¿Qué es el ego?   Leave a comment

imagen corazón en círculo

No se podría “responder” del todo, dar una respuesta completa, nunca…, con palabras…, a ninguna pregunta que tenga que ver con nuestro “ser mente” (y no cuerpo)… y por tanto a nuestro “ser ego”

Pero sí que podremos atraer experiencias con las palabras… aproximándonos aparentemente desde muchos puntos diferentes… para poder así “ir haciéndonos una idea” 🙂 .

Seguro que habéis tenido experiencias que apuntan a nuestro “ser mente”, y no cuerpo…, o a ser un yo “en el espacio”… un yo “del espacio”… como si fuéramos el espacio que engloba al cuerpo… de cierta manera… como si este no importara al final.

Hay multitud de pistas que nos indican que somos mente en unidad, si las queremos interpretar así (que sería lo lógico, pero que por inercia nos cuesta simplificar y entenderlo así).

Aparte de cosas del estilo “telepatía”… practicando “meditación”, por ejemplo, hay muchos tipos de “efectos” que se podrían interpretar así.

Por ejemplo, literalmente se puede sentir lo que he dicho sobre ser el espacio en bloque… o, por ejemplo, sentir que el cuerpo se deshace en una especie de imagen que puede ser “chupada” hacia arriba, como si fuera “chicle”.

Eso se puede experimentar.

Y, aunque tampoco somos “espacio y tiempo”… sí que creemos en ellos… y, como dice el curso, luego, “la percepción”, es un atributo de la creencia en el espacio y del tiempo.

“El ego” es lo que permite que creamos, en un principio, en el espacio y el tiempo,… que son limitaciones virtuales de nuestro “ser real”.

Ese ser real sería la “unidad creativa” de “amor”… con todos los seres…, toda la “creación” (en su aspecto verdadero, de “Luz”)… con uniones completas y totales…, en individualidades aquí incomprensibles.

Así, dicho rápidamente, no somos espacio-tiempo, ni menos seríamos su atributo, que es la “percepción”… sino que seríamos “amor”, pero “amor interpretado”.

Entonces, como dice el curso, este mundo nunca se pudo separar del todo… es decir, no pudo hacer que nosotros, como mente, nos separáramos del todo de nuestro verdadero ser… por mucho que la ilusión de habitar un cuerpo y solo un cuerpo, esté tan “bien hecha”.

El mundo no nos pudo alejar tanto de poder constatar que somos “amor interpretado”, distorsionado…, y así, entonces, como ya sabemos, podemos ver aquí “el reflejo” de lo que sí somos.

Entonces, dicha interpretación o distorsión de nuestro ser natural es lo que es “el ego”… en la mente… y sus efectos son cosas como “el mundo” (en general, los niveles).

Como el ego es, en esa mente que somos…, como el ego es la idea de separación, interpretada como real (sin poder reírnos mucho de ella)…, entonces…, hemos pasado del estado NATURAL: donde lo DAMOS todo a la vez… y lo RECIBIMOS todo y lo SOMOS y lo TENEMOS todo… a un estado virtual donde creemos que podemos DAR parte…, dar y recibir parcialmente (proyectar).

Así, es que “vemos” el mundo: lo proyectamos, “habitamos” aparentemente en la realidad virtual que es él…, tal y como lo vemos ahora: “por partes” (“el tiempo” separando realidades… haciendo que parezca que podemos estar separados de algo y compartir “por partes”… etc.).

Así que vivimos literalmente una película de realidad virtual, y solo porque en nuestra mente nos hemos “decidido por el ego”.

Como el ego es la creencia en la separación, la película no abandona esa “característica”, y es “pura separación” (aunque película, ilusión).

Siempre, dos a dos, se trata de películas completamente distintas (universos privados distintos)…, todas son distintas de las demás películas…, aunque estén todas aparentemente tan bien armonizadas, en el grandioso truco que es el universo —que solo refleja la verdadera grandeza, de nuestro ser de Luz.

Entonces, siempre cada uno está aparentemente “dentro” de su propia película privada de REALIDAD VIRTUAL, pues parece que por ejemplo podemos dejar de proyectar un cierto cuerpo, el que sea, al “antojo” de nuestra mente dividida (tras haber sido hipnotizados y despertados a un nuevo estado de vigilia, un estado que “desconectó” del “potencial inconsciente” “la idea” separada concreta de algún cuerpo separado…).

Así, al antojo de nuestra mente dividida parece que podemos dejar de proyectar ese cuerpo, viviendo como en otro estado de vigilia… igualmente válido… mientras que, LOS “DEMÁS”, en su estado de vigilia, sí que SEGUIRÍAN PROYECTANDO de forma “normal” ESE CUERPO —en su película (el cuerpo que nosotros ya “no vemos”).

Esto nos podría ir aproximando a la naturaleza de este universo, que nunca fue realmente “común”. No habría “mundo común” (y por eso literalmente no se puede “cambiar el mundo”…)… ya que, la idea de separación, como dice el curso bien claro…, nunca se pudo ni se podrá compartir realmente.

También tenemos, la simple experiencia de “dejarse llevar” por los pensamientos… ya que estos están en cierto modo, como constatamos, más allá del tiempo y el espacio. Esto quizá nos puede valer como sucedáneo para “entender” que somos mente “transtemporal” (y luego, que somos simplemente “amor”, más allá de todo…, amor englobando toda “posibilidad”… en eterna “gloria creativa”…, con tipos de “individualidad” que no podremos comprender jamás aquí).

Pero, esa experiencia de los pensamientos, claro que suele ser “usada” para los fines del ego (confusión)… pues pensar es, como sabemos, algo normalmente “del pasado”… que siempre realizamos “por nuestra cuenta”… para reforzar el sistema del ego (esa “parte” de la mente que cree que puede DAR y RECIBIR por partes, y que por tanto eso crea automáticamente)…, reforzando así la realidad de la idea de la separación, meramente al creer que “lo de fuera” es real, y cosas así.

Entonces, si somos mente… lo que nos dice el curso es que todo depende de una idea, “separación”, que alberga esa mente.

La mente no la podemos “imaginar” del todo aquí, pues sería eso “tan grande” que somos.

Pero sí que se pueden experimentar “cosas”, como dije… y tal experiencia no tiene por qué ser “un milagro”, como eso que hemos dicho arriba sobre la hipnosis profunda… tras la cual quizá se pueden “compartir” estados de vigilia muy diferentes entre distintos sujetos (no sería “milagro”, a no ser que interpretemos que en el fondo todo lo es, como así ocurre en realidad para el curso… ya que este al final nos viene a decir, lógicamente, que como solo importa la fuente de los milagros (“Dios”)… y como nosotros somos en “unidad perfecta con Dios”… entonces en el fondo nosotros somos “el milagro”, y, por tanto, al final “todo lo sería”… y solo nuestra interpretación, que es percepción y proyección… no lo “ve”).

“La mente”, esa cosa incomprensible, alberga por tanto una idea (separación)…, y al interpretarla como real, la mente queda dividida en partes… pero que aún se pueden “comunicar” (en el proceso del “despertar”).

Como sabemos, todo son ideas, en el fondo…, y en un sentido diferente al de “ideas intelectuales”.

Habríamos pasado, pues, ilusoriamente… desde nuestra realidad real (ser una idea de Dios)… a la realidad de CREENCIAS: creer que podemos albergar ideas por nuestra cuenta…, sin reírnos con Dios, sin poder jugar con ello bajo el abrigo de Dios.

Este mundo solo sería en principio el reflejo de esa creencia, y, como “somos Dios”, creados perfectamente libres… fuimos libres para imaginar (proyectar o “ser”) ese “mundo irreal”.

Así que el reflejo de tal comunicación entre las dos partes de nuestra mente dividida (y al comunicarse una “disuelve” la otra)… supone el deshacimiento de la causa (idea) de que la mente parezca estar dividida en dos.

El reflejo de esa “comunicación que disuelve” sería el empezar aquí a cambiar hacia la “percepción verdadera”… como ya sabemos… en la cual sentiremos profundamente, en la misma experiencia de todas las cosas… que aquí todo es “lo mismo”…, pues lo iremos viendo bajo la misma Luz…, la del principio original de real Unidad de amor… que está siempre “bajo” todo…, ya que está “dentro de nuestra mente”…, “bajo” cualquier idea que hayamos puesto “encima” para poder DAR por partes y RECIBIR POR PARTES…, en este mundo del virtual.

Eso, como vemos, lo conseguimos ACEPTANDO muy profundamente todo lo que vemos (en la gente, en los seres)…, en vez de “juzgar” —es decir, en vez de ver con el pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: