Nuestra siguiente semana con UCDA: el 7º capítulo   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Anterior entrada: cap. 6]

A partir de mañana sábado 31 de enero de 2015…, empezamos -quien haya llegado hasta aquí- con el capítulo 8 del curso de amor (UCDA)…, con el que estaremos 4 días.

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc. Ver el índice de entradas para el texto completo y por capítulos (punto 5).

En estos días de leer el séptimo capítulo de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas cosas en el grupo de whatsapp, al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el tfn móvil (y también en facebook, etc.).

A veces no traslado aquí muchos de los comentarios intermedios, que hay entre los comentarios más largos.

___
_

 I:

Empezamos con el capítulo 7, a quien le toque.

Estaremos quizá 7 o 9 días con todo lo que llevamos hasta el cap.7… y repasando lo que queramos… más o menos “disciplinadamente” lentos… con o sin eso que decíamos de la respiración y de la preparación… haciendo o no eso.

El cap.7 habla de una cosa muy concreta (a ver si es así… y si lo descubrimos personalmente, alguno de nosotros).

Hablará de cómo nos hemos “inventado” a nosotros mismos al parecer en torno a una especie de “núcleo duro”.

Si no, tampoco nos obsesionemos… ya que como en Los Tratados (el segundo libro) va a hablar de “los tesoros” que podemos descubrir… entonces allí tendremos más ocasiones para descubrir retenciones y “falsos tesoros” que nos hayamos “inventado” para “protegernos” de no se sabe qué (bueno, sí, del amor perfecto).

«Para recibir de verdad, necesitas darte de manera completa. Por ahora nos concentraremos en la retención, pues aún no comprendes lo que puedes dar ni reconoces lo que tienes para dar. Pero puedes reconocer aquello que te guardas para ti, y observarlo en cada situación. A medida que tomes conciencia de lo que retienes, comenzarás a darte cuenta de lo que no das y, en consecuencia, de lo que tienes para dar.»

I:

Pues sí.

Podríamos decir que se nos ha llevado durante estos capítulos, bofetada amorosa tras bofetada amorosa, 🙂  hasta el punto donde, en el cap. 7, se nos invita a descubrir lo que podríamos llamar quizá el “núcleo duro de nuestro autoconcepto”.

Veremos sin prisas sobre qué “anillo de Gollum”… sobre qué tesoro… “mi tesoro”… hemos construido… y que en realidad nos mata… que “mata” el reconocimiento de la vida eterna que somos… que mata el destino de vida eterna que Dios ha impreso en toda su obra… su Palabra.

Nos acordamos, entonces, de que “la no existencia del pecado” significa entre otras cosas que, lo único importante en el hecho de que nos hayamos construido “un concepto sobre nosotros mismos” por nuestra cuenta… es ese “por nuestra cuenta”.

No importa tanto el qué hemos hecho o dejado de hacer con y por esa capacidad… la capacidad de construir auto-concepto… de construir sobre la idea de la separación… pues todo será reutilizado por el florecimiento del Cristo en Nosotros. (ya que para eso sería).

Juego

imagen corazón en círculo

___

Hablando de contrastes: en la foto a la derecha:

un gimnasio pegado a una iglesia en madrí 🙂
Es un sitio donde hay que pagar para entrar… claro está… y en el otro lugar, la iglesia, la mayoría no entra ni cobrando.

Y curiosamente la iglesia la pagan con los impuestos los que entran al otro lado.

¡El mundo es re-divertido!

AT:

Muy valioso me resulta de este capítulo el que une comportamientos que a veces nos parecen tan distintos, como las retenciones que hacemos con el mundo y con nosotros mismos. Ahora, llevo desde que empezamos con él, intentando identificar esto que me quedo solo para mí de mí misma, y no consigo ni acercarme, no porque crea que no hay nada que retengo, más bien porque lo veo algo muy generalizado. Pero intuyo que es importante concretar ese “núcleo duro”. Ahí ando.

I:

Nada, que ya está conseguido, AT 🙂 .

No nos digamos que nos falta algo…

Va a ser dejarnos abrir el corazón… va a ser tan obvio que no lo vemos.

Quizá con leer despacio… y abrirnos poco a poco a la vida y a sus “dolores”, nos bastará.

Tranquilamente iremos respirando y teniendo los “clics” necesarios… queda mucho.
Y nuestro corazón ya ha oído hace mucho la señal… seguro.
Estamos “trabajando” en muchos niveles… que no vemos con “la consciencia”.

Y ya “somos felices”, ese es nuestro ser. Solo que quizá no lo vemos 🙂

AT:

Ah, en qué quedamos en que ya está hecho… o en que queda mucho… 😀 … es broma; aprovechando esta cosa rara del tiempo que es, pero no hace falta.
Sí, es justamente esa la sensación que tengo… que es algo tan obvio que no acabo de verlo..

I:

Está y no está, pues nosotros no estamos aquí, en sí estándolo 🙂

Qué bien, ahí seguimos. Vamos poco a poco sin estrés… pero quien pueda que no se olvide… aunque solo sea un párrafo casi todos los días.

Pues el cap. 8 va a darnos para muchas risas, y los de más adelante más.

Y, si nos acordamos, digamos cada cual cuándo nos podemos meter al 8… aunque de todas maneras no será antes del sábado… como dijimos.

AT:

Yo ya estoy dispuesta a “reírme” con el 8… pero es mi impaciencia natural 🙂

I:

Qué gráfico, como decía AT., el capítulo…

Partimos la una-sola-relación… ilusoriamente… en cachos, que retenemos en nuestra mente y debemos gastar energía en retener esas ilusiones… en negar la Unidad.

Pues creemos entre otras cosas que en Unidad perderemos la personalidad, cuando sería lo contrario… pues somos el universo por entero y más allá… somos “el otro”… somos cada uno una versión para jugar…

Retenemos ofensillas… etc.

Parece que con ellas y ese tipo de cosas aparentemente “tontas”… cebamos de combustible… mantenemos encendido el reactor nuclear de nuestro autoconcepto… el núcleo sentido del yo separado.

Ante la impaciencia nos podemos leer de carrerilla desde el prefacio de Glenn hasta el 7, acordándonos de respirar, por si nos ahogamos 🙂

Y hacer croquis, dibujos de la una-sola-Relación que cada uno es en/con todo…

Ya veréis cómo vamos a sentir y profundizar ese mantra de la Relación.

A partir de este capítulo nos van a venir ideas, sensaciones… que recordaremos para siempre, en todos los niveles… que cambiarán de nuevo nuestra visión del mundo, y se sumarán a todo lo sentido con otros cursos y materiales

I:

Hay que mentalizarse… es algo muy importante lo que vamos a concebir… nuestra ilusión y autoperdón nos preparan dentro una cuna para la nueva percepción, o para sus atisbos , y en cada cual a su manera.

I:

Muchos ya habréis tenido esas cosas que os mostraron muchos tipos de “otra percepción”… con más o menos sensación de “amor”.

La Unidad de Amor en el fondo está más allá del cuerpo y de todo amor mundano.

Somos pensamientos ideas de Dios sincronizándose entre sí al sincronizarnos con nuestro verdadero Creador para hacer la cuna invisible de lo nuevo.

I:

Y para no aburrirse, se puede ver cómo los capítulos de UCDA siguen número a número un poco la temática de UCDM.. –pero con este lenguaje, que ya se ve lo que busca.

Y quien se aburra del todo, y antes de pasar a la acción total o quizá temporalmente a una inacción aparente (en la que nos podrían ver desde el mundo mundano 😃…)…

Quien se aburra… puede que desee contextualizar/”perdonar” de otra manera toda la historia/sueño humano, en sus líneas generales… con los papeles “buenos” evolutivos que tienen todas las cosas que puede que no tengamos muy perdonadas:

– el “Estado”,

– la “religión” que es evolutiva/revelada,

– los “extraterrestres” en su papel habitual de “elevar” las tierras…

– mentes no encarnadas (ángeles, etc.)…

– Dios…

El armazón de toda esta gigantesca sinfonía/historia, en este sueño tan raro… queda planteado en El libro de Urantia… que fue dado para eso… para requeteamueblarnos si queremos la cabeza, pues a muchos nos ayuda a perdonarnos por haber “creado” una versión demente de universo.

Aburrirnos no nos vamos a aburrir… mientras nos damos cuenta de que ya somos felices… reales… y permitimos la elevación natural.

 Ah, y no olvidemos que, medio en broma… está pendiente nuestra romería –andando y de rodillas 🙂 — hasta el santuario de Medjugorje, que es una buena “fuente de milagros” en Bosnia… donde ya fueron dicen que más de 30 millones de personas a que les abrieran el corazón de par en par.

Mi:

Buenos días. Fantástico, I. Y desde luego que no, no nos vamos aburrir, jejeje.

A:

¡Las rodillas desde luego se nos van a pelar!

I:

Algo que nos puede a dar que comentar, y material para el sentir… por ser algo vital… sería la importancia del hogar, como relación acogedora:

los niños tienen impulsos altruistas… sociales… universales… dentro… pues todos a cierta edad ya tenemos a “Dios empujando desde dentro”. Y ya se sabe lo abiertos que en general somos de pequeños.

Entonces, pensemos en el efecto de tener un ambiente de relaciones donde los tutores o padres están en sus mentes gastando mucha energía en mantener ofensas contra alguna otra parte del hogar, contra la gente que allí habita… que a veces es el otro progenitor.

Podemos recordar o contar algo sobre los dolores vividos en el ambiente enrarecido que nos hemos proyectado en el cine universal… en esas etapas infantiles en las que crecería esa auto-relación que llamamos “conciencia”, o algunos “conciencia moral”.

Esa parece ser una relación organizadora, organizadora a partir del potencial que tiene esa confianza que viene de la eternidad y de su llamada personal adentro (Dios)… la de esa eternidad que quiere brillar hacia “afuera” , en el mundo.

Y es que… a quién se le ocurre:) ¡no nacer ya iluminado! ¡No nacer como un ser que no-reacciona! ¡Que no “crea” mas experiencia falsa! … y que solo responde.

Aunque acerca de ese potencial de “responder con amor”, desde Dios…, en “punto cero”… de responder desde la luz adentro — responder al ambiente mas o menos infernal que nos hayamos proyectado–… quizá sobre eso… es buen ejercicio imaginar nuestros futuros planetas iluminados.

La pre-educación… como cuidado maternal… parece tan importante.

Nuestros mundos creados más a consciencia… se verán muy iluminados, al tener mucho cuidado con las etapas tempranas…, esas que pueden ser muy condicionantes de nuestra capacidad de elección… porque de niños no nos sentimos con capacidad de elegir ciertas cosas muy elementales… con las que así nos terminamos autoprogramando… para seguir en la rueda de las víctimas.

Acumulando ofensas del ambiente.

Así que os llamo 🙂 urgentemente a formar una escuela de maternidad consciente… que yo ya soy mayor como para poder amamantar con prana de sobra a los hijos de todos… y poner a todos a parir… y todo eso.

A:

Jajaja, buena idea.

AT:

Buenas noches tengáis todas. I., te encuentro hoy muy inspirado, lo cual me congratula enormemente, ya que cuanto más inspirados se encuentra a los demás más inspirado está uno.

Voy a tener en cuenta todas las ideas para combatir la impaciencia. Justo anoche me grabé en el lector electrónico El libro de Urantia, que me tiene muy intrigada.

(Lo de la peregrinación a esa virgen de moda sí que no me veo, con las rodillas sangrantes como dice A.)

Y respecto a la escuela de maternidad consciente me parece una gran idea, pero no creas que te puedes escaquear por la edad o cualquier otra particularidad física.
Leyéndote me ha venido al corazón un sermón del  Maestro Eckhart, que me gusta mucho, y como tiene que ver con lo que receptividad que estamos recreando, lo voy a compartir.

El sermón se titula La virginidad del alma y comenta la siguiente línea del evangelio:

“Nuestro Señor Jesucristo subió a la ciudadela y fue recibido por una virgen, que era mujer” [Lc10,38]

Y la parte que me interesa dice así:

“Virgen indica alguien que está vacío de toda imagen extraña, tan vacío como cuando no era. (…)

Si yo fuera en tal forma intelectual que todas la imágenes comprendidas desde siempre por todos, además de las que están en Dios mismo, estuvieran en mí, intelectualmente, y si, a pesar de ello, yo no sintiera apego por ninguna de ellas, ni en el hacer, ni en el dejar de hacer, ni en el antes ni en el después; si, antes bien, estuviera presente, libre y vacío, por amor de la voluntad divina, para cumplirla sin interrupción, entonces, verdaderamente ninguna imagen se antepondría y yo sería, verdaderamente, virgen como lo era cuando no era.

Que el hombre sea virgen, sin embargo, no le priva en absoluto de las obras que ha realizado; nada le impide ser virginal y libre, sin impedimento alguno frente a la verdad suprema, de la misma manera que Jesús está vacío y es libre y virginal en sí mismo. Como dicen los maestros, sólo lo semejante tiene motivo para la unión con lo semejante; por eso el hombre debe ser virgen y sin mancha, si quiere concebir al Jesús virginal.

Ahora ¡atended y observad con aplicación! Si el hombre fuera siempre virgen, no daría ningún fruto. Para hacerse fecundo, es necesario que sea mujer. ‘Mujer’ es la palabra más noble que puede atribuirse al alma y es mucho más noble que ‘virgen’. Es bueno que el hombre conciba a Dios en sí mismo, y en es concepción él es puro y sin mancha. Es mejor, sin embargo, que Dios fructifique en él, pues la fecundidad del don no es más que la gratitud del don, y así el espíritu se hace mujer en la gratitud que renace y en la cual el hombre engendra, de nuevo, a Jesús en el corazón paterno de Dios.”

I:

Cómo se lo pasaba el Eckhart 🙂 .

Lo de las rodillas era un decir… se hará sin hacer sangrar las rodillas 🙂 …
Ya que también hay que perdonar a la maternal María, por haber parido y dado pie a todo el santo lío. 🙂

AT:

Hombre si vamos a perdonar a Dios, cómo no vamos a perdonar a la Madre del Cordero…

E:

¿Qué le tenemos que perdonar a Dios?

I:

E., te gusta provocarnos :)…

Ya lo dijo la voz… pues perdonar a Dios que no le dio la gana ayudarnos a crear un universo donde estuviéramos para siempre solitos… penando por nuestra desdicha.

Pues parece que no se podía hacer una cosa así 🙂

Si por nosotros hubiera sido… ese sería el ideal de cada uno… soledad total y sacrificio eterno.

E:

No es mi intención provocar, tendré que leer con más atención, no entiendo lo que me dices, lo siento.

MS:

Sería algo así como perdonar el deseo de ser especial, el especialismo.

AT:

E., intenta pensarlo de otra manera, en el fondo el acto de perdonar es darse cuenta de que en realidad no hay nada que perdonar. Que nada ‘malo’ ha ocurrido, es nuestra interpretación la que da el valor malvado o dañino. Así que nosotros como niños nos damos cuenta de que nuestro Padre, que es Amor, no puede permitir que nos hagamos daño eternamente, eso es lo natural. No hay nada que perdonar. Es solo que en nuestra pesadilla, queremos tener razón y que la separación sea real, y ser especiales como dice MS. Es esa reconciliación a la que se nos llama.
Pero no te preocupes mucho si crees que no entiendes, tú abre el corazón y confía.

I:

E., era en broma lo de provocar (por eso es lo de los monigotes estos con la lengua sacada y demás).

El cap.6 empieza diciendo lo que, por así decirlo, “hay que perdonar”… o perdonar-se… como decíais.

Pero ya lo “entenderemos” todo a la larga.

Es lo que dice AT., mejor sentir y no pensar…  ir leyendo lo que podamos, y a ratos ya podremos entender más…

Pero no es lo importante; va llamándonos a sentir a veces unas partes… a veces otras… así que si queremos, simplemente confiamos…

E:

Gracias por la aclaración, ahora lo entiendo.
No hay nada que yo pueda hacer para que Dios me ame más.
No hay nada que yo pueda hacer para que Dios me ame menos.

I:

De las conversaciones pasadas… sobre las emociones… a veces en esto de la “espiritualidad” yo hacía mucho hincapié en el silencio y la paz…, y a veces lo que más necesitamos es liberar rabia simplemente gritando por gritar… o con algo de ejercicio corporal…

Hablando de retener… quizá nos acordamos de algún momento donde retenemos o nos privamos a nosotros mismos de la paz que puede ser favorecida al darnos a nosotros mismos ese tipo de cosas.

Para seguir con el tema del “hogar”…:
(no leer esto que sigue si no interesa… pues nos salimos un poco… aunque es para ilustrar el tema de la relación y del “perdonar” a la religión institucional, en su función casi eterna de realce de los valores mas profundos)

Ya que me puse un poco en plan reformador social 🙂 … Y ojo, sin con ello querer decir que “nadie debería divorciarse”… ya que no somos solo “moralistas” aquí :).

Los ingredientes de este asunto serían:

– la relación o atmósfera “acogedora”… esa famosa relación que estamos reacogiendo, en su unidad, con este curso… y que, si nos damos cuenta, es más un clima a sacar de nuestro interior, para que se infiltre en todo.

– la confianza que nos permitimos o no proyectar sobre esa atmósfera, en el contexto infantil… (¿la proyectamos por inercia porque nuestro ser es amor? ¿cómo pueden ser tan valientemente confiados los bebés? Y bien que lo son, claro está…, “porque” no son cuerpos 🙂 ).

– la facilitación que crearía (o no “crearía”) el amor contenido en esa atmósfera… para que la proyección de esa confianza sea más o menos “auténtica” / segura /(?)… o bien se vea ratificada por este nuestro querido “exterior” matrix mental.

Entonces… :

– ¿en el hogar “aprendemos” a confiar… y a ajustarnos a una primera atmósfera-mundo?

– la gente que vive y produce esa esfera es indudablemente leal a la criatura que nació (más o menos, pero casi siempre).

– esa atmósfera puede ser un solo progenitor… adornado con más o menos relaciones de ayuda…

– pero el amor normalmente se multiplica al darlo… Así que digamos que es “por eso” que las familias o tutores suelen ser más de una persona… en esa ley no escrita pero sugerida en la evolución civilizatoria humana…, desde las primeras elecciones inevitables (la horda primitiva) hacia “el hogar” mas digamos “elegido”… (hoy en proceso de aparente destrucción en la forma clásica… pero ojalá que sustituido con mucho amor, aunque no lo parece).

– el hogar contiene esa atmósfera donde aprender a confiar…

– esa confianza bien nutrida nos predispone a ser justos… en este sentido de “justos”:

–  a realizar ajustes en nosotros (dando así un terreno fértil para esa autorrelación que es la conciencia… tradicionalmente: “conciencia moral”)… para equilibrar lo siguiente:

– nuestras convicciones, nuestros deseos más profundos o inmediatos.

– con las “leyes” o costumbres del hogar donde estamos…

Así que nos ajustamos a algo… nos adaptamos… y existe, pues, una adaptación no enfermiza… y luego otras que sí pueden ser un poco más “enfermizas”.

Todo esto lo digo porque en mi vida creo que yo había asociado “adaptación” siempre con algo “malo”… quizá por esa atmósfera que elegí como mente demente que vino aquí, al mundo, a proyectarse un cuerpo y resonar así con otros “seres perdidos”.

En la “adaptación” hay algo esencial.

De hecho la justicia como “valor” depende de la observación, del discernimiento agudo de esos ajustes adaptativos que sacábamos antes a relucir… y que se requieren para poder establecer condiciones apropiadas, sostenibles, donde podamos elegir y re-elegir… y así darnos cuenta de cuál es nuestro ser verdadero (paz, amor, alegría)… y cada vez mejor.

– Si ese hogar “contiene amor”… ¿por qué es mejor ese hogar?

(“contiene amor” en el sentido de “adultos” que pueden centrarse lo suficiente en nutrir la lealtad hacia el niño… en vez de estar juzgando a quien sea por dentro… (puede ser, claro está, juzgándose a sí mismos, que es en el fondo lo que hacemos al juzgar, como “sabemos” por el curso de milagros))

– “amor”… es una atmósfera de amor… para la representación ahí del “drama” necesario del “ajustarse”.

– no es lo mismo adaptarse en un contexto de amor.

– las reglas son sanamente relativas y relativizadas en un contexto de amor… pues podemos aprender más fácilmente que “lo importante es el amor”.

– en un contexto sin amor… nos adaptamos a reglas también… y hacemos inevitables ajustes de “justicia” interior…. pero de una forma mas amarga, más amargada… digamos.

Porque sería más amargo haber tenido que someterse , en nuestros primeros impulsos de socialización… a una atmósfera que nos vende lo siguiente, por lo bajinis:

separación, miedo, oscuridad de secretos por los tejemanejes que se dan en la separación… etc.

– el niño-a tiene que aprender a adaptarse, sí o sí…

– es quizá obvia entonces la relación entre:

– la “degeneración social”

– y la de los hogares y sus falsos amores… y todo lo demás que ocurre en la vida cuando nos “falta” fe… fe en algo más grande… en el espíritu adentro…

– la desaparición o la degeneración de los hogares parece que contribuye a deshacer el sentido profundo del impulso a la justicia como preservación de la confianza.

– de pequeños aprendemos, o reactualizamos… el sentido de la justicia como un aprendizaje del convivir… para salvaguardar un fondo de amor en progresión expansiva.

– pero ese fondo de amor puede ser o bien muy “falso” (por una tradición que no vive realmente sus valores, que los apagó en las convenciones y rituales…)… o bien muy degenerado, por vivir en un ambiente “desespiritualizado” que reaccionó, en el caso español, contra las hipocresías variadas de nuestra religión, etc.

AT:

Entiendo lo que dices, que va muy en la línea del libro de Urantia, que ahora estoy leyendo.
Creo que a la religión nos cuesta perdonarla porque no tenemos experiencia de cómo puede ser esta realmente un agente civilizatorio. Yo imagino con esfuerzo como pudo serlo el cristianismo hace muchos siglos. Pero hemos vivido y vivimos todo lo contrario.

Este tema del divorcio me escuece particularmente; ayer mi hija que tiene siete años lloraba diciendo que lo pasaba muy mal con que sus padres estuvieran divorciados. Y eso que casi no tiene experiencia en esta vida de otra cosa ya que nos separamos cuando ella tenía seis meses.
Se me cuela aún mucha culpabilidad. A veces pienso que ella habrá elegido venir a este divorcio desastroso por algo, aunque no me deja demasiado en paz esta idea.
Me concentro en que este nuevo hogar lo sea realmente. Y que podamos curarnos las heridas todas en él.

I:

Podemos hablar mucho con lo que habéis dicho.

Aunque más bien habría que hacer meditaciones… y grupos de meditar, para compartir y reforzar la mente de Paz/Cristo… y en ella poder mandar rayos de luz a tu ex… 🙂

Sin quitarnos la responsabilidad por nuestras elecciones profundas en el nivel mental… :

ya se sabe, digamos, que tu hija resuena por algo con la separación, como todos aquí… resonamos con esas elecciones invisibles en el nivel “sin tiempo”.

Y es una Mente no separada que ha “caído” a co-proyectar un campo más o menos así o asá… para participar de este jolgorio de representación abundante de separación… 🙂

A nadie se le hace nada desde fuera… ya sabemos.

Ya sabemos: “tu hija” tiene un “maravilloso” cebo en esa experiencia para creer que la sensación de separación se debe al “afuera”.

Así que ahí estamos todos o casi… debido a esas resonancias de lo elegido muy dentro.

Ya iremos viéndolo de otra manera.

AT:

Sí, es verdad. Pero también está el cebo inverso, que es el de pensar que somos la causa de los males del otro, que es el que yo tengo que esquivar. Es lo mismo, en un caso queremos hacer culpables a los otros y en el otro nos sentimos nosotros tan culpables. Yo cada vez estoy más comprometida en dejar sin efecto esta gran cadena de culpabilidades, que vamos cargando transgeneracionalmente.

I:

Con los hijos debe ser el colmo de lo “difícil de entregar”.

Y ya sabemos: que toca intentar ser “tontos” (ver los eventos neutrales)… también ante un evento así, como ese lloro… que es una circunstancia que parece tan fácil que acarree culpa, proyecciones…

Qué interminable parece la cadena de proyecciones… a no ser que alguien se haga totalmente el tonto y consuele o haga lo que tenga que hacer o esté ahí… simplemente sin pensamientos/interpretaciones…
esperando el milagro de paz que seguro se hace presente… ese que viene de conseguir no pensar en nada… en nada de esas nuestras tan idolatradas “circunstancias”.

Nuestro “problema” parece a veces ser que, al esquivar el pensamiento (si esquivarlo supone juzgar algo)… esquivamos el sentir, el dolor, y así parece que no lo sanamos en el “campo mental” compartido (hija, madre, padre… etc… ya que todos juntos una vez decidimos salir del original).

Esquivamos la responsabilidad/dolor… pero parece que de cierta manera vamos a “danzar con el mal” para que salga el dolor. A veces hay que gritarlo, validarlo… hacer cosas que nos ayuden a no tomarnos personalmente una cosa que de entrada parece imposible no tomársela personalmente.

AT:

Al esquivar me refería a no instalarme digamos en esa culpabilidad, a no darlo por hecho. Quizá se pueden sentir las cosas y dejarlas ir.

I:

Ah, vale.

Sacando el otro gran tema…

La religión es la institución civilizatoria por antonomasia… viéndolo en perspectiva muy larga… que es lo  que da ese otro libro.

El libro de Urantia narra una cosa de tan tan largo alcance, en el tiempo y para la comprensión… que ya veréis qué impresionante si entráis ahí… por el motivo que sea.

Hay que tener paciencia con él, si lo llegáis a “necesitar” leer a lo largo del tiempo.

La religión hace eso…, fue y es lo mas importante en la historia… y abajo ya digo un poco lo que quizá es el “porqué”…

Ahora con perdón, va un largo paréntesis hasta volver a tomar el tema de “por qué” la religión “civiliza”.

La religión revelada, última y simple, la de Jesús, será para siempre “la más importante”…, pese a lo que aún nos queda de institución aparentemente lastrosa… y de provocaciones y guerras muy artificialmente manipuladas y provocadas… y pese a las prisas que todos quizá tenemos por sustituir demasiado esa “total simpleza” de la religión (la unión con la Unidad de amor y su voluntad dentro…)… con lo que a veces llamamos “nueva era”… y con más o menos “herramientas” que a veces nos aturden.

¿Por qué esto es así? Pues porque ya se queda para siempre esa simplicidad en esta Tierra… esa idea… pues ese truco universal es definitivo…:

– anclar la filiación con respecto a otro “Padre”, que para nada es humano (PERO que es PLENAMENTE ASOCIABLE…, Y ¡PERSONALMENTE! ASOCIABLE..  Y asociable POR TOOODOS sin excepción, dentro). Eso es “la única” cosa en el mundo que permite verdadera “hermandad humana”. Ese parece ser el mensaje definitivo en cualquier sueño.

Es decir, la unión verificada y aceptada dentro posibilita el poder vernos realmente como hermanos, es decir, como un solo hijo… como el Hijo.

Esa es una “operación interior” que fue, digamos, definitivamente “plantada” en la Tierra en la operación que llamamos “Jesús”…

Entonces, ¿por qué sería tan “civilizadora” la religión?

En general la religión “civiliza” porque se encarga de condensar y transmitir la memoria de la “maduración” del miedo… de la transmutación progresiva del miedo.

Se encarga mal o bien de que no se pierdan los valores cósmicos que destilan del proceso de esa maduración. Y a la larga es siempre “bien”, pues Dios nunca pierde 🙂

Esta “maduración progresiva” es pues una historia larguísima, con altibajos, que tiene pautas… que estaría cuidada y abrazada por (obviamente) nuestras “almas”, ayudadas de infinidad de “personalidades celestiales” que desde siempre están asociadas a este nuestro sueño.. aunque no se vean… al igual que no se ven esos “valores divinos”.

Para reforzar esa esencia de la “religión”, para reforzarla mucho, es por lo que parece que Jesús “necesita” dar tantos cursos.

Así que nos va a quedar claro sí o sí, por activa, o por pasiva 🙂 .

¡Personalmente, tiernamente, eternamente…., asociables… con lo más grande!

¡No separación!

A:

Yo puedo aportar por mi experiencia y mi caminar, que lo que me pedí experimentar lo voy descubriendo poco a poco  y siendo consciente cada vez más.
Al principio supongo como tod@s sumergida en el desconocimiento de la realidad y haciendo culpable a todo el exterior , de todo lo que me pasaba.
Empezando por mis padres, hermanas, pareja, hija etc.
Ya mis padres vienen con una experiencia fuerte que en parte se trasladó a las hijas.
Las hijas cada una también arrastramos y dimos de sí esa mochila.
Yo salí del entorno familiar muy joven, y dejé a mi padre incluso con miedo, y a veces con odio.
Y entré en pareja, y creía que había dejado atrás a mi padre  y la experiencia… Jiji.
En ese periodo, mis padres se separaron, y la separación se dio con muchos problemas.
En fin, con todo esto me eché encima unas cuantas enfermedades, alergias , bofio, tres operaciones de espalda, fibromialgia… etc.
Ya llegué a mi tope, y dije, ¿qué pasa aquí? Jajaja.
¡Llegó el momento de empezar a buscar algo que siempre me decía que las cosas no podían ser así!
Voy recorriendo el camino, y me voy haciendo consciente de quién soy y de qué hago aquí.
La relación con los más cercanos ha cambiado mucho, porque yo soy consciente de por qué están ahí.
Los más cercanos siempre son los que más nos enseñan, y en estos días fui consciente más que nunca del trabajo acordado con mi pareja.
Es curioso, porque además mi madre me confirmó que es lo mismo que le pasaba con mi padre, ya que las dos pensamos que el vivir en pareja nos quitaría libertad, y no dejaba de echarle la culpa a él.
Hasta que hace poco me di cuenta de que soy yo misma, con la creencia de que vivir en pareja me quita la libertad.
Ahora vivo la experiencia de vivir en pareja trabajándome esa creencia, viendo que la solución no era abandonar, sino vivir mi libertad en pareja.
Y en ello estoy.
Aprendí a ver las cosas desde fuera y a ver qué experiencia estoy viviendo.
Qué limitaciones me pongo yo misma con las personas más cercanas, y qué experiencia me pedí con cada una de ellas. Y a no salir corriendo, sino a experimentar en paz mi trabajo, ¡para el que me presté!
El capítulo 7:
Nos dice que escatimamos el amor, y eso es lo que tenemos que corregir, porque aquello que te guardas para ti no lo recibes.
Y eso es lo que hacemos siempre con los más cercanos (familia): escatimamos el amor por miedo a que nos hagan daño, y con esto no nos llegamos a conocer porque no mostramos todo lo que somos ¡y no lo damos sin esperar nada a cambio!
Tendemos a comparar y separar.
“Queremos ser únicos”
¿Para qué? Jajaja.
Lo que Mora en tu corazón es lo que merece la pena dar y todo lo que querrías recibir.
Donde dice que no nos damos cuenta que toda situación es una relación, como por ejemplo el guardarnos una ofensa, una llamada sin contestar… Esto me abrió mucho los ojos; cuántas cosas pasamos por alto sin darnos cuenta de que es una relación, y lo único real.
“Contacta con la plenitud de tu corazón, y cuando el amor venga a llenar tu corazón, no niegues su fuente”
Que más se puede decir.

AT:

A mí también me resulta esclarecedor lo de las pequeñas ofensas que nos guardamos, decidiendo llevar amargura al próximo instante y al siguiente. Y sobre todo el ver que esa ‘pequeña’ relación es igual que esas que consideramos muy ‘importantes’.
Con lo de la religión me pasa que veo claro esta agencia civilizatoria en otras épocas.
Pero en la modernidad esta se ha transfigurado en otras ‘instituciones’ que ya no relacionamos con la religión. Y como experiencia personal, creo que el catolicismo sabe mantenerte calculadamente  a distancia del meollo del mensaje de Jesús.
Aparte de que el Vaticano representa ahora mismo más bien un elemento regresivo que otra cosa. Aunque supongo que no tenemos mucha perspectiva, y además estamos en un cambio de era.

Del libro de Urantia, de momento sólo puedo decir que estoy impresionada.

I:

Únicos ya somos… pero nuestra unicidad (esta vez como cualidad de único)…  va a ser lo mismo que nuestra unidad, dentro.

Así que unidad y unicidad… no van a depender mas que de la Relación que no se ve.

Esto lo veremos cada vez mejor.

Desgraciadamente 🙂 seremos irremediable únicos para siempre… y esto solo va a ser cada vez más y más realzado por nuestro contacto personal con la voluntad del Amor para nosotros.

La esencia del mensaje de Jesús está también en el catolicismo (el hacer la voluntad de un Dios contactado personalmente dentro…: ese es el mensaje… muy claramente expuesto ahí a menudo… pese a todos los adornos y actitudes que nos despistan). Y ahora, está de cierto modo resurgiendo en movimientos de renovación, aparte de resurgir por los propios increíbles “actos” de “maestros ascendidos” como parece ser “la madre de Jesús”.

Están conduciendo a la iglesia a lo bestia…, como a todos, por otra parte…, ya que como ya sabemos se nos guía… y ni nos damos cuenta a veces.

Perdonaremos a la iglesia… porque solo es la retirada de las proyecciones que hemos puesto sobre eso.

Como sabéis, perdonar es solo perdonarse, al estar dispuesto a retirar las proyecciones que hemos colocado sobre gente y cosas.

AT:

No me resulta tan claro que la esencia del mensaje de Jesús sea el distribuido por la iglesia católica.
Tal vez si esto fuera así, en vez de estar leyendo estos nuevos materiales en este grupo virtual, estaríamos reuniéndonos en alguna parroquia para leer el evangelio. Aunque no sé si todas cumpliríamos con las exigencias morales exigidas por el club. Yo por ejemplo no las cumplo, y no podría recibir la comunión en la eucaristía ni la absolución en la confesión.
Vamos, que va a ser que me perdono a medias sólo con este asunto.

I:

No dije que el mensaje lo distribuya, ni que lo distribuya siempre, ni que lo haga “bien” 🙂 .

Sino que está ahí dentro… y muy bien contado por muchos.

Es sorprendente, pues escuchar la voluntad de Dios para uno mismo… ahí se pone por ejemplo todo el énfasis en los llamados ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola.

Y es ese el mismo énfasis de mucha gente… pues si no, no estarían ahí.

Es la forma en la que mucha gente transforma “la llamada de dentro”.

La “moral” es en teoría (pese a que esté exagerada a veces)… es en teoría solo para intentar hacer más fácil la guía… poder escuchar la guía… para sintonizarse o depurarse y poder escuchar una voz tan sutil. Se supone que es un estándar que, en teoría, nos facilitaría el poder escuchar esa voz, y solo esa voz.

Hay católicos que insisten en que lo suyo no es un moralismo…, pues hacer la voluntad de Dios no lo es.

Si se lee lo que dice el catecismo último que hicieron… es claro que no es moralismo en esencia… pero en seguida se va la cosa por esos derroteros fácilmente.

Pero… como no podemos forzar esto del “perdón”, ya que no hay nada que perdonar 🙂 … pues nada.

Aunque a veces sí hay mucho “dolor” que sentir…

Pero nosotros a lo nuestro…: con estas formas “avanzadas” de sustituir al “mero moralismo” que, por ejemplo, sí parecen tener muchas religiones cristianas rodeando a su esencia no moralista…
a veces como haciendo de escudo.

Nosotros a lo nuestro… 🙂 pues el objetivo es vivir esa voluntad… hacer florecer al “Cristo en nosotros”… para comprobar que esa es la verdadera libertad… que en ese amor se comprueba verdaderamente que el amor es libertad y solo libertad.

Caiga quien caiga 🙂

A cuento de la confesión que hizo A.

En realidad nadie está obligado a dar amor… eso ya lo sabemos de entrada…

Así que ahora lo debemos ir sintiendo… para ver cuál amor responde más al amor gratis de la unidad… al real.

Al que nos acerca a poder “aprender en Unidad”… Así que ahí está esa tensión “de siempre”… la que al leer a A. recuerdo para mí.

Esa posible tensión… donde no sabemos si estamos ahorrándonos, por comodidad, la necesidad de seguir impulsos más “nuestros” (ahorrándonos decidir en función de ellos, de deseos más “tontos del corazón”… más sutiles e interesantes para afinar nuestra capacidad de escucha)… impulsos que son, a la vez, más “de Dios” y más nuestros.

Con la excusa de que “hay que amar”… podemos ahorrarnos unas felicidades “más verdaderas”.

Por eso el curso empezaba diciendo tan claro lo de las buenas intenciones.

Recordemos quizá que el amor “es”… que no se puede forzar… que empieza de algún modo por “uno mismo”… en ese sentido de respetar ese posible escuchar y seguir a esa otra voz, claro.

Qué difíciles disyuntivas parecen a veces presentar estas cosas… si uno analiza…. y no “se deja llevar”. Es curioso.

Anuncios

Publicado 30 enero, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: