El enfado tonto: plena desconexión para la plena reconexión: enfado y teleantipatía   Leave a comment

imagen corazón en círculo

¿Qué ocurre cuando alguien se enfada?

Aunque esto no se lo podemos decir a quien se enfadó (y menos aún cuando está enfadado)…, sabemos que “nunca estamos molestos por el motivo que pensamos que lo estamos”.

Y también sabemos que todo “ataque” es “petición de amor”…, pues es como si todo ataque surgiera en realidad de una “falta de amor” experimentada “dentro” (de una decisión de no amar, de no amarse)…, experimentada o realizada en la mente de quien parece estar atacando (“echando serpientes” por la boca…, quejándose “por tonterías”, etc.).

El enfado es, como todo, una afirmación de unidad… y por tanto en realidad una expresión de amor (y en realidad casi siempre estamos en un estado parecido a un “enfado tonto”… y muchos lo seguimos expresando así).

Cuando alguien “se enfada por una tontería”… o está molesto por lo que sea… simplemente está sacando en juego “energías” de las que no puede hacerse cargo, en su confusión.

Recordemos que esa misma confusión es en realidad la de todos, pues, como no estamos separados “en espíritu”… todos hemos compartido lo elemental, es decir, la elemental “necesidad” que hemos tenido, que nos confunde porque en realidad no tenemos absolutamente ninguna necesidad, de ningún tipo.

Por tanto, hemos fabricado la necesidad de “idear separación”… y todo para nuestra confusión… pero también desde nuestra plena libertad… esa libertad dada por nuestro creador… ya que libertad es amor, amor es libertad.

Esta es la necesidad de venir a estas tierras a jugar a la separación… a la separación del amor perfecto, de la plenitud de nuestro Ser en la Unidad, de Dios.

Todos hemos tenido, pues, de una u otra manera… o seguimos teniendo… esos “enfados tontos”… que resultan más o menos abrumadores para nosotros, y/o para “los demás”.

Entonces el enfado es una puerta al “perdón”, en el sentido ampliado de “perdón”, en el curso de milagros.

¿Qué “simboliza” alguien enfadándose por una tontería?

Quizá “inconscientemente” dice, en lo que sería su “mensaje telepático” :)…: “eh, sácame de esta tú”.

Es decir, dice: “hazte cargo tú de esto”… de estas “energías”…, a ver si te puedes experimentar ”no separado” de mí…, a ver si puedes no perder tu centro… tu cero… aun habiendo yo ahora sacado toda esta “basura” a relucir… habiendo intentado proyectar o proyectarte esto —y por tanto habiendo intentado tapar esa experiencia para mi consciencia, en esta mi experiencia actual de miedo.

Dice, entonces, telepáticamente…, en ese mensaje que en realidad es de reconciliación, aunque por fuera parezca más o menos feo o terrible:

«mira entonces de no reaccionar ante esta experiencia que intento ahora compartirte en mi demencia…, pues el miedo no se puede compartir en realidad (pero recuerda que “mi demencia” fue o es también la tuya)…, y, entonces…, mira adentro tú… y trata de escuchar ahora… hazlo “por mí”».

O bien diría…, en este mensaje de perdón…, es decir, de reconciliación real, a nivel mental:

«acoge tú en ti esas “energías”… pero rápidamente… sin aceptarlas realmente…, es decir, con una verdadera Aceptación… es decir… sin taparlas proyectándolas…, pues todos sabemos que son sombra, oscuridad… que son solo falta de luz y por tanto una afirmación indirecta de un amor o una luz que está bajo esa sombras… una luz que yo no quise ver en mí ahora».

Acoge entonces esa experiencia de malestar (es decir, en general, de miedo)… acógela para inmediatamente borrarla con tu luz.

Acoge este auto-ataque, es decir, esta culpa… que saco o expreso ahora… que he experimentado… pero que ahora solo he podido tratar de proyectar “fuera”, en el afuera ilusorio.

Acoge esto para ver si así disuelves esas “energías”… es decir… para ver si las disolvemos con tu luz —con la luz en ti… con ”la Luz”… pues todos somos UNO.

Así, gracias a estas cosas, todos podemos prepararnos para “conseguir”… eso que se dice…: “ver a Dios” 🙂 , pues ver el ejemplo en otros… el ejemplo que nos da la no-reacción de “los otros”… nos va enseñando quizá poco a poco, en potencia… la única verdad acerca de esas “energías”: que son irreales…, que solo sirven para esconder de todos la luz real que hay detrás…, el amor, lo único real que sí somos como creadores en una Creación donde no es posible idear conflicto.

Así que la aparente “teleantipatía” de un “enfado tonto”… es, por debajo, por lo bajinis… de forma susurrante… es… un mensaje “telepático” de “posible liberación”, de oportunidad de “perdón”, dada por quien saca en ese momento “a la luz” esas “energías”… energías que, inmediatamente, querrá proyectar…, es decir, volver a esconder de sí mismo, para que nadie pueda borrar por ahora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: