Archivo para la etiqueta ‘extraterrestres

¿Para qué sirven los extraterrestres? ¿Por qué había profetas locos? La respuesta: El guión está escrito   Leave a comment

Enlace al audio en ivoox

fotografía de insecto

Os invito a este audio si tenéis algún amigo o amiga que recientemente se haya visto impactado por el tema extraterrestre (o por la confusión entre religiones, etc.). 🙂

Resulta que, si se quiere abrir la mente lo suficiente como para considerar que quizá el libro de Urantia sea cierto… entonces, sobre esa base, vemos que se resuelven y se consiguen relacionar entre sí —y casi definitivamente— las siguientes cuatro curiosas cuestiones:

1. La razón de por qué hablamos de “extraterrestres”, y cuál es la función básica de esos seres, en realidad… para este tipo de mundos como el que habitamos.

2. “El guión está escrito”. El “plan divino”:

Es decir, dentro de la función esencial que tienen, por ejemplo, los llamados “extraterrestres” en el proceso de re-sintonización de los mundos y de las mentes… vemos que, a través de ese proceso, se está dando una especie de reunión entre “Origen” y “Manifestado”.

Es decir, como resulta que, de cierta forma, la Mente Infinita ya lo “ve” todo… y lo “posibilita” todo (como si dijéramos: “anticipadamente”), entonces comprendemos que los extraterrestres (en su función o ministerio principal para nosotros) simplemente dan cuerpo a esa “verdad revelada”, es decir, a la verdad de que “el guión está escrito“.

Y el guión es simplemente la estructura o diseño de ese ajuste “previsto” de los mundos… de esa sintonización entre lo original y lo manifestado… representado como drama en este tipo de mundos.

3. La brusquedad de los discursos proféticos; el carácter de los profetas; el problema que tenemos con las “catástrofes”.

Ese ajuste natural de los mundos y de las mentes está previsto que se dé gradualmente, en eras (“dispensaciones”) de evolución gradual… donde la evolución, que ya se representa por definición en un mundo como este… se ve fertilizada cada vez mejor por la revelación y por los reveladores –unos reveladores materialmente presentes y conocidos por la humanidad, en la situación normal–.

Pero esa serie de eras ha consistido en una progresión relativamente frustrada en diversos aspectos… y en realidad no tenemos una situación normal.

Por lo tanto, por ejemplo los llamados “profetas”… al avisar de “castigos divinos”, catástrofes, etc… en realidad, y aunque a veces no lo supieran… solo estaban dando datos, datos objetivos (por mucho que gritaran o exageraran)… que tienen que ver con el hecho general ya comentado: Que en este planeta las cosas discurren de forma anormal… y por lo tanto, todos los ajustes que están destinados a ocurrir sí o sí (por diseño del guión)… todos esos ajustes y consecuencias… puede que ocurran de forma más brusca –y no como castigo, sino por simple definición del universo y de su propósito–.

4. La política y su distorsión.

En este planeta todo estaría teñido por la rebelión espiritual que tuvo lugar (según el libro), y que distorsionaría en gran medida lo que vemos en los procesos políticos, sociales, etc.

Por ello, si en el mundo de las “conspiraciones” hay tanto lío… tanto ruido… y tantas medias verdades… es precisamente porque en la base de nuestra civilización hay grandes eventos de tipo conspirativo, que es relativamente importante entender.

____
Este audio, donde comento un poco las cuestiones anteriores… es por cierto un audio de descanso o intermedio (el Intermedio 7), en una serie de comentarios del libro de Urantia, de ELU (el comentario #181).

En esta web hay un índice de estos audios.

Feliz liberación gracias a la verdad…
y feliz “realización” (“hacerse real”) gracias a la relación de relaciones (amor).

Anuncios

«¡Cambiad el Mundo! ¡Decidid si nos debemos aparecer!»   1 comment

imagen flor

A continuación transcribo aquí la traducción de un mensaje muy claro y breve (que encontré con varios errores traducido en internet y que he mejorado en lo que he podido).

Es para recordar cómo empezó todo… el viejo-nuevo tema donde en parte empezó todo para mí, fundamental (y tiene que ver con todo, pues “como es adentro, es afuera”).

Fue fundamental darse cuenta del salto de escala que estaba viviendo la humanidad, en cuanto a “era” en la que vivimos… en cuanto a lo que se está jugando aquí cuando hablamos de “política”…, con esta extraña centralización de poderes en una especie de autodestrucción programada en un juego extraño donde los gobernantes se escogen entre los más tontos (otro juego más…, pero que estamos decidiendo, interior y globalmente, no jugar ya más, en este planeta…), y que pretende contrarrestar la verdadera unificación de la humanidad que despierta y que se unifica realmente en la luz, “para la luz”, para la expansión de la consciencia.

Índice:
– Presentación del autor
– Introducción

– ¿Quiénes somos?
– ¿Por qué no somos visibles?
– ¿Quiénes sois vosotros?
– ¿Cuál es vuestra situación?
¿Deberíais esperar hasta el último momento para encontrar soluciones? ¿El dolor se debe prevenir o curar?
– ¿Quiénes son el “tercer partido”?
– ¿Cómo podríais ejercer vuestro libre albedrío bajo tales circunstancias, estando tan manipulado?
¿Para qué sois verdaderamente libres?
– ¿Qué os podemos ofrecer?
– ¿Qué recibiríamos nosotros?
– ¿Cuál es la pregunta que deseamos que contestéis?
– ¿Cómo podéis responder a esta pregunta?
– ¿Qué es el efecto palanca?
– ¿Cuáles serían las consecuencias de tomar una decisión positiva?
– ¿Por qué se da un dilema histórico así?
– ¿Por qué divulgar este mensaje entre vosotros?

___
__

Presentación del autor:

«Por mi parte, deciros que he estado observando “OVNIS” durante años, y que he mantenido también algunos contactos con seres extraterrestres. Tengo 42 años [hace bastante tiempo de esto], mi educación es técnica (piloto militar y controlador aéreo), económica (master), y en dirección de aeropuertos. Desde los seis años de edad he tenido diversas experiencias espirituales que de manera continuada fueron cobrando más sentido y forma.

Entre los múltiples fenómenos que he vivido en los dos últimos años, por poner un ejemplo está la recepción de un mensaje que recibí sobre la naturaleza tri-dimensional del tiempo (podéis verlo aquí). Su recepción vino acompañada de varias “apariciones”.»

-Jean Ederman

___

Introducción

Es irrelevante saber exactamente quién os transmite este mensaje, y debe permanecer anónimo. ¡Lo único importante es lo que haréis con él!

Cada uno de vosotros tiene la intención de ejercer su libre albedrío y experimentar la felicidad.

Estos son los atributos que nos habéis mostrado en los casos en los que os hemos contactado.

Vuestro libre albedrío depende del grado de conocimiento que tengáis sobre vuestro propio poder. Y vuestra felicidad depende del amor que dáis y recibís.

Como todas las especies conscientes que se encuentran en vuestro estado de progreso, podríais tener la sensación de que estáis aislados en vuestro planeta. Esta impresión os hace tener certeza sobre vuestro destino. Sin embargo, estáis a las puertas de grandes cambios y trastornos, de los que solo una minoría de seres humanos está al corriente.

No es nuestra responsabilidad cambiar o alterar vuestro futuro sin que vosotros mismos lo hayáis decidido así. ¡Considerad este mensaje como un referéndum a escala planetaria! ¡Y vuestra respuesta, un voto!

¿Quiénes somos?

Ninguno de vuestros científicos o representantes religiosos coinciden plenamente en la descripción de los acontecimientos celestiales que la humanidad ha estado atestiguando durante miles de años. Para conocer la verdad, esta se debe encarar sin ningún filtro, y las creencias son un filtro, por muy respetables que sean. Leer el resto de esta entrada »

Para una constitución no-dualista de la cosa pública: ni valores, ni hechos… primero proceso   1 comment

imagen corazón en círculo

Vamos a seguir hablando de la civilización, de forma simple, incluso sobre la ilusión de la evolución en la civilización… y siguiendo con nuestro juego acerca de una nueva Constitución a nivel planetario… una que facilite el abrirnos mejor al cosmos multidimensional y a la Tierra, en una mirada que facilite cierta Paz.

Se trata obviamente de una Constitución no de “leyes”, sino de nuevos “principios” y de conceptos renovadores con los que poder articular bien esos actores humanos y no-humanos que, con sus proposiciones o asociaciones, componen y quieren componer el mundo común en el colectivo * Tierra, y hacia cierto “mayor bien común”.

Por cierto, acabamos de ver que muchas palabras del anterior párrafo dirigían a enlaces. Se trata de una página web donde está recogido el glosario que el célebre antropólogo y filósofo francés Bruno Latour colocó en su texto Políticas de la naturaleza. En ese glosario se expresa su preciosa propuesta de Constitución en el sentido amplio que acabamos de expresar.

[Y esta nueva forma de hablar acerca del mundo quizá vaya a impregnar una nueva serie de textos del blog, más prácticos, en los cuales trataríamos sobre temas de todo tipo usando este enfoque para la paz (cosa que ya se hecho en gran medida por ejemplo al aplicar el lenguaje del “actor-red” o el de “modos de existencia”, en múltiples ámbitos. “Actor-red” es uno de los nombres de referencia para parte de lo tratado por Latour).]

El tema que tratamos en este texto tiene que ver con que ya se está recomponiendo la división tradicional que existía entre:
— sujetos y objetos, es decir,
— entre valores y hechos
— entre Sociedad (política) y Naturaleza (ecología), es decir,
— entre el ámbito de la libertad y el de la necesidad…
…y esta recomposición posible sucede sin que perdamos la sustancia que hay tras todas esas distinciones —que son la misma.

Como ya “sabemos” 🙂 , nosotros en el fondo somos una sola mente, proyectando o conteniendo el universo, jugando al sufrimiento… y tenemos que ir limando esa decisión por sufrir.

La “purificación” o deshacimiento de tal decisión se ha de ir plasmando en todos los ámbitos, aunque tal disolución esté basada en nuestras decisiones particulares, aparentemente “individuales”, con las que individualmente estamos asumiendo la posibilidad de cambiar de opinión acerca del universo y su supuesta intrínseca hostilidad hacia nosotros —una hostilidad que en realidad estaría dentro de nuestra mente, no fuera (no en la sociedad ni tampoco en la enfermedad, etc.).

Así, estas inspiradas visiones globales llegan como descargas de luz, como destilados de nuestra tradición evolutiva de pensamiento, como rayos simples de claridad acerca del pasado y del futuro… y que, también desde el lado académico, se unen a otros textos e ideas inspiradas… con la mirada que recibimos por parte de la “inspiración universal” (eso tradicionalmente llamado “Espíritu Santo”)… con esos otros textos canalizados o inspirados en muchos ámbitos:
— desde los más tradicionalmente religiosos (el papa, etc.),
— hasta los espirituales “New Age”…
— pasando por lo académico en filosofía, sociología… etc.

Resulta, pues, que un “oráculo”… ser un oráculo… es ahora algo mucho más accesible 🙂 … algo que en realidad vamos a devenir todos.

Llamamos “posmodernismo” a nuestra era al parecer porque a grandes rasgos existe un cierto “ataque” contra esa división: “hechos/valores”. Ese ataque se temía que hiciera que perdiéramos aquella sustancia que existe en cada uno de los dos ámbitos (hechos / valores).

El ataque “posmoderno” contra la Constitución moderna se sentía como algo nihilista, inmoral… como un ataque frontal contra algo “esencial” que no podía despreciarse.

Entonces, al posmodernismo se le acusaba de tirar al niño con la bañera y con el agua de baño… es decir, de tirar la sustancia que había tras la distinción hechos/valores (que podríamos hacer sinónima de la distinción: ciencia/ moral).

Nuestra modernidad era, y será todavía, una cierta etapa “civilizatoria”, un procedimiento “civilizador” ciertamente arrasador… por ser en realidad primitivo, “espiritualmente” hablando… y que podemos ver que en gran medida se basa en definir ingenua pero muy eficazmente una clara separación entre hechos y valores, entre objetos y sujetos.

La distinción sujeto/objeto está siendo revisada, superada, “rearticulada”… pero para ser incluida, no simplemente vencida desde torres de marfil… a modo de continuación de la guerra de siempre (la que está implicada en el fondo en la Constitución moderna, con el modo actual de distinguir entre hechos y valores).

Recordemos que el pensamiento es importante, pues nuestra experiencia depende de cómo pensamos sobre lo que nos sucede. Y hay propuestas bellísimas, como hemos visto y como veremos, acerca de nuestro pensamiento, lenguaje y práctica.

La primera propuesta de Latour fue algo muy simple que servía para entender cómo es que vamos a sustituir y podemos sustituir de forma muy liberadora (al menos inicialmente, en nuestra comprensión) esa férrea y “vieja” división entre hechos y valores.

En vez de hablar de esas dos cosas por separado, será necesario hablar de proposiciones.

Para empezar a comprender, desde nuestros conceptos más usuales, estas proposiciones las vemos como asociaciones de actores humanos y de actores no-humanos. Leer el resto de esta entrada »

Más bases para la Constitución de una civilización universal-cósmica: legitimidad   1 comment

imagen corazón en círculo

Paradójicamente el actual poder “económico” en cierto modo se alimenta de cierta “sacralidad” que el poder lleva asociada.

Los poderes reales parecen jugar, manipulando, entrelazando… las distintas esferas del poder (político, etc.).

Por otra parte, con “sagrado” parece que denotamos algo que está puesto lejos de las miradas usuales, lejos de la posibilidad de poder afrontarlo o tratarlo con tranquilidad y minuciosidad; algo así como un objeto de maravilla interior (de maravillarse interiormente).

De eso se aprovecharían “los poderes fácticos” 🙂 , de cierta “sacralidad” mal colocada.

Esta civilización digamos que se ha programado de forma sistemática como anti-espiritual, y utiliza la proyección del anhelo de Dios, que siempre existe en el ser humano.

Nosotros, de cierta forma estando “perdidos” en esta civilización que a marchas forzadas se hace más y más primitiva… proyectamos inconscientemente nuestro anhelo de “algo más grande” sobre este programado desorden que llamamos “sociedad”.

Así, se nos gobierna, es decir, nos gobernamos… mediante el caos, y, aparentemente, hacia una utopía cibernética suicida.

Los objetos exteriores, sujetos a ritual (en las iglesias por ejemplo) son aquellos a los que les asignamos la función —función realizada más o menos auténticamente, por los “fieles”— de recordarnos la mirada interior… esa mirada a nuestro “ser de luz”.

En general necesitamos maravillarnos interiormente de nuestro propio ser, en un sentido espiritual de “ser”. Y recordamos que esto puede suceder y sucede en contextos no religiosos (con la mera maravilla del surgimiento y el cuidado de la vida en un hogar amoroso, etc.).

Y ¿qué pasa con esa necesidad de “maravilla”?

En una civilización como esta —que es muy primitiva, espiritualmente hablando—, esa necesidad de mirada estaría siempre de cierto modo confundida o interpenetrada con la mirada hacia “fuera”. ¿Hacia quién o qué?

Otra cuestión a tener en cuenta: sabemos que el “problema espiritual global” es muy sencillo de expresar en lo que atañe a los “individuos”: miramos anhelantes hacia afuera, hacia otros, hacia por ejemplo la estética corporal nuestra o ajena, etc., buscando ahí las “soluciones” para nuestra felicidad…, cuando sin embargo las soluciones son ciertos “cambios de percepción”, “internos”.

Así que como decíamos, hay quizá, en el mundo humano, y no sé si desde siempre, una parte de “lo sagrado” que es mal colocada en “lo político”. Y no la podemos enfrentar tranquilamente, con paciencia, con razón y con corazón… precisamente por estar a la vista de todos, por ser el lugar que es quizá postulado como “el más a la vista”.

Ahora vemos curiosamente que en este mundo nos damos dos lugares o “caricaturas” de este tipo, que parecen venir de diferentes tradiciones:

— hay reyes que no gobiernan, que legendariamente de cierto modo representarían lo divino, es decir, una ley sobrenatural… con principios y modos de actuar inspirados divinamente y por ello incontestables…

— y hay gobiernos que supuestamente sí gobiernan, pero que, diciéndolo ya, rápidamente, estarían representando en realidad una especie de contraparte de lo divino. ¿Cuál es esta contraparte? Una que no quiere precisamente “el mayor bien” de la humanidad, una especie de gobierno en la sombra…, con ciertos poderes económicos, etc., donde al parecer, en sus cúspides, tienen sectas prácticamente satánicas (es decir, explícitamente adoradoras del miedo).

Tanto los reyes, como los políticos y otra gente “pública”, estaría bajo la mirada del mismo tipo de grupos secretos y sectas, de esa “gente en la sombra”… y actuarían más o menos de forma programada.

Cuanto más desalmados somos, más títeres somos, como lógicamente vemos que sucede. Leer el resto de esta entrada »

¿Qué tienen en común las visitas verdaderamente “extraterrestres”, las amables… con la historia de Jesús? (Sobre la cuestión sociológico-espiritual elemental)   1 comment

imagen corazón en círculo

Jesús apareció en el pueblo judío. Este esperaba un “mesías”, un libertador socio-político, alguien que trajera independencia y prosperidad a un pueblo judío que, decimos hoy, estaba “bajo el yugo romano”.

Esto de “bajo el yugo romano” sería una frase profundamente ideológica, pues con ella nos olvidamos de que el pueblo judío también estaba bajo el yugo de sus propios oligarcas, también “judíos”. Este problema que podríamos llamar problema “del nacionalismo” (en el sentido de reivindicar la nación judía contra la romana, olvidando el juego oligárquico interno)… sigue estando hoy salvaje e infamemente en nuestro mundo, donde las masas son utilizadas por las oligarquías de todas las partes interesadas (por ejemplo hoy la española y la catalana).

Es decir, Jesús aparece en lo que parece ser un marco “ideológico”, es decir, en un marco de “medias verdades” muy determinado… pues… ¡atención!, ¡cuidado!, pues como hemos dicho…:

el pueblo judío también estaba bajo el “yugo” del Templo. Es decir, estaba sometido a sus propios jerarcas político-religiosos —a los oligarcas “judíos”.

Esta sería una oligarquía que engañaba y extorsionaba a sus súbditos… tal y como siempre ha sucedido en la humanidad (en la tradicional mezcla más o menos infernal entre política y religión).

Jesús aparece por tanto no para “liberar” a nadie, socialmente hablando… a nadie que él pudiera ver como separado de sí mismo (al resto de sus hermanos judíos). No aparecía para “cambiar el mundo”, sino para predicar la única solución real a los problemas de este mundo.

Y dicha “única solución” ha sido expresada hace mucho tiempo, y no es más que un acto de contrición, tiene que ver con la verdadera espiritualidad  —y la parafraseamos aquí: “sosiégate, y reconoce que Yo Soy Dios”.

La única solución es pues reconocer o recordar tu propio ser —recordar al Dios interior, al verdadero creador de tu ser, que no es este universo de cuerpos separados.

La única solución a los problemas de nuestro mundo es que reconectemos en nuestro interior con nuestro verdadero ser, y nos dejemos llevar por él —algo así como integrando “corazón” y mente, haciendo que esta sea dirigida por el corazón.

Entonces, por ello, si Jesús resultó “revolucionario” en ese estado judío tan políticamente religioso… era por predicar un “evangelio” muy simple, y que resultaría “rompedor” para esos tiempos —por estar estos tan infestados de códigos, y por tener esa unión infame entre política y “religión”.

El evangelio es solamente esto:

— ama a Dios por encima de todas las cosas.

Es decir: siente el estado de paz, y déjate cambiar todo lo que puedas por esos “estados más profundos de vibración”; conéctate de nuevo con esa paz interior, que realmente es lo que eres.

Así, de forma natural, actuarás solamente desde ahí… así como si fueras “aconsejado” interiormente desde ese estado, o por ese estado “más real” —como dejándote fluir.

— Y, de este modo, por tanto, podrás amar a los demás realmente como a ti mismo.

Así pues, ama a “tu prójimo” como a ti mismo, con la autenticidad que te proporciona ese estado reencontrado… ese estado de “integración con tu Ser”.

Ama, pues, al resto de personas… a todo “prójimo” y a todo otro ser… como si fueran “tú mismo”… ama al resto de seres como a Ti Mismo… como a tu propio Ser, pues, en el fondo, todos somos una sola Relación.

Y entonces… los extraterrestres

¿Qué han hecho “los extraterrestres” en muchas ocasiones (por no hablar de las apariciones directas que pueden haber tenido otros “maestros”, otras maestras… sin intervención de “naves”, etc.)?

En los más bellos contactos extraterrestres que conozco (no conozco muchos), así como en ciertas transmisiones de palabras “sopladas” a mucha gente en el interior de sus mentes… aquellos que viven “fuera” de la Tierra y que ven este panorama digamos tan “desolador”… no ofrecen tampoco una liberación socio-política directa.

Sí proporcionan digamos que cierta perspectiva… en una especie de traducción de su visión o “estudio sociopolítico” de nuestro planeta —desintrincando a veces algunos “secretos” de nuestra humanidad, por ejemplo.

Entonces, y por ello, se trata obviamente de una historia similar a la de Jesús en eso mismo: en que nosotros podríamos esperar que “ellos”, que “los extraterrestres” (que las civilizaciones más avanzadas espiritualmente, que existen en este universo a centenares)… podríamos esperar que ellos “nos solucionaran todo” —tal y como lo esperaría el pueblo judío de un Mesías socio-libertador.

Pero no. Como vemos, el mensaje de la verdadera religiosidad, de la espiritualidad, es uno que nos da las riendas, y nos ve como plenamente libres… y cada vez más libres. Va pues “contra” toda ideología… contra toda constricción y contra toda reunión de “masas”, de grupos o de “partidos” o asociaciones centradas en “ideas”.

Va pues “contra” toda “reunión ideológica” en torno a “defender ideas”. En contra de todo agrupamiento artificioso en el nivel del pensamiento (aunque no en contra del mero compartir intereses, en la “acción política”).

Es decir, los extraterrestres nos llamaron también, a menudo, a:

— responsabilizarnos de nuestra mirada para poder actuar mejor; así como ayudando a que miremos sin miedo, a que miremos el cuadro global de nuestro mundo, visto “crudamente” en toda su “brutalidad” —por ejemplo en nuestro comportamiento “suicida”: “superpoblación”, injusticia social, “ecología”.

— Por otra parte, también nos llamaron lógicamente a cuidar de nuestra “paz interior”, de nuestros “cuerpos energéticos”, etc., pues, en el fondo, todos “creamos” libremente la experiencia de nuestro mundo. Todos creamos libremente todo lo que queremos experimentar, pues nunca somos realmente las víctimas de nada, en el fondo —creamos primero el “cómo” lo experimentamos (el cómo experimentamos nuestras circunstancias vitales, lo físico)… y esa cierta “creación emocional” provoca cierta recreación a nivel físico.

— y entonces, desde esa “responsabilización interior” honesta —en una responsabilidad que ve todo lo “objetivamente” que pueda, es decir, sin miedo, sin proyectar culpa—, desde ahí, podremos “amar” más y mejor al “prójimo”, tal y como nos amaremos a Nosotros Mismos 🙂 .

En la última parte del primer texto sobre Relación ya comentábamos algo elemental sobre “responsabilidad”, “confianza”, “honestidad”. Y también en el texto sobre el lenguaje de la vida, etc.

Volveremos a ello, pues los breves datos o las pequeñas “inspiraciones” que hay en textos revelados (acerca de civilizaciones “más espiritualmente avanzadas” en otros planetas… de esas civilizaciones con las que hoy tan “diabólicamente” estaríamos evitando cierta comunicación más plena… en esta especie de tragicómica “guerra de las galaxias solapada”)… esos datos y esas inspiraciones… nos llevarían a querer hablar de una “Constitución” más espiritual de “la civilización” (con ayuda de Simone Weil).

Nuestro ridículo tema extraterrestre   Leave a comment

imagen corazón en círculo

Pongamos que siempre hubiéramos sido extraterrestres.

Entonces, como ya veíamos de otra manera también en este texto, o en este otro… no hay mucho “misterio”. El misterio está dentro del alma, o mente, de cada cual —como ya “se sabe”.

Todo “misterio extraterrestre” más o menos finaliza cuando ves que existe la posibilidad de que nuestros cuerpos sean de “genética extraterrestre”…, de que nuestros vehículos corporales en sí ya podrían ser desde siempre “extraterrestres”.

Además de los mil y un retoques “fotográficos” en esta película “mundo” (genética)… que pudo haber habido… imaginemos lo dicho: que siempre hemos sido “extraterrestres” pero que se nos olvidó, como siempre se nos olvida todo.

Simplemente se nos olvidó que un día quizá tuvimos que cambiar de planeta… o que volvernos de nuevo “primitivos”, o “extraterrestres inferiores”… o cosas por el estilo —como lo de esos retoques “fotográficos”, etc.

Abierta esa posibilidad como hipótesis… ya no queda tanto humo para vender, y se hace un poco de paz quizá entre tanta interpretación.

Y también tenerla en cuenta quizá nos sirve para simplificar. Leer el resto de esta entrada »

ovnis y extraterrestres…: otra cuestión zanjada (o casi): una cuestión de salud espiritual   Leave a comment

Una vez leído el libro, creo que la traducción que tenemos al castellano es una muy buena.
El enlace al que lleva esta foto es la página de acceso al texto en internet, dentro de la página de urantia.es (¡gracias!)

[Actualizada: 31 agosto 2013 (añadidos breves comentarios sobre El Ser Uno)]

«Leemos mal el mundo, y decimos luego que nos engaña» (Tagore)

ATENCIÓN!: Lo que sigue es algo que, si se es relativamente “nuevo en esto”… se puede aceptar como «mera “hipótesis” para considerar, para “abrir” nuestra mentalidad», si se quiere ver así.
Simplemente se trata de “dar opciones”, en el pensamiento y en el “ser”.
¿Y por qué “defenderíamos” estas “hipótesis”?
Porque son “lo único” y lo mejor que tenemos ahora para poder “encajar” todos los datos o “hechos”.]

Índice:
— Ángeles y el Libro de Urantia: el mundo de espíritus descendentes, que “nos cuidan”
— Grises y grises reptilianos (primeros apuntes antes de conocer más profundamente lo que se dice en El Ser Uno)
— Para finalizar
— Notas

____
__

Ángeles y el Libro de Urantia: el mundo de espíritus descendentes, que “nos cuidan”

Aceptando la información dada en la gran transmisión llamada El libro de Urantia (que llamaremos ELU), y con muy pocas lecturas más, podemos fundamentar la cuestión “ovni”, es decir, podemos terminar de zanjarla en lo fundamental.

Es curioso que haga falta leer relativamente tan poco para poder encontrar “fundamentos” en muchas cuestiones —una vez que se “sabe” que la clave es de cierto modo espiritual.

Repasemos. Decíamos “terminar” porque los ˝ovnis”, en realidad —tal y como ya vimos en el texto sobre Pons Prades—, serían esencialmente una cuestión de “salud espiritual”.

Igual que tenemos o no “salud física”, “mental”…, tenemos el “problema” de la “salud espiritual”, ante todo.

Para “entender” esto último con el ejemplo “ovni” de Pons Prades, podemos acercarnos al texto ya enlazado arriba sobre él. El tema es muy sencillo; lo que importa, es “el propósito”.

Por otra parte, la cuestión se empieza a “zanjar” si recordamos que estamos cuidados y acompañados desde muchos “frentes” del ámbito espiritual. Esta y mil cosas más “aprendemos” en ELU, con mucho detalle.

De nosotros depende entonces, personalmente, elegir cómo ver (y por tanto cómo interactuar con) esa guía y ese cuidado que ya tenemos.

Pero, atención, señalemos varias cosas que quizá nos den qué pensar:
— estas “agencias” de cuidado actúan siempre, de todas maneras;
— lo hacen concertadamente aunque son muchas;
— y tengamos en cuenta que nuestra voluntad no es realmente del todo “Consciente”.

Si bien estamos anclados en Dios/Diosa —y todos por igual—, y si bien se trata de una “voluntad de amor incondicional”, de una personalidad-Todo que nos acuna, estando también en una cierta eterna metamorfosis… ella es…, en realidad…, “nuestro verdadero ser”, en el sentido de que ese es también el lugar donde “co-creamos” —como seres eternamente trinos: cuerpo(energía)-mente-espíritu.

Sin embargo, Él-Ella casi nunca se hace patente en nuestra experiencia, o bien casi siempre rechazamos su evidente constatación, más o menos directamente. Es decir, no queremos o no podemos ser conscientes de “algo tan grande”.

¿Por qué? Como sabemos, es por nuestras propias barreras inerciales (creencias mentales).

En ELU se nos pone en un primer contacto (un contacto digamos que muy detallado y abrumador, pues son miles de cosas que no podemos entender experiencialmente ahora, y que hay que leer administrando bien los tiempos y entendiendo bien lo que hacemos)… en ELU se nos pone en un primer contacto… con el inmenso tema del cuidado y la administración que ejercen aquí por ejemplo los llamados tradicionalmente “serafines” (y compañía). Leer el resto de esta entrada »