El uso evolutivo del hecho llamado “fantasma”. Deshaciendo malas lecturas posibles en torno al Libro de Urantia   Leave a comment

imagen corazón en círculoNuestro objetivo será hablar de algo obvio… ya que el hecho de cómo la humanidad ha usado un fenómeno (“fantasmas”)… es independiente de la realidad o irrealidad de ese fenómeno.

El fenómeno “fantasmas”, “espíritus”, lo habríamos usado, el ego humano lo habría usado, para “socializar” el miedo… para justificarlo, proyectarlo en común sobre cierta noción… y así, con este miedo socializado, poder entender y relacionarse con el misterio, con lo desconocido y la casualidad… y así, poder crear la “pre-religión”… la religión evolutiva… y las formas sociales.

Esto no es incompatible con el “hecho en sí”, con los fantasmas como proyecciones de la mente, de esa mente que somos al final en Unidad.

Ese hecho es que “los fantasmas”, en gran medida (los más fantasmales, que no cumplen claramente con misiones “de Luz”)… serían proyecciones “debidas” a ciertos “bucles”, bucles donde la mente se puede quedar algo “encasquillada”… expresando con más o menos “consciencia”, más o menos repetitivamente, algo.

Así que nunca se trata -ni en estos libros ni en ninguno- en el fondo de atacar “creencias falsas” de forma aislada… una a una… pues las creencias fabrican mundo.

Es decir, dicho rápidamente, nunca las “creencias falsas” o erróneas sobre la naturaleza de nuestra realidad son “totalmente falsas”, pues nunca una creencia está aislada ni por tanto es “falsa” ella sola en sus efectos (pues si son “falsas”, lo son todas por igual… empezando por la creencia “Reina” en este nuestro planeta, un planeta que se quiso tan “perdido”: la creencia en que somos el cuerpo).

Hagamos una especie de introducción más general, antes de seguir con el tema “fantasmal” 🙂 .

Vivimos en una época de revelación “religiosa” que es digamos definitiva… a la hora de revelar nuestra realidad (contenida en esa invitación “guinda”, que fue dada en forma de “cursos” por la Voz que habla por Jesús de Nazaret).

Sabemos que estamos proyectando universo (y aunque parezca mentira, cada mente el suyo, aunque todos se parezcan tanto entre sí).

Y sabemos que, de cierta manera, somos uno con ese “Sol” que hay “detrás” de nosotros (dentro), en esa Caverna de Platón que es esta “realidad” irreal.

Y sabemos, pues, que lo que vemos, y eso que parecemos habitar con tanta pasión (cuerpos), no es en principio más que sombra -sombras para ser elevadas por nuestra Reconciliación o Restauración de la Relación, de la “Una-Sola-Relación” que somos con nuestro Creador (Amor), y entre nosotros, en una sola mente.

Así que ahí estamos, en este colofón de la “religión verdadera”, que es un remate de lo empezado a dar hace 2000 años… y que es revelada como culmen de la sabiduría humana posible… de esa sabiduría que nos puede ayudar todavía más a abrirnos por fin a la mejor de las adoraciones interiores… en nuestro propio altar interior… y en esta época tan demencial, que solo parecería que es posible “salvar” a través de “la cruda verdad”.

Ahí estamos, y la dimensión “sueño” de nosotros mismos (el ego), es definitivamente revelada otra vez como fantasmal 🙂 … -esas “formas” que habitamos, como sombras-fantasmas.

Entonces, volvemos al tema de este texto.

Sobre los fantasmas tenemos varias cuestiones que podrían parecer incompatibles, pero que no lo son.

Hoy cualquiera puede muy fácilmente escuchar y visualizar en internet, televisión, etc., algún aspecto del fenómeno “fantasmal”, en un contexto casi completamente fuera de cualquier tradición… enfrentándose simplemente a los “hechos crudos”.

Y tenemos por cierto revelaciones (como la de Seth) que nos explican que, al nosotros estar detrás de la responsabilidad de “crear las formas”… en cierto modo desde nuestras emociones-creencias…, bien podemos por ejemplo estar mandando, sin darnos cuenta, cuerpos de diversos tipos ya mismo, ahora o en sueños, a todo tipo de lugares… dimensiones… debido a anhelos profundos, etc.

En El Libro de Urantia (ELU) se habla de otra forma acerca de “lo fantasmal”*. Solo se subraya el uso “social” que habríamos hecho de esa noción… de esos “espíritus/fantasmas” demasiado “inventados” por la humanidad.

Hay que avisar que ELU utiliza la visión evolutiva del tiempo (aunque ya en nuestra época tenemos claro que de cierto modo “todo es a la vez”)… utiliza esa visión… como un recurso que a su modo es muy eficaz a la hora de “perdonar el mundo” (y de esto hemos hablado un poco aquí).

Ya hemos comentado un poco, al principio de este texto, esta “problemática”: los fantasmas, independientemente de si los humanos “primitivos” se enfrentaban individual y sistemáticamente en sus vidas particulares a este “fenómeno”… los fantasmas fueron usados, nos cuenta ELU, en asociación al miedo que se sentía ante el misterio, la casualidad, la dureza de su “suerte”… etc.

Supongo que es fácil pensar que un humano “primitivo” (es decir, el Ego humano en un estado pre-religioso, anterior a la “verdadera religión”, que es consecuencia de la religión revelada, no solo evolutiva)… un humano que viera algo así de “raro”… lo asociaría rápidamente con sus temores (ignorancia) más profundos… y proyectaría la responsabilidad de lo que le pasaba en su realidad, en su vida, en su contextura (qué bonita palabra 🙂 )… en su contextura emotivo-material… proyectaría todo eso… todo lo que le pasaba sobre esos fenómenos… que pasaban así a ser personalizados “fuera”…

Sus miedos -la responsabilidad sobre ellos- debieron ser proyectados en gran medida sobre el fenómeno “fantasma”**. Y eso se pasaría como tradición.

Y eso crea “sociedad” (tribu), en torno a, dice ELU, una visión del mundo nueva y más amplia, que consistía en:

«1. El deber — las cosas que se deben hacer para mantener a los espíritus en una disposición favorable, o al menos neutral.
2. El derecho — la conducta y las ceremonias correctas destinadas a poner activamente a los espíritus a favor de nuestros intereses personales.
3. La verdad — la comprensión exacta de los espíritus y la actitud correcta hacia ellos, y en consecuencia, hacia la vida y la muerte.» (87:5.11-13)

Así, el problema está siempre no tanto en las cosas en sí… sino en “lo que hacemos y pensamos con las cosas” (por ejemplo con un “fantasma”, encontrado una vez por alguien… un “algo inexplicable”… a lo que pasamos a atribuirle nuestros miedos más profundos… y la capacidad para regularlos).

Y desde esta base llegamos hoy a nuestras sociedades… no completamente liberadas de estas proyecciones supersticiosas…, pues nuestro mundo se basa evolutivamente en ese otro mundo “primitivo” (que usó “como pudo” el fenómeno fantasmal)… y así, ahí tenemos todas nuestras empresas de seguros, seguridades sociales varias… tecnologías informáticas diversas para “asegurarnos” 🙂 , etc., y con las que no nos podemos librar del todo de la “falsedad” de nuestras proyecciones…

Y entonces, el “problema” es cómo nuestro sentir (miedo) nos lleva a inventarnos (mente intelectual-ego-sensitiva… basada en la percepción de nuestro cuerpo lleno de miedo)… a inventarnos… generalizaciones… a inventárnoslas por nuestra cuenta… pero que, aun así, constituyen “progresos”… visiones del mundo “superiores”.

Si nuestra humanidad no asume el amor, por ejemplo gracias a la verdad revelada en estas obras de revelación… y si un número grande de nosotros no se hace Canal para el amor perfecto de Dios sobre el sueño mental que habitamos… vemos entonces que vivimos en una época incierta: pues somos aún “primitivos”, ya que seguimos necesitando proyectar nuestros miedos… y lo que pasa es que ahora tenemos una tecnología que no se sabe adónde puede llevarnos… al tener esa necesidad de proyectar nuestros miedos.

En vez de “cultos tradicionales”… tenemos sobre todo tecnologías, a veces potencialmente muy destructivas o muy “engañosas”…, y que a menudo no podemos abordar con la razón y el corazón, pues las usamos como usaban sus fetiches “los primitivos”.

¿En el lugar de los fantasmas y de los espíritus hemos puesto tecnologías salvadoras?

Una cosa es lo que avance “la razón científica”… y otra el uso social que hacemos de eso y de sus consecuencias tecnológicas… que surgen de nuestros avances en sabiduría instrumental.

¿Qué uso hacemos en tanto que civilización aún no unificada, y “primitiva” en nuestra necesidad de proyectar el miedo?

¿Qué papel cumplen las tecnologías… qué impulso las dirige… y qué papel cumple nuestro “no poder pensarlas” ni sentirlas “con el corazón”?

Nuestros miedos se proyectan masivamente en un ambiente enteramente producido… lleno de artilugios para mediar comunicaciones… etc…, en una tecnología donde a veces depositamos nuestra fe más atávica… a la hora de creer que ella, la tecnología, podrá servir, mágicamente, para ahuyentar definitivamente nuestros miedos… unos miedos que, en el fondo, solo tienen que ver con el rechazo interior al Dios real (“amor dentro”, ese amor desde el cual creamos todas las formas)… en un rechazo que no nos permite entrar en comunión con el mundo-universo que hemos creado, y con “los demás”.

_____

* Esta revelación, ELU, es “enorme”…, pero es de cierto modo anterior a la “definitiva” claridad “salvadora” que intenta darse la humanidad a sí misma, ejercitándola sobre sí misma, con los materiales dados “por Jeshua” a Helen, Mari y Jayem… cosa que ya en parte fue ensayada en la humanidad por muchos “sabios” del siglo XIX y XX… como por ejemplo los célebres del siglo XIX americano… Baker-Eddy, Quimby… en todo ese movimiento que dio a parar en una increíble multiplicidad religioso-esotérica muy ilustrada.

** recordemos que ELU revela apariciones e intervenciones de tipo espiritual-religioso, en nuestro planeta… y todo este otro tipo de seres espirituales, que no fantasmales (de personalidades que albergan dentro de sus mentes este universo de otras maneras múltiples…)… todo ese tipo de seres espirituales, se debió quizá de confundir (en el ego primitivo) con los “fantasmas y espíritus” de esas tradiciones que nos habrían servido para “hacer sociedad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: