Mirar adentro. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADED   Leave a comment

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.

Esta transmisión, maravillosa (muy clarificadora y directa), aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló desde la personalidad de Jesús

La siguiente parte de este texto sirve como acompañamiento —más o menos— para esta parte del texto principal del curso de milagros: [T-12.VII-VIII] (según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado).]

Mirar adentro [T-12.VII-VIII]

Saludos de nuevo, soy Jeshua.
Hemos estado hablando estos días
del plan de estudios del Espíritu Santo.

Te hablé del plan de estudios cuerdo,
el único que tiene sentido, por así decirlo,
y que es realmente el único que lo tiene
incluso para vuestras mentes pensantes.
Y dejé claro que el mandato del ego es
buscar pero no encontrar,
sencillamente porque el ego no entiende el Amor,
y, en presencia del Amor, literalmente
no sabe cómo responder.

Sin embargo, mientras aún pareces ser el ego,
mientras aún pareces estar viviendo en este mundo,
estás acostumbrado a buscar el Amor.
Y cuando buscas fuera de ti mismo en tu búsqueda del Amor,
cuando buscas afuera para encontrar
desde dónde va a venir el amor hacia ti,
estás solamente demostrándote a ti mismo
que no entiendes la naturaleza del Amor,
la naturaleza de Dios, y la naturaleza de tu Ser.

Bien, ¿y qué sucede si QUIERES descubrir la presencia del Amor?
¿Dónde deberás mirar?
Hoy me gustaría hablar contigo sobre MIRAR ADENTRO
para poder descubrir la presencia del Amor.

Ahora bien, ¿puedes descubrir la presencia del Amor
al APRENDER este curso?
Pues te he dicho, quizá para tu confusión,
que el aprendizaje es invisible.
Tú, mientras aún pareces vivir en este mundo,
NO PUEDES buscar el aprendizaje para ver directamente su esencia.

¿Has pensado en lo que implica este concepto?
¿Qué sucede si estudiaras este curso de milagros
día tras día, tras semana, tras año?
¿Y qué sucede si uno de tus hermanos te planteara preguntas
sobre lo que el curso dice,
y pudieras contestarlas perfectamente,
aun pudiendo mencionar muchos pasajes de este curso palabra por palabra?
Eso, en alguna medida, ¿no parece que puede probar el aprendizaje?
Pero te he dicho que el aprendizaje es invisible.

Y te he dicho antes que,
cuando escuchas la palabra “curso”, piensas en aprender
dentro de tu comprensión acerca del mundo,
pero no estás aquí para aprender, no en ese sentido;
estás aquí para experimentar.
Esta es la verdad.

Entonces, si el aprendizaje es invisible, ¿qué significa esto para ti?
Eso significa que aquí, cuando compartes
la función del Espíritu Santo en este mundo,
tu función es sanar.
Así como te he dicho que tu función en el Cielo es la creación,
tu función AQUÍ es sanar.
Y sanar es hacer pleno, reunir.
Porque este mundo está basado en la falsa creencia en la separación,
sobre todo en la separación de causa y efecto.
En la Creación Misma, no hay separación entre causa y efecto.
Ellos son una sola cosa.
Y lo que tú experimentas simplemente ES.
Lo que tú experimentas ES tú, y ES todos los seres,
y eso es la creación.

Así, si tu deseo es experimentar este curso,
parece que eso exige un cierto tiempo en el cual estudiarlo,
y quizá discutirlo y escribir sobre él,
y quizá intercambiar ideas relacionadas con el curso,
y todo eso con la esperanza de que, un día,
vas a aprenderlo.

Ah, pero el aprendizaje, en su esencia, está más allá de tu pensamiento,
y ni siquiera puede ser definido.
No puedes mirar adentro y verificar con tu mente pensante
si has aprendido algo de este curso.
Entonces, ¿qué puedes hacer
dentro de este mundo de ilusión y separación?
Debes mirar hacia tu mundo, que parece separado de ti,
y considerar los EFECTOS de tu aprendizaje.
Pues a ti te parece que tú, que tu vida, es la causa,
y que se siguen los efectos.
Y ciertamente, dentro de este mundo,
eso es lo que debes contemplar.
Y entonces te he dicho que puedes juzgar
los milagros que querrías hacer por sus efectos.
Y puedes juzgar tu aprendizaje por sus efectos.

¿Qué sucede si QUIERES aprender este curso?
¿Qué sucede si quieres aprender su esencia, que es la paz?
Entonces, simplemente miras a tu mundo y te preguntas,
“¿mi ser, mi presencia, dan e infunden paz?
Pues si paz es lo que yo soy, y paz es lo que está dentro de mí,
entonces, la paz será expresada en mi mundo”.
Y si desearas saber si entiendes el amor,
entonces, mira los efectos. Y pregúntate a ti mismo,
“¿mis hermanos sienten amor en mi presencia?
¿Sienten aceptación? ¿Sienten libertad?
¿Sienten la ausencia de razones para sentir culpa?
¿Florecen ellos para ser seres de Amor en mi presencia?”.

Ah, hay algunos de vosotros que creen que
vuestra meta, vuestra guía, es conseguir retar a vuestros hermanos,
aguijonearlos, llevarlos a una situación de disgusto,
por así decirlo, para poder hacer que cambien.
Pero si aplicas la norma que te acabo de dar,
verás que ese enfoque no habla de Amor.
Y te aseguro que así, dentro de ese escenario,
aún no has experimentado el amor dentro de ti mismo.
¿Lo ves?

Te he dicho que tú VES lo que ESPERAS ver.
Y que esperas ver lo que has invitado a tu vida.
Y bien, ¿quién o qué hace la invitación?
Tú la haces, tu esencia la hace, tu esencia que es la mente.
Cualquier cosa que invites a tu vida,
es lo que esperas y es lo que ves.
Así que cuando examines tu vida aquí, en el mundo de la forma,
entonces, cualquier cosa que veas es, sin excepciones,
lo que has esperado e invitado,
y ciertamente lo que has elegido experimentar.
Y debe reflejar eso que está dentro de ti.
Entonces, ¿cómo puedes ver lo que hay dentro?
Examinando los efectos de tu vida.
Así puedes darte cuenta de aquello que está dentro de ti.
Y así, también te puedes volver consciente de tu aprendizaje,
en su esencia.

¿Puedes confiar en la forma, puedes contar con ella?
Hay una gran traición que puede hacerse presente
cuando observas tu mundo exterior
intentando con ello entender qué es lo que hay dentro de ti mismo.
Pues te resulta muy difícil, ciertamente, para ti como ego,
no tener un guión escrito
sobre cómo DEBERÍA verse tu mundo externo.
Y tú estás acostumbrado a mirar afuera,
y, si no ves la forma que describe ese guión,
entonces tiendes a creer que no estás en contacto con la verdad interior.
Y esa es solo una manera de tratar de controlar tu mundo por tu cuenta,
completamente dentro de la perspectiva de un ser aislado y separado.
Mas cuando contemplas tu mundo
desde tal punto de vista, no puedes ver el amor,
lo cual es propio del ego, que busca pero no encuentra.
¿Lo ves?

Así, si quieres observar tu mundo para poder ver lo que está dentro,
lo que debes contemplar es TU PROPIA EXPERIENCIA
de las formas que contemplas.
Es MUY IMPORTANTE que no te quedes atrapado
en los guiones escritos sobre tu mundo.
Te es totalmente posible contemplar tu mundo
y ver lo que tus hermanos etiquetarían de tragedia,
al mismo tiempo que no ves otra cosa que la presencia del amor.
Y cuando haces eso, entonces puedes reconocer
que lo que está dentro de ti es, realmente, amor.

¿Es importante que la forma se asemeje
a lo que tu mundo consideraría que es el amor?
Y la respuesta es que no, ciertamente no.
Lo más importante es que no te quedes atrapado
en la creencia de que el amor se debe presentar de una cierta forma.

Así, la verdadera manera de mirar adentro,
es mirar tu mundo
y luego examinar TU PROPIA RESPUESTA, tus propios sentimientos.
Si tu sentimiento es paz y amabilidad,
y si tu discernimiento es de armonía,
—la armonía de una voluntad indivisa—
si tu experiencia es esa,
entonces, eso es lo que tienes dentro de ti.
Si miras a tu mundo y ves lo que tu mundo llamaría
“una bella expresión de amor”,
y tú experimentas disgusto,
entonces puedes estar seguro de que es dentro de ti
donde está ese mismo disgusto que estás experimentando.
Así que mira a tu mundo para ver los efectos,
pero define los efectos mediante tu propia respuesta,
por tu propia experiencia,
y NO por la apariencia de la forma.

Es muy importante esto que te digo hoy.
Cuando busques el amor, lo cual estás acostumbrado a hacer,
lo cual DEBES hacer, ya que es tu plan dentro de este mundo…
vas a encontrar dentro de ti mismo
el callado e incesante disgusto que te aguijonea,
y te aguijonea, y aguijonea,
con infinita amabilidad…
hasta que regreses al entendimiento de lo que tú eres,
hasta que te des cuenta de que tú ERES la presencia del Amor mismo.

¿Cómo funciona eso?
Es absolutamente simple, dicho en palabras.
En el universo no hay nada más que Amor.
Dios es Amor. Dios es Todo Lo Que Es.
Tú eres Dios. Y tú eres Todo Lo Que Es.
Y todo eso es Amor.
No hay absolutamente nada que puedas dar que no sea Amor.
Y no hay absolutamente nada que puedas parecer recibir
que no sea Amor.

Y lo bonito de todo ello es esto:
El Amor atrae al Amor hacia Sí Mismo.
Inherente a la Unicidad de toda la Creación
está aquello que hace que el Amor simplemente se atraiga hacia Sí Mismo.
Y entonces, al buscar, al mirar adentro,
al buscar los efectos de los milagros,
aprendes del Espíritu Santo.
Cuando mires, cuando toques la presencia del Amor,
sentirás una resonancia, una amplitud, una riqueza dentro de ti,
que te dice que eres el Amor atrayéndose hacia Si Mismo.

Y cuando apliques los milagros a todo en tu vida,
entonces, sin importar la forma, sin importar lo que observes,
descubrirás la amplitud, la resonancia, la riqueza,
la belleza del Amor Mismo.
Y entonces te darás cuenta de que
te HAS abierto a la presencia del Amor,
y que estás atrayéndolo hacia ti mismo,
que estás atrayéndolo hacia el Amor,
pues eso es lo que tú eres.

Bendiciones para todos. Eso es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: