5. El origen de tu llamamiento. Los Tratados de Un curso de amor (II)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver el índice, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del idioma en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando]

Los Tratados de Un curso de amor. II. Un tratado sobre la naturaleza de la unidad y su reconocimiento

Capítulo 5. El origen de tu llamamiento

5.1 Para que puedas entender más plenamente la vida a la que este Curso te llama, debemos hablar también de otro aspecto de la experiencia de tener una llamada. Aunque hemos concluido que cuando atiendes a tu corazón escuchas, y eres capaz de responder una llamada en particular, esto no significa que esta llamada tenga solo una petición que hacerte, como cuando recibes un llamamiento para convertirte en ministro de algún culto religioso, ni tampoco significa que llegue de una única manera, como cuando te sientes llamado a la acción. Hasta aquí hemos hablado de un llamamiento que sientes desde el interior, como si estuvieras escuchando una nueva voz que te revela tus talentos y tus deseos. Este tipo de llamamiento llega como una luz que brilla en la oscuridad, y tiene una naturaleza reveladora. Otros llamamientos llegarán como avisos (o anuncios), señales (o signos), o incluso como aparentes demandas (o exigencias). Todos te llaman al presente, donde es posible responder. Todos te llaman “de vuelta” a quien tú eres.

5.2 Una vez más, permíteme que resalte la naturaleza temporal de ser llamado, su naturaleza de ser “actual”, del “presente”. Un llamamiento es, en el nivel más básico, un medio de comunicación. Si no estás escuchando no oirás las llamadas que ahora están dirigidas a ti. Si solo buscas un tipo específico de llamamiento te perderás muchas oportunidades de aprender y de desaprender. Por tanto, el reconocimiento de los distintos llamamientos que pueden escucharse es ahora necesario.

5.3 El llamamiento que llega bajo la forma de aviso o anuncio es el llamamiento que no conlleva ninguna ambigüedad. La certeza de un aviso puede alertarte de que es hora de actuar. Esta podría considerarse la forma más elevada de llamamiento, el llamamiento de lo que ya ha sido logrado, a lo que ya ha sido logrado. Dicho llamamiento señala el final del aprendizaje por medio de las lecciones del pasado, y el comienzo del aprendizaje a partir de lo nuevo. Este Curso es en sí una llamada de ese tipo, una proclamación, un anuncio de tu disposición para lo nuevo. Este es el llamamiento que lo abarca todo y que no se detiene en los detalles. Debido a que no se ocupa de los detalles, te podrías encontrar todavía preguntándote qué hacer. Por tanto, debes ser consciente de los llamamientos que te ayudan a saber qué hacer.

5.4 Puedes considerar estos llamamientos como un tipo de señales. Como las señalizaciones a lo largo de una carretera, que te advierten para que dirijas tu atención en una determinada dirección.

5.5 Los llamamientos que parecen llegar bajo la forma de demandas te llegan a menudo procedentes del ámbito de las relaciones, un ámbito de enseñanza y aprendizaje. Puede que literalmente seas llamado a “rendir cuentas” de ciertas actitudes o comportamientos. Puede que también se te llame para que tú llames a otros para que rindan cuentas de sus actitudes o comportamientos.

5.6 Estas dos últimas llamadas, la que aparece bajo la forma de señal y la que llega en forma de demanda, tratan con los detalles de una forma en que la llamada que llega como un aviso no lo hace. Representan los restos del aprendizaje del pasado, la ruptura final de los viejos patrones. Podría parecer que traen consigo tiempos difíciles, pero son tiempos que se deben atravesar, y lecciones que necesitan que las dejes pasar a través tuyo.

5.7 Hasta que no hayas integrado plenamente la verdad de que dar y recibir son uno solo, no creerás plenamente que las necesidades no son carencias. Hasta que no hayas integrado plenamente la verdad de que dar y recibir son uno solo, no constatarás que la dependencia tiene que ver con la interdependencia de todo lo que existe en relación. Todas las llamadas que te llegan en forma de señales o demandas serán llamamientos que te ayudarán a integrar este aprendizaje para que se haga una sola cosa con quien tú eres. Estas lecciones permitirán que en tu mente te puedas centrar mejor en quien tú eres, por medio del vehículo de tu corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: