Nuestro problema es que valoramos partiendo de haber percibido, antes. Pero, la mera percepción ya es prácticamente “asesinato”. Pasado y libertad, valores y definición. Más ingredientes para la coctelera de meditación de un curso de milagros, II   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Podemos ir haciendo unas “píldoras” para meditar, tras meditar un poco las preciosas y muy prácticas transmisiones que ha dado la voz de Jesús para acompañar el curso de milagros, a diversas personas (como Haskell)]

El mundo es un proceso del pensamiento, y la voz de Jesús le dio a Haskell varias claves, breves…, en forma de pequeñas frases o pequeños pensamientos… que brillan por ser tan directos o esquemáticos… que nos alertan sobre qué es lo que estamos verdaderamente haciendo en este mundo, al creer que estamos realmente aquí.

Hoy ponemos juntos dos de esos procesos de pensamiento.

El curso de milagros está también lleno de estos pequeños “mantras” y silogismos…, pero, en lo transmitido a Haskell, tenemos a veces una especie de “paso más allá”, en brevedad y claridad.

Es bueno prepararnos interiormente para estar allá donde estemos, “físicamente”.

Y en general, “la espiritualidad”, sería el “arte” de “prepararse interiormente” de forma muy global…, invocando ciertas potencias interiores que nos permitan cambiar radicalmente nuestro “estar” más global en el mundo…, cambiando el “concepto” de ser o estar más “general” que podamos imaginar… cambiando nuestro propio ser en el mundo… enganchando con la otra fuente de ese ser… para volver cada momento a percibir de nuevo este mundo, pues es siempre nuevo…, en una percepción que por tanto va a ser “corregida”… si es que queremos ser verdaderamente felices —aunque normalmente no queremos serlo…, e incluso podemos decir que esto, esta locura… será lo normal… el no quererlo conscientemente, y a eso parece que se debe, entre otras cosas, que este tipo de mundo sea un manicomio, que aparentemente no parece tener remedio.

Pasado, valores, libertad

En uno de esos procesos de pensamiento que dio a Haskell, Jesús nos contaba que casi con solo percibir le estamos negando la libertad a lo que percibimos —y la libertad es exactamente lo mismo que el amor.

Le negamos el amor a aquello que percibimos, pues lo percibimos casi siempre con el pasado, con las gafas del pasado… y así lo aprisionamos en ilusiones, con nuestras ilusiones (para hablar de “mundos privados”, podemos ver la anterior propuesta de “meditación”).

Estas ilusiones son por definición siempre privadas…, pues nadie se ha fabricado su imagen del pasado de la misma manera.

Y es esta una imagen que luego utilizamos para “ver”, para experimentar lo nuevo… pero que, así, nunca sentiremos como algo realmente nuevo…, como realmente amoroso, libre… ya que estamos usando el pasado para “ver” (que es nuestro pasado, en la ceguera cotidiana):

Cada pensamiento, cada opinión
cada interpretación que entra en tu mente
está basada en lo que percibes como pasado.
Por tanto, cuando percibes algo,
lo que estás haciendo en realidad es decir:
“elijo exigirle, en la medida en que sea capaz de hacer esto,
elijo exigirle a esta entidad, a este aspecto de la Creación,
que en realidad solo existe en un estado de libertad…
elijo exigirle que NO SEA LIBRE”.

Porque, cuando tú, en tu pensamiento,
eliges interpretar lo que otro ser ES,
basándote en el pasado,
y eliges creer que esa interpretación es la realidad,
entonces lo que has hecho es convertirte a ti mismo en el enemigo de la libertad de ese ser.

Porque estás diciendo:
“elijo exigirte, por mis propios motivos,
que tú seas como FUISTE,
e incluso, no solo como fuiste, sino como yo PERCIBÍ que fuiste.
Y ahora, en este momento, no existes,
porque tú eres, te lo aseguro, lo que FUISTE”.

El otro lugar que pondremos en esta coctelera para “meditar” junto con el anterior… es sobre valores, definición y defensa.

Valorando, nos atacamos a nosotros mismos, salvajemente… pues reforzamos la idea de “defensa”… de que en el mundo hay algo real, ahí fuera… aquí… algo que necesita ser defendido:

Tus valores son sinónimo de
aquello que crees que NECESITAS.
Y lo que necesitas lo aprecias.
Y lo que aprecies
lo protegerás DE…
¿De qué?
No importa de qué, de algo.
Sea lo que sea que valores, tratarás de protegerlo,
para que no se termine, no se vaya.

Ahora, si valoras algo del cuerpo,
o cualquier cosa en este mundo de formas,
todo lo cual NECESARIAMENTE terminará…
entonces, en tus tristes intentos de prevenir que ocurra precisamente eso,
te das a ti mismo dolor, miedo,
y miseria, y separación,
y todo aquello que no es de Dios.

Y, de nuevo, cuando valoras algo,
sientes necesario que ELLO sea para que TÚ puedas ser.
Cuando te DEFINES a ti mismo en función DE algo,
ese algo siempre es de la FORMA.
Y cuando te defines a ti mismo en términos de alguna forma,
entonces la pérdida de esa forma significaría, al menos en parte,
tu propia muerte.
Y la pérdida de esa forma, si es que la pierdes por completo,
significará tu propia muerte, por completo.

¡Qué fuente de miedo y de dolor!
Y, lo sepas o no,
esto es lo que tu cuerpo representa para ti,
en tanto que te iguales a ti mismo con él.

Así que toda valoración, toda esta identificación con lo temporal… con lo que tiene forma… como se señala con varias lecciones del curso de milagros… es “mortal” de necesidad 🙂

Pero bueno, a eso venimos y para eso hemos estado viniendo mucho a este “matadero” o “manicomio” universal… en principio (creyendo quizá que somos muy necesarios… que es supernecesario que nos inmolemos una vez más…, porque “se nos necesita” para lo que sea… para fines que nos inventamos nosotros por nuestra cuenta, normalmente…).

Entonces, proyectamos nuestra “locura” sobre el resto de gente o de cosas… sobre todo el universo… proyectando esa conexión que ha hecho Jesús sobre los valores… esa conexión tan “vital” para este mundo de locura:

— VALOR –> NECESIDADES –> APRECIO –> PROTECCIÓN (defensa/ataque: y así ya estamos reforzando el mismo auto-ataque (es decir, “culpa”) que está en el origen de este universo, de que necesitemos este universo).

Entonces… ¿por qué el “problema” está en que valoramos?

El problema está en que valoramos partiendo antes de haber percibido.

Y, como hemos aprendido en la anterior “píldora” para meditar…, ya solamente con la mera percepción estamos practicando de nuevo el “asesinato” de nuestra esencia compartida… la ficción del “asesinato” de esa “esencia” que es pleno amor perfecto… que es esa Luz que está tras todo y que somos realmente… en unidad en eterna “expansión”.

Pues, como vimos, cuando percibimos… estamos plantados o enrocados en esa otra “conexión” que hacía Jesús:

— Elijo exigirle “al otro” o a “lo otro” que él sea como YO percibí que FUE…, y no como lo que “el otro” o “lo otro” realmente es, AHORA —esa Luz, la libertad, el amor… en Unidad conmigo.

Y así todo el rato 🙂 … en este reino de la muerte, donde disimulamos tan bien con la carita de inocentes 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: