigue todavía “canalizando” a Jesús).

Como sabéis, perdonar(se) es quitarse de en medio, soltar, ser perfectos y transparentes “canales” para el Amor de Dios —en cualquier ocasión (y en la cual seremos guiados para lo que se requiera: pasar desapercibidos…, dejar pasar un sentimiento por nosotros…, decir algo así o asá…, etc.).

¿Qué motivos ocultos tenemos para no ser “canales perfectos”, cuando es algo tan gozoso? Ya sabéis… es que simplemente estamos locos… locos ahí adentro de la mente, en un conflicto ilusorio… y ay, es que este mundo es increíble… el mundo … 🙂 … este lugar tan tontamente terrible…

He aquí el texto de Jesús donde éste da indicaciones breves sobre lo que “pasó” en la cruz, cuando él “creó” instantáneamente a un nuevo “maestro” (esto está en el capítulo 3 de The Way of the Heart, el primer libro del curso de Jayem-Yeshua… que en realidad es un curso a seguir lentamente, un capítulo cada mes):

« Cuando fui clavado a la cruz, realmente había alguien que tuvo que alzar el mazo para clavar el clavo. Y según lo alzaba, sus ojos se encontraron con los míos por solo un momento. E hice precisamente lo que te he descrito. Primero recordé —en este tiempo ya era un maestro haciendo esto— de forma que todo transcurrió muy rápidamente. Y pregunté lo siguiente:

¿Cuándo habré yo deseado atravesar a alguien con un clavo?

Y recordé mis pensamientos asesinos. Me perdoné a mí mismo y llevé mi atención de vuelta a aquel que me clavaba, y pedí ver solo la Luz en él. Y pregunté también

¿Qué me está reflejando esta acción? ¿Qué está enmascarando eso dentro de él?

Y vi su alma, y amé su alma. Y sentí compasión por él. Y en ese momento —toma nota de mis palabras— en ese mismo momento de contacto entre los ojos, ¡esa persona lo captó!

Puesto que mi energía era diferente, creó el espacio en que esa alma podría hacer una nueva elección. Y esa alma vio repentinamente toda su experiencia, y se dio cuenta que si dejaba que ese mazo empujara el clavo, eso equivalía a la decisión de elegir continuar siendo solamente un felpudo en la percepción de otras personas. Y, en ese mismo instante, esa alma decidió seguir un camino que le llevó a una maestría soberana, y nunca más volvió a ser el peón de ningún gobierno, grupo o facción… o de cualquier persona. Tiró el mazo —era un soldado romano—, se rebeló, se dio la vuelta y desapareció.

Esta persona se fue para convertirse en un Maestro que hoy conocen literalmente miles de seres. No existe en forma física; visita a muchos, enseña a muchos. Realmente encarnó la perfecta maestría, y, por tanto, trascendió el mundo. Y todo ello comenzó a resultas de mi deseo de enseñar solo Amor. Y ahora tenemos una muy buena amistad.»

Os dejo con vuestros liberadores lloros de gozo 🙂

Una respuesta a “Cómo producir más maestros con una sola mirada, incluso cuando estás colgado con clavos en una cruz

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Comentario que hice sobre relaciones, que archivo:

    Solo quiero sacar un punto;
    …pero antes…:

    como sabéis, en este nivel, no nos relacionamos, no es posible la comunicación aquí.
    El motivo principal de todas las relaciones especiales (incluso la que podamos crear con la forma, la literalidad, las letras, del libro de Un curso de milagros) parece ser esconder la verdadera y la única relación real para todos.

    Pero, también está claro que tales relaciones son en el fondo “instrumentos” neutrales —como lo sería todo.

    ¿Qué decir de esta su faceta instrumental?

    En muchas relaciones especiales quizá nos obligamos a afrontar emociones, el miedo…, pues en muchas no nos permitimos huir…
    … por lo que sea… no nos es permitido simplemente huir —de por ejemplo los “hechos físicos” de las relaciones familiares…… “padres”…, “hijos”……

    Parece difícil que una madre, un padre, se olvide de un hijo, y viceversa; esto quizá tendría que ver con que lógicamente parece que la familia es el lugar privilegiado donde el amor verdaderamente incondicional aún es entendido como algo natural.

    Ese es el punto que sacaría a relucir, sin más —el de la no-escapatoria, “no es posible huir”.

    Sabemos que en el nivel real, son “falsas” en general las siguientes cosas; son falsas… pero digamos que nos invitan a “relacionarnos” enormemente:

    — la apariencia natural, o la “necesidad”, del lento crecimiento de los cuerpos.
    O la de “cuerpos saliendo de otros cuerpos” y “pareciéndose a otros cuerpos”…
    El hecho de la maternidad, paternidad, con el crecimiento aparentemente natural…, pese a que los cuerpos sean en realidad proyecciones de una sola mente (que teóricamente podemos dejar de proyectar de un momento a otro)… y todo eso.

    — o la convención, la apariencia (más “social” digamos) de que los padres están plenamente “a cargo de los hijos”…

    Como ya sabemos, el perdón se hace en la mente… y en realidad digamos que se hace “más allá de las convenciones”…
    …entonces… eso de no querer o no poder simplemente huir, puede ser a veces “peor”, a veces “mejor”…
    …sería quizá como un MARCO donde nos inscribimos sí o sí… —marcos de donde no podemos huir…
    (pensemos también cómo tiene que ver esto con en el problema del error de creer que simplemente por estar cerca, los cuerpos entre sí, se estarían “perdonando”…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: