Invitación al curso de amor en el 2015 (tres primeros días de comentarios, con el Preludio)   2 comments

imagen corazón en círculoFeliz día y año.

Tenemos por delante al menos los siguientes tres días para empezar -si queremos- con el Preludio de Un curso de amor —tenemos un grupo de whatsapp también, por si alguien puede seguir también los comentarios por el tfn móvil (y también en facebook, etc.).

En la página de índices (punto 5) podemos acceder al PDF del primer libro completo, y a los enlaces de los capítulos por separado.

Vamos a intentar leer el curso completo despacio y con atención plena, a mínimo tres días por capítulo.

Leemos en quietud, observando dónde cambia o se nos acelera la respiración… y lo que se nos venga a la “cabeza”… y jugando a la práctica que nos aquiete, antes de leer.

Y si queremos, nos ayudamos de un “cuaderno sagrado”, y de un pequeño “momento sagrado” que quizá podemos variar a lo largo del día —sin hacerlo tampoco muy ritual—, para ayudarnos a sentir sin reaccionar todo lo que llegue.

Podemos querer decir las cosas a nuestra manera (incluso tachando en el libro si por ejemplo lo hemos imprimido y encuadernado)… y apuntarlas… o anotar algunas frases… las ideas que más nos toquen… para ver en el tiempo si ese sentir crece o se transforma…

A continuación van citas y comentarios (a veces solo citas, sin comentarios).

«P.3 El yo separado o ego no aprende. Aunque el ego haya recibido muchos cursos y muchas enseñanzas, no ha aprendido, sino que se ha sentido meramente amenazado. El espíritu no necesita un curso de amor. Si el ego no puede aprender y el espíritu no necesita hacerlo, ¿para quién es entonces este curso y cualquier otro semejante? Aprender nuestra verdadera identidad, la identidad del Ser, del Yo que es capaz de aprender, es algo que toda persona debe hacer. ¿Puede acaso el ego aprenderlo? Nunca. ¿Acaso el espíritu lo necesita? No. ¿Para quién es, entonces, este curso?

P.4 Esta es una pregunta elemental que no ha sido contestada adecuadamente en Un curso de milagros. Como un curso de milagros carece de sentido para el ego y es innecesario para el espíritu, no tendría público si estos dos fuesen los únicos estados que existiesen. […]»

¡Lo que nos vamos a reír!… cuando deshagamos eso que nunca existió (quizá algunas ya lo “tenéis”).

Lo que nos reiremos… con la frase del P41 que cito abajo… (cada vez más… también mientras llegamos, en esta ilusión del “despertar progresivo”… al mundo “sin objetivos” y “sin objetos”):

«Es como si dijeras: no voy a abrir los ojos hasta que alguien me pruebe que estos verán cuando estén abiertos. Te quedas sentado esperando pruebas en la oscuridad, en una oscuridad que solo tu propia luz disipará»

Ahí, cual “niños” enfadados… porque las cosas no son como debían ser… niños dirigidos ya por una mente separada del corazón… la mente del ego… que luego a toro pasado dice que quería que las cosas fueran así o asá… y se monta cada vez más la bola de nieve del amadísimo “TIEMPO”…

Con esas justificaciones de los sentimientos, con esas interpretaciones que hacemos de lo que sentimos… que a veces nos abruma mucho cuando somos pequeños… que queremos comprender a toda costa y nos inventamos la historia de nuestro sacrosanto “yo”… esas historias que inventamos a toro pasado… con las que volvemos a sellar nuestro cuerpo mental… el egoico… con las que se vuelven a marcar, a moldear, “desde pequeños”… nuestras vidas como vidas “de un ego”…

Ahí nos las vemos… con los ojotes bien cerrados y agurruñaos… gritando que alguien nos saque de una situación donde solo tendríamos que abrir los ojos y ya está… gritando y gritando que alguien nos demuestre (¡nos lo deben!) que, cuando los abramos, vamos a ver algo…

¡Qué buena imagen da la voz aquí!

Lo dice todo de una sentada rápida:
— que ahora no vemos…
— y que solo debido a ese nuestro “solipsismo” enfurruñado… solo por él, nos alejamos ese Todo que es nuestra herencia como seres del “cielo”…, y no como seres creados en fantasías por la tierra… esta tierra de nuestros sueños —pesadillas de sufrimiento, separación y muerte.

Así que ante todo, con todo esto lo que paradójicamente hacemos es intentar dejar de pensar.

Así que cuidado.
Nos vale solo si hay cierta “progresión”, y cierto gusto…, si sirve para reforzar la realidad de que vamos a actuar desde la unidad… sin miedo.. con inocencia de la buena.
Lo cuenta muy bien la misma Mari Perron, la escriba de este nuevo curso de milagros, en el prefacio escrito por el editor, cuando la cita, al hablar del contraste entre las dos atmósferas.

Aunque en la atmósfera de la unidad vamos a poder seguir pareciendo sensatos a veces 🙂 … o parecer que pensamos…

A veces parece muy difícil dejar de pensar cuando vienen cambios interiores perceptivos grandes, como al que se nos invita muy explícitamente en este primer libro, más adelante…
Entonces, nos podemos refugiar en nuestras maneras propias de “no pensar”… para no soltar ese “yo” al que tanto miedo le da que le lleven del estado de oruga al de “mariposa”.

Y cada vez que leamos, “hay que” hacer un cierto antiesfuerzo imaginativo… antes que leer por leer… pues primero recordamos lo que se dice al principio:

que “pedimos” que todo el universo esté leyendo/sintiendo con nosotros cuando hacemos esto que hacemos en nuestros momentos mas o menos “sagrados” con el curso u otras formas de “la verdad”…
Esto bien se merece una respiración tranquila.

Acordémonos de que, si nos aburrimos de un capítulo, podemos repasar:
– “Aprender en el tiempo de Cristo” ( la primera parte de este texto, donde habla de como empezar a leer)
– la introducción de la propia voz
– ese prefacio de Glenn que enlacé arriba, donde se cita a Mari hablando de su experiencia.
… y respirar…
y los anteriores capítulos.

 

Anuncios

Publicado 2 enero, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , ,

2 Respuestas a “Invitación al curso de amor en el 2015 (tres primeros días de comentarios, con el Preludio)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Gracias Ivan….si me gusta seguir con un Curso de Amor…..

    • gracias,
      pues puedes hacerlo por guasap o por facebook más diariamente; si tienes de esas cosas a mano.

      Y ya sabes, cada capítulo durará al menos tres días. Hoy fue el segundo día del Preludio.

      El poder de la repetición es inmenso 🙂

      Ya sabes, cada día son nuevos regalos, si repetimos e integramos… si “lo respiramos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: