Los milagros (I). Haskell en comunión con Jeshua. «Viaje más allá de las palabras». Un Curso de milagros RELOADED   Leave a comment

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.

Esta transmisión maravillosa aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló por la personalidad de Jesús.

El siguiente capítulo sirve como acompañamiento —más o menos— para las lecciones 337 a 343 del libro de ejercicios de Un curso de milagros (UCDM), según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado.]

Milagros I [lecciones 337 a 343]

Saludos de nuevo. Soy Jeshua. Vengo hoy
a seguir contigo mi conversación sobre
Un curso de milagros.

Hemos titulado todo esto Un curso de milagros.
Hasta ahora hemos hablado de muchas cosas,
pero todavía no directamente de los milagros.
En tu Libro de ejercicios, quizá estés leyendo la sección que se titula
“¿Qué es un milagro?”.
Así que ahora te hablaré de los milagros,
aunque aparentemente con mucho retraso.

Los milagros en el Cielo no existen.
Los milagros son algo de este mundo.
Los milagros no existen en el Cielo
porque no son necesarios.
En el Cielo solo hay libertad.
Todo es Uno.
Todos los seres dan amor totalmente, sin necesidad,
y reciben amor con gozo, sin necesidad de hacerlo así.
En el Cielo hay total aceptación
y una ausencia perfecta de miedo.

Lo único que, en todo caso, hace necesario un milagro
es tu miedo.
Y, afortunadamente para todos nosotros, el miedo no es real.
El miedo es una creación de este mundo, de su separación, de su tiempo,
de su espacio y de sus cuerpos aislados
—todo lo cual está basado en, ha sido estructurado con,
y está definitivamente compuesto
del propio miedo.

Así, en una palabra,
un milagro es lo que experimentas en ausencia de miedo.
Suena simple, ¿no?
Sin embargo, el miedo es la piedra fundamental de todo este mundo.
El miedo es la piedra fundamental para toda la estructura que ves
en el espacio y el tiempo.

El miedo es la piedra fundamental de tu cuerpo.
El miedo es la piedra fundamental de tu cerebro
y de los pensamientos que él parece pensar.
Y si por un instante pudieras dejar ir todo eso,
el mundo no entendería lo que experimentarías.
Y el mundo diría,
“es un milagro”.

Los milagros son de lo que te he venido hablando
desde el comienzo de este Curso y estas cintas.
Te he hablado una y otra vez
del amor y de su libertad,
de la ausencia de culpa, la ausencia de pecado,
y de la ausencia de separación.
Te he hablado de toda la belleza
que descubrirás en toda la existencia
cuando ya no experimentes esas cosas
que son, definitivamente, solo miedo.
Ahora te digo, eso es un milagro.
Y eso es todo.

Es absolutamente cierto, lo sepas o no,
lo creas o no,
que todo, hasta el último detalle en tu vida,
es creado por ti, deseado por ti, valorado por ti,
claramente escogido por ti.
Y en tu libertad, cuando tú ELIGES dejar ir el miedo,
tu vida verdaderamente parecerá cambiar completamente.
Y el mundo lo llamará un milagro.

Entonces, ¿qué pasa realmente
cuando el mundo percibe un milagro?
Lo que pasa es que por un Instante Santo
—y un instante es todo lo que te lleva—
tú EXPERIMENTAS, a través de tu ser,
en cada aspecto de pensamiento,
en cada esquina oculta de tu mente,
la PLENITUD.
Esto significa que experimentas la ausencia de pasado.
Esto significa que, por ese instante,
te alzas claro, brillante y puro como el Hijo de Dios,
sin pecado y sin culpa.
Significa que por un instante te VES a ti mismo como Espíritu,
como Espíritu solamente, más libre que el viento.
Y en ese instante, cuando percibes verdaderamente lo que tú eres,
todo lo que tú imagines parecerá existir.
Su forma aparecerá literalmente en este mundo, ante tus ojos,
y ante los ojos de demás,
y el mundo dirá de nuevo, “un milagro”.

Ese momento en el cual verdaderamente percibes tu Ser,
VA A SER uno donde, escúchame bien,
verás a todos tus hermanos exactamente en la misma luz,
sin excepciones.
Y verdaderamente se trata de Luz.
Pues somos seres de Luz, no de oscuridad.
Al verte a ti mismo con la percepción verdadera,
verás a TODOS tus hermanos con esa percepción.

En ese momento, en el momento del milagro,
simplemente serás CONSCIENTE,
como nunca antes lo has sido,
más plenamente consciente de lo que jamás pudiste imaginar.
Reconocerás la Unicidad que te enlaza a ti y a mí,
a cada hermano, a todos los seres, a toda la Creación y a Dios,
dentro de un todo armonioso.

En ese momento
no serás capaz de sentirte solo, aislado,
y de pensar para decidir, en el nivel de tu cerebro,
qué es lo que tú deseas que suceda.
Escúchame bien.
Si piensas (escucha la palabra: “piensas”)
que serás capaz de evolucionar, o de crecer, o de alcanzar un estado
en el cual te puedes imaginar todavía aislado,
y a la vez decidiendo el tipo de milagros que querrías tener…
si te imaginaras así…
fracasarías,
pues los milagros no pueden suceder en ese contexto.

Cuando caminé por esta tierra dije:
“no soy yo quien hace estas cosas,
sino el Padre a través mío”.
Y esa ES la manera como sucedió.
El Padre es el discernimiento, sin miedo, de Dios Mismo,
del Espíritu Santo y de la Unidad que compartimos.
Y en el momento del milagro
tú simplemente sabes qué hacer, qué decir,
qué ser y qué sentir.
Escúchame bien de nuevo.
Tú no decides, a partir de tu propio pensamiento,
la ejecución de un milagro.
Porque así no sucederá.

Los milagros surgen al dejar que tus miedos se marchen,
al liberar todos los obstáculos
que son realmente miedo disfrazado.

No te desanimes con mis comentarios.
Puede ser difícil para ti comprenderlo bien.
No pierdes tu existencia
si te mueves al estado sin miedo.
Aun cuando no puedas comprenderlo ahora,
existe individualidad y elección dentro de la creación.
Pero, con estas palabras,
que se basan en pensamientos, en cerebros y cuerpos,
realmente no puedo explicarte cómo va a ser eso.
Conténtate si quieres con escuchar estas palabras,
y no te desanimes.

Tu rendición a la Unidad con Dios y con toda la Vida,
tu rendición a la ausencia de miedo,
es el resultado final que te liberará
de todo lo que te ata a esta tierra.
Cuando esos lazos se suelten,
serás libre de andar por esta tierra con certeza,
y en la percepción verdadera,
y parecerá como si los milagros te siguieran.

En ese único instante, que es todo lo que te lleva,
en el cual estás totalmente liberado del miedo,
serás transformado y nunca volverás a ser el mismo.
Tus hermanos no serán capaces
de no sentir que hay una verdad en ti.
Y esa verdad, entendida o no,
resonará a través de sus seres así como también a través del tuyo propio.
En ese instante serás un ejemplo para todo el mundo.
Verás el mundo de forma diferente.
Y para ti el mundo SERÁ diferente.
Esa es la manera en la cual eres el Salvador del mundo.
Y es por esto por lo que tu única meta
es aceptar la expiación o reconciliación para ti mismo.
De esto ya hemos hablado antes.

Hablaremos más de los milagros.
Pero por ahora escúchame bien.
Los milagros existen en este mundo.
Un milagro surge en el momento
en que dejas ir tus miedos.
Y dejas ir tus miedos cuando, con certeza,
experimentas la comprensión de que estás a salvo,
totalmente a salvo, y que eres totalmente libre.
Estas totalmente a salvo porque nada, cualquier cosa que sea, en este mundo,
puede afectarte o puede cambiar la verdad de lo que tú eres.

Los milagros surgen de un instante en el cual te das cuenta
de que el tiempo solo PARECE ser
eso que determina lo que tú eres.
El tiempo te brinda lo que llamas “pasado”.
Pero el pasado no es lo que tú eres,
y no te ha hecho ser lo que tú eres.
En ese instante, cuando percibes esa verdad,
estarás nuevo, limpio y serás reavivado.
Y desde dentro de tu ser surgirá la constatación
de que realmente estás a salvo,
y de que realmente eres libre.

El mundo verá el resplandor alrededor de tu ser,
verá la luz en tus ojos,
y la paz que inunda todo lo que tú eres.
Y el mundo dirá,
“es un milagro”.
Y realmente lo será,
pues tú al fin serás libre.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: