Archivo para la etiqueta ‘estado de unidad

Comentarios y repasos (10): Vida, memoria, respiración, María, reconocerse, capítulo 9 (t-ucda-I)   Leave a comment

imagen florÍndice:
I. María
II. capítulo 9 (tratados, I. Un curso de amor)
III. más sobre la memoria y la relación
IV. el ejercicio del espejo (en Walsch)
V. un ejercicio básico sobre respiración y vida (Walsch)

___
_

I. María

En este capítulo 8 del curso de amor (2º libro), de repente se comenta el poder simbólico de María, la madre de Jesús.

El “evento Jesús” de cierto modo abre un nuevo camino, una nueva era, como una especie de simple semilla en cuanto a la comunicación entre:
– este plano donde parecemos encarnar,
– y nuestro ser espiritual, que nunca hemos perdido (nunca separado del Origen, la Fuente).

Quizá esa “nueva era” podemos ver que queda más o menos reflejada en nuestro calendario, que no sería casualidad que empezara en un “año 0”, año en que más o menos nació Jesús.

Aunque aquí la voz nos explica, claramente, algo que tiene que ver con la encarnación de ese espíritu como Verbo, es decir, con la encarnación de la promesa del Padre-Madre-Vida, un Padre-Madre que nunca estuvo separado de nadie (que es nuestra esencia, y Todo Lo Que Es a la vez).

Así, en el evento Jesús, se habría dado una definitiva apertura a este hecho, con todas las consecuencias de tal “no-separación”.

Ahora lo consumamos, con la llamada “segunda venida”.

Para dicha apertura, el “espíritu” que encarnó en María… es decir, el “modo espiritual re-unido” de existencia que podríamos llamar “espíritu en María”… podríamos decir que tuvo que dar cierto asentimiento para albergar todo este “juego cósmico nuevo” que se iba a dar… para abrir la posibilidad de la encarnación de “lo realmente nuevo”. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Comentarios y repasos (9): ser uno, la aceptación y la práctica, capítulo 7.   Leave a comment

imagen florÍndice:
I. ser uno
II. capítulo 7
III. comentarios sobre la aceptación y la práctica
IV. resurrección (cap. 8)

___
_

I. ser uno

¿Cómo “elegís unión conscientemente”? (esta frase aparece en este breve capítulo 6, de la parte del curso de amor que estamos tratando)

Parece que un “llamado” que nos puede resultar más claro, un llamado hacia este “elegir unidad a consciencia”…, lo podemos encontrar en ho’oponopono (que digamos es la esencia del curso de milagros)…, pues quizá ocurre que en este curso de amor, y dependiendo de cómo vayamos… dependiendo de la “lectura” que hagamos…, se puede difuminar el sentido de lo que supone nuestra unión.

Todo lo que “nos pasa”, hemos querido que pase así en algún “nivel”, pues no se nos puede “victimizar”.

No hay víctimas.

Lo que no quiere decir que no nos tengamos que cuidar.

Entonces, con el gesto interior de ver que todo está ahí porque de alguna manera lo hemos convocado, nos hacemos más “acogedores”, al hacernos 100% responsables de lo que vemos y no proyectar, no echar balones fuera.

Practicar “el arte del pensamiento” ahí, en cualquier situación, es como lo llama el curso de amor (no solo practicándolo con el ejemplo que da, el de la puesta de sol, que es cuando es fácil).

Equivalente: practicar ho’oponopono: 100% responsabilidad, a cada segundo.

Pues estamos unidos literalmente como mente a todos quienes nos presentan cosas aparentemente “buenas” o aparentemente “malas”.

No estamos separados, no hay un alguien afuera de nosotros que pueda ser dueño de lo que sentimos –ni cuando nos estuvieran matando, que es el caso extremo de la cruz.

No hay un alguien afuera que nos pueda obligar a sentirnos de una manera u otra, ni aun siendo crucificados. Leer el resto de esta entrada »

Comentarios y repasos (8): T-I.5. Encerrados sin Espacio de Ser; memorias divinas   Leave a comment

imagen corazón en círculoÍndice:
I. T-I.5
II. encerrados sin el Espacio del Yo espacioso
III. memorias divinas

___
_

I. capítulo T-I.5

En la humanidad hemos tomado la decisión por sufrir

Vamos repasando los Tratados del curso de amor, en el segundo libro, que es un acompañamiento para una especie de “práctica final”… en cuanto a deshacer el sistema de pensamiento del ego, de la separación… y con ello deshacer el miedo subyacente.

¿Cómo se deshace esa decisión que el humano ha tomado por el sufrimiento?

La raíz es que rechazamos “inconscientemente” el estado natural de Unidad…, un estado de certeza y observación dichosa, pacífica, que podemos “ejercitar” incluso estando en lo físico, pues para eso es finalmente lo físico (y así este mundo físico se “re-crea” y de cierta forma se “unifica” en dirección al centro, de nuevo hacia el centro).

Lo haremos, recrearemos el estado natural de Unidad… aunque nuestro modo habitual de estar aquí en lo físico haya rechazado esa posibilidad durante un tiempo ilusorio tan “largo”… dándonos toda esta aguda experiencia de “la dualidad”… al identificarnos con el Error que ahora sabemos que la Percepción es…, en vez de jugar con ella como seres espaciosos de Conocimiento… que juegan a entregar un simple error.

Esta entrega, como decía el curso de milagros… o esta “derivación”, en palabras de Alejandra Casado… es nuestra única “tarea” aquí, en este mundo donde ya no se trata de venir a buscar “quiénes somos”.

Se trata de SER YA quienes ya somos, pues ya somos completos…, reconocerlo aquí… en esta Nueva Era… para poder sentirlo en lo físico… respondiendo con nuestro “Ser unido al Origen”…, dejando que todo pase… que Todo, pase.

Dejamos que todo pase… que Todo, pase aquí… le invitamos… sin miedo a ser la nada de ese Todo… sin miedo a serlo Todo en esa nada.

Y debemos hacernos conscientes de que somos nosotros mismos los que rechazamos el estado natural…, ya que no hay nadie más que nos haga nada a nosotros.

Nosotros mismos rechazamos nuestro Ser, nuestro Yo en Unidad (la parte nuestra unida al Origen, al “Creador”… al amor abstracto)… debido a estar alojados en un cuerpo en una “actitud de separación”.

Y no hay ningún problema en esto. Podemos seguir y seguir. No hay culpa. Es creación de experiencia.

Pero la semilla de la llamada a otra experiencia…, a la experiencia de la resurrección desde lo físico…, vemos que ya ha sido desde hace mucho tiempo fuertemente plantada en nuestro planeta. Leer el resto de esta entrada »

La actitud… el dolor…: vivir en unidad frente a hacerse inconsciente aposta (Walsch y Un curso de amor)   Leave a comment

imagen floresÍndice:
– Actitud dentro de la ilusión
– Ser tú mismo
– El dolor y la confianza en las relaciones
– Y la vida se dio
– Vivir en unidad frente a hacernos inconscientes aposta

___
_

Dejarse llevar por la imaginación, dentro de la ilusión, teniendo la actitud de que esta es una ilusión

Si estamos metidos en una ilusión, pero no la usamos como tal… entonces, no recordamos nuestro verdadero Ser.

No sentimos nuestro verdadero Ser plenamente, aunque estemos en lo físico.

Tenemos que hacer COMO SI lo fuera… como si esto fuera una ilusión… empleando a veces la imaginación —solo si queremos salir de la duda acerca de nuestra condición de creadores libres… y si queremos salir de esa creencia que es “el sufrimiento”, el sufrimiento como interpretación mental del dolor.

Nuestro verdadero Ser ya sabe que no necesita nada… que es pleno, completo (sabe que “la necesidad” es una ilusión… que la vida es eterna…)… pero de cierto modo es como si nuestro Ser hubiera venido a experimentarlo en lo físico… valiéndose de las antiguas herramientas que son nuestra ilusión: necesidad, fracaso, separación, insuficiencia, deber, juicio, condena, condicionalidad, superioridad, ignorancia.

Si no nos comportamos en la ilusión como si fuera realmente una ilusión… si no lo recordamos con nuestra actitud a la hora de manejarnos en la ilusión… entonces esta no se puede disipar ante nuestros ojos.

Y el único problema que tenemos es “espiritual” en este sentido… en el sentido de habernos separado de la Vida, de la fuente de la vida que nos da el sentido de la creación.

Nos hemos separado al hacernos víctimas de nuestras ilusiones, al habernos identificado con ellas en vez de simplemente “usarlas”.

Nuestra actitud a menudo sigue siendo la de que, a pesar de “saber” que estamos entre ilusiones…, no actuamos con la actitud que asume eso…, y que de cierto modo disfruta observando.

(Esto es parafraseando lo de Walsch, en este libro y otros:)

Así que estas tres cosas son la “santa trinidad” que nos permite enlazar todos los ingredientes de nuestro mundo (espiritualidad, sociedad…):

– conciencia, honestidad y responsabilidad.

De esto tratábamos en este escrito del blog.

1. conciencia:
conciencia de cómo nos sentimos, y conciencia por tanto de las consecuencias de nuestros actos… pues con nuestros actos (o con lo que dejamos de hacer) nos autodescubrimos…, es decir, descubrimos nuestros pensamientos sobre el mundo y por tanto sobre nosotros mismos… pues no hay separación real entre el “mundo” y “yo”.
Nuestros actos dependen de pensamientos, como sabemos.
Así que ejercitando la conciencia sobre cómo sentimos las consecuencias de los actos… podemos abrazar y trascender nuestra experiencia… en tanto que nuestra experiencia es esa relación interna que desplegamos en un “mundo” que en realidad nunca estuvo “fuera” de nosotros.
Descubrimos ahí los propósitos que abrazamos más o menos inconscientemente, los “para-qué”…, mientras descubrimos lo que verdaderamente hemos decidido ser, lo que proclamamos al universo con nuestro ser más profundo (el tipo de distorsión que hemos venido a vivir),

2. honestidad:
honestidad para reconocer esas consecuencias.
Honestidad con uno mismo (espiritualidad), o bien mirándolas junto a los demás cuando toca (“política”), con más o menos sentido de la “comunión”, es decir, de la común-unión o Unidad de Amor que somos.

3. responsabilidad:
responsabilidad para emprender medidas que nos hagan más coherentes teniendo en cuenta lo anterior…

Ser tú mismo

«Lo que te invita a hacer la iluminación es a CONOCER algo que no has experimentado y, así, experimentarlo. Leer el resto de esta entrada »

Protegido: 13. Compartir, y una mejora de tus medios para expresar lo que sabes. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Protegido: 6. El cuerpo y la elevación de la forma. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Publicado 17 julio, 2014 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Protegido: 7. La creencia: dar y recibir como Un Solo Ser. Los Tratados de Un curso de amor (II)   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación: