15. El nuevo comienzo. Los Tratados de Un curso de amor (III)   Leave a comment

imagen corazón en círculo

[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando.]

Los Tratados de Un curso de amor. III. Un tratado sobre el yo personal

Capítulo 15. El nuevo comienzo

15.1 Algunos habéis tenido más experiencia con los nuevos comienzos que otros. La mayoría de los adultos maduros ha vivido alguna forma de nuevo comienzo, o les ha sido ofrecida. Aquellos que tienen una relación matrimonial han tenido a menudo la ocasión de elegir perdonar el pasado y comenzar otra vez a construir una nueva relación. Otros, con una relación similar, pueden haber elegido dejar que el pasado se marche, y entrar a formar parte de nuevas relaciones. Hay padres que han recibido en casa niños abandonados o descarriados para darles la oportunidad de empezar otra vez. En todas las fases de la vida se forman nuevas amistades, y la relación con cada nuevo amigo proporciona un nuevo comienzo. Algunos comienzan de nuevo mediante cambios de vivienda y trabajo. Cada nuevo año escolar proporciona a los jóvenes un nuevo comienzo. Las muertes de los seres queridos y los nacimientos de los nuevos miembros familiares conforman nuevas configuraciones en una vida. La naturaleza comienza de nuevo cada primavera.

15.2 Lo que hace que en la experiencia humana sean difíciles los nuevos comienzos, del tipo que sean, es la idea de que las cosas no pueden ser distintas de como eran antes. El único escape de esta idea ha tenido que ver con el nacimiento y la muerte. Esto es algo a lo que volveremos, pero primero fijémonos en otros tipos de nuevos comienzos, y en todo lo que dificultaba que tuvieran lugar.

15.3 Los nuevos comienzos no ocurren fuera de la relación. La idea de una relación especial es una idea que obstaculiza los nuevos comienzos. Las relaciones especiales de todo tipo se basan en expectativas: la expectativa de un cierto comportamiento, o bien la de recibir un tratamiento especial continuado en la relación. Incluso, y a veces especialmente, lo que dentro de la relación especial se considera que es un mal comportamiento, puede llegar a ser una expectativa de la cual es difícil retirarse. Pero bien sea que se espere un tratamiento especial, o bien un mal comportamiento, no importa. Lo que la mayoría de las veces evita que los nuevos comienzos sean realmente nuevos es esperar que la relación se ajuste a un conjunto de criterios “conocidos”, basados en el pasado.

15.4 Los nuevos comienzos a menudo se ofrecen o se consideran “a pesar de” las circunstancias del pasado que hacían que parecieran insensatos. Siempre hay algo que se espera que cambie. Esta idea se ve contrarrestada interiormente por la idea de que, en algún nivel básico, los seres humanos no cambian. No puedes imaginar que aquellos con quienes te relacionas sean diferentes de quienes son. Y aunque esto sea coherente con la verdad, sin embargo, quien cada uno es no es algo que esté supeditado a quien ha representado ser en el pasado.

15.5 Cuando intentas darte a ti mismo o a otra persona un nuevo comienzo, a menudo actúas “como si” creyeses que es posible un nuevo comienzo, a la vez que esperas el lapso de tiempo suficiente que seguramente te demuestre que el nuevo comienzo no es más que una actuación, y que nada ha cambiado verdaderamente. Un estudiante que no haya aprendido el curso del año anterior, aunque fuera entusiasta y confiara en ser capaz de tener éxito durante el año en curso, seguiría siendo acosado por los recuerdos del fracaso. El alcohólico puede abordar cada día con fe mientras mantiene recuerdos frescos de una humillación o de un maltrato ocurridos en el pasado, con la esperanza de que esos recuerdos le ayuden a evitar repetir el antiguo comportamiento. El ser querido de un alcohólico puede enfocar de manera similar cada día con fe, incluso aunque busque con desconfianza señales de que su fe no está justificada. No se espera que el criminal se rehabilite a pesar de los esfuerzos del sistema y de las esperanzas de los que le quieren.

15.6 Cada cual cree llevar la carga del pasado, y no solo la suya, sino la de todas las relaciones especiales en las que se ha visto envuelto. Tener una relación especial con alguien que no ha podido ofrecerte un nuevo comienzo se convierte en un fracaso para todos los involucrados. Cada uno decide sus propios criterios para el éxito o el fracaso, y también sus propios tiempos a la hora de dar por alcanzadas ambas posibilidades. Algunos considerarían que seis meses de cambio son una buena base para confiar en lo nuevo. Para otros, seis años no serían suficientes.

15.7 Ahora debes concebir la idea de que los seres humanos sí cambian. Aunque instintivamente has sabido que hay un núcleo que no cambia, un centro propio de cada cual y que no cambia, ahora debes abandonar la idea de que este núcleo o centro ha sido representado por el pasado. Debes olvidarte de la idea de que el futuro no puede ser distinto del pasado.

15.8 Con la muerte del ego, las relaciones especiales también han espirado su último aliento. Como dije anteriormente, estas puede parecer que son clases de recuperación. Y de lo que se trata es, verdaderamente, de asistencia para ayudarte a concebir las nuevas ideas que romperán los viejos patrones.

15.9 El nuevo comienzo hacia el que se te llama ahora es un nuevo comienzo que, como todos los demás que has ofrecido o intentado, tendrá lugar en la relación. La diferencia, sin embargo, es que este nuevo comienzo tendrá lugar en la relación santa en vez de en la relación especial.

15.10 La relación santa se ha logrado al reunir mente y corazón en unidad. La relación santa es con el Yo, el Ser que reside en unidad con todo, en la casa de la verdad. Esta relación hace que el Yo sea uno con todo, y así, lleva la santidad del Yo a todo.

15.11 No existe ningún impedimento para este nuevo comienzo, excepto la finalización de la traducción del sistema de pensamiento del ego al sistema de pensamiento de la verdad. Es imposible aprender lo nuevo con el sistema de pensamiento viejo; es imposible aprender la verdad con los mismos métodos que se han usado en el pasado para aprender la ilusión. Este curso enseña que el amor no puede aprenderse. Yo he dicho aquí que el amor, la paz y la verdad son ideas intercambiables en el nuevo sistema de pensamiento. La verdad, al igual que el amor, no es algo que puedas aprender. La buena nueva es que no necesitas aprender la verdad. La verdad existe en ti, y ahora eres consciente de su realidad.

15.12 ¿Cómo entonces acceder y vivir en esta nueva realidad, en este nuevo comienzo? Viviendo según la verdad.

15.13 Estos Tratados ya no se preocupan por las tareas del curso, pues la función del Curso ya se ha cumplido en ti. Estos Tratados ya solo tienen que ver con ayudarte a vivir lo que has aprendido. El aprendizaje era necesario para devolverte a tu Yo. Sea cual sea el método que percibas que has utilizado para aprender lo que has aprendido, lo que este Curso hizo fue evitar la manera de aprender que tiene el ego, y apelar al Cristo en ti para aprender de nuevo. Este aprendizaje puso fin a lo antiguo. Vivir lo que has aprendido dará paso a lo nuevo.

15.14 Estos ejemplos de tus viejas ideas sobre los nuevos comienzos simplemente se han usado para demostrar por qué no puedes enfocar este nuevo aprendizaje de la misma forma en que lo hacías en el pasado. Lo que más te ayudará mientras continúa la traducción del sistema de pensamiento viejo al nuevo, son las creencias que adoptaste con la ayuda del Tratado sobre la Unidad:

15.15 Tú estás realizado.
Dar y recibir son verdaderamente uno solo.
No existen pérdidas, sino solo ganancias en las leyes del amor.
Las relaciones especiales han sido reemplazadas por la relación santa.

15.16 Lo que ahora estamos añadiendo a estas creencias es la idea de que pueden representarse en la forma. Con la ayuda del nuevo sistema de pensamiento, estas creencias pueden cambiar la mismísima naturaleza del ser descrito con las palabras “ser humano”. Esto te llama a que olvides todavía más, ya que debes deshacerte conscientemente de todas tus ideas sobre las limitaciones inherentes a tu noción de lo que significa ser un ser humano.

15.17 Aunque no querrías ser otro distinto de quien tú eres, lo que tú eres no está limitado por el concepto de ser humano ni por las leyes del hombre. Si sigues actuando como si aún fueses el mismo ser que has representado en el pasado, no estarás viviendo según la verdad, sino según la ilusión.

15.18 La ilusión es la “verdad” según la cual has vivido. Y lo que logrará el nuevo sistema de pensamiento es el reemplazo total de la ilusión por la verdad. Obviamente, este reemplazo debe ser total. El medio para poder hacerlo total se encuentra en tus manos, y no tienes en absoluto las manos vacías. La verdad camina a tu lado, así como el amor y la paz de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: