Archivo para la etiqueta ‘espíritus

El significado de “reencarnación”… y ser “creadores” (en torno al libro de Urantia y a Seth)   Leave a comment

[Este texto en formato audio, para escucharlo aquí o para ir a descargarlo:
Ir a descargar ]

flor

1. El significado de “reencarnación”

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración
1.B Situando el problema: apunte sobre los tipos de muerte
1.B.a. Breve nota sobre un aspecto de “lo material”
1.C. La pulsación en los espíritus-mente de la Ministra y otros temas básicos
1.D. El problema de “aceptar” la reencarnación en tanto que aceptar el alma; la expansión de la consciencia como creación de distintos regímenes de “aceptación de los eventos internos”
– Notas

2. Ser “creadores”

___
_

1. El significado de “reencarnación”

Quizá lo más importante del concepto de la “reencarnación” es su carácter práctico.

¿Por qué?

Porque si nos permitimos explicar de alguna manera lo que verdaderamente significa “reencarnación”, entonces se explicará “científicamente” por qué experimentamos algunas de las reacciones “absurdas” que tenemos ante personas concretas que puede ser que casi ni conozcamos.

Y esas reacciones son tanto para “bien” como para “mal”, pues a una persona desconocida la podemos percibir en un momento dado claramente como alguien que nos resulta muy fácil de tratar… o bien lo contrario, como literalmente alguien que “no soportamos”.

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración

Imaginemos “el mundo al revés”, es decir, el mundo desde la mente, desde lo invisible.

Entonces tendríamos que empezar a concebir que todos somos cierto tipo de “hologramas”, por mucho que nuestro cuerpo, nuestro tipo de cuerpo, nos parezca ahora muy “pesado” y muy dependiente de su historia… tan asociado como está a los elementos “inertes” y a una línea de tiempo.

Entonces, el concepto de “materia” sería solo lo que nos decimos entre nosotros aquí, nosotros, que al estar tan identificados con la densidad de los cuerpos… proyectamos nuestras ideas sobre todas las cosas… ya que realmente seríamos esa especie de hologramas que no experimentamos en tanto que hologramas, ya que nos parecen muy definidos, con tantos detalles.

Imaginemos que en vez de un cuerpo fuéramos una especie de campo que “crea” lo físico, y donde constantemente se están individualizando hologramas-cuerpos, y de entrada el “nuestro”.

Ese campo estaría además totalmente interpenetrado con los demás campos invisibles de todas las demás “cosas” que parecemos ver.

Y en gran medida podríamos empezar a considerar que en último término es esa interpenetración lo que vuelve posible la existencia, en el mundo externo, de toda esa gran cantidad de detalles que vemos en la composición de las cosas y de los cuerpos… de sus historias… en el sostenimiento de las relaciones entre las cosas y las aparentes causas y efectos que vemos fuera… en las historias personales e impersonales de todos los cuerpos que parecen estar fuera de nosotros.

El hecho de que nuestra entrada, en este mundo de hologramas físicos, esté tan casi absolutamente restringida a consistir en nacer a través de un cuerpo, el de una madre…, no quiere decir que la verdad sobre este mundo la tengamos nosotros y nuestras ideas y distorsiones en forma de ideas y conceptos (por eso existen las revelaciones).

En realidad, nuestro cuerpo-holograma sería simplemente un canal para que surja aquí “fuera” la expresión de unos patrones internos a nuestra mente… en una especie de experiencia que en esencia no es física. Esa experiencia podríamos decir que de alguna manera creemos que necesitamos vivirla… o que necesita ser compartida o revisada aquí, o en algún otro sistema de realidad. Leer el resto de esta entrada »

El uso evolutivo del hecho llamado “fantasma”. Deshaciendo malas lecturas posibles en torno al Libro de Urantia   Leave a comment

imagen corazón en círculoNuestro objetivo será hablar de algo obvio… ya que el hecho de cómo la humanidad ha usado un fenómeno (“fantasmas”)… es independiente de la realidad o irrealidad de ese fenómeno.

El fenómeno “fantasmas”, “espíritus”, lo habríamos usado, el ego humano lo habría usado, para “socializar” el miedo… para justificarlo, proyectarlo en común sobre cierta noción… y así, con este miedo socializado, poder entender y relacionarse con el misterio, con lo desconocido y la casualidad… y así, poder crear la “pre-religión”… la religión evolutiva… y las formas sociales.

Esto no es incompatible con el “hecho en sí”, con los fantasmas como proyecciones de la mente, de esa mente que somos al final en Unidad.

Ese hecho es que “los fantasmas”, en gran medida (los más fantasmales, que no cumplen claramente con misiones “de Luz”)… serían proyecciones “debidas” a ciertos “bucles”, bucles donde la mente se puede quedar algo “encasquillada”… expresando con más o menos “consciencia”, más o menos repetitivamente, algo.

Así que nunca se trata -ni en estos libros ni en ninguno- en el fondo de atacar “creencias falsas” de forma aislada… una a una… pues las creencias fabrican mundo.

Es decir, dicho rápidamente, nunca las “creencias falsas” o erróneas sobre la naturaleza de nuestra realidad son “totalmente falsas”, pues nunca una creencia está aislada ni por tanto es “falsa” ella sola en sus efectos (pues si son “falsas”, lo son todas por igual… empezando por la creencia “Reina” en este nuestro planeta, un planeta que se quiso tan “perdido”: la creencia en que somos el cuerpo).

Hagamos una especie de introducción más general, antes de seguir con el tema “fantasmal” 🙂 .

Vivimos en una época de revelación “religiosa” que es digamos definitiva… a la hora de revelar nuestra realidad (contenida en esa invitación “guinda”, que fue dada en forma de “cursos” por la Voz que habla por Jesús de Nazaret).

Sabemos que estamos proyectando universo (y aunque parezca mentira, cada mente el suyo, aunque todos se parezcan tanto entre sí). Leer el resto de esta entrada »

6. Una nueva elección. Los Tratados de Un curso de amor (IV)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido por Jeshua en comunión con Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres volúmenes, fue publicado en uno solo, en inglés, en el año 2014.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice de entradas, puntos 4 y 5.
— Elegimos publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
— Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de traducir o de revisar las traducciones, ver las notas en esta entrada que progresivamente iré completando.]

Los Tratados de Un curso de amor. IV. Un tratado sobre lo nuevo
Capítulo 6. Una nueva elección

6.1 Ahora te pido que consideres la parte del papel que desempeñas en la creación de esta consciencia que lo abarca todo. Tu estado de consciencia, estés vivo o muerto, dormido o despierto, literalmente o de manera figurada, es una parte de esa consciencia que es la consciencia-de-Cristo. Esta es la razón de que oigas varias comunicaciones sobre la vida después de la muerte de aquellos que han experimentado la muerte temporal. Es la razón de que escuches diferentes palabras y perspectivas atribuidos a mí y a otros espíritus dadores de vida, tanto histórica como actualmente. Lo que prevés, imaginas, deseas o consideras posible, es posible porque tú haces que lo sea. Tu interacción, tanto individual como colectivamente, con la consciencia que es nosotros, es lo que crea futuros probables en vez de futuros garantizados. Leer el resto de esta entrada »

La luz en la que vemos. Mirar con las gafas de los antepasados: la tragicomedia de servicio cósmico   3 comments

En el fondo, como siempre, ¡qué simple es todo!

Vamos teniendo poco a poco algunas cosas “claras”, quizá al ir perdiendo el miedo.

La gente somos el universo.

Cada uno es el universo por igual aunque siempre a su manera.

Podríamos decir que esto es la paradoja de la personalidad… que no es “el ego”… (la “personalidad”, algo esencial en el universo).

Literalmente todos estamos relacionados con cualquier otro aspecto, y esa relación es real.

De hecho la relación en general —y en concreto la global de cada uno con todo— sería “más real” que la “experiencia temporal” actual.

Hemos oído cómo la gente relata a veces —cuando “muere”— que siendo de nuevo “mente” (en un sentido “bueno” de “mente”) acceden a un estado a menudo tranquilo. En él pueden estar en varios sitios a la vez, o pueden estar en muy poco tiempo en varios sitios…, con cierta visión de conjunto pero también muy detallada… y dependiendo seguramente de los enlaces y las intensidades emocionales que les enlazan con “otra” gente, sitios, etc.

Por ejemplo, cuando tenemos cosas “no resueltas” con nuestros antepasados, e incluso aunque no los hayamos conocido… esos antepasados —que son igual que nosotros (son todo el universo)— son la luz en la que vemos, son las gafas o la luz con la cual vemos.

Podríamos decir que ellos, al ser todo el universo, se quedan un poco con la mosca detrás de la oreja tras morir, y seguramente les servimos para lo siguiente:

— por ejemplo a través de los errores que cometemos en estas más o menos espectaculares vidas…, les servimos. Esos errores serían a menudo muy parecidos a los suyos. Así sería como ellos pueden “verse”, pueden realizar eso que se nos pide que hagamos ahora en vida: ser mejores observadores, ser cada vez más unos mejores observadores de la vida (en vez de juzgarla)… intentando sentir inocencia, paz…, cuando miramos lo que pensamos, lo que nos sucede.

Así que los antepasados, viendo de cierta manera “a través nuestro”… siendo parcialmente “nuestros fantasmas” y nuestras “gafas de ver”… y en ese estado de “ser todo” (aunque aún parcialmente “todo”)…, pueden ver o pueden “vivir”, de otra manera, el mismo tipo de errores que quizá ellos vieron o cometieron “en vida”…, y así pueden “perdonar”, es decir, quitarle hierro al asunto en general (viendo a través de esta película temporal que nosotros estamos encarnando tan plenamente…, y con —digamos— nuestro “ADN” haciendo de puente… etc.).

Entonces, todos aquí, en mayor o menor grado, servimos como actores en una “tragicomedia” de servicio cósmico.

Y, como sabemos, podemos aligerar todo dependiendo de cómo vivamos nuestras vidas aquí, ya que todos también tenemos libre albedrío. Y puesto que somos igual que los antepasados, somos “todo el universo”.

Es decir, tenemos una igual conexión con el Todo, con la esencia creadora de ese Todo —con ese “algo” que está digamos “más allá de cualquier universo”, y que es lo que por ejemplo en constelaciones familiares se llama “algo más grande”…, o lo que podemos llamar consciencia crística (en tanto que se le llama “Cristo”, o “Buda”, a lo que seríamos en el fondo: UN SOLO SER… un “hijo” de cierto modo creado por una misma esencia (Dios-Diosa)).

En un momento dado todos estamos viendo con las gafas de nuestros antepasados, a los cuales, cuando nos ven (y muchos de ellos guardan una parte de su energía o mucha para de cierto modo “vivir” con nosotros nuestras vidas aunque parcialmente desde un lugar fuera del espacio-tiempo…)…, cuando nos ven… les debemos estar ayudando a “perdonarse” a sí mismos…, es decir…, a perdonar en general, a no sentirse separados de la esencia de Amor que realmente nos creó.

Es decir, les estaríamos ayudando a veces con una vida por entero a tener otra perspectiva de cierto asunto…, a sentir cómo se sienten todas las partes involucradas en “un problema”, o una experiencia… y en general les estaríamos ayudando simplemente a sentir muy profundamente todo…, y tan profundamente que incluso ya lo hacen sin cuerpo. Leer el resto de esta entrada »

Somos los cuerpos, los espermatozoides y los óvulos para el futuro orgasmo —y transición— del sistema Sol-Tierra (sobre la “conciencia ascendiendo”… y otras lindecencias poéticas)   6 comments

wikipedia: 1914 – Buffalo New York, Panoramic View of “Iroquois Indians.” c1914. William Alexander Drennan, copyright claimant, 1914. Taking the Long View: Panoramic Photographs, 1851-1991, Library of Congress

Atención!:
— recomendaría hojear textos de
§. Patricia Cori (material de “Sirio”).
— “recomiendo”, igual de fervorosamente que lo anterior de Cori… (enlace a 4 libros de Seth y 3 de P. Cori)
§. el material de Seth (Jane Roberts), para con él tomar conciencia de nuestra naturaleza como conciencia “multidimensional”.
— Ah, si queréis, no olvidar que por supuesto entre vosotros y la Luz no hay ninguna distancia; esto lo podéis trabajar “espiritualmente” con preciosos materiales como
§. Un curso de milagros, del que hablamos mucho por aquí hace poco, completamente apasionados por ello.
— Hay muchas cosas más; por ejemplo el precioso texto canalizado sobre el trabajo que se está haciendo para preparar nuestra ascensión colectiva a nuestros cuerpos de Luz:
§. La misteriosa historia de X-7 (ed. Luciérnaga)
— Y también recomendar con fervor el material pleyadiano de:
§. Barbara Hand Clow (pdf),
§. Amorah Quan Yin (pdf)
(En Clow hay indicaciones preciosas que animan o motivan el asunto del “sincronizarnos” cósmicamente… hablando de la Luna, etc.).
— En internet, hispano-hablante, también hay mucho material, y en parte coincidente con lo anterior, en
§. Mariela Lero (ver “trinityatierra“)…
§. Morféo, etc. (y otros enlaces que hemos puesto por aquí).

¿Por qué textos canalizados, o revelados? ¿Qué es esto? Bueno, antes de poner una cita para empezar a explicar claramente de qué va esto, decir que no estamos hablando más que de una cosa muy vieja, e importante. Se trata del mismo movimiento de “inspirarse” que está en nuestra vida cotidiana y en “el arte”…, pero en este caso la inspiración disloca, y a veces ocurriría dejando muy atrás, especialmente “muy atrás” y todo lo posible “atrás”… al ego con sus creencias. ¿Por qué? Porque los mensajes “canalizados”, si son “buenos”, hablarán de cosas que “el ego” del canal o del médium desconoce pese a que le puedan fascinar —como en el caso de Jane Roberts, que ya de por sí estaba “inspirada” y trabajaba aprovechando su talento para el arte de escribir poesía, etc.

A continuación va parte del texto de la contraportada del bello libro de Ken Carey titulado La vuelta de las tribus pájaro; este texto nos puede servir para hablar de la importancia de las canalizaciones, pues lo natural es ver que todos ya seríamos “multidimensionales”…, es decir, canales de comunicación de las diversas “conciencias”… de la Tierra, “estrellas”, animales, etc., y pese a que esto nos dé miedo a la hora de experimentarlo realmente:

«Pese a que la comunicación con seres no encarnados no es comúnmente practicada en las sociedades industriales, dicha comunicación ha jugado un papel vital prácticamente en todas las culturas. Desde los más remotos tiempos los humanos han buscado ayuda y consejo del “otro lado”. Los oráculos de Grecia y China, las ceremonias de los espíritus de los primitivos pueblos americanos, los innumerables pasajes tanto del Nuevo como del Antiguo Testamento, dictados por seres sin forma física y toda la historia en general tanto reciente como antigua nos proporcionan incontables testimonios tanto de poetas, santos y místicos como incluso de científicos e incluso hombres de estado que han experimentado encuentros significativos con seres espirituales de un tipo u otro.» (La vuelta de las tribus pájaro (contraportada))

Sí, tales encuentros solo esperan nuestra aceptación pues también nosotros somos esos seres, ya que la conciencia en el universo no está realmente separada; como “sabemos”, el universo sería conciencia aprendiendo a reunirse en la Fuente, abandonando todo ataque. Y en la Fuente ni siquiera se comprendería el truco que llamamos “conciencia”, no haría falta (para ser dicha, para ser felicidad… no hace falta tener conciencia de nada, es decir, conciencia de nada separado, pues toda conciencia es “conciencia-de”).

Sobre todos estos textos “revelados” comentaré abajo… y también hace poco tiempo lo hice en esta otra entrada —en esta última se pueden ver también en un único enlace algunos libros (4 de Seth y 3 de P. Cori) de estas autoras “canalizadoras” de “transmisiones interdimensionales”… en el ancho mundo de la conciencia despertando que es este universo, el universo del ego que adora ser víctima de circunstancias que él supone “más allá de su control”.

¡Bienvenidos a este precioso lío! ¡Muchas gracias por “existir”, os haya o no tocado una encarnación intransigente, intolerante, etc… y es que…… aunque todavía creáis que “existís”… sin embargo… no es del todo así (vuestro ego es solo una ilusión que “superaréis”… y que a veces veréis y veremos que es nuestro peor enemigo)!]

Índice:
— «Cómo nos vemos a nosotros mismos»
— 
Nuestro ser social y la vibración interdimensional infantil… la historia de la conciencia… los engaños
— Notas sobre la historia según Clow y otros: el saqueo
— Notas sobre la historia según Clow y otros, 2: el papel de la última jugada o encarnación crística alrededor del año 0
— “Últimas noticias” sobre qué supondría hablar de “reptilianos”. ¿Qué significa la palabra “reptiliano”? Quizá la clave eran los “metalianos”
Algunas notas tras la lectura de La vuelta de las Tribus Pájaro (Ken Carey)
Más aspectos sobre esto… y notas sobre la poética tragicomedia cósmica: el “matrimonio” Sol-Tierra…
— Notas 

«El verdadero conocimiento de sí mismo es indispensable para la salud y la vitalidad. El reconocimiento de la verdad respecto al yo, simplemente significa que tú debes primero descubrir lo que subcons­cientemente piensas de ti mismo. Si es una buena imagen, construye sobre ella. Si no es tan buena, reconócela únicamente como la opinión que tienes de ti mismo y no como un estado absoluto.» (El material Seth, cap. 13)

«Cómo nos vemos a nosotros mismos»

En esta cita del material de Seth, se habla de las opiniones o imágenes que tenemos los humanos de nosotros mismos.

Pero nada está realmente separado en el universo; es decir, que los problemas que tenemos con las imágenes que nos hacemos de nosotros mismos son problemas potencialmente imbricados con el mismo tipo de problema que tendría “todo el mundo”.

¿Todo el mundo? Sí, incluyendo:

— humanoides de otras razas, que asociamos a seres “extraterrestres” (pero todos somos “extrauniversales”)…
— o incluyendo diversos tipos de “conciencia”… en otras “densidades” o “capas” de conciencia… pues este universo sería una especie de hojaldre de capas de diferentes en las que estaría estratificada la conciencia “hacia dentro” (dicho así, en una primera imagen “lineal” que nos podemos hacer desde nuestra corta visión).

La conciencia (atención-intención) de cierta manera tendría mucho que ver con la fuerza fabricadora del universo, de esta serie de patrones o programas físicos que es el universo; la conciencia estaría sujeta a un movimiento de orquestación que nos va reuniendo con todo, interdimensionalmente, provocando suavemente el que constatemos que somos una sola mente; esto digamos que lo haría insuflando amor desde las capas más profundas (capas que estarían cada vez más profundamente conectadas con la Fuente, una Fuente que, en realidad, poco tiene que ver con este universo de la forma).

Es decir, que el “problema” de «cómo nos vemos a nosotros mismos»… está imbricado con el problema de «cómo se ven» los demás a sí mismos. Y aquí “los demás” incluye todo tipo de entidades:
— primero, de una forma muy relevante, está nuestra propia familia o nuestra propia comunidad de acogida… las cuales obviamente nos reciben como nueva conciencia en esta densidad o dimensión… o una aparentemente nueva conciencia en el universo físico…,
— diversos componentes de la sociedad humana, con sus tradiciones, etc.
— diversos tipos de razas humanoides e interdimensionales que tuvieron que ver con la fabricación de estos cuerpos y en general con la historia del planeta Tierra; estos seres estarían detrás de muchos de los arquetipos que regularían de forma muy global por ejemplo el miedo existente sobre el planeta (el tipo de miedo sobre la supervivencia, el miedo que en parte sería lo que está detrás de la actual proliferación explosiva del número de humanos, de cuerpos, que actualmente habitan este planeta…),
— etc.

Y esto es lo que nos cuentan los mensajes canalizados: que estamos, como decíamos en otro texto… constelados con todo tipo de seres.

Y, tal y como aprendemos en el material de Seth… nosotros mismos ya somos en general “multi-dimensionales”. Es decir, todos estamos pulsando entre nuestro futuro, pasado, presente… entre diversas vidas… y entre diversas capas de conciencia cuyas encarnaciones pueden parecernos muy diferentes a nosotros mismos tal y como nos vemos ahora.

¿Por qué todo esto no se manifiesta constantemente en lo que creemos que es nuestra “realidad”? Por un motivo que involucra tres ingredientes:
— la cuestión del propósito
— la cuestión del miedo,
— la necesidad de respetar el libre albedrío.

Nuestra tarea, en la tarea del despertar… y una vez que somos ego encarnado… sería la tarea de permitir que a través de nuestras vidas se complete de la mejor manera posible el propósito universal (el de despertar). Para ello hemos de permitir a menudo que se realice una labor multidimensional que nos supera por todos lados: la labor de reducción del miedo; y esto a veces puede involucrar eventos muy extraños para los que nos podemos ir preparando. ¿Qué ocurre? Que estamos muy apegados al miedo, a la destrucción, a los ciclos de destrucción, vida-muerte… y el plan de deshacer el miedo no lo tiene fácil, no se lo ponemos fácil.

Nos gusta de forma muy profunda apoyar la noción y vivencia del sacrificio (el universo de cuerpos es un programa destinado para ser un repetido sacrificio, una carnicería… pero gracias a la orquestación de la que hablábamos, hay una evolución “hacia dentro”, hacia un estado más abarcador y más y más consciente de su naturaleza en tanto que unido y reunido con la Fuente).

Nuestro ser social y la vibración interdimensional infantil… la historia de la conciencia… los engaños

A veces de niños tenemos percepciones, o mejor dicho, intuiciones… sobre la vitalidad de todas las cosas.

La ortopedia que llamamos “sociedad”, el colegio, la universidad, etc., nos cuenta e implementa formas de ver que se van solidificando y que nos van diciendo que esas cosas “son de niños”… es decir, que “el espíritu” es cosa de niños y de tribus… cuando sería al revés: es más bien la brutalidad ordinaria de la sociedad, esta rutina que tenemos con los cuerpos, la industria, etc.… es todo esto “lo primitivo” en este universo.

El ataque interiorizado o exteriorizado, la relación que se conforma sobre el ataque, es lo poco evolucionado, pues el universo tiende al amor, a la reunificación con todo (un poco como la percepción que quizá podríamos decir que tenemos más comúnmente de niños (sin por ello querer decir que “los niños son inocentes”)).

Hay una película, “el planeta libre“, a la que hace poco me enlazó un amigo.

Es graciosa, “de risa”… sobre humanos visitados por “extraterrestres ecologistas”… que son también de aspecto “humano”…, pacíficos…, que cambian cosas solo con la presencia en la Tierra, al venir a sorprenderse.

Se queda un poco seca… pues claro, son solo imágenes, como siempre… y los “sentires metafísicos” los tenemos que “conocer”, sentir, recordar o reconocer en nosotros y por nosotros mismos (por ejemplo reconociendo el hecho de que todos somos multidimensionales… y de que la simplicidad te lleva hacia un ser más profundo).

Supongo que da miedo el silencio y la simplicidad “ecológica” en esta película; siempre recuerdo esa sensación que a veces nos alejaba de las “cosas espirituales”, y quizá más aún estando o siendo “de la ciudad” (pese al amor por el campo)… de una ciudad conquistada tal y como lo está por flujos inerciales de imágenes, mercancías, que nos despistan de la enormidad de nuestro Ser Interior y sus sentidos potencialmente cada vez más abarcadores, profundos, dichosamente “poderosos”.

Las imágenes no suelen bastar, claro está, para reflejar el asunto del “espíritu”…, y más por motivo de lo que decimos: por nuestra depauperación organizada, la miseria organizada, repleta de imágenes, mercancías… tan provista de imágenes que nos “desarraigan” de la única verdad en el Interior… es decir, del viaje de vuelta en que consistiría este universo… donde cierto vector de simplicidad y reunificación sería lo que hace de todo algo más evolucionado… pero “hacia el interior”.

Así que lo dicho, a esta película, obviamente, le pediríamos ahora el haber podido dar más detalles de por qué es “más evolucionado” todo “lo simple”… más “evolucionado” que la industria auto-destructiva…, etc., cosa que podría haber hecho hablando de, o intentando poner imágenes que recrearan diversas “capas de conciencia”… manejando si acaso tecnología más “intimista” o profunda, que quizá tiene que ver con la resonancia entre diversas capas de conciencia… con sonidos y cristales (como parecen sugerir algunos escritos)… en el juego interdimensional que siempre habría sido y es este universo.

Es difícil hacer una película sobre la realidad en general, pues lo real parece estar cada vez más hacia dentro… lo real y la verdad está cada vez más hacia dentro en la conciencia… en las mentes que se creen aquí pero que en realidad no están “aquí”.

Imaginad la de cosas que habremos “sentido”, de niños… con esas percepciones muy claras de “integridad” entre todo lo viviente y lo no viviente… de vitalidad… antes de llegar a la etapa que como decíamos sería en gran parte “una gran ortopedia”: la del “colegio”, etc.

En realidad lo tenemos “todo” dentro… conocemos ya muchas cosas… es decir: es cierto “físicamente” eso de… “conocer es recordar”.

No decimos sin embargo que los niños sean por ejemplo “inocentes totales”. Se trataría de que el ser humano es mucho más “poderoso” y que está más “abierto” de lo que esta sociedad miedosa puede reconocer; la sociedad, nuestro campo del ego, se encuentra en un estado constante de pavor, está “auto-aterrorizada”, traumatizada… es auto-destructiva… y toda institución sería por un lado y muy básicamente una amortiguación del “potencial humano”… en cuanto a la relación entre las diferentes “dimensiones” de conciencia que somos.

Luego… el miedo nos va acumulando capas y capas lineales de “preferir tener razón”… en vez de ser simplemente “felices”… y así se acumularán, parece, estas vidas… en montañas de cuerpos amontonados en ciudades ahora cada vez más encapsuladas vibratoriamente (radiación de muchos tipos descontrolados, etc.)… en unas vidas más o menos “desastrosas”: ya sean de “éxito”, “fracaso”, o de “ni fu ni fa” —estos serían “juicios” que conformarían o que darían “fuerza” ilusoria a esta capa de conciencia… a esta capa tal y como la entendemos aquí, que creemos ser en exclusiva (normalmente en un aparentemente suave estado de pavor que no lo parece… por ese miedo institucionalizado a la muerte, y demás gaitas de esta civilización que quisiera ser de “pre-robots”).

Al parecer mucha gente entendería que, por un lado, todas esas impresiones de cuando niños, son comunicaciones “inter-dimensionales”.

Nuestra “conciencia”, pese a que viene a nutrir el “ego”, en esta dimensión, en este plano donde se piensa que “todo es físico” y esas cosas… nuestra conciencia… decía… estaría pulsando en muchas densidades diferentes de conciencia; y todo esto estaría aunado bajo un propósito común: “despertar” a niveles más abarcadores de conciencia, progresivamente, y respetando el libre albedrío. La materia es un sueño colectivo, es en parte miedo digamos que coagulado y solo el despertar orquestado la va contemplando y “salvando”, mirando a la materia como aquello que también sería: miedo a despertar.

Así pues, todo aquí, en la civilización… las cosas del colegio, “el trabajo” en general, la universidad, etc., son literalmente “mentira”… sucias medias verdades… pues a veces ni siquiera contempladas esas historias desde aquí, desde nuestro “plano 3D”… ni siquiera desde ahí tales historias se sostienen: a casi todo le faltaría incluso la mitad de la película “3D” sobre la historia real de los cuerpos-3D sobre la Tierra, por lo que resumiremos abajo sobre cómo podría ser realmente la historia de un planeta cualquiera, como este… que siempre está en relación con “ET’s” que ayudan y miran el devenir de la vida sobre los planetas… o bien que la manipulan. Muchos indígenas parece que desde siempre supieron de esto.

Nuestro planeta llevaría siendo milenios una inmensa granja de egos altamente manipulada. Nosotros no somos en realidad lo que vemos, y el ataque que constantemente alimentamos en el interior se refleja en un exterior que tiene una historia muy diferente de lo que nos cuenta dicho exterior (colegio, universidades, etc.).

En general todo sería el propio sueño de una mente que se cree separada, fragmentada en la ilusoria separación entre nuestras mentes, entre los humanos… y la mente de todo ser, esté “vivo” o no; esta separación es apoyada por la patente y a veces embriagadora forma de los cuerpos… y sus “aventuradas” historias.

Notas sobre la historia según Clow y otros: el saqueo

Los humanos, engañados como estamos (con por ejemplo los cebos tecnológicos, esos que van imponiendo una red aparte de la Red ya existente en la atmósfera para nuestro control como raza), los humanos… seríamos todos “agentes Anunnaki”.

¿Qué es esto?

Los Anunnaki serían una raza o varias que habitaría básicamente un planeta, Nibiru o Nebiru, que viaja entre Sirio y el sistema solar. También habitarían algunos lugares cercanos a la Tierra, así como algunas bases subterráneas.

[Hablo tan simple sobre este asunto del planeta porque, si hay tanta desinformación acerca de ello, debe ser que tenemos algo gordo entre manos. Cuando tanta gente ha metido tanto ruido, ya sea para anunciar la llegada del planeta a deshora… ya sea para decir que es una tontería, etc.… es que algo muy gordo hay. Recordar también que el hablar de ovnis supone ahora una cortina de humo ante el al parecer ya constatado hecho de que el gobierno secreto posee tecnología “extraterrestre” y está operando con ella (ver lo que dice Patricia Cori al respecto, insisto sobre su canalización, es muy clara).]

Dicho planeta, Nibiru, pasaría por aquí cada 3600 años, y al parecer el siguiente paso ocurrirá el año 3600 d.C., dentro de unos 1600 años.

Esta raza tiene por tanto mucho que ver con nuestra historia (al parecer habría pasado el año 0 de esta era cristiana), y la historia está controlada parcial e indirectamente por ellos, pues han sucedido ya desde Roma y desde antes de Roma todos esos mil y un tejemanejes que llamamos “gobierno secreto”.

Siempre habría habido humanos —”indígenas” por ejemplo— en la Tierra que habrían conocido nuestra historia en estos importantes detalles… unos detalles que ahora suenan a risa o ciencia ficción, como todo esto que contamos. Estos humanos —que en parte somos nosotros mismos, pues nada está separado realmente de nada— estos humanos… habrían conocido el hecho de que estamos “constelados cósmicamente“, estelarmente.

Así pues, desde siempre en la historia oficial los vencedores estarían rindiendo tributo, conscientemente o no…, directamente o no… a los Anunnaki y sus linajes —y ya sabemos que la historia la escriben los vencedores.

A esta raza le gusta entonces la “sombra”, el miedo, el conflicto… y de hecho viven en parte de nuestro torpe “no querer mirar directamente la sombra”… de nuestra falsa inocencia.

Se aprovechan por ejemplo saqueando el oro (nosotros… que les dejamos y no solo eso…: trabajamos directa o indirectamente para ellos). Ese saqueo lo habríamos realizado durante milenios aquí, nosotros para ellos, en la Tierra. El oro al parecer se lo terminan llevando periódicamente a Nibiru… pues les viene bien para ciertas cosas relativas a la dinámica de Nibiru. Por otra parte, al parecer el oro tiene otros usos terrestres también hasta ahora secretos; por ello, el linaje híbrido en la Tierra lo necesitaría. Por cierto, sobre estos usos podría darnos una pista lo que dice Anton Parks junto con lo que dice B. Hand Clow. Parks decía que el oro  era necesario para desacelerar el envejecimiento de los cuerpos que habitaban los Anunnaki en la Tierra, donde, según Clow, parece que los cuerpos que usan preferentemente los Anunnaki envejecerían mucho más rápido que en su planeta (quizá por la diferente vibración).

Por tanto, todos actuamos “para ellos”, así como “sin querer”; somos, por así decirlo, “esclavos interdimensionales”, mantenemos civilizaciones que son en parte un gran culto a los Anunnaki, manipulaciones en parte debidas a ellos y el linaje secreto que fue imponiendo algunas directrices básicas y ahora va moldeando el desastre auto-destructivo que llamamos “civilización”.

Leer el resto de esta entrada »