Los milagros (II). Haskell en comunión con Jeshua. «Viaje más allá de las palabras». Un Curso de milagros RELOADED   Leave a comment

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.

Esta transmisión maravillosa aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló por la personalidad de Jesús.

El siguiente capítulo sirve como acompañamiento —más o menos— para las lecciones 337 a 343 del libro de ejercicios de Un Curso de milagros (UCDM), según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado.]

Milagros II [lecciones 337 a 343]

Saludos de nuevo. Soy Jeshua. Vengo hoy
a seguir contigo mi comentario sobre
Un curso de milagros.

Estamos cerca del final de este periodo de un año
que tú y yo hemos dedicado a Dios,
a nuestra Unicidad y a la Paz.
La última vez te hablé por fin de los milagros.
Y dije que realmente los milagros ya están ahí.
Los milagros son parte natural de tu vida,
excepto por los obstáculos que interpones
y que impiden que los milagros se expresen a sí mismos.

Empezamos este año hablando del pensamiento,
del pensamiento como reacción,
que es del pasado,
y hablando de que el pensar, los pensamientos y el definir,
fueron las cosas que parecían crear
y otorgarle realidad a este mundo.
Pero realmente es ilusión.
El mundo no es así.

Ahora te hablaré de nuevo de tu pensamiento
pero dentro del contexto de los milagros.
El mayor obstáculo que tienes
para poder expresar milagros en tu vida
es ciertamente el de tu pensamiento.
Los milagros simplemente fluyen desde lo más profundo dentro de ti.
Los milagros son tu derecho y tu herencia
como el Hijo de Dios.
Los milagros están basados en la Unicidad y en la percepción verdadera.
Están basados en el hecho de que no hay diferencias
entre tú y tus hermanos,
entre tú y cualquier aspecto de tu mundo.
Y en realidad tus pensamientos son los obstáculos
que mantienen a los milagros alejados de ti.
Tus pensamientos son el material fundamental con que se fabrica la separación misma.
Y la separación misma
es el material fundamental con el que se fabrica todo este mundo.

Así que de nuevo te diría y te pediría que me escucharas bien.
Los milagros están dentro de ti.
Los milagros tendrán lugar,
aquí en tu tiempo y espacio,
aquí en tus relaciones,
en tanto que puedas y quieras
DEJARLOS SER.
Los milagros derivarán de la Unicidad que es todos nosotros
y que es Dios.
Ellos surgirán de ti
en la medida en que tú existas en tu aspecto de esa misma Unicidad.

Inicialmente los milagros parecen presentarse
como nada más que un susurro.
Lograrás un pequeño sentimiento adentro,
un sentimiento que llevaría por sí mismo a una acción, o a una palabra.
Y en la medida en que sigues ese sentimiento,
y ese discernimiento,
te abres a ti mismo para el milagro.

El gran obstáculo, tan común en este mundo y en tu pensamiento,
es que inmediatamente después de darte cuenta
de aquel susurro, como yo lo llamo,
empiezas a pensar y a analizar:
¿Qué pasa si hago lo que mi ser me esta sugiriendo?
¿Qué pasa si digo esas palabras?
¿Qué pasará en el futuro?
¿Tendrá consecuencias?
¿Afectará a mi relación?
¿Afectará mi trabajo?
¿Afectará a QUIEN YO SOY?
Y, una vez que empiezas ese proceso de pensar, analizar
y de tratar de decidir POR TU CUENTA
si el pensamiento o si la acción
que está tratando de salir del interior profundo
cambiará tu vida, o cambiará quien tú eres tal y como tú lo percibes…
tan pronto como empieces con todo eso…
habrás obstaculizado el milagro.

Hemos hablado antes de la Voz de Dios.
En realidad esa pequeña insistencia interior,
ese susurro, ANTES de que tú empieces a pensar sobre él,
forma verdaderamente parte de la Voz de Dios.
Así, si te quisieras dar a ti mismo la oportunidad de los milagros,
este es el lugar por el que comenzar y en el que terminar:
haz todo lo que puedas para poder estar alerta,
para ser CONSCIENTE,
no de tu pensamiento,
ni de tu analizar,
ni de tus miedos,
ni de tus dudas,
sino de los calmados y pacíficos impulsos que vienen de adentro.
Y cuando te des cuenta de ellos,
síguelos.

En vistas del aprendizaje
es muy apropiado comenzar con los impulsos más leves,
y seguirlos.
Cuando lo hagas verás los milagros más leves,
y constatarás
que en realidad ¡FUNCIONA!
Y verás que, en vistas de tu aprendizaje,
esto te proporcionará la valentía suficiente como para querer escuchar esos otros impulsos
que podría parecer que tienen
consecuencias un poco mayores para tu vida.
Y, cuando sigas estos otros,
te darás cuenta de la paz, del gozo
y de unos milagros ligeramente mayores en tu vida,
y en la vida de todos los seres.

Así, crecerás, crecerás y crecerás.
El milagro definitivo será cuando vayas más allá de la valentía,
más allá de las dudas imaginarias
sobre lo que podría sucederte si actuaras o hablaras.
Los auténticos milagros llegarán
cuando te liberes a ti mismo de este mundo lo suficiente
como para poder seguir los impulsos de adentro
sin considerar las consecuencias.

Cuando llegues a ese punto,
los milagros te precederán a cada paso de tu vida.
Estarás a salvo. Serás libre.
Porque nada en este mundo puede afectarte
mientras estés libre de él, y así te mantengas.
Cuando sigas la callada Voz de adentro
sin tratar de traerla a este mundo
a través de tu pensamiento y de tu análisis,
cuando sigas esa voz interior,
te verás libre de este mundo.

Entonces verdaderamente sabrás qué hacer,
qué decir, a dónde ir, y qué ser.
No habrá dudas.
Y al mirar atrás contemplarás
la estela de milagros que has dejado tras de ti.

Realmente aquí tenemos entonces el resumen de Un curso de milagros:
los milagros son lo que tú eres.
Ellos son tu derecho y tu herencia como el Hijo de Dios.
Lo único que te impide
poder conocerlos y experimentarlos
es lo que te ata a esta tierra.
Y lo que te ata aquí es en realidad
tu pensamiento y tu análisis,
y por tanto tus miedos
y tu concepto sobre quién eres.

Cuando dejas ir todo eso, verdaderamente ello CONSTITUIRÁ un milagro.
Y serás libre.
Podría parecer difícil hacerlo en un instante.
Para la mayoría de vosotros, tan hundidos como estáis en la creencia en el tiempo,
esto es así.
Entonces, aquellos que sienten que el tiempo
es algo más que una ilusión,
pueden empezar a seguir a los milagros
estando en CALMA.

Cuando estás en calma, entras en un estado
donde tu mente abandona la cháchara
que es el ruido de tu pensamiento.
Cuando esa cháchara se acalla y tu mente está en calma,
entonces, el susurro interior, la Voz de Dios,
puede ser escuchada.
En realidad puede ser SENTIDA.
Muy a menudo no parecerá que se muestra como palabras,
sino más bien como un discernimiento.

Así, el segundo paso que tomarías para seguir
con este curso de milagros
es hacer todo lo que puedas para poder estar en calma dentro de tu mente.
El susurro, la Voz de Dios, está siempre allí.
Y al calmar tu pensamiento la escucharás.
Y cuando tú, a tu tiempo,
aprendas a estar más y más en calma,
la Voz se hará más y más fuerte,
y se hará más y más clara para ti,
y sabrás qué hacer, qué decir,
qué ser y a dónde ir.

Tú eres realmente libre para soltar tu creencia en el tiempo
y para tener la plena claridad de la Voz de Dios en ti,
en un instante.
No te olvides de eso.
No te penalices a ti mismo por creer en el tiempo,
pero nunca pierdas de vista la constatación
de que, en un instante, en cualquier instante que elijas,
podrías ser totalmente libre.
Ve a tu ritmo continuamente recordando esto,
aun cuando solo sea con meras palabras,
y entonces te llegará el momento en el cual súbitamente
te ves libre.
Y lo reconocerás.
Y ya nunca serás el mismo.

Hay otra cosa que te ayudará inmensamente
en tu seguimiento de este curso, o camino, hacia los milagros.
Se relaciona con tu tiempo,
porque el tiempo, como he dicho, es la mayor ilusión,
la mayor atadura que tienes a esta tierra.
Cuando intentes escuchar, en tu consciencia,
sin palabras, los susurros interiores…
cuando intentes estar en calma
permitiendo que cese tu pensamiento…
puedes ver incrementada tu capacidad de escuchar
si eliges dejar que el pasado se marche,
si eliges dejar que el tiempo se vaya.

Haz todo lo que puedas para enfocarte en cada instante
como si fuera todo el tiempo que existe.
Enfoca cada instante, en la medida en que puedas,
con la constatación de que estás ahí, en ese instante,
por tu propia elección,
con total libertad,
y que nada que hayas imaginado, sea lo que sea,
te ha podido llevar hasta ahí.
Porque eso no puede ser así.

Quizá desees simplemente intentar
seguirte diciendo esto a ti mismo, en palabras.
Entonces llegará un momento en que lo comprenderás
y lo experimentarás dentro de tu ser.

El camino hacia los milagros, el “curso” de milagros,
es algo que se halla profundamente adentro.
Se encuentra al escuchar la Voz de Dios,
que en realidad es solo tu propia voz.
Pues tú eres Uno.
Escucharás esa Voz cuando tu mente esté en calma,
cuando no pienses, analices o interpretes.
Puedes ayudarte a ti mismo inmensamente
a liberarte de tu pensamiento y análisis
si intentas constatar que el pasado no es tal.
Solo existe este instante.
Estás AQUÍ, en tu libertad, y debido a tu elección,
como lo está cada hermano en la Creación.

Escúchame bien, otra vez.
Los milagros te pertenecen.
Dios te da milagros constantemente.
Dios nunca deja de impulsarte desde adentro de tu ser
con peticiones para que te permitas tener
paz, gozo y libertad.
Dios nunca deja de instarte desde adentro
a que dejes ir tus miedos
y tus dudas,
tus incertidumbres
y tus miserias.
Todas ellas pasarán,
y en ese momento también tu pensamiento pasará.

Cuando eso suceda,
en tu libertad y en tu paz,
dirás de nuevo “es un milagro”.
Y en ese momento reconocerás a tu Ser, a Ti Mismo,
y te conocerás a ti mismo como un ser libre.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: