7. El sufrimiento y el nuevo aprendizaje. Los Tratados de Un curso de amor (I)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, con los pdf’s completos, ver índice, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del idioma en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando]

Los Tratados de Un curso de amor. I. Un tratado sobre el arte del pensamiento.

Capítulo 7. El nuevo aprendizaje

7.1 El sufrimiento se considera una condición de este mundo porque el mundo se considera un lugar donde nunca puedes convertirte en quien tú eres. Has percibido esta incapacidad de ser quien eres en términos de no ser capaz de hacer lo que desearías hacer, de vivir como desearías vivir, de conseguir lo que elegirías conseguir. La mejor forma de considerar este prerrequisito de la condición del sufrimiento, es verlo como la incapacidad percibida de ser quien verdaderamente eres, un ser que existe en la unión. Olvídate por un momento de todo aquello que te esforzarías por ser, y, si te das cuenta, seguirá contigo el sentimiento de no ser capaz de estar completo, realizado. Recuerda las muchas veces que te sentiste seguro de que un logro en particular te completaría, y se llevaría tus sentimientos de carencia. Incluso aquellos que tuvisteis más éxito habéis comprobado también que vuestro éxito en el mundo ha sido incapaz de brindaros la satisfacción y la paz que deseáis.

7.2 Incluso los que sois más espirituales y devotos aceptáis el sufrimiento. Incluso aquellos que entendéis de la forma más plena posible la verdad acerca de quienes sois, aceptáis el sufrimiento. El empleo que hago aquí de la palabra “aceptar” es importante, ya que puede que estas personas no consideren el sufrimiento como algo penoso, sino solo como una parte natural de la condición de ser humano, y que requiere aceptación. Por tanto, estas personas encuentran la paz en el sufrimiento, en vez de suprimir el sufrimiento. Esta aceptación se debe a la creencia de que el espíritu ha escogido una forma y, más exactamente, que ha elegido una forma “inferior” en la cual existir, y que esta elección conlleva la elección de sufrir. Esta creencia puede aceptar el sufrimiento como un dispositivo de aprendizaje en vez de como un castigo, pero al aceptar una noción falsa, todavía invita al sufrimiento. Esta creencia acepta el sufrimiento a través del contraste, de modo que el mal se ve en relación al bien, la paz en relación al caos, el amor en relación al miedo. Esta creencia existe en el lugar intermedio, donde por un lado hay oscuridad, y por otro luz. O bien uno o bien el otro deben existir en un momento dado, pero nunca ambos. Por tanto, la ausencia de buena salud es enfermedad; la ausencia de paz es conflicto; la ausencia de verdad es ilusión. Esta creencia no acepta el hecho de que solo existe una realidad, y de que esta necesariamente se encuentra donde tú estés.

7.3 Ahora estamos alejándote de todas esas creencias, y llevándote a un conocimiento que descarta la necesidad de ninguna creencia en absoluto.

7.4 Y sí, he dicho que el contraste es un dispositivo de enseñanza que el Espíritu Santo aprecia. Pero todavía no he dicho que la época del Espíritu Santo está tocando a su fin, a pesar de que he dicho que el momento de la segunda venida de Cristo ha llegado. He dicho que la época de las parábolas ha terminado y te he pedido que dejes de fijarte en esas figuras históricas que te enseñaban a modo de ejemplos. He dicho que es necesaria una nueva forma de aprendizaje, y que ya está aquí. Seguir contando con los métodos antiguos, a pesar de lo eficaces que sean y de la verdad que contengan, conllevaría no aprender lo nuevo.

7.5 Si has avanzado, si has dado ciertos pasos, si has ascendido a un nuevo nivel y has adquirido la capacidad de percibir de forma distinta, es para poder hacer posible este nuevo aprendizaje. Si no permites que lo que has logrado te sirva, no te darás cuenta de para qué ha sido todo este aprendizaje. Puede que alcances un ideal de satisfacción y felicidad humanas, pero no irás más allá de lo que es humano.

7.6 Esta es la razón por la que ahora debemos hablar de ser humanos de una nueva forma. Debemos reconciliar las diferencias entre lo humano y lo divino. Debemos, en otras palabras, hablar de la encarnación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: