10p. La vía del corazón. Lección 10. Preguntas y respuestas. Jeshua – Jayem (sobre el uso de la astrología; sobre el simbolismo de la cruz; sobre las iniciaciones)   1 comment

Ir a descargar
(El anterior audio contiene tanto esta sección de preguntas como la lección completa.)

imagen corazón en círculo[- Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
– En diciembre 2015 empecé una revisión de la traducción de este primer libro de La Vía (que he tardado o tardaré pocas semanas en terminar).
– Aunque la traducción había quedado bastante bien, aún había algunas cosas más o menos claramente mejorables en cuanto a la transmisión del significado del texto en inglés (dentro de que el objetivo es fundamentalmente transmitir el sentido lo mejor posible).
– Para ver el PDF entero actualizado ver el índice enlazado arriba, punto 6 (y la carpeta con todos los textos en Google-Drive que también enlazo en el índice)]

Lección 10. Preguntas y respuestas

Pregunta: ¿podrías comentar algo sobre la importancia de nuestras cartas natales y las diferentes influencias y energías que conllevan los tránsitos en astrología?

Respuesta: tal y como hemos comentado antes, es apropiado decir que el alma elige entrar en un campo de energía que tenga un cierto sabor reconocible por ella. Y ese sabor es la matriz de vibraciones que constituye el campo de energía de la creación dentro de la dimensión en que estés entrando en el momento de tu nacimiento.

Nada ocurre por accidente. Y esos niños que retrasan su nacimiento, o que lo aceleran, están simplemente intentando, por así decirlo, llegar a la “estación de tren” antes de que el tren se vaya. No quieren llegar ni demasiado tarde ni demasiado pronto, porque ya han decidido en qué “vagón” van a sentarse. ¿Y por qué? Al hacer eso, crean para sí mismos un cierto sabor, una cierta esfera de energía, una cierta matriz creativa, ciertos campos de energías que configuran las situaciones de aprendizaje dentro de su propia consciencia. Y entonces atraen las situaciones, los amigos, las relaciones que puedan expresar —tal y como lo podrías decir— la plena inundación de aquellas energías que el alma está eligiendo explorar, y con las que está eligiendo jugar, para al fin dominarlas.

En realidad no es tan complejo como parece. Es muy, muy simple. El peligro está en que la mente contemple intelectualmente esas matrices, esos campos de energía, esos sabores, y crea que el poder está en ellos. Eso sería como si de repente un carpintero alucinara, y al mirar su martillo y su mesa de trabajo se sentara a esperar que el martillo y la sierra construyeran la casa.

Acepta esas herramientas, esas cualidades que constituyen tu ser, y que incluso influyen en cómo los genes del cuerpo generan energía, en cómo se digiere el alimento, en todas las preferencias, gustos y aversiones. Y comienza a ver esas cosas como simbólicas:

¿Qué energías estoy eligiendo experimentar?
¿Por qué odio tanto el campo y amo tanto la ciudad?
¿Por qué amo la nieve y odio el sol?
¿Por qué amo el sol y odio la nieve?

Se trata de energías, de matrices, campos, cajones de arena donde estás jugando. Pero tu papel, tu meta es trascender y dominar esas energías y no ser dominado por ellas, no esperar a que ellas te dicten a ti las elecciones que harás.

Venir a este mundo y dominar este mundo significa abrazar todas las matrices, los campos de energía, que danzan y juegan entre ellos, y que crean ese enrejado de relaciones del que hemos hablado antes. Es aprender esas cosas, cultivar una consciencia sobre cómo funcionan, para que puedas dominar y dirigirlas, más que lo contrario: que te dominen y dirijan a ti.

Y finalmente, la maestría se consigue cuando has perfeccionado los regalos que aparentemente te vienen dictados por tu carta. Y entonces, la trasciendes completamente, descansando en esa mente que para siempre trasciende toda manifestación. Pues, a quienes usen el lenguaje de la astrología, la ventana de la astrología, les podríamos decir que fueran muy, muy cuidadosos. ¿Estáis dirigiéndoos a vuestro entendimiento intelectual por el poder que creéis que está ahí, y estáis dándole el poder a tal entendimiento? ¿O meramente os permitís a vosotros mismos ver ciertos patrones, obtener un sabor de ciertas posibilidades, de ciertas inclinaciones, de modo tal que podáis llevar consciencia a todas estas cosas y refinar así vuestro dominio sobre ellas?

Díctale los efectos a tu carta astrológica. No permitas que ella te dicte los efectos que experimentas.

Pregunta: recientemente vi el corazón de un amigo con mi ojo interior. Y el símbolo fue una bella Cruz de Luz. Me gustaría que comentaras algo sobre la simbología de la cruz.

Respuesta: de nuevo, como hemos dicho muchas veces, la cruz simboliza lo siguiente: el eje vertical simboliza la unión de Creador y Creado, de la eternidad descendiendo a la Creación o al tiempo. El eje horizontal representa la extensión en ambas direcciones; esto es, aquello que comprende todo el tiempo —el pasado, el futuro. El plano horizontal es el plano de la Tierra, el plano del espacio y del tiempo, el plano de la manifestación creada. El eje vertical representa también la vía de ascensión o de apartar tu atención del eje horizontal, para así poder acceder a la guía del Confortador, a la Mente de Dios, en Sí Misma. Y para poder llevar esa Luz, esa visión, esa Verdad, hacia abajo, hacia el Corazón donde pueda ser extendida tan lejos como lejos se encuentra el este del oeste —para unir la eternidad y las cosas del tiempo. Y para poder así transformar todo eso que ha parecido estar aprisionando al espacio y al tiempo.

Entonces podrías entender que, al mirar a tu amigo y ver la cruz, eso significa que este ha comenzado a despertar a aquella consciencia. Y en esta consciencia no se trata de sobrevivir inconscientemente, con lo cual las cosas del plano horizontal te estarían dictando tus reacciones y elecciones. Sino que se trata más bien de ir hacia adentro, calmadamente, para recibir visión y guía, y entonces, aprender a traducir estas en el plano horizontal.

Esta cruz es también el símbolo de la Consciencia Crística, que es exactamente Esa Mente que está comprometida y dedicada no ya a salir de la creación hacia algún abismo sin forma, sino más bien a acceder a la Mente de Dios, al Amor de Dios, para hacerlo descender y llevarlo a la mente —a la mente humana, el cuerpo humano— para poder extenderlo, para crear de forma diferente… no de una forma temerosa, no bajo la forma de la supervivencia, sino de una manera basada en la revelación, la visión y la disposición a recibir los perfectamente ilimitados Pensamientos de Dios, y así extenderlos.

Puedes comenzar a mirar a cualquiera de esa manera. Simplemente sintonízate con su corazón, que es el núcleo de su patrón vibratorio esencial. Y simplemente pregunta,

Y bien, Espíritu Santo, ¿está la Cruz de Luz despierta en él? ¿Y si es así, en qué grado?

Y te darás cuenta que puedes llegar a ver esto rápidamente. Y entonces sabrás con quién gastar tu energía y con quién no. Y no lo harás a partir del juicio, sino desde el reconocimiento de que no puedes colocar tú la Cruz ahí por tu cuenta. Solo puedes aprender a reconocer dónde ha despertado en otros. Y esos son los seres con los que quieres danzar, por así decirlo, como hermanos y hermanas en este plano. ¿Tiene sentido para ti?

Respuesta: sí.

Pregunta: ¿puedes hablar sobre las iniciaciones, y sobre atravesarlas y entonces volver a hallar unas energías similares que se presentan a sí mismas de nuevo, pero en un nivel diferente de la espiral?

Respuesta: querido amigo, ya has dicho todo lo que necesita ser dicho. Las iniciaciones son esas experiencias que no puedes configurar formalmente por adelantado. Puedes tener el compromiso, la intención, la dedicación a despertar, sanar y concebir el Cristo. Y entonces, permites que el Espíritu Santo cuide de los detalles. Esos detalles se convierten, a veces, en ventanas, en portales, en iniciaciones.

Empleando un ejemplo muy simple, imagina que alguien está sentado a los pies de un maestro, aprendiendo el gran arte de la meditación profunda. Entonces, un día el maestro le dice,

Ah, por cierto, necesito que vueles desde los Himalayas a Nueva York para entregar allí una carta. ¿Te importaría?

No hay problema.

Y el estudiante toma la carta y sube al avión tras pasarse 16 años en la cueva de los Himalayas —y va a Nueva York. Tiempo de iniciación. ¿Podrá el estudiante recurrir a lo que haya aprendido para poder estar en paz en este nuevo mundo? ¿Mmm?

Ahora bien, es muy cierto que el proceso por el cual te permites a ti mismo despertar a la realidad de que la ascensión es algo ya zanjado, te conduce a través de la espiral del tiempo y a través de dimensiones y de mundos. Y así, a menudo regresarás para experimentar energías similares a las ya antes experimentadas. Pero ahora, eres diferente. Hay más de ti que puede abrazar aquellas energías que se presentan ante ti. La iniciación se da porque las viejas energías que ya se presentaron a sí mismas una vez, tuvieron un cierto efecto, y lo primero que despertarán en tu consciencia es ese viejo efecto, como un recuerdo.

La iniciación conlleva entonces esto: ¿querrás reconocer que eres libre, libre para elegir de forma diferente, o permitirás que la vieja asociación, que el viejo recuerdo te dicte tu elección de la percepción y del comportamiento? Cuando el viejo recuerdo, el viejo patrón reactivo, sea lo que te dicte tu elección, habrás fracasado en tu iniciación. Y cuando fracasas en un curso, lo repites.

Mas, cuando miras y dices,

Oh, he aquí esas energías de nuevo. Solía mostrarme muy sentencioso con esto. Solía huir. Esta vez voy a quedarme. Voy a respirar. Voy a usar esto como una oportunidad para enseñar solo Amor, para extender el perdón, sea cual sea la lección. Porque aquí dispongo de más de mí mismo, y estoy a salvo para poder virar y abrazar lo que una vez me venció.

Entonces puede que no cortes todo el tronco de una vez. O puede que sí. Puede que te baste. Y sabrás que te basta porque la próxima vez que subas por esta espiral y el mundo te presente esa vieja energía, la atravesarás. Y no habrá un patrón reactivo, ninguno. Simplemente mirarás y dirás,

Oh, sí, ya he estado ahí antes. Y ahora ya me aburre.

El nuevo patrón simplemente guiará tus pasos —el patrón del perdón, del Amor, de encontrarte en paz, sin importar lo que el mundo parezca estar haciendo. Si alguien está proyectando sobre ti, mientras que antes podrías haber tenido miedo, ahora, tú, al regresar (teniendo éxito en tu iniciación), cuando él proyecta esas cosas sobre ti, tú meramente te detienes y ves a través de la ilusión de la consciencia en que tu hermano o hermana esté viviendo. Y ves el Cristo en ellos. Y calladamente los bendices, para poder bendecirte a ti mismo.

El tiempo es pues, en su totalidad, un asunto de iniciaciones. ¿Sientes que con esto ya basta?

Respuesta: ajá. Gracias. Se acabaron las preguntas.

Jeshua: ¡mmm! Ya veremos. Recuerda, querido amigo, que hay un lugar en ti que ya contiene toda respuesta. Y llegará un día en que confíes tanto, que ya no te interesará gastar el tiempo preguntándome. Y me refiero a las cuestiones que preguntarías para ti mismo, y no a las planteadas para otros.

Y así, con esto, permitiremos que vuestros cuerpos tengan su descanso, luego los reuniremos, y continuaremos.

Amén.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “10p. La vía del corazón. Lección 10. Preguntas y respuestas. Jeshua – Jayem (sobre el uso de la astrología; sobre el simbolismo de la cruz; sobre las iniciaciones)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. ” ¡los problemas que percibes como cotidianos solo están ahí porque no te colocas en este lugar de paz y reconoces quien tú Eres!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: