Armando las piezas del estado del planeta: La información del libro de Urantia como contexto de nuestra revolución tecnológica, de la existencia de ayuda suplementaria “extraterrestre”, y de la naturalización de medidas antihumanas de toxicidad sistemática: radiaciones, guerra de sexos, etc.   Leave a comment

( Enlace al audio en ivoox con la lectura de este texto )

foto-árbolesVenimos hablando del aviso que se nos da, a los humanos, sobre las tecnologías que no controlamos y que están relacionadas con el gobierno global del planeta y con el proceso natural de espiritualización de nuestras mentes*.

El libro de Urantia nos da la base con la cual podemos pensar este mundo y los extraños automatismos que vivimos hoy.

Vivimos en una especie de continua revolución tecnológica que en parte está dirigida por nuestra compulsión a comprar y a renovar aparatos (los automatismos del “mercado”).

¿Pero de dónde surgen las decisiones, las ideas y las tecnologías que realmente se implementan a través de esa renovación revolucionaria o casi revolucionaria que nosotros, casi como hormigas, activamos comprando “libremente” en el supuestamente “libre” mercado?

Es decir, ¿de dónde surgen las ideas, las decisiones… de que un momento concreto es el momento para implantar por ejemplo una nueva red de “radiaciones”, como las que en el fondo están implicadas en la existencia de la fibra óptica, wi-fi, etc.?

Mientras los aparatos se renuevan, se introducen nuevos tipos de ondas, antenas, radiación, etc., que no sabemos si son cosas que se están realmente entendiendo, regulando… si se están evaluando los efectos, las consecuencias (biológicas, físicas, mentales…).

Entonces, el libro de Urantia (ELU) nos puede servir de base para poder contextualizar esta especie de “política automática” en la que vivimos, y en general para contextualizar nuestro mundo, la experiencia del mundo a la que a veces parecemos abocados.

Entre las bases conceptuales que nos da ELU, creo que hay que tener en cuenta esto:

1. La rabia acumulada que pudieran tener Caligastia y sus posibles “amigos”, ya que les dejaron sin muchas personalidades que les servían de ayuda (las personalidades llamadas “seres intermedios” y “ángeles”, ya que algunas de esas personalidades –de estos tipos– se pusieron a su servicio, pero ya habrían sido retiradas).

Aclaremos que Caligastia es un personaje que ELU nos revela como un elemento fundamental para entender nuestra historia concreta humana (en parte la existencia misma de la civilización, y cosas así de fundamentales).

Es decir, este personaje entra dentro del esquema normal de evolución planetaria, ya que fue el administrador espiritual “jefe” en una etapa temprana de esta “evolución de la consciencia” que vivimos aquí los seres inteligentes –aquí y en todo mundo o sistema de realidad habitado–.

Este administrador quiso llevar por su cuenta los planes de elevación de la mente en este mundo, rompiendo el guión de evolución progresiva, etc. Y aunque ELU revela que el poder de este administrador ha sido ya anulado en parte… no lo está totalmente… ya que sigue existiendo (y aunque no siguiera existiendo, sus conocimientos y sus propósitos podrían estar parcialmente en sus asociados, de los que ahora hablaremos).

2. Caligastia es un gran experto en biología, por así decirlo.

Es decir, es una especie de experto en genética, y de una manera que nosotros nunca podremos alcanzar como seres humanos, es decir, a unos niveles que no comprendemos, ya que tienen que ver con el manejo técnico de la sutil correlación entre la mente y el cuerpo.

Recordemos que los seres como los de la orden de Caligastia han de estar formados en las técnicas llamadas “de repersonalización”, que son utilizadas en Jerusem y en ese tipo de esferas. (Estas esferas, a las que aludimos aquí, son las siguientes moradas de nuestra personalidad cuando de alguna manera elegimos seguir la carrera ascendente en lo que podríamos llamar a grandes rasgos “mundo espiritual”.)

3. ELU dice literalmente que muchos grupos de seres superhumanos se quedaron aislados en nuestro planeta tras la rebelión.

Lo dice aquí:

«67:2.5 […] Muchos grupos superhumanos que se encontraban por casualidad en Urantia en el momento de ser aislada fueron retenidos aquí, y al igual que los serafines y sus asociados, se vieron obligados a elegir entre el pecado y la rectitud…».

Por cierto, quizá hemos de recordar o indicar que por ejemplo “pecado” es un concepto en el fondo “técnico” en ELU, que está despojado en realidad de gran parte de la connotación fundamentalmente humana que podamos proyectar sobre él en un primer momento.

Y esto es así  porque el pecado, como concepto en este libro tan “enciclopédico” y global… tiene que abarcar la actitud de unos seres que no son simplemente “mentes mortales” como nosotros.

Esos seres (como Caligastia) están por ejemplo destinados, por su propio ser (un ser que es su función y su formación)… están destinados intrínsecamente, decíamos… a coordinar o administrar esferas como la nuestra, donde vemos que la mente, en general, tiene que vivir (tenemos que vivir) el drama de la evolución o espiritualización.

Para ello, estos administradores tienen que asegurar que el máximo libre albedrío se mantenga siempre para todas las personalidades involucradas –y en muchos niveles que no comprendemos–. (Así podríamos describir, por ejemplo, su función, su formación, y su ser intrínseco.)

Por eso, el pecado, como elección concreta, “técnica”… como elección de salirse de la propia función o del ser-existencia de uno mismo… ese concepto, es tal que no lo podemos entender realmente desde nuestro marco de pensamiento finito.

En esas otras esferas de la personalidad –la de Caligastia, etc.–, las personalidades conocen bien su función cósmica, es decir, su papel, su “mundo de relaciones interno”… un mundo del que nosotros no entendemos nada, en principio, si aún no nos hemos integrado de forma supraconsciente. Por lo tanto, tienen una función y un trabajo muy claros y muy particulares, “cósmicamente” hablando.

Entonces, entre esos grupos superhumanos de los que habla el libro, puede haber muchos “amigos” de Caligastia y/o descendientes de ellos, de tales grupos… y que no pueden ser detenidos.

Pasa igual en el caso humano, ya que no podemos ser detenidos así como así, sin más ni más… por las autoridades celestiales. Esas autoridades no son las que nos detienen si “somos malos” (es decir, si matamos, etc.)… ni tampoco nos detienen las autoridades celestiales si por ejemplo nos sometemos o invocamos a Caligastia o a alguno de sus asociados… o utilizamos a sabiendas o no algunos conocimientos que provienen de ese espíritu “rebelde cósmico”.

A esos seres superhumanos (y/o humanos) creo que el libro, ELU, no les quiere dar mucha propaganda, porque ELU solo nos da las bases. Pero parece que ahora, después de la época en la que fue dado ELU… es decir, en este contexto tan extraño (en esta revolución tecnológica continua que idolatra la idea del progreso sin sabiduría, lo cual es suicida)… ahora… ya sí parece que quizá vamos a tener que hablar de ellos.

Seguramente sean algunos tipos de humanoides prácticamente “inmortales”. Y en cuanto a esto, hay que recordar que por ejemplo el libro revela que hay humanoides de tipo no-respirador cerca de nosotros.

Así es que no sería raro que algunos de esos grupos rebeldes y asociados de Caligastia fueran por ejemplo de ese tipo humanoide –tal y como tantas personas testifican cuando hablan de humanoides tipo gris negativo, etc.–.

Y por lo tanto hay que abrirse a la posibilidad de que estos seres –que también estarían enfadados, que son definidos técnicamente como rebeldes, y que son seres que además no pueden ser detenidos por definición–… hay que abrirse a la posibilidad de que tengan muchas cosas desarrolladas por su cuenta al abrigo de Caligastia.

Entonces, quizá haya que poner aquí también los siguientes ingredientes:

4. Los miles de años que han tenido para existir aquí (esos que son quizá “subordinados de Caligastia”). Todos esos años habrían estado en compañía de ese experto en genética que es Caligastia (genética a niveles “álmicos”, podríamos llamarla, o genética álmica).

Por lo tanto, quizá pueden hacer todo tipo de experimentos, pues tienen mayores capacidades tecnológicas que nosotros.

Hoy, además, parece que dichas capacidades las podrían potenciar –lógicamente– al máximo para sus planes torcidos, pues pueden acceder a los productos de todo el trabajo de la humanidad, ya que por ejemplo extraemos muchos metales que ellos pueden comprar, usar, etc.

Y evidentemente hay que hablar de que los humanos de por sí tenemos también un nivel tecnológico algo avanzado… aunque quizá nunca tanto como el de estos seres rebeldes.

5. Los gobiernos humanos tienen el asunto de lo monetario, lo económico, básicamente privatizado.

Se ha hablado mucho de la Reserva Federal de los EEUU, que dicen que es privada en gran medida, etc.

Aparte, sobre el tema “gobierno”… recordemos los hechos básicos que parece conocer mucha gente pero de los que no parecemos extraer todavía las consecuencias… como el hecho de que, sin ir más lejos, J.F. Kennedy denunció ya a las mafias que hay detrás del lado visible del gobierno.

Es decir, parece que no podemos saber ni controlar qué es lo que realmente se hace con la enorme cantidad del dinero de los impuestos que se destina por ejemplo al ámbito militar (en los EEUU es muchísimo)… ni tampoco podemos saber qué pasa con la fabricación posible de dólares “a partir de la nada”… por decirlo simplemente.

E insistiendo sobre lo anterior, tampoco podemos regular desde nuestro nivel humano lo que hacemos con la tecnología, y por lo tanto, potencialmente nos podemos ir pareciendo cada vez más a hormigas androides que son manipuladas en una medida creciente por inteligencia artificial, a través de tecnologías de mente-cuerpo que desconocemos –pero que ya estarían en marcha–.

Entonces, como vemos, el libro de Urantia nos permite dar un sentido técnico al concepto de “dominación global de un planeta”, para entender que no es tan de ciencia ficción ni tan ilógico o “paranoico” como podría parecerlo.

Presuponiendo lo que revela ELU, podemos entender fácilmente el motivo de un plan para la dominación:

6. Básicamente sería porque está Caligastia, impulsando muchísimo esa tendencia humana al mal, que ahora, además, se puede automatizar gracias a la inteligencia artificial.

Recordemos que este Caligastia querría en el fondo que este mundo –y quizá otras esferas cercanas– no le sean arrebatados como escenarios posibles de su tipo de vida “mental-espiritual”… pues la forma natural en la que progresan los mundos (espiritualmente) le impediría tener el mismo tipo de vida para siempre.

Por eso querría evitar o retrasar la elevación humana.

Con ello, por cierto, estaría reflejando, y a niveles enormes… y de alguna manera innecesarios (por lo exagerados)… estaría reflejando, decíamos, nuestro rechazo interno al amor perfecto de Dios o Vida pura… es decir, nuestra tendencia innata al “mal”, una tendencia que todos tenemos en tanto que rechazo a soltar o a entregar nuestra identidad egoica más superficial, etc.

Entonces, una vez que tenemos esto en cuenta, y si nos ponemos en el lugar de Caligastia… parece evidente que podemos entender un poco cómo sería –a grandes rasgos– un posible mundo ideal para él y para los suyos… un mundo donde triunfe en su batalla contra el Dios real (un mundo al que por lo tanto muchos nos podemos ver atraídos, más o menos inconscientemente).

Sería un mundo de:

– robots o seres biónicos;

– y/o seres humanos implantados con chips;

– y por lo tanto, en general, serían seres que de alguna manera tendrían un “alma” manejable o algo “álmico” más manejable técnicamente en algún grado… y, como siempre, de unas maneras “técnicas” que nosotros no entendemos, pero que ellos sí, en parte;

– y/o un mundo de seres altamente intoxicados y finalmente genéticamente reformados, para así evitar todo lo posible (o retrasar) la elevación natural (que por cierto, recordemos que es el propósito de los mundos, y que Caligastia quiso “crackear” desde un principio).

Lógicamente, como ya vimos, Caligastia no quiere que funcione con normalidad el plan o guión divino de espiritualización de las mentes humanas –o bien, quiere que lo haga lo más lento posible–.

El libro de Urantia nos da además una especie de aspecto básico del “patrón” del funcionamiento de Caligastia y de sus posibles agentes: una actitud subrepticia, “astuta”.

Por cierto, seguramente esos agentes de Caligastia son también en gran parte humanos que, o bien están o son más o menos inconscientes de estar sirviendo para esos planes… o bien son muy conscientes de hacerlo… pero, como dijimos, seguramente también existan grupos de humanoides negativos.

Y entonces, sería debido a la existencia de tales humanoides negativos, con su tecnología avanzada (que está quizá en parte fomentada directamente por Caligastia)… sería debido a eso… que quizá se requiere la ayuda de tantos otros humanoides positivos que se nos estarían hoy revelando, como otros agentes más, indispensables y suplementarios… pero que actúan para el cuidado de “nuestro” planeta, es decir, del plan divino en nuestro planeta… para aislar y vigilar bien la Tierra (ya que por lo que parece estaría infestada de seres negativos, más de lo que pensamos).

Y evidentemente, esto explica toda esta farsa aeroespacial que vivimos… y de la que nos avisan en tantos sitios, vídeos, textos… con información alternativa. Nos alertan sobre las manipulaciones de los viajes a la Luna, a Marte… y constatamos que la NASA y otras agencias están engañando y siendo de todo menos “científicas”… etc.

Volvamos al tema de aquel patrón subrepticio.

Se trata de lograr las cosas astutamente, es decir, hacer que seamos los humanos… nosotros mismos… quienes nos metamos en las trampas.

Con ello se consigue reforzar la tendencia humana al mal, es decir: La tendencia a no permitir la espiritualización de nuestras mentes.

Para eso se promueve todo tipo de toxicidad –mental, física y social–.

Una de estas trampas prototípicas fue la que consiguió reforzar o armar, en parte, Caligastia, según nos revela ELU… mediante aquel error que nos cuenta el libro que cometieron los de la orden llamada de Hijos Materiales –esos humanoides, muy parecidos a nosotros, y que se asemejan al tipo “pleyadiano” (los llamados “Adanes y Evas”)–.

En ese momento se consiguió que los mismos humanos fueran los que destrozaran el primer Jardín, esa especie de segunda “universidad”, o segundo “vaticano” cósmico… que suelen tener los mundos habitados –por lo que nos cuenta ELU–.

Es decir, nosotros nos pusimos de nuevo una vez más, sin saberlo, contra el plan de Dios real, el plan o guión divino.

Recordemos que ese plan está todo el rato activo para la elevación de nuestra mente, y por eso, ahora, con el más mínimo gesto (comer, respirar)… se lo estamos poniendo más difícil al espíritu interior Ajustador (toxicidad física, etc.).

Entonces quizá podemos decir que en parte ya viviríamos en una especie de “paraíso de Caligastia”, ya que por ejemplo acumulamos sin sabiduría a millones de seres inteligentes, humanos… cuyo destino no es ser una masa prácticamente animalesca o animalizada de seres humanos… de seres con miedo a no poder comer, o a no poder dar de comer mañana a sus hijos… es decir, con miedo animal a no poder sobrevivir (miedo a no tener espacio elemental, casa, etc.).

Como vemos, nos acumulamos anárquicamente en ciudades que crecen y crecen sin cesar… y en ellas nos peleamos en gran medida justo por aquello que no hay: espacio decente, y comida.

Es decir, peleamos en un contexto de escasez artificial, en un contexto donde aún se respira en parte la ideología de la “superviviencia del más apto” y ese tipo de cosas (ideología altamente peligrosa cuando estamos tan avanzados tecnológicamente)… y en él derrochamos el tiempo “aprendiendo” cosas que no nos forman desde pequeños como seres humanos independientes (que no nos sirven realmente para asegurarnos una subsistencia digna, pese a los muchos años que pasamos sentados en las escuelas…), sino como seres cada vez más esclavos de mecanismos artificiales globales y altamente interdependientes (todas esas redes globales que permiten que una crisis en un punto del globo repercuta de modo que en otros puntos la gente no puede comer… y esas cosas).

Estos mecanismos son algo que, por lo que parece… nosotros mismos, como si fuéramos hormigas… podemos ir tendiendo a “cuidar” o incluso a “amar”.

Y por cierto, en vez de verdaderas soluciones a esto último, se fomentan soluciones sociales tóxicas, socialmente tóxicas, como por ejemplo el aborto… o la guerra de sexos. En este último caso se da el tratamiento injusto a los hombres en los tribunales (se han implantado leyes que rompen con el principio básico de igualdad ante la ley). Se sabe que en Europa los jueces mismos lo reconocen a escondidas a veces: Reconocen que ya no pueden ser justos ante todas las denuncias falsas realizadas por mujeres… porque se impone lo políticamente correcto… y no pueden jugarse su carrera… etc.

 

____
* Este aviso se nos da, de forma reiterada, en los últimos años, y viene de parte de los llamados pleyadianos, sirianos, etc., que en cierta medida es como si fueran, a veces, “nuestros yoes del futuro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: