Nuestros siguientes tres días con UCDA: el tercer capítulo   2 comments

imagen corazón en círculo[Anterior entrada donde vamos comentando algo sobre este proceso]

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc.

En estos días de leer el tercer capítulo de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas cosas en el grupo de whatsapp, al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el tfn móvil (y también en facebook, etc.).

A veces no traslado aquí muchos de los comentarios intermedios, que hay entre los comentarios más largos.

A:

Ahora os doy un nuevo motivo para debatir… Esta tarde en la asociación hubo una charla, y al final alguien pidió que se explicara qué era el ego según el curso de milagros. MA contesto que era el miedo, y dentro de eso demonios etc… Yo dije que es un sistema de pensamiento ni bueno ni malo, que nos sirve para experimentar… Y MA dijo, ¿pero qué venimos a experimentar?  Yo dije que el miedo, porque si no, cómo vamos a poder experimentar lo físico … Que somos una extensión de dios experimentando … Y MA dice que venimos a experimentar el amor… Aquí os dejo el debate que me parece más que interesante. Porque yo pienso que el amor visto con nuestros ojos no es amor de la esencia, sino el creado por nuestras creencias… Y entonces, si sí venimos a experimentar el amor de dios… ¿cómo es eso? Si no sabemos ni lo que es realmente amor… El amor se nos presenta siempre después de soltar el miedo, pero antes hay que experimentar el miedo para saber qué es el amor de dios, y cuando esto lo veamos, ya no nos hace falta más experimentar, porque habremos vuelto a casa…

I:

jo qué bien os lo pasáis 🙂 . Tengo que ir a poner orden algún día. O tenemos que ir todos…

Que ya veréis cómo nos va a urgir aún mas…, con este curso de amor…, esa “necesidad” de cultivar en grupo el ser espacial que somos… a ver si lo hacemos a carcajada limpia… el cultivo de las energías elevadísimas…  y del espacio amplísimo… que no es de este mundo… sino que todo lo abraza… lo acepta todo…

Esa discusión “teológica” no es ninguna discusión…  ¿no? Pues todo es así… es las dos cosas a la vez… El amor se realiza siendo lo que es… y si se puede decir algo de él sería eso… que abraza todo, confía en todo, acepta todo…

Así que nosotros claramente hemos elegido echar semillas de separación-miedo… “para” experimentar eso… y los ciclos de la Creación simplemente incluyen todas estas revelaciones… estas llamadas de vuelta a casa, con explicaciones cada vez más precisas sobre nuestro verdadero ser… y en lo cual este curso de amor es casi el colofón, digamos… para los que venimos de UCDM.

El curso de milagros habla así, como habla… porque entre otras cosas sería un maravilloso recurso desesperado para darle patada definitiva al ego y reforzar la elección contraria… para emprender el camino de vuelta en un planeta especialmente loco… ya que”estamos” en un planeta de experimentación quizá especialmente “disfuncional”… 🙂 … una realidad extrema cuya “salvación” es… mmm.. de aquella manera… pues requiere medidas extremas…

Ya lo decía la voz de UCDM:
– prisa en el Cielo…
– ninguna teología es la solución, y ucdm tiene una estructura, aunque mínima… “teológica”.

Así que una cosa sería el que hayamos elegido experimentar eso… y otra cosa el que, como Espíritu, tuviéramos alguna idea de las consecuencias… de cómo iban a ser estas… (que no podíamos conocer)…

A:

Nada de discusión más bien compartir jiji.

¡Todo esta dentro del todo! Amor, miedo, etc…., y con todo experimentamos, pero más bien el amor de dios no lo experimentamos si no que lo somos, y el ego lo experimentamos… ¿no es así?

I:

Es como dices… pero esto lo vamos a sentir en UCDA muy plenamente… enormemente… pues se nos va a contar que Dios se conoce a través de nuestras aventuras…

Dios-Amor que es puro abrazo… pues el abrazo tiene que ejercer sobre algo.

Vamos a seguir muy lentos, que la recogida será mejor… y todos quizá lo necesitamos… sentir, respirar cada invitación a deshacer cada concepto… aunque ya va a decir que, si entregamos plenamente un concepto, caerán todos como en el dominó…

Pues en la entrega total de un solo concepto debe ser que conseguiríamos entregar plenamente a ese “yo” que se lo quiso inventar todo para tapar a su Ser Real…
Mucho de esto supongo qe ya lo hemos comentado… lo habremos hablado… visto en otros lados… pero de poco a poco hay que sentirlo…, para que todas nuestras células hayan integrado esa realidad (la de que en el fondo somos “Dios”). Todo va a estar tan claro… Para eso está UCDA… para invitar a ir convenciendo hasta a la mas mínima célula de los dedos de los pies… sobre ello.

MA:

Quería comentaros sobre la conversación de A con respecto a lo que venimos  a experimentar aquí en la tierra.

Yo he escuchado muchas veces, y he leído en algunos libros, que venimos a experimentar o a aprender a este mundo; pero en la mayoría de los casos no explicaban qué veníamos a experimentar. Y, cuando escuchaba o leía alguna explicación, no terminaba de resonar conmigo. Así que mi búsqueda continuaba…, hasta encontrar lo que me convenciera realmente.
Y un día caí en la cuenta de que lo que realmente estaba buscando era a Dios.

Así que finalmente me llegó la respuesta de lo que venimos a experimentar, y lo comprendí con el libro UCDM, y posteriormente con UCDA. Os digo lo que he comprendido:

Hemos venido a experimentar el Amor pero separados de nuestro Padre. Y lo que hemos experimentado es el miedo y todas sus caras, ¡que son millones!

La experiencia del miedo surge a consecuencia de nuestro pensamiento de separación, pero no es el motivo por el que estamos aquí, en un mundo que no existe. La lección que venimos a aprender es que es imposible que experimentemos el Amor separados del Padre. Separados de la Unidad, separados de cualquiera de nuestros hermanos.

En 1. UCDA dice:
1.15 “Para esto has hecho el mundo: para probar tu existencia separada en un mundo apartado de tu creador. Ese mundo no existe. Y tú no existes separado de tu creador. Tu anhelo de amor te lo dice. Es la prueba que no reconoces.”

Al separarnos de nuestro Creador nos olvidamos de quienes somos, nos olvidamos de nuestra Identidad en Unión al Padre.

“Hemos estado ausentes demasiado tiempo y ya no queremos seguir demorándonos más aquí. ” UCDM- L-193-11.3

Eso es todo.
Así que a pasarlo bien en Unidad con nuestro Padre, ¡y con toda la Creación!

I:

MA, y el amor sería nuestro ser real, como sabemos… un ser de conocimiento, siempre preservado más allá de  toda experiencia, y con el cual las experiencias van a hacer algo, de todas maneras.. algo con ese ser no creado por nosotros… con el que jugamos a desentendernos de él.

Somos la pintura de amor, el bote de pintura/amor… el pincel/amor… y una unidad en el Ser con el Pintor/Pintora… con el que dibujamos las formas… para expresar la gloria del Padre-Madre-Pintor 🙂 … aunque luego “pensemos raro” y se nos olvide en comandita lo qe hacemos… etc.

Si seguimos lento con los tres libros del curso ya veremos cómo se profundiza ese reconocimiento que tuviste, MA.

M.

En respuesta a todas las conversaciones que ayer se desarrollaron:

2.14. ¿Que otra respuesta nos queda salvo que no ves la realidad tal como es? ¿Que beneficio te produce ver incorrectamente? ¿ Cual es el riesgo de ver de nuevo?¿Que seria un mundo sin miseria sino el cielo?

A:

Yo sigo pensando que somos Amor Puro, esencia de Dios, y que venimos a experimentar el miedo para saber lo que no somos… Ahí se queda, para el que le resuene; y ahora a seguir con la lección de hoy.

M:

Y una vez que sabes esto, ¿para qué me voy a vivir como lo que no soy? Utilizando la palabra de I, ¿es sensato experimentar la pequeñez, si mi verdadera identidad es la grandeza?

I:

El curso dijo algo así por ahora: estamos para unirnos con “el Cristo en ti”, en el corazón… el que sabe lo que es ser Dios en forma humana. Venimos a esparcir la gloria que es Dios… aprendiendo en unidad más allá del esfuerzo.

A:

¡Eso me gusta! Y si lo miramos al revés, sería lo mismo, ¿pues para qué quiero esparcir la gloria aquí, en forma humana, si ya lo soy todo, si ya soy la grandeza? ¡Por qué venir a experimentar el amor donde no existe, si ya lo tenía todo! Ya soy Amor puro, para qué necesito experimentar lo que ya soy.

M:

Tu voluntad es sagrada, siempre, ni Dios va en contra de tu voluntad.

A:

Pues eso, lo que yo diga va a misa 🙂 . ¿Recordáis el cuento del almita?, que fue ella la que quiso experimentar lo que era no ser luz…

M:

¡Ya lo sé corazón! Y como si no lo fuera, estamos acompañándonos.

I:

Lo que ya somos no se puede experimentar… el amor se es… el amor es… es ese Conocimiento del que hablaba UCDM… que también aquí se retoma un poco, en ese sentido, de esa palabra…

M:

Siempre es nuestra decisión A, yo ya estoy aburrida de experimentarme como lo que no soy, y está todo perfecto; el que quiera seguir metido en el mundo, perfectamente respetable. En definitiva no pasa nada, está todo perfecto.

Mientras estés en el sueño y según estas enseñanzas, las vas a experimentar.
No es mi interpretación lo que escribo.

I:

para empezar, solo para empezar, el curso nos decía eso sobre el Cristo en ti… que no es experimentar a Dios solamente…
sino la reunión de nosotros con la semilla-cristal que sabe lo que es ser Dios en forma humana.

Pongámoslo en guiones, y luego en siglas: ser-dios-en-forma-humana. SDFH.
Todos tenemos “razón”.

Y M, acuérdate de que cuando eres lo que eres, no hay ni la posibilidad de decir “el que quiera seguir metido en…”… pues en teoría ese  “seguir” no tendrá sentido…. y si acaso lo pronunciaríamos como en un juego… y verías a todo el mundo en tu/su estado real…

A:

Siii, eso digo M, que experimentamos lo que no somos… Y una vez conscientes aquí de lo que somos empezamos a experimentar ser Dios en forma humana, para volver a casa.

I:

pero esto se resolverá  despacito en el curso, ¡totalmente! Respiremos hermanas 🙂

M:

Yo lo entrego, porque es mi percepción.
A toda idea que me agarre se cristalizará.

A:

Cada uno lo que le dicté el corazón es lo perfecto.

I:

Está totalmente resuelto… Seguro que ya habéis sentido alguna vez la innecesariedad de hablar de nada… pues eso mismo lo sentiremos… pero habiendo resuelto además este no-problema… y resuelto del todo del todísimo… 🙂
… es para eso UCDA.

Nos vamos a “sentir Dios” con todas las de la ley… y todas las letras y los espacios… y lo vamos a poder “contar”, plenamente convencidos, con una mente guiada por el corazón, y con el lenguaje nuevo que abre la puerta explícitamente a un mundo nuevo… dominando muy bien todo este “problema”… más allá de las palabras, pero plenamente convencidos de lo que estamos hablando ahora…

Este cap. 3 trata del conflicto, de cómo sin duda aquí unimos máximo dolor al máximo amor… y cosas así.

voy a poner luego los párrafos donde habla de esa asociación entre dolor y amor… y sobre cómo queremos conservar el dolor… conservándolo quizá en tanto que una ofrenda para la fuente de ese dolor… que indirectamente es el amor… pues no existe nada más que amor… – realmente no hay nada más.

Quiero poner esos párrafos en inglés también… por si alguien quiere o puede corregir algo… ya que ahora somos tantos (¡gracias!)… y ya que 3.19 y 3.20 son claramente mejorables, aunque se entiendan.

Fijaos que tenemos que hablar personalmente de cómo nuestra vida es un inconsciente entregar y conservar, en el altar del corazón… todos los dolores-amores. Podemos releer las entradas de blog que contienen parte de los chats y “confesiones” anteriores… para quizá jugar a interpretar todas las historias en esa clave….

Somos seres heridos que buscan entregar regalos… sin del todo sentirse ellos un regalo… y sin sentir todo como un regalo…
Así que ahora todas castigadas a respirar… introspectivamente… para inspirarse a contar a nuestro diario… y un poco a nosotros si acaso…. como es que nuestra vida es un “diálogo” de sacrificio hecho para conservar/atesorar dolores para nuestra fuente… que no los ve así… aunqe en el fondo le sirvan cualitativamente (que no cuantitativamente… pero que le servirán porque a nosotros nos habrían servido… y Ella es unidad con nosotros… la Madre-Padre de este universo).

Vi:

Humm, qué precioso debate; estoy completamente de acuerdo en pensamiento con M y A. Os amo.

I:

Con esto del dolor, el sentimentalismo, y el amor asociado al dolor… tenemos mucho de lo que “hablar”… asociado a nuestras experiencias… ¿Qué es el sentimentalismo? ¿Es lo contrario a tener una auténtica ternura por nosotros mismos?

Pongo aquí esos parrafos, 19 y 20, que dije… en inglés, por si alguien puede y le apetece sugerir algún cambio… aunque el sentido lo hemos hablado arriba… y creo que el texto lo deja muy claro en la versión que tenemos:

«What pain has your heart endured that it has failed to treasure for its source? It’s source is love, and what greater proof need you of love’s strength? Such pain as your heart endured would surely be a knife to cut through tissue, a blow that to the brain would stop all functioning, an attack on the cells far greater than any cancer. The pain of love, so treasured that it cannot be let go, can and does attack the tissue, brain and cells. And then you call it illness and allow the body to let you down, still and always holding love unto yourself.

» Must pain accompany love and loss? Is this the price you pay, you ask, for opening up your heart? And yet, should you be asked if you would have other than the love you would not answer yes. What else is worth such cost, such suffering, so many tears? What else would you not  let go when pain comes near, as a hand would drop a burning ember? What other pain would you hold closely, a grief not to be given up? What other pain would you be so unwilling to sacrifice?»

P:

3.19 [•••] “El dolor del amor, tan preciado que no puede ser soltado, puede atacar, y de hecho lo hace, los tejidos, el cerebro y las células. Y luego lo llamas enfermedad, y permites que el cuerpo te haga decaer, todavía y siempre reteniendo el amor para ti mismo”. Ese “retener” me resuena tanto… durante tantos años retuve el amor hacia los demás, especialmente hacia mis padres, esperando que ellos me diesen “su amor”.

Yo me negaba a reconocer que tuviese amor para compartir porque (pobrecito de mí) nunca me habían querido.
Ahora siento que el Amor, siendo Eso lo que soy, duele al ser negado (“no tengo amor para dar”), retenido (“tú no mereces mi amor”), negociado (“te amaré en la medida en la que cumplas mis expectativas”).

¿Cómo no iba a dolerme negar lo que Soy, dejar de compartir lo que Soy, regatear con lo que Soy? Por razón de lo que Soy puedo jugar a la separación, a la enfermedad y a la muerte, y todo ello sigue siendo amado. El dolor, tal como yo lo he vivido, resultó ser una llamada al Amor. Todo sufrimiento tiene un límite, gracias a Dios.

I:

Entonces, ya no solo en la vida de una misma/o… sino en la de otros… quizá hemos comprobado ya mucho cómo es que esas retenciones están asociadas a nuestro: “no perdón” de nosotros mismos…

Aunque aquí aún no hemos hablado del famoso perdón… y luego hay un capítulo que complementará todo… aunque sea un tema muy trillado… pero para enfocarlo quizá desde otro punto de vista.

Aquí UCDA ya ha comentado, en el preludio, una fórmula que nos acompañará siempre: actuar en base a “lo que nosotros creemos ser… frente a lo que Dios SABE que somos” (P.18).

Actuamos en base al ídolo de la percepción / interpretación / pasado…

Nos vamos a convencer, pues, con un nuevo curso, y ójala nueva relación con el ángel del aire…
nos vamos a convencer de que tenemos que “dejar ir” las interpretaciones que tenemos en la mente… sobre lo que significan los “hechos” pasados… por las cuales interpretaciones no nos dejamos seguir adelante.. no “perdonábamos” “lo que nos hicieron” o lo que hicimos…

P:

Soltar la interpretación del pasado para que el amor lo resignifique, dejándolo ir, ¡qué bueno!

I:

qué curioso que casi todo el mundo tenga cosas con “los padres”.

Claro, lo que nuestra mente ha “atraído” vibratoriamente de forma más profunda… es lo que da ese  resultado (“familia”) que creemos no haber elegido conscientemente… y que no lo hemos hecho obviamente con esta consciencia…

Pero la forma del ambiente y las energías del espacio donde nacimos reflejarán de alguna forma lo que tenemos más profundamente enterrado… aunque luego no haya “karma”, y todo es según cómo lo miramos.

Pero bueno, :),  dejo de pensar… y contemplaré el cap. 3… y compartiremos sentires estos días.

A:

La gente más querida y cercana es la que te muestra el trabajo a realizar… ¡O sea, la familia!

I:

no veas el bloqueo de expresar que hay hacia mi abuela… todas las hijas suyas… y el de mi abuela…

y pensar que, aunque estas personas mueran… los símbolos que son las abuelas y abuelos y bisabuelos… siguen ejerciendo esa representación que tan ilusoriamente no nos permite expresar lo que sí somos…

Vaya papelones creamos en Unidad.

A:

¡Ya lo creo! Y los que más nos afectan más nos cuesta soltar.

I:

como dice el capítulo 3: formas, incluyendo “formas mentales”… ordenadas solo según lo que signifiquen “para mí”… para uno mismo… significando retención.

A:

Así es..

I:

Una gran cosa es la represión de los sentires…

De pequeños es natural “odiar” a los padres, de alguna manera, porque nos estamos diferenciando… para ser quienes somos… ya que el amor es ante todo libertad… Y entonces, los padres reflejan a veces nuestro “no permitirnos sentir”…

Son “tóxicos” cuando se toman personalmente el que un niño pequeño exprese cosas… o siquiera la idea de que las pudiera expresar, decir… Así que la propia “inmadurez” se va propagando.. “inmadurez emocional”…

Y por eso a veces, como bien decía Corbera, se necesita gritar a los cuatro vientos lo de: “¡odio a mi madre/padre!”, pues si no, no podemos encontrar el “oro” de amor que hay siempre “detrás” de todo sentir…

Claro.

Así que celebremos 🙂 :

¡ODIO A MIS PADRES!

jajaja

Aunque no haya conocido conscientemente a mi padre biológico…

¡Odio a mi madre por haberse quedado acojonada de “madre soltera” con mi abuela… en esa época de moralina (nací en el 74)!  jajaja

Y es que no hay pecado… reconocemos el sentir… y estando en paz con él… ya, cuando sea…, seremos el amor que hay detrás…

Así que ¡¡¡ODIAMOS A GUSTO!!!!

A:

Jajaja, qué bien, ¡así lo sueltas!

I:

esto aún lo tengo que gritar… y aún no he ido al campo a ello.

A:

Como tú bien dices, yo odiaba a mi padre de pequeña.. De hecho, hoy no tengo relación con él.
Pero entendí que no supo hacerlo mejor, ni siquiera se quiere él mismo…
Con lo cual, no hay nada por lo que odiar.

I:

hay que decirlo siempre personalizando: “yo odio a”… Nada de insultar… pues eso no significa nada… y nos “mata”, pues debe prolongar la deshonestidad… Esto seguro que lo practica así P, con sus gentes.

I:

Pero A, ese “con lo cual no hay nada por lo que odiar”… sabes que tiene que ser muy sentido… pues en cuanto lo hagas solo “mental”… entonces nada.

Sí que tenías mucha razón en sentir ese odio. Eso era tu ser… era amor…

El hecho de no expresarlo… es lo que distorsiona… a la manera del ambiente y sus propias distorsiones…

Así que siempre hay “razón para sentir”… pues somos un ser de eso, de sentir.

Los terapeutas establecen creo que una distinción, y que se dirá de muchas maneras en tantísimas “escuelas” magníficas que hay…, distinción entre…:

– validar tu odio.
– justificarlo.

Como decía UCDM… no hay que justificar la ira…  pero hay que validarla al máximo… pues es nosotros… ya que solo hay Unidad, y solo hay amor…y todo.se crea desde ahi y el sentir…

Qué fácil es que los ambientes sean “tóxicos”… y qué sencillo parece a veces crear una “civilización” que sí supiera en general jugar bien con las emociones.

A:

Sí.

P:

Tal como supones, I, me suelo encontrar en consulta con personas que rezuman un gran odio hacia la madre, el padre, o quien sea, y son incapaces de admitírselo; por lo tanto son incapaces de sentirlo, de tomar conciencia de esa emoción retenida, negada.

Eso es lo que Enric denomina la emoción oculta.

Es una energía que no circula, a la que no se da curso, porque la juzgas en base a programas mentales del pasado (“yo no debería sentir lo que siento”, “si siento odio soy mala persona”, etc.).

No hay nada más liberador que soltar el tapón y dejar que la emoción salga… es decir, dejarla ir. Justo a continuación hay una resignificación de la situación, y el amor vuelve a estar disponible.

La justificación mental de “ya sé que no es la otra persona, ella es mi espejo, no supo hacerlo mejor, bla…bla…bla” suele ser el obstáculo más difícil de salvar.

Uno mismo sabe cuándo está siendo honesto consigo mismo y cuándo no.

No puede ser corregido un error de percepción que no admito tener. Es la gran diferencia entre “Responsabilidad” y “culpabilidad” que tanto confunde.

Cuando me hago responsable de mis errores (siempre son de percepción), estoy dispuesto a mirarlos para que sean corregidos. Si me siento culpable de mis errores, no quiero mirarlos (la culpa me lo impide porque los utiliza como pruebas de mi indignidad y pecaminosidad), y por tanto estoy condenado a repetirlos una y otra vez.

Hasta que elija de nuevo.

El transgeneracional sería una manifestación de esa repetición.

Y sí… yo no solo odié, sino que maté (simbólicamente) a mi padre y a mi madre, incendiado en una ira que jamás creí que se pudiese sentir. Antes llevaba toda mi vida protegiéndome de sentir eso, porque tenía miedo de convertirme en mi padre. Pensaba que me destruiría y que haría mucho daño a los demás. Cuando la ira se quedó sin combustible (la quemé a puñetazos contra un cojín, insultos y babas saliendo de mi boca), sentí una paz que nunca antes había experimentado. Y supe que todo estaba bien. Y me entró la risa.

Todos éramos inocentes. Ellos y yo.

La ira sigue apareciendo, claro, pero ya no es negada. A veces la curso de una manera y a veces de otra. A veces me siento culpable y a veces no. En fin…

I:

Maravilloso me viene tu constatación personal… pues justo hablaba de esto también con alguien ahora que creo que está en pleno “tapón”…, aquí en Madrid (sintiendo fuerte cosas… pero como convenciéndose de no sentirlo del todo… como no terminando de sentir… igual que como yo debo estar también en parte).

P:

Sucederá, te lo aseguro. Cuando sabes que quieres hacerlo, que quieres mirar en ese rincón oscuro que tanto miedo da, se acaba presentando la situación que te permite hacerlo. Es como si la vida te dijese: “¿Estas preparado? ¿En serio? Veamos… Yo te acompaño, cógeme de la mano y no te sueltes hasta que pase ¿vale?”.
¡Ánimo y fuera tapón!

I:

entonces, ¿interpretarías que eso que atesoramos… para nuestra fuente… eso de lo que habla el curso en esos dos párrafos…  es la maniobra de ese tapón del que has hablado?

Amor retenido en distorsiones…… sacrificio de ser las máscaras, y de no ser quienes realmente somos…

Mantenimiento de máscaras durante la vida… para seguir con el mismo estilo de retener… de atesorar, taponar…

Pronto hablará literalmente de retención el mismo librito con el que andamos.

P:

Si no fuese por los “tapones”, por las retenciones del flujo, ¿dónde podría apoyarse la máscara de lo que no soy?

Cuando dejamos ir, el flujo se restablece… hasta el siguiente tapón. Pero ese restablecimiento del flujo, de dejar ser lo que es, es maravilloso cada vez que sucede. La primera vez que me ocurrió llegué a pensar que eso era la iluminación. Hasta que se volvió a apagar la luz porque un nuevo tapón me impedía verla… Y vuelta a empezar… o mejor dicho… a continuar.

I:

Es el concepto de plenitud, de estar enteros…
de niños estamos potencialmente más enteros… más enterados de que podríamos sentirnos plenos, enteros…

Pero de niños no nos permitimos y está mal visto expresarlo todo, inocentemente, porque los padres tienen lo suyo… y nuestros padres suelen ser tan tontos como nosotros, por lo normal (están igual de heridos por no haberse dejado ser a sí mismos quienes realmente son)…
Somos tan tontos… que cuando un niño dice “te odio” creemos que en él está hablando un adulto… y no un mero niño jugando inocente con todo el espectro del sentir…

¡¡¡VIVA EL ODIO!!!

TODO ES DE DIOS…
SOLO EL AMOR ES REAL.

¡Por eso somos perfectos sintiendo todo el espectro!

¡Bien!

Seguro que no hay un espectáculo cósmico más tonto o ridículo que un adulto usando un niño para sentirse herido… para reforzar su tontería de niñoadulto herido.
Qué buenas imágenes que atesoramos 🙂 ya aquí… que habéis escrito hoy y otros días…
¡gracias!

Taponcitos para poder apoyar las máscaras que retienen, taponan, el libre fluir…

P:

Sí, es uno de los espectáculos más patéticos, es un interminable “tú la llevas” transgeneracional. Ha llegado la hora de detener la cadena, de ser un eslabón de la cadena de retorno (Expiación). De volver a reconocernos como niños inocentes, jugando a la pequeñez.

I:

Y por cierto, la otra “discusión”, que era más teológica, digamos… a cuento de poder diferenciar entre la experiencia y Dios… es algo que me da rabia… pues de verdad que a eso llegaremos…

Esa discusión está pidiendo a gritos tener un concepto más complejo de Dios… otra “teología”…

Os aseguro que allá vamos…  en parte por eso están estos otros cursos…

Llegaremos, pero de una forma que exigirá que se llene de experiencias – esa maniobra conceptual -, que harán que no sea nunca papel mojado… y que nunca se vaya a por ejemplo poder discutir sobre ello.

Esta “otra” teología os aseguro que la vamos a poder sentir primero como un sentir profundo adentro… pues el curso de amor va a dirigirnos a eso, a sentir de muchas maneras y perfectamente bien la necesidad de conceptos más vívidos y más vividos de Dios… más  complejos, por decirlo de algún modo.

Y luego cuando acabemos… quien quiera seguir encontrará que en el Libro de Urantia se dan los “pelos y señales”… pues por ejemplo se le pone nombre a la “parte” de Dios que, de cierto modo, se “construye” con nuestra experiencia.

Eso servirá por ejemplo de colofón perdonador de toda la religión y las teologías… y de toda la “lucha” humana que se engloba en el famoso 🙂 tema de los valores, en sentido “espiritual-ético”…

Vivimos en una era increíble.

M.

Yo siento mucho agradecimiento hacia mis padres y amor

Y sí que he tenido épocas de mucho enojo,
Y que desde acá lo veo ahora muy caótico.

Pero siento paz cuando miro para atras, los veo de una manera nueva

I:

Sí, solo hay amor. Todo sentir es un regalo.
Lo único son las relaciones especiales… que se encuentran ilusoriamente en la mente.

El único “problema” es ese… que creemos que hay alguna relación aparte de la que tenemos con cómo nos sentimos… por así decirlo.
Todo el jaleo son puritas ilusiones, más tontas que nada… pues no hay más que una relación… un sentir… y todo lo demás es un “mirar para otro lado”… que es como no hacer nada.

Todo lo que no es paz y amor de luz… es mirar para otro lado… para hacernos los listillos… tirándonos en la papelera de reciclaje de las inexistentes relaciones especiales.

AT:

Os he estado leyendo a trozos esta tarde, porque no tenía tiempo para concentrarme; y andaba diciendo que vaya causalidad el tema de los padres.

Y yo a ver si tengo un rato y escribo, pero ahora que he leído todo con calma ya no siento tanta necesidad de contar. Sólo diré así muy esquemático que justo hoy me ha escrito mi padre en el colofón del drama así de romper toda la familia conmigo, de echar unas cuantas toneladas de culpabilidad, y “debe ser que te he hecho tanto daño para que me hagas esto”, y etcéteras en la misma línea.

Y yo, que soy tan inocente que creo que no me va afectar ya a “estas alturas”, con lo que llevo yo ya vivido…. Y así estoy en el insomnio, al darle vueltas con una ansiedad considerable.

Me ha servido muy mucho lo que habéis escrito, la verdad.

Lo que ha pasado es que después de unos años bastante traumáticos en general para toda mi familia, pero en especial para mí por un divorcio chungo con hija pequeña de por medio. Años en los que yo como he podido pues he echo mi “proceso terapéutico” y estaba a otras cosas… llegan estas navidades en las que ya estoy tranquila y feliz y …PAM… se me monta el aquelarre familiar por una aparente tontería… en plan que no nos vamos a ver ya nunca … siendo mi hija su única nieta y sobrina… en fin…

Así que a ratos me siento culpable y una desagradecida sin misericordia ni compasión, y en otros ratos siento que cada uno por su camino y Dios en el de todos…

Pero bueno, como decíais hoy… que viva el odio!
(Que nadie se despierte con este mensaje noctámbulo)
Y que muchas gracias por lo escrito.

G:

Un abrazo AT, que Dios ilumine tu camino.

AT:

Muchas gracias. Tú debes estar a la otra orilla del océano, ¿verdad?

I:

A ver si con suerte atraviesas el tapón que sea… AT… y se acaban los akelarres tras haberte podido reír a gusto de esa “tu creación”.

Fijaos como insiste e insiste tanto en el aprendizaje en este cap. 3.

Pues dice que hacemos que el nuevo aprendizaje dependa del antiguo… ya que no somos capaces de, paradójicamente, separarnos radicalmente de nuestra antigua manera de aprender… para que pueda acabar toda separación… para que deje de surtir efecto nuestra profunda creencia en la separación.

Qué curioso que, para borrar la separación, debemos separarnos radicalmente de algo, de nuestro anterior concepto sobre “aprender”.

Nos dice en 3.11 qe sometemos lo que no se puede comparar a lo que sí… hacemos que algo que no se puede comparar, dependa de lo comparable.

M:

Estuvo trasnochadito el wasap.. .a veces ver escrito lo que nos pasa, nos ubica en donde estamos. Aclaro que a mí me gusta escribir, y ver plasmado en el papel; ahí quietito me permite verlo detenido, y que no me vaya a buscar soluciones mentales.

AT:

A ver si es verdad que nos reímos, I.
Dices que para borrar la separación nos tenemos que separar radicalmente de algo, no sé si te estabas refiriendo a otra cosa, pero justo siento eso a veces como extraño. Que estando más en el corazón te tengas que separar de alguien así de una manera que aparentemente es tan desamorosa.

I:

Fíjate que, pese a que la muerte “no existe”, en la ilusión sería un caso extremo de lo que estás comentando justo ahora. La de gente que se habrá separado estando “más en el corazón”… separándose ilusoriamente de las imágenes proyectadas de los “seres queridos”…

Nosotros mismos, nuestra alma futura, lo habrá experimentado mucho quizá.

Quizá es bueno leer los últimos párrafos de este cap.3 teniendo este “caso” en mente, el de “la muerte”.

MA:

¡Hola!
Nos hemos separado mentalmente de nuestra Fuente Amor, y como ya hemos experimentado todo tipo de sufrimiento por ese pensamiento de creernos separados… ahora decidimos a empezar a despejar los obstáculos para re-unirnos nuevamente a la Fuente de Amor.
Ya tenemos la experiencia de separación, y ya no  necesitaremos experimentarla por mucho mas tiempo.
Ahora nos toca experimentar la unidad con la Fuente de Amor aquí, en el mundo. A disfrutar de la felicidad, ¡para ver el Cielo en la 🌏!

I:

 Un acertijo… que va sobre una cosa que nos va a cambiar, a lo largo del curso… que nos va a hacer cambiar mucho..  la forma de expresar lo que acaba de decir MA:

¿Qué hay en nuestra experiencia que sea lo más lo más parecido a la “esencia” de Dios…: de Dios como algo invulnerable y que no cambia?

Más pistas:

Fijaos que, si Dios en esencia no cambia… y sin embargo si Dios sí que debe “tener” una especie de “parte” suya…, que “crece” en experiencia (pues nosotros somos uno con Dios)…  ¿qué hay “aquí” que más se le parezca, y que no sea material?

G:

Qué difícil acertijo, I.

Para mí, lo más parecido que he encontrado a la esencia de Dios, sería el silencio interior.

I:

Ah, y no vale responder “el amor”, que eso es muy fácil 🙂 … ya que hay algo muy humano que en cierto sentido es “antes”

O:

Buenas tardes familia.

I:

otra pista:

un nombre que define algo que no es amor, y que define eso que habéis sentido cuando en un sueño -o durante vigilia- se os ha presentado alguien muy conocido pero ya muerto (abuelos, etc).

O:

I… La Esencia/Consciencia que ya Somos, y que siempre hemos sido y Seremos.

I:

Es una palabra que se refiere a algo que habéis sentido de ese “familiar” o lo que fuera… y la habéis sentido tanto o más presente que “en vida”, cuando decimos que estaba vivo/a.
Un nombre muy “humano” para eso, O, porfa.

O:

Mi madre 🙂 . Voy por otro lado.

O:

¿más pistas?

I:

otra pista: en realidad es lo contrario del ego, pero no lo parece.

O:

jajajaja….voy a enderezar la marcha.

G:

Jajaja, que buena trivia.
Mmm lo contrario del ego… El YO con mayúsculas, el Ser, el Cristo.

I:

me refería a una palabra tabú pero que creo que va a ser esencial “perdonarla” 🙂 :

ES:
“PERSONALIDAD”

O:

GRACIAS… la pista de que se me presenta en sueños…. generó un tapón… ahora sí.

I:

con el curso de milagros y cosas así, mucha gente hemos caído en “matar” la personalidad, cosa esta que no tiene nada que ver con “deshacer el ego”.

La esencia de ese Yo, del que hablabais es… “personalidad”, sea lo que esto sea.

O:

jo…. ¿sabes cuántos años de lucha y guerra interior matando la personalidad?

I:

Este curso y su “resurrección” no tienen que ver con otra cosa que con esto mismo. Esto es tan importante en esta era de borreguismo que tenemos… 🙂

O:

Hasta que con UCDM empecé a soltar y entender… GRACIAS.

I:

qué bien que no usaste UCDM para hacer esa maniobra.

O:

Cierto 🙂 , UCDM me dio entendimiento, y me liberé de la lucha, ya que lo único que hacía era reforzarla y mantenerme en el círculo vicioso de culpa-castigo.

I:

aunque el “borreguismo” es perfecto… y necesario… sin embargo, en una “era” donde se suma un “alto potencial destructivo”… y un estado de las cosas “espirituales” prácticamente “primitivo”… es peligroso este lujo de ser los borregos que solemos o solíamos ser, quizás.

O:

solíamos, por favor 🙂

I:

aunque lo real no pueda ser amenazado…

G:

Y nada irreal existe. Buen recordatorio.

I:

No me gustan los acertijos… pero el tema lo merecía… quizá.

P:

¿La personalidad como algo invulnerable y que no cambia, como la representación de la esencia? Creo que no lo acabo de ver, I.
¿A qué te refieres?

I:

piensa quizá en que, haga lo que haga una persona, hay una “energía” que reconoces… a través de las múltiples experiencias cambiantes… de las muchas etapas y ocupaciones… Piensa que en esa presencia hay algo invariable…

Eso lo puedes llamar alma, “Yo”… pero quizá no nos gusta llamarlo “la personalidad” simplemente porque vivimos un tiempo de “miedo al yo”… de “odio al yo”… y el ego no se deshace odiando o temiendo al yo… sino, parece, con la libre expresión de quien realmente somos… de “la personalidad”.

¿No te acuerdas quizá de esa sensación en el colegio, cuando era tan increíble la percepción de la variedad de personalidades, de esos pequeñajos que éramos?

O quizá hayas sentido la presencia personal de algún antepasado o familiar… que se siente tan presente como nunca antes en un sueño… o incluso despierto… aunque haya muerto, repentinamente quizá.

A veces, una vez “muerta”, la personalidad se hace más fuertemente presente, aunque sea por un momento, y aunque haya pasado mucho tiempo.

Yo me acuerdo de estar en el colegio maravillándome con esas diferencias… y comentándolo con un compañero.
La personalidad parece un diamante en bruto… y el Cristo en nosotros en realidad debe ser también algo así como la potencialidad de unión (y preservación perfecta) de ese diamante con esa “esencia de Dios”, esa que tenemos ahí dentro también…, como voluntad pura…

M:

Tampoco capto lo que quietes expresar.

P:

Yo no tengo recuerdo de haber vivido una experiencia con respecto a la “personalidad” de un familiar o ancestro como la que explicas.

A esa “energía” inmutable, siempre presente, a la que creo que te refieres, yo la llamo “Conciencia” o “Presencia”. Al final son conceptos para expresar ” Eso” que no cambia.

Lo que yo he entendido hasta ahora por “Personalidad”, y no deja de ser un concepto, un símbolo… es el conjunto de actitudes y aptitudes con el que me interrelaciono con el entorno, por explicarlo de algún modo. Pero eso no es inmutable, se nutre de experiencias, de las influencias del entorno, y, si nos ponemos, de la herencia genética, transgeneracional, astrológica, etc.

No sé si, quizás, esa personalidad, cuando está en manos del ego, podamos llegar a confundirla con él, ya que la usa para sus fines (separación, victimización, etc.) y , en cambio, puesta al servicio de la otra Voz, puede llegar a manifestar al Hijo de Dios como hijo del hombre, de una forma única en todo el universo.

¿Sería considerar a la personalidad como interfaz de la esencia (cielo) manifestada en la tierra?

M:

No sé, mas símbolos… ¿no es más simple?
Me resuena pasar, y si hay algo que se me tenga que aclarar…, se hará.

A:

Yo creo que la personalidad (alma) es algo que reconocemos y que nunca cambia dentro de nosotros, es la que nos guía y que reconocemos como lo mejor de nosotros mismos; esa luz que nunca muere, y nunca hace daño, porque es nuestra esencia, a la que recurrimos cuando nos sentimos mal, y siempre se mantiene firme y segura… Por explicarlo de alguna manera.
¡Y es lo que se queda energéticamente cuando nos vamos del plano físico! No se sí me expliqué bien…

I:

Nos iremos aclarando. Va a ser muy bonito, porque la “impersonalidad” a la que parecemos aludir cuando hablamos de la Presencia, el Yo, etc., muchas veces podría parecer que no va a realzar nuestra personalidad… que va a ir en detrimento de la personalidad… cuando es lo contrario…
Y sí que la realza… mientras se deshace el ego.

Dentro de un tiempo tenemos uno de los libritos del curso dedicado justo a esto. Quizá queráis hojearlo mientras a la vez vamos despacio con lo que vamos (hoy segundo dia del cap. 3).

No metamos más símbolos-palabras, por ahora… es cierto…
Archivaré esto como siempre en el blog… y ya veremos qué bien podremos completarlo quizá…, por ejemplo lo que acaban de decir A y P.

Y no es una mera cuestión de palabras… pues las creencias que mostramos al hablar… son muy importantes… y como sabéis, “crean”…
En lo que hemos dicho ahora, hay cosas muy ricas y que se ensamblarán solas… ¡yupi!

P:

Esperaremos entones… Sigamos despacito,  en espera de que todo se muestre en su debido momento.

AT:

Me ha encantado esta charla sobre la personalidad. Me suena, I, al día aquel que me hablabas de las singularidades, que tampoco entendí mucho.
Yo tiendo a ponerme un poco cartesiano como Pedro, aunque enseguida me freno, porque la máquina aristotélica me suena a cacharro estropeao.
Supongo que estamos en este proceso para transitar no a otros conceptos sino a otras formas de categorizar, no sé.
Yo mientras disfruto por si acaso.
Porque con las categorías con las que nos solemos mover, pues no se podría hablar de una especie de parte de algo que es unidad, simplicísima e inmutable.
A no ser que hablemos como los católicos, del misterio de la Trinidad.
Ves,  ya me he puesto viejuna.

I:

Vamos a “perdonar” e integrar de lo lindo todas estas partes viejunas de nuestras “almas”. Va a quedar todo como ya dije, muy muy claro. Y así nos perdonaremos… y sin complejos seremos quienes somos…

Todo en paralelo… nuestro sentir… y nuestro renovador cambio en la manera de decir las cosas… deberán ir en paralelo a “ver un mundo nuevo”.

De todas maneras, AT, ya intuirás que, aparte de que la “trinidad” sería una cosa “más vieja” que el mismo universo… la palabra o la revelación de ese asunto, esa realidad, tendrá seguramente varios cientos de miles de años de más vida o “antigüedad” en la Tierra… que esto del “catolicismo”.

AT:

Desde luego… pero de momento no me llega la memoria… Sí, iba a decir que es percepción mía y luego me ha dado la risa por la redundancia… la forma de pensar “clásica” es para mi una vieja forma de pensar… quería decir.

I:

En este capítulo 3, por si nos quedaban dudas, aquí vuelve a contar esto tan “esotérico”, sin más adornos:

«3.10 […] Todo lo que ha sido manifestado en tu mundo fue concebido primero en la mente. Sin embargo, aunque sabes que esto es cierto, continúas creyendo que tú eres el efecto y no la causa. Esto se debe en parte a tu concepto de la mente….»

M:

Voy a contar un poquito como viví este “proceso”. Al principio UCDM me descolocó mucho; después lo entendí como una ley de la atracción, jajaja; y ahora es recordar una y otra vez que no tengo que hacer nada, que el plan ya esta escrito, que solo no tengo que interferir con mis planes.
El plan de Dios ya es, es solo mi capricho el que en apariencia me hace sufrir y permanecer en un círculo, igual que la peli “el día de la marmota”. Y ver cosas donde no las hay.

I:

¿Sigue sonando a “sentimentalismo” este final?  ¿El “sentimentalismo” es lo que más consigue definir eso de que “creemos que amor y dolor tienen que ir juntos”?:

«3.21 […] ¿Qué otra cosa valoras más? [que el amor]

» 3.22 Tus pensamientos pueden conducirte a una docena de respuestas ahora mismo, y para algunos serían más, para otros menos, según la tenacidad de los pensamientos que, conducidos por el ego, querrían interponer la lógica en el camino del amor. Algunos otros pueden usar sus pensamientos de manera distinta y proclamar que eligen el amor y no el dolor cuando en realidad lo que eligen es la seguridad a expensas del amor. Nadie aquí cree que pueda tener el uno sin el otro, y así, se vive temiendo al amor, al mismo tiempo que es deseado por encima de todas las cosas.»

Parece que se nos empieza a invitar, aquí, a que abramos el corazón a lo bestia… y a que no nos importe el dolor 🙂 … pues “no hay dolor”… que como nadie nos puede hacer nada desde fuera… no en realidad… como toda experiencia es percepción-interpretación… nuestra… entonces… no hay dolor.

A:

Nada sin dolor.
¿Vamos a “aprender”que “somos amor” sin comparar entre dolores? ¿Cuando nos hayamos identificado plenamente con el amor que es igual a la libertad… nos reiremos sanamente de todas las veces mas o menos “cómicas” en que reemplazábamos el amor por la seguridad?

¿No habría habido evolución de este planeta, de las “civilizaciones”… sin ese reemplazo? ¿Y entonces, sin evolución… ya todo sería cielo… servicio directo a “Dios”?

Pues las convenciones sociales nos hacen quizá estas dos cosas aparentemente antagónicas:
– a veces hacen que podamos encontrar un amor más profundo…
– y a veces nos permiten justificar que nos amarguemos la vida a nosotros mismos.

AT:

Pues no sé si es sentimentalismo, pero justo esos últimos párrafos me confunden un poco.

¿Por qué es amor cuando causa tanto dolor? Confusión quizá entre amor sentimiento y amor como nuestra esencia.
Y también, ¿no sería aplicable al dolor lo que hablábamos el otro día del odio?
UCDM dice si no recuerdo mal que todo placer es un dolor, cosa que no sé si capto bien lo que significa.
Entonces ese “no hay dolor” significa también algo así como no hay placer.
¿Placer/dolor es entonces una distinción del juicio? Quiero decir, ¿que no es algo primario como las emociones?

Mi:

Yo creo que solo hay dos cosas… amor y miedo… Y al miedo le podemos poner todos los sustantivos atributos.. problemas, Angustias… etc., tanto lo bueno como lo malo, porque al fin y al cabo es nuestro sueño nuestro-juego, es nuestra invención, y solo existe el amor…

I:

Es paradójico, sí.

Al retener y crear “tapones”, quizá diríamos que perdemos “sentimental/nostálgicamente” la esencia del amor… :  que es fluir/libertad… y, a la vez, lo “honramos”…, lo honramos “sacrificándonos” en esa retención.

Este “no dejarnos fluir”… podríamos complementarlo con lo que se decía en UCDM, cap.2-7… sobre el conflicto, la tensión que nos da cuando hay conflicto entre lo que queremos hacer y lo que realmente hacemos… cosa que se “soluciona” aceptando aquel famoso objetivo unificado/coherente de “paz”… Así que para salir de las inercias… parece que solo podemos hacerlo con paz. Pero, ¿qué hay de la “valentía” de ya no prestarse a mas retenciones…, retenciones tanto del amor(=libertad) hacia uno mismo… como del amor(=libertad) hacia “los demás”?

Prepararnos mentalmente (reconciliarnos mentalmente) antes de hacer nada… aunque pensemos que lo que hacemos no nos da paz… aunque tengamos ahora claro que no es algo que quisiéramos repetir eternamente…
Pero “pidiendo unidad”…

AT:

¿Puedes por favor poner un ejemplo de esa retención de amor?

I:

Vale. Pero aunque no vamos a “mezclar” cursos… miremos esto, quizás: ahí decía, UCDM, (a ver qué opináis), que el miedo siempre es signo de tensión, que surge de la contradicción entre lo que hacemos y lo que queremos…, entre hacer y querer.

Así que nos decía que actuáramos sobre lo que pensamos…
Y ahora emprendemos, con UCDA, otra vuelta de tuerca completa, para reforzar todo en ese sentido… para no inventarnos ni “aprender” nuestro “ser personal”.

M:

De estos últimos puntos del cap. 3 de UCDA, me queda que el amor que aparentemente conocemos es el amor del mundo, basado en la experiencia pasada y un juicio de si hemos recibido mucho o poco.

I:

Pues sí.

Acordémonos quizá de que el “amor puro” destruiría automáticamente el cuerpo.

Sobre lo del ejemplo, que decía AT:

un ejemplo de eso quizá lo puso A., uno de su vida… cuando se retenía ella a sí misma en un grupo… donde claramente no quería estar… pues le obligaba a “callarse la verdad”.

Eso esta archivado en el siguiente enlace, en cuanto comienzan los diálogos, no las dos primeras transcripciones en cursiva:

https://unplandivino.net/2015/01/05/ucda-c1/

Un ejemplo claro de retención y amor como dolor, se ve de forma pura a veces en las personas muy mayores… pues supongo que no es exclusivo de mi abuela.

Resulta que ella recibió una carta preciosa de un nuevo cura de una de sus parroquias.
En ella se hablaba de forma muy personal sobre la conversión de este joven cura, que se convirtió a eso desde ser ingeniero, y tener “buena vida”.

Resulta que mi abuela me decía que sintió algo muy raro… y lo expresaba como en una muestra de dolor / sorpresa…

Era como que tenía que rechazarlo… y esa carta que tanto le intrigaba acabó por ahí hace poco medio perdida…, pues se la llevó a dejarla y a enseñarla al cura de otra parroquia que no es la del que se la envió… así como para intentar perderla de vista… pero a la vez también para compartirla (sobre ella yo le decía lo típico, cosas “de libro”: del estilo lo que hablamos por aquí… o lo clásico que sabéis… que Dios nos llama con muchas excusas… a todos por igual, pues no hay nadie inútil para Él en la Vida…)…

Mi abuela, dentro de su bajo de fondo, que es de sacrificio… está abierta a muchos milagros, y los siente… a veces… y más que yo, creo :)… y le suelo apoyar en esa “moción”, en esa interpretación (para eso estoy).

Pero su gran culpa y enorme vergüenza, nos refleja a todos la incapacidad de ser uno mismo y de pedir y relacionarnos… de darnos las relaciones que nos permitan que el Cristo-en-nosotros se revele cada vez más plenamente.

M:

Si lees los últimos puntos del cap. 3, y lees luego los primeros del mismo capítulo, es como que los últimos son las preguntas, los primeros las respuestas. Mejor dicho: la respuesta.

I:

Pues sí, ya ves, M., es tan completito este capítulo… El siguiente sumará muchas cosas.

Es tan “lógico” que el amor duela… pues abrirse a sacar todas nuestras identificaciones con el cuerpo, y sus historias… con tanto valor que habíamos otorgado a eso mismo… Toda esa liberación, lo primero de lo primero que hará… es conseguir que la interpretemos como “pérdida”… y cuanto más viejos seamos a veces parece que es peor… paradójicamente.

Así que estamos “aprendiendo”, a ritmo del “no-plan”… a entregar al verdadero “sacrificio”… a la luz que todo lo disuelve… para no sentir la pérdida… pues veremos “mundo nuevo”… y a algunos/as os tocará incluso “disolver” conscientemente el cuerpo… como habréis visto que algunos “sabios” hicieron.

AT:

Gracias por los ejemplos; no había leído esta parte porque me apunté al grupo más tarde.
Veo en su historia un poco de paralelismo con la que vivo yo ahora de “abandono” de familia.

A:

Yo hice mi listita con lo que más me llamo la atención..

3.2 todo lo que deseas y no puedes aprender ya está logrado… ¿Esto quiere decir que el amor no se puede aprender verdad??
Esta logrado en ti. Es quien tu eres.
3.4 ver de verdad es comenzar a ver lo que no tiene forma  y comenzar a ver lo que no tiene forma es comenzar a comprender lo que tu eres… Amor !!! Jiji
3.6 En la Luz que viene sola a los ojos que ya no ven, encontrarás al Cristo  que mora en ti… Esto quiere decir que cuando dejemos de ver con los ojos físicos estaremos viendo quien somos.
El amor es la luz en la cual desaparece la forma y donde todo lo que es, es visto tal y como es….
Comenzamos a aceptar la demostración que se nos ha dado la demostración de la fortaleza del amor…
Esto quiere decir que todo lo que hemos experimentado desde el dolor y nos llevo al amor no lo miremos como sufrimiento si no como lo fuerte que nos a hecho al encontrar el amor en ello ??

Bueno, estas lecciones y las energías tan fuertes de este año… me tienen muy revuelta , pero consciente de lo que tengo que sanar en mi… Sin sufrimiento y con amor.

I:

Esa fortaleza del amor… no sé si nos hace fuertes… no parece ese el sentido inmediato… tan fuerte el Amor es… que la voz empezaba su curso “anterior” diciendo que el conocimiento-amor no podía ser experimentado directamente ya mismo “en un cuerpo”.

Lo que se ES… está incluso “más allá” de la EXPERIENCIA.

Ánimo, que mañana empezamos con el cap.4… el cual contiene muchas más observaciones -de estas tan interesantes- sobre “el amor”… el dichoso amor… y los líos que nos traemos con él.

Mi:

La Paz me permite escuchar lo que los oídos del cuerpo no pueden oír… invoco el AMOR  en mí… Y… Entonces en esta luz desaparece la forma……

Creo que mi mente controla lo que pienso.

Anuncios

Publicado 11 enero, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Nuestros siguientes tres días con UCDA: el tercer capítulo

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Gracias, graccias.. como  puedo  participar  en  el compatir  con vosotros…?  

          

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: