El mundo real. Haskell en comunión con Jeshua. «Viaje más allá de las palabras». Un Curso de milagros RELOADED   1 comment

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.

Esta transmisión maravillosa aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló por la personalidad de Jesús.

El siguiente capítulo sirve como acompañamiento —más o menos— para las lecciones 288 a 294 del libro de ejercicios de Un curso de milagros (UCDM), según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado.]

El mundo real [lecciones 288 a 294]

Saludos de nuevo. Soy Jeshua. Vengo hoy
a continuar contigo mi comentario sobre
Un curso de milagros.

Las lecciones en las que ahora estás,
puede que estén relacionadas con el tema del Mundo Real.
Hoy hablaré sobre eso contigo.

Todo este curso es necesario porque,
lo que tú crees que es el mundo real,
no es real.
El mundo real es diferente de lo que tú consideras ser real,
y de hecho es lo opuesto.
Caminas por esta vida, tu estancia en la tierra,
pensando que todo aquí es real,
sintiendo que tu cuerpo es lo que tú eres,
sintiendo que el mundo físico puede dictarte
lo que tú eres, en lo que te conviertes, lo que necesitas hacer…
creyendo que debes comer, que debes estar caliente,
que debes protegerte a ti mismo, que debes tener comida,
o dinero para comprar esa comida,
o incluso comprar semillas con las cuales hacer crecer el alimento,
creyendo que debes tener tierras para estar a salvo…
y todo eso es solo distracción,
y al final, ilusión.
No es real.

El mundo real es verdaderamente lo opuesto
al mundo que has fabricado con tu pensamiento.
El mundo real es el del Espíritu, y solo del Espíritu.
Y la manera más rápida de poder percatarte
y de experimentar el mundo real aquí, en esta tierra,
es llegar a constatar,
primero en tu pensamiento,
luego trascendiendo este con tus sentimientos,
luego con tu discernimiento,
y luego con certeza…
que TODO es del Espíritu.

Tú eres Espíritu.
No eres un cuerpo.
Como espíritu eres totalmente libre.
Nada puede atarte.
No hay nada que necesites tener, nada que necesites hacer.
No necesitas proteger o alimentar
este cuerpo que pareces tener.
Pues te aseguro
que tu cuerpo y que todo este mundo está creado por ti,
y es solo un reflejo del trabajo de tu Espíritu.

Te he dicho que el mundo no es real.
Y te he dicho el mundo no es tal como lo ves.
Te he dicho una y otra vez
que lo que lo hace real es tus valores.
Pues tus valores son al final aquellos pensamientos
con los cuales defines, para ti mismo, quién y qué eres.
Y tu poder creativo es tal,
que cuando defines, dentro de tu pensamiento, eso que tú eres,
luego, ciertamente, pareces convertirte en eso
—y eso es lo que verdaderamente creerás que eres.
Sin embargo, en el caso de este mundo, eso no es así.

También te he dicho una y otra vez
que tu CREENCIA en que estás en esta prisión,
no puede aprisionarte.
Solo puede hacer que PAREZCA como si estuvieras encarcelado.
El mundo real es lo opuesto al mundo que crees que ves.

En verdad, mientras permanezcas en esta tierra
no es probable que experimentes el mundo real
—así como el conocimiento no es algo que puedas alcanzar aquí.
Pues al haber elegido imaginarte estando aquí,
has seleccionado esta ilusión de un cerebro,
para crear la ilusión de pensamientos.
Y mientras estés aquí, participando de esta ilusión,
usarás tus pensamientos para experimentar lo que está aquí.
Cuando piensas, te limitas a ti mismo.
Cuando procesas dentro de tu cerebro,
pones barreras que te separan de la realidad.
Y por tanto, cuando te ves presionado a pensar,
no puedes experimentar la realidad aquí.

Porque te he dicho
que en la medida en que PIENSES,
no puedes SABER.
En tanto pienses, limitas lo que tú eres.
Cuando piensas
te separas a ti mismo de la realidad última,
pues al final la realidad última ES,
y es REAL.
Tu pensamiento nunca puede ser eso.
Porque tus pensamientos, como te dije, son solo del pasado.
Tus pensamientos son solo reacciones, imágenes que has formado,
basadas en la ilusión que llamas “tiempo”,
y en lo que parece haber sucedido en el pasado.

Muy al comienzo del libro de ejercicios dije
que ves solo el pasado.
Tus pensamientos son siempre del pasado
porque son siempre reacciones dentro de tu cerebro.
Incluso lo que llamas “creatividad”,
que parecería consistir en nuevos pensamientos,
es una forma de reacción a algo que llamarías pasado.
Porque lo que pasa en esos momentos de creatividad es esto:
enfocas momentáneamente el mundo real,
en tanto puedas conocerlo aquí,
y llega la EXPERIENCIA.
La experiencia es libre, sin ataduras.
PERO, en el momento en que experimentas algo nuevo,
empiezas a pensar acerca de ello
para formar conceptos, elaboraciones e ideas.
Y aun cuando los pensamientos y los conceptos puede PARECER
que son nuevos en tu mundo,
también son reacciones y pensamientos
acerca de la realidad de la experiencia que tuviste.

De nuevo, te digo que todos tus pensamientos son del pasado.
Son reacciones en tu tiempo, reacciones ante la EXPERIENCIA.
Y cuando reaccionas, formas ideas, conceptos y elaboraciones.
Con ellos construyes el mundo irreal, y lo imaginas real.
Y eso es lo que te separa
de lo que eres como el Hijo de Dios.

¿Por qué debes siquiera molestarte tratando de encontrar el mundo real?
¿Por qué no quedarse en el pensamiento, aquí, trabado en él?
En realidad… ¿para qué hacer este curso en absoluto?
Te he dicho que eres libre.
Escúchame bien.
ERES libre.
Te he dicho muchas veces que,
como el Hijo de Dios, eres totalmente libre
de imaginarte a ti mismo encarcelado y solo,
separado y luchando,
incompleto en tus capacidades y conocimientos.
Eres libre de imaginarte a ti mismo como víctima,
como enfermo y muriendo.
Incluso eres libre de imaginarte a ti mismo muerto.
Y nadie jamás te castigará, te reprenderá,
de ninguna manera, por lo que estás imaginando.

En verdad, aquellos que se apegan a esta tierra
y creen que es real
no están haciendo otra cosa que apreciar su propia creatividad
y su capacidad de imaginar lo que quieran.
No es NECESARIO que hagas este curso.
No es necesario, jamás, que hagas NADA.
Pues, en tu sentido del tiempo,
tienes para siempre.
Puedes hacer algo en tanto así lo desees.
Y todo lo que habrá por parte del universo es AMOR.
Todo lo que TÚ serás es amor,
y la libertad de ser lo que desees.

Así, si quieres experimentar el mundo real
empieza por saber que eres Espíritu, y absolutamente libre.
Esto es lo que te he estado diciendo todas estas semanas.
Eres Espíritu y eres libre.
Luego, cuando te asientes con tus pensamientos
en la creencia y la comprensión de que eres libre,
permítete hacerte la pregunta, en tu pensamiento:
¿es este el mundo que quiero?
¿Deseo ser una víctima del clima, de la enfermedad
y de otros seres separados de mí y de sus acciones?
¿Deseo verme forzado a luchar por dinero, comida,
abrigo, calor y vestidos?
Y la lista sigue y sigue.
Di entonces, para ti mismo,
¿es esto lo que deseo?

Pero, según dices eso, permítete SENTIR,
EXPERIMENTAR, profundamente adentro.
Y observa qué encuentras ahí.
No te conformes con la creencia en que
tu vida es buena y que estás satisfecho.
Mira más allá de tus pensamientos, profundamente adentro.
Mira a ver si encuentras luz, una gran luz,
y paz, quietud y paz,
y gozo que surge de dentro de tu ser,
y se expande de forma difícilmente controlable.
Pues todo eso es tu herencia como el Hijo de Dios.
Y si prefieres la luz, la paz y el gozo
frente a lo que tienes aquí, en tus luchas,
ya tienes un motivo para hacer este curso.

Pero, escúchame bien,
si hacerlo no te brinda gozo,
entonces constata que eres libre,
y haz lo que sea que te brinde gozo.

Te he hablado del mundo real.
Te he dicho que el mundo real es lo opuesto
al mundo que has fabricado.
Te he dicho que eres Espíritu y que eres libre.
Lo normal es que quienes caminan por esta tierra,
al pensar en permitir que fluya el mundo real en sus vidas,
se resistan a renunciar al mundo que creen que ven.
Pues este PARECE brindarles gozo.
Y todos vosotros, verdaderamente todos vosotros,
tenéis cosas en este mundo que amáis con una gran pasión.
Si no fuera así, no estaríais aquí.
Verdaderamente, esto es así.
Todos vosotros estáis aquí por vuestro propio gozo y vuestra propia libertad.
Es solo tu inconsciencia de lo que eres
lo que te mantiene aquí en este mundo irreal.

¿En qué radica la atracción que te mantiene aquí?
La atracción radica en tu amor a la FORMA.
Ciertamente, este es, en gran medida,
el motivo de que hayas creado este mundo en un primer momento.
La experiencia y el discernimiento son del CONTENIDO, no de la forma.
El amor y su libertad son del CONTENIDO, no de la forma.
Puedes sentir y experimentar cualquier cosa que desees.
Pero cuando piensas acerca de este mundo, crees
que para poder experimentar lo que deseas
necesitas que ciertos elementos del decorado físico, por así decirlo,
estén en el escenario, actúen de cierta manera, en un tiempo determinado,
diciendo determinadas palabras, comportándose de una manera o de otra.
Luego, esto lo percibes como tu gozo.
Y tu insistencia en tener los medios, la forma,
es lo que te mantiene aquí.

Está bien y es bueno
que representes tu ilusión,
aunque para tu gozo.
Recuerda sin embargo
que todo lo que tiene forma se acabará.
Y con tu valoración de la forma
tú creas tu miedo,
NECESARIAMENTE estás creando tu miedo,
y tu propia muerte.

¿Cómo es entonces que puedes andar por este mundo en paz y alegría?
Puedes hacerlo no valorando en ningún sentido la forma.
Haz esto experimentando la vida momento a momento,
sabiendo que estás experimentando el CONTENIDO,
el gozo creativo dentro de tu Espíritu.
Y, a medida en que la forma se altera, fluye y cambia,
simplemente déjala formarse, disiparse,
déjala desaparecer y formarse de nuevo,
sin apegos,
sin valorar,
sin exigir cómo debería ser.

En la medida en que elijas caminar por esta tierra
en los años venideros, o, si quieres, en las próximas vidas,
ten en cuenta que eres libre de hacer eso.
Pero si deseas disfrutar en esta tierra,
date cuenta simplemente de que no es más que forma, una ilusión,
y una creación imaginaria del poder de tu Espíritu.
Permítele a la forma venir e irse, decaer y fluir.
Ámala, momento a momento.
Nunca insistas en que permanezca,
o en que no cambie dentro de tu tiempo.
Pues la insistencia en la forma y su preservación
es lo que provoca toda tu miseria,
todo tu miedo y todo tu dolor.

Escuchadme bien, hermanos míos.
Sois Espíritu. Sois libres.
En vuestra libertad, habéis parecido venir aquí, a esta tierra.
En vuestra creación, habéis creado el miedo, vuestra propia muerte,
y todas las miserias y luchas que se siguen de eso.

A medida que dejéis ir los valores,
y que os deis cuenta que la forma por sí misma no es más que un eco de vuestro Espíritu,
y de que la realidad de lo que sois
es solo el fluir y refluir de vuestro Espíritu,
entonces, podréis permitir que la forma fluya y refluya de la misma manera.
Y seréis libres.
En vuestra libertad, caminaréis por este mundo en paz y en alegría,
por el tiempo que deseéis.
Y entonces, cuando queráis marchar,
dejaréis el cuerpo, que es algo sin alcance alguno y sin consecuencias,
y os moveréis hacia otro aspecto de vuestra libertad,
vuestra paz y vuestro gozo.
Y siempre irá con vosotros,
dentro del espacio y del tiempo,
y fuera de ellos…
siempre irá… eso que sois, que es Espíritu,
y que nunca puede privar a vuestro Ser de su libertad.

Porque el mundo real,
en el cual eres el Hijo de Dios,
es tu Espíritu y tu libertad.
Y, a pesar de lo que puedas imaginar,
esto es así,
y siempre será así.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

Una respuesta a “El mundo real. Haskell en comunión con Jeshua. «Viaje más allá de las palabras». Un Curso de milagros RELOADED

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. archivando comentario que hice:

    Lo que te puede aportar, el hilo de lo que tratamos, es quizá que simplemente te acuerdes de que puedes simplemente disfrutar del sentimiento de seguridad…, o “placer”…, que te da el conocer cosas en el nivel “filosófico” —más allá de la forma obtenida como resultado en la “creación” o recreación que elijas en ese momento, entre los conceptos, etc.

    Ese sentimiento no depende de nada, y es tu creación.

    Con esto de lo ejpiritual parece que solo ocurre que, llegado un momento, en la vida, a veces nos podemos enfocar en sentir que todo era muy simple, pues los medios eran fines.

    En el nivel ejpiritual uno se encuentra con una opción que engloba acabar siendo uno mismo la certeza de que medios son fines.

    La pregunta simple que abre esto es: ¿y si solo hay dos medios y dos fines: miedo y amor?

    Si uno no quiere hacerse ese tipo de pregunta, o creer que es así, entonces como vemos todo lo que se lea o se comente es absurdo.

    Se trata de una “simplificación” de “la vida” (ante el caos de complejidades “exteriores” con el que nos vendemos la moto del miedo a nosotros mismos…, la moto de que no somos creadores mentales de nuestros sentimientos y de una ilusión holográfica que deriva de ellos).

    Es si quieres una simplificación para volver a recordarnos SIENDO los seres de no-palabras…, de no conceptos…, no pasado…, que “también” somos.

    Entonces o bien:
    — alimentamos el miedo (que es medio y fin)…, en la creencia de que el exterior manda… que él nos puede definir (que los otros nos definen)… que nuestra valía depende de lo de fuera… y con la ilusión de que medios y fines están separados… que causa y efecto están separados… y por tanto el tiempo es real…
    — o bien alimentamos el amor, que también es medio y es fin.

    Con nuestras actividades mundanas normalmente estamos alimentando miedo.

    Se trata simplemente de hacerse conscientes, si se quiere, de realmente tener opciones en ese sentido tan simple…, en esa elección, ya que normalmente no nos queremos dar cuenta de que lo que hacemos es realimentar el miedo que nutre una experiencia miedosa de lo que en realidad es nuestro propio sueño.

    Solo hubo un ser, UNO…, que dijo un NO a su realidad… y pasó a experimentarse en sueños de separación, que pasaron a sustituir la consciencia de su realidad.

    En estos sueños ahora amamos las formas…, y nuestra creación será reinterpretada de acuerdo a nuestro SER UNO. Y mientras, mientras que globalmente queda un largo camino de regreso a la re-aceptación…, cada uno es ya aquí y ahora perfectamente libre de aceptar el regreso… y cada uno es a la vez una pieza en el puzzle de la re-aceptación global, o global reconciliación con Dios (con nosotros mismos).

    feliz día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: