VI.1 Liberarse de la ilusión. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   2 comments

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Capítulo VI. Ilusión vs Realidad

6.1 Liberarse de la ilusión

A medida que se sigue en este viaje llamado Despertar, hay tendencia a confundirse sobre el asunto de la responsabilidad. Debes tener en mente una imagen clara de qué es lo que tú has fabricado, frente al mundo Real, el mundo que es la extensión de la Mente de Dios. Tal y como te he dicho antes, acerca de cambiar de mentalidad y de percepción en cuanto a qué es lo que está pasando, puedes encontrar que te resulta extremadamente difícil hacerlo si tienes la impresión de que, cualquiera de las cosas que te pido que cambies, son cosas que están dentro del dominio de Dios. Así, te colocas entonces en una actitud donde sientes que no hay nada que realmente puedas hacer con ellas.

Permíteme comenzar con esta ilustración: mira a tu alrededor y permite que tu atención abarque todas las cosas que puedas ver. Son cosas con forma. Y esta forma que estás experimentando a través de tus sentidos físicos es de tu creación. Los pensamientos y sentimientos que tienes sobre esas formas determinan totalmente lo que estas significan para ti, y a esto es a lo que me refiero cuando hablo de percepción. Tras esas formas, la esencia de esas formas es la extensión de, la realidad de, la Mente de Dios. Y por eso es por lo que puedo decirte que todo lo que se necesita hacer es cambiar esta percepción, permitirte a ti mismo alcanzar una consciencia más exacta de la realidad de aquello que percibes. No te pido que deseches tu creación o que la mires de alguna manera que la considere ilusoria, como algo a lo que le falta realidad. Hacia lo que intento dirigir tu atención es hacia un reconocimiento más claro, más verdadero, de aquello que estás percibiendo. Y es a la luz de ello que te pido que vayas más allá de la ilusión, que veas mediante tus ojos naturales, más allá de la percepción que está limitada por el miedo, la culpa y el juicio.

Algo que se utiliza mucho para poder ilustrar lo que te estoy contando es el tema de tu propio cuerpo, y la enfermedad y la muerte que tienen lugar en él, y que le suceden a él. Como te he dicho, todo el sentido, todo el significado de la forma física, es generado dentro de tu mente. Y cuando la mente incluye el sistema de creencias que permite la presencia de dolor y que acepta el deterioro hasta la muerte, entonces, esa será la experiencia que tengas de tu cuerpo. Que no se malentienda esto, lo diré claramente: el cuerpo físico que posees es algo de tu propia creación, y está creado mediante tu sistema de pensamiento para que se ajuste al sentido que le has dado. Funcionará de acuerdo a las leyes, por así decirlo, que reflejan tus propias creencias. También quiero que sepas que no existe ninguna otra forma, ningún otro objeto presente en tu percepción, al que no se le pueda aplicar este mismo concepto. Es totalmente imposible que puedas experimentar cualquier forma de un modo distinto a aquel que se ajuste a tu sistema de creencias. Siempre es dentro del ámbito de esta verdad donde te aliento a cambiar tu percepción, a cambiar la manera en que contemplas esas formas que crees ver como algo que te rodea.

Por eso continuamente te digo que no hay nada que esté sucediendo a tu alrededor que no esté sucediendo primero en tu mente. Y para efectuar cualquier cambio en la naturaleza de esas cosas, solo se requiere cambiar de mentalidad. La dificultad experimentada en este proceso de cambio depende en gran medida de cómo de completa y ampliamente puedes aceptar lo que acabo de decir.

Cuandoquiera que te enfrentes a la pregunta de si puedes o no, de hecho, cambiar cualquier cosa a tu alrededor, porque no sabes si es algo de tu fabricación o si esas cosas han sido creadas por Dios y son por tanto inmutables, pregúntate a ti mismo esto:

1. ¿Esa cosa que estoy cuestionando es eterna?

2. ¿Es ilimitada?

3. ¿Es posible experimentar todos sus aspectos de manera amorosa?

4. En todas y cada una de las circunstancias, ¿resuena mi ser con esto de tal modo que me brinda una sensación de paz absoluta?

Si la respuesta a cualquiera de esas preguntas es no, entonces ten por seguro que tu percepción de la cosa está bastante alejada de poder alinearse con su realidad, y que todo lo que se requiere cambiar es la manera en que la ves. Si no fuera así, entonces necesariamente creerás que Dios te ha hecho prisionero. Él te habría creado para meterte en una jaula de muerte y dolor, y sabes que eso no es así. La jaula de dolor y muerte son tus creaciones erróneas, y solo están ahí debido a cómo las percibes interiormente. Y tu liberación depende de tu decisión de reconocer verdaderamente a tu Ser, a tu Yo.

Lo que te planteo ahora es que en esta información reside toda la libertad que quieres encontrar.

No te estoy sugiriendo, sin embargo, que solo uses concretamenteestos cuatro criterios, establecidos a modo de test rígido y rápido. Son sugerencias. Son válidos y funcionarán, pero programar tu mente para permitir que esas cuatro cosas sean el tamiz a través del cual haces pasar todo antes de entender si es de la verdad o de la ilusión, supone instalar algo que a la larga no es útil. La idea es tomar esos principios y recibir el sentir de los mismos, de tal manera que tu mente adquiera entonces esa cierta comprensión general acerca de cómo manejarse a la hora de hacer pruebas sobre la verdad frente a la ilusión.

¿Entonces estás diciendo que, cuando nos enfrentemos con la elección de involucrarnos en situaciones de protesta, de combate contra el daño del medio ambiente o contra las armas nucleares…, estás diciendo que en realidad hemos fabricado esas situaciones con nuestras percepciones, y que solo podemos deshacerlas cambiando nuestra mentalidad y reconociéndolas como ilusiones?

De nuevo ten en mente que la ilusión es la manera distorsionada en que percibes lo que es la Creación. La ilusión es tu creación errónea, y recubre la realidad y la claridad tal y como son expresadas y extendidas a través de la Mente de Dios. No hay nada más que perfección y verdad resonando en la Mente de Dios. Aquello que no se contemple o que no se reconozca como perfección y como verdad, ha sido percibido erróneamente como una ilusión de la verdad. Y lo que te aliento a hacer es a corregir esta percepción.

Sería igualmente falso que te dijera que a mucha gente no le resultaría útil combatir una ilusión que ellos han fabricado. La manera en que cada individuo combate, por así decirlo, la ilusión de su creación, depende de cuál es el camino que le va a conducir, más fácil y claramente, a llevar su atención hacia la realidad de lo que está sucediendo. Al final, tal y como hemos comentado justo ahora, solo hay un modo de cambiar la ilusión, que es cambiar tu percepción de la misma. Ese cambio procede solo del cambio en tu mentalidad. Mi sugerencia entonces sería que tú no te preocuparas con ningún procedimiento fabricado por otros, a la manera o estilo en que ellos hayan decidido combatir su ilusión. Si lo hicieras, eso mantendría a tu mente en un estado de juicio y haría que tu atención se apartara del camino que es el tuyo, que es tu propio modo de cambiar la manera en que piensas sobre tu ilusión.

¿Dirías entonces que, de acuerdo al proceso de Despertar, lo mejor y lo más elevado que podemos hacer es contemplar simplemente esos asuntos como una ilusión, y no involucrarnos en ellos?

La mejor y más elevada manera para ti puede ser muy diferente de la de otro. Te aconsejaría que no establecieras lo que podría llamarse un “dogma” sobre el proceso del Despertar. Por favor, recuerda que hay tantos caminos hacia Dios como seres que lo buscan. Para saber cuál es el bueno para ti, aprende a preguntar.

2 Respuestas a “VI.1 Liberarse de la ilusión. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Gracias, es un texto maravilloso. ¡Qué claridad!

    Se te escaparon dos “aes” , con una es suficiente.

    “Y lo que te animo a hacer es a corregir esta percepción.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: