Nuestros siguientes tres días con UCDA: el cuarto capítulo   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Anterior entrada donde vamos comentando algo sobre este proceso]

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc. Ver el índice de entradas para el texto completo y por capítulos (punto 5).

En estos días de leer el cuarto capítulo de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas cosas en el grupo de whatsapp, al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el tfn móvil (y también en facebook, etc.).

A veces no traslado aquí muchos de los comentarios intermedios, que hay entre los comentarios más largos.

___
_

 

«Crees, por tanto, que el amor es una elección, que es algo que se le da a unos y no a otros.»

I:

¡Ay! 🙂

…Ay dichosas creencias…

En vez de “dejarnos llevar” por el amor… la paz, la alegría… con confianza (¡qué miedo!) imponemos muy a menudo y demasiado artificialmente las “categorías” de la supervivencia:

– “no, primero los hijos”…, y cosas así.

Qué gran tema, el de los hijos.

Estas categorías, estos modos de ser que piensan “evolutivamente”… tienen su función lógica desde siempre… desde hace mucho…, en la “lógica evolutiva”… pero en “nuestro mundo” ahora, en esta “locura”… y en el tiempo que estos cursos rebautizan y llaman “el tiempo de Cristo” (de vivir desde la Unidad/Relación de amor que somos en el fondo)… “necesitaríamos”, como nunca antes, dejar de pensar “en modo supervivencia”… pues parece que todo el poder del “Cielo” nos apoyará :).

Lógicamente, en este tan sensato “pensar para la supervivencia”, parece que se basan las raíces de las “sociedades”.

Pero ahora, como sabemos… nos dijeron desde el mismo “Cielo”… que “el Cielo” tiene mucha prisa para que dejemos de hacerlo todo con esto en mente… con las inercias del “por nuestra cuenta”… es decir, sin “el Cielo”…

Qué bueno que el amor, la paz, la alegría… no serían pues tanto “elecciones”…, como sí serían algo donde “subirse”… algo a aceptar dentro (nuestro ser, no creado por nosotros)… para que nos “guíe” desde dentro de esa “única relación real”…, montados en esa relación “con” nuestro Yo original “de amor”…  -ya que al mismo tiempo este mismo Yo es una Relación en sí…

___
_

El recordatorio general, del primero de nuestros tres días:

Recordamos que, cuando podamos, estamos -más que “leyendo”… estamos aprendiendo a contemplar o respirar los textos… centrándonos en observar la respiración lo más que podamos durante la lectura… para unirnos con la dulzura de ese ángel del aire que, sin nosotros saber cómo, nos respira a la Vida, aunque nos resistamos.

Intentamos conectar la respiración antes de leer… que no se corte… y nos preparamos… sentimos quizá los momentos al final de cada espiración e inspiración… e incluso hacemos la “meditación” que más nos guste… o que encontremos…:

«4.12 Cuando piensas en actuar desde el amor, tus pensamientos sobre este están basados en el sentimentalismo, y por tanto debes desafiarlos. Amar no es ser amable cuando te sientes de mal humor. Amar no es hacer buenas obras de caridad y servicio. Amar no es tirar la lógica por la borda y actuar de un modo alocado, que puede pasar como un modo de estar contento, pero sin poder disfrazarse de alegría.»

Y acordémonos de que viene bien leer lo siguiente -quizá aunque solo sea porque “nos aburrimos” (aparte de “respirar lentamente” un capítulo…, nos viene bien repasar esto):

– “Aprender en el tiempo de Cristo” (la primera parte del texto que se titula así, habla de cómo empezar a leer este curso): http://wp.me/p1xS2c-1ag

– la introducción de la propia voz: http://wp.me/p1xS2c-17f

– el prefacio de Glenn el editor, donde se cita a Mari hablando de su experiencia: http://wp.me/p1xS2c-1aj

… y nos acordamos de observar nuestro respirar y de cómo él por sí solo adquiere dulzura… así como de quizá hojear los anteriores capítulos.

___
_

I:

Sobre esos anhelos de ese ser real que somos, de “solo amor”,… de esos anhelos dice al principio que:

– tanto nos recuerdan que no somos de aquí…
– como a la vez se interponen entre nosotros y “Eso”…

Sobre ello, alguien que comenta a veces en el blog me invitaba a que los comparáramos o asociáramos con las sombras del mito de la caverna.

¿Las “formas” estarían digamos que “salpimentadas” con ese anhelo… y a veces son ese anhelo mismo?

¿Se distribuyen los anhelitos por el río de la Vida, para que recordemos que este va a dar a la eternidad?

Habéis visto, qué bonito… ya que está sacando ya todos los temas de nuestras vidas, uno por uno.

Está claro que el mundo ahora no podría ser llevado tampoco por “jóvenes enamorados”… pero va a ser mucho más habitado ahora por la divina vulnerabilidad de millones de nosotros…, jóvenes o viejos “enamorados” de la Vida.

G:

¡Que así sea I.!

I:

Este amor sin dobleces, inocente… honesto.. del que habla… ya sabéis…: es el resultado del “no sé”…

Así que seguimos experimentando las observaciones que hace la voz en este libro… para ver dónde nos sentimos “heridos”… para ver nuestros “sentimentalismos que parten de deshonestidades”… etc… y seguir observando todo para que se disuelva solito.

A:

Yo tengo que releer, porque ahora mismo estoy integrando jiji.

O:

Como apunta A., aún integrando. ….el capítulo 4 para mí es de una gran profundidad y un wouuuuu lo claro que describe mi relación con el amor, con dar y recibir, con esperar algo, con la búsqueda de yo no sé qué… etc.
Sin palabras… respirando profundo, Presente, y en determinados momentos sin respiración y asombro. GRACIAS. Bendiciones.

I:

¿Habéis visto? Qué bonito habla… pues no se mete contra nadie y un poco “contra” todo…

Y por ejemplo qué bien sale retratado –en la “foto” que hace en el texto de las cosas– “el enamoramiento”…

Va un poco muy suave contra todo, sin en realidad ir “contra”… dando un ejemplo de ese “aprovechar lo que hemos fabricado”…

Va viendo cómo usamos este mundo para apartar lo simple… pues por ejemplo tras enamorarnos nos obcecábamos demasiado en el afuera en vez de fijarnos solo en mantener ese sentir… o tras enfadarnos como “los coléricos” o “enfadados”, por la situación del mundo… no actuábamos con amor para simplemente guiarnos por la alegría más inmediata que quizá tuviera que ver con algún acto paliativo…, y sí nos fijábamos tantísimo en lo que deberían hacer “los demás”… …separados de nosotros…

Siempre la idea y el sentir de separación y miedo haciendo de las suyas… surgiendo rápidamente como el propósito que estaba esperando ahí agazapado… como reacción “inconsciente” ante la única y simple realidad inmediata (Amor)…
… una reacción que a la vez honra el amor, separándolo… y a la vez lo aleja de la más inmediata “unión en el interior” de la que habla al final… para que todo el mundo pueda ver con “la visión de cristo”… para que todo el mundo la pueda ver, esa unión… en lo que hacemos… movidos sin dificultad –movidos sin pensar– por Dios.

Sería muy interesante que pudiéramos decir algunas de estas cosas que de este capítulo con nuestras propias palabras (eso que hemos hecho en el grupo a veces, lo de compartir lo que más nos ha picado del capítulo… está muy bien…)…. esa sensación de herida… que no nos dejaba a veces dar, dar sin pensar de inmediato, automáticamente, que seguramente lo estamos haciendo mal… pues vamos a recibir poco a cambio.

Pero recordamos que, por otro lado, dice que tampoco se trata de un actuar simplemente alocado… insensato.

Así que está hablando del potencial de equilibrio real que nos daría “el Cristo en ti”… más allá de los equilibrismos de este mundo. Nos habla del poder que nos da dejarnos llevar por un “ahora” cada vez más sutil… más allá de las interpretaciones, del “pensar” como primera reacción.

¿Habéis visto qué emocionante? pues ya estamos “todos perdonados” 🙂 pues cada vez que NO nos hemos DADO mucho… era en el fondo porque reconocemos que el Amor vale mucho.

Así que es un curso también “agudo”… para empezar a ver el mundo del derecho… es decir, “posicionados” en el “amor perfecto” que todo lo vincula con ese único hecho de la indestructibilidad de nuestro ser creadores como nuestro Creador-a.

AT:

Pues a mi, cosas como “el amor no es ser amable cuando estar de mal humor” y más observaciones que se hacen en la misma linea, me dejan más tranquila, ahora que me estoy viendo casi obligada a tratar de manera bastante cruda a mis padres y hermanos. Cuando me conecto conmigo, siento que esto está pasando por amor, claro, que si esa es nuestra esencia pues todo pasa efectivamente en el amor. Pero como nos gusta todavía hacer distinciones, veo en esta situación mía un claro potencial liberador, y no como otras situaciones dolorosas que he pasado en la vida, que eran algo así como repetir y repetir el  autocastigo. No se si tiene sentido. Y el potencial liberador no lo veo en el dolor naturalmente, sino más bien en abandonar el pesado tronco que me empeñaba en cargar, como dice el curso en algún momento.
Es verdad que es emocionante, me resulta muy sugerente la manera en que te has referido a la relación con nuestro yo original como única relación y a la ve que ese yo original es una relación en sí.

O:

Buenas tardes.
En mi familia….el tan famosos “sacrifícate por amor a….”; “si realmente me amaras harías…”; “y si no lo haces… qué mala eres “. Me libero de toda carga porque Somos completamente Inocentes. ¡Gracias!

AT:

Así es O., suscribo completamente. Qué bien lo has expresado.

O:

Tu escrito… mi inspiración preciosa.

AT:

Gracias. La verdad es que en mi familia están usando la versión inversa de “qué malos debemos ser para que nos hagas esto…”. Claro, que significa lo mismo, es decir, no significa nada.
Me doy cuenta verdaderamente de que no se dirigen a mí con estas fórmulas, claro, no es comunicación real. Es como si tuvieran una colección de fantasmas delante y estuvieran hablando con ellos. Y luego pienso que hacemos eso continuamente todos, pero bueno, me voy dando cuenta, algo es algo 😀

A:

Mi primera impresión impresionante es cómo describe la vida tal como nos la hemos montado… Me llama la atención cómo dice que separamos el amor del mundo al que llamamos real. Qué cierto… no me había dado cuenta hasta ahora.
Es cierto que está en nuestro interior y que no tiene sentido en este mundo de demencia que hemos creado.
Es cierto y me uno a vosotras… cómo por amor hacemos cosas obligadas, ¡pensando que así no somos egoístas, malas personas! Sobre todo con nuestras parejas, que lo damos todo por amor, incluso por encima de la “razón”.
Cuántas cosas hago yo pensando que es amor, y no tienen nada que ver.
Como dice, el amor está guardado en nuestro interior, donde no miramos casi nunca, porque el exterior nos tiene muy distraídos.
El amor dará lugar a un nuevo mundo…
Y esto no se dará hasta que hagamos una unión juntos en la verdad…
Dios es amor; ahí terminamos de buscar.
Qué creemos que es el amor… dar y recibir…
El sentimiento ahora mismo es que nada de lo que veo es ese amor real del que se habla; solo mirando en mi interior lo encuentro; y veo que en todas las relaciones que tengo de familia, pareja , hijos… etc. ¡no se muestra el amor real! Tela…

I:

Gracias, qué de cosas.

Pues nos va a seguir gustando más; parece que se entiende casi todo bien, en el texto. De todas maneras recordamos que no hay porqué ponerse muy “mentalmente inquisitivos”. Leemos quizá para ir sintiendo libertad.

Cuántos de estos…: “si no haces esto… entonces…”… y “si esto… entonces”…

Fijémonos en el simple armazón lógico (“si esto… entonces lo otro”); es un armazón con el que parece que por lo bajinis queremos darle realidad al tiempo y al mundo… en la falsa vulnerabilidad del sacrificio… antes que devolverle realidad a nuestro Yo creador en relación…
Así que sacrificio constante de ese “Yo”. Esto lo va a tratar más, tarde, muy “divertido”.

Cada vez que estamos en un: “si esto… entonces lo otro”… solemos estar agobiaditos, en la lógica antigua… valorando “mal” el tiempo y el mundo… valorándolos a ellos… en vez de a la Unidad… para así tener más excusas para no “unirnos dentro”.
Así que no nos deprimamos, A., (o sí nos deprimamos 🙂 )… ya que al final el amor no se puede mostrar, no realmente, más que viendo un mundo nuevo/real… Entonces… por ahora milagros…

Aprendiendo a conservar algo de paz-alegría…
A ver si nos podemos reír de esa impresión que captó AT., la de estar ante una corte de fantasmas, porque no podemos comunicar con el corazón…

Y así podemos reirnos de algo aparentemente tan tétrico… pero que de todas maneras “creamos” todos “en unidad”.

A:

Jiji, no sí no me deprimo , al contrario, es que ya no le doy importancia a nada de nada… en el tema relación, a la antigua usanza..
Más bien ahora estoy en sentir mi libertad y que se mueran los feos.

I:

Qué  gracia, una familia entera diciendo: “qué malos debemos ser… para que nos hagas esto”.

Claro, ellos no van a hacer la reflexión… la de… 🙂 :

– somos una “consciencia” enorme, no un cuerpo… insistiendo en sembrar la semilla del pensamiento:

“soy la víctima de algo fuera de mí, ante lo que no tengo ningún control”…

– y claro, para eso tenemos estos mundos-pantalla… para representar a todo color ese pensamiento/sentir de “víctima”…

Claro, como a la familia no la vamos a convencer ahora de que es esa versión de la realidad la que sería “más real” (aunque parece cosa de fe., y no hay dios que se lo crea:)… si no se admite que se está experimentando o constatando…), entonces… solo podemos invitar al amor-espacio, a que mire con nosotros para que podamos sentir eso de que todos aquí nos estamos reflejando la misma decisión… la decisión de plantar la semilla de “soy víctima… e incapaz”… y lindezas de esas.
“Ellos” son nuestro ser, pidiendo clemencia (pidiendo que de cierto modo no creamos que la decisión irreal con consecuencias irreales tiene consecuencias reales en nuestro Yo).

 ¡Qué duro plantarse en estas situaciones… cada día… y poder siquiera acordarse de practicar el “perdón” en plena “crucifixión”!

Pero vamos a replantearlo todo con este otro curso… y respirando mucho, suavemente… llevando al corazón o la barriga todo…, llevando los pensamientos ahí, con la respiración… si podemos… cada pensamiento que nos salga… cada pensamiento que quiera depender solo del mundo… uf.

AT:

Ay, sí, a ver si nos vamos riendo de todo. La risa inocente que lo disuelve todo.

I:

Buenos días en ejpañistán.

Tercer y último día con este tan explícito cap. 4.

Si nos lo permite el caos mental, nos fijamos en cómo la respiración adquiere suavidad por sí sola, cuando nos detenemos…

Quizá forcemos mucho la espiración… quizá vemos que la retenemos… retenemos la salida del aire… no soltando a gusto…

Quizá vemos las pausas… apreciamos una dulzura no vista antes en esos momentos del “umbral”, liminares…, entre inspiración y espiración… entre el final de la espiración y el principio de la entrada del aire…

Es misterioso… hay algo que nos respira hacia la vida… y con respecto a lo cual estamos desunidos… pero que “funciona”, aunque nos resistamos con nuestros patrones… aunque nos resistamos contra la fluidez…

Quizá vemos que forzamos el no inspirar demasiado… y nos damos cuenta que nos “ahogamos” por sistema… aunque en el fondo en el fondo… no es el oxígeno lo que nos da la vida…

Son patrones muy personales de cada cual… que reflejan cosas muy profundas desde nuestra entrada a la vida, en este mundo de abandonos.

Ánimo.

Somos libres de leer o no leer… muy despacio…
ya que el ritmo de aquí, de este grupo, no nos condicionará…:

Por ejemplo podemos dejarlo unas semanas y volver a leer salteado de vez en cuando esto…

El próximo capítulo 5 es tan “bonito” como el 4. Es muy largo también.

Al acabar el 7 haremos una pausa de repaso de tres días… a ver qué nos ayuda a integrar… el ángel del aire.

V:

Este final de capítulo me recuerda algo leído sobre la “respiración”; no respiramos en el pasado, no respiramos en el futuro…, solo respiramos en el momento presente. Que nuestra respiración nos ayude a recordar la no existencia de otro momento…

A:

“El ángel de la respiración”.
El que nos hace integrar el todo y la nada de un mundo irreal y de la verdad de la vida.

¡Bendito sea y bienvenido a nuestros corazones!

M:

¡Buenos días! El otro día Mi. escribió algo así: “creo que mi mente controla lo que pienso”. Es una frase que me ha aparecido una y otra vez en estos días.

I:

¡Gracias!

Jo, M., es increíble esto del control… qué miedo.

Increíble que no estemos ya “iluminados”… al ver esa cosa tan extraña… de la que hablará mas el curso… de que los pensamientos vienen de no se sabe dónde… sin control… y que nunca han estado en el cuerpo…

¿Ese caos o confusión es un cebo para que “piquemos”…, y no cultivemos el sentir de paz cada vez mas profundo?

M.

No sé, a mí me da mucha liviandad esto que escribió Mi., no como un cebo, sino que depende de mi identificación.

I:

Sí.
Pero es curioso nuestro apego a la carencia y escasez…, cuando hay tantas rebajas en el supermercado de los pensamientos… Lo decía por eso, claro :).

A:

¡Pensar que estoy pensando en dejar de pensar ! 🙂

I:

Ay, que ya me volví loco.

Mi:

Buenos días a tod@s..  jjjjj… Controlar quería decir que domino mis pensamientos, y que a veces mi mente se queda sin pensar para escuchar los otros pensamientos, los que salen del alma, los que salen del corazón, como queráis…
Tal vez no me supe explicar bien..

Anuncios

Publicado 15 enero, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: