Día 24. El potencial. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido a Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres libros, fue publicado en un solo volumen, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice de entradas, puntos 4 y 5.
Elegimos publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de revisarlas, ver las notas en esta entrada que iré completando.]

Los Diálogos de Un curso de amor

Día 24. El potencial

24.1 Tú eres la oruga, el capullo y la mariposa. Es así como eres muchos Yoes además de un solo Yo. Eres un Yo con muchas formas. La forma que ocupas contiene todas tus manifestaciones potenciales, al igual que la forma de la oruga contiene todas sus manifestaciones potenciales.

24.2 Tú eres la virgen, la embarazada, el nacimiento y la nueva vida. Esta es la vía del mundo así como la de la creación. Lo que está inalterado permanece inalterado a pesar de sus muchas manifestaciones. La plenitud existe en cada célula, en cada una de las más pequeñas partículas de existencia. La plenitud existe en ti. Nada puede arrebatarte la plenitud. Es tan natural en ti como lo es en toda la creación. No existe solamente una vez que el potencial se realiza o se hace manifiesto, sino que existe todo el tiempo en todas las cosas.

24.3 El potencial es aquello que existe. Existe como el poder y la energía, el espíritu en ti. No espera. Simplemente es. Puede permanecer como un poder de transformación no utilizado, o puede ser liberado. La elección es y no es tuya. Este poder es una fuerza de la naturaleza que no está ni separado de ti, ni tampoco separado de la naturaleza. Se desencadena de muchas maneras, y solo una de ellas lo hace por medio de tu elección. Cuando se dijo que Un curso de amor era un desencadenante, se quería decir que el Curso es tanto un desencadenante de la elección como un desencadenante de la naturaleza. La intención era transmitir la acción de un catalizador. Ahora depende de ti el permitir que tu verdadera naturaleza sea revelada.

24.4 Luchar contra tu naturaleza es lo que has estado haciendo toda tu vida. Detente. Si permites que tu potencial sea liberado, tu verdadera naturaleza será revelada en toda su plenitud.

24.5 Podrías pensar en la oruga como el yo inalterado con el que comenzaste tu viaje. Podrías pensar en tu cuerpo como el capullo, el transportador de tu potencial. Podrías pensar en la mariposa como tu espíritu, revelado solo después de que el potencial haya madurado y haya sido liberado. Cada paso en el logro de la plenitud es necesario, incluso aunque la plenitud siempre haya existido como potencial. No olvides, sin embargo, que la plenitud siempre ha existido, que el potencial es aquello que existe, y que el potencial no espera.

24.6 Tratar de permanecer dentro del capullo del cuerpo, tratar de contener el espíritu dentro de ese capullo, significa intentar lo imposible. La naturaleza del espíritu es devenir. Sus alas empujan y pinchan desde dentro a medida que se desencadena su potencial. Solo al liberarse de su contenedor puede ser aquello que ha devenido.

24.7 No obstante, el cuerpo no se deja atrás. La oruga, el capullo y la mariposa siempre han sido una sola cosa, y lo siguen siendo. Cada forma es tan solo una fase distinta en el devenir del espíritu. Sin la liberación, la forma presente debe morir para poder volver a empezar.

24.8 La voluntad activa el potencial. Es el mayor de todos los desencadenantes. Una voluntad desencadenada constata que tú eres el portador de todo el potencial que existe. Una voluntad activada libera el poder que es potencial. Recuerda que el potencial es aquello que existe, aquello que es. No es aquello que no es, no es aquello que se encuentra en el futuro, no es aquello que podría llegar a ser, sino aquello que es.

24.9 El potencial es lo que llevas, tal y como el aire transmite el sonido, un río lleva agua y una embarazada a su bebé. Tú llevas tu potencial al momento de su nacimiento a través de una voluntad activada, una voluntad que llevas también dentro de ti. Esta confluencia de la voluntad y del potencial es el nacimiento de tu poder y el nacimiento de lo nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: