Nuestra siguiente semana con UCDA: el 9º capítulo   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Anterior entrada donde hablábamos algo del cap. 8]

Empezábamos así con el capítulo 9 del curso de amor (UCDA)…, con el que estuvimos más o menos una semana.

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc. Ver el índice de entradas para el texto completo y por capítulos (punto 5); y en el punto 4 de ese índice, archivo los enlaces a estos comentarios.

En estos días de leer el noveno capítulo de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas cosas en el grupo de whatsapp, al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el tfn móvil (y también en facebook, etc.).

A veces no traslado aquí muchos de los comentarios intermedios, que hay entre los comentarios más largos.

___
_

I:

Con esto presentamos el capítulo 9, si os parece bien… aunque cada cual a su ritmo, también:

Intentamos seguir aprendiendo a CONTEMPLAR y a respirar las frases, más que a leer por leer, devorando…, en esta “sociedad” o campo mental en el que estamos más o menos sintonizados y enzarzados en esa lucha ansiosa por “devorar”… en este campo mental con el que nos hemos representado, o “pintado”, ahí “fuera”… todo un mundo de tal “devorar”…, haciendo de ello incluso una institución, o una civilización que llamamos a veces “de consumo”.

El 9º es quizá el capítulo más largo de este primer libro del curso de amor.

Es muy interesante; su centro será el USO, la UTILIDAD…, en el sentido en que el amor no puede ser usado.

Nuestra percepción verdadera (como la llamaba UCDM)…, va a hacer de nuestra vida una “meditación”…, y va a ser aquella percepción donde vamos a sentir todo de nuevo, bajo una luz completamente nueva… dejando de “sentir USO”… pasando a, digamos, “sentir servicio”.

Si nos damos cuenta, podemos sentir cómo es que todo lo vemos, o lo veíamos, “proyectando USO”, proyectando utilidad…, lo cual consigue retirar la más inmediata y natural sensación de Unidad que podríamos sentir con todos y todo, si no fuéramos tanto un “ser de pasado”, un ser que estructuralmente proyecta el tiempo-pasado de una forma tan inercial.

Como nuestra percepción, en su hacerse verdadera, va a tender a ver Unidad con el otro…, antes que todas esas proyecciones que poníamos sobre la gente y el mundo… vamos a sentir que nada está primero para ser “usado”, al no haber separación.

Así, el curso nos sigue animando a “unirnos al mundo”… y a deshacer por tanto de otra manera el propósito o uso “egoico” con el cual hemos teñido todas las cosas que vemos aquí, en el mundo, al haberlas querido concebir “por nuestra cuenta”.

En UCDM, empezábamos a sentir que nosotros hemos dado por nuestra cuenta el significado a todas las cosas que vemos, en gran medida para reforzar ese “por nuestra cuenta”, ese “yo separado” de la “ilusión”, que proyecta el pasado, inercialmente.

Ahora, las cosas nos deben ir contando más por sí mismas su “significado”…, al hacernos transparentes en Unidad… y unirnos con la Causa Real de todo, en el interior (Amor):

«Debido a que recuerdas que el amor es lo que te mantuvo a salvo, lo que te mantuvo feliz, y lo que consiguió enlazarte a todos aquellos a quienes amas, lo intentas usar aquí. Este es un recuerdo real de la creación, que has distorsionado. Tu memoria defectuosa te ha llevado a creer que puedes usar el amor para mantenerte a salvo, para hacerte feliz, y para mantenerte enlazado a quienes eliges amar. Este no es el caso, pues el amor no puede ser usado.»

AT:

buenos días en agradecimiento y contemplación

P:

Buenos días

MS:

¡Gracias! Cosas sucediendo en mí, y ¡yo flojita y cooperando en contemplación! Bendiciones a todos.

I:

Buenas otra vez.

La vida actual, al leer este capítulo 9, me llevó a escribir este texto… una tentativa para mezclar esta disyuntiva entre el “uso” y “lo que no es el uso”.

Tiene que ver con esto:

– el tipo de gloria, de idolatría, que le damos al “yo separado”… con su “uso” del mundo para autoengrandecerse con sus “logros individuales”

– esa gloria, claro está, que es lo que se refleja en el tipo de gloria que “le damos” a los políticos…

Y me pregunto si va a cambiar lo que veamos o sintamos ahora en España… en cuanto al tipo de gloria que se está dispuesto a dar.

Ah, y si alguien más tiene blogs…, que hay gente que tiene… y escribe cosas quizá demasiado largas como para ponerlas aquí, motivadas por el curso de amor… poned vuestros enlaces si queréis y fragmentos.

MS:

Pues mira mi querido I,
hablando de ídolos, yo no me voy más lejos.
Par mí mis ídolos han sido justamente la gente que quiero, y hoy tuve un momento de consciencia muy fuerte, de un darme cuenta cuantas veces me he relacionado desde el miedo, volviendo ídolos a las personas con quienes me relaciono.
Te hablo desde mi esposo, que fue mi novio de toda la vida, a quien idealicé, con quien compartí una relación de codependencia fuerte, jeje, me casé, y tengo 3 hijos con él.
No me pude desapegar, hacia mis hijos después un apego y una idealización fuerte, hacia mis maestros o facilitadores espirituales y así te puedo decir y decir…
Por supuesto que esto que me fue dado como una revelación amorosa, un date cuenta sin juicio.
Porque además, este apego o tendencia a idealizar al otro me habla de “poder ver” el miedo y la resistencia tan fuerte que tengo a relacionarme, a dar confiadamente sin temor al rechazo o su contrario, ser vista y reconocida.
A ser criticada o contrariamente ignorada, miedo a no encajar, a no pertenecer, a ser juzgada.
¡Wow!
Y yo sólo me protegía, me resistía al amor, al apoyo traducido en soberbia (miedo), a tener que deberle nada a nadie, a sentirme frágil y abandonada.
De repente fue sentir el miedo en sus diferentes formas y situaciones, aunque claro, aparentemente diferentes, aunque su raíz es sólo miedo.
¡Sólo lloré al contemplarme así tal cual!
¡Y por consiguiente me sentí tan en paz! Gracias gracias gracias, porque pude ver cuanta resistencia al amor, a la unión.
Y todo lo que somos está más allá del miedo, de idealizar al otro.  ¡Ufff fue intenso! Abrazos. Me siento en paz,

I:

Qué bueno.
Qué descripción de cómo se da todo la vuelta…

Ese clic parece que nos convierte en detectores perfectos de dónde hay un buen “idealismo” y dónde no… según cómo nos sentimos.

Así parece que es como progresivamente al final “los mundos” no necesitan tanta estructura de poder que nos refleje nuestro miedo en estas dualidades de “abusador”/”abusado”… y así se iluminan los mundos inmundos… siendo la mayor parte de los individuos bien conscientes de cuál es el “buen idealismo”… uno sin miedo.

AT:

MS, me alegro mucho por visión súbita. ¡Qué potente es este círculo lector!

I., me ha gustado mucho la entrada de tu blog. A ver si tengo un rato propicio para comentar.

Bendiciones a todo@s y feliz apoteósico capítulo noveno.

I:

El capítulo siguiente, el 10, y todo lo que llevamos, se merecerá otra semana entera… para ver si nos podemos medio sincronizar quizá… y recibir la propuesta de ese capítulo lo más tranquilamente posible… ya que se nos está preparando un poco para eso… y podríamos decir que es la gran innovación de este curso tan explícito… casi “pornográfico” por cómo destapa todas nuestras aventuras…

En ese capítulo 10, hay una cosa aparentemente increíble y muy tonta, pero muy “de cajón”, si en realidad “no somos un cuerpo”… y que algunas ya habéis experimentado quizá sin darle importancia… como Dios manda.

Es increíble que con todo lo que hay revelado en estos cursos y en Urantia sobre el planeta y el plan divino natural… no esté yo ya o estemos por ahí subidos en púlpitos por los parques gritando todo esto.

Qué mundo más átono parece este… reflejando mi quizá indolencia y atonía.

Ya está todo lo esencial revelado… parece que es muy loco lo que tenemos ahora en la Tierra, en cuanto a información… creo que no sabemos apreciar lo irrisorio, gracioso, disonante que es esto, en el fondo, en el universo.
Es increíble lo que se ha visto forzado a hacer “el Cielo”, por esa “prisa del Cielo” que le decía la Voz a Helen que había en el Cielo… (a Helen, la escriba del curso de milagros).

Mundo acelerado…

P:

Comentaré más adelante lo que me mueve el cap. 9, pero quería ahora agradecer ese “compartir” que disfruto en este grupo, en este espacio de palabras y contenidos más allá de las palabras, donde nuestros corazones pueden hablar en su idioma universal… Amor.

Y también quiero mandarte unas palabras de ánimo, I., para que surques el temporal de gripe lo más “desentaponado” posible.

Gracias por todo lo que estoy recibiendo de los miembros (y miembras) de este grupo donde cada comentario lo recibo… como un regalo.

I:

Gracias, a ver qué tal. Y qué sentiréis, me pregunto, las que han sido mamás/papás… al leer eso del principio sobre proteger los cuerpiños.

Menos mal que a estas alturas estaremos conectadas al leer, y saber que no se refiere a que no haría falta “cuidar”… claro. Parece que se trata, claro está, de cómo nos dejamos ofuscar por esas emociones que a veces acompañan al cuidado… para así de ofuscados desconectarnos de ese “ser de sentimiento”… ser en unidad… que está más allá del ámbito de la emoción.

MS:

Sin lugar a dudas, la experiencia de la maternidad es un gran laboratorio ambulante; los hijos nos reflejan el miedo más grande a perder.
Representan una gran oportunidad para desarrollar la confianza y el amor incondicional.
Poderlos ver tal cual son y amar sin expectativa es una gran lección de desapego y al final saber que no los poseo, ni me pertenecen.
Dar desde el amor, no desde el miedo.
Humanamente hago lo que me corresponde, pero con la confianza de que en realidad yo no se lo que más les conviene.
Entonces… pues entrego todo mi control al ES, y desde ahí dar, hacer.
Y practicar el perdón, cada vez que me sorprenda sintiendo culpa por no ser una madre perfecta, jeje, pues esa no es mi función.

I:

Qué bueno, experimentar esa entrega del solo entregarse “en cuerpo”, y no en alma (¿o al revés ? 🙂 ).

Da para mucho este cap. 9, pero tampoco tenemos por qué ser “exhaustivos” comentando… ni comentar mucho.

Si este da para mucho…, ¡no os digo nada el siguiente!… el 10… que ya habréis hojeado quizá… y que en teoría “podemos empezar” el lunes.

Ya dije… esto se merece que nos intentemos sincronizar algo… y estemos esta semana que viene con el 9 y el 10 lo que podamos.

Lo acabé de re-repasar el 10… y qué maravilla de capítulo, siguiendo la voz este hilo de ser muy explícita.

Poneos los cinturones de seguridad:) … que quizá esto va a dar otra vuelta de tuerca.

M:

¡Un placer leerte MS!

I:

Sí, transpiráis experiencia… 😃
qué bueno aprender a poner límites con el amor no “emocional”.

Límites con amor y “firmeza” de esa casi “extraterrestre”.
Así que ya sabéis, ahora, y sin querer, cada vez que veáis a un mendigo diréis automáticamente y sin pensarlo…: “hermano, no estás solo”… antes de sentir más cosas… si no lo hacíais ya.

Ay la gripe, mis palabras la denotaban… 🙂  tengo que meditar más y sentir el dolor.

Ah, y qué ganas de reírme con todos vosotros, y echar 16 horas de mesa redonda… sobre el papel de lo que dice aquí y en el cap. 10…

Es increíble en mi caso cómo se nota en mi carácter la influencia de “no haber tenido figura paterna”…
quienes me conocisteis quizá os explique algo esa cuestión… aunque luego todo es falso y “no sabemos nada” 🙂

Estoy autoabsorbido 🙂 en el plano horizontal de la “supervivencia materna”.
Pero la jugada supongo que va a ser “para bien”… para que ahora la verticalidad donde “me salve” vaya a ser rebuena 🙂 … sin depender de nada “social”.. o todo lo contrario.

Pura relación… y espero que disolución en el espacio que somos… para que mi personalidad impersonal resurja en z-Raticulín 🙂

¿Será esto de no experimentar “figura paterna” quizá un tipo de modo que elegí y que tenemos aquí en el sueño… de “simbolizar”… este “desprecio” del Creador/Amor?

Y que a la vez es utilizable para abrir una ventana posible a experimentar de cierta manera “la vuelta” al verdadero Creador… al Yo original.

Creo que desde que conozco UCDM y tal… se me ocurre esta idea… sobre mi “no padre”.

M:

9.1 Si no sintieras necesidad de proteger tu corazón o los cuerpos que amas, tus sentimientos conservarían la inocencia y no podrían lastimarte.

I:

Suspendiste el curso, M. 🙂  Eso es del punto 9.2 😛

Buenas.

M:

¡¡ayyyyyyy!! ¡Buenos días!

I:

¿Qué harás por tu cumple? feliz cumple, si lo es.
Adorar al tiempo, en compañía, es quizá bonito 🙂

¿Como no sé como se habla en México/Argentina/etc… creéis que allá queda muy raro o no se entiende lo de “dejar de lado”, “dejar a un lado”… como parecido a “menospreciar”… que utiliza ahí el curso?

El tiempo nos deja a un lado.

Y nosotros le hacemos la guerra experimentando Unidad en por ejemplo los cumpleaños ñoños.

Curioso haber hecho un universo donde todo nos hace a un lado… y así poder recoger y deshacer los cachos con otra lógica completamente distinta, que viene del original.

Es increíble que vamos a sentir directamente que todos los maltratos o abusos sufridos están conectados con nuestro miedo… sin tener la culpa.
Y dice que toda la “emocionalidad” estaba ahí, como línea de defensa, para “protegernos” de ver que solo era nuestro miedo lo que “veíamos”.

Habría que hacer un croquis 🙂 :

O sea, en nuestra visión, se van a fabricar ellas solas unas sanas “gafas de sol”…

para que resalte el hecho de que, tras tanto “color emocional”, solo está la grisura de nuestro miedo… y entonces, una vez que las hayamos llevado el tiempo suficiente puestas las gafas… nos las quitaremos, y veremos “un mundo nuevo”.
Ay, ¡como sustituye el uso al “amor” en todas las esferas… pues hay que ser práctico!

Pero… “lo difícil” es que el amor no es sentimentalismo…

Así que esa mentalidad “uso” también nos protege de ese sentimentalismo o de interpretar los enamoramientos de forma “enfermiza”… cuando estamos más en la emocionalidad…

¿Esa protección, en el fondo, solo lo posterga todo? ¿Pues en algún momento -o de alguna forma- tendrá que salir a la luz esa nuestra “emocionalidad” de “niños heridos”?

Un tema algo escabroso es esto de las parejas eligiendo “mentalmente” en función de, por ejemplo, el acceso a una buena futura crianza posible de niños.

Parece que es “de ley” un cierto “ser prácticos”… pues el amor no es sentimentalismo… pero, por otro lado, ¿hacerlo sin actitud de “uso”?

Y esa misma “practicidad” habrá librado a mucha gente de seguir en supuestos “enamoramientos” que, en realidad, eran enamoramientos “heridos”… ¿y así no han involucrado a hijos demasiado pronto en sus heridas?

Ay, hogar dulce ahogar 🙂

M:

Jajaja, gracias I., es mi aparente cumple, aparenta 53 años en este mundo. Me he hecho un regalo consciente, ayer y hoy taller en APIA.

I:

Qué bien. Ya nos contarás. A ver qué tal funcionaron los ángeles del aire y los sentimientos más allá de las emociones.

Mi

Muchísimas felicidades querida amiga M.
Gracias a todos por vuestros comentarios; me han llegado hasta el fondo de mi alma; mil gracias a todos y a todas.

I:

Gracias. Siempre seguiré… Ya que no podría estar más interesante esta especie de anti-predicación de San Yeshua 🙂

Preparadas… listas… casi ya 😃…

Mañana quizá alguien empiece el 10… pero si tenéis comentarios tras la lectura lenta del 9 o de antes estaría muy bien. Yo sigo de penitente gripal en fase aguda.

Este “curso” tiene una inmensa coherencia… tras la primera recolocación “en el amor”… a la que se nos invitó de nuevo… ahora, en el 10, invita a una posibilidad que nuestro “ser de miedo” podría interpretar como ofensiva… o como inútil… etc.

Y es que… como no puede ser el mismo ser:

— QUIEN usa…

— y lo usado (el cuerpo)…

¿Dónde estará ese “QUIEN”, cómo se siente?

A una primera posible “parte” de esta respuesta, nos lleva este curso en el 10…, y tan explícito como siempre… antes quizá de que podamos desde ahí alcanzar más aún la inmensa ternura del ser que somos… desde un corazón más allá de todo lo visible… en una inmutabilidad e invulnerabilidad que pasarán de quizá ser solo palabras (debido al tan enorme vínculo sentido con el cuerpo) a ser una cosa con la cual nos relacionamos en “otra atmósfera”.

I:

Buenas de nuevo.
¡vaya con la moda modita!… ¡la de sentirnos usados por el cuerpo! 🙂

P:

Buenos días.

¡Cómo hemos llegado a complicarnos la vida!

En nuestra amnesia culposa hemos olvidado cuál es el significado de las cosas que percibimos. Entre esas cosas está el cuerpo, al que, desconocedores de su propósito, hemos erigido como símbolo supremo de la creencia en la separación. Y aún más, hemos hecho de él nuestro hogar, hemos creído que somos cuerpos.

El cuerpo, como elemento separado, necesita de lo exterior a él para sobrevivir. Las necesidades del cuerpo son satisfechas a través de la relación con otros elementos externos a él: oxígeno, alimento, agua, otros cuerpos, etc…

Aún creyéndonos identidades separadas “atrapadas” en un cuerpo, seguimos estando en contacto con una información, con una llamada interna, que es percibida como una sensación de vacío. En lo más profundo de nosotros “sabemos” que falta algo. Y eso que falta encierra una promesa de felicidad, de paz infinita, de amor.

Así, además de cubrir nuestras necesidades de cuerpos carentes, comenzamos a buscar esa felicidad que llenará el vacío. Como no podía ser de otro modo, lo buscamos fuera.

…Y empezamos a hacer “uso” de todo lo que se ponga a nuestro alcance. Nuestra relación con todo aquello que creemos no ser, se convierte en un intercambio interesado, con el propósito separado (egoísta) de encontrar la felicidad a costa de otro, de algo externo a mí.

En esa búsqueda desaforada y ciega, todos se “relacionan” para “usar” y ser “usados”, sea que te erijas en verdugo o en víctima.

“¿Dónde estarán las llaves del cielo?”, nos preguntamos, “he buscado en todos los rincones de la tierra”.

Y la llave siempre estuvo ahí, ante nuestros ojos. Cada relación, ahora velada por el “uso”, es una nueva oportunidad para entrar en el reino de los cielos, para reconocer la Unidad en lo que nunca estuvo separado… para descubrir el verdadero propósito de toda relación.

Las llaves del cielo no es algo que pueda ser poseído a costa de tu hermano.

Acepta el propósito común que compartís desde que tenéis memoria, cógete de su mano, y verás las puertas del cielo abrirse ante vuestros ojos.

En el cielo no se entra solo.

Estas serían algunas de las conclusiones que he obtenido del cap.9… Más o menos. 😄

I:

Fantástico.
Pues sí :).
Y ahora que llegamos al 10… con el giro que va a dar…
tú, P., quizá por tu ocupación y lo que comentabas… puedes hacer de “portavoz”/animador del mundo del sentimiento frente al mundo de la emoción… dando todavía mas pistas… aunque eso nos acompañará hasta en el tercer libro.

Diríamos quizá que un terapeuta por fuerza ha de ofrecer ese discernimiento a los “terapeutizados”… entre emoción y sentimiento… colocarse en ese plano del sentir que quizá diríamos que acoge/borra potencialmente (“si hay permiso”).

Así que quizá toque hablar de la experiencia en el sentir y en el hacer algo con los “campos emocionales” de “los demás”… los demás humanos… porque está claro que nadie nos puede hacer sentir nada que no queramos sentir… por un lado… y ya que la emoción en el fondo no sería el sentir…

Así, sería muy bueno hablar sobre qué ocurre cuando sentimos “lo del otro”… si lo aceptamos por él, pero a la vez de cierto modo disolviéndolo si realmente “toca” o se puede… porque no se trata de algo automático como la lejía.

Hay una aceptación curiosa, pues, esta de la Luz que disuelve… que no puede ver el miedo pero que sí está ahí dejándose atravesar, ¿no?  Y que a la vez consigue y aceptar/acogerlo todo, para que se dé la visión… esa que trasciende y ayuda a pasar al campo de sentimiento más allá de la “emocionalidad”…

A ver qué nos remueve este cap 10 que sigue ahora… en cuanto a ese discernimiento… en cualquiera de estos días en que lo leáis con mayor o menor concentración…

“Sabemos” por UCDM eso que tan tan raro suena o nos podría sonar, al principio…: el hecho de que, en realidad, en el fondo, no vemos con los ojos… no oímos con los oídos…: “no soy un cuerpo, soy libre”…

A:

Buenas tardes a tod@s.
Este cap. 9 es una perfecta manera de explicar qué es el cuerpo.
Entender que las emociones pertenecen a la primera línea de defensa para proteger lo que hemos fabricado, pero claro, la creación no necesita protección.
¿Cómo sería el mundo si no necesitáramos proteger nada, si no existieran la desconfianza y el miedo?
Uffff, ¿os lo imagináis?
Recuerdos de amor que no sabemos cómo utilizar.
¡Porque el amor no puede ser usado! Qué cosas.
Ni la relación,  jaja.
Nos hemos creado el cuerpo, un cuerpo dual, para creernos separados, un reflejo de nuestra mente.
Todos los posibles y opuestos a la vez.
Lo bueno es que lo podemos deshacer, ¡menos mal!
Y nos dan un plan para que no nos perdamos, jiji.
Retirar la fe en todo lo fabricado.
Contemplar tu cuerpo desde fuera.
Retirarle la utilidad.
Es más lo podemos utilizar para regresar al ser real que somos:

“no permites que nada de lo que existe en tu mundo, incluyéndote a ti, sea lo que es”

Llegados a este punto me acuerdo de cuando tenía unos 14 años y no me gustaba nada estudiar, y mis padres se empeñaban como todos en que lo hiciera, y si suspendía me castigaban … Jiji, lo normal.
Y bueno, me quedé estudiando hasta tarde, pero se me pasó por la cabeza que no iba a aprobar, y que después llegaría el castigo, etc.
Estaba cabreada y me sentía capaz de salir adelante yo sola, jijiji.
Y tuve la brillante idea de escaparme a media noche, salí de casa sin que me vieran con la idea de no volver; jiji valiente yo…
Cogí el autobús sin saber a dónde ir, y claro ya empecé a darle vueltas a la cabeza, sobre qué es lo que iba a hacer, dónde dormir etc… El impulso fue huir, jaja.
Pero ¿dónde?
Una gran pregunta.
Ya empecé a sentir miedo, ufff.
Cuando bajé del autobús, plena noche, frío y sin nadie por la calle…
Se me acercaba andando un hombre con una pinta que me pareció extraña, ¡y me dio miedo!
Y claro, me arrepentí de lo que hice, pero ahora ¡tenía miedo de volver, de las consecuencias y del castigo!
Pero volví, claro… ¡Arrepentida y con miedo!
Pero mi madre me esperaba con los brazos abiertos, y no castigos ni nada de lo que yo pensaba que pasaría…
Este capítulo me recordó esto mismo que me sucedió, el querer hacer las cosas por nuestra cuenta y demostrar a mis padres que yo sola podía, y huir y entrar en el miedo total de darme cuenta que estaba sola y a la vez miedo a la vuelta sin ser consciente que mi madre me esperaba con los brazos abiertos.
Hay que reemplazar la ilusión por la verdad, el miedo por el amor, mi yo separado por mi ser real, la unidad…
Saber que no estamos sol@s, aceptar que no somos nuestros creadores y que lo que Dios creó sigue intacto, esperando a que nos demos cuenta que seguimos a su lado, jiji.
Es divino este sentimiento.

 

Anuncios

Publicado 12 febrero, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: