3. Responder a la llamada. Los Tratados de Un curso de amor (II)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver el índice, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del idioma en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando]

Los Tratados de Un curso de amor. II. Un tratado sobre la naturaleza de la unidad y su reconocimiento

Capítulo 3. Responder a la llamada

3.1 Tu vida es ya un acto de creación. Fue creada; toda ella. Existe plenamente realizada dentro de ti. Tu tarea aquí es expresarla. eres mucho más que tu vida aquí. Tú creaste tu vida aquí en unión con la mente una y el corazón uno, en unión, en otras palabras, con Dios. Todo lo que alguna vez hayas querido que exista, ya es. Todo lo que alguna vez hayas pensado o imaginado, ya es, y se refleja en el mundo que ves. La única diferencia entre la vida que vives y la vida que quieres reside en tu disposición a expresar quién eres.

3.2 No habría ninguna necesidad de la forma si no hubiese habido un deseo de expresión. La vida es el deseo de expresar afuera lo que existe dentro. Lo que aquí tanto suelo nombrar como “dentro”, como si fuera un lugar en el que residiera algo, es la unidad, y se trata del lugar en el que reside el ser. Se trata del lugar o ámbito de un solo corazón y una sola mente. Se trata del lugar en el que todo existe ya plenamente hecho realidad. Es como un cofre lleno de tesoros. Como un menú de posibilidades. Lo único que tienes que hacer es reconocer incondicionalmente el tesoro que ya has escogido traer al mundo. Tu corazón te habla de este tesoro y te guía para que abras el cofre y lo liberes en el mundo, en tu mundo, en el mundo humano. Como he dicho, en el ámbito de la unidad, en el que reside tu ser, esto ya se ha logrado. Tu vínculo entre el ámbito de la unidad y el ámbito de lo físico es tu corazón. Tu corazón te habla de lo que ya se ha logrado y te pide que lo expreses con tu cuerpo, uniendo así los dos ámbitos a través de la expresión.

3.3 Tu mente existe en la unidad. Tu corazón existe donde tú crees que estás, proporcionándote así el medio de unión entre donde tú crees que estás y donde realmente reside tu ser. Recuerda siempre que es en tu corazón donde mora el Cristo en ti, y que Cristo es tu identidad. Recuerda que el Cristo en ti es quien aprende y eleva el aprendizaje hacia el más sagrado de los niveles. El Cristo en ti es quien aprende a caminar por la tierra como criatura de Dios, como quien realmente eres.

3.4 Esto se dijo anteriormente en Un curso de amor y volvemos a ello ahora por una razón específica. Aunque la verdad de que el Cristo en ti es el que aprende pueda haber recibido poca atención cuando comenzaste tu aprendizaje, ahora no puede ser ignorada. Ahora has hecho realidad tu aprendizaje. has comenzado a ver los cambios que tu aprendizaje es capaz de traer a tu vida. has sentido la paz y el amor del abrazo. sabes que estás experimentando algo real y aprendiendo algo relevante incluso durante la vida diaria que actualmente tienes. Ahora debes reconocer plenamente la distinción entre el ser egoico que anteriormente era el yo del aprendizaje y la experiencia, y el Ser Crístico que ahora es el Yo del aprendizaje y la experiencia. Debes aceptar el vestido de tu nueva identidad, tu nuevo Yo.

3.5 Lo que te ayudará en la expresión es el reconocimiento de que ahora representas y vives en el mundo como tu Ser Crístico, en vez de como tu ser egoico. Sin la expresión, el regreso a la unidad, que ha sido logrado, no será constatado.

3.6 Si todavía te resistes a la idea de que Cristo aún podría necesitar aprendizaje, entonces tu idea de Cristo todavía se basa en una manera antigua de pensar, tal y como lo hacen también tus ideas acerca del aprendizaje.

3.7 El aprendizaje y el logro no son lo lineales que tú has percibido que son. Si volvemos a la idea de los talentos, quizá resulte más fácil explicar esto. Si la capacidad de crear belleza en la música ya existe en ti, no tienes que aprender lo que es la belleza de la música, sino solo cómo expresarla. Si ves la belleza del interior, no tienes que aprender lo que es la belleza, sino solo cómo expresarla. La expresión y la creación no son sinónimos. La creación es una expansión en curso y continua del mismo pensamiento de amor que trajo la vida a la existencia. Las semillas de la creación existen en todo y aseguran una creación continua. Por tanto, las semillas de todo lo que puedes expresar existen “en” ti, en la creación que tú eres. El poder de la creación es liberado a través de tu elección, de tu disposición a expresar ese aspecto de la creación. Es cierto de forma muy literal que las semillas de gran parte de la creación yacen latentes dentro de ti, ya logradas, aunque esperando la expresión en este ámbito de lo físico.

3.8 De esta misma manera, entonces, Cristo puede ser considerado como la semilla de tu identidad. Cristo es la expansión en curso y continua del mismo pensamiento de amor que trajo la vida a la existencia. Cristo es tu identidad en el sentido más amplio imaginable. Cristo es tu identidad en la unidad que es la creación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: