Archivo para la etiqueta ‘ciclos

La materia, la mente y su pulsación conjunta. Algo sobre arquetipos. La inteligencia. Temas de un audio «Intermedio» en la serie de comentarios de El libro de Urantia   Leave a comment

Enlace al audio en ivoox

hongos

Ese extraño mundo de los hongos 🙂 …

Este texto corresponde al audio que enlazo arriba. En él hablábamos brevemente sobre estos temas (materia, mente, arquetipos, etc.), de una forma básica, según los trata El libro de Urantia, abreviado: “ELU”.

Este es el listado de los temas. Los tratamos como una simple invitación a acercarnos y a captar mejor esta revelación o incluso otras, para captar en general el sentido de las revelaciones en nuestra era.

1. Creación – destrucción en la materia, y su posible conexión con los circuitos mentales
2. Fundación puramente inteligente de los universos locales contenidos por los superuniversos
3. ¿La velocidad “interna” de la energía? ¿Espín?
4. Posible definición interna de las matemáticas, es decir, de la actividad de creación mental matemática humana (las llamadas “matemáticas”) como reencuentro (o resonancia y mezcla) entre las actividades de dos entidades surgidas de la Fuente Tercera

___
_

1. Creación – destrucción en la materia, y su posible conexión con los circuitos mentales

En ELU se reconoce esta especie de característica íntima de lo material: una continua creación y destrucción de unidades muy básicas materiales o premateriales.
Esto parece ser algo que ya se aplica como idea matemática en la física del siglo XX (operadores matemáticos de destrucción/creación).

Dice ELU:

15:8.4 «El plan universal para mantener el equilibrio entre la materia y la energía necesita que las unidades materiales menores se construyan y se destruyan sin cesar. Los Directores del Poder Universal tienen la capacidad de condensar y detener, o de dilatar y liberar, cantidades variables de energía»

Es decir, hay una especie de pulsación continua subyacente en lo material.

Lógicamente, en seguida cabe pensar que puede haber una conexión posible con otra afirmación de ELU, cuando habla sobre nuestra mente material, que también está continuamente involucrada en otra pulsación:

117:5.7 «En la experiencia mortal, el intelecto humano reside en las pulsaciones rítmicas de los espíritus ayudantes de la mente».

Entonces tenemos de entrada algo relativamente sencillo de imaginar (muy relativamente sencillo 🙂 ).

Es esto: si se requiere tanto tiempo de estancia del Hijo Creador y de la Ministra en la sede de su universo local (y la Ministra de hecho se queda para siempre), eso quizá se deba a que se necesita una fina sintonía… “presintonizar”… por así decirlo… estos diversos fenómenos de pulsación.

Este sería nuestro “afinamiento” o sintonización de base, en este aparentemente tan gigantesco “océano de espacio”… es decir, cuando estamos en “lo físico”.

Estas esferas físicas corresponderían con el polo más “denso” de “la creación”, ya que luego tenemos formas y esferas transitorias (“morontiales”, en el vocabulario de ELU, aunque en ellas sigue habiendo materia normal)… en una ascensión interior hacia las fases espirituales de nuestro estado personal –que serían, por así decirlo, más etéreas–.

Esa sintonía en el espacio meramente “físico” sería, como vemos, una de las condiciones para que luego pueda haber seres vivos que evolucionan. También sería una condición para la evolución misma (física y físico-espiritual), es decir, una condición para la capacidad que la mente tiene de hacerse material, y poderse así hacer receptiva a la espiritualización (que es el objetivo de todo, en nuestro caso: espiritualizar la mente, el intelecto, que en estos momentos es definido como “mortal”).

Recordemos que ELU nos dice literalmente* que la fuente absoluta de la mente mortal es el Espíritu Infinito, y que literalmente somos porciones impersonales, circuitos individualizados, de la mente cósmica; y la mente cósmica deriva de ese Espíritu Infinito a través de uno de los siete Espíritus Maestros. (Coloco algunas de esas citas abajo del todo*.)

Imagino entonces que la preparación del universo local, y luego la continua actividad que realizará la Ministra en él… quizá tiene que ver con eso: con sintonizarse continuamente con los demás agentes de la Fuente-Tercera (directores del poder…). Esto quizá es una obviedad. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Invitación al capítulo 21 de Conversaciones con Dios, 3 (Walsch)   Leave a comment

 

lilo

Lilo

Este capítulo final del libro 3 de Walsch es de los más interesantes y divertidos (este es el enlace del audio, y aquí está el índice de la lista de libros y audios).

Contiene la posibilidad de que nuestra mente conecte con una “intuición universal” muy gráfica, sobre el tiempo y el espacio.

Y bien,
todo lo que vemos aquí “fuera”,
es decir,
en el aspecto exterior de la Vida,

aquí,
donde ahora parecemos estar,

es decir

todos estos movimientos de giro y de revolución,
de astros, planetas…

y todos los ciclos estacionales, vivientes, etc…
todo eso…

en realidad es una unidad,
como “sabíamos”
(ya que ha salido de un solo centro de creación de “pura luz”, donde nosotros de cierto modo “estamos” anclados, realmente)

Así que, en realidad,
todo lo “variable” cíclico,
reflejaría el “movimiento interior”,
que será también de cierto modo cíclico,
y que sería un cierto “movimiento” de nuestra esencia,
que,
aunque esencialmente no cambie…
está en la “tarea” eterna
de experimentarse “crecientemente” a Sí Misma.

Claro está que esto es algo que no “vemos”,
sino algo profundo de nuestra “esencia”,
que hemos “querido”,
y que tenemos que hacer sí o sí,
ya que somos vida, somos “Dios”, es decir, el proceso de la vida, que no para…
pues queremos “representarnos” a nosotros mismos…
en “evolución”…
aunque, por otra parte,
todo ya haya sucedido…
pues,
ahí “dentro”,
dentro del “todo”…
cosas como “el tiempo” no son en absoluto lo que nos podrían parecer aquí “fuera”…

Así que todo es movimiento “simbólico”,
que resulta de las “ganas” que tenemos de “autopercibir”
nuestra esencia.

Y todo depende del hecho de que
ahí dentro
somos Unidad.

Y vemos,
aquí “fuera”,
que curiosamente tenemos un marco,
que, visto simplificadamente,
está compuesto por:

cosas,

significados,

y valores espirituales

(“valores” que dependen de,
y que en cierto modo son en sí mismos, “la relación única”…
esa relación que “envuelve” toda posibilidad de tener esas mismas cosas, significados y valores…)…

Y este marco
de cierto modo analiza (parte y reparte)
lo “central” que ya somos…
la esencia…
por partes…

Nos auto-analizamos (como Luz que abstractamente ya es “Todo”…)
nos autoanalizamos dándonos un marco…
dándonos universos…
dándonos niveles…
“por partes”…
para así representar,
jugar,
con eso que siempre seremos…

Obviamente,
no solo
experimentamos lo material,
y los significados mentales,
sino también el sentido o “aroma” de esa Relación Única que somos…
y que se “refleja” también en lo que llamamos
el ámbito de los “valores”
que siempre de alguna manera tienen que ver
con “la sensación de la relación”…
con la unicidad…

Así que
como nosotros somos de alguna manera también
un “interior que gira”,
que se revuelve para re-mirarse…
vemos pues aquí,
en el “afuera” de las ilusiones de separación…
vemos aquí…
que estamos “girando” en muchos giros y ciclos más o menos sincronizados
(ciclos que se repiten…
y partes y esferas que giran unas en torno a otras…
en todas las escalas) …
que de cierta manera
reflejarán nuestro giro interior…
el giro interior de nuestro propio interior
como Unidad Creadora,
o como Unidad de Luz,
que somos y seremos para siempre.

Protegido: 8. Llegar a conocer. Los Tratados de Un curso de amor (IV)   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Protegido: 4. La herencia de la vida eterna. Los Tratados de Un curso de amor (IV)   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación: