El plan de estudios cuerdo. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADEDEditar   2 comments

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.
– Esta transmisión, maravillosa (muy clarificadora y directa), aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló desde la personalidad de Jesús
– La siguiente parte de este texto sirve como acompañamiento —más o menos— para esta parte del texto principal del curso de milagros: [T-12.IV-VI] (según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado).]

El plan de estudios cuerdo [T-12.IV-VI]

Saludos de nuevo. Soy Jeshua.
He estado hablando contigo sobre
el plan de estudios del Espíritu Santo.

Es importante que te des cuenta
de que hay otro plan de estudios.
Y que es el tuyo propio.
Pues al decidirte a fabricar este mundo de ilusión,
este mundo de falsedad,
se te hizo necesario convertirte en tu propio maestro.
Y así, lo que tú pareces saber acerca de la vida,
sobre la existencia, sobre tu transformación…
lo que pareces saber acerca del amor,
es lo que tú has planeado enseñarte a ti mismo.

Pero te confrontas con un gran problema
al intentar enseñarte a ti mismo.
Y el problema es que tú
— y el “tú” al que me refiero es la ilusión
que tú crees ser—
ese tú que PARECE ser tú, pero que no lo es…
el problema es que tú, ego,
no entiendes el Amor.
Tú, ego, NO PUEDES entender el Amor.

Y por tanto, si lo que sucede es que quieres buscar el Amor,
que es justo lo que haces y debes hacer,
porque Amor es lo que tú eres,
si buscas el Amor
e intentas aprenderlo por tu cuenta,
y a través de tu propio plan de estudios…
si buscas el Amor desde un maestro (ego),
que no entiende ni puede entender el Amor,
entonces, es imposible que aprendas de ese mismo Amor.
Esto debe resultar obvio incluso para vuestras mentes pensantes.
Y estoy seguro de que no hay mucha objeción que hacer, dentro de tu pensamiento,
cuando hago estas afirmaciones.

Si tú, ego, no entiendes y no puedes entender el Amor,
entonces, ¿cómo puedes aprender?
¿Cómo puedes aprender sobre el Amor de una fuente
que no lo entiende?
Pues te he dicho que, en presencia del Amor,
el ego no sería capaz de responder.
Tú, ego, si llegaras a la presencia del Amor,
no podrías responder.
¿Qué significa esto?
Significa que si tú, ego,
te encontraras a ti mismo ante la presencia de Dios…
si de alguna manera estuvieras cara a cara con el Amor,
no tendrías ni idea de qué hacer,
qué decir o qué ser.

¿Y esto no te parece un gran dilema?
Porque incluso tú, ego, te das cuenta de que tu vida consiste
realmente en la búsqueda del Amor.
Y debes buscar, por la simple razón, como te he dicho,
de que en este mundo no estás en tu hogar.
Y por tanto, te ves obligado a buscarlo.
¿Y cuál es tu hogar?
Tu hogar es un estado de ser
en el cual estás completamente en paz,
sabiendo quién y qué eres.

Ahora te he dicho que el decreto del ego es
“busca pero no encuentres”.
¿Por qué y cómo puede ser eso?
Es debido a que tú, ego, en presencia del Amor,
te quedas sin respuesta,
sin claves acerca de qué decir o qué ser,
aun cuando te pases la vida buscando
ese mismo Amor.

¿Qué forma toma la búsqueda del Amor
aquí, en tu mundo?
Tiene la forma de plantearse y de contestarse esta pregunta:
“¿qué tengo que hacer, qué debo creer, cómo debo actuar,
en qué tengo que convertirme para poder ser amado?”.
Y te pasas toda la vida haciéndote la misma pregunta,
y buscando su respuesta.
“¿Qué debo hacer para ser amado?”.
Y al final, la pregunta necesariamente se convierte en esta:
“¿qué puedo hacer, qué puedo ser, qué puedo pensar
para que Dios me ame?”.

Mas, según te haces esa pregunta
(“¿Qué debo hacer? ¿Qué debo ser?”)
¿puedes darte cuenta de la sutil implicación que tiene el hacérsela?:
“según miro hacia fuera de mí… ¿qué debo hacer
en relación a alguien diferente de mí?
¿Cómo debería actuar en relación a Dios o a mi hermano?
¿Qué podría hacer para que alguien ahí fuera me amara?”.
Y, ¿no ves que así, en tu mundo, la búsqueda se convierte en la cuestión de
“qué es lo que tengo que hacer para RECIBIR Amor”?
¿Y no ves, en esa pregunta,
la sutil creencia de que el amor se encuentra “ahí fuera”?

Y eso, en su más simple verdad, te hará ver claro
el motivo de por qué tú, ego, no sabes cómo responder
ante la presencia del Amor.
Porque Dios es el Amor Mismo. Y Dios es Todo Lo Que Es.
Y aun siquiera al intentar responder a una pregunta irreal,
“¿qué debo hacer para ser amado?”,
estás buscando afuera la fuente del Amor.
Y tu meta será entonces persuadir a esa fuente
para que te dé el amor que tú buscas.

¿Sabes cuál es la respuesta a tu pregunta:
“qué debo hacer para ser amado,
qué debo hacer para recibir amor”?
La respuesta es, como te he dicho tantas veces,
que no es necesario que hagas ABSOLUTAMENTE NADA.
Pero esto va todavía más allá.
¿Hay algo que PUEDAS HACER, alguna vez, para poder ser amado?
Y la respuesta es la misma: no, absolutamente nada.
No hay nada que puedas hacer,
dentro del espacio y el tiempo, o más allá del mismo…
NO HAY NADA, NINGUNA COSA, QUE PUEDAS HACER
PARA HACER QUE DIOS TE AME.

¿Esto hace que te sientas desamparado?
Pues, en tanto que te percibas como un ego,
aislado y solo, esto que hemos dicho te produciría desesperación:
no hay nada, nada, nada, que puedas hacer,
que vaya a causar que Dios te ame.
¿Y por qué es así?
Porque la naturaleza del Amor, la naturaleza de Dios,
la naturaleza de lo que tú eres, ES Amor, en una totalidad,
en una amplitud, en una plenitud que es tan grande,
que no hay nada fuera de Ello, en absoluto.
Y así, uno nunca descubre el Amor, uno nunca entiende el Amor
al aparentemente recibirlo…
sino solo, solamente al darlo —en el darse del Amor a Sí Mismo.
Es solo así, mediante el dar Amor, lo cual solo consiste, al final,
en el darse de lo que tú eres.

Y así, si tú, ego, has diseñado un plan de estudios
en el cual pudieras aprender sobre el amor,
y basaste ese plan de estudios en la creencia de que el amor está “ahí fuera”,
entonces, no lo encontrarás nunca.
Y al final, esto te aterroriza.

El miedo a ENCONTRAR EL AMOR es el mismo que el miedo a morir.
Y es el miedo que tiene el ego a dejar de existir.
Pues el ego, aquello que pareces ser,
es eso que está separado DE…
(DE Dios, DE tus hermanos, DE la vida).
Y no obstante la esencia de la creación, que ES Amor,
es la plenitud que no sabe de separación,
que no sabe de nada “afuera”,
incluyendo al Amor.

Y bien, ¿hay un plan de estudios que PUEDA enseñarte sobre el Amor?
Si tu plan de estudios no puede tener éxito
porque no puede entender lo que es el amor,
¿hay algún plan que puedas seguir?
Sí, realmente, por supuesto que lo hay.
Y lo he llamado plan de estudios del Espíritu Santo.
Y también lo he llamado plan de estudios cuerdo.
Y lo llamo así para poder
ayudarte una vez más a que entiendas mis palabras
que dicen que este mundo, y toda su ilusión,
es literalmente una locura.

La base del plan de estudios que te enseñará sobre el Amor
descansa en la simple verdad de que tú eres invulnerable.
¿Qué significa esto dicho de la manera más simple?
Como te dije, ser invulnerable significa
estar en un lugar de una fortaleza tal,
que no es posible que puedas ser atacado.
O incluso más, en un estado de invulnerabilidad
ni siquiera es posible percatarse de estar
en presencia de un ataque, en absoluto.

¿Y sabes qué es, al final, el ataque?
Ya que te dije que este mundo fue fabricado
como un ataque contra Dios.
¿Has pensado en lo que esto significa en realidad?
Como el Ser, la Existencia, es Todo Lo Que Es,
y como tener y ser son exactamente lo mismo,
entonces el ataque solo puede llevarse a cabo sobre el Mismo Ser.
¿Si atacaras a Dios, podrías arrancarle los ojos?
¿Podrías cortarle los dedos? ¿Y conseguir que deje de latir su corazón?
Por supuesto que no.
Dios no es, ni tiene nada de eso.
Y así, si quieres atacar a Dios, ¿qué haces?
LA ÚNICA MANERA EN QUE PUEDES ATACAR
A DIOS ES PRETENDIENDO QUE ALGUIEN, QUE ALGÚN SER,
SEA DIFERENTE DE LO QUE ÉL ES.
Y esta ES la esencia de este mundo que ves.

¿No te he dicho claramente
que tú has creído que Dios es un ser
cuyo amor debe ser ganado de alguna manera,
cuyo amor debes ganarte haciéndote digno de recibirlo?
Y tu ataque contra Dios ha consistido precisamente en esto,
en la simple creencia de que Dios no es perfecto, que no es pleno,
y no está completo.
Pero el Amor no tiene condiciones,
el amor no culpa,
no encuentra faltas,
el Amor solo es, y se extiende a Sí Mismo.
Y cuando te imaginas que Dios es distinto de eso,
entonces, lo estás atacando, y al final te estás atacando a ti mismo,
pues tú y Dios sois necesariamente lo mismo.

Dios se encuentra absolutamente más allá de cualquier forma de ataque.
¿Qué significa eso? Simplemente que Dios es Dios.
Y cualquier creencia imaginaria de que Dios no es Dios,
no tiene ningún efecto.

¿Y entonces qué sucede contigo?
Si eres invulnerable, ¿qué significa esto?
Significa que no hay ningún tipo de ataque,
ni creencia de que eres lo que no eres,
que pueda tener ningún efecto sobre ti en absoluto.

Y esa es la piedra angular del plan de estudios cuerdo,
del plan de estudios del Espíritu Santo.
¿Qué ocurriría si supieras, o más bien,
si realmente ESTUVIERAS más allá de la posibilidad de darte cuenta de
que el ataque es siquiera posible?
En otras palabras, ¿qué pasaría si estuvieras absolutamente seguro
de quién eres y qué eres?
Entonces, ninguna creencia imaginaria podría provocarte
falta de paz, en ningún sentido.

Si alguna vez no te sientes en paz, te aseguro que eso necesariamente se debe
a que has creído que algún otro
tiene el poder de cambiar lo que tú eres
—simplemente al tú creer que tú eres otra cosa.
Ahora, ¿a que te dan ganas de reír cuando digo estas palabras?
Porque incluso tú sabes que eso es imposible.
Ahora bien, ¿qué pasaría si supieras que Dios, Y TÚ,
estáis más allá del ataque, y sois invulnerables?
Entonces, ¿qué pasaría, en un solo instante?
Que comprenderías que esto también es verdad para tu hermano,
para cada hermano y cada hermana que camina por esta tierra contigo,
o que haya caminado jamás, o que vaya a caminar jamás por aquí, contigo.

Y si supieras que tú y tus hermanos, que todos,
estáis totalmente más allá del ataque…
y que no hubo nunca debilidad… y no hubo nada
que pudiera ser cambiado por vanas fantasías…
por las fantasías de que ellos podrían ser diferentes de lo que son…
si supieras esto… ¿qué pasaría?
No se te podría ocurrir, ni a ti ni a tu mente pensante,
mirar hacia fuera de ti mismo.
Y te darías cuenta al mismo tiempo
de que la llave del Reino está EN TI.

Y si quieres descubrir la llave del Reino
—y solo hay una—,
si quieres descubrir la llave del Reino,
¿qué requeriría esto de ti?
Simplemente que te abras a lo que he llamado
la Visión de Cristo.
Y esto simplemente requiere que veas a tus hermanos y a Dios
tal y como te he dicho que ellos son.
Y al verlos así,
verás que tú eres lo mismo.

Dicho de la forma más simple, ¿cuál es esta Visión que te hará libre,
que te liberará de cualquier tentación de buscar el amor afuera,
donde no puede ser hallado?
¿Cuál es esta Visión?
Es simplemente el darte cuenta de que Dios
es absolutamente completo, pleno y perfecto,
y, sobre todo, que está más allá del cambio.
Esta Visión requiere que aceptes la verdad
de que el Amor de Dios, de que Dios Mismo,
se han hecho tuyos,
dándose a ti desde una plenitud que no puede ser contenida,
dándose a ti desde una plenitud y una compleción
más allá de lo que tu mente pensante
pueda comprender jamás.
Ello requiere la visión del Amor de Dios,
que te abre a la simple comprensión
de que la naturaleza del Amor Mismo implica
que no existe absolutamente nada que puedas hacer para ganártelo.
Pues si PUDIERAS ganarte el Amor de Dios,
no sería Amor en absoluto.

¿Y qué más requiere esta visión?
El simple darte cuenta de que tu hermano, tu hermana,
sin excepción, es el receptor, total y completamente,
del completo y perfecto Amor de Dios.
La Visión de Cristo requiere que tú
contemples a tu hermano y hermana
como seres que merecen tan completamente el Amor de Dios,
que no existe nada que pudiera motivar jamás a nadie a negarles
a ellos la plenitud del Amor de Dios.

¿Ves que esta Visión debe ir más allá de la forma?
No importa, en ningún sentido, lo que tú hagas,
lo que digas, pienses o sientas.
No hay absolutamente nada que en ningún sentido
pueda jamás separar a tu hermano, a tu hermana,
de la plenitud del Amor de Dios.
Y eso ES la Visión de Cristo.
Pues el Cristo, que está dentro de ti,
ve a cada ser, cada hermano, cada hermana,
como totalmente más allá e independiente de la forma,
como plenos receptores del Amor perfecto de Dios.
Y entonces, se sigue en un instante que TÚ eres lo mismo.

Y una pregunta final que el ego podría hacer es, “¿cómo puede ser eso?
¿Cómo es que todos los seres pueden ser plenos receptores del Amor de Dios?”.
Recuerda que el ego quiere creer
que el amor viene dado desde “afuera”.
Y así, debes constatar, si quieres abrirte a la Visión de Cristo,
debes constatar que no hay un “ahí fuera”,
sino que el Amor de Dios por ti, y por tus hermanos y hermanas,
no es sino el Amor de Dios por Sí mismo.
Y tu amor, tu amor de Dios, y el de tus hermanos y hermanas,
ES NECESARIAMENTE TU AMOR POR TI MISMO,
pues no hay nada más a quien amar en toda la Creación.
No hay nada más en toda la Creación
que pudiera ser digno de tu amor.
Pues no hay nada más.

Y cuando simplemente te abras a esa verdad,
te darás cuenta de que DEBES mirar adentro.
Y cuando hagas eso, vendrá el discernimiento
de la Única Fuente, el centro de todo Ser,
que es Dios Mismo,
que ES tu hermano, tu hermana, que es todo el mundo,
y que es Tú,
fuera del cual no hay nada.
Vendrá la constatación de que todo el Amor Mismo
es la simple constatación de que tú, y Dios,
y tus hermanos y hermanas,
SOIS la esencia de la Vida Misma,
sois Todo Lo Que Es,
y sois la esencia del Amor.

Y cuando te das cuenta de que tú y Dios,
tus hermanos y hermanas,
SOIS el Amor Mismo,
entonces, no hay lugar donde el Amor pueda irse,
pues es simplemente lo que tú eres.
Celebra que esto sea así.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

2 Respuestas a “El plan de estudios cuerdo. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADEDEditar

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. La Vida es la Voluntad de Dios?.- No lo creo. Si se refirere a la que contemplamos con los 5 sentidos. Dolor, sufrimiento, traición, malicia, depredación de la escala de alimentacion en los animales etc. Qué Dios de Amor admite que crea y consiente que, por ejemplo, un cocodrilo devore a dentelladas y retortijones a un pequeño ñu o cebra?. etc. y del hombre no digamos. De la religion, ni te cuento. Revisa la historia. Crueldad y ego sin límites. Eso es la Voluntad de Dios?. Es que necesitamos pasar por el dolor y el sufrimiento para comprender… y evoluciona hacia el amor. ¿Quien ha hecho tal aseveración?. Jehová?. El inestable, sangriento y con agenda oculta, dios de la biblia cristiana?. No, no, no. La vida tal como se ve, el simple sentido común me dice que la hemos creado nosotros, el conjunto de los que intervinieron buscando no se qué, todos nosotros terrestres, intra y extra. El Amor , la inteligencia y la sabiduría infinitas, a mi modo de ver, nunca crearon lo que vemos.,
    Un saludo.-Soham Hamso Tattva.-

    Soham Hamso Tattva
    • hola,
      gracias por comentar 🙂

      > La Vida es la Voluntad de Dios?

      como ves, la pone con mayúsculas, así que es esa misma, sí.

      > Dolor, sufrimiento

      solo “contemplamos” eso como dices (sufrimiento interpretado como real) por una cuestión de creencias…: de que creemos que son reales y/o necesarias, cosas como el sufrimiento…

      Todo parte de lo que uno quiere ver, en lo más profundo, digamos.

      Todo parte de la causa de sí mismo que uno ha admitido dentro de sí mismo.

      Y el mundo nos ofrece el test para que nos demos cuenta de qué causa para nosotros hemos admitido: Amor o miedo.

      Si interpretamos como reales el sufrimiento, etc., estamos viéndonos como creados por el miedo, es decir, como falsos.

      El mundo es un instrumento de testeo, entonces… por así decirlo:
      si nos duele el sufrimiento…, estamos interpretando… en vez de prácticamente disolverlo dentro de uno en la unidad de luz que es uno mismo, unidad con la Luz en todos y en todo…

      Y claro, antes que dolerse hay muchas cosas que hacer…, y estas nos pueden facilitar ese trabajo de Luz… al final… como sabrás.

      > Qué Dios de Amor admite que crea y consiente que, por ejemplo, un cocodrilo devore a dentelladas y retortijones a un pequeño ñu o cebra?

      …como no hay separación de Dios…, ni entre nosotros… como no la hay realmente… entonces podrías decir que nosotros mismos seguimos siendo Dios…
      …al ser su misma sustancia, para siempre y desde siempre……
      …así que es en cierto modo “Dios mismo” quien “permitió” eso;
      quien de hecho nunca estuvo del todo ausente;

      de cierto modo podemos verlo como que hemos usado patrones que surgen en el fondo de la unidad que somos en Dios… por mucho que los hayamos distorsionado para ejercitarnos en “lo contrario a Dios”…

      Entonces, al final, puedes llegar desde las afirmaciones “no dualistas puras” del curso de milagros… hacia afirmaciones donde veamos que ya no tiene tanta importancia decir que Dios mismo “creó” todo… pues en realidad lo que es, es… y lo que no es, no es… y Dios digamos que es Todo Lo Que Es.

      > Es que necesitamos pasar por el dolor y el sufrimiento para comprender… y evoluciona hacia el amor

      Elegimos pasar eso, sí, y como somos uno con Dios, de cierta manera Dios lo ha elegido con nosotros… pues nunca estuvo separado;
      elegimos pasar todo eso al haber elegido miedo, como sabes…… y al haber por tanto elegido automáticamente experimentar universos fundados en lo inverso a lo que se fundan los originales.

      felices neutrales días 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: