9. Morar en la casa de la verdad. Los Tratados de Un curso de amor (III)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del idioma en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando]

Los Tratados de Un curso de amor. III. Un tratado sobre el yo personal

Capítulo 9. Morar en la casa de la verdad

9.1 Esta idea es una idea de amor. Se trata de una idea que tiene perfecto sentido, y es este mismo sentido lo que hace que parezca que no lo tiene en un mundo que se ha vuelto loco. Se trata de una idea que dice que solo aquello que procede del amor es real. Se trata de una idea que dice que solo aquello que encaja en las leyes del amor es la realidad. Se trata de una idea que dice que todo aquello que el amor no crearía no existe. Se trata de una idea que dice que si vives desde el amor y según las leyes del amor, solo crearás amor. Se trata de una idea que acepta que esto puede hacerse y que tú puedes hacerlo aquí y ahora. Aceptar estas ideas sin aceptar la capacidad de ser aplicadas significa cambiar tus creencias sin cambiar tus ideas. Esto es algo que muchos han hecho. Esto es algo que seguramente no quieras hacer.

9.2 Aunque ahora no puedas ver la cadena de acontecimientos que convertirán estas ideas de amor en una nueva realidad, puedes confiar en que estarán ahí, extendiéndose como una red, de forma parecida a como una vez lo hicieron las ideas de separación del ego. Sin embargo, como estas ideas no son ideas aprendidas, no se requerirá tiempo para que se extiendan a través del aprendizaje, como sí ocurría con las ideas del ego.

9.3 Las ideas de amor, o de la verdad, están reunidas en la unidad y existen en relación. Todas las ideas de la casa de la ilusión estaban contenidas en ella y se mantenían reunidas por las ideas aprendidas del sistema de pensamiento del ego. Ahora debes imaginarte saliendo por las puertas de esta casa de la ilusión y encontrando una realidad completamente nueva más allá de sus paredes. Al principio puede que pienses que te encuentras en un lugar tan extraño, que debes comenzar inmediatamente a aprender de nuevo, comenzando por los componentes más pequeños del conocimiento, como si estuvieses aprendiendo un nuevo abecedario. Sin embargo, pronto averiguarás que ya conoces esta nueva realidad y que no requiere de ningún aprendizaje en absoluto. Al principio te verás tentado a ver cosas que se parecen a las de la casa de la ilusión y a llamarlas igual que como solías llamarlas antes. Pero aquí serás gentilmente corregido y, cuando esta corrección te sea dada, no dudarás de ella, sino que recordarás que se trata de la verdad que habías olvidado.

9.4 Verás que la casa de la ilusión era simplemente una estructura construida en el universo de la verdad, y que el universo de la verdad lo contiene todo en su abrazo benevolente. Nadie se encuentra fuera del abrazo del amor, y te alegrarás de ver que aquellos que permanecen en la casa de la ilusión no podrían escaparse de la presencia del amor.

9.5 Aun así te verás tentado a volver a entrar en la casa de la ilusión, aunque solo sea para tomar de las manos a quienes quieres, y tirar suavemente de ellos a través de las puertas. Serás capaz de notar las explosiones que ocurren dentro y querrás volver para añadir las tuyas propias a aquellas que están ocurriendo en el interior, pensando que, con la fuerza de una más, quizás puedan derribarse finalmente las paredes y los que están dentro puedan dejar de mantenerse en la ilusión. Este era el trabajo de muchos que vinieron antes que tú, pero el tiempo para realizar ese trabajo ya ha pasado. Todavía hay muchos que se quedan para hacer que se tambaleen las paredes de la ilusión. Y pocos se encuentran más allá para atraer a los que están dentro.

9.6 El paraíso que es la verdad parece encontrarse mucho más allá de la casa de la ilusión, en el valle de la muerte. Los supervivientes de experiencias cercanas a la muerte han calmado los miedos de muchos, pero han hecho que muchos más deseen la vida después de la muerte antes que la vida misma. A ti, que me has seguido más allá de los muros de la casa de la ilusión, se te llama ahora a poner en marcha el acto de revelar y crear de nuevo la vida del cielo en la tierra.

9.7 Esta es la peregrinación a la que te encamino, tan real como la de aquellos que en época de Moisés viajaron por el desierto hacia la Tierra Prometida. Ese viaje siguió siendo algo metafórico porque no fue más allá del ámbito de las creencias hacia el de las ideas. Los israelitas creían en una tierra prometida, pero no moraron en ella. A ti se te llama a morar en la tierra prometida, la Casa de la Verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: