6.p. La vía del corazón. Preguntas y respuestas de la Lección 6. Jeshua – Jayem (sobre la respiración y el curso de milagros; sobre “el astral” y la luz y la oscuridad; sobre la creación de experiencia como reacción ante eventos)   3 comments

imagen corazón en círculoAudio de toda la lección 6 (al final está la sección de preguntas):
Ir a descargar

[- Para más información, ver el índice.]

Lección 6. Preguntas y respuestas

Pregunta: ¿cómo puedo integrar el trabajo de respiración y las técnicas que estoy aprendiendo esta semana, con tus lecciones en el Curso de milagros?

Respuesta: querido amigo, la pregunta procede de una cualidad mental que percibe separación entre ambas cosas. Porque solo lo que se percibe como separado debe ser integrado. Reconoce bien entonces que Un curso de milagros es un recurso de aprendizaje que se dirige hacia una meta específica, a un desenlace concreto. Ese desenlace o meta es el restablecimiento de la paz. La paz comienza a ser restablecida en la mente cuando esta se convence de que existe una manera de percibir, una manera de orientarse ella misma en su experiencia, que brinda una recompensa mayor que la que antes se ha conocido.

Un curso de milagros fue dado inicialmente a dos personas que habían pedido desde lo más profundo de su ser (aunque no eran conscientes de ello entonces) que se les mostrara una manera diferente de percibir las cosas. Un maestro sabio aprende primero el lenguaje del estudiante. Y aquellas dos personas, las que entonces plantearon esa cuestión, tenían una orientación que era mental, es decir, cuyo mecanismo primordial a la hora de experimentar se encontraba en el nivel de la mente, o intelecto. Por tanto, la herramienta de enseñanza necesitaba ser transmitida de una manera que resultara aceptable para ellos en tanto que estudiantes.

De forma secundaria, y como desde luego bien sabéis, el mensaje esencial que yo buscaba brindarles a través de ese recurso de enseñanza es igualmente aplicable a cualquiera que pueda verse atraído a seguir su estudio. Y no obstante, el Curso no busca responder a todas las preguntas que ciertamente se va a plantear un maestro de Dios. Está diseñado solo para restablecer la paz en la mente, y para cultivar en esa mente la voluntad de pedir guía a quien he llamado el Confortador, o Espíritu Santo, más que a permanecer sujeta a sus propios recursos a la hora de tomar decisiones. Esto abre el camino para que la mente pueda ser guiada aún más profundamente hacia lo que se requiere para restablecerse plenamente como encarnación del Amor.

Lo que aquí habéis llamado “trabajo de respiración” es meramente un peldaño posterior. Aquellos que quieren afirmar que el Curso de milagros es un recurso completo de enseñanza por sí mismo, están en lo correcto si entienden que les fue dado a quienes estaban profundamente inmersos en procesos intelectuales, y que en ese sentido el curso tiene una meta específica y autosuficiente. Quienes quieren afirmarse en la visión de que el Curso de milagros es una herramienta de aprendizaje completa por sí misma, si entienden esto en el sentido de que ya no hay nada más que explorar, nada más en lo que profundizar y nada más en lo que convertirse, no están en lo correcto. Contémplalo entonces como un recurso de enseñanza, con una meta concreta, que fue dado de una manera tal que resultara aceptable para quienes habían aprendido a habitar principalmente en el nivel de la mente que está involucrado en la conceptualización.

Respondo así a tu pregunta porque el cuerpo, en sí mismo, no está fuera de la Mente. Surge de dentro de la Mente. Y puedes por tanto observarlo para entender que lo que surge en él atestigua sobre los efectos de los pensamientos que están realmente ocurriendo dentro de la Mente, o que han tenido lugar en el pasado y que no han sido corregidos o cambiados. La Mente tiene un alcance mucho mayor. La Mente lo es todo, tal y como el término es usado en ese recurso de enseñanza. Y siempre debería escribirse con mayúsculas. La Mente también incluye el sentimiento. La Mente incluye al cuerpo mismo. Porque de entrada no podría ni siquiera existir el ámbito físico si la Mente no lo hubiera considerado antes con su pensamiento, su imaginación.

Cuando eliges por tanto permitirte respirar, reconoce que lo haces desde el poder de decidir, es decir, desde el poder de la Mente para elegir algo con lo cual tú vas a crear el efecto de permitir que ese aspecto de la Mente conocido como “cuerpo” también reciba iluminación. Para integrar Un curso de milagros con lo que estás llamando “trabajo de respiración”, y con lo que he llamado antes en esta hora “una manera de sentir”, y con lo que ciertamente hemos llamado todo este año La vía del corazón, solo se requiere de la continua y pequeña disposición a entregar todas y cada una de las percepciones limitadas acerca de lo que la Vida es, acerca de lo que el despertar es, acerca de lo que el Amor es, acerca de lo que la sanación es, y de modo tal que el Espíritu Santo pueda guiarte hacia la Verdad de todas las cosas.

Porque ciertamente, querido amigo, entiende bien que lo que hemos compartido antes te pertenece profundamente. Es decir, que cuando desde lo más profundo de tu ser te has comprometido totalmente a despertar de cada última traza de separación con respecto a Dios, cuando estás verdaderamente comprometido no a buscar el Amor, sino a encontrar todos los obstáculos que has creado dentro de ti y que bloquean el reconocimiento de la presencia del Amor, entonces, ciertamente, aquello hacia lo que te veas atraído, todo aquello por lo que te decidas, en términos de las experiencias que invoques hacia ti mismo, todas esas cosas, son respuestas a tu oración. Porque igual que mi Curso de milagros llegó a tu vida, como bien sabes, a resultas de tu propio anhelo de profundizar tu relación con Dios, así, también te has encontrado viajando hacia una diminuta mota de polvo en medio de un gran cuerpo de agua –¡para respirar! [suponemos que se refiere a un viaje físico a alguna isla con aire más puro, quizá a los propios viajes de Jayem a Hawái (N.del traductor)]

Es una extensión y proviene de la guía del Confortador, del Espíritu Santo. Por tanto, la integración es simple. No decidas por tu cuenta; entrega las decisiones al Espíritu Santo. Y entonces, toma aquello hacia lo que Él te haya guiado y hazlo parte de tu vida. Y confía, con fe, en que todas esas cosas no dejan de tener propósito. Pide solo que cada aspecto, que cada diminuta esquina de tu Mente, se vea tan iluminada, tan sanada, que ya solo habite el Cristo donde todavía parece estar el cuerpo.

Pregunta: ¿puedes hablar sobre la necesidad, o falta de necesidad, de trabajar directamente con el lado oscuro, tanto en el plano físico como el astral?

Respuesta: sí, puedo hacerlo [Pausa]

Pregunta: ¿lo harás?

Respuesta: esa es otra cuestión.

Ciertamente, querido amigo, primero visualiza bien y comprende ese lugar en ti que quiere dibujar una línea y decidir sobre qué es luz y qué es oscuridad. Porque recuerda que el sufrimiento procede de una mente dividida, de una mente que ve conflicto, división, separación. Si es cierto que solo el Amor sana –y te aseguro que lo es– ¿puedes contemplar eso que has llamado oscuridad y descubrir la luz dentro de ella al hacer que brille la luz sobre ella? ¿Hay fuerzas oscuras en el ámbito de la experiencia, en el ámbito de la Creación, tal y como la conoces? Sí, pero con esto no quiero decir que exista una fuerza separada de ti, o separada del alcance del Amor de Dios, que tenga el poder de dirigir, de influenciar, o de controlarte a ti de ninguna manera. La oscuridad… a medida que este viaje en el que te encuentras comience a terminar, llegarás a considerar esa oscuridad como nada más que una parte de tu propio ser que ha sido desatendida y no amada. Pues cuando amas lo que ha sido percibido como oscuridad, la reclamas como parte de ti mismo. Y al amarla, la transformas. Y el poder que le has dado al separarla de ti, regresa a ti, donde realmente habita.

¿Hay una diferencia entre lo que podría llamarse “oscuridad” dentro del ámbito en el que vives, te mueves y tienes a tu ser habitando aparentemente como un cuerpo, en el espacio y el tiempo, y la “oscuridad” de lo que llamas los ámbitos astrales? ¡No! Todo existe justo donde tú estás. Porque tú ya habitas tan completamente en esos otros ámbitos como igual de completamente estás asentado en el suelo de esta dimensión. Si un ámbito astral es fabricado como tal, es solo porque has retirado tu consciencia de ahí, y has buscado restringirla a la dimensión física. Por tanto, el hecho de salirse del cuerpo podría parecer algo que se hace en otra dimensión, en esa que a veces has elegido llamar “reino astral”, y donde habría cosas que se ocultan de tu visión. Pero no están ocultas en absoluto. Solo son inaccesibles si utilizas el sistema de los ojos físicos. Pero si empleas el ojo interior, nada está oculto.

Así que lo astral y las energías que habitan ahí no son por tanto algo distinto de lo que ya habita en tu propia consciencia, tu propia mente. ¿Y cuál es la manera de trabajar y tratar con esas fuerzas oscuras? En donde tú estás, en tu experiencia de la tercera dimensión como cuerpo-mente, solo se requiere que mires amorosamente a tu hermano o tu hermana, que les toques, por así decirlo, con tu conversación, con tu sonrisa, con las puntas de tus dedos, con las palabras que digas, de modo tal que el Amor sea extendido y el perdón dado.

Entonces, la estrategia –por así decirlo– con respecto a todas esas variadas fuerzas y seres que parecen residir en esos ámbitos invisibles llamados por muchos “el astral”… la estrategia es exactamente la misma. Es una y la misma cosa, porque solo el Amor puede sanar.

Piensa bien en lo que te he dado hoy con esta respuesta. Contémplala profundamente. En tres semanas, teniendo en cuenta el momento actual por el que está pasando tu mente, comenzarás a tener algunas revelaciones bastante interesantes. En tu mente vas a sentir literalmente lo que podríamos llamar un recableado, cambiando hacia todo un nuevo nivel de percepción, de comprensión, y de capacidades naturales. Pues todo eso que parece estar oculto en los ámbitos astrales… va a comenzar a dirigirse hacia un estado en que lo vas a ver tan claramente como ves tu mano delante de la cara. ¡Feliz viaje!

[Nota: la cuestión previa no está disponible en la versión audio]

Pregunta: ¿cómo puedo ver la diferencia entre los viejos hábitos que el ego tiene a la hora de sentir, y los sentimientos que necesitan ser sentidos completamente?

Respuesta: primero, mi querido amigo, ¿hay alguna diferencia? Tu experiencia siempre es una experiencia del presente, y está en el presente. Porque lo que surge no es pasado, es ahora. ¿Es un patrón viejo del ego? Quizá. Si hay una sensación de constricción, de resistencia, de juicio de sí mismo o de otro, ten por seguro que lo que ha surgido para dominar temporalmente tu atención es un patrón egoico, ya que el ego es por definición esa constricción, apartada del Amor. Y por tanto su resultado es la pérdida de la paz.

Mira bien entonces, y reconoce simplemente,

¿Qué está surgiendo en este momento? ¿Estoy dispuesto a mirarlo, a sentirlo, a abrazarlo?

Y a medida que percibes y observas, comienzas a reconocer,

¿Estoy dispuesto, todavía, no obstante, a respirar?

¡Porque la respiración es Vida!

Siente, entonces, lo que estás verdaderamente sintiendo. Observa qué es lo que verdaderamente está presente en la mente. De este modo, tomas tus manos y haces espacio en ellas para acoger lo que sea que haya en ese momento. Y habiendo hecho eso, entonces reconoces esta gran Verdad:

Puedo elegir de nuevo. Y puedo elegir paz en vez de esto.

Ahora bien, el “esto” no es tanto la imagen de lo que podrías llamar un recuerdo o un sentimiento, o lo que esté pasando. El “esto” habla de tu juicio, de tu percepción de lo que está surgiendo. Tú puedes elegir paz en vez de la percepción que te roba tu paz. ¡Y ese es el lugar de poder infinito y perfecto para literalmente transformar tu vida!

Querido amigo, el pasado no existe en ningún momento. Si la Mente está provocando, trayendo, una imagen o un pensamiento que parecen ser reminiscentes del pasado por tu propio decreto, ten por seguro que lo hacen en este momento presente, que es el único lugar donde puede haber experiencia y creación. Entonces, el pasado solo puede existir para ti si tú lo recreas ahora. Esta “recreación” no quiere decir la creación de esas imágenes o descripciones que surgen en la mente como lo que llamas “recuerdos”, aunque en realidad sean experiencias muy presentes. Aquí estamos hablando de la experiencia que tú creaste cuando esa misma imagen apareció en tu experiencia en un marco temporal diferente. Tu experiencia nunca está provocada por lo que surge en tu campo de discernimiento. Tu experiencia –escucha bien– tu experiencia está en cómo tú has elegido reaccionar en el campo emocional y mental a un evento neutral que haya surgido. Todos los eventos son neutrales. La reacción ante ellos es lo que genera experiencia.

Cuando los clavos fueron clavados atravesando mis manos, se trataba de un evento completamente neutral, aunque, por cierto, muchos amigos huyeron de ahí. No parecía ser tan neutral, pero lo era para . Por tanto, entiende, querido amigo, que cualesquiera que sean los eventos que jamás se hayan desplegado en el ámbito de tu experiencia, todos y cada uno de ellos, fueron perfectamente neutrales hasta que tú respondiste con la reacción que estuvieras eligiendo, y para poder crear con tal reacción una experiencia en el cuerpo emocional, y así poder crear una experiencia de aprendizaje sobre los potenciales de tu propia consciencia.

El perdón, la sanación, la paz, y el despertar son igualmente potenciales en tu propia mente. Lo son igualmente, y además son de hecho más grandes que cualquier otra cosa que hayas experimentado hasta ahora. Por tanto, entiende esto, mi querido amigo: nada ha sido causado por nada o por nadie que esté fuera de ti mismo. Lo que surge es siempre experiencia presente. Abrázala, mírala, reclámala, aprópiate de ella, siéntela, respira a través de ella, y entonces reconoce que eres libre para elegir de nuevo.

¡Ahí se encuentra el camino estrecho y directo que conduce a la Vida! Y tienes un amigo, que actualmente está sin cuerpo, y que no quiere otra cosa que ser testigo de tu Vivir verdadero. Y tienes innumerables amigos, con cuerpos, que comparten el mismo deseo.

¡Sé por tanto quien tú eres! ¡Y vive desde el poder que te fue dado, vive desde la libertad en que habitas por siempre –como el Amor que tú eres!

 

 

Anuncios

3 Respuestas a “6.p. La vía del corazón. Preguntas y respuestas de la Lección 6. Jeshua – Jayem (sobre la respiración y el curso de milagros; sobre “el astral” y la luz y la oscuridad; sobre la creación de experiencia como reacción ante eventos)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Todo nuestro malestar proviene de que reaccionamos a nuestras propias reacciones(!).

    Solo reaccionamos a nosotros mismos… solo hay “uno de nosotros”.

    No hay más que eso, nadie nos hizo nada nunca porque siempre fuimos y somos libres de elegir cómo reaccionar.

    Y si en la vida, ahora, por ejemplo ocurre que se nos repiten las cosas (“patrones”)… si nos sentimos “mal”… es porque Nosotros Mismos nos seguimos intentando decir, desde nuestro Ser Original, que las experiencias ya creadas por nosotros con nuestras reacciones pasadas pueden ser diferentes (y pueden ser solo amor)…

    En el presente, lo único que tenemos que practicar y demostrarnos es entonces eso.

    En el pasado vivíamos un evento (muchos); este evento siempre es en realidad neutral; y ante ese evento tuvimos una reacción.

    Así, esa reacción, creó una EXPERIENCIA.

    Ahora, en el presente, vivimos en esas experiencias… son nuestro clima… estamos aparentemente “atados” a esas creaciones nuestras… a esas experiencias… y a menudo estamos “molestos” y como “quejándonos” (pues, aunque conscientemente no nos quejemos… la misma forma de vida que podemos estar teniendo puede que sea una queja en sí misma, en toda su estructura).

    Seguimos pues quejándonos, porque en realidad seguimos “inconscientemente” en una cascada de reacciones que dependen del pasado (de cómo reaccionamos en el pasado).

    Vivimos pues en ilusiones, pues solo hay un momento, como sabemos (el ahora). Que es lo mismo que decir que solo hay unidad, y no hay separación.

    Esa “cascada” crea, obviamente, potencialmente, confusión…, porque como sabemos en cierto sentido el pasado no existe, y en cada presente podemos elegir de forma nueva nuestra reacción.

    Ya que en realidad somos creadores de lo nuevo… para un día “al final” terminar creando solo: “lo bueno, lo hermoso y lo santo”.

    Es decir, somos creadores, pues somos creadores de nuestra experiencia, en el sentido anterior… pues siempre podemos elegir cómo reaccionamos ante lo que surge en el campo de nuestra consciencia.

  2. Intereresante, mucho mucho.
    La práctica es lo que a uno se le dificulta, salir de esa dualidad ( mente-corfazón ) para recibir y aceptar con amor y que todo fluya.
    Ahí es donde decimos en mii país y disculpas por el dicho” donde la chancha torció el rabo”. Efectivamente si considero que poder vivir desde el ahora es
    más simple . Aunque lo pongo en práctica cada vez que me puedo estar consciente y despierta el ego trata de sacarme de ahí para generar dudas,,
    carencias.
    Sería bonito saber cómo matar ese ego para ser transformados en hombres nuevos.

    Gracias !!

    Ma Giovanna Alvarado
    • gracias por comentar…

      si.
      total…
      una practica qe nos puede ayudar es la de respirar antes de pensar… para meterse antes en el sentir y el corazon… antes qe en las justificaciones mentales qe nos hacen rechazar el sentir… el solo sentir por el mero sentir.

      hemos venido a ser transparentes aqi para qe fluya el ser real qe si qe somos… y qe solo es amor…

      asi qe a entregarlo todo…

      siempre podemos buacar meditaciones qe nos ayuden… etc…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: