Nuestra siguiente semana con UCDA: capítulos 25 y 26   2 comments

imagen corazón en círculo[Anterior entrada donde hablábamos algo del cap. 23 y 24 ]

Empezábamos comentando así, más abajo, los capítulos 25 y 26 de Un curso de amor (UCDA).

Estas entradas las iremos aumentando con comentarios sobre el texto, comentarios de la gente del grupo, o sobre la traducción, etc.

Ver el índice de entradas para encontrar el texto completo de UCDA, y por capítulos (punto 5). Y ver en el punto 4 de ese mismo índice una lista con los enlaces a estos comentarios del grupo.

Así que en estos días de leer el capítulo 25 y el 26 de Un curso de amor, comentábamos por ejemplo algunas de estas pocas cosas, en el grupo de whatsapp (“guasap”), al que se puede apuntar quien quiera para poder seguir también los comentarios por el teléfono móvil (y también hablamos algo a veces en facebook, etc.).

___
_

 

I:

“Devoción” es entrega total a una experiencia…

Como no hay separación, en el fondo tal “experiencia” es una sola…. es la vida.

Así que la vida es una sola, es “Dios”, es una sola en tanto que la referenciemos al “lugar” de donde salió:
a ese principio y ese final de amor creativo, que siempre somos, en unidad con la Fuente… “la Creación”.

Como dijimos, estos capítulos finales sientan las bases para luego terminar de alcanzar la coherencia suficiente (cambiando creencias: 2° libro)… para “luego” poder experimentar la unión definitiva con “la vida real” (3er libro).

La coherencia hace que las grietas en la oscuridad se vayan juntando para dar paso más amplio a la luz.

Así que a lo que nos entregamos con la tal “devoción”, es a “la vida”… (si bien ya ocurre aquí que muchos de los millones de participantes en esta conversación estáis entregados plenamente a la vida, así que si el curso dice estas cosas… y casualmente las leemos… es solo para reafirmar y “decirlo bonito”… acompañando la vida).

La relación… es esa cosa tan rara, en la que tanto cuesta detenerse a veces… detenerse y “dejar de juzgar/pensar”.

Para “dejar de pensar”, sabemos que nos servían los “ejercicios mentales” de repetir las palabras mágicas para detenernos… palabras que nos abran…, que nos ayuden a abrir un espacio de estar dispuestos a sentir la unidad con el otro… sea quien sea (antes que cualquier diferencia de nuestro plano horizontal de la historia físico-personal)… o con la experiencia en general.

Palabras como las lecciones de ucdm… ho’oponopono… las del maravilloso capítulo 13 de ucda….
palabras más o menos sentidas… en principio da igual… importando solo nuestra disposición a detenernos y que venga otra percepción que empiece a ayudarnos en la aceptación del milagro del cambio hacia la percepción verdadera…  que irá hacia una vivencia de cada vez más instantes santos hasta que se hagan un solo instante…

Igualmente, sabemos que, a la vez, a veces el simple poner la atención en la respiración nos servirá… sin querer intervenir.

En este curso, como vimos, se pretende ir adelgazando nuestra necesidad de ejercicio mental…
…y engordando nuestra comprensión de la necesidad de nuestra unión con nosotros mismos…
… una comprensión no intelectual, sobre el modo de efectuar la reunión de mente y corazón, en incondicionalidad… para lo cual, este primer libro de ucda, planta las bases.

Sobre la vida teníamos, en el capítulo 23:

«… está en la naturaleza de la vida el existir en relación y llegar a ser conocida a través de la relación.»

Me gustaría que las que ahora os veis en este sueño como mujeres (y madres)… comentéis sobre la unión, esa unión que no involucra al yo personal, que comenta en general en el 25.

¿Cómo me ayudarías a hablar de esta parte del 25? :

«25.16 La primera unión es una elección hecha desde el amor sin considerar al yo personal.»

…teniendo en cuenta algo así como que, en el tema de los hijos, se sentirá como que hemos tomado decisiones profundas… tomadas con “el espíritu” del hijo, que viene al sueño…
que quizá se sienten más cerca del parto.

¿Y cómo sentís a la vez en relación a eso… la relación con “el espíritu” de vuestra propia madre… en relación a la energía de esas “decisiones” de, digamos, unión espiritual con los hijos “para” “venir a encarnar en la ilusión”?

A. sacaba el tema de la dieta, y cómo nos sentimos mas ligeros en nuestra percepción… (y Clo. creo que podría ponernos ejemplos o enlaces y nombres de graciosos “atletas” veganos, que hacen cosas muy “ligeras” y sorprendentes con el cuerpo 🙂 ).

Una combinación muy curiosa era una que Truviano nos hizo en uno de los dos procesos en los que estuve con él (uno que hace en plan suave).

Se trataba de combinar legumbres (lentejas, judías de las pequeñas…)… y zumos naturales de licuadora (pera, uva, manzana…).

La legumbre era cocida ella sola, sin sal, y luego quizá le añadíamos a veces un poco de aceite crudo… nada mas… como si aliñáramos una ensalada, y el zumo se tomaba en la comida.

Es una forma de tomar vegetales muy curiosa, por el contraste entre la gran ligereza y luz de las células vivas líquidas del zumo… y la potencia de las semillas puras, solo cocidas.

Clo:

¿Cómo ve la dieta en ucda?

Yo soy nuevo y apenas voy viendo en qué aventuras andan 🙂

I:

ya verás, si lees más… despacio… que ucda es una invitación a dejarnos llevar, “capturar”, ahí, dentro de la mente… por el movimiento del aire del amor universal… poco a poco… deshaciendo obstáculos…

Así que luego, con las cosas concretas de la vida de la forma, eso se expresará, ese movimiento… como sea… en la vida de cada cual… a medida que la percepción/ilusión se hace más verdadera/coherente/real…

Al final se habla de una especie de elevación de la forma… pero queda mucho… pues no es para hablar de ello… sino para conectarse cada vez más fácilmente con el campo de la unidad.

Como en el caso del curso de milagros…, que continúa en este otro…, aquí se trata de no tanto de fijarse en resultados… sino más en “el sentir”… sentir unión… espaciosidad… mientras nos hacemos responsables de lo que sentimos… cosa que es de gran ayuda para “los demás” ya que somos una sola mente… etc.

Así que lo comentado sobre dieta era solo por esa mini-unión de temas que se ha dado.

Y porque A. comentaba de aligerarnos a ratos…, y por otros encuentros donde salió a relucir esto de los supuestos límites que la dieta dicen que impone a la actividad física.

Siguiendo con otro tema anterior, con otro de los “asuntos” de ucdm que este otro texto (ucda) desarrolla de forma explícita y refrescante, es esto tan célebre:

que el conocimiento no es algo a ser aprendido, sino recordado, mediante el desaprendizaje de lo que el ego nos ha enseñado.

Se da un desaprendizaje, y automáticamente va un “aprendizaje”… que nos va haciendo sintonizar con la posibilidad de SER conocimiento…

Nuestra consciencia… de estar más o menos enfocada miedosamente en las formas… va llenándose de las “influencias del espíritu”, al reconocerse “espaciosa”, y así vamos acogiendo lo oscuro… en un movimiento de acogida… al reconocer primero la relación… la intersección.

Muchos nos habremos pasado una vida fingiendo.

Vaya forma de “autotortura” más graciosa:

«Habéis fingido confianza cuando estabais inseguros, interés cuando sentíais indiferencia, conocimiento de cosas de las que no sabíais nada. Pero quienes han intentado fingir amor, no pueden hacerlo. Lo mismo vale para la devoción, puesto que no hay verdadera devoción sin amor.

25.4 El amor no puede ser fingido debido a que conocéis el amor. Y como lo conocéis, se nota de inmediato si se trata de una imitación. Puedes elegir negar ese sentimiento, pero no puedes evitar que ocurra. Puedes intentar ganar el amor de quienes lo deseas, puedes intentar comprarlo, cambiarlo por algo o capturarlo, pero no dará resultado. Sin embargo, el amor está siempre presente. Dediquemos un momento a considerar esta contradicción.»

¿Quizá casi todos tenemos algún recuerdo de “fingimiento del amor” (visto “fuera” de nosotros)… hace quizá algunos años… y que pudo convertirse en una especie de auto-reprogramación…?

A:

Pegándole el primer repaso al 25 ..
Cuando eres madre, desde que sientes al bebé en tu barriga es un sentimiento de amor que no se cómo explicar!!
La relación que mantienes con los hijos es totalmente incondicional , o sea, lo das todo a cambio de nada y así eres totalmente feliz, porque sabes que sólo mirándolos y observando todo lo que hacen recibes un amor inmenso.
Siempre pensé que ese es el verdadero amor..
Ni siquiera a mi compañero ,mi relación de amor es la misma. No porque no le ame, sino porque es diferente y todavía no se cómo explicar de que manera cambia el sentimiento!!
Ahora los nietos es igual que el sentimiento de los hijos , pero además los disfrutas más porque no intentas educarlos y los dejas libres para que hagan. Y así se disfruta mucho más
La relación de pareja la cuestionas más y exiges más , porque crees que tienes que exigirle lo que te prometió, lo que tú consideras que te tiene que aportar si de verdad te ama!! Ahí entra totalmente el ego y las relaciones especiales de las que habla ucdm.
Reconozco que todavía no llegué al punto de ver a tod@s como veo a mi hija y nietos.
Todavía sigo juzgando, sintiéndome atacada y teniendo miedo de expresar mis sentimientos por los ataques que me puedan llegar 🙂 .
Es cierto que cada vez menos y que voy siendo consciente de que no veo la realidad , estamos andando por el camino correcto , de eso sí estoy segura!!

I:

Será genial poder recordar, utilizar para bien… ese sentimiento… el de esa devoción maternal… donde la vida se conoce a sí misma a través de “la relación”, en una especie de “no hacer nada”… pues quizá nunca tanto como en este caso estará tan claro que la unión “ya es”… la relación ya es.

La expansión de eso, al mundo todo…, a estas nuestras creaciones y universos… esa expansión… sería quizá lo que pronto el curso llamará (como ya hojeábamos un poco hace un tiempo…): “la Vía de María”.

Dejando que entre “Dios” en nuestra mente… iremos a sentir esa misma tierna “maternidad” con todas estas nuestras creaciones… dejando que se haga solo un continuo de amor expansivo. Así, con amor, no nos asustará tanto el agrandarnos… el agrandarnos tanto como para “ser maternales” con todo un universo -un universo que, en el fondo, cabe en nada… que no es nada.

Tiernamente maternales también con nuestro cuerpo… el pobre. Recordemos esos capítulos donde se habla del cuerpo como instrumento… con sus celulitas gritonas… aunque sabemos que todo son mensajes que nos damos a nosotros mismos.

Todo producido “en el nivel de la mente”… y aquí resonando… a ver si alguien escucha y responde con ternura a todo para poder unirse a esa “voz del amor”, que nunca grita… que quiere envolver todas nuestras creaciones envolviendo completamente la ilusión que somos cada uno: de una “mente separada”.

Quizá ya no estéis en el momento que relata la cita siguiente… pero quizá lo recordaréis de otras etapas…:

«25.22 […] Esta sensación de que necesitas hacer nuevas elecciones, aunque sea fuerte, no necesariamente reflejará una necesidad real, sino una impaciencia con respecto a la forma en que las cosas son y fueron. Desearás forzar el cambio antes que esperar a que llegue. Si reconoces que tu impaciencia es una señal de que estás preparado para un cambio que no requiere necesariamente de acción por tu parte, te sentirás aliviado.

25.23 Precisamente, cuando ves la acción como necesaria, es cuando necesitas un tiempo de calma. […]»

Esta claro esto de la claridad, la que se abre un poco más… tras los momentos de pararse, de detenerse a esperar algo, “ideas”… sin la intervención del consciente.

A:

¡Así es!
Hay muchos momentos que el corazón te dice ” hay que dar un giro”.
Pero observo que cuando lo quiero dar yo y decido yo, no sale nada bien.
En cuanto me calmo y no decido y me dejo llevar, ¡todo se da como mi corazón siente!

I:

Luego hay como un paso más… que es a lo que nos ha llevado otra vez esto… a profundizar en el abrazo de esos momentos de no-consciente… a profundizar esa calma o capacidad de escucha de “lo que verdaderamente queremos”… lo que quiere “Dios”.

¿También recordáis entonces momentos o etapas de un cierto “estar en shock”, por un tiempo… en shock quizá por haber rechazado las ideas de esos momentos de “no consciente”… quizá por ejemplo debido a que “el consciente” se horroriza un poco, o mucho, de lo que sale?

De ahí quizá que el curso hable explícitamente de la imaginación… por ejemplo al habernos animado a utilizar imágenes para “representar” a nuestro Ser… un Yo o Ser que “deja pasar/ir”, para que las cosas se signifiquen por sí mismas.

Ahora podemos ver muchos casos de cómo el texto puede cerrar el círculo de lo planteado en los primeros capítulos:

«4.11 Tus expectativas y tus falsas percepciones acerca de tus hermanos y hermanas son la causa de que creas que el amor puede fracasar, ser perdido, retirarse, o convertirse en odio. La falsa percepción de tu Padre [el creador de toda relación] es lo que ha derivado en que toda otra percepción sea falsa, incluyendo la que tienes de tu propio Ser, tu propio Yo.»

Hemos visto cómo en los últimos capítulos [23] se nos dice que:

– lo que se conoce es la relación, ella en sí misma.

– En toda relación, solo podemos conocer plenamente a nuestro Yo o Ser, que es en sí relación, una relación que de cierta manera engloba todo, abraza todo… pues somos amor… y el amor es eso. Fijémonos que esto nos puede parecer algo muy resbaladizo… algo siempre “cambiante” -el amor- si lo vemos desde este plano de formas muertas.

– a “Dios” solo se lo conoce, pues, en las relaciones.

No conocemos a nadie más que a Nosotros Mismos.

Por tanto, no hay nada que “arreglar”… sino solo “hay que” ponerse en consonancia con ese hecho (y aceptar o querer “conocerse a Sí Mismo”),  y por tanto solo aceptar “ser relación”, con conceptos como el imaginativo de la intersección [22]… que nos saca de la mente “intelectual”… pues la mente intelectual tiene un concepto de relación donde esta queda supeditada a los particulares que parecen relacionarse [5.6].

Y, sin embargo, solo hay relación… solo proceso creativo eterno que invita a subirse a él como compañeros de creación, en el Abrazo…, y no como espectadores en la ilusión que cree en este tipo de cosas:

“cuerpos separados que se relacionan (gente, cosas…)”.

Decía ahí, en el cap.4, que por no “ver bien” a nuestro Padre dentro… no podemos ver verdaderamente nada.

Al rechazar (al “anhelar”) al Creador de toda relación… estamos aquí “perdidos” en el espectáculo de “ser imagen” [23.8] (en vez de ser “presencia”)… perdidos en la ilusión que es esta perspectiva, este modo de percibir a nuestro propio Ser… que es esa relación de amor (única para cada uno)…. esa relación de amor que fluye en y desde todas las cosas de un mundo que parece estar separado de nosotros.

Aquí seguiremos con ucda, quizá a esta velocidad, o inferior.

Queda mucho si seguís.

El curso cubre toda “hambre” que podamos tener acerca de “detalles” a la hora de acompañarnos en el proceso de la unión… en el reconocimiento y aceptación de la unidad dentro… y sobre la naturaleza de nuestro ser, como “una sola relación”.

Y para ya ni siquiera hablar de más “conflicto”, ni de más “nada”… nunca más… pues el curso no podremos entenderlo realmente si sigue quedando la idea de que es posible el conflicto.

Quienes lo habéis hojeado, sabéis lo interesante y detallado que es ucda al final…

Digamos que va dando un “alimento” definitivo a la mente intelectual mientras la acompaña en su “disolución”  para que resurja siempre ya “otra cosa”… desde la reunión mente-corazón… para que ya no vuele por sí sola nunca más “la mente”… pues ya volaremos con ella desde el corazón, integrados.

Seguiremos quizá poco a poco intentando enlazar todo lo que vivamos…, o incluso otras lecturas… unificándolo con la lectura de ucda.

La idea de esto es, ya sabéis…, para quien pueda… todo es para unirse en compartir ese propósito, un poco o mucho, vamos a darnos el lujo de desmontar la mente del ego como quien le va sacando las plumas a un edredón… con ese placer.

«25.19 […] ansiedad, susceptibilidad, confusión, perplejidad y hasta enfado.»…

…nuestros posibles “compañeros”, a desinterpretarlos…, en este proceso de desaprender…

Y sabréis mucho de sentir esas cosas e intentar no reaccionar… para seguir en la dirección de “amar la vida”… y no a esos ídolos temporales con los que nos “asociamos” mentalmente cuando se nos presentan sentires varios.

Nos asociamos, y quizá en general sin darnos cuenta, con esas gentes a las que atribuimos “pérdidas de amor”, etc… y así, hay cachos de esa “Relación-Una” que es nuestro Ser/Yo… cachos desperdigados… proyectados y no integrados… es decir, apilados en los estantes de ese “ser falso de retención”, que no supo/pudo/quiso “intersectarse” con el mundo…  (pues ya sabíamos que lo que proyectamos en realidad nos lo quedamos para nosotros… y que “crear”/extender era lo inverso a proyectar… era conseguir crecer en significado al no darlo por nuestra cuenta).

El acto digamos normalmente automático de “proyectar la responsabilidad de haber sentido ausencia de amor”… nos impide reunir las capas de la cebolla de nuestro ser… haciendo productiva la intersección inevitable… o nos impide hacer fluir eternidad por nuestro eje… el eje que consigue movernos a nosotros y a la vez al mundo… dando significado a la vez a todo en “crecimiento”.

A:

Seguimos con el 25 captando el sentimiento de desaprender y volver a recordar.
Ayer, en la clase de la asociación, jugamos a un juego y me salió la carta de los obstáculos que tenemos para llegar a nuestro propósito en la vida.
Fue que veo lo que ocurre en el mundo pero siempre soy yo primero, jiji.
Me da que pensar y trabajar.
Os recomiendo el juego aunque ahora no me acuerdo como se llama, lo pregunto y os lo digo!!

I:

¿Es el juego de la transformación, o algo así?
No jugué.

Te referirás a que siempre está el yo personal primero… a que no nos quitamos de en medio… pues hay inercias.

Ese “yo”, el modo de ser… parece que lleva consigo el “yo separado” y todas nuestras historias que arrastramos de haber dado significado por nuestra cuenta.

Así que vamos a desaprender ese yo personal… haciendo meros informes :), y dejando pasar cosas por el ser mental-espacial para que la eternidad pueda derramarse… como si siempre estuvieras haciendo reiki.

Este desaprender no debería costarnos. Como siempre, puede ser en un clic… para poder “aprender en unidad” ya para siempre… llenando la semilla completamente “inversa”… la semilla de la no-carencia… sumergiéndonos en la “consciencia de Cristo” (unidad espiritual pura hallable en todo…)…
… desde otro tipo de “yo personal” que mejor ahora ni nombrarlo así.

Al ir desaprendiendo, iremos sintiendo lo que significa tener/ser una personalidad en unión con el todo… y no tener/ser el yo separado.

A:

Sí, ese es el juego.

I:

jugaremos. Estuve a punto un par de veces de pillarlo.

Llevo toda la vida semifascinado por este asunto del que me gustaría hablar algún día con alguien (en plan para decir tonterías):
el asunto de ganarse la vida intentando “cambiar el mundo”… o mejorarlo.

Ahora, con “la espiritualidad”, podemos “entender” quizá algo… algo de la fascinación que puede dar esa mezcla que existe en este mundo tan loco… cuyo paradigma de cierto modo es el shock, la revolución.

La mezcla se da ahí, cuando parece que hay un interés profundo en que el mundo “esté mal”, para poder arreglarlo.

Es decir, qué curioso es todo… pues, de alguna manera, el ganarse la vida así, “demuestra” que nos hemos venido “aquí”… demuestra que hemos hecho este mundo/ilusión… que sale de nuestra distorsión de la “Unicidad con Dios”… para poder “transformarlo” (aunque en general sin Dios… es decir… en ciclos que no transforman nada de forma real… que no van a ningún lado… en “peces que se muerden la cola”…).

Qué curioso es, pues, ese “ganarse la vida” en el mundo de ese modo (pensemos el caso extremo más caricaturesco… de los grandes sueldos en las ONG’s).
Esto supone que nuestro mismo anclaje en el mundo depende de que se encuentre “mal”…
pues de cierto modo todo nuestro ser mundano (papel/profesión) depende de que haya habido un mundo “enfermo” que arreglar…, un mundo al que poder venir a jugar a ser cierto tipo de “héroes”.

Es como muy perversa… esta “realidad”, que nos obliga a invertir aparentemente tanto de nuestro ser… en que el mundo esté “representando destrucción” (aunque sea ilusoria).

(De cierto modo, quizá ese era uno de los “destinos” de mi personaje…, uno de los tantos rechazados por mí, de cierta manera; y quizá el vuestro lo era/será…).


En general , como siempre, la vida era más un asunto de dejarse llevar… de no creerse los papeles… y de aprender a desinterpretar lo que “otros” presenten ante nosotros… como “sus” diversos enfados y nerviosismos… (que siempre vemos… por ejemplo en los políticos… etc.).

Es todo muy raro.

Ms:

Oye I., y hablando de relaciones de pareja, en donde mucho tiempo entiendes que es tu proyección, nada significa nada, es mi interpretación. No puedes negar el momento en que te sientes inspirado a redireccionar, aunque sabemos que todo es nuestra proyección por ejemplo de una relación sumamente asfixiante donde la demanda de amor especial es en extremo dominante. Hay que hacer algo en todos los niveles posibles.

¿Es darle realidad?
Gracias y disculpa si me salí del tema, pero necesitaba preguntarlo.

A veces me siento más separada cuando estoy unida en cuerpo, como sintiendo la necesidad de separarme -físicamente hablando- para realmente sentirme unida.
Es un poco contradictorio.

Clo:

¿Que es estar unido en cuerpo?

Ms:

En convivencia física.
Interactuar en base a nuestras interpretaciones distorsionadas del amor.

Clo:

Y yo que pensaba que era tener sexo. Bien hice en preguntar.

Ms:

También, es parte de la convivencia

I:

Bueno… aquí al habla yo, san gurú yo, voy a hablar 🙂

Desde luego que hay un mínimo de sentido común que perdemos a veces… metiéndonos en sacrificios insanos no necesarios.

El sentido común de no meternos -o no necesariamente seguir- en situaciones donde nos es mas difícil manejar nuestra falta de paz.
Donde la tensión es fuerte… por una constante incoherencia.

Eso es lo que tanto suele a veces derivar en cáncer, etc… por lo que “sabemos”.

Sabemos que, si no hemos “conquistado” cierta inocencia y bienestar con nuestro ser interior roto (cierto Abrazo…)… con ese “niño herido” que se proyecta esas relaciones para verse… sabemos que… al huir con energía de venganza (de resentir contra “la vida”)…, etc…

…al huir…
también podemos volver a estar en mucha incoherencia de nuevo
(siempre recordamos que, si seguimos tranquilamente en ucda, se responde todo “sin palabras”, que es para eso este nuevo curso… y digo sin palabras, porque a veces es demasiado obvia la respuesta con palabras… y a veces cuanto mejor “la sabemos”, menos inocentemente podemos ser/actuar… en la “vida real”).

Simplemente nos negamos muchas veces el sentido común, y como creemos que “la espiritualidad” no es para solucionar lo mas práctico, seguimos eras enteras en incoherencia.

Así que claro, es así de contradictorio.

Esto es muy “divertido”… 🙂 divertido por no llorar, a ver si lo hablamos mucho.

M:

Tal vez Ms., puedo empezar a cuestionar el pedido de amor del otro, y manejar la posibilidad de que tal vez sea mi pedido de amor. Tal vez empezar a prestarme atención en el sentir, el tiempo de sensibilidad que dice el curso.

Ms:

Sí, de hecho me sentí inspirada a hacer el curso por todo esto que comenzaba a sentir, y poco a poco voy abriendo mi mente para poder sentir libremente, y en este dejarme sentir voy sintiendo cada vez más la inspiración de separarme para sentirme unida, ¡gracias!

P:

En la línea de UCDA, yo lo diría así: quédate y únete a la experiencia (pensada, sentida y materializada) o vete y únete a la experiencia.

Todo está sucediendo en tu mente. Solo falta invitar al corazón a aquello que hagas o decidas no hacer.

Tal como yo lo veo no existe la forma correcta (aunque la nueva era nos hizo creer que sí había unas formas más espirituales que otras), pero existe la actitud correcta. La actitud de unidad, de abrazar la experiencia toda, sin dejar fuera ni una mota de polvo, ni un pensamiento banal, ni un disgustillo de nada.

🙂

I:

Sí,  esa “fusion con la experiencia” (no hay un yo real separado de la experiencia)…, esa fusión… para que no haya yo separado (abrazándolo a este)… eso es lo que se persigue en todos lados…

Iremos interiorizando esos “mantras” de ucda, que me resultan tan “maravillosos” 🙂 (como los del cap.23)…
…mantras de que “al único que conocemos es a nuestro Ser”… al “Yo Único” que aquí ha distorsionado todo un universo para creerse un mini-yo.

El “mantra” de que lo que se conoce es la relación, en sí misma.

Iremos fundiéndonos con la ternura del abrazo, y siendo más como niñitos.

Todo se profundiza poco a poco en ucda, en este modo de animar y expresar la fusión con nuestra experiencia.

Lo que estas relaciones nos saca fuera, es también nuestras CREENCIAS EN TORNO A LAS NECESIDADES.

Ya veremos, pues, qué sabios nos vamos a hacer 🙂 , si leemos atentamente y despacio, e intentando aplicar el resto de lo que queda.

Iremos pudiendo equilibrar el sentido común, con el trabajo interior…, pues no somos superhéroes, en principio.

M:

Qué clarito, P., que lo has expuesto. Gracias.

I:

sí, quedó claro muy claro, precioso.

P:

A mí no me responsabilicéis… Ha sido la unidad con el momento, 🙂 , y ahí también estáis vosotros en una manifestación whatsapeada.

I:

Sí.
Somos la unidad haciéndonos canalizar maravillas a todos.

Lo remarcable es para mí el tema de la inocencia en el hacer lo que sea… con inocencia y presencia…

escuchar la guía y querer hacerla caso…

….eso es muy simple, pero tenemos mucha confusión, y lo hacemos difícil por toda la carga de creencia condicionante a la que ahora, en el segundo libro, se apunta más directamente.

Está ese proceso de discernir interiormente… del que habla en el 25.

Y hay un momento creo que en los tratados (2°libro) donde se habla directamente de ser como niños… con el ejemplo de un niño que simplemente no le gustan por ejemplo las lentejas… pero no las juzga…

Nosotros no nos dejamos mover por la guía, o verdadera voluntad del Yo en Unidad…. porque todo lo andamos juzgando… 😃y teñimos toda decisión de juicio…

Y así, no podemos jugar… sentirnos libres de decir sin problemas que algo “no gusta”.

Es muy curioso.

Ms:

Ok, sí, I., sin juicio me parece mejor, ¡solo sintiendo!
P. tal cual, ¡hermano! Gracias.

P:

Sí que es curioso, I.

Seguimos tratando de lidiar con la culpa a través del comportamiento, a la vieja y católica usanza, mientras mantenemos intactos los juicios en nuestra mente, guardaditos en secreto, para que nadie los vea, ni siquiera nuestro maestro interno, no vaya a ser que los re-interprete y nos vayamos a sentir inocentes de hacer lo que creemos más adecuado para nosotros (¡cuánto egoísmo!) en este momento.

P:

Gracias a ti, Ms., que eres la que ha abierto el melón.

I:

Aunque cada caso es un mundo… aquello que nos dé facilidad para sentir libertad inocente, en lo cotidiano, se tiene que “componer cósmicamente” para que, además, nos sea cada vez mas fácil bajar y subir a la dimensión del Abrazo.

Como sabemos…, “lidiar con la culpa a través del comportamiento”, es la religión que es el ego en sí mismo… es la usanza general del ego.

Está esa usanza tanto en los más pobremente atormentados católicos… como en todos lados.

Quizá el “valor” de la peor versión del catolicismo… sea el de hacer tan patente un rasgo tan egoicamente elemental.

La religión no tiene la culpa de nada…

Aunque ahora parezca tanto estorbar para la comunión universal 🙂 … promoviendo separación con una excusa más.

De hecho, como sabemos, el ego ni existe.

¡provocadores! 😛

P:

Jajaja…

Todos los pasos han sido necesarios. Nada más lejos de mi intención que proyectar culpa sobre cualquier religión. Vemos los errores en retrospectiva, pero nada pudo ser de otra manera.

Incluyamos en nuestro abrazo todas las experiencias que las religiones nos han brindado para reconocer al verdadero maestro, o al menos para reconocer dónde no está.

…Y juro que esto no es ironía. Yo me siento agradecido de mi paso por la iglesia católica, por los testigos de Jehová y por los gnósticos. Han sido imprescindibles para mí.

M:

Es así….esto es el cambio de percepción… ahora solo puedo abrazar…..todo……con ternura.

Mi:

Abrazaros con ternura….😜
Guauuuu me ha encantado.

Clo:

¿Qué sucederá una vez que cambiemos de percepción?

M:

Cero conflicto, aceptación total de este momento, como decía P., nada pudo ser de otra manera. Todo es perfecto, tal y como es.
No sé muy bien cuando dices …. ¿qué sucederá?

Clo:

Noto que están haciendo algo para conseguir algo, y trato de entender qué es. De allí que preguntara.

I:

lo dijo M.

Puedes mirar los capítulos 10 y 13 del primer libro…
Ahí se dan dos notas sobre el tipo de cosas que se facilitarán al reunirse con uno mismo.

Es al salirse del “conseguir”.

Quizá has proyectado aquí tu propia parte de esa “energía del conseguir” que tenemos “todos” distribuida, en la mente, por alojar las creencias del ego.

Clo:

Es difícil hablar sin que las mismas palabras tiendan a ser una necesidad en sí.
Paciencia con yo 🙂

I:

luego el curso será muy preciso al hablar de ser expandidos. Somos una sola mente.
paciencia con “uno” solo.

Cla:

Hola chicos…sé que no he comento mucho… Me he estado familiarizando con sus mensajes…y mi vida ha dado un vuelco con este curso de amor.
Durante el capítulo 8, la separación con respecto al cuerpo… mi padre fallece y tuve la fortuna de estar ahí cuando él se desprende de su cuerpo…
Durante el capítulo 9, regreso del hijo pródigo… decido regresar a casa de mi madre, quien me espera con su infinito amor…
Durante el capítulo 10 terminé vendiendo y regalando cosas para poderme cambiar de casa, y constato que muchas de ellas al no tener uso dejan de ser útiles…
Mi comunicación con la fuente de donde fui creada es mi única respuesta, y la única verdad a la que tengo acceso durante el capítulo 11.

Este aprendizaje a través de contrastes…lo que se lee… se aprende con la experiencia es fascinante…
Pero sí…
Un vuelco que jamás me imaginé, lo intenso del Curso…
Y sus comentarios son muy enriquecedores, así una mente uno… dedicando todo pensamiento a la unión.
Creo imaginar ese final… que encontraremos… ese ser invulnerable capaz de lograr cosas que quizás parecieran un sueño, y que ahora resultará era que la fantasía era creer que no podíamos…
Un saludo a todos desde México.

I:

Qué bonito.
Sí que yo sabía de lejos de tus vivencias… Cla., y claro, esperaba alguna intervención tuya un día de estos.

Seguimos pues, que esto es un expandirse.

A ver si entregando las creencias del ego terminamos de verdad de una vez por todas por sentir que no hay que hacer nada.

Nada más que aceptar una cosa muy rara que es eso de ser amor abstracto… ser la pintura universal… y el cuadro… y más allá.

Aunque ya solo al pedirlo, lo alejo… si no me uno en inspiración, desde el abrazo…

Hay que irse fabricando el ascensor de ida y vuelta al Abrazo, a visitar a quienes tenemos allí muy abandonaditos.

Ms:

  gracias!!!

Cla:

Cierto mi querido I., todo cambia nada es igual…
abandonar lo viejo para que pueda entrar lo nuevo…bendiciones, linda noche a todos.

A:

Menuda charla más interesante!

Estamos acostumbrándonos a nuestra nueva forma de ver, de sentir, de vivir…
Nos dejamos guiar por la unión de la mente y el corazón.
Escuchamos nuestra voz interior.
Yo comparto la vida  con mi pareja y la verdad es que tuve que dejarme guiar hasta ver porque estaba con él y para qué.
Tuve momentos de pensar que me cortaba la libertad para elegir, hasta que me di cuenta de que no era él, sino yo, quien cree que la vida en pareja te corta la libertad de elegir lo que quieres hacer en cada momento, y desde luego hubo momentos de querer salir corriendo.
Pero de qué me iba a servir eso; tenía claro que repetiría experiencia sí salía corriendo.
Y ahora estoy aprendiendo a vivir en pareja en libertad.
Los únicos que nos cortamos las alas somos nosotros mismos por miedo, siempre por miedo!
Este curso me va quitando todos los miedos al ritmo adecuado.

Por eso lo digo!! Jiji

I:

Quizá mejor no salir de casi nada a no ser que tengamos esa actitud de certeza alegre, inocente… como niños.

Aunque parece que alguna gente sí necesita mucho hacer lo que vi que se puso de moda… cuarentenas… ayunos fuertes de patrones…


…allá donde estemos…   intentar ver qué pasa con nuestra tensión… nuestra “meditación”… cómo nos levantamos y acostamos.

La coherencia que sentimos que se refleja en el cuerpo, y la sensación de poder hacer más cosas… de recuperar el poder… “ilusión” por vivir… más profunda.

Y el posible acceso a la paz.

Y el acceso a ese “ascensor” que nos vamos a hacer.

En algún momento hoy, o mañana… nos toca pasar al capítulo 26… (esta semana era la de 25 y 26).

Ahora, una selección de citas… (los corchetes con puntos así «[…]» significan como siempre que el párrafo es más grande, o que la cita siguiente continúa más adelante…, etc.):

«26.7 […] Carecer de un sentido que dar a tu vida es la tragedia que ves en ella e intentas ocultar de ti. Este miedo va de la mano con el miedo a la caída [la caída de la grandeza que se podría experimentar] […]

26.8 Esto es lo que dejaremos atrás a medida que procuramos involucrarnos en la vida. […]

26.9 Aún no te das cuenta de la felicidad que es nuestra, pero pronto lo harás.
[…]
Por tu mente pasan escenas de tu vida que “demuestran” que intrínsecamente no eres feliz, y que tienes una vida que en sí no tiene sentido.

26.12 ¿No te has vuelto impaciente con los consejos, maestros y cursos de estudio? […]

26.14 Toda esta frustración e impaciencia han venido acumulándose. Ha sido un proceso necesario. Ahora solo necesita un detonante para explotar y liberarse de una vez. Tras lo cual podrá comenzar algo nuevo. […]

26.19 No se requieren nuevos planes. No se te pide tomar decisión alguna. No te pide hacer nada nuevo. Es una invitación del amor al amor. Solo te pide que permanezcas abierto para que dar y recibir tengan lugar como una sola cosa. Solo te pide que dejes de ocuparte de lo viejo para que pueda llegar lo nuevo. Solo te pide que escuches a tu corazón y dejes que tu Ser se haga oír.

26.20 Aquí no puedo decirte lo que vas a oír. […]

26.21 Tú eres un pensamiento de Dios. […]

26.22 […] La idea que Dios tiene de ti es perfecta, y hasta ahora tu forma no ha sido más que una representación imperfecta de la idea de Dios. En la idea de Dios acerca de ti se encuentra el modelo o arquetipo del universo, de modo similar a como ocurre con una novela, película, pieza musical, invención o idea artística: que se transforman en obras maestras al llevar a término un modelo o patrón. Una idea es algo irrevocablemente ligado a su fuente, y es uno con su fuente.

26.23 No es necesario que esto sea comprendido, sino solo que lo aceptes hasta donde puedas.
[…]
¿Acaso no puedes ver que fuiste concebido en un lugar dentro del modelo de la creación de Dios? ¿O que no solo puedes conocerlo, sino que siempre has conocido ese lugar?

26.24 No es un lugar con forma física sino un lugar de santidad […]

26.25 Ver tu vida como una historia es lo que haces. Pasas cada día repasando y especulando. […] Desde el mismo inicio conoces tu lugar en el modelo de la creación. Una vida plena es simplemente un cumplimiento de ese pensamiento y ese modelo. La única manera de conocerlo es pensarlo una vez más. […]

26.26 Ser pleno es estar presente. Ser pleno es ser, siendo todo lo que eres. […]

26.27 Yo cumplí mi historia, mi modelo, la idea de mí que provino del pensamiento de Dios. […]»

Una selección de citas del 25:

«25.2 La devoción es el resultado del amor, y en este caso se trata de una palabra de acción, un verbo, un medio de servir al amor y de ser servido por este. […]

25.3 Vosotros, queridas criaturas, os habéis pasado gran parte de la vida fingiendo. […]

25.4 El amor no puede ser fingido debido a que conocéis el amor. […]

25.5 ¿Cómo puede el amor estar siempre presente cuando, sin lugar a dudas, somos capaces de distinguir todas y cada una de las ausencias de amor? El problema radica en quien percibe, más que en lo percibido. […]

25.7 Cuando sientes una falta de amor, sientes como si el “otro” no te diera nada. Pero la causa de este sentimiento es tu incapacidad para recibir. La práctica de la devoción es un medio por el cual puedes purificar tu compromiso con la vida y con todo lo que en ella encuentras. […]

25.9 La devoción conduce a la armonía mediante la acción. Esto te resultará posible solo si has integrado las enseñanzas más básicas de este curso y ya no te sientes defraudado por la vida. […]

25.10 Estar en sintonía, al igual que ejecutar un concierto, está supeditado a la armonía.
[…]
Si crees que tú y tus hermanos y hermanas estáis aquí como represalia por haber caído de la gracia, todas tus acciones estarán fuera de armonía. […]

25.13 Ahora se necesita una actitud de invulnerabilidad. No se trata de arrogancia ni de un medio para coquetear con el riesgo […]

25.15 El compromiso fluye de la participación y del involucrarse. Aunque esto puede traer a la mente ideas de unirse a un movimiento o a un partido, o de hacer alguna contribución a la sociedad, el objetivo no es más que la pura unión. […]

25.17 Vivir a cada momento en el amor, es lo que ocurre cuando la totalidad del Ser está involucrada en el amor a la vida. […]
Y este único Ser está comprometido únicamente en vivir el amor.

25.18 Cuando comienzas a vivir el amor, sucede una inversión acerca de lo que tus expectativas anticipaban.
[…]
Cuestionarás muchos hábitos y patrones.

25.19 Esto no es otra cosa que el proceso de desaprender. Puede parecer frustrante y mostrarse teñido de ansiedad, susceptibilidad, confusión, perplejidad y hasta enfado. Dudarás de que estos sean los sentimientos apropiados para una persona que vive el amor. Sin embargo, son sentimientos comunes […]

25.20 También podrás notar que crece tu deseo de reconocimiento por lo que has creado, y el deseo de crear de nuevo.
[…]
Necesitas ser paciente durante este período, y tu nueva identidad emergerá. […]

25.21 Este será un tiempo de discernimiento. Quizá lo sientas como un tiempo de tomar decisiones, pero cuanto menos intentes tomar decisiones conscientes, más rápido ocurrirán tanto tu desaprendizaje como las lecciones de discernimiento […]

25.22 Practica el discernimiento mediante la quietud y esperando a la sabiduría. […]

25.23 Precisamente, cuando ves la acción como necesaria, es cuando necesitas un tiempo de calma. […]

25.25 Estar plenamente comprometido con la vida y al mismo tiempo tomarse tiempo para el discernimiento no es algo común. Cuando la acción va por delante de la calma, cuando la actividad va antes que el descanso, se considera que se vive una vida plena. Debemos entonces hablar un poco acerca de qué significa ‘una vida plena’.»

El pensamiento de Dios diríamos que es puro espíritu (“perfecto”).

La idea de Dios -que nos parió- ya es perfecta (este sería en parte el sentido de hablar aquí de arquetipo/modelo/patrón –en inglés dice “pattern”).

Luego, nosotros, por estar “viviendo” aquí, en el sueño… la podemos reflejar, a esa Idea, en estas nuestras creaciones… permitiendo así que Dios las honre (pues para eso serían).

Eso lo hacemos digamos que solo “asumiendo” la idea dentro, pensando solo los pensamientos reales… como decía ucdm… sin preocuparnos por “resultados”.

La “preocupación” sería nuestro invento…, es nuestro programa… es lo que envuelve a estas creaciones nuestras… que son una perspectiva universal de miedo o de patrones falsos, de distorsión del patrón original… que nos alejan de “pensar de nuevo con Dios”.

Nuestra perspectiva es pues lo que decía en otro sitio el curso…: esto es lo que hemos hecho [como mente que proyecta universos] con la Creación de Dios… una recreación.

Así que nuestro ser original de cierta forma lo vamos a vivir, en nuestro universo privado, como cierto despliegue de un arquetipo/patrón/modelo.

Pensemos en la línea que nos planteó antes:

Espíritu → inspiración → imaginación → creencia → forma

La inspiración no es exactamente como la que precede a la creación de una obra artística… pues no se trata de fabricar nada… sino de permitir que se nos desplieguen mundos nuevos, “reales”… ante nosotros… pues el Cielo no está tras la muerte… la Creación se da en un solo instante y que ya pasó.

La metáfora de la creación artística sirve, y veremos que servirá en el curso como metáfora… pues la producción artística requiere mantener una clara fidelidad a lo invisible…, a lo invisible de un arquetipo que terminará “encarnado” gracias a esa fidelidad que aparentemente produce algo pero que en realidad no produce nada.

En el curso de amor se trataría pues de la generalización de esa idea, en lo que ha llamado “el tiempo de Cristo”…, porque la recreación ahora es de todo “un universo”, sobre las bases de las leyes de Dios… que se despliega solito si se asumen estas leyes por las mentes no separadas que iremos viendo una a una “mundo real”… al realizarnos realmente, por permitirnos volver a pensar la idea que Dios tiene de nosotros… y no la que tenemos nosotros de nosotros mismos al haber estado metidos en el juego o distorsión de todas estas proyecciones contra el Padre Amor.

Sobre el principio de 26.

Las historias “reales”, que parece que sucedieron en nuestro sueño terrestre, habrían terminado creando muchos mitos acerca de que el asociarse con la divinidad es peligroso.

Nos habríamos asociado a esta divinidad no solamente de forma interior (el “Reino” que predicaba ya Jesús… esa asociación que había que hacer (y hacer solo eso), anticipando cierta “nueva era” de espiritualidad madura –lo que aquí llama el tiempo de Cristo)… sino también más digamos exteriormente, pues nos habríamos asociado con representantes con cualidades muy digamos “divinas”… pues en estos sueños terrestres siempre parece haber alguna ayuda venida “del cielo”, que físicamente habría intervenido.

De ahí vendría todo el ruido que tenemos en esta tierra con este tema ET, las manipulaciones del gobierno secreto, Hollywood (no sería casual que la imagen más “clara” que muchos tenemos de los ET’s, sea la de un bichejo tan poco asociable como el de Spielberg…), etc…

La historia de Jesús sería el último mito en ese sentido…, para acabar con unos mitos “del peligro”, fundados lejanamente en historias terrestres sobre las dificultades que conlleva el recibir “regalos de Dios”.

Jesús no tendría porqué haber vivido o elegido esa crucifixión… pero digamos que debió ser una posibilidad que se eligió por ser a la larga “didáctica”…, en esta Tierra… para una Tierra como esta, muy heavy… donde la divinidad lleva asociada tanta ambigüedad.

La máxima “gloria interior”, alcanzada en vida por Jesús, asociado plenamente al espíritu…, al “reino” unitario del espíritu… no conllevaba ninguna caída de la gloria, sino la posibilidad de un crecimiento enorme, expresado entre muchas otras cosas por las apariciones a mucha gente y con al parecer muchos tipos de “cuerpo”, etc.

Así que:

– máxima gloria, pese a la aparente caída de la gloria en la cruz y las humillaciones…
– máximo “vencer a la muerte”,
– máximos aprendizaje/enseñanza, en lo que anticipó grandemente en esta tierra la reunión de cielo y tierra… y por tanto la futura honra total de nuestras creaciones “por parte de Dios”…: “un mundo nuevo”.

Este curso ya dijimos que va a ser una de las formas de explicitar y de acompañar a la humanidad en esto que ucdm decía en T-5.I.6:

«Dios honró incluso las creaciones falsas de sus Hijos porque ellos las habían hecho. Pero también bendijo a Sus Hijos con una manera de pensar que fuese capaz de elevar sus percepciones a tal altura, que casi pudieran llegar hasta Él.»

Pensar de nuevo la Idea que Dios tiene de nosotros (y no nuestras proyecciones sobre él, y por tanto sobre el amor y la vida…)… es lo que dará, como resultado “final”, el final de la Expiación o Reconciliación… cosa que el Tiempo verá llegar “tarde”… pero nosotros en cualquier momento, pues como sabemos… todos somos espíritu, que dio lugar al Tiempo.

«26.4 Una vez más ofrezco mi vida como ejemplo y reitero el mensaje expresado en Un curso de milagros. El verdadero significado de la crucifixión es que fue el final de todos esos miedos y mitos. Me llevé todos esos miedos conmigo a la cruz, y fueron desterrados en la resurrección de la gloria que es nuestra.»

—-

I:

No decidir nada, también es una decisión…

Ahí va una pregunta al aire, para nuestra revista rosa de cotilleos:

¿cómo notáis en el sentir y “el cuerpo” que estáis decidiendo algo por vuestra propia cuenta?

La enfermedad veo a menudo que es porque la no-decisión también es una decisión, no decidir es “decidir no decidir”.

Entonces, “no seguir ningún impulso” (por el conflicto o culpa que el otro día tan bien asociábamos a varias cosas que simbolizan tan bien la culpa…)… no seguir ningún deseo… impulso… la dejadez… nos puede abrir también a poder ver “los programas” más profundos de nuestras inercias… o las tristezas y demás historias que simboliza quizá globalmente nuestro sistema mental familiar… ¿o qué?

No para regodearse en ello… claro… pues ¡qué diferencia entre la verdadera escucha meditativa que se abre… y el tapar el dolor con distracciones, cuando parece que no se hace nada!

Podemos estar en una posición de “no decido nada”, es decir: podemos estar no-decidiendo… “por nuestra cuenta”.

¿Quién decide no hacer?

¿Qué “programa” o símbolo inercial social-familiar… decide “en nosotros”, porque nos hemos añadido a él…, y nos hemos olvidado de nuestra elección… de la elección mental de esa forma de separarnos de nuestra verdadera paz?

O, ¿contra qué programa reaccionamos “no decidiendo”?

También podemos no hacer nada por “rebeldías” varias.

A:

Jolín!
En fin, yo hace poco que vivo en el no decido y me dejo llevar .
Reconozco que me he visto, y aún ahora hay veces que me cuesta porque soy muy impaciente y las cosas me gustan ya!
Me doy cuenta que decido yo, cuando siento esa voz interior que me dice o me lleva a calmarme y sentir.
Pero como que no me convence y me lanzo a decidir aunque se que no es eso lo que verdaderamente me llega!
También a veces digo me permito el lujo de decidir yo por mi cuenta porque estoy cabreada aún sabiendo que no es lo correcto … Es como el que se come una chocolatina haciendo dieta o algo así 🙂

I:

a eso parece que vinimos, a ver la adicción al ego.
La madre de las adicciones.

Todo un universo privado para sentir eso.

Luego quiero hablar más de esas tensiones,  a ver qué nos sale.

Así que hemos detectado ya hace mucho algunos esa “rabieta sutil” que mantiene la ilusión de la incoherencia…
En teoría vamos a compartir aquí con palabras sobre nuestro proceso que es de aprender a escuchar, y unirse con los sentimientos que no son emociones y no están “en el cuerpo”.

Todo va a ir de eso… Las palabras dificultan y a la vez nos permiten resonar… Son lo que tenemos por aquí…
Pero recordar que lo importante quizá es que sentimos las energías de las personas, incluso por chat…

os habrá pasado claramente… ya que somos una sola mente.

Es quizá buen momento, cada vez que hablemos, de entrenar esa apertura a estar en los sentires… a escuchar en unidad… dejando ir o dejando pasar (si tenemos estómago en ese momento) lo que parece ser “de los otros”… lo que cada cual manifieste.

Entonces, lo que quería decir, para ver si lo podemos comentar, o si “da que pensar” o “da que sentir”…, sobre tensiones…, era esto:

¿Es un círculo vicioso esto de la tensión?

En tensión no queremos detenernos tanto… no queremos ser abrazados al estilo del capítulo 20… el Abrazo…

O no queremos cuidarnos… incluso estirarnos… simplemente aceptar nuestro cuerpo… etc.

Es como un grito en nuestro rincón… que expresaba ucdm: preferimos nuestras creaciones de miedo porque son nuestras… antes de aceptar la gloria de un ser de amor que nosotros no hemos creado pero que sí somos realmente.

Por eso sabemos que nos atrae tanto la muerte, la enfermedad, etc.

Es por esa adicción mental, transtemporal, adicción “al ego”.

A veces, esos estados de tensión, se pueden sentir mejor si ayunamos de patrones e inercias (respecto a todo en la vida).

Normalmente no queremos “ayunar”, porque afrontar los dolores creemos que es peor.

De ahí quizá ese capítulo que nos hablaba de nuestras creencias sobre lo desconocido.

Y realmente a veces puede “ser para peor”… quizá… si no nos sentimos acompañados en las “crisis” que puedan darse.

Estando en tensión, en incoherencia, buscamos compulsivamente distracciones, adicciones… en vez de vivir más inocentemente (las inercias que sean).

¿Solo cada cual se puede dar cuenta de cuándo una inercia sirve para tapar dolores que no se quieren dejar pasar… es decir, cuándo es una adicción y cuándo no?

Los demás nos lo pueden ver… nos pueden aconsejar… y facilitar nuestro “dejar pasar” con su propia apertura mental a “dejar todo pasar”… pero cada cual decide luego si sigue o no sigue siendo “inconsciente” de aquello de lo que una vez sí se hizo consciente (una decisión que votaba por el miedo/retención).

Eso que una vez fue consciente lo hicimos pasar a formar nuestro “falso ser”… y ha pasado pues a ser una “piedra” retenida, y cargada en los estantes de nuestro ser…, una piedra que sigue ahí haciendo automáticamente que juzguemos, en vez de ser inocencia… en vez de que el sentido de las cosas se dé por sí solo.

Se da pues una especie de autodestrucción… “en la tensión”.

Incluso esto estaría así como naturalizado en este universo… con el proceso de envejecer o dd morir… que, en realidad, como sabemos, no son necesarios.

“Meditar”, o descender adentro al Abrazo… tal y como impulsaba a hacer ucdm y cualquier práctica… nos da claridad.

Pero esa claridad puede confrontarnos mucho, dependiendo quizá de la tensión de la situación en que estemos… dependiendo de “la incoherencia acumulada” que, digamos, nos hace aparentemente más difícil soltar todos los juicios en un pestañeo (por eso parece haber quizá cada vez más y más “necesidad” de retiros eventuales…, de centros de sanación natural, etc…).

La meditación da paz… detenerse a “ser”, simplemente, pero es curioso que hay sitios y momentos tranquilos donde sin embargo no queremos hacerlo, o donde YA no queremos.

Como si ocurriera lo dicho antes: como si, quizá muy “con el ego en mente”… nos hubiéramos juzgado o sentenciado “para siempre”.

Si no se sigue lo que nos susurra esa claridad inocente hallada en los quizá muy breves momentos de abrazo… la tensión parece crecer…

Si no se sigue lo natural de forma inocente, digamos que nos solemos “morir en vida”… En vez de aceptar nuestro gran ser de amor sin miedo a esa caída de la que habla el 26.

Sentimos como natural el hecho de “morir en vida”… y lo taparemos de muchas formas… porque es lo normal (no tenerle miedo al miedo…: morir todos juntitos, en el matadero que llamamos “mundo”)… en una sociedad demente que simboliza para nosotros nuestro ego… con todas estas instituciones deformes.

Claro… 🙂 sentimos como algo normal el “ser normales” 😛

…es la falsa “naturalidad” del ego.

Hay situaciones donde no queremos simplemente “ser amor puro”… ser una expresión así… y entonces, no aceptamos inocentemente ese deseo…, y de cierta forma nos bloquearíamos.

El curso recordemos que hablaba de un circuito a establecer con las sensaciones… recibidas como mensaje.

Estas “sensaciones” no eran necesariamente del cuerpo, o como mucho digamos que solo pasaban por ahí… por el cuerpo… pues ya hemos visto que los sentimientos y los pensamientos en el fondo no están “en el cuerpo”.

Vimos que los sentimientos no son las  reacciones emocionales a estímulos corporales… sino que están siempre ahí  como en un bajo de fondo mental transtemporal… una música a la que no nos unimos….

Al no unirnos a nuestro ser mental que alberga e interpreta los sentimientos… no fluirían los mensajes que nos mandamos nosotros a nosotros mismos.

Vimos cómo nuestra identificación cegata con “el cuerpo” creaba un punto ciego donde ya no había tal fluir…. y así por ello podíamos seguir responsabilizando a Los Demás, al Cuerpo, al Tiempo… de nuestros “problemas”… en vez de ver todo (al universo y el cuerpo) como instrumento de servicio.

Fijémonos en eso de que debíamos ser intersección… digamos “ser transparentes”…

Y a la vez tenemos que estar ahí, en el circuito… para responder… pero no como yoes separados…
para ser uno con el sentimiento… y poder así ser uno con el amor que no hemos creado nosotros.

Qué simple “amplitud” la que podemos sentir con los últimos capítulos.

Es solo un preludio de lo que vendrá.

El 27 y 28… son otra aportación a este “fin de fiesta”, para cerrar las bases del “programa antiprogramas”… que ejecutaremos en nuestro universo privado (que ya estáis ejecutando muchas personas hace mucho…).

A:

Nos estamos des programando para reiniciarnos de nuevo 😂😂

I:

buenas
¡Fin de etapa! 😃 (por una parte)

Os invitaría a ir comentando más en el blog, feisbuk, etc., quizá poco a poco…
…si acaso… y como mucho.

O bien si acaso animaría a comentar de forma más personal o íntima con quien podáis… en persona… o por este guasap, etc… entre quienes queráis/podáis.

Hemos conocido por aquí gente chupi, gracias 😄

Ahora, como sabéis, pronto ya se tratará de “practicar el curso” con cada vez más inocencia y desparpajo…, más profundamente aún…, con todas esas visiones que ya se han planteado… y mediante el segundo libro, llamado “los tratados”.

En los tres libros del curso se responde a todo… bastará con “machacar” la lectura atenta… y estar dispuesto a que se nos ame… de parte de esa “energía” que realmente somos y que quiere completarnos… en unión con todas esas personalidades que “ya” se han “liberado” del ego/cuerpo, o que siempre lo estuvieron… y que nos “ayudan”.

“Debemos” quizá compartir experiencias y deseos… como seguro que ya hacéis con grupos de desconocidos o amigos, en este “aprendizaje” de la honestidad y de la purificación del deseo, de “las llamadas”.

En teoría hay que estar un tiempo de “ayuno” de todo otro tipo de material (de hecho, esto se indicará en seguida el primer tratado…)… un tiempo de ayunar del “picoteo espiritual”, y de libros, en que nos vemos normalmente metidos.

Quien elija este curso (con o sin alguna práctica más corporal-terapéutica…)…, será también un placer escucharle o leerle sobre ello y su proceso…

“Yo” seguiré colgando comentarios en el blog de cada cosa que vaya revisando e intentando “respirar”.

Como sabemos, a menudo hay que comprometerse con algo, como guía, como guía para desaprender y así poder fundirse con la guía… hacia esa nueva percepción de “cómo estar en este mundo”…, esa nueva historia que ya ha anunciado sin tapujos este ucda, en esos capítulos que siempre citamos.

Así que ya no tiene mucho sentido quizá, el grupo, hasta si acaso el momento donde varios nos vayamos a comprometer a completar esta unión con el “maestro interior” mediante básicamente este “seguir ucda” (eso las personas que no estén ya en esa certeza de la guía interior).

Yo, ya digo…, recomendaría combinar la relectura lenta de los capítulos del próximo “primer tratado”… con este primer libro que ya terminamos.
Es decir, leer mucho más este primero… que casi hemos terminado.. mientras se va sintiendo e integrando más la “enseñanza” del primer tratado (primera parte del segundo libro)… donde se trata de “aprender” a ver todo como regalo… y de un definitivo “perdón” a muchas cosas que nos rechinan cuando venimos de ucdm… etc.

Así que envío paz 🌴, o lo intento… , y muchos deseos de que os acordéis (si seguís solo con esto… y si hay tiempo) de comentar algo en el blog, en feisbuk, etc.

feliz navidad

Anuncios

Publicado 12 abril, 2015 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Nuestra siguiente semana con UCDA: capítulos 25 y 26

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Te estoy muy agradecido por la labor que desempeñas, Iván. Gracias a ti he podido acceder a una traducción al castellano de UCDA más fiel al original para poder continuar con el proceso que ya inicié con UCDM, ahora desde el corazón, desde la incondicionalidad. Tu entendimiento y reflexiones compartidas me son de gran ayuda. Seguiré atento a tu blog y perfil de facebook para continuar profundizando en la comprensión y práctica del Curso. Un abrazo.

    • Gracias 🙂 !!
      Seguimos poniendo por aquí cosas, y si alguna vez quieres comentar algo lo añado a este tipo de entradas, que como sabes, a partir del cap. 27 ya no irán con tanto diálogo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: