La creencia increíble. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADED   1 comment

Ir a descargar
imagen corazón en círculo
[- Podéis mirar en el índice de Haskell para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc.
– Los PDF también están en esta carpeta pública que tengo en google.
– Sobre el uso del idioma en las traducciones y el modo de traducir o de revisar las traducciones, ver las notas en esta entrada que progresivamente iré completando.
– Esta transmisión, maravillosa, aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló por la personalidad de Jesús.
– La siguiente parte de este texto sirve como acompañamiento —más o menos— para esta parte del texto principal del curso de milagros: [T-7.VIII-XI] (según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado).]

 

La creencia increíble [T-7.VIII-XI]

Saludos de nuevo, soy Jeshua.
He venido hoy a avanzar en mi comentario
sobre los regalos del Reino.

Te he hablado, en parte,
sobre lo que pueden ser esos regalos.
Hablé sobre el regalo de la sanación.
Te ayudé a comprender que la sanación
reside en el discernimiento de la totalidad.
La sanación reside en el discernimiento de la completitud,
y de la plenitud.

Hoy me gustaría hablarte
algo más sobre el Reino mismo.
El Reino es el Reino de Dios.
El Reino de Dios es extensión.
El Reino de Dios es creación.
El Reino de Dios es gozo.
Todo ello es lo mismo.

Todo ello surge de la auto-plenitud.
Dios, la infinita fuente de Amor, no puede ser contenido.
Pues, incluso en tus términos,
¿cómo puede ser contenido algo que es infinito?
Ciertamente, no es posible.
Dios, para poder SER Dios, se extiende a Sí Mismo.
La extensión es simplemente la creación de la experiencia, y del ser,
surgiendo del hecho de que el Amor no puede ser contenido.

Si alguna vez crees, dentro de tu pensamiento,
que puedes quedarte algo solo para ti mismo,
y luego intentas considerar eso como amor, estás equivocado.
El Amor no puede ser confinado.
El Amor no puede ser contenido.
Y si no es compartido, no puede ser Amor.

Como te he dicho, el Amor es extensión.
El Amor REQUIERE extensión.
El Amor y la extensión van de la mano.
Y no pueden estar separados.
Así es como Dios se extiende a Sí Mismo hacia fuera,
no por necesidad, no por ansiedad, no por soledad,
sino desde una amplitud tan grande que no puede ser contenida.

Y así es como tú, yo y todos los seres…
el Hijo de Dios… nació.
Eso que Dios extendió ES Dios,
y no puede dejar de ser Dios.
Cuando Dios literalmente se extendió Él Mismo hacia la Creación,
Sus creaciones se convirtieron en, y son, Dios Mismo.
Eso me incluye a mí, a ti, a todos los hermanos y a todos los seres.

Trata de imaginar, por así decirlo, la completitud,
la totalidad, la infinitud de Todo Lo Que Es,
tomando una PARTE de Sí Mismo, y empujando esa parte fuera de Sí Mismo,
de tal manera que fuera creada una ausencia.
Literalmente trata de imaginar que lo infinito de la existencia,
el Amor infinito sin ataduras,
tratara de tomar una parte de Sí Mismo,
y lo colocara donde Ello no está.
E incluso en tu mentalidad, te das cuenta de que tal cosa no puede ser.

Todo es Mente. Eso te lo dije antes.
Todo es verdadero pensamiento.
Todo es una idea en la mente de Dios.
Y así, quizá puedes ver cómo es que
las ideas no pueden abandonar su fuente.
La infinitud de Lo Que Es, la infinitud del Amor,
NO PUEDE tomar una parte de Sí Mismo y ponerla donde no está.
Esto se aplica a Dios.
Esto se aplica a toda la Creación.
Y, escúchame bien, esto se aplica a ti.

Ahora bien, te he hablado de una creencia increíble.
Y se trata de la creencia en el ego.
Es la creencia en tu yo, en tu ser (con “y” minúscula, con “s” minúscula).
Regresa a la constatación de que la infinitud
no puede de ninguna manera separar parte de Sí misma de Ella Misma.
Tal cosa solo podría ocurrir si Dios fuera finito
y existiera algún lugar donde Dios no esté.
Lo mismo se aplica a ti.
No hay lugar en el Pensamiento, en la Mente, o en el espacio y el tiempo,
donde TÚ, en tu realidad, no estés.
Y el ego es la creencia falsa
de que lo que te acabo de decir no es verdad.
El ego es la creencia en que tú,
Hijo de Dios, ser creativo e infinito,
puedes separarte a ti Mismo de ti Mismo,
puedes separar a tu Ser de tu Ser,
y llamar a tu Ser de otra manera.
¿Ves lo absurdo de esta noción?
Y ahora te preguntas, ¿cómo es que puedo creer en eso ni por un momento?

¿Cómo puedes considerar a tu Ser como algo separado
de cualquier parte de la Creación, de cualquier parte del universo?
Solo puedes hacer eso si crees que Dios no te creó a ti.
Y ese no es el caso.
Solo puedes hacer eso si crees
que no eres el Hijo de Dios
y que Dios no es Dios.
Y ese tampoco es el caso, te lo aseguro.
Solo puedes llegar a creer en el ego,
solamente puedes llegar a creer que eres un ser separado y aislado,
si crees que literalmente puedes partir en pedazos
eso que es Tú,
y eso que es Dios.

Te he hablado de la mente dividida.
Y la única manera en que puedes siquiera imaginar
eso que he estado describiendo
es imaginar que de alguna manera has dividido tu mente
–cosa que no hiciste, no puedes hacer, y nunca podrías hacer.
Pero en tus fantasías simplemente pensaste,
por un mero instante, “¿qué pasaría si…?”.
Y antes de que la pregunta terminara
en la mente del Hijo de Dios,
la respuesta fue dada y fue consumada.
Una sonrisa… el discernimiento de la libertad… y fue consumada.
No consistió ni en una mera ola en todo ese océano de experiencia
que es la creación, la existencia,
Dios Mismo, el Amor Mismo.

Si quisieras podrías pensar y analizar las nociones que te acabo de dar,
y proceder con ellas hacia una conclusión lógica;
así entenderás que no hay ninguna.
Y si eliges hacer eso,
si eliges jugar con esas ideas,
entenderás ciertamente que la creencia es increíble,
tal como te he dicho.

Así, entonces, ¿qué es lo realmente increíble?
La creencia en que tú existes como un yo con “y” minúscula.
Lo que es realmente increíble es la creencia en que tú no eres Dios.
Pues, ¿acaso no dices, en pocas palabras, que “Dios es Todo Lo Que Es”,
y luego pasas a creer que estás separado de Él?
¿Y no deseas automáticamente reírte en ese mismo instante
por lo absurdo de esa noción?
Tal es el capricho, tal es la veleidad, del ego.

Así pues, como te he dicho antes,
la principal característica del ego es el conflicto.
Solo al generar ese conflicto
que tú, en tu discernimiento, querrías ignorar,
puede haber alguna creencia en el propio ego.
En ausencia de conflicto no habría nada
que quisieras apartar fuera de tu mente.
En ausencia de conflicto te vuelves pleno,
que es lo que has sido, y eres,
y siempre serás.

En ausencia de conflicto solo hay paz.
En presencia de paz nunca puede haber diferencias.
En ausencia de diferencias no puede haber separación.
En la ausencia de separación hay solo el Ser Uno
–y eso es Dios, y tú, y yo,
y todos los hermanos de la Creación–
una vasta armonía de creación y de ser.

Y así, si quieres creer en tu yo con “y” minúscula,
necesariamente vas a apreciar tu conflicto.
Cuando alcances la paz verdadera, la paz de Dios,
entonces tu ego desaparecerá en un instante, sin esfuerzo.
Y tu ego, que tú crees que es tú, SABE ESO.
Así que buscas mantener el conflicto para poder permanecer aquí.
¿Y cómo haces eso?
AL CREER QUE TU CONFLICTO TE BRINDA GOZO.

Pero si piensas, aunque sea por un momento,
¿no te das cuenta de que el conflicto es dolor?
Y, cuando piensas acerca del conflicto,
del cual eres consciente en tu vida,
¿no te das cuenta de que es doloroso?
Y sí, desde luego que todos sois conscientes de eso.
Y, no obstante, dentro de las estructuras de vuestro ego,
creéis que vuestro dolor no es dolor,
que vuestro dolor es gozo.

“¿Cómo es eso?”, te podrías preguntar.
Has confundido el gozo con la idea
de que puedes estar separado y solo.
Has estructurado este ego, este mundo,
de tal manera que puedes creer que estás aislado,
solo y débil, como un ser frágil que finalmente morirá.
Ese es tu propio diseño.
De esa manera has engañado a tu mente pensante para que crea
que cualquier cosa que sostenga esa creencia en el aislamiento,
la soledad, la fragilidad, y la muerte final…,
cualquier cosa que apoye esa creencia…
es lo que crea lo que tú eres, tu identidad, y tu vida.

Y tú sabes, por supuesto, que la vida misma y el ser ES gozo.
Y así, en tu confusión,
crees que cualquier cosa que le dé apoyo a tu ego es una fuente de gozo.
Y así, luchas y compites
y desgarras tu camino mediante una guerra de existencias individuales,
cada uno aferrándose lo mejor que pueda
para poder preservarse a sí mismo frente a billones de otros seres
que intentan hacer lo mismo
–y todo con el propósito de creer
que el hacer eso te hace dichoso.
Y ya has visto claramente, en tu propia mente,
aun sin que yo te lo esté diciendo,
que eso no es, por supuesto, gozo. Eso es conflicto.
¿Está ahora todavía más claro por qué digo “la creencia increíble”?
Estoy seguro de que lo ves.
El regalo del Reino es el simple reconocimiento
–que forma parte incluso de vuestras mentes pensantes–…
el regalo del Reino es el reconocimiento
de que la extensión es ser, de que la extensión es dar,
de que la extensión es recibir, de que la extensión es la Vida Misma.
Y todo eso es lo mismo.

El regalo del Reino es la simple verdad
que dice que no estas separado, aparte de Dios.
Pues nada puede estarlo.
El regalo del Reino es la constatación en tu mente de que,
como Dios es la infinitud de Todo Lo Que Es,
y tú también lo eres,
no puedes estar solo y no puedes aislarte a ti mismo
–sin importar lo que hagas o imagines.
El regalo del Reino es la simple verdad
que dice que Dios es Todo Lo Que Es,
y que por tanto tú también eres Todo Lo Que Es,
pues tú eres Dios.

Tu propio ser, tu propia vida,
tu propia existencia, que es Amor,
depende de la extensión.
Y la extensión es algo que tú HACES.
Esto no has sido capaz de dejar de hacerlo.
El Espíritu Santo, en su reconocimiento de tu realidad,
ha preservado todas tus creaciones.
Y tu felicidad verdadera llegará cuando te des cuenta, una vez más,
de su presencia, de su lugar,
en la gran armonía del ser que es Dios.

El regalo del Reino vendrá a ti
cuando elijas escuchar la voz del Espíritu Santo.
Porque Ella te aclarará,
en el instante en que así lo elijas,
la verdad de lo que tú eres
–que es Dios, el Hijo de Dios, Ser Infinito,
incapaz de ser dividido,
incapaz de estar separado
de cualquier parte de la infinitud que el Ser es.

Tu libertad, tu salvación y tu gozo
vendrán a ti cuando comprendas que
tu creencia en la separación es realmente increíble.
Y en ese reconocimiento, bajo la guía del Espíritu Santo,
esos regalos serán tuyos cuando simplemente
tomes esa creencia increíble y la sueltes.

Entonces vendrá a ti tu verdadera vida.
Y cuando extiendas a todo tu mundo
–ya sea al mundo del espacio y del tiempo, o ya sea al mundo del Espíritu Santo–
cuando extiendas al mundo el reconocimiento de tu propia paz,
de tu propia alegría, de la propia plenitud que es el Amor,
extenderás todo eso sin esfuerzo a toda la existencia.
Y cuando hagas eso, celebrarás
que tienes, aunque magnificada y más allá de toda medida,
la belleza de lo que eres.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

Una respuesta a “La creencia increíble. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADED

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Mientras haya ese apego interior al conflicto…, o, en otros términos célebres…: mientras alimentemos “inconscientemente” el pensamiento promotor universal de miedo … entonces “las circunstancias físicas” nos darán la razón para “pensar” así … y recrearemos cientos y cientos de relaciones especiales donde poder dramatizar la separación… “emocionar” la separación… creer que “los demás” son así… asá… o que “los demás” nos hacen ser así o asá… o “los demás” pueden definirnos… otorgarnos valor… etc.

    (y como sabéis, las “circunstancias físicas” seguirán nuestro designio porque somos creadores, es decir, porque somos literalmente Dios…, la misma sustancia que Él, que Ello… pues este No-Señor nunca estuvo separado de nosotros… —sino que más bien estuvo inseparadísimo 🙂 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: