Nuestra siguiente semana con UCDA: capítulos 21 y 22   Leave a comment

imagen corazón en círculo[Anterior entrada donde hablábamos algo del cap. 19 y 20 ]

Empezábamos comentando así los capítulos 21 y 22 de Un curso de amor (UCDA).

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc.

Ver el índice de entradas para encontrar el texto completo de UCDA, y por capítulos (punto 5). Y ver en el punto 4 de ese mismo índice una lista con los enlaces a estos comentarios del grupo.

Así que en estos días de leer el capítulo 21 y el 21 de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas pocas cosas, en el grupo de whatsapp (“guasap”), al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el teléfono móvil (y también hablamos algo a veces en facebook, etc.).

A veces no traslado aquí muchos de los comentarios intermedios de saludo, que hay entre los comentarios más largos.

___
_

 I:

Seguimos intentando recordar que viene bien leer lento, aprender a contemplar las frases…..
… tranquiliza/preparándonos antes… interiormente… para “recibir”.

¿Qué palabra hay para expresar el tranquilizarse y a la vez prepararse?

Como un medio de interiorizar la actitud de Recibir para poder Dar… de Ser para poder Extender realidad… para poder confiar en lo de dentro que, de tan fuerte que debe ser, no lo vemos 🙂

Así que del abrazo a la cebolla (invitacion a leer lento ya el 22):

El “abrazo” lo ha utilizado, la voz, como vemos… para llevarnos en un viaje hacia dentro, en el anterior capítulo…
con más o menos éxito… aunque sabemos que no debemos pensar tanto en estas categorías… como ya nos dijo…: la de éxito…

… ya que ya somos amor… lo único que existe.

Usamos esto que “hizo el ego” (la posibilidad del “abrazo” de algo que parece estar separado)… lo generalizamos, y lo usamos… para “añadirnos” a la dimensión “vertical”, del sentimiento y la expansión en la luz… que anticipábamos en los capítulos más prácticos anteriores…

Ahora se nos pide de nuevo, de esta manera nueva, que nos dejemos querer por ese “amor del sentimiento”, más allá de las emociones…

Así se nos presenta ante nosotros esa “tarea”, que se hace sola y gratis, que ucdm comentaba cuando decía que Dios tuvo que honrar las “creaciones” de su Hijo… por ser su Hijo.

Así, dejaremos pasar esa honra, canalizando, en este mundo resecado por nuestras elecciones falsas… tan ilusorio por ello…

… canalizando… el ser de Dios, como unidad de amor en el espíritu (cap. 13)… donde todos estamos en todos…

….canalizando… cada vez más, a Dios… que es nuestra única escapatoria de nuestras “creaciones”…

…canalizando casi siempre calladamente…

…para que esta honra se haga a través de nuestras vidas…
…que es lo único que tenemos y tiene el amor aquí para poder “honrar al Hijo” a través de la honra de lo que hizo (hicimos) para “darnos una vuelta” por ahí.

Así, vamos siendo aunados con su voluntad, amor perfecto… en el cambio a la percepción verdadera…

Solo nosotros podremos permitir esta honra de Dios… y solo eso nos salvará de nosotros mismos (nutrir la semilla del Cristo en nosotros que, como vimos, es lo que ahí dentro sabe “ser Dios en forma humana”).

Y cuando en 21 dice:
“conceptos que contacten con tu corazón”…
con ello está anunciando los conceptos de todos los últimos capítulos hasta el 32..
…que empiezan en el siguiente con la relación como intersección…

Estos conceptos apoyan el concepto central del Abrazo…, desde el cual disolver y abrazar todos los “conceptos de la mente”.

La vida se va a hacer literalmente un viaje más allá de las palabras si nos acordamos de acompañarnos a nosotros mismos con el trabajo “imaginal” que va a proponer, el “trabajo” con la imaginación… una forma de “pensar” que preludie el “sin palabras” que necesitamos, y preludiando la primera parte del segundo libro…:

el acto de hacer de la vida una “meditación” sobre la gratuidad de nuestro Ser, del creador… del amor como libertad.

(Este adjetivo va a salir…: “imaginal”, que es un adjetivo que se entiende de sobra -en vez de imaginario o imaginativo…
Comprendemos por qué lo usa… pues debido a las connotaciones de estas palabras (imaginario, imaginativo)… ha habido que usar esta otra, que es rara en los dos idiomas… pero bella y universal a su modo… y que creo recordar que se usa en la literatura místico-religiosa. Es también una palabra rara en inglés así como en español, la de “imaginal”.)

Así que ucda nos lleva a esforzarnos “contra” la dirección de la mente… de la mente intelectual, que sabemos que está basada en percepción/emoción.

Ese esfuerzo se funda en el abrazo de nuestra dimensión vertical… con más o menos revelación, o instantes santos… da igual… y se “armará” en lo sucesivo de la imaginación como herramienta para salir de esa percepción, hacia un dejarnos llevar más por la imaginación de los conceptos que sintamos que tocan nuestro corazón y ayudan a contactar con él…
(aquí seguro que se os ocurren los vuestros y modificaciones que ya uséis).

Esto, como dije, de cierto modo anticipa, o fundamenta, la práctica del segundo libro.

Ya tenemos mucho que recordar del primer libro de ucda, en la vida… de los capítulos anteriores… para sintonizarnos con las memorias del corazón.

Y en estos últimos capítulos, al leerlos durante varios días igual que hasta ahora…, pretendemos “cargarnos” de conceptos anti-carga… dejándonos llenar con ellos… para acompañar el desaprendizaje de ese “ego” que tanto esfuerzo nos costó aprender… pero que finalmente no puede ser aprendido, y solo era para jugar.

Así que preparados y prepar-hadas 🙂 para empezar a vivir sin tantas palabras en la mente, y con “imágenes sentidas”… a partir del 22. Preparando el terreno del segundo libro, donde se trabaja más el desaprendizaje… para sustituir definitivamente el sistema de creencias y comunicar más concretamente con el “Yo en unidad”.

Vamos a “darle imagen” a la relación, imagen que sustente un poco la relación… para apoyar aquella frase que decia algo asi como que “solo por no relacionarnos con el mundo afuera este no se convierte en el cielo qe en el fondo es”, pues solo hay Mente de Dios

[tras algunas felicitaciones pues era el cumpleaños de I.]

Pues me pido como regalo qe comentéis en estos meses el cap. 22 :

si os habéis sentido como una cebolla o qué, reteniendo en diversas capas…

…si os habéis sentido capas… de pasado retenido, pero que seguirán siendo capas para dejar fluir por ahí las cosas… cuando nos vamos integrando al expandirnos siendo paz de luz espacial

Hay que ver qué “equivocación”/juego…  fue juzgarlo todo en base a la percepción de límites…

“Ahora”, aprenderemos más a agradecer que sentir es gratis… y el infinito es gratis… y es infinito… como su nombre indica… 😛-

Qué cosa que no haya límites para lo que podemos sentir… de paz, abundancia, de realidad…

Ya veremos qué interesante se va a poner… la imaginación…

Para despersonalizar todo esto …

Ahora, para invitar a empezar quizá mañana con el 22…:

Lo de abajo es el ejemplo o imaginación que me ha salido, para añadir a los que da la voz en el 22.

Nos vamos a hacer diestros en usar estas imaginaciones… pues realmente son “reales” en cuanto que nos ayuden a real-izar ese “viaje”… que ya describía o apuntaba la voz en el cap. 10, con ese tipo de “ser el espacio”… donde nos animaba a ser literalmente ahí, a jugar.

Si no en este curso, seguro que en otro momento habéis sentido el Abrazo del que hablaba el cap. 20…

Vamos a necesitar ese recuerdo o mini-recuerdo, que ya dijimos que pone el broche a lo que llevábamos visto sobre:

– la relación (sobre que hay solo Una relación)…

– y sobre la necesidad de cultivar la disposición a “ser espíritu” (cap. 10 y 13…)…

Por muy “retenidos” que estemos…, algo “sabemos” de esto.

Necesitamos esa base del abrazo.. para lo que viene… pues ahora en el 22 le va a dar sentido e imágenes a eso, al hecho de que somos ya una relación con todo… “un “todo” con lo que vemos… que es lo que terminará de reafirmar este primer libro.

Si no lo sentimos, da igual, nos lo decimos… tan insistentemente como aquello de “pedir unidad”… nos lo decimos con estas “herramientas” divertidas que se van ampliando… que nos va entregando la voz…, en estos clarificadores capítulos que concentran todo lo anterior… que lo concentran… así como haciendo un té, una infusión :)… con todo lo de antes… para que a su vez el calor reconocido en nuestro corazón, el té, tiña todo nuestro alrededor de esa sustancia nutriente que siempre estaba ahí.

Estamos simplemente haciendo una infusión de corazón, un té de amor…

Necesitamos que el agua del amor que hay “fuera” (que somos nosotros… el espacio reconocido en el abrazo)… que ese agua… pueda atravesar nuestra bolsita de té propia… el corazón y todas las capas de nuestro ser.

Pues todo eso de “fuera” no tiene otra sustancia que amor, que es lo que somos… y va a ser teñido en nuestro reconocimiento del amor.

Ya habréis visto pues, en el 22… que somos cebollas 🙂 que se abren, para que el amor (sentimiento más allá de emoción), “limpie”… y saque esos nuestros proyectiles…: las armas que son nuestras interpretaciones, que tenemos anquilosadas ahí dentro en todo nuestro ser (la “mente” enfocada en la separación).

Unas interpretaciones que nos hacen juzgar todo, es decir, darle sentido o significado personal… en vez de que las cosas sean lo que son, y así la verdad única pueda relucir en todo.

Esta práctica, la de nuestra disposición a retirarnos de nuestra posición de “dadores de sentido”… esta práctica, seguro que nos va a dar más claridad acerca de nuestros deseos… de cuándo estos son más “verdaderos”… están más en relación con la plenitud del Ser Uno que somos… de cuándo son más la expresión de la relación sagrada…

—o son más falsos…

al prolongar el conflicto de las ilusiones de separación… con su tensión… con sus falsas libertades…

“Deseos”… o podríamos llamarlos “llamadas”, llamamientos que experimentamos, dentro…

A veces “necesitamos” claridad para saber cuándo son deseos más puramente egoicos… o es por lo contrario que más bien está deseando “nuestra esencia”, a través nuestro… el “Cristo en nosotros”… que desde la conexión, en unidad, sabe qué es lo que queremos realmente como “un único todo”… como esa “única mente” que somos… destinada al amor que ya es…
destinada a reconocer de nuevo ese amor, sin importar el tipo de sueño donde se esté.

El mismo movimiento o proceso lo vamos a ver en todo curso o camino “espiritual”… el proceso de intentar limpiar… purificar… para dejarnos desear por el Amor real… no teñido de ilusiones de pasado…… para dejarnos amar…
…para dejar que el deseo y su manifestación aquí sean expresión de que hemos aceptado eso…

…de que hemos aceptado que se nos desea amar, desde dentro de la Mente de Dios

…importando solo el movimiento de Eso, a través nuestro… y no tanto nuestras “ideas personales”…, ideas que, cuando no estamos “limpios”, son ideas del yo del ego… ese que arrastra pasado…
…arrastrando esas interpretaciones de experiencias del pasado…
…interpretaciones que no limpiamos, y que nos impiden ser unidad con la experiencia… y seguimos en la inercia de ser «el yo separado que “tiene” una experiencia»…

A:

Sí !! Siempre soy yo experimentando todos los posibles…

Ca:

Deseos  disfrazados, duales y claro en conflicto.. porque son incompletos, generando a veces sentimientos de indignidad…  parecen ocultar el verdadero anhelo de Ser Amados incondicionalmente, íntegramente.

Esto lo tenemos a diario, no cosa que no nos pase u no juzguemos, analicemos y le demos ese toque personal..

Estoy aprendiendo desde el sentimiento a ver al que tengo enfrente como sí fuera yo misma apreciando que lo que le entrego me lo doy a mi misma.

I:

somos unos angelitos disfrazados de corderos disfrazados de lobos 🙂

Observemos sin culpabilizarnos… el ansia de apropiarnos de las experiencias (“qué día tan lindo”)…
de apropiárnoslas con el juicio…
…observamos eso que subyace a todo juicio…: “qué terrible”, “qué lindo”…

…y cómo todo este mundo está hecho de ese afán, de ese ansia…
… para no dejar pasar las cosas a través…

si las vamos dejando pasar a través, se nos facilitará ese “ser más amplios” al que nos invitaba el cap. 10…
…más amplio y abarcador…
… que abarca el cuerpo… que quizá podemos verlo, a él y sus sentidos… como la capa central de esa “cebolla” que somos, y que se extiende más allá de la Tierra, claro.

Y se nos facilitará la visión purificada del espíritu… la del cap. 13.

Aquí en el 22 vemos que se nos dice que, al soltar ese ansia que proviene de ese “hambre de separación” atizada por el miedo…
…el sentido se revela solo… más allá de lo mental-intelectual…

…un sentido de ser en unidad y en relación transformadora de todo a la vez…

«Así como el viento y el agua que pasan a través de un punto de entrada y salida tienen impacto y movimiento, también lo que pasa a través de ti le proporciona el movimiento a tu travesía. Lo que pasa a través de ti es transformado por la relación contigo del mismo modo en que tú eres ciertamente transformado por la relación con ello.

22.15 Cuando te retiras de la actitud de “dador de sentido”, permites que las cosas sean lo que son, y una vez que se les permite ser lo que son, su significado se revela de forma natural.»

A:

Nos lleva a mirar de diferente manera lo que nos rodea , no pasa nada , no juicio, no reacción  a lo que vemos a nuestro alrededor
Así nos llega el amor de la unidad permitiendo que todo sea como es!!
Divino …
Existimos en el abrazo del amor ..
El amor crece desde dentro..
Sin perturbarse por lo que será.. Es!!
El tiempo de la parábola llego a su fin..
Un tiempo sin tiempo!!
Yo estoy vivo , sin embargo no me imaginas, el Cristo me devolvió el abrazo
El uno es el uno..
La esperanza es la condición
El sol brilla y la lluvia cae por igual sobre tod@s
No hay buenos ni malos esto es producto del juicio
Cuando piensas en ti como personal te separas de la unidad..
El amor es lo único que es..
La relación existe más allá de los particulares
La relación Santa en su forma es la eternidad
La unificación de mente y corazón
La unión es el lenguaje compartido entre el corazón y la mente
Hasta qué no alcancemos la unidad no comprenderás que eres tu quien le da el significado a todas las cosas…
Cuánta paz me dan estas palabras.

I:

Qué bien,

En 5.31 estaba esa frase que dije… que es un ejemplo de cómo vemos que se va construyendo el curso… de cómo se van plantando las diversas ideas o las posibles experiencias… que se van ampliando y uniendo… para irlas reforzando en la práctica del segundo libro, durante mucho tiempo:

«El hecho de que camines por el mundo sin relacionarte con él es lo que provoca tu alienación del cielo que podría ser.»

En el 22 se nos pide que reforcemos con la imaginación esa “relación/intersección” que somos… pero que de cierto modo no reconocemos, debido a nuestras heridas retenidas… etc.

En la siguiente semana vamos a ver qué nombre parece que le da el curso a todas estas cosas que hemos almacenado, que oscurecen nuestro ser “ejes”, ser intersección productiva… “ser canales de eternidad”…, que permitan que esta eternidad dé el sentido a todo (uno solo), a través nuestro.

Vamos despacio, intentando leer con la mayor tranquilidad posible, y al menos una vez al día, el capítulo que toque cada día…

Estos dos siguientes capítulos serán muy claros, a la vez que tiernos (como vemos que van alternando de hecho los capítulos… que cuando uno es tierno y muy impactante para llamarnos a instantes santos…, el siguiente es más “técnico”).

Me gustaría que quienes más estáis acostumbrados a plantearos esto de “la relación”, terapéutica o no… nos ayudárais a comentar tranquilamente, durante el mucho tiempo que queda, sobre estas imágenes… (en este nuestro “aprender a sentirnos”…) de las capas… etc.

Invito a que tratemos de esto así (a ver cómo lo véis), que en parte es un poco “de cajón”:

por ejemplo, al encontrarnos con alguien, “nuevo” o no nuevo…, podemos observar nuestros gestos de protección… posición del cuerpo… etc., que nutren ese automatismo que nos aleja a menudo de poder “practicar” el cap. 13 en esa ocasión…:
“qué conozco ya del espíritu” de ese “otro”.

Podremos ver cuándo estos gestos expresan nuestras retenciones acumuladas, o bien cuándo son más libremente elegidos…

Cuando expresan miedo/retención… se nota en “la calidad de la relación” sentida, claro.

Así, en las relaciones… podemos observar nuestra disposición a practicar… o la mera disposición a observarnos sin culpabilizarnos…
podemos sentir nuestras “capas de cosas”, de cosas acumuladas en la estantería de nuestra cebolla que somos…

…. acumulando retenciones, retenciones que no “limpiamos”, para así poder seguir con la inercia del “yo separado” que llevemos hasta ahora.

Y si nos vamos limpiando, se supone que, aunque no tengamos ya esos mismos bloqueos…, sentiremos mejor los bloqueos de “los demás”… a la vez que sabremos protegernos (en el buen sentido de tal “protección”…)… no creyéndonos el mensaje de miedo que podría conllevar el sentir que salga… el sentir en cuestión…
sino viendo que todo es una relación, y que nosotros a veces sí podemos dejar pasar todo…
aunque “el otro” no pueda en ese momento…

Este “ejemplo” diríamos quizá que le puede servir “al otro” de ayuda…, para mostrar ese digamos “inconsciente” hacer “clic”… el clic de dejar pasar “viejas heridas”…

Seremos un ejemplo de que no hay por qué reaccionar ante las “energías que se despliegan”… pues sabemos que, si las hemos sentido, será por algo… aunque nosotros quizá sí las podamos dejar pasar sin reaccionar… (cuando tal cosa podamos hacer).

Sabremos dejar pasar… o invitar a ello…

Al ver a los demás como espíritu… los bloqueos nos afectan menos… y la presencia, o nuestros pensamientos sobre “los demás”, si están lejos físicamente hablando… la presencia o los pensamientos… nos liberan y/o les invitan a liberarse, en su cebolla, de lo retenido, de lo que obstaculice “la visión del espíritu”.

Entonces, aunque se desaten sentires que de cierta manera parecen ser compartidos… pues el miedo a veces se puede “mascar”… sentires que nos recuerdan quizá viejas cosas (interpretaciones)… podremos entregarlos en nuestra cebolla… invitando a que entre ahí:

– “la otra relación”… la santa… la visión que ve “lo ya conocido” en cualquier “otro”…

– y no la separación, que son esas relaciones normales, ilusorias, basadas en miedo y en reacciones ante el miedo… que mantienen los cuerpos juntos pero sin nadie para responder frente los pensamientos de “amor perdido”… para des-retenerlos…

Así que nos plantamos todo lo que podamos, en general, como invitación a dejar ir… para que “el otro” que está ahí (o que puede estar lejos)… para que el otro sienta la invitación a dejar pasar…

Sin “responsabilizarnos” de esos sentires… en el sentido de “culpa”… sino que nos responsabilizamos para dejar pasar, aunque se sienta muy fuerte lo que sea… para establecer una relación verdadera… que transforme todo a la vez.

“Responsabilizarse” sabíamos que es un concepto con sus problemas… pues suele igualarse a culpa aunque creamos que no.

Y entre otras cosas, este “pasar a la imaginación” (al que nos invita UCDA) vemos que ayudaría a expresar la diferencia entre culpa y responsabilidad.

Somos 100% responsables de lo que sentimos… ok… pero para que fluya…

Por eso sabemos que es tan delicado hablar de espiritualidad… pues:

– la responsabilidad (la de dejar ir, para poder expandirse): “el ego” entiende por defecto que la responsabilidad es lo mismo que

– la culpa (retener en las capas para hacerse más y más chiquito en la oscuridad)…

Sin parar a “meditar”, como tanto invitaba UCDM… es decir, sin parar a sentir nuestro ser de paz y alegría… muchas veces reforzamos nuestras corazas con “la espiritualidad”…

…cosa esta sobre lo que podemos comentar con lo que hablamos aquí, en el 22, sobre las capas y las relaciones “reales”… que realizan limpieza al permitir el paso de todo sin trabas, en vez de parar las cosas para seguir dando significados personales que nutran las oscuridades almacenadas en los estantes “propios”.

M:

Sí.
La responsabilidad sin interpretar ya no me lleva al pasado, no busca argumentos, libera a la mente de su cajita, y me permito la libertad de sentir, lo que sea sin condiciones.
Siento ahora. Simplemente sucede.

I:

Sí, la historia es si ves, que está plantando guiños hacia una experiencia del mundo real… una real experiencia del mundo real…
en los capitulos donde habla de otras percepciones… como que nos está llevando poco a poco a la percepción verdadera…

.. esa que tiene qe ver con que no hemos sido nunca un cuerpo…

de ahí atisbamos quizá cómo se reunirán todas estas nuevas experiencias de “ser el espacio”, ser espíritu… se van a articular entre sí…

M:

 Ahora. Soy el espacio, el sintiente.
No hay expectativa
“Si esto…… lo otro…”..,. PAUSA….., siento

Ca:

Qué buen trabajo de Campo…!
Qué velocidad…los pensamientos… ves a alguien y en un momento aparece todo un elenco de adjetivos, datos…en plan Robocop!

Y parece que cuando estas dispuesto a verlos… aparecen en escena algunos que me sorprenden… !!
Anda dices!!! Este parecía que ya estaba descartado…moralmente, racionalmente, intelectualmente etc… pero mira el tío!!! Estaba escondido esperando… 🙂

I:

¿Qué pasó, Ca.?
¿Salen los juicios más observables?

Diríamos quizá de entrada como que parece que no se necesita la imaginación…

… que aparecerá todo por sí solo… o nos dejaremos llevar…

Normalmente hay una inercia “contra” la imaginación… estamos como programados o condicionados contra ella.

Esa imaginación tiene quizá un papel en “aprender” a desear con el Origen/Fuente… en la apertura.

Va a hablar algo más de la imaginación en el siguiente capítulo, el 23, muy gracioso, sobre las formas, las creencias.

Va a ser muy importante para lo que sigue dentro de mucho… lo tendremos que comentar o citar, este 23.

Como nos hemos traído aquí con un sueño/imaginación… la mayor parte se supone que necesitaremos confiar en que vamos a hacer algo con la imaginación, para estas cosas de acompañar ese “trance” de fundirnos en ese abrazo del cap. 20… “con las leyes del amor”.


Siempre ¡gracias por acompañarnos! a todos aquí 🙂 … aunque a ratos no estemos comentando lo más concreto de estas cosas del curso…

… ya que cada cual va a su ritmo.
—-
Más sobre la santa imaginación 🙂

Si miramos de nuevo el tan divertido cap. 10… allí comentaba sobre nuestra querida imaginación…

Es curioso que, sin menoscabar las capacidades de “seguir aquí”, que tiene este cuerpo tan físicamente “duro”, tan “necesitado” como este (al menos de espacio)… es curioso que vayamos a poder vivir como en un sueño a la vez…

…ya que esto ya es un sueño…

Nos abrimos, pues.

Se puede mezclar “el mundo de los sueños” (donde “vemos” sin los ojos del cuerpo, etc), y este tan duro… pues ya sabemos que ninguno es en sí lo real-creativo… sino que son lo que nos permite reconocer nuestro Ser aquí, entre sueños…
(Veremos en el 23 cómo habla de la vida y su “conocerse”.)

Ya hace mucho, en el curso, hablaba de que íbamos a creer que al principio estas cosas de la imaginación eran meros trucos… pero no:

« 10.27 Pronto desarrollarás la capacidad de ver prescindiendo de los ojos del cuerpo. Esto también parecerá un juego inocente al principio, un truco de la imaginación.»

—-
Una obviedad sobre esto de despersonalizar, para dejar que nos repersonalice la Esencia…

Nuestro idioma personaliza mucho… llena los verbos de desinencias personales…:

cant-o, cant-as

…está automatizado esto de personalizarlo todo.

Así que si hay que hablar un día o dos sin que se nos entiendan… 🙂 , podemos probar a no pensar con esas cosas… hablando como aquí hacían creo que “los indios” en las películas de vaqueros.

M:

Hola, salió el sol.
Informe.

I:

somos los in-formes sin forma;
ah no, que no puedo decir “somos” , que es primera superpersona del plural…
y así

M:

Jaja, detallar sin clasificar despersonaliza
Buen día, sin polaridad, cuestión de conciencia
?????????

A:

Cómo, hace calor. Los pájaros cantan, y el cielo azul, jiji.
Sin meter por medio cosas que nos parezcan a nosotros, ¿no?

I:

Has dicho “cantan”, has pecado 🙂

La cosa es que cada vez más, en el abrazo, sentiremos que quien canta somos “nosotros” a través de los pájaros…
el Uno a través de los que parecen separados…

…hasta eso les vamos a quitar a los pobres pájaros 😃
…su derecho a apropiarse de su canto…

A:

🙂
Sí, es verdad!!

Anuncios

Publicado 31 marzo, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: