Yeshua hablando sobre su experiencia de “sanar” o “cambiar” a “otros” (Jayem: El camino de la maestría: El camino de transformación: Lección 7, sección preguntas y respuestas)   Leave a comment

[Ver aquí el índice de los textos de Jayem-Jeshua]

Pregunta: Jeshua dice que nunca ha iluminado a nadie. No obstante, las tradiciones hinduistas y sufíes, y un cierto número de gurús, dicen que ellos han hecho la mayor parte del trabajo por una persona. Dicen que una vez que alguien se entrega a ellos, entonces mediante su propia Conciencia de Dios le pueden brindar Unicidad a ese ser. Son tradiciones que dicen que para iluminarse uno debe mirar a los ojos de un verdadero gurú. Visto así, parece que es todo más rápido y fácil. ¿Se trata de un estado de consciencia distinto? ¿Esta tradición era algo destinado a otra era?

Respuesta: Querido amigo, estamos muy complacidos por esta pregunta. Y para contextualizar, comenzaré por tratar de nuevo contigo que, cuando anduve por este mundo como un hombre, cuando entré en ese camino que me llevó finalmente a morar en mi Padre en perfecta iluminación o paz, en perfecta trascendencia de la ilusión del “hacedor” y de “lo hecho”, yo también pasé por un proceso de aprender a manipular energías sutiles, y por tanto creé la percepción de que yo tenía el poder de cambiar a otro.

Ya he tratado contigo, de otras maneras, que esto a menudo puede conducir a lo que percibimos como curación física. Además, en esos documentos que llegaron a ser conocidos como vuestras escrituras, la Sagrada Biblia, existen realmente historias de curaciones, pero no se hizo mucho seguimiento de ellas. Y los casos donde sí se hizo, fueron borrados de las escrituras. Porque ten por seguro que yo fui capaz de manipular energías sutiles del cuerpo-mente para cambiar una representación. Pero a menudo, en cuestión de horas, días o semanas, o inmediatamente…, o en un mes o dos… la vieja representación o patrón se mostraba de nuevo –excepto en unos pocos. ¿Y dónde estaba la diferencia? La diferencia estaba en que en esos pocos casos mi interacción con ellos había sido reconocida por ellos como una representación de la Verdad de su propio ser. Por tanto, si la corrección ocurrió, no fue por lo que yo estaba haciendo, sino porque ellos eligieron en ese momento reconocer y aceptar la Verdad acerca de sí mismos. Ellos reivindicaron su completa responsabilidad por cambiar lo que estaban representando en su cuerpo.

Aprendí una lección humilde a través de ese proceso, y me dirigí más profundamente hacia una comprensión de lo que el mundo es, y de cómo trabaja la mente. Llegué a ver, entonces, que debido a que toda la mente está hecha a imagen de Dios, y que por tanto todas las mentes están hechas a imagen de Dios… ¡el libre albedrío no puede ser usurpado! Por tanto, incluso alguien como yo, que había estudiado mucho, que había entrenado duro con muchos, muchos maestros en energías sutiles… alguien como yo, que había alcanzado las profundidades de su propio ser, que había afrontado sus propias sombras y que se había entregado tan profundamente al Amor de Dios… incluso yo… no tenía ningún poder sobre el libre albedrío de otra mente.

Esto me condujo realmente hacia una mayor libertad. Porque llegué a constatar que lo que estaba haciendo en mi vida fue diseñado solo para enseñarme. Llegué a ser perfecta y divinamente egoísta, queriendo a Dios plenamente para mí mismo, reconociendo que eso requería no ya que intentara hacer cosas para así poder conocer a Dios, sino que simplemente me rindiera en Dios. Y si algo era la Voluntad de Dios, mi copa rebosaría.

Cuando regresé de la India para comenzar mi ministerio, esa idea no era aún la mía. Mi idea era permanecer en un cierto valle de lo que llamáis Cachemira, y simplemente morar allí en un estado profundo de oración hasta que el cuerpo se disolviera. Pero, en ese estado de rendición, la Voz de mi Padre habló, diciendo,

Hijo amado, hay otras mentes a quienes quiero llegar a través de ti. Regresa a tu tierra de origen.

Salí de mi oración, y comencé el viaje.

Amigo amado, solo hay un Gurú –el Confortador, el Espíritu Santo–, solo hay un único Maestro, un solo Rayo de Luz que corrige la mente. Ya desde el mismo instante en que consideraste el pensamiento de separación, ese Gurú, ese Rayo de Luz, fue colocado en ti. “El Amor espera tu bienvenidaes otra manera de decir que el Maestro está reposando dentro de tu corazón, esperando a que te calmes para aprender de la Mente Crística en ti mismo, para rendirte a Esa Luz que puede llenarte e inspirarte desde dentro, informarte.

Es cierto que ha habido muchas tradiciones que han surgido y han prosperado como resultado de mentes no iluminadas que vieron un cierto acontecimiento, como los que fueron percibidos conmigo. Fui percibido como Mesías, el Santo Hijo de Dios. Y otros parecían despertar y sanarse en mi presencia. Por tanto, la mente no iluminada dice,

Bien, como yo veo que yo no podría despertarme a mí mismo, o sanarme a mí mismo, entonces es el Mesías quien debe habérselo hecho a ellos.

En un cierto periodo de tiempo, en muchas culturas, esa percepción se hizo una teología, una creencia, un ritual, una enseñanza. Y esto pasó, sin pensarlo mucho, de generación a generación, e incluso hasta llegar al punto de que existen algunos maestros en tu mundo que, en gran parte como yo, están pasando a través de sus propias fases de despertar, pero sí creen que el poder está en ellos. ¿Y por qué no? Si una multitud les da ese poder diciendo,

No podemos creer que nos despertemos a nosotros mismos. Pero iremos y nos sentaremos a tus pies, y tendremos experiencias de iluminación, y entonces diremos que nos lo hiciste tú.

¿Ves cómo eso comienza a operar así, en una mente que no está todavía completamente liberada? Así que os digo esto, inequívocamente: nadie tiene el poder de despertarte, sino TÚ MISMO.

Ahora bien, si te estás percibiendo a ti mismo como no despierto, eso parece ser en gran medida una carga. Pero recuerda que esto significa que lo opuesto es también cierto. Significa que en ninguna situación puede nadie tener el poder de evitar que tú te despiertes. Si eliges despertar, es mucho más fácil hacerlo, en tu mundo, empleando la oportunidad que te dan las relaciones con mentes no iluminadas. Esperar a encontrar una mente iluminada en el mundo que tenga el poder de salvarte es como la búsqueda de una aguja en un pajar. Por tanto, no busques el gurú fuera de ti mismo, sino comienza a usar el tiempo de forma constructiva. Contempla cada momento de tu experiencia como otra oportunidad más para poder reconocer la Verdad que siempre es verdad,

Oh, ¡puedo elegir paz! ¡Soy Uno con Dios! ¿Cuán divertido podría ser brindarle simplemente un poco de Amor a este instante?

… simplemente dejando caer las ilusiones…, las nubes que pasan por el cielo de la mente, que parecen entrar en tu campo de discernimiento… esas nubes del juicio, de la reacción, de la percepción de la necesidad de tener razón.

Querido amigo, cuando oigas de nuevo que alguien te dice que tiene el poder de despertarte, vete a otro sitio; gírate, sacúdete el polvo de tus sandalias. No se merecen tu tiempo. Y cuando oigas que alguien dice,

Simplemente soy un amante de Dios. No puedo hacer otra cosa por ti que no sea morar contigo en la oración que dice que juntos podemos ser la Verdad que hace que todas las cosas sean libres.

A ese sí, date prisa en ir con ese, y ve como un igual, pues eso es la Filiación.

Creo que esto es suficiente por ahora. Así es que, como vemos, esta vez ha sido un rato breve. Y solo con esa pregunta es suficiente por hoy.

Por tanto, que la paz sea con vosotros, siempre.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: