Día 35. Ser un creador en unidad y relación. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido a Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres libros, fue publicado en un solo volumen, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice, puntos 4 y 5.
Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando.]

Los Diálogos de Un curso de amor

Día 35. Ser un creador en unidad y relación

35.1 En tu relación con Dios, que es tu ser, puedes conocer la relación con todo, porque en esta única relación, estás en relación con todo. Por tanto, no necesitas viajar por todo el mundo, unirte a ningún grupo, ni llegar a ser un activista. Simplemente debes volverte consciente de todo lo que eres.

35.2 En esta plenitud del ser solo hay amor. En esta plenitud del ser se encuentra el medio para la extensión del amor. En esta plenitud del ser se encuentra la causa del amor. Los medios y el fin son una sola cosa. La causa y el efecto son lo mismo. La plenitud del ser es, por tanto, la respuesta que has buscado y que siempre has tenido.

35.3 Esta plenitud del ser es distinta para cada uno de vosotros porque es la causa y el efecto, el medio y el fin de la relación. Siempre has existido en relación con Dios, que es tu ser. Pero, aunque se ha dicho que eres uno en el ser y diferente en la relación, la relación también es Dios. Dios es la relación de toda cosa con toda cosa.

35.4 Te has conocido a ti mismo en relación contigo y con otros sin constatar que tu ser es Dios y que los demás son uno contigo, que Dios es la relación de toda cosa con toda cosa, o que tú eres la relación de toda cosa con Dios. Todo lo que se comparte con Dios se comparte con todos, porque Dios está en relación con todo. Se ha dicho que cuando alcanzas el reconocimiento del estado de unidad no puedes no compartir. Y aquí está el porqué.

35.5 Así que podrías preguntar, ¿fue alguna vez posible que fueses tan inconsciente de tu ser que no estuvieras compartiendo la relación de toda cosa con Dios? Siempre que has reconocido que eras un yo, siempre que has sido consciente de tu propia existencia, estabas siendo consciente de Dios. Tu reconocimiento del Yo, es Dios. El reconocimiento que Dios tiene de ti es el Yo. Este discernimiento existe en una relación recíproca.

35.6 ¿Cómo el hecho de saber esto puede tener un beneficio práctico para ti cuando dejes atrás la experiencia de la cima de la montaña? Esta pregunta ha sido planteada de esta manera para recordarte que, aunque vuelvas a nivel del suelo, también mantendrás la experiencia de la cima de la montaña. Como se dijo antes, la montaña vino a ti. Por tanto, siempre tendrás el poder de invocar la experiencia de la cima de la montaña y la visión de la plenitud que hemos alcanzado aquí. La llevarás contigo y, cuando no sientas su poder, serás capaz de llamarla simplemente pidiendo que vuelva a darse.

35.7 De lo que hablamos cuando hablamos de tu regreso al nivel del suelo es del regreso, de una manera calmada, inalterada y equitativa, a los aspectos más elementales y fundamentales de ser un ser humano, mientras llevas dentro de ti una idea muy elemental y fundamental —la idea de que sois uno en el ser, y diferentes en la relación. La idea con la que vuelves a tu humanidad es una idea de unicidad que viene a reemplazar la de la separación, una idea de mismidad que viene a reemplazar la de especialismo, una idea de realización y de unión, aquí y ahora, que viene a reemplazar todas las ideas de la vida después de la muerte.

35.8 Estas son ideas que toman aquella manera en la que te solías relacionar con la vida, y la cambian por completo. Y como la manera en la que te relacionas con la vida es lo que ha hecho que la vida fuera como ha sido, este cambio hará que la vida sea distinta o, en otras palabras, nueva.

35.9 Las ideas ni se aprenden ni se logran. Simplemente son. Por tanto, para su logro no se necesita ningún tiempo de aprendizaje ni se requiere de ningún paso. Se pueden vivir de manera inmediata. No se necesita ningún intermediario. No se necesita ninguna herramienta. Lo único que se necesita es que las lleves dentro de ti del modo del que ya hemos hablado cuando hablábamos de llevar. Llévalas como una mujer embarazada lleva a su bebé. Deja que crezcan. Deja que vivan. Y dales vida.

35.10 Dar vida a las ideas es el papel del creador.

35.11 Como creador de la vida, de una nueva vida, tu primera creación es, en cierto sentido, la creación o recreación de ti mismo. Esta es la razón de que regreséis a nivel del suelo de la humanidad con las cumbres de la divinidad frescas en vuestras mentes y en vuestros corazones. Esta es la razón de que regreses aceptándote a ti mismo, en vez de ir buscando un yo o teniendo el deseo de conocer un yo superior. Regresas sabiendo que eres uno con tu Creador en el ser, y aceptando tu poder para crear. Regresas para crear unidad y relación por medio de la unidad y la relación.

35.12 Solo por medio de la unidad y de la relación serás capaz de ser un creador. Solo de este modo puede ser creado un nuevo mundo. Y un nuevo mundo solamente puede ser creado. Seguir dependiendo de cualquier otra cosa que no sea tu poder de crear significaría simplemente intentar reparar o reemplazar.

35.13 La unidad es unicidad de ser. La relación es distintas expresiones de la unicidad de ser.

35.14 Ser un creador debe comenzar con la constatación plena de la unicidad del ser, que es la unidad, porque sin esta plena constatación existe el potencial para que se den condiciones distintas del amor. No debería ser muy complicado reconocer que crear a partir de algo que no sea amor podría tener efectos desastrosos. Esto se ha visto una vez tras otra cuando has “creado” en la separación.

35.15 Crear sin la posibilidad de tener muchas expresiones de la creación negaría el propósito de la creación, que es la vida en relación, la vida en armonía, la experiencia y la expresión del uno en, y dentro de, los muchos.

35.16 La creación ha producido vida por medio de la unión y la relación. El que la humanidad no se diera cuenta de la unión y de la relación en las que existe, produjo la idea de la separación, mientras que, al mismo tiempo, el deseo de la humanidad de separarse la llevó a no percatarse de la unión y la relación. Ahora, el deseo de la humanidad de conseguir la unión y la relación ha conducido a un discernimiento de la unión y de la relación, mientras que, al mismo tiempo, la unión y la relación han llevado a este deseo. La creación en sí misma, que se encuentra aparte de los particulares pero que está unida con la plenitud, ha conducido a esta época en que los opuestos se hacen uno y la plenitud se transforma en real en vez de en probable. La plenitud es real. Lo único que queda por crear es el discernimiento de que es así.

35.17 Si la creación ocurre solo por medio de la unidad y la relación, entonces la creación original debe haber ocurrido de este modo. No volveremos a las discusiones anteriores sobre la creación original, pero se debe pensar en ellas para entender la creación. La creación está en curso y es constante. Está en curso y es constante en todo lo que ha sido creado, incluyéndote a ti. Esto no significa, sin embargo, que hayas sido un creador.

35.18 Ser un creador, y crear de nuevo, es diferente de ser afectado por la naturaleza siempre en curso de la creación. Sin embargo, decir que has sido afectado por la creación tampoco te cuenta toda la historia, ya que los medios y el fin son uno solo, y la causa y el efecto son lo mismo. Has estado “creando”, pero has estado relacionándote con la creación en separación. Te has visto a ti mismo como algo separado de la creación y separado de todos los demás. Por tanto, lo que has “creado” se ha mantenido apartado de la plenitud. Se podría decir que lo que no es creado en la unidad, ha sido fabricado, hecho, en vez de creado. El mundo, tal y como lo conoces, es lo que tú has hecho. Tu vida, tal y como la conoces, es lo que tú has hecho. Solo constatarás plenamente la diferencia entre lo que has hecho y lo que puedes crear cuando hayas aceptado tu poder y comiences a crear en unidad y relación.

35.19 Debido a que eres un creador, no podrías, sin embargo, no crear. Por tanto, la distinción lingüística entre hacer y crear no hace verdadera justicia al poder que siempre has poseído. Pero crear en separación es algo tan diferente a crear en unidad como lo han sido tus conceptos sobre Dios y el hombre. Pocos de vosotros habéis pensado siquiera en crear como Dios crea. ¡Prácticamente ni siquiera habéis sido capaces de aceptar la consideración del milagro!

35.20 Y no obstante, no se te llama a crear tal y como lo has hecho en tu estado de ser anterior, sino a crear tal y como verdaderamente estás siendo ahora. No se te llama a nada que sea menos que crear un nuevo cielo y una nueva tierra. Esto no conlleva más especificidad que la que conlleva el milagro. No conlleva una elección. Es una manera de ser. Cuando seas plenamente consciente de la unicidad de tu ser, y comiences a crear en unidad y relación, lo harás simplemente siendo quien estás siendo, al igual que has “creado” durante la época de tu separación siendo quien has pensado que eras.

35.21 La mayoría de vosotros se da cuenta de que tiene al menos algún papel en la creación de su vida. Puede que sientas que a veces Dios ha intervenido, o que a veces has sido una víctima del destino, pero también eres consciente del papel que has tenido en tu propia vida, sobre todo cuando has alcanzado la madurez y has empezado a hacer elecciones. Aunque se acaba de decir que crearás en unidad y relación tal como “creaste” durante la separación, tu creación en unidad y relación estará libre de elección. La creación en unidad y relación es la creación dentro del abrazo del Todo de Todo. ¿Cómo puedes elegir cuando lo que creas es toda cosa?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: