1. Todos son elegidos. Los Tratados de Un curso de amor (IV)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice de entradas, puntos 4 y 5.
— Elegimos publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de traducir o de revisar las traducciones, ver las notas en esta entrada que progresivamente iré completando.]

Los Tratados de Un curso de amor. IV. Un tratado sobre lo nuevo

Capítulo 1. Todos son elegidos

1.1 Deja que te diga qué no hará este tratado. No será predictivo. No dejará a nadie fuera. No apelará al miedo ni te dará razones para temer. No tratará sobre herramientas ni te dirá que algunos tienen las herramientas para poder lograrlo y otros no. Continuará con la mirada desde el abrazo, un abrazo y una mirada que incluye a todos.

1.2 Sin embargo, sí que será concluyente. Separará la verdad de la ilusión de maneras que harán que algunos se sientan incómodos. Continuará desafiando tus antiguas ideas y creencias igual que lo han hecho los tratados anteriores. Pero solo lo hará para alcanzar una conclusión con una certeza desde la cual puedas vivir.

1.3 Al hacerlo, puede que te parezca que algunos se quedan fuera, y como si te estuviese diciendo que tú puedes conseguir lo que muchos otros han intentado conseguir y no han podido. Esta es la clase de ideas que hará que muchos os sintáis incómodos, ya que aún os resulta difícil creer en vuestra propia valía, y en particular, en que hayáis sido elegidos. Esta idea de ser elegido es lo que hará que tu mente concluya que algunos no son elegidos ahora, y muchos no lo fueron en el pasado.

1.4 ¿Puedes elegir lo que no está disponible para ser elegido? ¿Puedes elegir poseer la propiedad de otro? ¿Obtener la mujer o el marido de otra persona? Elegir no significa tomar u obtener. Elegir implica una relación. Igual que en un examen se dan respuestas entre las que elegir, algunas de ellas correctas y otras incorrectas, hay algunas que no se ofrecen como elección porque no guardan relación con la pregunta. Todas las creencias y todos los mandamientos de todas las religiones del mundo están relacionados con esta idea de elegir, un proceso relativo al libre albedrío del cual todos están dotados.

1.5 Se ha hecho una pregunta y se espera una respuesta. ¿Estás dispuesto a ser elegido? ¿Estás dispuesto a ser el elegido de Dios? Se les pregunta a todos. ¿Cuál es tu respuesta?

1.6 Puede que te preguntes por qué se usa la palabra ‘elegido’ cuando muchas otras palabras servirían, y cuando el concepto de ser un elegido está cargado de tantas ideas falsas sobre la exclusividad. Estoy usando esta palabra específicamente debido al precedente histórico de su uso. Muchos grupos distintos creen que son la gente elegida de Dios, Buda o Mahoma. Muchos en esta generación creen que son la generación elegida. Y ninguno se equivoca, todos son elegidos.

1.7 Un ejemplo elemental podría ser útil. En muchos países se les da a todos la oportunidad de ir a la escuela. Esto se podría entender como que todos son elegidos para ir a la escuela. Algunos podrían considerar esto como una falta de opciones, diciendo que cualquier cosa obligatoria no deja espacio para la elección. En su rebelión contra la naturaleza obligatoria de su elección u oportunidad, podrían elegir fácilmente no aprender. La naturaleza de la vida, sin embargo, es una naturaleza de aprendizaje, y, si no aprenden lo que se les enseña en la escuela, aprenderán por defecto lo que no se enseña en la escuela. Si puedes considerar este ejemplo sin juicios, podrás verlo simplemente como una elección.

1.8 Tal y como claramente se ve en muchos sistemas escolares en estos tiempos, la elección de no aprender lo que se enseña en la escuela, cuando la adoptan muchos, se convierte en una crisis de la educación, que exige que esta cambie. Puede estar indicando que lo que se enseñaba ya no es relevante, o que el método empleado para enseñar lo relevante ya no funciona. Puede que se trate de una decisión tomada al respecto de los medios o del contenido, una decisión tomada por miedo o por amor. Pero, en otras palabras, no se carece de elección. Siempre se hace una elección. La elección de aceptar o de rechazar, de decir que sí o que no, de aprender esto o aquello, de aprender ahora o más tarde.

1.9 Parece haber una diferencia entre la elección “educada” y la elección “no educada”. Muchos de vosotros podríais pensar en las elecciones que hicisteis, y decir: “habría elegido otra cosa si simplemente lo hubiera sabido”. La elección es la manera de llegar a conocer. Ninguna elección es otra cosa. Por tanto, ninguna elección excluye a nadie de poder llegar a conocer su lección escogida.

1.10 Este programa de estudio es obligatorio y algunos se han rebelado y se rebelarán en su contra. Aquellos que no elijan aprender del programa, aprenderán —como los niños en el colegio— a través de lo que no se encuentra en el programa, pues han elegido otro medio de aprendizaje. El medio es de lo que hablamos aquí. Pero todo medio tiene un fin. Todos aprenderán el mismo contenido, ya que todos son elegidos y todo aprendizaje, sea cual sea su medio, acabará llevándoles a la verdad de quienes son.

1.11 La elección que se encuentra ante ti ahora tiene que ver con qué es lo que querrías llegar a conocer ahora. La pregunta que se hace a lo largo de este curso es si estás dispuesto a elegir llegar a conocer a tu Yo y a Dios ahora. Esto es lo mismo que preguntarte si estás dispuesto a ser el elegido de Dios. Se trata de la misma pregunta que se ha hecho a lo largo de la existencia del tiempo. Algunos han elegido llegar a conocerse a sí mismos y a Dios directamente. Otros han elegido llegar a conocerse a sí mismos y a Dios indirectamente. Estas son las dos únicas opciones: la elección entre la verdad y la ilusión, el miedo y el amor, la unidad y la separación, ahora y más tarde. Lo que debes entender es que todas las elecciones llevarán al conocimiento del Yo y de Dios, ya que no se ofrece ninguna elección que no sea así. Todos son elegidos y por tanto no podría ser de otra manera. Pero, al mismo tiempo, debe entenderse que tu elección sí importa en el tiempo, incluso si al final todos acaban eligiendo la misma opción.

1.12 Como dijimos en Un Tratado sobre el yo personal, incluso la casa de la ilusión se encuentra bajo el abrazo del amor, de Dios y de la verdad. ¿Te suena esto a exclusivo? El abrazo es inclusivo. Todos son elegidos.

1.13 Sin embargo, tal y como muchos habéis llegado instintivamente a sentir, ahora hay algo distinto. Estás empezando a excitarte con el sentimiento de que algo diferente es posible, de que tú podrías ser capaz de conseguir lo que otros no han conseguido, de que este tiempo podría ser diferente de cualquier otro. Y sin embargo, incluso mientras comienzas tentativamente a dejar que esta excitación crezca, tu lealtad a tu raza, tu especie, y al pasado, impiden tu excitación. Si lo que estás empezando a creer pudiese ser posible, es posible, y ha sido posible, ¿deberías considerar que todos aquellos que han venido antes que tú son un fracaso? ¿Ha permanecido la semilla del futuro latente en el pasado? ¿Podría haberse activado hace cientos o miles de años por innumerables almas más dignas que tú, y de este modo haber dado paso hace mucho al tiempo del cielo en la tierra y al final del sufrimiento? ¿Podrían haberse salvado muchos que no lo fueron? Esto te debe parecer algo muy caprichoso en tus fantasías. Te debe parecer un universo muy inconstante. Te debe parecer un Dios perverso. Si era posible acabar con el sufrimiento y el miedo, y si es posible ahora, ¿por qué no se ha hecho realidad? ¿Por qué no se ha reconocido? ¿Qué podría hacerte creer que se haría realidad ahora cuando no se hizo antes?

1.14 La única respuesta podría parecer que reside en las leyes de la evolución, las del lento aprendizaje y proceso de adaptación del hombre. Es cierto que esta podría parecer una respuesta plausible, una que aliviaría tu culpa e incertidumbre, tu miedo a creer en ti mismo y en este tiempo como la época que termina con todo tiempo. Así, pensarías que tiene que haber algo distinto en este tiempo o en las capacidades de quienes existen en él. Podrías pensar que lo que ha abierto esta oportunidad ha tenido que ser la ciencia, o la tecnología, vuestras capacidades mentales avanzadas, o incluso el tiempo libre. Si no, la única alternativa a eso parecería ser la de pensar que este tiempo simplemente debe ser el momento elegido, y que vosotros sois la gente elegida. Si el tiempo elegido hubiese sido hace dos mil años, la vida habría sido distinta desde ese momento. Si Jesucristo hubiese sido el elegido, su vida habría cambiado el mundo. Si los israelitas hubiesen sido el pueblo elegido, no habrían sufrido tantas calamidades. Así que la idea de elección se asoma de nuevo otra vez, y envuelve en confusión la simple afirmación que dice que Todos Son Elegidos.

1.15 Esta confusión es lo que este tratado intentará disipar de tal manera que quedes libre de confusión y solamente con certeza. Lo único que disipará esta confusión y te brindará la certeza necesaria para crear el nuevo mundo es un entendimiento de la creación y de tu papel en ella, tanto como creador y como creado.

1.16 Tal y como se dijo en Un Tratado sobre el yo personal, todas las nociones de culpa deben haber desaparecido de ti. Por tanto se te pide que no mires atrás sintiéndote culpable, ya que no existe razón para dicha culpa. No existe razón para mirar atrás en absoluto, ya que la verdad existe en el presente. Esto es lo mismo que decir que la verdad existe en ti. Es de esta manera que el tiempo no es real, y dejará de ser real para ti cuando empieces a vivir según la verdad. Es de esta manera que la verdad del pasado sigue viva, y que la ilusión del pasado nunca existió.

1.17 La diferencia entre este tiempo y el tiempo que parece haberse dejado atrás hace poco, se identificó como la diferencia entre el tiempo del Espíritu Santo y el tiempo de Cristo. Esto también se ha replanteado como la diferencia entre el tiempo del aprendizaje a través del contraste y el tiempo del aprendizaje a través de la observación. Aquí se plantea, además, como la diferencia entre el aprendizaje por contraste junto con la comunicación indirecta, y el aprendizaje a través de la observación junto con la comunicación directa o “experiencia”. La misma verdad ha existido siempre, pero la elección de un medio para llegar a conocer la verdad ha cambiado. Todos fueron elegidos y todos son elegidos.

1.18 Al elegir tú a Dios, has completado el acto que Dios inició, eligiéndote. Esto es lo que todos los elegidos son en el tiempo —aquellos que han elegido a Dios así como Dios los ha elegido a ellos. El que tú hayas elegido a Dios y hayas elegido un nuevo medio para llegar a conocer la verdad —el de la consciencia-de-Cristo— es lo que ha marcado el inicio del nuevo tiempo.

1.19 Muchos llegaron a conocer la verdad por medios indirectos y compartieron lo que llegaron a conocer a través de medios también indirectos. Esta es la naturaleza del aprendizaje y del compartir en la relación. El medio y el fin son uno. La causa y el efecto son lo mismo. Estos medios indirectos de comunicar la verdad han llevado a los avances en la ciencia y la tecnología, a la mejora de vuestras mentes, vuestros corazones y vuestros sentidos, y no a la inversa. Tus antepasados te han hecho un gran servicio. Con los medios que ellos tenían a su disposición —con el medio elegido de una consciencia que elegía confluir en unicidad con el Espíritu Santo— te transmitieron de manera indirecta todo lo que llegaron a conocer. Este medio de comunicación indirecto es la razón de la existencia de las iglesias, y estos medios también te han hecho un buen servicio.

1.20 Pero estos medios de comunicación indirectos dejaron mucho a la interpretación. Diferentes interpretaciones de la verdad recibida indirectamente dieron con diferentes religiones y con variados conjuntos de creencias que, a la manera de la época, a la manera del aprendizaje a través del contraste, proporcionaron el contraste a través de las discrepancias. El bien en el que unos creían se convertía en el mal contra el que otro luchaba, y en el contraste tuvo lugar el aprendizaje, y ha seguido teniendo lugar incluso hasta estos tiempos. Tú has aprendido gran parte de la naturaleza de la verdad considerando eso que has percibido como contraste entre el bien y el mal.

1.21 La verdad que ahora has aprendido es lo único que se puede aprender de este estado consciente, y es lo único para lo cual has ofrecido tu disposición para aprender de una nueva manera. Esta nueva vía está aquí. Si ahora vas a aprender directamente, también vas a compartir directamente. Esta es la vía del aprendizaje en la relación. Los medios y el fin son uno. La causa y el efecto son lo mismo.

1.22 Tú has sentido este cambio acercarse, y el mundo también lo ha hecho. Este es el anhelo del que hemos hablado como prueba de la existencia del amor y de tu existencia en un estado de unidad en lugar de en uno de separación. Este anhelo te llamó hacia los límites del estado de consciencia que fue el tiempo del Espíritu Santo. Este límite actuó en ti como un catalizador para crear el deseo por lo nuevo. Es lo que ha causado tu creciente impaciencia por el yo personal y el deseo de aprender todo lo que proporciona la ciencia y la tecnología. Esto es lo que ha provocado que crezca tu deseo por el sentido y el propósito. Es lo que ha hecho que estés finalmente preparado para acallar tu miedo, un miedo que antes evitaba el aprendizaje directo y observable que ahora está disponible para ti.

1.23 Aunque el estado del mundo y de la gente en él pueda no parecer haber cambiado mucho en apariencia con respecto al mundo de tus antepasados a pesar de los avances que han tenido lugar en el aprendizaje, se trata de un mundo diferente. Tú no has reconocido el anhelo secreto en los corazones de tus hermanos y hermanas ni has sabido que era el mismo que el tuyo propio. Puede que hayas visto los actos que este anhelo les ha hecho hacer y hayas pensado, incorrectamente, que el nuevo tiempo que ha llegado significa el fin de los días de la inocencia. Puede que hayas considerado una ventaja el haber sido antes tan claramente capaz de ver el contraste entre el bien y el mal, y ahora te sientes como si estas distinciones se hubiesen vuelto más y más difusas. Algunos han anhelado el regreso a los días recientemente pasados, días durante los cuales las distinciones entre lo correcto y lo erróneo parecían ser más seguras. Pero la misma falta de claridad en estas fronteras ha sido la precursora, la señal del cambio de consciencia que está ocurriendo.

1.24 En todo el mundo la gente ha estado exigiendo aprender directamente a través de la experiencia, y diciendo “ya no más” a las lecciones de los intermediarios. Lo que ha crecido en ti, ha crecido en tus hijos, y no solo ellos están preparados, sino que también piden aprender a través de la observación y de la comunicación directa o experiencia. Muchos que aún no han llegado a la madurez han nacido en el tiempo de Cristo y no encajan en el tiempo o consciencia del Espíritu Santo.

1.25 Durante un breve periodo se da una superposición, en la cual, aquellos que son incapaces de permitirse la constatación del nuevo estado de consciencia están resistiéndose a él, y otra vez de forma indirecta. Algunos se mantienen ocupados con actividades que entumecen la mente y el espíritu para bloquear su entrada, habiendo elegido morir en el estado de consciencia en el que han vivido. Otros no desean todavía experimentar la verdad directamente sino solo experimentar la experiencia. Estos se encuentran en el lance desesperado de quienes quieren experimentarlo todo antes de permitirse experimentar directamente la verdad, pensando todavía que la experiencia de la verdad excluirá mucho de lo que querrían probar antes de ceder a su tirón y asentarse en ella. Pero todos constataron que una nueva experiencia les espera, y que se encuentran en el umbral de la elección.

1.26 Aquellos que han nacido en el tiempo de Cristo no se conformarán con nada menos que la verdad, y pronto empezarán a buscarla en serio. Estas personas percibirán claramente incluso el yo del ego, y no lo querrán para su identidad, sino que lo aceptarán solamente hasta que sea ofrecida otra identidad.

1.27 Permíteme que repita que durante el tiempo del Espíritu Santo algunos fueron capaces de llegar a conocerse a sí mismos y a Dios a través del medio indirecto de este estado de consciencia, y fueron capaces de legar lo que aprendieron a través de medios indirectos. Menos fueron capaces de conseguir un estado de consciencia en el que la comunicación directa fuera posible, y de llegar a conocerse a sí mismos y a Dios directamente, legando este aprendizaje a través de medios directos. Lo que estoy diciendo es que no es imposible que aquellos que permanecen sin percatarse de la nueva consciencia puedan llegar a conocerse a sí mismos y a Dios, y seguir legando su aprendizaje indirectamente, o a través de la comunicación indirecta y el contraste. Pero esto también significa que la gran mayoría llegará a percatarse del nuevo estado de consciencia, y que el aprendizaje pasará a través de ellos directamente por medio de la observación y la comunicación directa o experiencia. Significa que la última generación nacida en el tiempo del Espíritu Santo vivirá sus vidas, y que pronto todos los que queden sobre la tierra serán aquellos nacidos en el tiempo de Cristo.

1.28 Esta es la verdad acerca del estado del mundo en el que tú existes hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: