Día 6. El tiempo intermedio. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice de entradas, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de revisarlas, ver las notas en esta entrada que iré completando.]

Los Diálogos de Un curso de amor

Día 6. El tiempo intermedio

6.1 Ahora hablaremos sobre ser el yo verdadero mientras te conviertes en ese verdadero yo. Se trata del tiempo intermedio entre tu reconocimiento de, y el acceso a, la consciencia-de-Cristo, o unidad, y tu conservación de la consciencia-de-Cristo, o unidad, en la forma. Como dijimos anteriormente: constatar el estado de devenir, de conversión, es constatar que existe un estado entre el tiempo del aprendizaje y el tiempo de ser el Yo elevado de la forma. De esto es de lo que se compone mayormente nuestro tiempo en esta montaña sagrada. Nos encontramos en un estado de tiempo intermedio. Nos encontramos en el punto de intersección entre lo finito y lo infinito para poder completar el acto creativo del devenir, de la conversión.

6.2 Aunque sabes que aquí está el foco de nuestro tiempo juntos, pocos de vosotros, si es que hay alguno, siente como si de verdad hubiese abandonado el mundo cotidiano de su existencia “normal”, sintiéndose plenamente presente en la montaña sagrada. No se trata de una situación menos valiosa porque la veas así tratada. Pues aunque el hecho de que la tratemos así se debe en parte a que pedirte que te alejaras de tu vida “normal” durante cuarenta días y cuarenta noches te provocaría demasiada ansiedad, y excluiría a demasiada gente, esta no es la única razón ni el principal motivo de haber elegido este método.

6.3 Antes de que podamos continuar expandiendo tu discernimiento de la diferencia que has elegido, debemos tratar con este tiempo juntos de manera que cualquier confusión que parezca estar produciéndose no retrase tu progreso.

6.4 Como hemos hablado a menudo de la similitud entre la creación del arte y el trabajo que hacemos aquí, volveremos a ese ejemplo. Hemos hablado del devenir, o conversión, como de aquel tiempo en que se unen el movimiento, el ser y la expresión. Además, hemos hablado de tu punto de acceso a la unidad como de un punto de convergencia, de intersección y paso a través. ¿Puedes ver las similitudes entre estas acciones a pesar de las diferencias en el lenguaje usado?

6.5 Movimiento, Ser, Expresión; Convergencia, Intersección, Paso a través.

6.6 ¿Cómo podrían relacionarse estas cosas con el ejemplo de crear arte? Elijo este ejemplo en particular para tratar sobre este tema en el tiempo intermedio. Consideremos la creación de una obra musical. La creación de una obra musical, como la creación de un cuadro o un poema, tiene lugar por fases.

6.7 En algún momento, la creación de una obra musical es solo una idea en la mente y el corazón del creador. La creación de una canción o de una sinfonía puede comenzar simplemente con unas pocas notas que “se pasan por la mente”, o con una expresión en particular que inspira al creador a ver esas palabras como la letra para una canción. En algún punto después de esta gestación en la mente y el corazón, el artista toma papel y lápiz o toma una guitarra, o canta y lo graba en una cinta. Puede que vuelva a empezar muchas veces, o puede que la pieza encuentre fácilmente su expresión de un modo tal que el artista podría describir como fluido. Dependiendo de la disposición de la artista, la obra musical podría ser compartida con otros en cada paso del proceso o solamente al final de su desarrollo. Pero en algún momento será compartida, y las reacciones de aquellos con los que se ha compartido impactarán en el artista y en su obra. Las reacciones positivas podrían validar el instinto del artista y estimular incluso una mayor audacia. Las reacciones negativas podrían hacer que la artista dudase de sus instintos, que hiciese cambios, o que estuviese más determinada que nunca a ver la obra desde el punto de vista desde el cual será apreciada. Se añadirán retoques finales a la obra. Podría recibir colaboración para conseguir que fuera perfecta. Para cuando el artista haya completado la obra musical que empezó, puede que se parezca muy poco a la que en principio fue prevista, o puede que sea bastante fiel a la idea original.

6.8 Toda obra de arte creativa que se completa incluye una elección. En algún momento del camino se llega a un compromiso entre el artista y la obra de arte, un compromiso de verla terminada. Este compromiso puede ocurrir porque el artista sabe que es “lo bastante buena” como para merecer tiempo y atención, o puede que el compromiso ocurra como reconocimiento de que se ha desarrollado una relación de amor y, sea o no sea “lo bastante buena”, es necesario completarla. Puede incluso tratarse de un compromiso para simplemente practicar, sin que el artista sienta ninguna certeza sobre el valor de su obra, pero determinándose a seguir con el proyecto a sabiendas de que ello contribuirá a que la siguiente obra, o bien otra posterior, sea mejor.

6.9 En cada fase de su creación la obra musical existe en relación con su creador. Ya sea tan solo una idea, o un ritmo parcialmente completo, o una letra sin melodía, o un trabajo ya completado que es calificado como práctico más que como arte, la obra existe. En cada fase de la creación, es lo que es. Sin embargo, solo cuando sea una expresión completa, total y verdadera de la idea del artista, la obra y el artista serán una sola cosa.

6.10 Tú eres una obra de arte encaminada hacia esa unicidad de expresión total y verdadera. Ninguna fase por la que pases para alcanzar esta unicidad carece de valor. Cada fase contiene la perfección de esa fase. Cada fase contiene la totalidad y la totalidad contiene a cada fase.

6.11 Se te ha dicho que te encuentras en la última fase del devenir, de la conversión. Te has comprometido a completar el devenir que creará una unicidad entre Creador y creado. Has desarrollado la relación creativa que es la unión. Formas parte y estás dentro del movimiento del proceso creativo en el cual no existe distinción entre Creador y creado. Estás siendo quien tú eres ahora mismo, y estás provocando la expresión que te llevará a la etapa final de ser quien serás en la unicidad.

6.12 ¡Ahora no estás separado de quien serás cuando alcances la completitud! Formas parte y estás dentro de la relación de creación en la cual el creado y el creador se hacen uno solo.

6.13 Ahora, volviendo a uno de los temas principales de este capítulo —la simple verdad de que tienes que pasar por este proceso creativo mientras permaneces enredado en la vida diaria—, quiero reconocer la dificultad que algunos pareceréis estar experimentando mientras se os hace notar que la vida es la vida.

6.14 Comencemos con esa dificultad aparente. Puede adquirir muchas formas, pero su principal origen es probablemente un deseo de enfocarte en la relación que se desarrolla entre nosotros, y el correspondiente deseo de no tener que enfocarte en los detalles de tu vida diaria. Puede que pienses que la comodidad de la que tanto hablamos durante nuestras conversaciones estaría ahí si tan solo pudieses ser “liberado” de todos esos detalles y experimentar solamente nuestra relación, enfocándote solo en tu punto de acceso, teniendo la oportunidad de realmente empezar a invitar a la abundancia sin tener que fijarte en las facturas que te llegan por correo, o sin preocuparte por muchos otros aspectos de tu simple supervivencia.

6.15 Sin embargo te das cuenta de que si se te dijera que dejes todas esas preocupaciones atrás y te escapes de todo, probablemente te rebelarías y encontrarías muchas razones para no hacerlo. Así que la abundancia tendrá que venir primero, la falta de una razón para preocuparte tendrá que venir primero, la habilidad de enfocarte en algo distinto a tu vida diaria tendrá que venir primero. Esto es lo que estos diálogos continuados te facilitarán.

6.16 Te facilitarán esto al facilitarte la aceptación de la vida tal y como es. Esta es la razón de que este diálogo tenga lugar en la montaña sagrada sin sacarte de la vida tal y como la conoces. Estamos, después de todo, hablando de la elevación del yo de la forma. Esta elevación debe ocurrir en la vida, en tu vida tal y como es, en vez de en alguna situación idealizada alejada de lo que consideres como vida normal.

6.17 Esto no significa que esta elevación pueda posponerse, postergarse, o que pueda esperar al momento oportuno. Todo lo contrario. Estamos teniendo nuestro diálogo en la montaña sagrada mientras permaneces en tu vida precisamente con el propósito de no permitir que esto ocurra.

6.18 Tampoco significa que muchos de vosotros no habréis cambiado ya, o vayáis a cambiar, la estructura misma de la vida diaria. Aquí no desalentamos los posibles cambios que te sientas llamado a hacer. Pero salir de la vida no es ni posible ni deseable.

6.19 El aprendizaje aleja al estudiante de la vida “normal” y crea un lugar para la enseñanza, y entonces llama a este lugar un lugar elevado. El discernimiento, la aceptación y el descubrimiento no pueden ocurrir en un lugar apartado de la vida “normal”. Créeme cuando te digo que la elevación que estás experimentando en estos momentos es la única elevación que querrías. “Como es adentro, es afuera” es aquí la frase clave. No es al revés. No puedes encontrar un lugar fuera de ti mismo que te permita la elevación de la que hablamos. No existe ningún marco sagrado para el aprendizaje que pueda lograr esto. Ninguna cima de ninguna montaña en ningún lugar de la Tierra puede lograr esto. Es tan solo la relación que desarrollamos en este lugar interior elevado lo que te brindará la realización plena y la manifestación exterior del cumplimiento que ya existe.

6.20 Sé que no siempre parece ser así. Presta atención por un momento a las tentaciones asociadas con la cima de la montaña de mi propia experiencia. Se trataba de tentaciones del mundo, de la vida normal y diaria de mi época. Eran intentos de distraerme de mi propósito, de cambiar mi foco de atención, de atraerme a un debate, de intentar alejarme del lugar elevado que sabía que había alcanzado. Las tentaciones de la experiencia humana son las mismas ahora que entonces. Son las mismas sobre la montaña así como a ras de suelo. Un “lugar” que parezca externamente alejado de las tentaciones no puede deshacerse de ellas. Solo un lugar creado interiormente puede lograrlo.

6.21 Este lugar interior es lo que estamos creando aquí. Es un lugar realmente elevado. Es tan real como la cima de la montaña y, de hecho, mucho más real. Si vuestros científicos supieran qué buscar, lo encontrarían. Se está creando para que exista tanto dentro del cuerpo como más allá de él. Es, de hecho, el portal de acceso del que hemos hablado, es una conexión con el estado de la unión tan real como si se pudiese extender una soga desde aquí hasta allí.

6.22 El asunto, ahora, es este: ¡deja de intentar salir de la vida! ¡Si fuese necesario, se haría! No creas que no puedo disponer de un medio ideal para nuestro diálogo. ¡Es este!

6.23 Piensa por un momento en un nuevo trabajo o en alguna otra tarea en la que hayas sido aprendiz. En esa situación se le enseña a una persona y se le muestran las destrezas y las actividades necesarias para poder realizar las tareas que debe llevar a cabo. Pero a menudo sucede que solo cuando el maestro se aparta a un lado y el aprendiz es capaz de adquirir experiencia, este se encuentra en una posición que le capacita para comenzar a actuar con alguna certeza. Entonces, el aprendizaje se acelera con actividades prácticas, haciendo lo que antes solamente había sido aprendido.

6.24 Has aprendido, y tu maestro se ha colocado a tu lado para convertirse en un compañero. ¿Desearías prolongar tu tiempo como aprendiz siendo apartado de la realización de tus tareas? Quizás sí, pero tal y como se ha dicho desde un principio, hay una cierta urgencia para que realices tu tarea.

6.25 Pensar en nuestra relación como una que tienes con tus colegas o tus compañeros, como trabajadores iguales o compañeros de trabajo con una tarea que cumplir, además de como buenos conversadores, no es una forma errónea de pensar en nuestra relación. Somos tanto amigos como compañeros de trabajo; somos tan colegas como compañeros.

6.26 Nuestro diálogo no deja de tener un propósito, y lo sabes, pues si no, no estarías aquí. Lo sabes, pues si no, no sentirías la devoción que sientes hacia mí y hacia lo que hacemos aquí. Y lo que es más, sientes el anhelo de tus hermanos y hermanas. No sentirías esta devoción si sintieras que no es posible lograr nuestro objetivo, o que tan solo elevaría a algunos y dejaría a otros atrás. Tú sabes que nuestra tarea es santa e incomparable. Sabes que no hay nada de lo que puedas formar parte que pueda ser más importante. Todas las demás áreas en las que anteriormente puedas haber situado tu devoción palidecen en comparación con nuestra tarea.

6.27 A medida que crece tu creencia en nuestra capacidad de lograr juntos la tarea asignada, probablemente sientas que esta devoción se extiende a los demás, en especial hacia aquellos que, junto a nosotros, trabajan para conseguir el mismo objetivo. Al hacer esto no estás creando nuevas relaciones especiales sino la verdadera devoción que reemplazará a las relaciones especiales para siempre.

6.28 Pero es justo el hecho de que nuestra tarea sea tan santa e incomparable lo que parece crear la dificultad que muchos estáis experimentando de una forma u otra. Tu deseo se encuentra donde debe estar —aquí—, en la aceptación apasionada de nuestro trabajo conjunto. Por eso te molesta la falta de deseo que experimentas respecto a otras áreas de la vida en las que aún pareces estar profundamente envuelto. Y, sin embargo, ¿por qué debería molestarte? ¿Por qué deberías seguir deseando la vida que has tenido?

6.29 Tratemos ahora de esta aparente paradoja. Se te ha dicho que hagas solo lo que te haga sentir en paz, solo lo que te permita ser tú mismo, y sin embargo aquí se te dice que no intentes salir de la vida.

6.30 ¿Necesitas sentir deseo por lo que haces para sentirte en paz al hacerlo? ¿Necesitas ser distinto de ti mismo para poder navegar por tu vida diaria? Lo que se te está mostrando ahora es que no lo necesitas. De lo que serás consciente tras este momento de dificultad aparente es del final de la dificultad, del crecimiento de tu capacidad para poder hacer lo que sea que estés haciendo pero sintiéndote en paz, y para poder ser quien tú eres en cualquier situación en la que te encuentres. No hay tiempo que perder mientras aprendes, o crees que aprendes, todas las cualidades que permiten lograr esto. Este es el punto en que el movimiento, el ser y la expresión se unen. Este es el punto de convergencia, de intersección y de paso a través. ¡Este es! Justo aquí, en tu vida tal y como es ahora mismo.

6.31 Por tanto no tienes necesidad alguna de sentirte desanimado. No se trata de una demora, sino de algo que podrías considerar como una prueba de fuego. Siéntete animado en vez de desanimado por ser capaz de aceptar este diálogo permaneciendo en tu vida. ¡Constata que esto es precisamente lo que intentamos conseguir! Esta dificultad pasará de largo a través de ti cuando permitas y aceptes dónde te encuentras ahora mismo y quién eres ahora mismo.

6.32 ¿Te parece que este trabajo de aceptación es interminable? Será así hasta que lo reemplaces por la reverencia, al igual que el aprendizaje fue interminable hasta que lo reemplazaste por la aceptación. Las condiciones de este tiempo de aceptación no son las condiciones del tiempo del aprendizaje, por lo que pronto verás que las dificultades del tiempo del aprendizaje han sido verdaderamente dejadas atrás.

6.33 Hablemos ahora de las condiciones del tiempo de la aceptación, ya que estas te reconfortarán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: