«¡Cambiad el Mundo! ¡Decidid si nos debemos aparecer!»   1 comment

imagen flor

A continuación transcribo aquí la traducción de un mensaje muy claro y breve (que encontré con varios errores traducido en internet y que he mejorado en lo que he podido).

Es para recordar cómo empezó todo… el viejo-nuevo tema donde en parte empezó todo para mí, fundamental (y tiene que ver con todo, pues “como es adentro, es afuera”).

Fue fundamental darse cuenta del salto de escala que estaba viviendo la humanidad, en cuanto a “era” en la que vivimos… en cuanto a lo que se está jugando aquí cuando hablamos de “política”…, con esta extraña centralización de poderes en una especie de autodestrucción programada en un juego extraño donde los gobernantes se escogen entre los más tontos (otro juego más…, pero que estamos decidiendo, interior y globalmente, no jugar ya más, en este planeta…), y que pretende contrarrestar la verdadera unificación de la humanidad que despierta y que se unifica realmente en la luz, “para la luz”, para la expansión de la consciencia.

Índice:
– Presentación del autor
– Introducción

– ¿Quiénes somos?
– ¿Por qué no somos visibles?
– ¿Quiénes sois vosotros?
– ¿Cuál es vuestra situación?
¿Deberíais esperar hasta el último momento para encontrar soluciones? ¿El dolor se debe prevenir o curar?
– ¿Quiénes son el “tercer partido”?
– ¿Cómo podríais ejercer vuestro libre albedrío bajo tales circunstancias, estando tan manipulado?
¿Para qué sois verdaderamente libres?
– ¿Qué os podemos ofrecer?
– ¿Qué recibiríamos nosotros?
– ¿Cuál es la pregunta que deseamos que contestéis?
– ¿Cómo podéis responder a esta pregunta?
– ¿Qué es el efecto palanca?
– ¿Cuáles serían las consecuencias de tomar una decisión positiva?
– ¿Por qué se da un dilema histórico así?
– ¿Por qué divulgar este mensaje entre vosotros?

___
__

Presentación del autor:

«Por mi parte, deciros que he estado observando “OVNIS” durante años, y que he mantenido también algunos contactos con seres extraterrestres. Tengo 42 años [hace bastante tiempo de esto], mi educación es técnica (piloto militar y controlador aéreo), económica (master), y en dirección de aeropuertos. Desde los seis años de edad he tenido diversas experiencias espirituales que de manera continuada fueron cobrando más sentido y forma.

Entre los múltiples fenómenos que he vivido en los dos últimos años, por poner un ejemplo está la recepción de un mensaje que recibí sobre la naturaleza tri-dimensional del tiempo (podéis verlo aquí). Su recepción vino acompañada de varias “apariciones”.»

-Jean Ederman

___

Introducción

Es irrelevante saber exactamente quién os transmite este mensaje, y debe permanecer anónimo. ¡Lo único importante es lo que haréis con él!

Cada uno de vosotros tiene la intención de ejercer su libre albedrío y experimentar la felicidad.

Estos son los atributos que nos habéis mostrado en los casos en los que os hemos contactado.

Vuestro libre albedrío depende del grado de conocimiento que tengáis sobre vuestro propio poder. Y vuestra felicidad depende del amor que dáis y recibís.

Como todas las especies conscientes que se encuentran en vuestro estado de progreso, podríais tener la sensación de que estáis aislados en vuestro planeta. Esta impresión os hace tener certeza sobre vuestro destino. Sin embargo, estáis a las puertas de grandes cambios y trastornos, de los que solo una minoría de seres humanos está al corriente.

No es nuestra responsabilidad cambiar o alterar vuestro futuro sin que vosotros mismos lo hayáis decidido así. ¡Considerad este mensaje como un referéndum a escala planetaria! ¡Y vuestra respuesta, un voto!

¿Quiénes somos?

Ninguno de vuestros científicos o representantes religiosos coinciden plenamente en la descripción de los acontecimientos celestiales que la humanidad ha estado atestiguando durante miles de años. Para conocer la verdad, esta se debe encarar sin ningún filtro, y las creencias son un filtro, por muy respetables que sean.

Un grupo de investigadores anónimos cada vez más numeroso está explorando nuevas vías de conocimiento, y está acercándose cada vez más a la realidad. Hoy en día, vuestra civilización está sumergida en un océano de informaciones de las cuales solo una ínfima parte, la que menos trastoca, es divulgada significativamente.

Lo que en vuestra historia parece ridículo o improbable se ha transformado en posible, y después se ha realizado, en particular en lo que afecta a los últimos cincuenta años. Despertad al hecho de que el futuro será siempre más y más sorprendente, para lo mejor y para lo peor.

Al igual que muchos otros miles de millones en esta galaxia, somos criaturas conscientes del tipo que algunos llaman “extraterrestre”, a pesar de que la realidad es mucho más sutil.

No hay ninguna diferencia fundamental entre vosotros y nosotros, a excepción de haber experimentado ciertos estadios evolutivos. Igual que en cualquier estructura organizada, la jerarquía está presente en nuestras relaciones internas. La nuestra está basada en la sabiduría de varias razas. Y es con la aprobación de tal jerarquía que nos hemos dirigido a vosotros.

Como la mayor parte de vosotros, estamos en busca de la experiencia del Ser Supremo. No obstante, no somos dioses o dioses menores, sino iguales en la Hermandad Cósmica.

Físicamente somos algo distintos a vosotros, pero la mayoría tenemos formas humanoides.

Nuestra existencia es real pero la mayoría de vosotros no puede percibirla aún. No somos simples observadores, somos conciencias igual que lo sois vosotros. Y si no nos podéis concebir es porque la mayor parte del tiempo somos invisibles a vuestros sentidos y a vuestros instrumentos de medida.

Nuestra intención es llenar este hueco ahora, en este momento de vuestra historia. Hemos adoptado esta decisión de manera colectiva, pero esto no es suficiente. Necesitamos vuestra participación. A través de este mensaje, ¡vosotros tomaréis una decisión! Cada uno, personalmente.

No existe ningún representante humano en la Tierra que os pueda orientar en vuestra decisión.

¿Por qué no somos visibles?

Al llegar a ciertos estadios de la evolución, las “humanidades” cósmicas descubren nuevas formas de ciencia que están más allá del dominio de lo material. La materialización y la desmaterialización estructuradas forman parte de ello. Cosas como estas ya han sido logradas en algunos laboratorios humanos en colaboración con otras criaturas “extraterrestres”, y bajo el precio de ciertos acuerdos arriesgados que permanecen siendo ocultados por algunos de vuestros representantes.

Aparte de todos los fenómenos y de los objetos aéreos o espaciales que vuestra comunidad científica ya conoce, lo que llamáis “OVNI’s” son naves espaciales multidimensionales que usan estas capacidades.

Muchos humanos han estado en contacto físico, visual, auditivo, táctil o psíquico con tales naves, y algunas de ellas están bajo el control oculto de poderes que os “gobiernan”. La escasez de observaciones se debe a la gran ventaja que otorga la capacidad de desmaterialización de las naves.

Y comprendemos muy bien que no creáis en esto si no lo habéis visto con vuestros propios ojos.

La mayoría de estas observaciones se hacen individualmente, pues el objetivo no es el de modificar ningún sistema organizado, sino el de tocar el alma. Esto se hace así de forma completamente voluntaria por parte de las razas que os rodean, pero también se hace así por muy diversos motivos y expectativas.

Para las criaturas negativas multidimensionales que participan en el ejercicio del poder en la sombra de la oligarquía humana, su discreción se debe a que no desean revelar su existencia y dominio.

Para nosotros, la discreción viene motivada por el respeto que sentimos por el libre albedrío que el ser humano puede ejercer para gestionar sus asuntos, para que él por sí mismo pueda llegar a la madurez técnica y espiritual. Vuestra entrada en la familia de civilizaciones galácticas es algo que se espera con un gran anhelo.

Podemos presentarnos a plena luz del día y ayudaros a conseguir esta unión. Si no lo hemos hecho ya con anterioridad es debido a que muy pocos de vosotros lo desean sinceramente, ya sea por desconocimiento, por indiferencia o por miedo, y porque tampoco era excesiva la urgencia de la situación. Algunos de los que estudian nuestras apariciones se limitan a contar luces por la noche, sin aclarar nada. Muy a menudo piensan en términos de objetos, cuando en realidad se trata de consciencias.

¿Quiénes sois vosotros?

Sois los descendientes de numerosas tradiciones que a lo largo del tiempo se han enriquecido con sus aportes mutuos. Lo mismo se aplica a las razas que ahora viven en la superficie de la Tierra. Vuestro objetivo es unificaros, respetando esas raíces, para poder tener un proyecto común. El aspecto superficial de vuestras culturas parece manteneros separados porque con ese aspecto superficial sustituís a vuestro ser profundo. La forma es ahora más importante que vuestra naturaleza sutil. Para los poderes fácticos, esta supremacía de lo físico externo es el muro protector contra cualquier problema que pudiera comprometerles a ellos.

Vosotros sois llamados a traspasar lo externo, la forma, a la vez que la respetáis en su riqueza y su belleza. La consciencia de la forma, así comprendida, nos permite amar a los seres humanos en toda su diversidad. La Paz es algo más que no hacer la guerra; consiste en transformarse en lo que en realidad sois: una misma Fraternidad.

Para poder comprender esto, el número de soluciones dentro de vuestro alcance está decreciendo. Una de ellas es contactar con otra raza que pueda reflejaros la imagen de quienes realmente sois.

¿Cuál es vuestra situación?

Exceptuando raras ocasiones, nuestras intervenciones siempre tuvieron muy poca incidencia en vuestra capacidad de hacer elecciones colectivas o individuales sobre vuestro propio futuro. Esto está motivado por nuestro conocimiento de vuestros mecanismos psicológicos profundos.

Hemos llegado a la conclusión de que la libertad la construye día a día un ser que va tomando consciencia de sí mismo y de su entorno, librándose progresivamente de las inercias y de los límites, sean los que sean. Aún a pesar de los numerosos humanos conscientes y voluntariosos, tales inercias son mantenidas artificialmente para el provecho de un creciente poder centralizado.

Hasta hace poco, la humanidad estaba viviendo con un nivel de control satisfactorio de sus propias decisiones. Pero está perdiendo más y más poder sobre su destino debido al uso creciente de tecnologías avanzadas cuyas consecuencias nefastas en todo el ecosistema planetario y humano se hacen irreversibles. Todos estáis perdiendo, de manera lenta pero segura, vuestro extraordinario poder para hacer que la vida sea deseable. Vuestra capacidad de resistencia está decreciendo debido a los artificios, independientemente de si lo deseáis o no. Tales tecnologías están en funcionamiento, afectando a vuestros cuerpos y a vuestras mentes. Tales planes se están ejecutando ahora.

Todo esto puede cambiar en tanto que tenéis dentro vuestro el poder creador, incluso aunque este cohabite con las oscuras intenciones de vuestros potenciales dominadores. Esta es la razón por la cual nos mantenemos en la invisibilidad. Este poder individual está condenado a desaparecer a no ser que se dé una reacción colectiva de gran magnitud. Se está acercando un periodo de ruptura: sea de la naturaleza que sea, al final habrá ruptura.

¿Deberíais esperar hasta el último momento para encontrar soluciones?
¿El dolor se debe prevenir o curar?

Vuestra historia nunca ha dejado de estar marcada por encuentros entre pueblos que iban a descubrirse unos a otros en unas condiciones que a menudo eran conflictivas. La conquistas casi siempre han supuesto el dominio abusivo de los conquistados. La Tierra se ha convertido ahora en un solo pueblo donde todo el mundo se conoce pero persisten los conflictos, y los peligros y amenazas de todo tipo incrementan su intensidad y su dureza.

El ser humano, en tanto que individuo, y aunque tenga numerosos poderes potenciales, no puede ejercerlos con dignidad. Tal es la circunstancia en la que estáis inmersos la gran mayoría de vosotros, y ello por razones esencialmente geopolíticas.

Ya hay varios miles de millones de seres humanos. Y la educación de vuestros hijos, y vuestras condiciones de vida así como las condiciones de vida de numerosas especies animales y vegetales, están sin embargo sometidas al yugo de un pequeño grupo de representantes políticos, financieros, militares y religiosos.

Vuestros pensamientos y vuestras creencias son modelados según los intereses partidistas para convertiros en siervos mientras se os da la sensación de que tenéis el control total de vuestro destino –que en esencia, es la realidad.

Pero hay una gran distancia entre un deseo y un hecho cuando se desconocen las verdaderas reglas de juego de la partida en curso. Esta vez, no sois los conquistadores. La información sesgada, manipulada, es una estrategia milenaria usada con los seres humanos. La inducción de pensamientos, de emociones, o la introducción de organismos que no os son propios mediante el uso de ciertas tecnologías adecuadas, es una estrategia todavía más vieja.

Hay unas maravillosas opciones de progreso asociadas a grandes riesgos de sumisión y de destrucción. Estos peligros y estos riesgos son reales. Sin embargo no percibís más que la parte que se tiene a bien mostraros. El agotamiento de los recursos es algo programado mientras no haya ningún proyecto colectivo a largo plazo.

Los mecanismos para agotar vuestros ecosistemas ya han traspasado los límites de la reversibilidad. La escasez de recursos y su desigual distribución -recursos cuyo precio de entrada aumenta día a día- harán que surjan guerras fraticidas a escala planetaria, pero también en el mismo corazón de vuestras ciudades y campos.

El odio avanza, pero también el amor. Y esto es lo que os permite conservar la esperanza en vuestra capacidad de hallar soluciones. Pero la masa crítica es insuficiente, y se ha puesto un marcha diligentemente un trabajo de sabotaje sobre ella.

Las conductas humanas que obedecen a los hábitos y a los aprendizajes del pasado poseen tal grado de inercia que os condenan finalmente a un callejón sin salida. Y confiáis estas dificultades a unos representantes cuya consciencia del bien común humano se disuelve poco a poco ante los intereses corporativos. Son numerosos sus debates sobre las formas, y raros son los que tratan sobre el fondo, el contenido.

Al llegar el momento de actuar, los retrasos no dejan de acumularse hasta el punto de que debéis sufrir y claudicar, antes que elegir. Este es el motivo por el cual, y más que nunca antes en vuestra historia, vuestras decisiones de hoy tendrán un impacto directo y significativo sobre vuestra supervivencia de mañana.

¿Qué acontecimiento podría modificar radicalmente esta inercia propia de toda civilización? ¿De dónde podría surgir una toma de consciencia colectiva y unificadora que pudiera parar esta huida hacia adelante?

Desde siempre, las naciones, los pueblos, la tribus humanas se han descubierto entre sí, se han encontrado y han interactuado entre ellas. Ahora, ante los riesgos que afronta la familia humana, quizás sea el momento de que se manifieste una interacción a mayor escala.

Una ola de fondo está a punto de emerger. Esta dotada de aspectos tanto muy positivos como también muy negativos.

¿Quiénes son el “tercer partido”?

Hay dos maneras de establecer un contacto cósmico con otra civilización: a través de sus representantes gobernantes, o directamente con los individuos sin distinción. La primera forma supone conflictos de intereses, la segunda vía aporta una toma de consciencia.

La primera vía fue elegida por un grupo razas cuya intención era mantener a la humanidad en la servidumbre, controlando así los recursos planetarios, el patrimonio genético y la energía emocional humana.

La segunda fue elegida por un grupo de razas aliadas con la causa del Espíritu de servicio. Nosotros, por nuestra parte, nos hemos adscrito a esta causa desinteresadamente, y nos hemos presentado hace unos pocos años ante algunos representantes del poder humano, quienes rechazaron estrechar nuestra mano con el pretexto de tener intereses incompatibles con su visión estratégica.

Y por eso ahora los individuos son llamados a hacer ellos mismos esta elección sin que interfiera ningún representante. Lo que en el pasado hemos propuesto a aquellos que creíamos que podían contribuir a vuestra felicidad, ahora os lo proponemos… ¡a vosotros!

La mayoría de vosotros ignora que hay criaturas no humanas que están participando en la ejecución de las agendas que están concentrando los poderes, sin que tales criaturas puedan ser molestadas ni puedan ser accesibles a vuestros sentidos. Esta situación es tan real que ellos, muy sutilmente, ya casi han tomado el control. No se encuentran necesariamente dentro de vuestro plano material, y esto es lo que, precisamente, hace que su actuación pudiera ser extremadamente eficiente y atemorizadora en un futuro cercano.

¿Cómo podríais ejercer vuestro libre albedrío bajo tales circunstancias, estando tan manipulado?
¿Para qué sois verdaderamente libres?

La paz y la reunificación de vuestros pueblos sería uno de los primeros pasos hacia la armonía con otras civilizaciones diferentes a la vuestra.

Esto es precisamente lo que quieren evitar a toda costa quienes manipulan detrás del escenario, ¡porque dividiendo, vencen, reinan! Y también reinan sobre los que os gobiernan. Su fuerza les viene dada por su capacidad de inducir en vosotros la desconfianza y el temor. Esta actuación perjudica vuestra verdadera naturaleza cósmica.

Este mensaje no tendría ningún interés si la labor de estos tutores manipuladores no hubiera llegado ya a su apogeo, y si sus intenciones, tramposas y asesinas, no fueran a materializarse de aquí a algunos años. Sus plazos están próximos a cumplirse, y la humanidad conocerá tormentos nunca vistos durante los próximos 10 ciclos.

Para defenderse contra esta agresión sin rostro necesitáis disponer de todos los datos que lleven a la solución.

Tal y como sucede con los humanos, también hay resistencias en el sento de esas razas dominadoras. De nuevo, la apariencia física o la forma no bastará para poder discernir entre dominador o aliado. En el actual estado de vuestro psiquismo os resulta extremadamente difícil distinguir. Más allá de vuestra intuición, cuando llegue el día será necesario un cierto aprendizaje.

Nosotros, que sabemos del inestimable valor del libre albedrío auténtico, estamos invitándoos a una alternativa.

¿Qué os podemos ofrecer?

Os podemos ofrecer una visión más holística del universo y de la vida, interacciones constructivas, la experiencia de relaciones justas y fraternales, liberación de conocimiento técnico, erradicación del sufrimiento, ejercicio controlado de los poderes individuales, el acceso a nuevas formas de energía y, en definitiva, una mejor comprensión de la consciencia.

No podemos ayudaros a superar vuestros miedos individuales y colectivos, ni imponeros unas leyes que no hayáis elegido; no podemos hacer el trabajo por vosotros mismos, el individual y colectivo por construir el mundo que desearíais; no impondremos el espíritu de búsqueda de nuevos cielos.

¿Qué recibiríamos nosotros?

Si decidís que un contacto así tenga lugar, nos regocijaremos con la salvaguarda del equilibro fraternal en esta región del universo, con intercambios diplomáticos fructíferos, y con el intenso Júbilo de saber que estáis unidos para realizar aquello que sois capaces de hacer. El sentimiento de Júbilo es algo muy buscado en el universo, pues su energía es divina.

¿Cuál es la pregunta que deseamos que contestéis?

“¿DESEÁIS QUE NOS APAREZCAMOS?”

¿Cómo podéis responder a esta pregunta?

La verdad del alma puede ser leída de manera telepática. Tan solo necesitáis aclararos con esta cuestión, por vosotros mismos o en grupo, como queráis. ¡Estar en el corazón de una ciudad o en mitad de un desierto no va a afectar a la eficacia de vuestra respuesta, SÍ o NO, JUSTO DESPUÉS DE HACER LA PREGUNTA!

Simplemente plantearos la pregunta como si estuviérais hablando con vosotros mismos, pero pensando sobre este mensaje.

Esta es una cuestión universal y estas pocas palabras, colocadas en su contexto, tienen un significado poderoso. No dejéis que os perturbe la duda. Por esto es por lo que debéis reflexionar con calma, en vuestra alma y vuestra consciencia. Para asociar de manera perfecta vuestra respuesta con la pregunta es recomendable que contestéis justo tras haber hecho otra lectura de este mensaje.

Sobre todo, no os precipitéis al responder. Respirad y dejad que entre en vosotros todo el poder de vuestro propio libre albedrío. ¡Estad orgullosos de lo que sois! Las dificultades que estáis atravesando os debilitan. Olvidadlas por unos minutos para poder ser vosotros mismos. Sentid toda la fuerza que se derrama sobre vosotros. ¡Sois vuestros propios dueños!

Un solo pensamiento, una sola respuesta pueden cambiar drásticamente vuestro futuro inmediato, tanto en un sentido como en otro.

Vuestra decisión individual de pedir a vuestro ser interno que nos mostremos abiertamente a la luz del día es preciosa e indispensable para nosotros.

Aunque podéis optar por la forma que más os convenga, es inútil practicar cualquier ritual. Una petición sincera, realizada con el corazón y con vuestra propia voluntad, siempre será percibida por aquellos de nosotros a quienes está dirigida.

Será en su propia urna privada de votaciones donde cada cual determinará el futuro.

¿Qué es el efecto palanca?

Esta elección debe ser realizada por el mayor número posible de vosotros, aunque pueda parecer que es muy minoritario. Resulta del todo recomendable difundir este mensaje, de todas las maneras posibles, en todos los lenguajes posibles, a todos los que os rodeen, os parezcan o no receptivos a esta nueva visión del porvenir.

Si os ayuda, hacedlo empleando un tono humorístico o de burla. Incluso podéis optar por burlaros abierta y públicamente, si esto os hace sentiros más confortables, pero no os quedéis indiferentes ante este mensaje antes de haber ejercido vuestro libre albedrío.

Olvidad a los falsos profetas y las creencias que os han sido transmitidas sobre nosotros. Esta petición es una de las más íntimas que se os puedan hacer.

Decidid por vosotros mismos, como individuos, ¡es tanto vuestro derecho como vuestra responsabilidad!

La pasividad solo lleva a la ausencia de libertad. De manera similar, la indecisión nunca es eficaz. Si realmente os aferráis a vuestras creencias, lo cual comprendemos, entonces contestad que NO. Si no sabéis qué contestar, no digáis que SÍ por simple curiosidad. Esto no es un espectáculo, se trata de la vida normal, ¡ESTAMOS VIVOS!

Vuestra historia contiene muchos episodios en los que hombres y mujeres concretos estaban determinados a influir en el desarrollo de los acontecimientos a pesar de ser pocos en número.

Igual que una pequeña cantidad de seres basta para tomar el poder temporalmente sobre la Tierra y conseguir influir en el futuro de la mayoría, un grupo numéricamente pequeño puede cambiar radicalmente vuestro destino! Sí, lo puede cambiar, como respuesta a la impotencia que habéis sentido ante tanta inercia y tantas dificultades. Podéis facilitar el nacimiento de la humanidad a la Hermandad.

Uno de vuestros pensadores dijo: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo.”

Difundiendo este mensaje estaréis dando un punto de apoyo para este esfuerzo, y nosotros seremos el brazo de la palanca, tan largo como años-luz de distancia… y vosotros seréis los artífices de la elevación de la Tierra a consecuencia de nuestra aparición.

¿Cuáles serían las consecuencias de tomar una decisión positiva?

Para nosotros, la consecuencia inmediata de una decisión colectiva favorable sería la materialización de numerosas naves, en vuestros cielos y sobre la Tierra.

Para vosotros, el efecto inmediato sería el rápido abandono de muchas evidencias y creencias.

Un sencillo contacto visual podría tener enormes repercusiones en vuestro futuro. Muchos conocimientos se verían modificados para siempre. La organización de vuestras sociedades se vería profundamente afectada para siempre, y eso en todos los campos de actividad. El poder se transformaría en poder individual, pues constataríais por vuestra cuenta que nosotros estamos vivos. Concretamente, ¡cambiaríais la escala de vuestros valores!

¡Para nosotros, lo más importante es que así la humanidad consistiría por fin en una sola Fraternidad frente a ese “desconocido” que nosotros representaríamos!

El peligro se alejaría de vuestros hogares puesto que forzaríais indirectamente a que se mostraran y desaparecieran los indeseables, aquellos que llamamos “el tercer partido”.

Llevaríais el mismo nombre y tendríais las mismas raíces: ¡humanidad!

Después, se harían posibles los intercambios pacíficos y respetuosos, si los deseáis. Por ahora, los que tienen hambre no pueden sonreír, los que tienen miedo no pueden darnos la bienvenida. Estamos muy tristes al ver el grado de sufrimiento de los seres humanos en sus cuerpos y sus corazones, cuando de hecho portan una luz tan grande en el interior.

Esta luz puede ser vuestro futuro. Y nuestras relaciones pueden darse progresivamente.

Se pueden dar varias etapas, separadas por varios años o décadas: apariciones de nuestras naves simplemente como demostraciones; aparición física al lado de seres humanos; colaboraciones en vuestra evolución técnica y espiritual; descubrimiento de partes de la galaxia.

A cada momento serán ofrecidas nuevas elecciones. Entonces, por vuestra cuenta, decidiréis dar nuevos pasos si ello es necesario para vuestro bienestar exterior o interior. No habrá ninguna intervención decidida unilateralmente. Nosotros nos iríamos en cuanto vuestro deseo colectivo se expresara en ese sentido.

En función de la velocidad de la difusión de este mensaje por todo el mundo, serán necesarias varias semanas o meses para que hagamos nuestra “gran aparición”, si esta es la decisión adoptada por la mayoría de los que han elegido usar su capacidad de elegir, y si este mensaje ha encontrado el eco suficiente.

La principal diferencia entre vuestras prácticas espirituales diarias -o plegarias dirigidas a entidades de naturaleza exclusivamente espiritual-, y la decisión que ahora afrontáis, es extremadamente simple: ¡nosotros estamos técnicamente equipados para poder materializarnos!

¿Por qué se da un dilema histórico así?

Sabemos que el “extranjero” es enemigo en tanto que representa lo “desconocido”. En un primer momento, la emoción que generará nuestra presentación reforzará vuestros lazos a escala planetaria.

¿Cómo podríais saber si nuestra llegada es la consecuencia de vuestra elección colectiva? ¡Por el simple motivo de que, si no, ya estaríamos ahí desde hace mucho tiempo, en vuestro plano de existencia! Si aún no estamos ahí es porque no lo habéis decidido explícitamente.

Algunos de vosotros podríais pensar que queremos haceros creer que tenéis realmente elección, sin que esto sea realmente cierto, y para así poder legitimar nuestra llegada. ¿Qué interés tendríamos en ofreceros abiertamente aquello a lo que todavía no podéis tener acceso, y para el beneficio de la mayoría de vosotros?

¿Cómo podríais estar seguros de que esto no es una sutil maniobra más del “tercer partido” para poder esclavizaros mejor? Porque siempre es más fácil confrontar algo identificado que aquello que está oculto. ¿Y no es el terrorismo que os corroe un claro ejemplo de ello?

Sea como sea, ¡sois los únicos jueces en vuestra alma y en vuestra consciencia! Cualquiera que sea la elección, ¡será eminentemente respetable y respetada! En ausencia de representantes humanos que puedan potencialmente llevaros al error, nos ignoráis tanto a nosotros como a quienes ya os manipulan sin vuestro consentimiento.

En vuestra situación, el principio de precaución, que consistiría en no intentar descubrirnos, ya no sirve. Vosotros ya estáis en la caja de Pandora que el “tercer partido” ha fabricado alrededor vuestro. Sea cual sea vuestra decisión, deberéis salir de ella.

Encarando este dilema, de una ignorancia contra otra, necesitáis usar vuestra intuición. ¿Queréis descubrirnos con vuestros propios ojos, o queréis simplemente creer lo vuestros pensadores afirman? ¡Esta es la verdadera cuestión!

Después de miles de años, esta elección iba a ser inevitable: ¡la elección entre dos desconocidos!

¿Por qué divulgar este mensaje entre vosotros?

¡Traducid y difundid ampliamente este mensaje! Esta acción afectará a vuestro futuro de una manera irreversible, y tendrá un impacto histórico a la escala de milenios, y si no, se pospondrá para una nueva oportunidad de elegir pasados unos años, al menos una generación, si es que habéis sobrevivido.

La no elección significa que seguís a remolque de las decisiones de los demás. No informar a otros es arriesgarse a obtener un resultado contrario a vuestras expectativas. Permanecer indiferente es renunciar al propio libre albedrío.

Se trata de vuestro futuro. Se trata de vuestra evolución.

Cabe la posibilidad de que esta invitación no reciba un asentimiento colectivo, y que debido a la falta de información sea ignorada. No obstante, ningún deseo individual cae en saco roto en el universo.

Imaginad que nuestra llegada es mañana mismo. Miles de naves. Un choque cultural único en la historia de la humanidad actual. Entonces, puede que sea demasiado tarde para reconsiderar vuestra elección y difundir este mensaje, pues este descubrimiento será irreversible. Seguimos insistiendo en que no os precipitéis, en que penséis tranquilamente en ello! ¡Pero pensad! ¡Y decidid!

Los medios de comunicación de masas no tendrán ningún interés en difundir este mensaje. Esta es por tanto tu tarea: transmitirlo como un ser anónimo, aunque también como un ser extraordinariamente amoroso y reflexivo.

Estáis siendo los arquitectos de vuestro propio destino…

“¿DESEÁIS QUE NOS APAREZCAMOS?”

_____
Eres libre de copiar, reproducir y publicar este mensaje como quieras, si no lo cortas y si no lo modificas.

Fuente:
http://www.karmapolis.be/pipeline/ederman_message.htm
http://www.bibliotecapleyades.net/exopolitica/esp_exopolitics_I_1d.htm

Anuncios

Una respuesta a “«¡Cambiad el Mundo! ¡Decidid si nos debemos aparecer!»

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Reblogueó esto en EL TALLER DE MELAN DOUS..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: