Invitación a Un curso de amor (el segundo curso de milagros de Yeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Ver página de índices, en el punto 5, para descargar el curso]

Qué paradójico es a veces pensar en “lograr”… cuando no se hace inocentemente desde una imaginación inocente, un deseo libre y un sentimiento profundo (es decir, desde un “ser creadores”).

Pensar en “lograr” parece que conllevaba, normalmente, pensar muy “por nuestra cuenta”.

E implicaba darle mucha importancia al tiempo… a “la verdadera necesidad de tiempo”.

Así, idolatrábamos a ese nuestro gran ídolo, al tiempo…, tan ligado a la separación…, pues el tiempo nos separa literalmente de lo que “habría que lograr”.

Así nos solíamos meter en un círculo vicioso, pues en muchos casos, al creer que se necesita tiempo… nos era difícil aceptar lo que ya hay dentro… el impulso más elemental, fuera del tiempo…, en la unidad de la relación creadora que somos.

Sin embargo, ahora pasamos a un tiempo de Aceptación, para que de alguna manera deje de reinar el chantaje de “el tiempo”… dejando de reinar lo que asociamos con ese tiempo: muerte, sufrimiento, etc.

Parece que nos es difícil salir espontáneamente de esos cerrados “círculos mentales” que establecemos por nuestra cuenta.

Ellos tenían que ver con aquello del logro y el tiempo… y que siempre sería un esquema “anti-milagros”… relativo a una lógica que idolatra el tiempo…, y no la unidad.

Un esquema siempre con la lógica del…: “si esto, entonces lo otro”; “si no ocurre eso… entonces nunca podré tener o hacer eso otro”.

Así que esto de “lograr” siempre tendría ese “peligro” asociado… tan “lógico” :
seguir alimentando la necesidad de los patrones “lógicos” más básicos del ego…, la necesidad de seguir pensando igual sobre “necesidades”… etc.

Viviríamos ahora más bien en una especie de época donde vamos a reconocer cada vez más y mejor, y cada vez más inmediatamente, nuestro “ser más amplio” en relación y unidad (y que de cierto modo incluye a todo, a todos).

Reconociéndolo, simplemente aceptaremos sus “regalos” desde más allá del tiempo (de una forma equivalente a como sienten muchos tipos de artistas que llega su creación: de golpe, ya hecha… como un rayo…).

Parece que estamos pasando a un tiempo que estará para siempre bajo esa “visión artística”, y por así decirlo “ampliada” a toda la esfera de “la creación”. Los artistas, pues, “solo” habrían estado como ejemplos o signos de lo que en realidad somos como “creadores de universos”… donde, si aceptamos nuestra unidad creadora desde el amor, somos y tenemos esos “rayos” de unidad creadora de amor… en vez de vernos como “esforzados trabajadores” que quieren jugar a “enseñarse lecciones” más o menos sufriendo en la ceguera de “la separación”.

Creo que cualquier curso de los dados por Yeshua diría que su “objetivo” es salir del concepto de “lograr”…, del “esfuerzo”, etc.

Si mantenemos esos conceptos y patrones en la mente… experimentaremos “realidades” así, pues somos libres.

Y hacerlo así sería simplemente una elección; parece que es la “elección” que guiaría en casi todas estas vidas nuestras hasta ahora…, donde parece que, “inconscientemente” (aunque siempre conscientemente en el fondo), todos hemos elegido de una manera u otra meternos en diversos líos, en diversos tipos de estructuras y eventos… para así poder “aprender lecciones”.

Nosotros mismos, en libertad, siempre unidos al Amor/Dios…, pues nunca nos separamos de nada… habríamos querido “experimentar” lo contrario del Ser Real… y así, venimos a darnos lecciones sobre muerte, sufrimiento, separación.

Y el mensaje de Jesús parece que sería el tan simple mensaje de la resurrección… el de decirnos que: “oye, que si queréis, ya vale”.

Como sabemos, ni nada ni nadie nos puede hacer nada “a nosotros”… desde un “afuera”.

Como no hay separación en la mente, nos podemos hacer conscientes de todo lo que hemos albergado en cualquier momento.

Así que no se nos podría hacer nada (ni “malo” ni “bueno”) que no tuviéramos ya de cierta forma “insertado”, “preestructurado”, en la mente…, y de cierta manera fabricado por nosotros mismos, “ayudados” indirectamente por el sustento constante de “Dios”… y con los patrones ahí aceptados por nosotros.

Entonces, este, y otros cursos, serían “solo” herramientas para hacernos conscientes de nuestras elecciones, que en realidad siempre son muy conscientes…, ya que no habría ningún tipo de separación real en nuestra mente —entre lo consciente y lo “inconsciente”.

Estamos en algo así como en “otro tiempo”…, en el tiempo de Cristo…, donde ya pasó el momento del sentirse “obligados” a “aprender lecciones”.

Ahora quizá diríamos que si “aprendemos” es simplemente al sentirnos creadores.

Para ello parece que primero había que poder “honrar”, “aceptar” con paz…, todas nuestras “creaciones”, fabricaciones (vidas, eventos, etc.)…, con los que nos quisimos dar tentaciones y experiencias contrarias a la de ser plenamente creadores…, a la Creación.

La Creación y su diálogo nos esperan dentro, pues.

Anuncios

Publicado 18 septiembre, 2014 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: